¿Y ahora qué? Ahora no toca moverse

Barañaín

El 9N no ha desvelado nada que no supiéramos. Ha sido, al fin, una nueva demostración de la cohesión y perseverancia del soberanismo catalán. De su fortaleza sí, pero también de sus límites. Un tercio del electorado ha decidido participar ayer en esa extraña consulta, de la que nadie esperaba que resolviera ninguna incógnita, más allá del volumen de tal participación. O sea, que el 80% de un tercio del censo ha respondido según lo previsto. Ninguna sorpresa.

Es posible que todo el guión de la consulta, supuesta secuela de unos frustrados intentos de referéndum abortados judicialmente, estuviera encaminado a provocar una respuesta de trazo grueso desde el gobierno central. Un poco en el sentido propuesto por los de UPyD con sus denuncias ante los juzgados de guardia de ayer mismo. Una respuesta que, impidiendo físicamente la celebración, permitiera dramatizar aún más el victimismo que es la seña de identidad sustancial del soberanismo catalán. Al no caer en esa trampa el gobierno de Rajoy, lo de ayer queda en una nueva exhibición, cualitativamente no muy diferente de las llevadas a cabo en las diadas y en otras ocasiones.

El titular de portada de El País de la víspera proclamaba que la demostración soberanista del 9N era inútil para resolver el encaje de Cataluña en España. Una obviedad, dado que no era esa la finalidad de la consulta. El desencaje de Cataluña, evidente desde hace unos años, debiera haberse encarado hace tiempo: en primer lugar desde el gobierno de la nación, por su doble responsabilidad política, la propia de cualquier gobierno nacional que no puede permanecer impávido ante un problema de semejante envergadura y la específica de la derecha española que tanto ha hecho –en la última década- para provocar este desaguisado.

¿Y ahora? De momento, se detecta cierta ansiedad en muchos análisis inmediatos post-9N: “hay que hacer algo”, puede ser el resumen. Parece una respuesta mimética al activismo de los soberanistas, que no dejan de moverse, aunque ese continuo deambular no les lleve a ningún sitio definido. También es verdad que quienes así se pronuncian son los mismos que venían reclamando esa respuesta, desde antes de que las cosas llegaran a este punto. Pero cada respuesta tiene su tiempo y no es seguro que lo que fue buena idea antaño siga siéndola ahora.

Seguramente tienen razón quienes sostienen que el gobierno de Rajoy debió haber evitado que el catalanismo fuera abducido por una estrategia soberanista que se alimentaba, entre otras cosas, del desdén del gobierno central. Que debió haber asumido que, al margen de las connotaciones legales y de la valoración que mereciera el escaso respeto a los usos democráticos que evidenciaba esa estrategia –algo por lo demás muy característico de casi todos los nacionalismos-, lo que subyacía era un enorme problema político cuyo abordaje –no necesariamente su solución-, tenía que ser político. El gobierno no sólo debía sino que podía haber tomado la iniciativa. Máxime teniendo en cuenta que nadie, a su izquierda o a su derecha, se lo iba a reprochar ni iba a intentar sacar rédito. No, desde luego, el PSOE que de ninguna manera iba a pagar al PP con la misma moneda de la deslealtad, el juego sucio y la demagogia que tuvieron que soportar en su día el gobierno de Zapatero y el tripartito catalán.

Siendo cierto todo eso, no tengo tan claro que la receta siga siendo válida a estas alturas. Al problema político objetivo de la difícil relación Cataluña-España, seguramente merecedor de una reforma constitucional, se ha superpuesto otro, el del desafío de una institución –un gobierno autonómico-, ante el que el gobierno de la nación tampoco puede ser insensible. Porque no es baladí el que todo un país haya asistido, “en vivo y en directo” al espectáculo de las últimas semanas y haya comprobado que un gobierno autonómico puede salirse con la suya no solo haciendo oídos sordos al Tribunal Constitucional, sino saltándose a la torera incluso su propia norma autonómica sobre consultas. Y exhibiendo un abuso patrimonialista de los medios públicos de comunicación y otros recursos públicos que la ley pone en sus manos pero no para que los gestione como si de un chiringuito privado se tratara.

Ambos problemas están obviamente relacionados. No abordar el primero ha contribuido a generar el segundo. Pero la solución a ambos no es necesariamente común. El gobierno de la nación no puede disimular ante la consumación del desafío. Ponerse ahora a mostrarse conciliador (“volver a la mesa de negociación” es la fórmula que algunos preconizan) sin hacer frente al segundo problema sería una mala salida. No para los catalanes soberanistas sino para el conjunto de los españoles.

Yo creo que el gobierno de Rajoy no debería haber permitido que las cosas llegaran hasta este punto. Pero si ha mantenido hasta ahora esa pasividad, frialdad, tancredismo, o como quiera denominarse su actitud, no tiene sentido que a estas alturas cambie de ritmo y se ponga de los nervios. Porque ahora los desafíos son dos. Y no puede ser que, por querer solucionar a destiempo el primero, repita su inmovilidad política frente el segundo. Si frente al desencaje catalán en España hubiera actuado con más iniciativa no habría tenido oposición, como he dicho antes. Si no toma iniciativas, con todas sus consecuencias, frente a la rebelión organizada por un gobierno autonómico eso sí que tendrá costes.

La insumisión de un ciudadano puede ser materia de reflexión y prestarse a la comprensión. Admite diversos enfoques. La insumisión promovida desde un poder público, saltándose la legalidad y exteriorizando su desafío es otra cosa muy distinta. Darse por enterado de la rebelión implica no solo dejar actuar a jueces y fiscales sino negarse a premiar la rebeldía mostrando inseguridad o disponibilidad a satisfacer las demandas de los insumisos. El problema político sustancial seguirá necesitado de respuesta pero esa no puede ser ahora mismo la prioridad. Es otra la respuesta que muchos españoles estarán ahora esperando.

No, este no es el momento de volver a ni ninguna mesa de negociación. No, al menos, con el actual gobierno catalán. Lo lógico ahora sería que el acreditado dinamismo soberanista se tradujera en una nueva composición del parlamento catalán y de su gobierno. Y sería la ocasión para volver a la casilla de salida para, quizás, empezar de nuevo. Salvo que el gobierno que saliera de esas elecciones catalanas quisiera ensayar nuevos episodios de ruptura. Está por ver. En todo caso, esa sería su responsabilidad en la que no hay porqué acompañarles.

22 pensamientos en “¿Y ahora qué? Ahora no toca moverse

  1. Eeeeeel que no vote
    del Partido Pupulaaaar
    del Partido Pupulaaaar
    del Partido Pupulaaaar

    Eeeeeel que no vote
    del Partido Pupulaaaar
    del Partido Pupulaaaar
    del Partido Pupulaaaar

    Parafraseando a @trinito… “Me encanta el olor de la desobediencia civil por la mañana”
    Dos de sus posts: (en castallno, recomendable)
    http://www.joserodriguez.info/bloc/los-catalanes-ya-hemos-demostrado-ser-soberanos-ahora-la-duda-es-si-queremos-ser-independientes/
    http://www.joserodriguez.info/bloc/9-hechos-sobre-el-9n/

    Humor (sin palabras)
    https://pbs.twimg.com/media/B1-0acyCUAAfHTK.png

    Hay un tonto del The Guardian que dice que el referendum es inevitable. No conoce a Rajoy!!!

    http://www.theguardian.com/news/datablog/2014/nov/10/why-an-independence-referendum-in-catalonia-is-inevitable-in-two-charts?CMP=share_btn_tw

  2. El twitter bulle.

    @TeresaRodr_ Parlamentária y hembra alfa en Europa
    La Fiscalía estudia querellarse contra una red organizada compuesta por más de 2.300.000 catalanes por tráfico de democracia.

    @gerardotc
    La votación para elegir al Rey Felipe sí que fue con plenas garantías democráticas. Hubo hasta observadores: nosotros mirando.
    @armando el pollo
    Ha sido el referendum ilegal, con amenazas de detener gente y de mandar tanques, más tranquilo y normal de la historia
    @serthand
    La independencia de Cataluña está mal planteada. Lo que funciona es irse apartando gradualmente, sin que se note. Como hacemos los canarios.

    Venga, que ya será menos….unas risas. Si ha bajado la prima de riesgo y todo

  3. El ganador del 9N fue Mas. Es indiferente si lo del domingo fue ilegal o si esa consulta carecía de las más elementales garantías democráticas. Ambas cosas son ciertas, pero da igual a esta altura de la película. Gracias a ese gran acto de propaganda que el poder catalán se montó el 9N, con la fiel infantería de comparsa, el cadáver político que era Mas hoy lleva la iniciativa frente a Junqueras y frente a Rajoy. La partida simultánea por el poder, en Cataluña y Madrid, la gana hoy Mas.Veremos como responde el ñoño Junqueras a la estrategia de Mas.
    Rajoy se ha metido en un callejón sin salida: apostó sólo por la legalidad ( como si incumplirla fuera una opción ) cuando sabía que esa legalidad era muy complicado aplicarla. La extrema derecha hoy le crucifica con el arma más querida de Rajoy en la oposición: la demagogia. Creo que estamos en un punto de deterioro tal donde la única salida son elecciones, pero generales. Ni la crisis económica ni la corrupción ni el conflicto de Cataluña, entre otras cuestiones, pueden estar en manos de alguien cuyo única respuesta a los problemas es desaparecer. Y sobre el que existen evidencias de ser un corrupto. Tampoco seguir en manos de un parlamento secuestrado que no representa hoy la pluralidad de la realidad española. Creer que Rajoy tiene una hoja de ruta propia para el conflicto de Cataluña es una quimera. Seguirá desaparecido.

  4. De dos artículos de opinión aparecidos hoy en El Correo:

    “RAJOY SE ENTIENDE CON MAS” (Kepa Aulestia)

    “[Artur Mas] cuenta con la inestimable ayuda del presidente Rajoy, su gobierno y su partido. No porque, como se ha reiterado hasta la saciedad, su inmovilismo incremente la impaciencia de los catalanes. Tampoco porque, como se ha denunciado en las últimas horas, haya optado por encarnar el imperio de la ley solo de palabra. La mayor aportación del Gobierno del PP a la causa soberanista en Cataluña está siendo su inanidad política. Aportación a la que se suma la actitud contemplativa del PSOE, que se limita a desgranar su letanía en torno a la reforma constitucional. Su ausencia y su silencio han permitido convertir un escrutinio de voluntades que podía decepcionar a los entusiastas del 9-N en un triunfo político para sus convocantes (…). El resultado inmediato es que el principio de legalidad ha quedado completamente desdibujado, y no porque los jueces rehusasen interferir en el desarrollo de la jornada, sino porque ya no se sabe qué alcance tiene una resolución del Tribunal Constitucional ni cuáles han de ser las obligaciones instituciones de la Generalitat. Se ha concedido carta de naturaleza a un nuevo espacio que transita entre las normas y las habilidades tácticas, entre los deberes constitucionales y la creatividad de letrados y comunicadores para ampliar los márgenes de lo posible (…).

    “UNA FARSA DECISIVA” (Antonio Elorza)

    “Desde un punto de vista, no solo jurídico, sino también de estimación democrática, el 9-N ha sido una farsa, pero al mismo tiempo sus efectos son innegables en cuanto al triunfo previsible de la estrategia de Mas (…) ¿Cómo ha podido suceder esto? Lo esencial es que Mas ha sabido llevar al presidente Rajoy de un lado para otro de la arena política, inutilizando los resultados positivos de la apelación a la ley por el Gobierno, hasta culminar la faena con su apoteosis. Mientras Rajoy confiaba en las negociaciones secretas para obtener que la Generalitat se desvinculase de la consulta, creyendo además haberlo conseguido, Mas asumía todo el protagonismo e incluso se permitía retar al Gobierno, desafiando a los fiscales al modo que el Duce lo hiciera en 1924 en el caso Mateotti: si hay delito, mía es toda la responsabilidad (…) Ha quedado claro que en Cataluña ha mandado Mas, por encima de la ley, de las resoluciones del Constitucional y del Gobierno de España. Solo queda ahora extraer las consecuencias políticas de la ilegal victoria (…).
    A la vista de lo ocurrido, hasta ayer mismo, tiene poco sentido volver a la obsesiva recomendación del ‘diálogo’. Mas tiene un solo objetivo, la celebración de un referéndum de independencia, controlado por la Generalitat, y que el Gobierno ha de aceptar, en nombre de la supuesta incompatibilidad entre ‘legalidad’ y ‘legitimidad’. Si algo ha probado Mas es su capacidad para practicar sin descanso un fraude a la ley y a la democracia, con tal de alcanzar su meta. De manera que si hay oferta de negociación, el Gobierno debe fijar de antemano el campo de juego con sus límites constitucionales. Mas lo rechazará: el enfrentamiento es inevitable. De moverse dentro de la ambigüedad, el enfrentamiento sería igualmente inevitable, y a la vista del 9-N, el juego limpio garantizaría la derrota (…) Por cierto, a todo esto, fuera del mantra del federalismo, Pedro Sánchez sigue en su nube, y con singular sentido del Estado, olvida a Mas y carga contra Rajoy. Tal vez con eso siga salvando la precaria asociación con el PSC, pero viene a probar una vez más la incapacidad para generar un discurso propio ante los problemas nacionales. Y Podemos, a conservar su mercado.”

  5. Buenos dias Barañain,caballeros callejeros y cabelleras al viento(¡antes un rizo que una coleta!…ejem):

    Despues del ametrallamiento comentarista post…post….post….post..aposit..de Pratxi Churchis ,unos minutos de reflexion .
    Arthur Mas ha logrado sacar la espada independentista de La Roca Constitucional.
    Arthur Mas blandirá “La Staquibur” y estara muy pendiente ,ojo avizor,para que Oriol Junkers no se la arrebate.

    “La Staquibur” ha sido liberada este 9N y con ella Arthur Mas ha cortado su parte de la Catalunya’s Cake …un tercio y de ese tercio un 80% …..y claro Oriol Junkers tiene mas hambre y quiere quedarse con el reto del pastel catalan.,y comerse la güinda del pastel ,Alice S.Toomach.
    Rajopiyus Lecter “El Displicente” permanecera “impasible el ademán”.,no pestañeara,los ojos se le han secado por las cataratas provocadas por la corrupcion del PP .

    ¡¡¡Aguanta Mariano,aguanta!!!…..JAJAJA…..que nervios.

  6. Pratxanda, lo relevante del domingo, más allá de unas cifras de dudoso rigor, y en las que también se podría analizar el alto número de no participantes y otras cuestiones, es que Mas ha vuelto a coger el mando de la nave en Cataluña, como hoy ponen de manifiesto la mayoría de los analistas mas solventes. Y eso tiene unas consecuencias politicas importantes. Al menos a día de hoy . No hablo de lo que me gustaría sino de lo que es. Mi opnion sobre el personaje ya la he expresado aquí.
    Les dejo el análisis de Zarzalejos, siempre interesante, y que también pone de manifiesto la resurrección de Mas.
    http://blogs.elconfidencial.com/espana/notebook/2014-11-11/las-cinco-verdades-y-las-cinco-mentiras-del-desastroso-9-n_448442/

  7. Que se me olvidaba…
    en diciembre de 2009 ZP creía inutiles las consultas soberanistas. Esas de Arenys, y tal
    El 10 de abril de 2011 en BCN se recogieron 230.590 votos a favor del si. Que no votó ni una quinta parteeee
    el domingo votaron sisi 397.933 pero no es ni un tercio de lols catalaneeeeesss. Y tal
    Y el ministro de justicia volvió a reiterar que esto era un acto de propaganda inútil y esteril.. y eso.
    En fin

  8. Efectivamente, la resurrección de Mas es constatada por casi todos los comentaristas. En el artículo de Kepa Aulestia -del que he traído algún fragmento-, se ironiza con la habilidad de Junqueras que mientras Mas iba con pose de vencedor, dejandose seguir por una cámara y dando abrazos a todo quisque, él se quedaba “custodiando una urna de cartón”.

    De todas formas, creo que Mas seguirá teniendolo difícil si Junqueras no cede en lo de la lista única y tienen que competir. Habrá que ver la respuesta de Junquera al hiper protagonismo de Mas.

  9. La comparecencia de arthur Mas me defraudó, ya que a tenor del desarrollo de la misma esperaba que al final se despojaría de las vestiduras y aparecería la imagen de Superman.
    Visto que no podía ofrcer imágenes de los tanques en la Diagonal, o e la policía arrebatándole las urnas a llos voluntarios, nos aclaró que el 9 N la Gneralitat habia sufrido ataque cibernéticos que representaron un incremento de tráfico de sesentamil veces lo habitual. Presumo que sesentamil le pareció suficiente y no tuvo necesidad de convertir la cifra en seiscientasmil o en seis millones.
    valiente jeta tiene el tío.
    Totalmente de acuerdo que es quien maneja la barca por ahora.

  10. Este 9 de noviembre fue un día muy especial en Cataluña con la consumación de la consulta de Artur Mas pero también en Madrid, ya que es el día de la patrona de la ciudad, la Virgen de La Almudena. La festividad incluye una “renovación de los Votos de la Villa” con la Virgen, un acto tradicional en el que el PP suele incluir mensajes políticos y en esta ocasión no fue una excepción. En las redes se está hablando mucho de la petición que la alcaldesa Ana Botella hizo a la Virgen por la “unidad” de España, pero la oración-mitin no tiene desperdicio en ninguno de sus aspectos, ya que puso en sus manos hasta la regeneración política del país. Se emitió en directo por Telemadrid y por la cadena episcopal 13TV.

    Oración con aroma a FAES
    Botella se presentó emotivamente a la Virgen como portavoz de “la esperanza” del pueblo madrileño y tuvo cariñosas palabras para el que ha sido hasta el mes pasado el arzobispo de Madrid, el cardenal Antonio María Rouco Varela. Tras elogiar la labor de las familias durante la crisis y las dificultades económicas, la alcaldesa reivindicó la antigüedad de la nación española y alertó contra los riesgos de secesión: “el futuro lo tenemos que construir todos juntos (…) la soberanía nacional ni se parte ni se reparte, es una y es del conjunto del pueblo español”. “Virgen de La Almudena os ruego que nos brindéis la fuerza necesaria para superar cualquier amenaza a la libertad y unidad de nuestro país”
    También aludió a los numerosos casos de corrupción del presente al pedir a la Virgen una “regeneración moral” basada en “el esfuerzo” y en el ejemplo “de las generaciones que nos precedieron, que sentaron las bases de la mejor España de todos los tiempos”, que según ella han marcado el rumbo de su mandato como alcaldesa.

    http://www.elplural.com/2014/11/11/botella-y-gonzalez-ponen-en-manos-de-la-virgen-la-regeneracion-moral-las-salidas-a-la-crisis-o-la-unidad-nacional/

    (Sigan leyendo en este enlace y vean el video que a mi me da la …
    ,,,lalalalallalalalalal…..JAJAJA…..que nervios.

Deja un comentario