Viernes trascendental

H2S3

Este próximo viernes 2 de octubre se tomarán dos decisiones que tendrán un gran impacto sobre nuestro futuro. Por un lado, los irlandeses volverán a votar sobre el Tratado de Lisboa y, por otro, los miembros del COI decidirán si Madrid organiza los Juegos Olímpicos de 2016.

La trascendencia del segundo referéndum irlandés está fuera de duda. La probable, que no segura, victoria del sí, reactivaría la ratificación del Tratado de Lisboa, enésimo intento de la Unión Europea de dotarse de instituciones más apropiadas y ágiles para un club de 27 países y que pretende seguir siendo relevante en el nuevo mundo global. El sí irlandés pondría seguramente contra las cuerdas al siempre difícil y adalid de los euroescépticos Presidente de Chequia, que amenaza con más maniobras dilatorias.

Ahora bien, no cabe descartar un nuevo no irlandés; la crisis juega en ambos sentidos: miedo a quedarse fuera de la Unión pero también deseo de castigar al Gobierno. No tengo ni idea de lo que pasaría si ganara el no. Está claro que el Tratado de Lisboa quedaría herido de muerte. Vaclav Klaus no firmaría la ratificación y más que posiblemente Polonia y el Reino Unido tampoco, este último porque el nuevo Primer Ministro británico conservador, cuya llegada al Gobierno es probable en las elecciones previstas para primavera, ha anunciado que convocaría un referéndum que sin duda ganaría el no. Lo más probable es que a corto plazo la Unión se mantuviera en el estado de crisis paralizante que viene experimentando durante el último lustro, pero quién sabe, a lo mejor el fracaso de Lisboa llevaría a una mayoría de países – los fundadores y otros importantes como España – a acometer un proyecto de unidad política más ambicioso.

En todo caso, más vale malo conocido que bueno por conocer. Ojalá gane el sí y la Presidencia española de enero de 2010 tenga el importante cometido de empezar a aplicar el Tratado, gobernando una nueva Unión Europea, más cohesionada, más ágil y más eficaz.

La relevancia de la segunda elección es seguramente menos tangible. A la mayoría de los madrileños nos gustaría que nuestra ciudad, que cuenta con las instalaciones para ello, albergara unos Juegos Olímpicos que la situaran en el lugar que le corresponde en el mapa mundial, mientras que una minoría preferiría evitar el engorro. Ambas opciones son perfectamente legítimas: los Juegos son una oportunidad pero también un riesgo inversor.

En todo caso, se me antoja que la decisión puede ser trascendental especialmente en clave política interna: ¿Cómo afectará la decisión al futuro político de Ruiz-Gallardón?

Gallardón es el eterno candidato frustrado del PP a la Moncloa. Por razones ignotas, su partido le quiere menos que el electorado. Con independencia de la adscripción política de cada uno y la opinión que se tenga de Gallardón, la inmensa mayoría de los españoles considera que las posibilidades electorales del PP aumentarían sensiblemente con él como cabeza de lista en las próximas elecciones generales. Ha ganado dos elecciones autonómicas en Madrid y dos municipales, de calle, tiene imagen de buen gestor y un perfil centrista y además cuenta con el apoyo de PRISA. Es absolutamente incomprensible que su partido limite sus propias posibilidades de llegar al Gobierno  pero no seré yo quien lo lamente.

Pongamos que Madrid no sale elegida, la opción más probable dado el informe relativamente negativo de la comisión de evaluación del COI, la norma no escrita de rotación continental y la fuerza de las otras ciudades candidatas. Gallardón ha apostado muy fuerte por el triunfo y se llevaría un golpe político muy fuerte, al punto de que seguramente no repetiría como candidato municipal, entre otras cosas porque Ana Botella se postula para reemplazarle. Paradójicamente, ante la tesitura de su abandono de la vida pública, su derrota podría propiciar que entrara finalmente en las listas al Congreso y, de ganar Rajoy al albur de la crisis, que se convirtiera en uno de los hombres fuertes del Gobierno.

Por otra parte, imaginemos que Madrid gana frente a todo pronóstico, que gana incluso al Chicago de Obama. Su éxito personal sería monumental y difícilmente el pueblo de Madrid – especialmente dado que seguimos sin candidato socialista – le negaría una nueva victoria en 2011. De aquí a entonces pueden pasar muchas cosas, incluidos el procesamiento de la plana mayor del PP en Valencia, que salga a la luz toda la mierda acumulada por el Tesorero Bárcenas bajo el mandato de Rajoy, que se juzguen todos los líos montados por Esperanza Aguirre – espionajes, FUNDESCAM, etc. En todo caso, no veo cómo el aparato del PP podría oponerse si Gallardón volviera a expresar públicamente su deseo de cambiar la Alcaldía por el Congreso. La única duda es si figuraría como cabeza de lista o si Rajoy habrá conseguido mantenerse a lomos de la crisis y los fallos del Gobierno socialista.

De las dos decisiones del próximo viernes, es evidente que el resultado del referéndum irlandés es sin duda la más trascendental. En este país a menudo olvidamos, o no somos suficientemente conscientes, de la importancia que tiene la Unión Europea sobre nuestras vidas. Si más de dos tercios de la legislación que se aplica en España tiene su origen en Bruselas y Estrasburgo, es evidente que nos interesa enormemente que pueda labrarse en las mejores condiciones políticas posibles. De la misma manera, nuestros intereses de cara al resto del mundo, serán mucho mejor defendidos cuanto más cohesionada sea la Unión, tanto si hablamos de políticas comerciales como de ayuda al desarrollo o de hacerle frente a las amenazas globales – terrorismo, proliferación nuclear, pandemias, etc. La mejor prueba de que es urgente perfeccionar la Unión Europea tal y como es hoy es la ilegitimidad que supone que unos pocos millones de irlandeses vayan a tomar en solitario una decisión que afecta a más de 500 millones de europeos.

Dicho esto, la decisión olímpica sobre Madrid tiene su miga. En el Ayuntamiento de Madrid son legión los que no tienen ninguna fe en que Madrid pueda ganar, pero el Alcalde ha invertido mucho tiempo y mucha energía y una victoria, o una derrota, tendrá un impacto crucial en su futuro político. En este sentido, no quisiera estar en la piel de Esperanza Aguirre: ¿qué será peor para su detestado Alberto, que gane o que pierda?

17 pensamientos en “Viernes trascendental

  1. Hostias, que buen artículo…
    Se me olvidaba que no es de recibo autoalabarse…
    Jopé, y ahora va Obama y anuncia que estará presente… Y Zapatero… Quién podrá más?
    Suponiendo que gana Madrid, que es un suponer, seguro que el crédito de haber vencido a Obama -desde luego en El País- se lo lleva Gallardón antes que ZP o el Rey.

  2. Pero esta mujer no tiene vergüenza o qué?
    La secretaria general del PP, María Dolores Cospedal, afirmó hoy que el Partido Popular es “el gran representante de las clases medias y la clases trabajadoras” de España que, según dijo, el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero está “castigando” con subidas de impuestos y “más parados”.

  3. Decíamos ayer que PRISA se había visto forzada a vender una parte de Santillana, la jewel of the crown, pero que los 250 millones recaudados palidecían contra los 5.000 de deuda. Al cierre de las bolsas, nuestro bienamado Juanli nos sorprendía con la venta del 35% de su filial portuguesa Media Capital por 157 millones.
    Ay, ay, ay, Juanli, parece que quieres postergar tu agonia. No sería mejor llegar a un acuerdo digno, embolsarte el blindaje de tu contrato y dedicarte a escrbir editoriales estrella? Que obsesión por tener tu tele, peor que el tabaco, va a acabar contigo…

  4. Se nota que estoy tratando de inflar a comentarios el excelente artículo de la jornada sobre una cuestión absurda cual es la del referendo europeo? Es lo que tiene la política local…

  5. Tras el anuncio de que Obama estará en Copenhague http://www.gamesbid.com, sorprendentemente da a Madrid en segundo lugar tras… ohhh sorpresa, Chicago. Lo malo es que parece que Madrid fuera última…
    CITY
    Chicago CHI 09/28 61.24 58.78 1.23 61.24
    Madrid MAD 09/28 59.50 57.80 0.00 57.80
    Rio RIO 09/28 61.61 59.73 0.19 61.42
    Tokyo TKY 09/28 61.41 59.20 0.18 59.02

  6. H2S3; agua.

    Gracias por tu artículo, aunque sea flojillo (te lo has buscado).

    Me parece a mí que el viernes 2 no va a ser trascendental.

    – Lo que digan los irlandeses no va a sacar a Europa de su ensimismamiento. Creo, como tú, que sería mejor un sí, más que nada para evitar el bochorno de otro traspié. Estoy, además, casi seguro de que el sí triunfará. Pero, en mi opinión, las mejoras que incorpora el nuevo Tratado son tan limitadas que no vamos a notar diferencias significativas cuando entre en vigor. En ese sentido, tal vez un “no” pudiera ser a largo plazo más rentable, porque podría convertirse en el revulsivo que nos quitase la caspa de encima y nos permitiese ir a una integración más profunda en un grupo más reducido. Problema; con quien nos tocaría ir a una verdadera unión política sería con los Sarkozy, Merkel y Berlusconi… Lo cual supone desnaturalizar el proyecto progresista y solidario que encarnó Europa, la idea de Europa, durante décadas. Así que lo veo mal, en pocas palabras.

    – En cuanto a los juegos, cualquier pronóstico es ocioso. Los miembros del COI son la constituency más corrupta que uno haya conocido. Con todo, mi opinión ha variado, porque pensé inicialmente que nada se resistiría a Obama, pero me barrunto ahora que ganará Río. Creo sinceramente que a Gallardón no le perjudicará la derrota de Madrid. Y, en el caso improbable de que gane, cabe recordar que quien lanzó Barcelona 92 fue Serra (aunque es verdad que el alcalde que ganó y gestionó los juegos fue Maragall). No me imagino que Gallardón se quedase “clavado” en Cibeles hasta 2016, sino que, si la coyuntura le favorece, saldrá como un poseso al asalto de la Moncloa.

    Abrazos para todos.

  7. Para que sigamos con la crucifixión de El País, os copio una frase de su editorial de hoy, referido al resultado de las elecciones en Portugal:

    “Un Gobierno frágil y extremadamente dependiente deberá lidiar, en el país más pobre de la Unión Europea, con alarmantes niveles de deuda, déficit público y paro, un escenario bien conocido también a este lado de la frontera”.

    ¿Portugal, el país más pobre de la Unión Europea? Los niveles de paro “alarmantes”, ¿comparados con qué?, -hombre, están en el 9 %, lo que es muy malo-. Resumiendo: asombrosa falta de rigor.

  8. Gracias por el artículo, H2S3. Yo me encuentro entre los que no quieren que Madrid tenga las olimpiadas. Me parece un derroche de dinero y esfuerzo. Y si queremos cambiar la ciudad, no necesitamos unas olimpiadas. Imaginaros a Gallardón con “barra libre” para hacer obras….. Por no hablar de los “daños colaterales”. Algunos estamos esperando que la vivienda sea asequible para jóvenes y capas populares, y no quiero pensar cómo se hincharía de nuevo la burbuja inmobiliaria a base de especulación…..

    Respecto a Irlanda, yo me pierdo. Todos esperamos que voten para sí para que la mejora sea imperceptible para los ciudadanos y los sesudos estudiosos nos cuenten cómo ha mejorado la UE gracias a que no sé qué país tiene 3 diputados más en un Europarlamento que decide más bien poco….

    El periódico global sigue a lo suyo aunque ahora la Gürtel le tiene entretenido. Una pena la falta de rigurosidad en los editoriales, como señala Teoura.

  9. Hoy me niego a que H2S3 marque el transcurso de mis opiniones del dia…queda claro ,pues,que no pienso hablar de Irlanda,ni de Cebrian,ni de la Gurtel ,ni de Cospedal ,ni de Camps,ni pienso decir la corazonada que tengo…jeje.

    Asi que ire al grano.

    “Si una pandilla de inútiles les ganamos las elecciones, el PP debería preocuparse”….JAJAJA….que nervios.

  10. Estoy de acuerdo con que el Tratado de Lisboa es muy insuficiente comparado con lo que haría falta para que Europa pudiera realmente explotar su mejor potencial político, económico y social, del que el mundo anda bastante necesitado. Pero sin siquiera este Tratado descafeinado la cosa será mucho peor.
    También estoy de acuerdo en que sería mucho mejor que Madrid destinara mucho más a recursos sociales (viviendas, guarderías, parques, etc) pero tampoco parece una opción factible dado el estado catatónico del PSM y la tendencia de “nuestros” gobernantes populares. Así las cosas, los Juegos Olímpicos serían una excusa para, bien gestionados, mil inversiones que atraerían mucho dinero que indirectamente repercutiría sobre el bienestar general.

  11. Ayer y hoy, aunque puede que mañana tampoco.

    ::

    La capacidad de Rajoy para meter la pata en los momentos importantes la debería estudiar alguna escuela psicológica: lleve usted 500 autobuses a Dos Hermanas para que la prensa resalte al día siguiente *los chuches* como mejor resumen. Sigo pensando que este hombre es el mejor aval de ZP para renovar en 2012. Así se entiende que el PSOE lo mime tanto. Qué nivelazo estamos viviendo enestepais.

  12. Mi más cordial enhorabuena para H2S3 por su artículo ….. y de paso, para su capacidad de autobombo. Este no necesita ni padre, ni madre, ni perrito que le ladre. En referencia al meollo del tema, ya es conocido mi escepticismo en relación a las cosas europeas (no confundir con el euroescepticismo equivalente a posicionamiento contrario a la integración europea), y mi crítica constante al nivel de construcción al que hemos llegado en base a un modelo políticamente invertebrado, muy burocratizado y muy centrado en lo mercantil. No creo que ocurra nada extraordinario pase lo que pase en Irlanda. Si hay que pasar del Tratado de Lisboa al de Navalcarnero, se hará.

    ¿Olimpiadas? Como sólo voy ocasionalmente por Madrid, no sé hasta que punto redundaría la “corazonada” en la geografía urbana de la ciudad y hasta que punto serían visibles los eventuales beneficios. Barcelona era otra cosa. La nominación olímpica supuso un cambio estructural bestial a todos los niveles. La ciudad salida del franquismo y del desarrollismo industrial de los sesenta, con un montón de problemas funcionales, ambientales, servicios ineficientes, colapso circulatorio, etc …. se convirtió a fines de los ochenta en la moderna área metropolitana que es hoy gracias a las inversiones que siguieron a la nominación y a la gestión de Maragall, consagrado como el mejor alcalde de la historia de la Ciudad Condal. No creo que esas sean las necesidades del Madrid de hoy, y de ahí mis dudas.

    Dos apostillas:

    – Creo que Gallardín ha apostado mucho por este proyecto. Si no sale adelante (como es previsible), se pegará un batacazo político, y la dama de la Puerta del Sol no tardará en volver a buscarle las cosquillas. Si sale la cosa adelante, sacará pecho henchido de orgullo y volverá a optar a las más altas magistraturas posibles. La suerte que estos del PP madrileñí tienen ante estas y otras ya la ha señalado el articulista: la izquierda (principalmente el PSM) ni está ni se le espera.

    – Ya que también se ha señalado aquí la “vis corrupta” que caracteriza a los responsables de los organismos del movimiento olímpico, ¡¡ coño, haber puesto al frente del proyecto Madrid 2016 al Bigotes, a Correa, a la Corusha, etc …. ¡¡ Con dos trajes de Milano y cuatro comisioncillas de nada, Olimpiadas pa Madrí. ¿Que no?

  13. El voto negativo de los irlandeses me preocupa menos que las intrigas que Vaclas y sus senadores están montando para diferir la aprobación del Tratado de la Unión. Si lo consiguen, tendrán al candidato Cameron inglés dispuesto a hacer un referendum en Inglaterra si él gana las elecciones en la próxima primavera. Una Inglaterra diciendo NO es mortal para que la UE pueda consolidarse mas. Y si la UE no prosigue en su cohesión, seguiremos siendo esa extraña potencia económica cuyas “provincias” tienen votos muy distintos en toda clase de temas políticos (inmigración, Cuba, Israel, etc.). Los que ganan son todos los Jefes de Gobierno y Ministros de Asuntos Exteriores de las “provincias”, que seguirán asistiendo por separado a todas las reuniones internacionales haciendo sus propias declaraciones y chupando cámara para los ciudadanos de su “provincia”. Los Checos y Polacos, después de haberse quitado el yugo soviético, temen el yugo de la UE como si fuera la heredera del imperio Austro-Hungaro del que se independizaron. Son unos auténticos provincianos. Lo de Inglaterra es diferente, a caballo entre EEUU y la UE, no quieren perder esa posición que les permite seguir pensando que son una gran potencia. Pues bueno, las decisiones internacionales quedarán en manos de EEUU, China, Japón y Rusia.

    Como ciudadano egoista, no tengo el menor interés en que Madrid sea elegido para las Olimpiadas. Si ya estamos llenos de obras públicas, ¿que será si nos tocan las olimpiadas? Sobre todo para los que no vamos a sacar un provecho económico.

Deja un comentario