Transporte público y maño

Julio Embid

Esta Semana Santa se completaba la línea 1 del Tranvía de Zaragoza. Desde el pasado lunes se puede recorrer la ciudad de punta a punta Norte-Sur, de la Academia General Militar a Valdespartera, con una longitud de 12,8 kilómetros, 25 paradas por sentido y 40 minutos de tiempo estimado. La broma ha costado 400 Millones de euros, que podría parecer mucho, pero que después de la Expo 2008, y la explotación posterior dela Torre del Agua y el Pabellón-Puente, resulta calderilla.

Este tranvía coexiste con una extensa red de autobuses de Zaragoza (TUZSA) que son subcontratados por el grupo Avanza y que tienen 34 líneas diurnas y 7 nocturnas que han ido adaptándose a lo que las obras del Tranvía les han ido dejando. Una red que ha quedado obsoleta y que se va apañando cada año con múltiples lanzaderas y líneas nuevas, tras la expansión de la ciudad acontecida con la dichosa Expo del 2008 y con la creación de los barrios nuevos de Viviendas de Protección Oficial al norte (Parque Goya) y al sur de la ciudad (Valdespartera y Arcosur), durante los gobiernos enla DGA presididos por Marcelino Iglesias (1999-2011).

Además para la Expo se creó la primera línea de cercanías de Renfe entre Zaragoza y dos de sus pueblos-dormitorio Utebo y Casetas con unos resultados económicos bastante flojos. Una línea de 6 paradas que 4 están en la capital maña, no es una red de cercanías, si bien de dónde no hay, no se puede sacar. El área metropolitana de Zaragoza, o lo que es lo mismo, la Comarca33, dentro de la terminología oficial, ronda los 70.000 habitantes, repartidos en 20 municipios y 60 pedanías, que rodean la capital, pero que no la aprietan. De todos ellos el mayor, Utebo, está en 18.000 habitantes, así que difícilmente podemos llamarlos ciudades-dormitorio. Tal vez urbanizaciones-dormitorio sería la denominación más correcta.

Hoy el gobierno de la ciudad (PSOE+CHA+IU) está en su mejor valoración que nunca con el tema del transporte pues hacía falta algo que descongestionase el centro y diera servicio público a aquellos zaragozanos que viven a más de dos horas del centro andando. El incremento de líneas de autobús no podía ser exponencial. Ahora bien, la oposición tiene los dedos pillados, pues no pueden criticar el excesivo gasto que ha supuesto el tranvía y defender el Metro. ¿O es que alguien se ha olvidado de las 4 y 7 líneas de Metro que ofrecían el PP y el PAR si ganaban las municipales en 2007?

En una época de recesión y crisis como la actual, las grandes ciudades no pueden renunciar a la construcción de infraestructuras de transporte público pues generan empleo y bienestar para todos sus ciudadanos y se reducen las desigualdades entre los que viven en el centro y los que vivimos a las afueras.