Varios

Padre de familia

 

Permítanme la licencia de comentar varios temas de forma superficial, como si ya estuviéramos degustando gambas a la plancha con tinto de verano en el chiringuito de toda la vida, uno de esos a los que recientemente se les prolongó la vida útil un año más.

 

 

 

1.   Hace escasas fechas afirmé por estos lares que Alfonso Sastre era un proetarra de mil pares de cordones. Alguno respondió críticamente, pero mire Vd que hoy, cuando arrecian las llamadas a la ilegalización de II, que no es 2 sino Izquierda Internacionalista (vaya Vd a saber qué ideología representa semejante nombre cuando se pone al servicio del nacionalismo más tribal), afirmo igualmente que no hay amenaza alguna que sea legalmente punible en el abyecto artículo del susodicho. ¿Que es un pringao, loco, proetarra? No me cabe duda. Pero el hecho de que afirme que si no se resuelve el mal denominado conflicto a todos nos esperan días de horror no permite enviarle a la trena, y menos aún ilegalizar al partido político que de momento se ha limitado a prestarse como plataforma para la expresión de lo peorcito de nuestro electorado patrio. 

 

 

Sastre es blanco y viene embotellado de fábrica, pero no como terrorista sino como colgao del 68 interpretado desde el caserío. Y eso no le hace merecedor de la cárcel por muchas bobadas que diga, incluso si coinciden con la tragedia del asesinato del héroe de Arrigorriaga.

 

 

 

2.  Siguiendo con los cutres, va un miembro de la ejecutiva del PNV, el otrora omnipoderoso EBB, y declara, anónimamente, por supuesto, que el alegato pasional, y no por ello menos acertado, de Francisca Hernández, la viuda de Eduardo Puelles, “lo mezclo todo. Hizo referencias durísimas a las familias de los presos. Supongo que estaría sedada a tope”. ¡Será gilipollas! La supuesta sedación no pareció afectar a su clarividencia al afirmar que “Son asesinos, no son políticos, no son presos políticos, eso es mentira. Que no vengan sus familias pidiendo dinero para ir a verlos porque son presos políticos. No. Es mentira, son asesinos”. No contento con eso va el listo y añade: “”Lo que ocurre con ese tipo de discursos es que si la tozudez de los hechos se repite, eso lleva a la gente a dejar de creérselos y hace que pierdan efectividad”. Y siguió, refiriéndose al discurso de Patxi López: “Nosotros tenemos 30 años de experiencia, con altos y bajos, y eso ha hecho que nuestras palabras sean más atemperadas y realistas”.

 

Atemperadas desde luego, ¿pero realistas? Realistas son las de la infortunada viuda que le llamó al pan pan y al vino vino, sin medias tintas, de una vez por todas, arropada por las instituciones vascas que responden a la voluntad mayoritaria, sí, mayoritaria vasca, de acabar con demasiadas décadas de medias tintas.

 

Pero no todo es sinrazón. Las duras declaraciones del Alcalde de Bilbao y las palabras del Presidente del EBB en su blog dan vida a la esperanza de que incluso el PNV puede finalmente posicionarse en el lugar apropiado: “La paz se trabaja, no sirve con reiterar la demanda de desaparición de ETA, sino que debemos desarmarla (…) hay que elevar el listón ético y democrático ante la violencia, trabajar por la deslegitimación social de la justificación del terrorismo y avanzar en la cercanía y acompañamiento a quienes lo sufren”. Que sano es lo de pasar a la oposición…

 

 

 

3.  O no, que diría Rajoy. Porque mira que lleva años “opositando” y no parece pillarlo. Va el tío ayer y se queda tan pancho argumentando en La Razón que si el Tribunal Supremo decide imputar a su tesorero Bárcenas, ello no sería suficiente para decidirse a expulsarle del partido hasta que no tenga la convicción de que se han cometido irregularidades porque ni él ni los implicados saben exactamente de qué se les acusa…

 

Coño, menos leer la prensa deportiva y más las páginas de Nacional, Mundoa en versión Gara, en las que se ha venido aclarando que el tesorero del segundo partido nacional durante las últimas décadas parece haber ingresado cientos de miles de euros inexplicablemente, a lo que se suma su tendencia a hacer pagos personales por valor de iguales cientos de miles de euros al contado o en cheques al portador. Si no lo entiende, que mire la portada de El País de hoy, que es clarificadora.

 

Por mucho menos que eso han sido forzados a dimitir varios altos cargos de la Comunidad de Madrid y ha sido depurado de la lista europea un insigne eurodiputado como Galeote. ¿No será que el tal Bárcenas, al que Correa afirma que le entregó más de mil millones de pelas, se quedaba sólo con una parte entregando el resto al partido? Rajoy decía también en la entrevista que los casos de corrupción por los que están siendo investigados varios políticos del PP no desgastarán a su partido porque “la gente tiene capacidad para discernir” asegurando que “la mayoría de los políticos son honrados”, pero “solo los corruptos son noticia”. Pues eso, últimamente sois noticia…

 

 

 

4.  Irán, ¿y no volverán? O sí, porque la persistencia de los manifestantes, pese a la violencia de los represores, alienta la esperanza de que la revuelta no vaya a acabar con un baño de sangre simplemente estéril. Cuidado, que no soy amigo de los que opinan con supuesta certeza sobre los acontecimientos en confines ignotos, complejos y ambiguos como los iraníes, y menos aún del análisis simplista y bienintencionado occidental según el cual lo que han debido votar los iraníes es lo que más les conviene según nuestra perspectiva. Pero oigan, alguna gente se toma la molestia de investigar en serio y encima lo hace con varios trienios de credibilidad a cuestas, como lo ha hecho Chattam House para probar el fraude manifiesto de las últimas elecciones presidenciales iraníes:

 

(http://www.elpais.com/articulo/internacional/informe/demuestra/fraude/elpepuint/20090622elpepuint_9/Tes).

 

Baño de sangre haberlo haylo, la cuestión es si servirá para algo y en tal caso para qué. La sangre nunca es buena pero hay otras cosas que tampoco lo son y en situaciones como ésta uno no puede por menos que desear con todas sus fuerzas que la revuelta contra la sinrazón atávica y carca de los mullahs triunfe y se lleve por delante la teocracia iraní, permitiendo al pueblo persa recuperar la posición que le corresponde en atención a su honroso pasado, y de paso eliminar una peligrosa amenaza a la seguridad mundial.