Ya se a quienes no voy a votar

LBNL

Lo que no tengo tan claro es a quién votaré. Vayamos por partes. Al PP no, por razones obvias y si no lo fueran: corrupción institucionalizada, recortes ideologizados, zafiedad y chapucería. A Podemos tampoco: estoy por la protesta radical pero no tanto por las maneras bolcheviques ni por la autodeterminación unilateral de tapadillo. A IU tampoco porque aunque el cabeza de cártel mole, la trayectoria histórica no tanto y lamentablemente no han podido evitar el abrazo del oso del anterior. Ni tampoco al partido del que aún soy militante. Sánchez es alto y guapo pero todavía no le he oído una sola idea innovadora y el reciclaje de Margarita Robles ha acabado de disipar cualquier atisbo de duda. ¿Significa esto que votaré a Ciudadanos? No necesariamente. Tengo otras opciones: abstención, voto en blanco y votar al PACMA.

Hasta la fecha sólo me he abstenido por imperativo administrativo: porque la administración electoral no me haya dejado votar; nunca he votado en blanco y dado que voto en Madrid, votar al PACMA (28 mil votos en diciembre) es prácticamente tirar mi voto. Así que el mio dependerá fundamentalmente de como se desempeñe Albert Rivera en la campaña salvo que la ineficacia de la administración electoral me libere del dilema.

La semana pasada escribí que empezaba a plantearme a quién votar en las terceras elecciones en vista de las escasas posibilidades de que los resultados del 26-J generen una mayoría suficiente para gobernar teniendo en cuenta las rigideces de nuestro mapa político, algunas de las cuales defiendo fervientemente: ¡no al pacto con el PP bajo ninguna circunstancia! Supongo que cuando lo escribí intuía que acabaría votando al PSOE el 26-J pero, poco después, zas, nos sorprendió Pedro Sánchez con el fichaje de Margarita Robles. Me van a perdonar la pedanteria: Are you fuc*%king kidding me???

Me encantó el reciclaje de Manuela Carmena y me alegro enórmemente de tener una Alcaldesa en Madrid que honra su trayectoria previa, especialmente cada vez que alguno de sus colaboradores mete la pata. Pero Margarita Robles no tiene nada que ver con Carmena. Las dos son juezas de izquierdas pero la primera tiene una hoja de servicios impoluta mientras que Robles es – a mi juicio – lo peor de lo peor. Se suele decir que si las mujeres mandaran o hubiera más mujeres al mando, habría menos guerras. Pero Margaret Thatcher se lanzó posesa a la guerra de las Malvinas, que muchos hombres hubieran dado por perdidas. Si se me permite el simil, Margarita Robles habría lanzado la bomba atómica sobre Buenos Aires.

Dejando de lado los líos como número dos de Belloch en Interior (pulso al Estado de Mario Conde-Perote, post-GAL…), lo que si es achacable directamente a Robles son sus tejemanejes judiciales, aliándose con la facción más facha de la judicatura para repartirse los cargos al peor estilo leninista: valen los fines. Y al mismo tiempo dejando en la estacada o directamente aseteando a los jueces progresistas no afines, como el ínclito Garzón, que tiene muchos peros pero que fue inhabilitado por atreverse a meterle mano a la memoria histórica desde el ámbito judical, por lo que fue represaliado a santo de unas escuchas en prisión que muchos otros jueces habían validado y validaron después. Todo ello con el beneplácito de Margarita Robles que seguramente detestaba a Garzón desde que dimitió Antoni Asunción como Ministro de Interior a cuenta de la fuga de Roldán y Felipe decidió fusionar Interior con Justicia dejando a Garzón fuera de juego. No huelga recordar que Garzón había sido el magistrado que había investigado y se había enfrentado al ejecutivo a cuenta de los GAL antes de aceptar ir como número dos por Madrid, el puesto que ahora ocupará Robles. Y sin embargo Robles se arrogaba el otro día en El País haber dejado que la justicia actuara sin interferencias. Valiente mérito no impedir que la justicia actúe ordinariamente, por cierto.

Qué decir de Ciudadanos… Albert Rivera, Villacís y la otra, la de Madrid, cuyo nombre no recuerdo. No pretendo ser sexista sino ilustrar la falta de cuadros. Pero estamos – al menos yo – en mecánica de voto por eliminación. Así que a la primera que haga Ciudadanos, mi voto se irá al PACMA. Será un voto perdido en términos de utilidad pero no de conciencia porque el maltrato animal es una buena causa. Hay otras mucho más importantes pero no consigo encontrar a quienes las defiendan…