¿Y si quedamos terceros?

Guridi

Lamentablemente, en estas elecciones generales tenemos a los medios más pendientes de si habrá “sorpasso” al PSOE que de si el PP será desalojado de una vez del Gobierno de España. De momento, la tendencia que señalan las encuestas va en ese sentido. Pero con un montón de votantes socialistas indecisos, es pronto aún para dar por hecho que el engreído Iglesias vaya a conseguir el rencoroso objetivo de su maestro Anguita.

El PSOE, afortunadamente, es mucho más que Pedro Sánchez o Susana Díaz. Sus líderes, militantes y votantes aún pueden desarmar a los rivales que, a izquierda y derecha, quieren recrearse en la tendencia que marcó el 15M, castigar en exclusiva al PSOE, mientras se deja que el PP más corrupto, inmóvil y reaccionario de su historia se vaya de rositas de 4 años de mal gobierno y seis meses de gobierno en funciones, donde no han tenido problemas en negar legitimidad a un Parlamento recién elegido. Tal es su talante y su concepción de la democracia. Pero no es muy diferente de la de Monedero, que afirma que los guardias civiles y jueces que hay en las listas de Unidos Podemos esperan “la orden de Pablo Iglesias” para meter a todos los corruptos del PP en la cárcel. Eso sí, sólo veréis a Ferreras llamar “bufón” a Alfonso Guerra. Ferreras, que pide consejo en antena como “analista” a Verstrynge sin que le dé la risa.

Bufón. En fin.

Si el PSOE sigue adelantando en votos y escaños a Podemos y su cohorte de partidos, mareas, coaliciones y partidos unipersonales como Equo, repetiremos el panorama de la pasada legislatura: Pablo Iglesias volverá a tener que decidir si vandaliza unas negociaciones, monta espectáculos en el Congreso o realmente trata de sacar a Rajoy de La Moncloa.

Pero Pablo Manuel no puede estar sin vandalizar y, convencido de su “sorpasso”, no hace más que decir que el PSOE tiene que elegir entre el PP y ellos. Se hace llamar socialdemócrata y hasta lanza el anzuelo de que Zapatero le prefiere a él antes que a Pedro Sánchez. Anzuelo que todo el mundo se ha lanzado a morder. Y que no ha sido respondido por el PSOE, cuando es algo fácil a más no poder.

Pero, ¿y si hay sorpasso? ¿Qué ocurriría? La verdad es que, viendo cómo las ha gastado Sánchez durante estos días me atrevo a hacer la siguiente predicción: si nadie se lo impide, Sánchez saldrá a reconocer la derrota y a ofrecerse a iniciar con Podemos las negociaciones para un “gobierno del cambio”, con él de vicepresidente. Y no lo hará para desgastar a Podemos, como Podemos lo hizo con el PSOE, lo hará para hacer una de sus típicas jugadas de lanzarse hacia adelante, sin tener en cuenta a nada, ni a nadie, para salvar su cuello, desconcertar a sus adversarios, salir en la tele y tratar de forzar un nuevo silencio “por responsabilidad” de nuestros cobardes “barones”. 

Veremos.

 

11 pensamientos en “¿Y si quedamos terceros?

  1. Tengo dos pronósticos:
    Creo que el resultado del PSOE va a ser muy malo.
    Si se cumple este, ahi va el segundo
    Hay una fractura entre los simpatizantes, e incluso afiliados, PSOE digamos entre una sensibilidad más por P´s y otra m´s pro C´s (o pro PP directamente en algún caso). Si el resultado es malo, la falla que hoy esta durmiente puede abrirse de manera espectacular.

    En otro orden de cosas creo enormemente desacertada esta optica que obvia que los votos que tiene hoy Iglesias son en su gran mayoría votos que antes eran PSOE. Sí el plan para recuperarlos es este, no le auguro mucho éxito.

  2. Yo no creo que el problema del PSOE sea quedar el tercero. Yo más bien creo que va a tener más problemas si queda segundo.

  3. Nada, pues nos alegramos de que el senyor Guridi mantenga alzada la bandera del ser segundos y del que no haya sorpasso. Pocos son los que la mantienen en estos tiempos. Las encuestas, por ejemplo, seguro que no. Y el cisma ese generacional que observan que hay en cuanto a preferencia de voto, pues bueno, parece que nadie se acuerda de el por aqui en el momento de explicar porque se estan produciendo ciertos fenómenos Tal vez ha llegado el momento de echarle un vistazo al carnet de identidad y si uno nació hace algunas decadas, preguntarse si uno no estara demasiado acostumbrado a lo que hay y le cuesta probar nuevas cosas.
    Porque honestamente, todos las quejas de que Pablo Iglesias se declare politicamente practicante de la socialdemocracia, entendida en un sentido clasico, cuando otros renuncia explicitamente a ella y cuando lo hace marcando un horizonte politico posibilista y no revolucionario. O de que se ofrezca para un gobierno de cambio con el PSOE cuando es el socio natural para hacer algo asi. Y así en adelante

  4. Coincido con Guridi en el temor de que un Sánchez sobrepasado por Podemos en vez de reconocer el fracaso, dimitir y dejar a su partido en la oposición (como debió de hacer en la anterior noche electoral) persista, erre que erre, en su empeño de llegar al gobierno sea como sea.
    Y coincido con Laertes en que si así ocurre eso supondrá la ruptura del Psoe y la deserción de una buena parte de sus votantes.

  5. Yo creo que hay partido.
    El PSOE no va a tener un resultado mucho peor que el 20-D que, sí, fue pésimo. Pero el ajuste de expectativas hará que un apoyo de algo más del 21 % (que es lo que yo pronostico) pueda resultar presentable.
    He leído la entrevista de Sánchez hoy en El Diario, que recomiendo. Me ha parecido significativa por dos cosas: primero, me parece que el Secretario General expone planteamientos coherentes y tiene las ideas relativamente claras (en las circunstancias actuales…); segundo, el tono de los comentaristas (que en El Diario tienen un sesgo podemita evidente) era, sin excepción, virulentamente crítico; tan virulento, casi, como el de algunos que aquí se dicen militantes de su partido…
    Yo le reprocho a Sánchez su discurso “histórico” del 20-D, no que intentase gobernar. La frustración de su investidura tiene muchos causantes, fuera y dentro del partido. Pero creo que hizo bien en intentarlo.
    Hay en este blog algunos comentaristas que opinan que lo mejor para el país es que siga gobernando Rajoy. Con ellos yo no puedo encontrar puntos de encuentro. Para mí, la prioridad absoluta es, precisamente, que ese corrupto mediocre abandone el poder.
    Es cierto que el PSOE lo tiene mal en cualquier caso. Sin ser un hombre de adscripción orgánica, a mí eso me importa, pero relativamente. Lo que yo quiero es que el PSOE sea de verdad una fuerza de progreso y de cambio. Me parece bien que lo intente. Tanto si saca algún diputado más que el magma Podemos como si no, un acuerdo de cualquier tipo con ellos será complicadísimo. Pero me parecería suicida no intentarlo. Y para eso está la política. Tal vez pretenda imponer la línea “gran coalición” el PSOE carpetovetónico, pero ni en Valencia ni en Baleares (donde el partido preside) ni en Cataluña la aceptarían.
    Así que el panorama es complejo, pero yo tengo esperanza de que tras el 26-J podamos entre todos echar a Rajoy y empezar a hacer las cosas de otra manera en España.

  6. Las palabras talismán como progreso, socialdemocracia y cambio, en boca de mentirosos compulsivos como Pablo Iglesias Turrion o la esfinge Bescansa , producen desconfianza máxima en personas “ viejunas “.
    Tanto o más que esas sinecdoques llamadas Cataluña, Valencia o Baleares.
    En cada uno de sus discursos ( muy celebrados por una parte de la prensa narcotizada) aparece la sombra de un partido dirigido con mano de hierro , una amenaza para las libertades.
    Pueden ser de todo : comunistas, patriotas, nacionalistas, socialdemócratas y – ¡ hay que joderse! – hasta más papistas que el Papa ( « nuestros mensajes coinciden » , dice el histrión )
    Así que en cierto modo tiene razón Ren : es imposible encontrarse en semejante laberinto.
    Y es por eso entre otras cosas que muchos preferimos aislarlos y echarlos de cualquier institución; es más , consideramos que en última instancia y dentro de la situación general , el mantenimiento de Rajoy al frente del PP y del gobierno es un mal menor. Todo antes que el formidable caos de un gobierno de Iglesias sostenido por un débil e inconsistente Sánchez.

  7. En una barriada llena de ladrones uno puede estar deseando echar a los que tiene dentro de la casa, pero no si la tengo que abandonar dejando la puerta abierta. Espero que Albert Rivera me ayude con el desalojo sin riesgos.

  8. Si queda el PSOE de Peter Sanchez como tercera fuerza parlamentaria,lo mismo da que da lo mismo:
    Pablito Churchix no gobernará…..Mas claro no lo puedo decir.
    Ah! y a los que esperan que el PSOE de Peter Sanchez se abstenga para que gobierne el PP con o sin C’s,les aconsejo que relean el cuento de la lechera.
    Peter Sanchez es el que tiene la llaves del reino.
    ¡¡Ad astra per Aspera!!…..JAJAJA…..que nervios.

  9. Yo creo que se irá a la gran coalición. La duda es si la propiciará Pero Sánchez, sus diputados, o sus votantes.

  10. El título del artículo del indispensable Guridi llama de forma espontánea a la competición deportiva.
    Lo preocupante, insisto una vez más, es la ausencia de vida política en el PSOE que resumió genialmente Alfonso Guerra como una analogía de la trepidación en fotografía : « El que se mueva no sale en la foto »
    Más allá de la indudable decadencia de un tipo de partido- que nunca, pero nunca nunca volverá- queda la nostalgia de las buenas intenciones : cuadros, obreros, intelectuales y burguesía progresista , unidos en el diseño de un mundo mejor, libre y que atenúa cuando no elimina, las desigualdades de origen. La selva dominada y protegida.
    ¿ Qué significa quedar tercero ?
    Puestos de trabajo para una organización autónoma formada por novicios profesionales sin currículum ; la disolución de un futuro en la nomenclatura.
    Entiendo las situaciones que se derivan de las pasiones humanas , pero en un partido político -más aún en el PSOE – no debemos
    hipotecar la política a la suerte personal de algunos de sus miembros a pesar de reconocer su coraje al abordar una responsabilidad semejante.

Deja un comentario