Vigilando a los vigilantes: el caso de Human Rights Watch

Barañain

A mediados de agosto una noticia que primero fue extendiéndose por Internet y luego saltó a las páginas de “The New York Times” y del británico  “The Guardian” puso de los nervios a Human Rigths Watch (HRW) la conocida  y potente organización vigilante del cumplimiento de los derechos humanos, fundada en 1978 al calor de los Acuerdos de Helsinki (inicialmente se llamó “Helsinki Watch”).

La historia afectaba al señor Marc Garlasco, uno de sus más destacados “investigadores” y “experto” en asuntos militares,  protagonista de las más aceradas críticas a Israel por el uso desproporcionado de su fuerza y el daño a la población civil palestina. Se sabía del personaje que había trabajado en el Pentágono antes de incorporarse a HRW y que, aficionado como era a la historia militar, había escrito algún libro sobre la parafernalia bélica de los nazis.  El mosqueo surgió cuando se desveló que era asiduo participante en foros relacionados con ese mundillo de los fascinados por el atrezzo nazi (lo hacía  con un nick dudoso o ambiguo – “Flak88”-, nombre de una pieza de artillería de la Wermach  que también se ha usado como código de comunicación entre neonazis).

 Al principio, HRW negó categóricamente que su prestigioso analista fuera un nazi y achacó todo a una campaña de difamación del “lobby judío” para desprestigiarles por la presión que ejercían contra la política israelí en Palestina. Y pusieron mucho empeño en destacar su “autoridad como experto militar”. La polémica y el nerviosismo de HRW fueron creciendo a medida que trascendían indicios comprometedores sobre los extraños gustos del señor Garlasco. Al poco de conocerse que, además, un abuelo suyo había sido militante hitleriano, HRW reconoció que tenía dudas sobre su idoneidad y decidió suspenderle en sus funciones mientras investigaban el asunto. En realidad lo que había eran apenas  indicios del mal gusto del personaje, obsesionado con el boato del nazismo.

 Sin embargo, al empeñarse HRW en enfatizar la idoneidad de Garlasco para criticar al ejército de Israel como experto militar que era tras su paso por el Pentágono –lo que no causaba inquietud alguna, todo lo contrario, a dicha organización-, hizo que algunos se fijaran en algo bastante más importante que sus criterios estéticos. Efectivamente, antes de unirse a HRW, Garlasco trabajó como analista de inteligencia sobre Irak en el Pentágono (¿recuerdan el personaje del agente Tom Ryan, interpretado por Harrison Ford?). En HRW estaba “especializado en la evaluación de los daños por combate, operaciones militares e interrogatorios”. Como tal experto, Marc Garlasco ha participado en la elaboración de una serie de informes de la HRW, incluida la investigación sobre el uso de fósforo blanco, la de unas muertes durante los bombardeos en la Playa de Gaza, y otras investigaciones sobre la conducta militar israelí.

 Pues bien, tras comprobar cómo criticaba HRW la actuación del Ejército de Israel (IDF) durante la reciente campaña en Gaza, es muy interesante saber cómo justificó una vez el propio Garlasco la alta cifra de víctimas civiles producidas en Afganistán. En una entrevista concedida a la CBS explicaba que no creía que “la gente realmente aprecie los esfuerzos que los militares de EEUU realizan con el fin de asegurarse de no estar matando a civiles”. Pero,  “si tanto cuidado están tomando, ¿por qué matan a tantos civiles?” le preguntaba  el entrevistador. A lo que Garlasco replicaba: “Porque los talibanes están violando el derecho internacional….. y porque los EEUU, simplemente, no tienen suficientes tropas sobre el terreno. Los talibanes utilizan el blindaje de las casas de la gente… Y a veces lo único que se puede hacer es lanzar una bomba”.

 ¿No nos recuerda eso a  los mismos dilemas con los que se enfrentaba el ejército israelí en Gaza? Entonces, ¿por qué Garlasco (y  HRW), por un lado, muestra tanta comprensión por la difícil situación que afrontan las fuerzas de EEUU en Afganistán, y por el otro, tan poca comprensión para los desafíos que afrontaba el IDF al tratar de defender el sur de Israel contra la amenaza de los cohetes (3000 sólo en 2008) desde Gaza?

 Lo de la doble vara de medir resulta aún más descarado cuando se conoce en detalle lo que Garlasco verdaderamente hacía en el Pentágono (y que lo acreditaba como experto para criticar a Israel, a juicio de HRW). Era un “seleccionador de los blancos” de los ataques aéreos al comienzo de la guerra de Irak. Disponía de 60 minutos para evaluar cuantos civiles podrían morir en los ataques a cada “objetivo de alto valor” – por ejemplo Saddam Hussein y el liderazgo iraquí.  Él mismo lo contaba: “Nuestro número tope eran 30 personas. Así, por ejemplo, si vas a por Saddam Hussein,…si vas a matar hasta 29 personas (víctimas inevitables, colaterales) en un ataque contra Saddam Hussein, no es un problema ». Y precisaba: “Pero una vez que se calculaba que podrían ser asesinadas  al menos  30, entonces se tenía que hablar con algún colaborador de Bush o del Secretario de Defensa Rumsfeld”. Garlasco afirmaba, sin inmutarse, que antes de la invasión de Irak recomendó hasta 50 ataques aéreos destinados a objetivos de alto valor. Sin embargo, reconocía que ninguno de los objetivos de la lista fue en realidad alcanzado. En cambio, “un par de cientos de civiles, al menos, fueron asesinados”.

 En otras palabras, el que en su trabajo anterior a HRW Garlasco contribuyera a la muerte innecesaria de “un par de cientos de civiles por lo menos“, no le incomodaba en modo alguno para criticar a  aquellos que se enfrentan con la misma difícil tarea en unas guerras que inevitablemente costarán vidas de inocentes civiles. A HRW, incómoda con las extrañas aficiones del personaje, tampoco.

 Claro que en HRW llueve sobre mojado. Poco antes del “escándalo Garlasco”, la directora de la División para Oriente Medio de HRW la señora Sarah Leah Whitson llevó a cabo en Arabia Saudí –ese paraíso de los derechos humanos-, una exitosa campaña de recaudación de fondos para su organización con el cebo –de éxito seguro entre los jeques-, de sus informes críticos hacia la “entidad sionista”. Tal vez ustedes crean que eso resulta cuando menos contradictorio o falto de ética. A la directiva de HRW no le parecía que hubiera nada de lo que arrepentirse. Al contrario, ante sus críticos se mostró encantada de estrechar lazos con la sociedad saudí habiendo sido ella, antes de su paso a HRW,  un miembro activo de un lobby pro-árabe en EEUU. Que no hubieran aparecido denuncias suyas sobre los derechos humanos en Arabia Saudí con motivo de su estancia allí lo explicaba porque si bien las había realizado no habían trascendido por la censura existente. Ella lo intentó, faltaría más, y a falta de resultados se llevó el dinero que le regalaron. Pero cuando se insistió en ello y se le pidió que aportara esas denuncias para su reproducción en otros medios, dio la callada por respuesta. Hasta hoy (¡y es que antes se coge al mentiroso que al cojo!).

 Y pocos meses atrás había sido motivo de polémica el bagaje ideológico de otro portavoz de HRW y reiterativo crítico de Israel, el señor Joe Stork. Alineado en su juventud en la extrema izquierda no dudó en apoyar al terrorismo palestino hasta el punto de que  su currículo incluye un lamentable artículo de prensa en el que llegaba a disculpar la matanza de atletas israelíes en los Juegos Olímpicos de Munich (porque “elevó la moral de los palestinos combatientes”). Ya en su madurez, ha sido asiduo de foros en medios árabes anti sionistas, incluido alguno muy sonado que organizó el gran Saddam Hussein.

Esos escándalos y especialmente la bochornosa captación de petrodólares han llevado a un destacado grupo de juristas y personalidades de los EEUU a hacer un llamamiento público para la renovación de dicha organización “fundada hace treinta años para proteger a los disidentes políticos de los regímenes represivos y cuyos líderes hace tiempo que han perdido los últimos rastros de sus valores y ética  originales”. Para ellos, al menos en lo que se refiere a Oriente Medio, “HRW ha degenerado en un lobby político, utilizando la fachada de los derechos humanos y el derecho internacional para promover una agenda radical”. A este grupo crítico se acaba de adherir recientemente nada menos que uno de los fundadores de la organización, Robert Bernstein.

Estos datos –y otros muchos que podrían invocarse referidos a otros tantos personajes u otras ONGs vigilantes de los derechos humanos-, lo que revelan es que en muchos casos los implicados son personas –o grupos-, con una determinada visión ideológica, con unos intereses políticos concretos. A lo cual nada habría que objetar si se presentaran así abiertamente, sin ese camuflaje de su preocupación por los derechos humanos que les da, a ojos de la ciudadanía, una apariencia de neutralidad, de desinterés partidista y de objetividad de las que carecen. Ese es el fraude. No se trata de cuestionar la globalidad del trabajo de organizaciones como HRW, por supuesto. Ni lo acertado de algunas de sus campañas. Ni de absolver necesariamente a los destinatarios de las mismas. Pero sí de ser conscientes de que no siempre son desinteresadas sus iniciativas ni están libres de sospecha sobre sus verdaderas motivaciones políticas.

 Dado el peso de las ONGs en la opinión pública, crecidas al calor del desinterés por la política institucional,  me parece importante estimular una recepción mínimamente crítica o escéptica de sus aportaciones. Porque, si cosas tan serias como las que he contado ocurren en una entidad de la potencia de HRW ¿qué no ocurrirá en tantos garitos como hay montados a base de subvenciones públicas?  No es fácil  plantear esto en nuestro país. Aquí, lo habitual es que la prensa reproduzca crédulamente cualquier denuncia de cualquier ONG,  sin molestarse en averiguar su solvencia o informar de los intereses políticos que pueda representar. Un dato: la prensa española  no se ha hecho eco de controversias o escándalos como los que aquí he resumido. ¿Será porque no cuadran con el guión que machaconamente se reproduce?

47 pensamientos en “Vigilando a los vigilantes: el caso de Human Rights Watch

  1. (Con el único fin de que nadie piense aquello de que “quien calla, otorga”).

    La técnica es conocida:

    Ante una catástrofe descomunal (pongamos, el genocidio que se está produciendo en Sudán), el partidario del genocida toma la palabra. Obviamente, no lo hace para condenar el genocidio, sino porque cree que el genocida tiene razón. Centra entonces su atención en un aspecto lateral del genocidio; resulta que, pongamos, las milicias animistas del Sur que intentan sobrevivir a los ataques de los Janjaweed cometen algunas atrocidades, torturando o matando a alguno de sus atacantes. El defensor del genocida se pone (y nos pone) en la piel del pobre Janjaweed que va a ser ejecutado. El genocidio, entonces, se difumina: sus causas, sus monstruosas proporciones, sus responsables, sus víctimas, quedan en un segundo plano, como parte del decorado.

    Durante los bombardeos y ocupación de Gaza, Israel mató a más de 1.400 palestinos, más de la mitad civiles, aproximadamente un tercio de ellos niños. Hubo 13 muertos israelíes: 10 soldados y 3 civiles.

  2. Tampoco nada nuevo al discurso habitual del articulista: los periodistas hacen la *jihad* desde sus medios, los jueces que investigan crímenes cometidos por las autoridades de Israel sólo quieren notoriedad y satisfacer su ego, además de estar vendidos a los palestinos, o quienes critican a Israel son antisemitas declarados, y patatin patatan …y ahora las ONG están infectadas de personajes poco respetables ( a diferencia del Gobierno de Israel, que mata como Dios manda). A fin de cuentas son las razones que siempre hemos escuchado a los verdugos. Yo creo que hoy deberíamos felicitarles a todos los verdugos por este artículo. Han dado un pasito más: ya no es que se impida enjuiciar a los criminales, insultando a los jueces que lo intentan, sino que ahora se impide ahogar la voz de quienes denuncian los crímenes de esos criminales. Por lo visto el problema no está en sacarle las tripas a un niño con una bomba, o matarlo de hambre, sino en quien denuncia que hay un niño con las tripas al aire tirado en suelo. Lo dicho: las razones de los verdugos. Felicidades a todos los premiados por el artículo de hoy.

    ::

  3. Que dificil es justificar una guerra.
    No lo logra nadie.
    Nos dicen que hasta en las guerras existen reglas y lineas que no hay que pasar.
    La realidad es que una bomba cae, explota y destruye,una bala disparada entra en el cuerpo humano y daña la vida.

    “Daños colaterales” son las palabras mas repugnantes que puede emplear un defensor de los derechos humanos.

  4. Ante los recuentos se antoja que civiles son todos, más o menos armados, más o menos obedientes, más o menos matados.
    Cuánto daño hace la corrupción, allí donde se asienta, y qué difícil es de desterrar.
    Los Derechos Humanos son una idea, como tal un valor en baja ahora y ‘for years to come’.
    Y no olviden ver “Vals con Bashir”, para disfrutar y recordar cuán civiles somos todos.

    //¿por qué las líneas de este blog salen tan largas y tan difíciles de leer?//

  5. Muchas gracias, Barañain. Yo diría que tiene toda la razón al pedir que apliquemos a las declaraciones de las ONGs los mismos criterios de exigencia que a los gobiernos o a los partidos.

    No querría ponerme de perfil, como Sicilia, pero creo que sería más sensato que en vez de hablar de Israel habláramos de los gobiernos de Olmert o de Netanyahu. Como me parece bastante irritante que se hable del lobby israelí en EEUU y no se recuerde que es el lobby del Likud.

    Sorpresa del día: un artículo inesperadamente sensato y didáctico de Miguel Boyer sobre las políticas ante la crisis:

    http://www.elpais.com/articulo/opinion/Perspectivas/economicas/elpepuopi/20091023elpepiopi_11/Tes

  6. Planteo un pregunta que nadie contesta:

    ¿Como es posible que “los franquistas” de nuestro pais de la mano de Aznar y Murdock,defiendan a “los judios”,y “el rojerio español” se decante en sentido contrario?
    ¿Es el mundo al reves o yo no se plantear preguntas.porque las despojo de los derechos humanos?

  7. Hoy me he quedado perplejo.
    Me he quedado perplejo ante las declaraciones de un diputado del PNV en la tertulia de los viernes en “los desayunos de TVE”.
    Despues de justificar su participacion en la manifestacion contra las detenciones de miembros de Batasuna,diciendonos que lo hicieron porque no aceptan este clima de “ingenieria judicial politizada” de los jueces y del estado español que se desprende de las actuaciones judiciales que se estan realizando en el entorno de eta,para combatir el terrorismo ,va y con todo el desparpajo politico posible nos dice ,hablando sobre el caso Gurtel,que “Hay que acorraralar a los corruptos con las leyes del estado,todos los corruptos a la carcel”.
    No se si se entiende lo que intento reflejar en mi comentario….pero creo que es evidente la contradiccion que hay en el fondo de sus palabras.
    La misma que hay en los populares cuando dcen que hay que acorralar a los etarras hasta levarles a manos de la justicia con los procediemtos que marca el esado de derecho y al mismo tiempo decir que el Gobierno de Zapatero emplea “ingenieria judicial politizada” las actuaciones judiciales que se estan realizando en el entorno del PP.

    En fin,perplejo estoy..pero no anonadado….jeje.

  8. Esperanza Aguirre no es tonta,de tonta nada.
    ¿Por qué no es Rodrigo Rato su candidato para presidir Caja Madrid?.

    Por que sabe que su mayor rival para alcanzar la presidencia del Gobierno de España ,como cabeza de lista en las proximas elecciones legislativas,no es Mariano Rajoy al que considera “tocado” ,sino el “hijo pRodrigo Rato”.

    Esperanza Aguirre no es tonta,de tonta nada.

    Ya saben “De CajaMadrid al cielo”…..jeje.

  9. Con permiso de Barañain (creo que también silbo con las manos en los bolsillos, como Sicilia), les iba a recomendar el magnífico artículo de Miguel Boyer en El País. Pero como veo que ya lo ha hecho Lobisón, les recomiendo la no menos magnífica columna de Juan José Millás en el mismo periódico. Valiente, dura y certera a mi juicio. Supongo que levantará ampollas a millones:

    http://www.elpais.com/articulo/ultima/Hombres/elpepiopi/20091023elpepiult_1/Tes/

  10. Hombre Fernando XIII deja ya tu fijacion por averiguar “el sexo de los angeles piratas” y hablame de los filibusteros que filibusterean (merodean) al Partajoy (partido de Rajoy).¿De que pie cojean?…¿Son de palo sus patas de palo o de aleacion?…¿Son sus OjOs de cristal de bohemia?..¿y los Garfios,son de platino con incrustraciones de diamantes para siempre?.
    ¿Donde estan las llaves?
    ¿En el fondo del mar negro?

  11. PMQNQ 15. Creo que Millás tiene razón, pero sangro por mi pequeña alma véterotestamentaria.

  12. Si tienen oportunidad de volver a ver el debate de los presupuestos,no se olviden de mirar con todo detalle la expresion de la cara de Cospedal .
    Refleja lo que muchos nos temiamos.
    El mayor enemigo de la mujer es la mujer.

  13. 16

    No tengo ningún interés en averiguar el sexo del pirata. No lo van a juzgar por haber abortado, cosa que con la edad que tiene no tendría problema de ser su sexo el femenino, sino por haber “abordado”, y es ahí donde reside el problema, ya que solo se pude abordar, sin necesidad de permiso paterno, hasta los 18 años. Si lo haces con 18 años cumplidos, te metes en líos con la justicia española.

  14. Comparto con el articulista de hoy el desprecio por la incongruencia y la hipocresía. Poco más. Me suena a “tu quoque”. Por otro lado… tengo entendido que también hay organizaciones de derechos humanos israelíes constituidas por israelíes que dan igualmente cuenta de los excesos de su ejército. A menos que todos sus integrantes sean ipso facto calificados de “self-hating jews” me pregunto si la cuestión esencial de la realidad fáctica o no de unas imputaciones se ve afectada por las consideraciones expuestas en el artículo.
    Y, repito, me parece en efecto digna de reseña la falta de ecuanimidad. En general y, en particular, en cuestión de derechos humanos. Pero lo cortés no quita lo valiente (va por Don Cicuta).
    Buenos días a todos.

  15. Fernando XXIX…creo que el PP ante el desastre de justicia que tenemos en la lucha contra la pirateria maritima,va a impulsar una iniciatia popular ,para disminuir la edad penal en los supuespos de pirateria maritima ,a la edad de 12 años.
    Espero que una vez aprobada poir el congreso ,no se les ocurra a los niños de 10 años a piratear a su antojo…..jeje.

  16. Lobisón, 17: yo también sangro, pero cuando uno va a Vanity Fair o a donde sea a soltar lindezas, merece que le recuerden ciertas cosas. El PSOE de Felipe González tuvo enormes méritos e hizo muchas cosas, muchísimas, por la modernización de este país y por la consolidación de la democracia. Eso es indudable. Pero no podemos olvidar que no todo fueron aciertos. Qu hubo enormes “errores”, por utilizar una palabra suave. Tantos, que hubo que refundar el PSOE para poder volver a gobernar. Por eso es tan llamativo asistir a tantas descalificaciones del Gobierno actual por parte de muchos de los que por acción u omisión, tomaron parte en aquello. Es mejor estar calladito para que no le recuerden a uno cosas desagradables.

    Aparte de que decir que Felipe elegía como ministros a personas que valían más que él, es algo que, sea o no cierto, lo debe decir cualquiera menos alguien que ha sido ministro con Felipe González. Sólo por pudor. Y decir que si se fuera ministro de Zapatero no se hubiera aguantado tanto como Solbes, pues le lleva a uno, que es de natural mal pensado, a pensar que si Zapatero le hubiera hecho ministro (o si le hubieran nombrado consejero de alguna gran compáñía), pues a lo mejor no se hacían tales declaraciones. Pero ya digo que esto no tiene por qué ser cierto, que es simplemente consecuencia de ser mal pensado.

  17. La ultima entrega de la saga “SAW” ,pelicula “Saw VI” ha sido considerarada como pelicula X por considerar que en sus imagenes rezuman, apologia de la violencia.
    Sin embargo se permte la comercializacion para menores de edad de “Blancanieves y los siete enanitos” digitalizada y en soporte Blue Ray,cuando todos sabemos como se acaba en ciertas comunas en lo mas profundo de los bosques…ejem.

  18. Por cierto…¿se imaginan el terror que habria`producido en la infancia franquist si en una de las escenas de “Marcelino Pan y Vino” ,el niño protagonista hubiera dicho la frase :”A veces veo cosas”?.

  19. Espero que el artículo de Millás no sea la consecuencia de las recientes reuniones de ministros y directivos de PRISA para *limar asperezas*. O la señal de alguna compensación futura a los chicos de *juanli*. Lo digo por seguir con la misma plantilla de razonamientos que algunos emplearon cuando los dos editoriales críticos de El País con ZP. Curioso que aquello fuera todo fruto de la maldad y el negocio y el artículo de Millás hoy sea hijo de la libertad de expresión y la normalidad. Qué cosas. No quiero ni pensar lo que se hubiera escrito hoy aquí si algún colaborador habitual de El País hubiera utilizado el mismo tono y nivel de adjetivos contra ZP que emplea hoy Millás contra Felipe en su artículo. Por no hablar de su rigor, aunque ya se sabe que lo que no mata engorda. Mucho más en el *nuevo socialismo*.

    De todas formas servidor hace tiempo que tomó una decisión ejemplar: como fui votante de Felipe, conozco a Felipe y su familia , colaboré con él humildemente, y admiro su labor como Presidente, no quiero contaminar con mi voto criminal, cómplice de aquellos terribles años de ignominia, según el razonamiento de Millás, la noble labor actual de ZP. Así que desde 2008 decidí dejar de votarle, algo que repetiré también en 2012. Espero que mi ejemplo cunda entre quienes somos culpables y cómplices de aquellos terribles años. Zp no nos merece.

    Lo que me resulta sorprendente, y Millás no aclara en su envidiable ejercicio de libertad hoy en El País, a diferencia de aquellos dos editoriales tan malvados que sólo eran fruto del final del *monopolio*, es que ZP insista en llevar a Felipe junto a él, elección tras elección, en todas las campañas. No quiero ni pensar el mal trago que pasará ZP cada vez que llegan las elecciones y tiene que aguantar al señor X hablando antes que él. Un detalle que Millás se olvida de comentar en su artículo, como también que ZP es diputado desde 1986 y no se tiene noticia hasta la fecha que levantara alguna vez la voz contra el criminal Felipe, su antiguo jefe, aunque todavía está a tiempo de dejar de soportarlo en silencio, como a las almorranas o a Solbes.

    Creo que es lo menos que podemos hacer los cómplices de asesinato y robo de aquella época por ZP. Así que ya sabes, compañeros de aquellos tiempos, hermano en el crimen, criminales todos: en 2012 no contamines al nuevo socialismo con tu voto. No votes a ZP. Pásalo y confiésate de una vez, so mamón.

    Gracias, Millás.

  20. Esta vez Polonio 25 ha destapado la caja de Pandora.
    No se si darle la razon,porque la tiene o porque pone en evidencia el respeto que tiene Zapatero a Felipe Gonzalez en contraposicion al poco respeto que tienen Millas y Solchaga ,por Gonzalez y Zapatero.

  21. Me decepciona el comentario de Polonio. Me parece totalmente demagogo.

  22. Interresante artículo de Barañain. Yo no tenía ni idea de los intríngulis de HUman Rights Watch. Leí por ejemplo su informe sobre la operación bélica de Israel contra Hezbola en Líbano y me quedé muy impresionado por la calidad y rigor de la información. No es cierto que HRW siempre cargue las tintas contra Israel. También leí en su día su informe sobre atentados suicidas contra Israel (Erased in a moment o algo así, si no me falla la memoria) y me pareció igualmente detallado y contundente.

    Hay otras organizaciones no gubernamentales que también documentan las brutalidades del ejército israelí. La que más admiro es Bteselem, una organización israelí. Los datos que proporciona no son menos estremecedores que los de Human Rights Watch. Btselem también registra, por ejemplo, los crímenes de palestinos contra palestinos en los territorios ocupados. Los testimonios son escalofriantes. Pero quien peor parado sale, sin duda, es el Estado de Israel.

    Me uno al entusiasmo de algunos por el artículo de Boyer. Es claro, directo, y está bien argumentando. Da razones poderosas de por qué conviene seguir activando la economía. Va claramente contra la subida de impuestos que ha aprobado el Gobierno. Pero lo hace sin dar lecciones y sin tono de superioridad. de ahí el contraste con Solchaga o Peces Barba, con ese tono tan irritante que tienen (por no mencionar a Leguina). Lo que me lleva sin remedio a hablar de la columna de Millás. Yo creo que alguno en este blog anda un poquito despistado. Millás, claramente, ha querido mostrar lo que supondría que los del nuevo testamento se pusieran a la altura de los del viejo. Por lo que yo sé, los del nuevo testamento del PSOE no se han prodigado en críticas hacia los dirigentes de la época de Felipe, lo que no ha impedido que Felipe y los suyos hayan hecho saber por activa y por pasiva su desdén y desprecio por los actuales dirigentes socialistas. Millás, con un estilo pretendidamente exagerado, ha querido mostrar adónde puede llevar el estilo chulesco, matón y perdonavidas que se gastan los de esa generación. Es verdad que los gobiernos de Felipe hicieron grandes cosas por el país, pero sus errores fueron mucho más profundos y dañinos que los que Zapatero y los suyos hayan podido cometer hasta el momento. Basta comparar el GAL con el proceso de paz. Yo no sé si Felipe elegía a ministros más inteligentes que él o no, lo que sé es que Zapatero de momento no ha nombrado a ningún Barrionuevo. Y dudo que si llegara a tener alguno, se ofreciera como abogado defensor en un tribunal, como hizo Felipe con Barrionuevo. Por eso hay que medir las palabras y mesurar el tono. El lado más positivo de la época de Felipe puede encontrarse en el libro de Maria Antonia Iglesias, La memoria recuperada.

  23. Yo no conoci a felipe ni a su familia, ni colaboré personalmente con él, sobre todo por edad. Mi voto mas o menos critico mas o menos entusiasta ha ido siempre, hasta la fecha, al PSOE.

    He defendido inumerables veces, porque asi me ha aprecido oportuno, las politicas de Felipe y de ZP, criticando también lo que me ha parecido conveniente.
    Creo con con sus defetcos y virtudes, en general, a la vista de los hechos esta, esta generación, debe ser por biología, tiene mucha mas “cintura” que la anterior, o es notablemente menos cascarrabias, y mas paciente.

    Paciencia que se ejercita al máximo cuando se pasa uno todo el rato oyendo a señores dando lecciones de todo… todo..todo.

  24. Don Cicuta, no se líe: no es ‘pretendidamente exagerado’ sino ‘deliberadamente exagerado’.

    Polonio 25: hágase mirar la tensión arterial, que estas cosas afectan al razonamiento. Por cierto, no creo que FG ni su familia compartan su silogismo.

  25. Efectivamente, yo también creo que el adjetivo adecuado a la exageración de la columna de Millás es “deliberadamente” y no “pretendidamente”.

    Otra cosa: Yo, al contrario que Sicilia, sí pertenezco a la generación de Felipe. Y también he tenido ocasión de conocerle. A él y a muchos de sus ministros y colaboradores. Y he sido votante y defensor suyo hasta las cachas. ¿Y qué? ¿Le quita eso a uno la posibilidad de reconocer los episodios de corrupción y de guerra sucia que hubo durante alguna de las legislaturas durante las cuales fue Presidente del Gobierno? No debería, ni por cuestión generacional ni por ninguna otra cuestión.

    Todavía recuerdo con horror verle y oírle en directo (en la tele) aquello de que si se va Guerra “se irán dos por el precio de uno”, y llevarme las manos a la cabeza pensando “qué caro vamos a pagar esto”. Y lo pagamos. Lo pagó el PSOE y lo pagó España, que tuvo que soportar ocho años de gobierno de Aznar (que dios no permita que se repitan, por favor).

    Respecto al lío de Prisa y Millás, me parece que intrpretar la columna de Millás de hoy (o la del otro día hablando de la cacería a Zapatero) como una opinión de Prisa es confundir el culo con las témporas (didicado a don Cicuta). Yo veo las dos columnas de MIllás como un acto de valentía “frente a” Prisa.

  26. PMQNQ y Don Cicuta 28: en el entorno de FG, a finales de la época anterior, se decía en broma que FG no sería recordado sobre todo por sus éxitos como jefe de personal.

  27. La diferencia que hay entre los que critican a Zapatero o lo defienden ,está en que los que le critican estan acojonados ante la marabunta de tontos de los cojones,mientras los otros estamos con el en el Septimo Cielo…..jeje.

  28. Buenas tardes.

    Ya veo que el artículo no ha interesado a casi nadie (excepto a la habitual “defensa en línea” pero sólo para manifestarse impertérritos, inasequibles al desaliento y, en fin, …prietas las filas,… faltaría más). Nada puedo replicar a sus profundas aportaciones. Lo que más me ha gustado, sin duda, es eso de Polonio sobre “el discurso habitual del articulista” que “a fin de cuentas son las razones que siempre hemos escuchado a los verdugos”. Y su muy fino “patatín y patatán”. Me quedo con el concepto.

    Gracias a Amistad Cívica, Lobisón y Permafrost por sus comentarios. Y a PMQNQ y Sicilia aunque, temerosos de Dios, se pongan de perfil (pero conste que la lluvia moja igual en esa posición).

    Y como apenas tengo con quien discutir, me explayo:

    Creo que la cuestión importante es que las llamadas ONGs (en la mayoría de los casos, mal llamadas “no gubernamentales” pues viven, al 100%, de las subvenciones públicas) gozan de una presunción de, digamos, “bondad”, excesiva. Se venden como supuestos productos naturales de la sociedad civil, articulada al margen de la ominosa política clásica y no parece que tengan que demostrar sus credenciales. A ello se suma la difusión bobalicona -sobre todo en España- de sus iniciativas por los medios de comunicación.

    Vistas de cerca, uno se encuentra con potentísimas estructuras (unas muy jerarquizadas y centralizadas, como HRW y más descentralizadas u horizontales otras, como Amnesty International), capaces de generar opinión, de presionar a gobiernos (a veces, de chantajearlos) no siempre de forma desinteresada. Y si en lugar de las grandes, nos fijamos en las domésticas, el espectáculo es mucho menos edificante: multitud de chiringuitos que viven, como he dicho antes, de la subvención de gobiernos, ayuntamientos y otras entidades que regalan generosamente el dinero, nuestro dinero, sin molestarse en cuestionar la finalidad que se le da, o la solvencia de quienes se lo gastan. ¿Alguien cree que esta multitud de grupetes sería capaz de soportar una mínima auditoría?

    Destacan especialmente las ONGs dedicadas a la causa de la paz y los derechos humanos. A veces parece que llegan a vivir del conflicto (como una parte de eso que se ha llamado “la industria de la paz”). Y destaca su fijación en unos pocos asuntos o conflictos de los muchos que se dan el mundo. Algunas son, de hecho, monotemáticas. En no pocos casos, son el refugio de lo que antaño constituyó la extrema izquierda, restos del naufragio del comunismo que han encontrado en la causa universal de “la paz” o de “los derechos humanos” una nueva forma de presencia política. Como el “antiimperialismo” o el “antiamericanismo” vulgar ya no sirve (y menos desde que Obama les ha trastocado los esquemas), la kefia palestina es un buen sustituto de la efigie del Ché. La causa real de los derechos humanos en el mundo no les interesa gran cosa; si así fuera, no darían abasto en combatir el horror inmenso del mundo islámico, por poner solo un ejemplo. Pero eso es tabú. ¡ Israel, la “entidad sionista”, ese sí que es un filón ! Al fin y al cabo, se trata de un islote minúsculo de auténtica civilización occidental (o sea, libertad, progreso, democracia, igualdad, tolerancia, diversidad, etc…) incrustada en el “sojuzgado” mundo árabe, la excusa perfecta para dar rienda suelta a sus viejas obsesiones. Una de ellas, el antisemitismo, es tan tan vieja que ahora se presenta travestida de “antisionismo” o “anti-Estado de Israel”.

    ¿Que no se debe generalizar? Por supuesto. Ya he escrito en el artículo que se trata de estimular la recepción crítica de sus aportaciones, el sano escepticismo, no de cuestionar por sistema su trabajo. A veces, es interesante y a veces (pocas) casi insustituible (aunque en general arriesgan poco: tienen un público fiel al que le dan siempre sólo lo que ese público espera recibir).

    Decía Permafrost que debe haber organizaciones defensoras de los DDHH también en Israel, críticas con su gobierno. Por supuesto que las hay y muy activas (tal y como cabe esperar en un país democrático). Una de ellas, B’Tselem, la más veterana y conocida, ha sido la más citada, junto con HRW, en el funesto informe del sr. Goldstone para el llamado Consejo de Derechos Humanos de la ONU, el bodrio ese que pagamos todos en Ginebra. Pero, lo que son las cosas, hasta en eso hay diferencias. Así como HRW -la de los petrodólares infames-, ha callado, B’Tselem no ha dudado en descalificar globalmente el libelo de Goldstone sin por ello condonar la actuación del gobierno de su país. Y eso que el señor Goldstone se ha referido muy especialmente a sus informes y denuncias sobre la actuación militar en Gaza. La de B’Tselem ha sido una rara muestra de honradez y honestidad intelectual. Justo lo que falta en Human Rigths Watch.

  29. Como lo cortés no quita lo valiente, diré que comparto casi todo lo dicho por Polonio en su post sobre la columna de Millás que, a mí también, me ha parecido lamentable aunque no comparta nada de la letanía esa (estilo Carlos Carnicero, por ejemplo) de la vieja guardia a la que tan poco caso se le hace desde el gobierno de ZP.

  30. Hoy Don Cicuta estará que trina con “las frases hechas”,sobre todo cuando Barañain escribe “Como lo cortés no quita lo valiente…”.
    Que tiempos aquellos en los que Don Cicuta se batia a “navajazos” con A verlas venir…..jeje.

  31. Barañain, por “no” alusiones: he comentado tu artículo y he sido el único en mencionar a Btselem, al César lo que es del Cesar, y a Santa Rita lo que se da no se quita.

    Pues yo he dicho pretendidamente “pretendidamente”, aunque a lo mejor quería hacerlo “deliberadamente”, qué puñetera es la lengua. Es lo que nos pasa a quienes hablamos español y croata con la misa fluidez, que nos liamos. Pido disculpas.

  32. No seamos puristas, PMQNQ, o acabaremos como Don Cicuta, prohibiendo oir jazz de la costa Oeste porque Chet Baker y Gerry Mulligan eran blancos.

    Lo que me sorprende es la relación que establece AC entre el croata y Fu Manchú.

  33. Lo de la relación entre lo croata y Fu-Manchú sí que suena raro, justo es reconocerlo.

    ( A mí los croatas siempre me han parecido un poco plastas, sin más. Me acuerdo cuando exhibían -como si se tratara de heridas monstruosas-, las débiles muestras de la guerra que asoló la antigua Yugoslavia. En Dubrovnik era difícil apreciar las huellas de los bombardeos bosnios, apenas unos pocos agujeritos en sus venerables murallas, rapidamente restauradas con el dinero de la Unión Europea. En cambio, cuando llegabas a Bosnia-Hercegovina resultaba casi insoportable la visión de tantas aldeas devastadas, convertidas en cenizas humeantes. Y Mostar,…. barrios enteros con sus edificios con aspecto de queso de Gruyere, … la obscenidad de la devastación. Algo casi insoportable de contemplar. ¡Y los croatas lloriqueando por cuatro agujeritos! )

  34. Bueno; hoy nos descubren que hay unas ONGs más fiables que otras (¡quién lo dijera!). Pero esto, que podría parecer una banalidad, es en realidad muy importante, porque sirve para justificar el asesinato de niños.

    Pronto el mismo autor nos perpetrará otro artículo sobre, por ejemplo, los problemas de la vivienda. Aprovechándolo, se nos cantarán las virtudes de la política constructiva de Israel en los territorios ocupados y las demoliciones de casas palestinas que con tanta eficacia practica. Otra vez perorará sobre la sanidad; lo hará en defensa de los bombardeos de los hospitales en Gaza, del ametrallamiento de ambulancias, de impedir los tratamientos a los enfermos palestinos… Ah, y la ONU, su Consejo de Derechos Humanos, es un “bodrio que pagamos en Ginebra”. Ni el mismísimo Aznar lo hubiera dicho mejor. Y, por supuesto, que no falten las acusaciones de antisemitismo, porque el “bastión de la civilización occidental” (¿a qué suena esto?)…. En fin; para qué seguir.

    Todo esto sería para tomárselo a chufla si no fuera tan siniestro.

  35. Millás solo pretende recordar a los Solchaga, Leguina y otros divinizadores de la presidencia de FG, que hubo tambien cosas lamentables. Dicho esto, tambien es verdad que a FG le tocó la más sangrienta etapa de ETA y del Ejercito Vasco Español reconvertido en GAL. Y esto despues de un intento de golpe de estado cuyo mayor pretexto era acabar con ETA y cualquier otro vasco que se pusiera por medio. La corrupción de FILESA y Time Export es más lamentable teniendo en cuenta que fue el PSOE el que había votado a favor de una ley estricta de financiación de los partidos políticos. Creo que, en efecto, Millás es bastante valiente teniendo en cuenta que PRISA es un reducto de divinizadores de la etapa de FG.

    En cuanto a Barañaín, veo que después de desvelarnos que HRW está lleno de anti-sionistas y de advertirnos que no nos fiemos en general de las ONGs dedicadas a los derechos humanos, arremete contra el Juez Goldstein y la ONU llamándoles infames. Goldstein debe ser uno de esos “self-hating jews”. Al igual que Berlusconi ha seguido con cámara durante 24 horas al dia al Juez que le ha quitado la inmunidad parlamentaria, para desvelar sus defectillos y ridiculeces, me temo que el MOSAD esté siguiendo al juez Goldstein y sus colaboradores para pillarles en alguna cosilla criticable. En cuanto a porqué los occidentales criticamos más a Israel que a otros países que cometen atentados contra los derechos humanos, la contestación es que es así precisamente porque Israel se considera que forma parte de ese mundo occidental. Lo que hacen Sudán o Rusia o China o Sri Lanka con las minorías rebeldes me es mucho más ajeno que lo que ocurre en Palestina, porque los israelíes tienen democracia, científicos, escritores, artistas que pueden comprender nuestras críticas. Parece que son pocos los que lo hacen, posiblemente los que menos creen que Jehová certifica que todo aquello les pertenece.

  36. No, Magallanes, no hace falta que el Mossad siga al señor Golstone para pillarle en alguna falta. El resultado del trabajo del señor Goldstone es tan obvio que no hace falta desvelar ningún dato adicional. Por eso, porque es así de obvio, quienes se reclaman de la democracia, en general, lo han denostado con razón y argumentos -incluida la ONG B’Tselem, nada sospechosa de proclive a la política del gobierno de su país-, y por eso quienes representan como nadie la tiranía y el desprecio por la vida y los derechos humanos, lo han aplaudido con entusiasmo.

    Debe ser muy confortador tener convicciones tan asentadas sobre el conflicto de Oriente Medio. Impermeables a cualquier dato, a cualquier evidencia. ¿Que se desvelan interesantes datos sobre ciertas importantes ONGs? Nada, es cosa del Mossad. La cuestión -aunque sólo sea, como he dicho antes, por honradez intelectual-, es si es o no relevante el hecho de que una organización tan importante como HRW esté en manos de personajes como esos a los que me he referido. Si esos datos son o no importantes para cuestionar determinadas críticas que esa organización ha llevado a cabo. Si es o no significativo que semejantes polémicas -aunque les disguste a algunos, deberían ser capaces de reconocer que es muy fuerte lo de sus dirigentes Garlasco, Leah Whiston y Stork-, no hayan encontrado hueco alguno en la prensa española, habitualmente tan generosa a la hora de propagar cualquier melonada que provenga de semejante organización a la que invariablemente “Hamas News” califica como “prestigiosa”.

    Al final uno siempre puede recurrir a ese mantra tranquilizador de que se critica especialmente a Israel precisamente porque se trata de una democracia, porque es de los nuestros. Me temo que no cuela.

    En realidad, sería todo más sencillo si quienes niegan el derecho a la autodeterminación del pueblo judío reconocieran que esa es su objeción fundamental. De ese rechazo deriva lo demás, aunque se disfrace de preocupación por los derechos de los palestinos (que si en algún sitio son respetados es única y exclusivamente en Israel, aunque algunos en este blog finjan ignorarlo).

  37. 35

    Bueno, Barañain, teniendo en cuenta el nivel *millásico* de algunas réplicas a mi post, mejor hubiera sido decir que *lo valiente no quite lo cortés*. Al menos en mi caso. ¿No cree?

    ::

  38. Estuve a punto de hacer el mismo comentario….pero preferí hablar de “las luchas intestinas” entre Don Cicuta y A verlas venir…que tiempo aquellos,hasta Mr Alguien estaba de los nervios…jeje.

Deja un comentario