Todavía no ha llegado nada bueno por la N-II

Pratxanda

 Catalunya ha sido tradicionalmente un laboratorio político en el que no se ha parado de experimentar movimientos, formaciones y manifestaciones políticas. Algunas veces estos experimentos quedan en nada y otros avanzan lo que sucederá en “Restospaña”.

 Los motivos no están claros. Bien sea porque todo lo europeo está cerca y es cool, bien sea por llevar la contraria a Madrid, bien sea porque la tradicional pereza de los catalanes nos lleva a rehuir la costosa ortodoxia y abrazar el “dolce fare niente” de la heterodoxia.

Hagamos el típico repaso erudito:

En Catalunya hemos hecho la única revolución anarquista de la historia (36-37), y mal que bien, funcionó. En el mismo período, y sin cambios legislativos, se intentó solucionar el problema religioso por la vía de la acción directa aniquilando el 33% del clero. Sólo la Camboya de Pol Pot ha imitado y superado el modelo, cargándose un porcentaje mayor de curas jemers.

En el capítulo de las curiosidades tenemos el gobierno desde la oposición: ERC en el ayuntamiento de BCN (2007-2011). O la manifestación a la que no acude nadie, ni el partido convocante: Unitat Nacional Catalana. Ocurrió en Salt, contra la inmigración ilegal.  Quemar fotos de un monarca es de lo más normal, pero no lo es tanto que un partido de izquierdas como C’s monte una manifestación de apoyo a las instituciones y a la Monarquía. Desde que los Jemers Rojos apoyaran a Norodom Sihanouk no se recuerda ningún ejemplo de izquierda monárquica.

No menos novedoso fue el hecho de acompañar los votos masculinos con firmas femeninas en el referéndum del Estatuto de 1932. Original invento de las chicas de ERC, con el apoyo de Macià, que no se si los dirigentes republicanos (machos) lo veían tan claro. Recientemente hemos inventado los referéndums de independencia autoconvocados por la sociedad civil. La idea ya la han copiado en el Sur del Tirol. A diferencia del parlamentarismo canario y del sufragismo ecuatoriano, en Catalunya se ha escogido la vía de la ILP para abolir la tauromaquia. La idea ya la han imitado madrileños, andaluces y baleares. Los ciudadanos, no los parlamentos.

A nivel sindical las tres organizaciones más importantes del siglo XX han sido paridas en Catalunya: UGT, CNT y CeceOO por este orden.

Por el contrario, las propuestas electorales surgidas en Catalunya se cuentan por fracasos. Y no nos referimos a partidos y coaliciones separatistas, que lógicamente naufragan en España, uno de los países menos nacionalistas del mundo (risas enlatadas).  Nos referimos a formaciones políticas con ánimo de ser organizaciones estatales. Parafraseando un refrán sardo, parece que el cuerpo electoral español piense que “Todavía no ha llegado nada bueno por la N-II” (1).

Repasemos algunas de estas “ostentóreas” cagadas políticas.

Partido Reformista Democrático. También llamada operación Roca, o el mayor batacazo político que vieron los tiempos. Pretendía crear un partido liberal entre el PSOE y el PP, disputando a Suárez ese espacio y confederando partidos autonómicos de centro. El CDS les ganó, aunque CiU consiguió un resultado histórico. De los componentes de esta “join venture”, los liberales de G. Walker pringaron los primeros, Coalición Galega acabó languideciendo y, recientemente, Unió Mallorquina ha acabado cambiando el nombre acosada por los casos de corrupción y fuera del Parlament. Sólo el Partido Riojano y CDC han sobrevivido. Curiosamente, Cascos, Revilla y Barcina, pueden acabar colocando un asentamiento confederal en esa zona de nadie.

Ciutadans. Aunque no se lo crean, C’s es un partido político de ámbito estatal con sede en BCN y no el UPD catalán. De hecho tiene concejales en 3 comunidades autónomas (2). Aparte de su función como partido nacionalista estatal en el principado (AKA nonacionalistas)  pretendía situarse, como todos, en un punto indeterminado entre el PSOE y el PP en su aventura restoespañola. Progre, pero sin autonomismos mal entendidos. Unitario como el PP (o más allá) pero laico. Socioliberal y españolista (más que el PSOE se entiende), aunque pudiera recoger votos ultras. La idea y el momento no debían ser tan malos por cuanto UPyD con un planteamiento calcado (algo más escorado a la derecha) le ha sacado rédito. La pregunta, a lo Mourinho, es por qué el electorado prefiere a una exsocialista Rosa Díez frente a un exwaterpolista, discípulo de De Carreras, que  representa mejor la frescura política ¿Por qué? ¿La diferencia la marca Gorriarán?

Plataforma x Catalunya. En  2003, Plataforma x Catalunya consiguió su primer éxito con  casi  4.000 votos y 4 concejales. Y, municipales a municipales, no ha dejado de crecer desde entonces. Así que, en el período 2003-2006, emprendedores populistas acudieron a Vic para conseguir la franquicia. Se crearon las Plataformas por Madrid, Castilla y León, Comunidad Valenciana, etc. a modo de tiendas Zara. Y todas acabaron mal. Aquí podemos dar al menos dos motivos: Anglada y el Estatut. Primero: PxC es Anglada y al que no le guste…. ¡puerta!… que funde  su partido.  Las Plataformas debían ser como delegaciones, obedecer al osonense, y celebrar por San Jordi el día del partido. Además, llegó el debate del Estatut. Para el resto de plataformas era una oportunidad de oro. Ya  conocen la famosa canción del serromespaña, un hit. Pero PxC ha llegado donde está vendiendo xenofobia pura, sin colorantes españolistas añadidos, con una chispa de ambigüedad y un potente  aroma de antisistema antipoliticastros. Es más, llegó a posicionarse a favor del Estatut, siendo como es un partido autonomista y constitucionalista. El acabose. La plataforma madrileña acabó disolviéndose, y la castellana se diluyó en un partido regionalista.

En 2011 Anglada intentará el asalto al Congreso.  Pero el problema de las firmas ha sido irresoluble. Fuera de Catalunya no ha conseguido presentar candidaturas. Además perdió el único apoyo que tenía. Minuto digital se pasó a su enemigo: Pablo Barranco.

Ultraderecha catalana. Juan Carlos Castillón, un ultra catalán, es el autor del siguiente texto: “Fuerza Nueva nunca trató de ir más allá de un viaje al pasado, a la España anterior a 1957. Las falanges siempre han soñado con volver a ser lo que eran antes de la reunificación, pero los fascistas catalanes siempre han tratado de crear algo nuevo. Lo que hace más triste el fracaso de la extrema derecha catalana era precisamente que entre todas las extremas derechas existentes en España, ha sido la más ambiciosa, la única que ha tratado de competir en el terreno de las ideas” (X. Casals, 2006).

Así pues, incluso entre los ultras de marco nacional español, existían diferencias autonómicas y frecuentemente las tesis catalanas eran rechazadas. Juntas Españolas tuvo un éxito (relativo) en BCN mientras fracasaba en Madrid.

Solamente CEDADE se puede considerar un éxito, si bien jamás se presentó a unas elecciones (3) Como club nazi de opinión fue uno de las mejores organizaciones pardas de Europa. Por cierto: eran antitaurinos.

Partido Nacionalista Caló. Aunque por el nombre parecería un partido etnicista, en realidad es un partido clerical. Está inspirado en la Iglesia de Philadelphia.  Diseñado en Charneguistán tuvo escaso éxito, ni siquiera llegaron a implementarse fuera de la comunidad.

 Y, a modo de anécdota,  señalar que Lucha Internacionalista es un partido trotsquista que sólo se presenta en Catalunya y Madrid. O, si se prefiere, en 5 provincias, el 80% de las cuales son catalanas.

 De cada caso se podrán encontrar las causas individuales del fracaso, pero elaborar una teoría que englobe el conjunto se me hace más difícil.

 Sin embargo, al menos una vez cada siglo un proyecto nacido en Catalunya tiene éxito. En el siglo XX (1923 en concreto), el PMC (Partido Militar de Catalunya) creó y puso en marcha el Directorio Militar que tuvo, al principio, gran éxito de crítica y público. Incluso el PSOE y la UGT lo vieron con buenos ojos.

 En el XIX, el conservadurismo foral en Cádiz, las Jamancias, el republicanismo federal o el carlismo confederal de finales del XIX corrieron la misma suerte. Únicamente  el progresismo de Prim funcionó políticamente. Con solo decirles que se petó los Borbones…  Tuvo tanto éxito Prim  que tuvieron que matarlo. Así que Carme[n], guárdate de la calle del Turco (hoy Marqués de Cubas)

(1) “Todavía no ha llegado nada bueno por mar” es el proverbio original sardo

(2) ERC tiene concejales en cuatro comunidades, ergo es un partido más español que C’s

(3) El Partit Nacional Socialista de Catalunya, promovido por CEDADE, nunca se presentó a elección ninguna.

51 pensamientos en “Todavía no ha llegado nada bueno por la N-II

  1. Polonio’s Opinion Pol:

    Pues yo voy a votar la opcion c) UNO QUE PASABA POR ALLI .

    Ustedes se preguntaran por qué no voto a Alfredus….¡¡¡Me voy a presentar como candidato,suplantando a Quero!!!…..JAJAJA….que nervios.

Deja un comentario