Vive la France!

LBNL

¡Qué emoción anoche! El triunfo del Barça en el Bernabeu era muy poco probable y fue incierto hasta el último segundo. De la misma manera, mientras escribo Macron y Le Pen se disputan codo a codo el primer puesto en la primera vuelta de las elecciones presidenciales francesas. Dado que lo que queda por escrutar es principalmente el voto en las grandes urbes, me inclino a pensar que Macron acabara quedando primero, lo que sería simbólicamente importante. Pero solo simbólicamente. El 2 de enero escribí aquí que si Le Pen llegara a ser Presidenta de Francia, “2017 será sin duda mucho peor que 2016 porque supondría en verdad el fin del europeismo ilustrado imperante en el corazón de Europa desde el final de la segunda Guerra Mundial. Le Pen no sacaría a Francia de la UE, sino que la Unión se terminaría ipso facto porque no tiene sentido sin Francia y Alemania, entre otros, pero muy especialmente, porque la Alemania democrática no podría aceptar seguir trabajando codo con codo con quien representa todo aquello de lo que huye”. Ayer Le Pen perdió cualquier posibilidad de llegar a ser Presidenta. Consiguió llegar a la segunda vuelta pero frente a Macron, el candidato centrista que menos sarpullidos provoca entre los votantes de derecha e izquierda dispuestos a cortarle el paso a la derecha extrema, xenófoba y racista casi a cualquier precio. Y todos los demás, menos Melenchon, llamaron a votar a Macron.

Alabado sea el señor. El señor Macron, evidentemente, que hace unos meses era prácticamente un desconocido y que, con toda probabilidad, el próximo 7 de mayo será elegido Presidente de nuestro más poderoso vecino y uno de los dos motores fundacionales y fundamentales de la Unión Europea, a la que nuestro bienestar político, económico y social está indisolublemente unido.

En su primer tweet tras pasar a la segunda vuelta, Macron señaló que no se trata de ir a votar en la segunda “contra” sino por cambiar el país. Está bien y ya veremos que consigue cambiar pero lo importante es derrotar a la xenofobia, como ya hizo Holanda hace pocas semanas. El populismo facha está ahí, prácticamente en todas partes, y es imperativo que no llegue al poder. Francia lo ha conseguido, de nuevo. Es una pena que la ultraderecha consiga llegar a la segunda vuelta, como que Wilders consiguiera acabar segundo en Holanda, pero es un descanso que, a diferencia de Estados Unidos, en Europa los valores de la ilustración sigan triunfando.

La otra lectura de las elecciones de anoche es el fuerte varapalo a la política tradicional: hasta el 70% de los votantes dejó de lado a los partidos tradicionales de derecha e izquierda. La derecha optó en primarias por el catolicón Fillon que posteriormente ha demostrado que eso de la moral vale para lo público pero no para lo privado. La derecha catolicona francesa bien habría hecho en apoyar a Juppé. Ahora tendrán que aguantar una nueva presidencia centrista en lo económico y muy liberal en lo moral.

El batacazo del Partido Socialista era obvio tras la decepción que ha supuesto Hollande en política interior y la brutal división interna para sucederle. La pulsión izquierdista obligó a Macron a competir por fuera, en una jugada muy arriesgada que los analistas unánimemente interpretaron como una colocación para las siguientes elecciones. El surgimiento de Malenchon por la izquierda del PS acabó por darle la puntilla al candidato socialista primariado.

Tras su derrota estrepitosa, Hamon inmediatamente pidió el voto por Macron. Como también Fillon y todos los que compitieron contra él en primarias, excepto Sarkozy. Melenchon también calló. Como con Podemos, uno puede compartir con Melenchon gran parte de sus denuncias pero es prácticamente imposible encontrar coincidencias en cuanto a soluciones. Desde luego, que Francia se sume como observadora al pacto bolivariano no parece muy sensato, particularmente viendo como Venezuela se acerca cada vez más a la guerra civil abierta como corolario a la gestión política, económica y social bolivariana.

Con su pan se lo coman. Melenchon no apoyará a Macron pero gran parte de sus votantes si lo harán, como también los de Hamon y Fillon. Le Pen puede que haya acabado primera por poco cuando lean estas líneas pero apenas podrá sumar votos en la segunda vuelta. Subirá en porcentaje al tratarse de solo dos candidatos pero Macron sumará muchísimos más votos y será investido Presidente.

Menos mal. El jueves estuve en una reunión oficial en la que se trató de la lucha contra el terrorismo. Tras agradecer las múltiples declaraciones de solidaridad de todos los presentes, el delegado francés llamó a redoblar los esfuerzos contra el terrorismo y, muy importante, denunció el falsario vínculo causal que algunos pretenden establecer entre la libertad de circulación dentro de Europa y los ataques terroristas. Esa es mi Francia. Esa es la Francia que seguirá invariable tras el 7 de mayo.

Y ese es mi Messi, el que culminó un partidazo tan emocionante como pocos, con opciones para ambos, loco, que hizo que ambos porteros parecieran heróes. Pero ahí estaba dios y anoche quería. Y cuando quiere, Messi puede. Y pudo.

13 pensamientos en “Vive la France!

  1. Cuando leo este artículo de LBNL ya he dejado de comerme las uñas como hacía ayer noche mientras veía los apretados resultados electorales de uno y otra. ¡Vive la France!, repito con el articulista. Está siendo denodada la lucha en Europa por espantar a los populismos fascistas. Dice NBNL: “Hamon inmediatamente pidió el voto por Macron. Como también Fillon y todos los que compitieron contra él en primarias, excepto Sarkozy. Melenchon también calló. Como con Podemos, uno puede compartir con Melenchon gran parte de sus denuncias pero es prácticamente imposible encontrar coincidencias en cuanto a soluciones. Desde luego, que Francia se sume como observadora al pacto bolivariano no parece muy sensato, particularmente viendo como Venezuela se acerca cada vez más a la guerra civil abierta como corolario a la gestión política, económica y social bolivariana” . Qué razón tiene este articulista. Zapeando anoche en busca de resultados electorales, me topé con la CNN que analizaba los primeros 100 días de gobierno de Trump, calificados de desastrosos. No ha conseguido legislar y un 54% de los americanos le dan un “NO”, frente a un 40% que le aprueban. Si no es capaz de proporcionar trabajos a todos esos votantes suyos que creyeron en el como el salvador, es muy posible que la desaprobación aumente pronto, decían los analistas. Esperemos que antes, y a la desesperada, no se enzarce con el Norcoreano descerebrado. ¡Vive la France!

  2. Hola Melinda, que bueno que viniste.
    Del articulo de LBNL comentarle que cada vez que marcaba el R.Madrid se oian los petardos de algún vecino cercano.
    Como veo la señal con un cierto retraso en los minutos finales del partido escuche a lo lejos gritos de euforia que al no estar acompanados del donido de petardos me hizo pensar en que el Barca acababa de marcar…y ya me ven a mi con los OjOs como platos esperando ese momento triunfal y alucinando con la sensacion de desfase de treinta segundos..era como si estuviera viendo el futuro imaginado haciendose realidad…vaya pasada.
    Vaya desfase..JAJAJA…que nervios.

  3. Esta lo de Francia como para interpretarlo.
    -El FN con su mejor resultado historico. No seran presidentes pero esperese ud a las legislativas, porque un partido asentado y en crecimiento lento es. ¿Donde estarian si contaran con un entramado de comunicadores a sus servicio? Miedo
    -Macron que sera presidente, pero sin partido. Y la verdad, tb sin proyecto salvo ese que ha hecho estallar al PS. Ver legislativas tb.
    -La corrupcion les preocupa tan poco como aqui
    -La izquierda descarajada y sin opciones reales por un tiempo.
    Vamos, personalmente, paso palabra.

  4. Que angustia pasé anoche al ver que Marine superaba a Macron a eso de las 8:30 menos mal que solo se habían escrutado 20 millones de votantes. Y, al fin ganó Macron, ¡que alivio! y que alivio para todos los sensatos que vemos como algo trascendental que siga existiendo la UE. Que gran decepción para los ingleses del Brexit, para los holandeses de Wilders y para Trump y sus ciegos seguidores.
    No estoy de acuerdo con el articulista en que Maxcron era practicamente un desconocido hace unos meses. El fue escogido por Hollande y Vals para ser ministro de economía. Y junto con Vals hicieron la reforma laboral tan necesaria en Francia, país que lleva varios años sin casi crecimiento económico. El descalabro del PS es, por tanto, parcial. En efecto, Vals, recomendaba votar a Macron lo que le quitó mucho respaldo a Hammon. Todos los militantes y votantes del PS que rechazaron la reforma laboral obviamente apoyaron a Melenchon, abandonando tambien a Hammon. a mi manera de ver, los votrantes tradicionales del PS se escindieron en dos, los de más cercanos al centro izquierda votaron a Macron y los más cercanos a la extrema izquierda votaron a Melenchon. Este último mostró su cobardia al alabar a Chavez solamente y no a Maduro. ¿Es que no sabe que fue Chavez creó el estado fallido que es ahora venezuela?j

  5. Se ha evitado lo que hubiera dado lugar a un dilema espantoso para los demócratas consecuentes: que llegaran a la segunda vuelta los dos ultras, Le Pen y Melenchon.
    El mayor problema de Macron será la falta de una fuerza parlamentaria porpia suficiente: parece dificil que el entusiasmo de sus seguidores se traduzca en muchas escaños en las proximas legislativas.
    Le Pen tendrá que seguir esperando, con un sistema electoral que le perjudica (injustamente). Y Melenchon seguirá esperando eternamente, como correspodne a los demagogos. Que no haya pedido el voto para Macron es lo que cabía esperar de su discurso.
    ha etsadoi acerrtada hoy sudsana Díaz, evocando aporpósito del resultado de hamon (y del que se pronostica para el inenarrable Corbyn en Reino Unido) lo que espera a las izquierdas que se dejan seducir por los cantos de sirena del radicalismo.

  6. Ejemmm….
    – Sigo echando en falta que alguien ponga el dedo en la llaga. Los árboles del populismo y radicalismo no dejan ver el bosque del dolor social provocado por el austericidio. Por las políticas del centro-derecha europeo, en el que la socialdemocracia se haya ya incardinada. Los populismos, el ascenso de la extrema derecha, y todas esas cosas, no ocurren por generación espontánea.

    – Macron aprobó en su gestión con el gobierno seudosocialista de Hollande (el enterrador del PSF, como ZP, Ruby y baronías lo son del PSOE) incentivos fiscales generosos a las grandes corporaciones, no en vano viene de la banca, y abarató el despido. Su programa es más de lo mismo con la novedad de que no está ligado orgánicamente a los partidos clásicos del bipartidismo francés. Se parece mucho al cuñadismo de Ciudadanos, esos que hoy sacan pecho y de qué manera, incluyendo el episodio humorístico de Nart y Riverilla anoche, propio de Esteso & Pajares. Macron ganará porque el “pacto social republicano” funcionará para frenan a Marine Le Pen. Ocurrió con Chirac para frenar al Padre Fundador. Yo hubiese votado a ambos, por supuesto, el mal menor. Pero es más de lo mismo. Más Europa de los mercaderes, más Europa insolidaria, más Europa austericida. No es una garantía para lo que pase en años venideros.

    – Comparar a Mélenchon con Le Pen es como comparar a las gentes del PCE que estaban en Carabanchel con los que ocupaban despachos en la DGT de Sol.

    – Por último, ante una referencia intelectual como la de Susana Díaz, ya no puedo argumentar. El peronismo rociero es el futuro no ya de la aldea de Almonte en vísperas de romería, ni de la Andalucía profunda en la que los dirigentes locales van casa por casa pidiendo avales recordando una cosa que se llama PFEA (antiguo PER) y contratos en los planes de empleo. Es el futuro de España, de Europa y del mundo mundial. ¡Ele!

    Posdata: Peranzaguirre dimite. Un escalón más. En un país “uropedo” moderno, de esos de Vive la France, la oposición democrática estaría urdiendo ya las alianzas parlamentarias necesarias para desalojar democráticamente también a un partido carcomido de corrupción. En Españistán el partido que debería comandar esa operación de higiene necesaria lo que urdió fue la continuidad de Rajoy por motivos de “estabilidad” no explicados y a quien derrocó fue al primer secretario general del Partido elegido por sufragio universal. Siempre queda hablar de lo que importa, muy Venezuela y mucho Venezuela. En los dos siguientes nos vamos a hartar.

  7. La dimision de politicos como Esperanza Aguirre siempre deberia ser de celebrar. Desafortunadamente su escuela permanecera durante algun tiempo (eso si no acaban en Soto del Real o similares)

  8. Uno de los principales problemas de Francia es su antiliberalismo funcional , su jacobinismo retardatario y su inmenso y lento aparato de estado. Un gigante herido por internet y viscoso , con abundante producción legislativa paralizante.
    Macron lo sabe. Tiene experiencia desde una de la más alta magistratura del estado.
    Fatuos y ricos , los franceses caen muy mal en el resto de Europa , dispuestos siempre a descubrir el Mediterráneo.
    La operación Macron no es autónoma e independiente de los poderes del estado.
    Ha conseguido de manera inteligente apartar a los momios y su programa sideral.
    Como en España , todos escapan de la serpiente que cambia de piel.
    Un país no puede resolver sus problemas con gentes de consignas, con gentes poco instruidas en la administración del estado , con gente sin formación.
    ¿ Se puede cambiar los partidos políticos y su funcionamiento? No se puede. Tampoco Podemos. Es como preguntar si se puede cambiar la naturaleza humana , y más en concreto , su lado político.
    ¿ Se puede controlar ? Sin duda.
    ¿ Son los candidatos del PSOE los que representan a lo afiliados ? Tal vez Susana lo sea.
    Pedro y Patxi unos botarates.
    Estan muy por debajo de la sociedad española. Sin ideas . Mudos.

  9. Don Arthur, le emplazo a venir a Andalucía. Aparte de disfrutar conmigo de paisajes, paisanaje y gastronomía, podrá comprobar en la Andalucía profunda, la rural (la costera, la de las ciudades medias y capitales no vota PSOE desde hace años) si el clientelismo sustitutivo del antiguo señoritismo de derechas es de verdad el futuro de la socialdemocracia en el resto del país. Y otra cosa, muy subjetiva por mi parte, admito:: Pedro y Patxi pueden ser dos botarates. Pero dos botarates infinitamente más decentes que esta señora.. A todos los niveles. Acabará de enterrar al PSOE ella sólita, y le aventuro que tras décadas va a conseguir que la entente PP-CS gobierne la Comunidad.

  10. Hola Amistad. Celebro q me recuerdes. Muchos besos. Seguimos en la brecha

Deja un comentario