Yo y la izquierda

Senyor_G

2006 en la JOC: Por qué participaba, y en aquella izquierda

Hace unos años, en 2006, la JOC (Joventut Obrera Cristiana) de l’Hospitalet (ZONA SUD) me pidió que les explicase porque participaba y porque lo hacía dónde lo hacía, en EUiA-L’Hospitalet. Me expliqué junto a un par de personas más de militancia más confesional. Corrijo alguna cosa, pero básicamente está tal como se la entregué para su documentación, teniendo en cuenta que el público eran chavales jóvenes, y yo también lo era más. Ahora me tocaría revisar por qué continúo y cómo lo hago, ahora en EUiA-Sants y más suavemente. ¿Por qué lo hacéis vosotros?

Por qué participo, y en esta izquierda

Para poder explicar por qué me afilié en su momento a EUiA, tendría que explicar por qué me afilié antes a AEP (Associació d’Estudiants Progresistes) en la universidad y además de por algunas casualidades saldría mi padre. Podría decir que lo básico de política lo he aprendido de mi padre. Aunque mi madre es de izquierdas lo es de otra manera, no organizada, y con quien he tenido largas charlas sobre el mundo ha sido con mi padre. Con referencias a una izquierda muy vinculada al mundo obrero y a lo comunista, a lo que es la ciudad de l’Hospitalet. Mi padre es un obrero de la SEAT afiliado de siempre a CCOO, yo creo que en mi caso explica mucho de lo que pienso.  

Otro factor, para mí importante, es que cuando empiezo a ser “un adulto” se produce el gran auge de IU, y de la figura de Julio Anguita. Me gustaba lo que decía y me explicaba mucho de lo que yo mismo pensaba, mejor pensado y mejor dicho. Luego podría hablar de otros referentes y héroes que se van descubriendo.

Respecto a las casualidades, en la facultad empecé a encontrar otros compañeros con los que compartir algunos intereses. Con los que hablar de política o sobre la injusticia de que el Coyote nunca se comiese al Correcaminos, quizás mi primera discusión política en el patio de la facultad. Entre esas conversaciones una sobre el inicio del auge del PP, es el momento en el que el PP ganas las primeras elecciones, unas europeas. Y hablando con estos compañeros pensamos que algo hay que hacer y decidimos apuntarnos a alguna asociación de estudiantes, y optamos por AEP. Es a la que se afiliaban las gentes de ICV-IU y se afilian, aunque también otros estudiantes de izquierda. Es antes de la ruptura de IU e ICV. Me afilié a AEP para parar al PP y cuando acabo la carrera el PP ya tiene mayoría absoluta.  Espero que no fuese culpa mía.

Mi actividad en AEP, fue importante y enriquecedora, por lo menos me llevé eso. La Universidad y la facultad son un mundo en pequeño. Aprendí a organizarme con otros, a enterarme de lo que pasa donde estoy, a hablar con instituciones, a hablar en público (de mejor o peor manera), a tener paciencia, a escuchar… no todo el mundo es capaz de hablar con “la facultad” para pedir un local, yo no lo era, o de hacer un pasaclases, me enseñó otro compañero al que acompañé durante unos cuantos. A montar plataformas por la universidad pública,…

El hecho reivindicativo más importante que organizamos en mi facultad, Mates de la UB, fue para mantener los exámenes de septiembre. En esta facultad se suspendía mucho, me imagino que sigue igual, y como en toda la universidad se pretendían quitar los exámenes de septiembre y hacerlo justo después de la primera convocatoria. Quizás parezca una cosa tonta, pero para nosotros era importante, y pese a ser una cosa tan tonta, había quien decía que no había nada que hacer, que venía de arriba, tan arriba me decían que venía, que llegué a pensar que venía del Cielo. Además con ese tono de que me están perdonando la vida como pobre e inocente ignorante. Pero como al resto de la gente le pareció importante participó masivamente en las asambleas y en todas las acciones previas a una gran huelga y encierro en la facultad. Y no había nada que hacer pero nos salimos con la nuestra. Me apunté para parar el PP y conseguí mantener los exámenes de septiembre en mi facultad, es poco quizás. Pero es mucho si más de uno se dio cuenta de que se puede hacer más de lo que pensamos, que si nos organizamos y luchamos podemos conseguir lo que buscamos, esas cosas de la democracia, y que como leí en la contraportada de un libro de Chomsky: “Si pensamos que no hay esperanza realmente no la habrá.”

Y al final empecé a acabar la carrera en el momento justo de las rupturas en IU y en ICV. La mayoría de mis amigos en AEP y de la gente más activa en ella eran de lo que luego sería EUiA. Y vinieron elecciones y di mi apoyo a EUiA yendo con candidato “universitario” independiente en las listas y ya que estábamos me afilié. También lo hice a CCOO, porque pienso que todos los trabajadores deben afiliarse a un sindicato, casi al que sea, pero a alguno. Y como ya trabajaba y soy de l’Hospitalet acabé en EUiA de mi ciudad.

 Entiendo que en la tradición de la izquierda a la que pertenezco se tenía claro en el siglo XIX y casi todo el XX que el objetivo era la REVOLUCIÓN, y se veía cercana la sociedad sin clases y cualquier esfuerzo en esa dirección tenía sentido. Ahora (2006) no se tiene muy claro cuál es el gran objetivo, quizás hacer lo que se pueda para aguantar la derrota.  Yo creo que avanzar en la democracia: participar, tener recursos suficientes para vivir y poder vivir la vida de uno.  En esta actividad en EUiA he participado en plataformas contra la especulación, contra la guerra o intentando potenciar la participación interna y el debate. Intento vivir bien mi actividad política, no lo hago para salvar a nadie, lo hago para mejorar mi vida y en el caso de un trabajador de por aquí, eso pasa por organizarse con otros para poder hacerlo: asociaciones, sindicatos, partidos, plataformas… 

Como me decía otro compañero de la facultad, no es tanto lo que queremos hacer o no hemos hecho, sino como serían las cosas si no estuviéramos participando.