Ya tocaba

Aitor Riveiro

Aunque me puedan acusar de practicar un tipo de falacia al que el ser humano es muy habitual (‘ad hominem’), he de reconocer que muchas veces espero a ver de qué bando se pone según quién a la hora de tomar yo partido.

Entiéndanme: con lo difícil que es acabar sabiendo de algo, como para proponerse uno saber de todo. Así, si resulta que Georgia y Rusia se lían a tiros el mismo día en que China inaugura unos fastuosos y propagandísticos Juegos Olímpicos, yo me espero a ver por dónde apunta la prensa anglosajona (de ambos lados del Atlántico) antes de decir nada.

No es un problema de falacias, sino de credibilidad y de experiencia. Uno sabe, a poco que se interese, que a británicos y estadounidenses no les caen muy bien los rusos (ni los de antes, ni los de ahora) y que siempre optan por el seguidismo a sus respectivos gobiernos en cuestiones internacionales, mucho más cuando en la Casa Blanca se agita la bandera de la hoz y el martillo.

Sucede lo mismo en España: los periódicos suelen tirar siempre a los mismos, hagan lo que hagan. ¿Siempre? No, un juez de la Audiencia Nacional es de las pocas personas capaces de sacar de sus casillas a tirios y troyanos, la mayoría de las veces a la vez, por un quítame allá esas diligencias.

Resulta que Baltasar Garzón ha decidido investigar una parte de los crímenes que los golpistas perpetraron desde el 17 de julio de 1936 en España. No sé si el juez pretende analizar lo ocurrido hasta el 20 de noviembre de 1975, pero, en cualquier caso, es un avance.

Durante décadas la izquierda de este país ha tragado con los 25 años de Paz que impuso el régimen fascista de Franco. Cuando murió el sátrapa, se le volvió a dar carpetaza a las reivindicaciones legítimas de los familiares de los ajusticiados sin juicio ni sentencia (o con juicios preparados, sentencias preescritas y testigos preacongojados), por mor de una Transición que algunos consideran el tercer secreto de Fátima y no es más que lo único (y lo mejor) que supimos (supieron) hacer.

30 años después de que la Democracia llegara a nuestro país, unas asociaciones han decidido que, ahora sí, era el momento de esclarecer qué había sucedido con sus padres, madres, hermanos, hermanas, tías, tíos, abuelos, abuelas, novios, novias, maridos, mujeres, amigos, amigas, conocidos, conocidas, compañeros y compañeras que murieron por defender la legalidad. Y un juez, Baltasar Garzón, les ha dado la razón. Y lo quiere investigar.

Así que presto acudo a ver qué dice al respecto El Mundo, guía en mis días de nublez mental. “Truculenta”, asegura el editorial del diario que dirige Pedro J. No sé si necesito más, pero sigo. Primero una referencia gratuita (publicitaria) a una entrevista que publicó el periódico el pasado domingo; “duendes macabros”, “el llamado ‘bando nacional”, “excluye los asesinatos cometidos bajo cobertura del régimen republicano”, “recuerda mucho a la Causa General ordenada por Franco en 1940…”. ¡Acabáramos! Garzón es Franco y ZP, que pasaba por allí.

En este punto radica el primer gran error de El Mundo en su análisis. Como muy bien explica el diario de Pedro J., los vencedores de la Guerra Civil utilizaron su poder para humillar y amedrentar a los vencidos, para homenajear a los suyos y vilipendiar a los otros, para construirles monumentos funerarios que aún hoy podemos ‘disfrutar’ en muchas zonas de España… 40 años en los que los vencidos no recibieron nada.

Prosigue El Mundo y dice que en 1977 una Ley de Amnistía “ponía punto y final a cualquier tipo de responsabilidad penal por delitos cometidos con anterioridad al 15 de diciembre de 1976”. ¡Pero bueno! Mírales qué majos y estupendos los franquistas que dictan una ley para eliminar toda responsabilidad sobre lo que ellos hicieron a este país durante 40 años.

Así que una ley aprobada por el Congreso (¿?) en 1977. Si no me equivoco al restar, 2008 menos 30 son 1978, año en el que se aprobó la Constitución y que (a no ser que Pío Moa diga lo contrario, entonces me callo) tomamos como punto de partida de nuestra actual democracia. ¿Una ley predemocrática y preconstitucional imposibilita a una democracia europea, moderna, la octava potencia económica del mundo ni más ni menos, para que investigue su pasado?

El Mundo lleva publicitando a bombo y platillo durante todo el verano el 30º aniversario de la llegada de la democracia a nuestro país. Qué hemos hecho bien, qué hemos hecho mal, entrevistas a las personas que han tenido algo que decir en estos seis lustros… Todo para vendernos una colección de deuvedés y libros muy molones que vienen a decir “Joder, ¡qué buenos somos!, viva nuestra Transición, que es modélica y la deberían copiar hasta en Kosovo, aunque no nos guste que se independice”.

¿Cómo no les va a gustar esa Transición? Mantuvo los privilegios de la clase dirigente franquista, enterró el pasado, la izquierda cedió en puntos que (hoy lo sabemos) nunca debió ceder,… Y todo, ¿para qué?

Pues para permitir que la democracia se asentara, eliminar los tics fascistas del Estado y, cuando se pudiera, sin prisa, pedir justicia. Porque no es venganza, sino justicia, que ya tocaba.

 

70 pensamientos en “Ya tocaba

  1. Ojala Machado hubiese tenido la capacidad de discernimiento que se muestra en el comentario # 45. Quizas eso le hubiese llevado a escribir poemas mas acertados que ese de las dos Espanias que habian de helarle el corazon a uno.

    En materia:

    1. Garzon ha tomado una decision legitima de acuerdo con las normas vigentes. La culpa es del legislativo. Lo digo por si quiere apuntar a otros culpables de las represalias del Estado.

    2. Y, con toda honestidad, si a esas Espanias B y sus subcategorias les molesta que alguien no quiera morirse sin saber donde yacen los huesos de su padre, lo siento por ellos. Pero la culpa es suya, no de las normas. Porque se puede ser un nostalgico de la Espania de Felipe II en la que no se ponia el sol, pero de ahi a ser un mastuerzo hay un trecho.

  2. Para mí la transición no es un dogma, Aitor. Se puede criticar, se puede revisar, y se puede reflexionar sobre ella. No es anatema. No es herejía. Lo que no me gusta es que alguien que no la vivió, como tú, hable de aquella época en ese tono despectivo, porque merece cualquier cosa menos desprecio. Hubo mucha gente que perdió la vida en ella y otros que se la jugaron, por defender las mismas cosas que defiendes tú.

    Respecto a los dos bandos de Fernando, me parece una broma de mal gusto. Los de un bando fueron caídos por Dios y por España y tienen cruces y lápidas en las iglesias, y todo tipo de reconocimientos. Y si queda alguno en alguna cuneta, que no lo sé, no será por falta de facilidades para enterrarlo dignamente durante los largos años de dictadura del bando vencedor. Así que menos bromas con un asunto muy doloroso para mucha gente.

    Yo también recomiendo “El corazón helado”, de Almudena Grandes. Y para espíritus fuertes: “La vida de Antonio B. el Ruso, un ciudadano de tercera”, de Roberto Pinilla. Esa era la España de la posguerra.

  3. Ayer teníamos a la escopetera sentada en el oso y mirando al cangrejo gigante. Hoy tenemos esto:

    “Aznar niega ser el padre del hijo de Dati
    La ministra francesa de Justicia, que es soltera, ha reconocido que está embarazada pero no ha revelado la identidad del padre.- Un diario marroquí aseguraba que se trataba del ex presidente español.”

    A ver qué tenemos mañana.

  4. 48 Aitoriveiro

    “el que entienda que yo pido que las investigaciones deriven en responsabilidades penales, pues un cursito de comprensión lectora no estaría de más”.

    Yo, al menos, he deducido que efectivamente la interpretación que hacía Aitoriveiro de la iniciativa de Garzón iba en ese sentido. Por eso, he escrito:
    “No se trata de abrir un proceso penal de depuración de responsabilidades. Si eso es así, flaco favor es el que le hacen interpretaciones como la de Aitor Riveiro”. ¿ He malinterpretado al articulista ? Vaya por delante que si es así, y me he equivocado, me alegro de que compartamos el mismo criterio sobre este asunto.

    No obstante, y sin perjuicio de beneficiarme de un curso de comprensión lectora, sigo pensando que mi lectura del articulo no era descabellada y que Aitor Riveiro glosaba la iniciativa de Garzón como si un proceso justiciero de depuración de responsabilidades. ¿Por qué?

    1º.- Porque de entrada se plantea el tema aludiendo a una INVESTIGACION DE LOS CRIMENES por parte del Juez Instructor de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional: “Baltasar Garzón ha decidido investigar una parte de los crímenes que los golpistas perpetraron desde el 17 de julio de 1936 en España”.

    2º.- Porque al aludir a los críticos de Garzón, denuncia que “El Mundo dice que en 1977 una Ley de Amnistía “ponía punto y final a cualquier tipo de responsabilidad penal por delitos cometidos con anterioridad al 15 de diciembre de 1976”. ¡Pero bueno! Mírales qué majos y estupendos los franquistas que dictan una ley para eliminar toda responsabilidad sobre lo que ellos hicieron a este país durante 40 años…..¿Una ley predemocrática y preconstitucional imposibilita a una democracia europea, moderna, la octava potencia económica del mundo ni más ni menos, para que investigue su pasado?”. De lo que cabe razonablemente suponer que el articulista considera que no debe ser impedimento esa Ley de Amnistía que eliminaba justamente responsabilidades penales.

    3º.- Porque concluye que de lo que se trata es de “pedir justicia”. “Porque no es venganza, sino justicia, que ya tocaba”.

  5. Guzmán 42.

    ¿qué es mala fe, me preguntas mientras clavas en mi pupila tus gafas de pasta?
    Mala fe eres tú.

    Que no, hombre que no. Que el hacer juicios de intenciones no es un análisis político. Cuando se hacen juicios de intenciones es porque no se puede criticar la actuación concreta. (ej. sí, le dio 100 euros al pobre pero fue para desgravar…..).
    Tiene que ser triste tener que criticar por criticar y tener que recurrir a los juicios de intenciones porque no hay otra cosa…..

  6. Los únicos que dicen que no conviene remover heridas son los que las causaron.
    Por una vez me gusta la decisión de Garzón, y si eso es remover heridas que se remuevan.
    Aquí no ha habido transición, lo que ha habido es silencio

    Parellada
    Sí, pero el muy cabroncete no me los ha enviado, se ha debido de enterar de que ya sabía que la Pataki le había dado calabazas, me lo dijo su novio. Peor para ella.
    Yo sigo esperando uno o muchos correos.

    Mira que si fuese cierto:
    http://www.lobserv.info/interne.php?reference=1125

  7. “sí, le dio 100 euros al pobre pero fue para desgravar”

    que no, que fueron 400, y no para desgravar, porque además no eran suyos, sino para ganar las elecciones.

    Desde aquí mi homenaje a la memoria de Melchor Rodríguez, con un puñado más de gente como él, la Guerra Civil nunca habría ocurrido.

  8. Pronto, y gracias a la ministra Chacón, cuando veamos a un militar vamos a poder distinguir si es hombre o mujer lo que, aparentemente, ahora no debe ser el caso.
    Joer, ni que antes las hubiesen obligado a llevar bigote postizo.
    Supongo que ampliarán tambien las materias de estudio en las academias militares para que, además de estudiar las tácticas de Romel, se estudie tambien la correcta aplicación del rimel.
    Mal deben ver la cosa de la crisis para sacar estas historias como noticias.
    http://www.larazon.es/64450/3/noticia/Espa%F1a/Defensa_adecuar%E1_los_uniformes_militares_al_cuerpo_de_la_mujer#comentarios

  9. Ultima hora , rumor o hundimiento del catolicismo.

    El ex presidente del Gobierno Español José Maria Aznar no quiere ser menos y desea contribuir aportando su granito para frenar la islamización de Europa.

    El diario marroquí L´Observater ha publicado que el ex presidente del Gobierno Español José Maria Aznar es el padre del futuro hijo de la ministra de Justicia de Francia , de religión musulmana, Rachida Datí. Evidentemente si eso fuera cierto arrojaría mucha luz sobre numerosos hechos que se están produciendo , sobre como el Islam se esta extendiendo por España, Francia y el resto de Europa en contra de la opinión y la voluntad de la gran mayoría de la sociedad europea.

  10. Economía de medios: coincido con Barañain en todo.

    Por mi parte, quienes “tienenperfectamentesuperadoelpasadodeespaña” ya pueden acostar al Teniente Castillo y a Calvo Sotelo, que se hace tarde.

    Cambio y corto.

    Vuelve el hombre: “no he sido yo”, dice el machote de la melena. Qué nivel.

  11. Buenas noches yn brevemente. PMQNQ “La vida de Antonio B. el Ruso, un ciudadano de tercera”, es de Ramiro Pinilla y también lo recomiendo.
    Barañain: Lo que yo pretendía era afirmar que la posibilidad de la investigación existe porque, según lectura de JA Martín Pallín, si se tratase de delitos de lesa humanidad no se encuadrarían en la Ley de Amniastia del 77. Estaríamos sujetos a los convenios internacionales firmados, entre otros, por España, sobre este tipo de delitos. Insisto en que se trata de una hipótesis que se ponía sonre la mesa.
    Sobre la Transición que también viví bastante intensamente: salí de las los hoteles franquistas apenas un mes después de la muerte del dictador, coincido más con Antesala. Y no en el sentido de que se podrían haber hecho las cosas de otra forma desde la izquierda, que quizá no,porque la izquierda estaba muy mediatizada, pero si en cuanto que hay cosas que, tras treinta años, pueden ser tocadas sin tabues. En ese sentido comparto parcialmente las opiniones de V. Navarro, – aprovecho para agradecer a Pratxanda que nos lo colgase ayer- aunque no comparta plenamente sus conclusiones.

  12. Pablo: el jomeiny no puede ser el Guzmi, aunque bien mirado…si lleva tiempo charlando con el Gorri, puede que sí.

  13. Perdón, Lezo. Sí, por supuesto, Ramiro, no sé por qué escribí Roberto.

  14. Por falta de tiempo, y por escribir desde la distancia, solo quiero apuntar dos cosas (estoy sin acentos, lo advierto). La primera, que no se dice “punto y final”, sino “pnuto final”. Que burricie asoma a veces por este blog de grandes plumas. Segunda, que tiene razon Devagar, que lo ha expresado mejor que nadie.

    No se entiende por que a la derecha y a los descerebrados conocer la verdad les parece tan nocivo, y tan peligroso. SObre todo despues del connazo que han dado con los familiares de otras victimas. Se imagina alguien que Rajoy dijera, “no me voy a manifestar con los familiares de las victimas de ETA porque hay que mirar al futuro y cerrar las heridas”?

  15. 67

    Tampoco se dice “pnuto final”, sino “punto final” o “puto final” o “puta fina” o, incluso, punto filipìno.

Deja un comentario