Votar PSOE por patriotismo

LBNL

Es la respuesta adecuada a la insidiosa campaña lanzada por las tres derechas al alimón, cada una con su rintintín particular. Casado acusa a Pedro Sánchez de traidor, Rivera y Arrimadas de cómplice con los “golpistas” y VOX de querer islamizar España. Ninguna de las tres acusaciones tiene base real pero las derechas han dejado atrás cualquier escrúpulo. Hay mil razones reales para criticar al Gobierno y defender políticas alternativas. También sobre Cataluña, donde es debatible si el diálogo dentro de la Constitución es lo más eficaz para contener la deslealtad independentista. Pero la derecha no arguye ni propone sino que calumnia y tergiversa pretendiendo que olvidemos que el PSOE ha sido siempre baluarte de la Constitución, también cuando la derecha prefería abstenerse en el referéndum de 1978. Desde entonces el PSOE siempre ha estado en primera línea de defensa de la Constitución, tanto desde el Gobierno como en la oposición, frente a los terroristas de ETA – Pacto de Ajuria Enea, Pacto anti-terrorista – los terroristas islamistas – ¿recuerdan aquello de que Zapatero les había encargado el 11-M via Carod Rovira y ETA para ganar las elecciones? – y ante los independentistas catalanes – apoyo al artículo 155 – y su laicismo siempre ha respetado tanto a la Iglesia católica como las manifestaciones populares de raíz católica – procesiones, Rocío, Corpus… Pero eso son hechos, datos, que las derechas prefieren dejar atrás vendiendo que ellas son la única garantía de la unidad de España. Valiente falacia. Quienes amenazan la unidad y la estabilidad de España son aquellos que preconizan tomarse la justicia por su mano para defender utopías uniformes en las que la discrepancia no tiene sitio. No es tanta la distancia entre quien pretende ignorar la Constitución para declararse independiente y quien defiende la necesidad de actuar contra ellos preventivamente y al márgen de la Constitución para supuestamente defenderla. El PSOE es un partido político más, desde luego lejos de ser perfecto, pero hoy por hoy el único que propone y defiende una España democrática y liberal en la que cabemos todos o casi todos. Por eso, el voto verdaderamente patriótico es el voto al PSOE antes que a los patrioteros de pacotilla que anteponen sus intereses personales y partidistas a los de la nación.Hace treinta años, en las elecciones generales de 1989, un sabio me explicó que escoger a quién votar no era como escoger novia. En el segundo caso, se busca lo mejor, alguien que ilusione, con quien imaginar toda una vida de amor y alegrías y penurias compartidas. Para el voto, me dijo, hay que centrarse en la opción menos mala. Para uno mismo y para el conjunto de la sociedad si, como la mayoría, queremos lo mejor también para nuestros conciudadanos. Pues bien, sostengo que el PSOE es de lejos la opción menos mala para todos y, sobre todo, para la permanencia de España como Estado-nación.

Imaginemos un Gobierno de Casado apoyado por Ciudadanos y Vox. Una nueva suspensión de la autonomía catalana pese al acatamiento de la ley de la actual Generalitat sería altamente contraproducente para solucionar la crisis política que nos aqueja desde hace ya algunos años. La mano dura, la recentralización de competencias, la limitiación de la enseñanza del catalán en los centros educativos y el control anti-nacionalista de TV3 podrán satisfacer la pulsión vengativa frente a la deslealtad de quienes han despreciado un régimen de autogobierno federal sin parangón en la historia de España y se han saltado la ley a la torera. Pero no servirán para calmar la pulsión independentista de los dos millones de catalanes que, a mi juicio absolutamente manipulados por unos dirigentes irresponsables y egoistas, apoyan la independencia. Al contrario. Baste recordar cómo Zapatero desactivó el soberanismo vasco combinando diálogo y firmeza legal, o cómo contuvo la pulsión catalanista con un nuevo Estatut cuya impugnación por parte del PP supuso el punto de partida de la marea independentista.

La suspensión de la independencia demostró que el apoyo a la misma es principalmente de boquilla. Jonqueras se ufanaba de poder parar Cataluña una o dos p pero no hubo resistencia civil, en parte porque Puigdemont les dejó con el culo al aire y en parte también porque la suspensión fue extremadamente limitada a lo inevitable para restaurar la legalidad. Como exigió el PSOE para apoyarla lealmente.

Es muy posible que tras la sentencia del Supremo contra los líderes independentistas el Gobierno vuelva a tener que poner orden. En cuyo caso será esencial volver a hacerlo con la mayor mesura posible porque el victimismo es la principal bandera de enganche de la entelequia independentista y lo peor que se puede hacer es darle excusas.

No me cabe en la cabeza que los líderes del PP y Ciudadanos, y ni siquiera de Vox, puedan creerse sus calumnias sobre la complicidad del PSOE con los independentistas. Pero a veces me entra la duda dada la convicción con la que se expresan. Si realmente creen lo que dicen, casi peor, por estupidez o locura. Ahora bien, si mienten para hacer daño y ganar votos, malo, por falta de mínimos escrúpulos democráticos. Una cosa es defender que la política del PSOE es mala, que no es la mejor, y otra bien distinta acusar de complicidad con “los golpistas”. Me recuerda a cuando Rajoy acusó a Zapatero en el Congreso de traicionar la memoria de los muertos de ETA.

Traidor, felón, cómplice, guerra civilista… ¿Quién es guerra civilista? ¿Quién defiende sus postulados con arreglo a la ley o quién se niega a aceptar que otro punto de vista es tan legítimo como el propio?

Rivera y Arrimadas no son como Casado, en principio, pero últimamente se comportan igual. Vox ha escorado a Casado a la derecha pero Ciudadanos se ha desplazado en paralelo adoptando la dialéctica navajera y catastrofista sin problema aparente. Al punto de descartar, dia si dia también, una posible alianza con el PSOE. Que sin embargo sería la mejor manera de garantizar el aislamiento de los independentistas, cuyo apoyo ya no sería necesario en modo alguno para que el PSOE pudiera gobernar.

Esa es la otra razón por la que votar al PSOE es la opción más patriota. Cuantos más diputados gane el PSOE, menos juego tendrán los dipuados de Esquerra y menos fuerza tendrá Podemos, demasiado comprensivo con la absurda causa del derecho a decidir.

Es evidente, a mi juicio, que un gobierno de coalición PSOE-Ciudadanos con mayoría absoluta sería la mejor fórmula para afrontar los retos que tenemos y que mejor reflejaría la idiosincracia ideológica española actual. Votar Ciudadanos sería por tanto una opción perfectamente válida excepto que ellos mismos se descartan. De nuevo, ¿Va en serio o es solo para evitar que Casado y Vox les acusen de colaboracionistas con el traidor mayor del reino? Si va en serio, malo, muy malo porque demostraría lo mal hallado de su patriotismo. Y si es mera pose, mal vamos también porque una cosa es decir que no vas a pactar y luego desdecirte porque te obligan los números y es lo mejor para España, y otra bien distinta demonizar a aquel con quien quieres sentarte a gobernar.

De ahí que, en mi opinión, no quepa duda: la opción más patriota es votar al PSOE, la única opción que garantiza respeto formal y material a la Constitución y sensatez firme frente a aquellos que se pasan la Constitución por el forro, también a los que lo hacen mientras claman defenderla a voz en grito.

8 comentarios en “Votar PSOE por patriotismo

  1. Es usted un provocador, pero bien es verdad que The Economist venia a decir algo parecido el otro dia.
    Vamos, quien lo iba a pensar, pones a la prensa española al lado de The Economist y este parece una versión centrada de «La tuerka», !Donde hemos ido a parar !

  2. Buenos días LBNL,caballeros callejeros y cabelleras al viento sin coletas y a lo loco:
    Hoy con el primer debate a cuatro en RTVE,comienza la cuenta atrás hacia «La Dimensión Desconocida».
    Esa donde se confunden los deseos con la posibilidad de cambiar la realidad de los números.
    Donde el que gane tendrá que vender su alma al Diablo .
    Donde El Diablo es una simple marioneta del Desconcierto.
    Donde decidirán el rumbo de los acontecimientos los que están inmersos en su propia distopía.
    Donde los errores de unos no serán los aciertos de otros .
    Donde el futuro solo será un recuerdo.
    Donde la solución sea:
    iiAd Astra per Áspera!!
    ….JAJAJA..que nervios.

  3. Buenos días, un análisis muy lúcido y claro del panorama electoral hecho por LBNL. Está claro que Ciudadanos se ha escorado a la derecha y ha dejado atrás lo que, en un principio, parecía ser un programa de Centro. Miente tanto como el PP y se alía con este partido y con VOX para, dicen, defender la Constitución. Esperemos q la ciudadanía se decante por la opción que defiende la democracia y la Constitución de verdad. Y, además, el gobierno de Pedro Sánchez ha dado muestras sobradas en estos meses de gobernanza de que ha cumplido escrupulosamente con su programa socialdemócrata en un contexto político muy complicado.

  4. Ni Sánchez es amigo de terroristas, ni pretende romper España ( aunque se lo propusiera sería imposible ) ni ha pactado nada con unos y con otros ( que sepamos). Así que Sánchez no es nada de eso que pregona la derecha más reaccionaria desde 1978. Pero yo votaré a Sánchez a pesar de Sánchez. Mi única razón para votarle es intentar impedir que este trifálico neofranquista conquiste el poder y volvamos a la casilla de salida. Como creo que ese debe ser el objetivo fundamental ( tampoco creo sea por razones patrióticas que desconozco qué es) no detallaré por qué no me gusta Sánchez. En estas elecciones me siento como un francés que debe elegir entre Macron o Le Pen. Y punto. Luego ya veremos.
    Un pacto Del PSOE con CS sería lo más sensato en mi opinión. Pero me temo que Rivera lo está haciendo imposible. Este país necesita un poquito de tranquilidad y sensatez y menos sobreactuación.

  5. Spain is different.

    Al no ser unas elecciones presidencialistas y no estar sometidas a una segunda vuelta ,en nuestra Constitución,nos hemos sacado de la manga,un Debate presidencialista con segunda vuelta.

    Moraleja:
    Cuidado con los periodistas,nos quieren cambiar La Constitución por la ventana de la caja tonta.

    Ante mi doy fe.
    AC/DC

    Firmado…Ejem Ejem Ejem..

  6. Derechas.

    «La renuncia de Ciudadanos a desempeñar el papel de Tercero incluyente, a la manera en que Bobbio definió esa posición, es la opción estratégica más incomprensible de las adoptadas por el conjunto de partidos políticos nuevos o viejos en los últimos años. Renunció a ese lugar para adoptar el peor lenguaje de la derecha de toda la vida, la que excluye a la izquierda como la anti-España, la antipatria, traidora a la nación única y eterna.»

    ( Coincido con Santos Juliá )

    https://elpais.com/elpais/2019/04/17/ideas/1555511241_891764.html

Deja un comentario