Venezuela, ¿eso es una estación de metro?

Guridi

Albert Rivera se ha ido a hacer campaña a Venezuela. No sólo porque en Venezuela la democracia se haya degradado hasta volverse irreconocible, sino porque Ribera cree que hacer campaña en Venezuela perjudica a Podemos. 

Es posible, la verdad. Podemos aún tiene que explicar sus relaciones con la Venezuela chavista, que le vienen de antes de que Iglesias fuera profesor. Pero no creo que eso haga que Podemos pierda votos. 

Lo que puede hacer que Podemos pierda votos es algo que no está al alcance de Ribera. 

Podemos puede perder votos cuando se demuestren sus principales defectos. El primero de ellos es que es un partido caudillista. Más incluso que Ciudadanos. Todo lo que hace y dice Podemos, como arrogarse la invención de la democracia o de las primarias, se contradice con su elaboración de las listas, sus sistemas de ascensos y nombramientos internos, la gestión de su grupo parlamentario y hasta con la decisión de a quién le toca salir en el programa de Ferreras hoy. 

Lo segundo, el que Podemos también se arroga ser el partido que representa a la clase trabajadora, sin recursos, la gente más perjudicada por la crisis. Pero no es verdad. Si se miran las encuestas, se ve claramente que Podemos es el partido de los universitarios enrabiados porque no han conseguido trabajo nada más salir de la carrera. Las clases populares no se reconocen en los deseos e inquietudes de estos universitarios ceñudos. 

Cuando no tienes transporte público hasta el trabajo, el colegio de tus hijos tiene goteras, no tienes dinero para el comedor escolar y tu jefe insinúa que te iría mucho mejor en el trabajo si te dejases tocar el culo, las inquietudes de Rita Maestre, las páginas web de Pablo Soto, las magdalenas de Carmena o los títulos que tenga el Kichi te dan igual. Y, desde luego, las divagaciones de estos tipos en la tele te enervan. Porque no te las puedes creer. Puede que seas pobre y sin estudios, pero no eres tonto. Así que cambias la tele para ver telecinco y no pensar en tus problemas. Mientras, Artal te llama tonto en twitter por no votar lo que ella quiere. 

¿Y Venezuela? ¿Qué importa Venezuela? Importa no haber visto un inspector de trabajo en la vida. Importa más aún haberlo visto y que no haya pasado nada. Importa que hayan quitado la ayuda de la dependencia a la abuela, o que ésta no pueda pagarse las medicinas. Importa que el día 20 te queden sólo 25 euros para pagar el mes. 

Pero eso no le importa a tipos que no conciben que pueda haber gente en tu situación. Y si se fijan en ti, es sólo para señalarte con desprecio y burlarse de ti porque sigues votando al PSOE o, peor aún, al PP.  

Venezuela es una milonga. Las bajadas de impuestos de Rajoy son otra. Las bicicletas de Carmena y sus coches eléctricos solo para dentro de la M30 son una milonga.

Ninguno de los candidatos está pensando en la gente así. Rajoy y Ribera porque creen que son pobres porque no trabajan. Pablo Iglesias porque se ha leído “Chavs” pero no le ha aprovechado nada y porque para él lo pobres son el equivalente de los indios para un conquistador: o se les evangeliza o se les ordena.  

Y Pedro Sánchez porque… ¿Pedro Sánchez por qué?