SuperSarko, salve usted el acuerdo humanitario

Erika Fontalvo Galofre

En un gesto sin precedentes en la historia de la V República Francesa, y de todas las anteriores, un presidente francés se dirigió, de tú a tú, al jefe de una organización armada ilegal, para más señas terrorista, con el único objetivo de apelar a sus sentimientos humanitarios.

Cuando nadie lo esperaba, algo muy común en él, el presidente francés Nicolás Sarkozy se plantó al frente de una cámara de televisión y le envió un mensaje al jefe de las FARC, Manuel Marulanda Vélez – con traducción simultanea, cosa que los periodistas colombianos le agradecemos – en el que reclamó la liberación de su compatriota, la colombo-francesa Ingrid Betancourt, y la de todos los secuestrados de Colombia. En tono enérgico y con ese acento francés, tan conciliador cuando quiere, el mandatario le dijo a Monsieur Marulanda que había que salvar a una mujer en peligro de muerte refiriéndose, claro, al lamentable estado de Ingrid, puesto en evidencia tras conocerse su tan esperada prueba de supervivencia, en la que todos fuimos testigos de que se encuentra enterrada en vida en las selvas colombianas luego de casi 6 años de perverso e injusto secuestro. Ella y todos los demás secuestrados, algunos de los cuales cumplen este diciembre 10 años, señores, 10 años secuestrados, una década pudriéndose en la manigua. Además, Sarkozy, tan querido como se mostró, se comprometió a seguir “implicándose personalmente en la búsqueda de una solución humanitaria para lograr la liberación de todas esas personas”. Más allá de ello, dijo “me comprometo a redoblar esfuerzos, si así se desea, para contribuir a encontrar una solución al conflicto colombiano”.

Luego, le envió otro mensaje, esta vez por radio, a la señora Betancourt y al resto de los secuestrados para transmitirles la solidaridad de Francia. Y emocionado precisó: “a todos quiero decirles que Francia no los olvidará. No los olvidará nunca”.

Para que no quede duda de su voluntad, comenzó a repartir cartas a presidentes. El primer destinatario, el saliente mandatario de Argentina Néstor Kirchner. ‘”Más que nunca la comunidad internacional debe movilizarse. Se debe actuar con urgencia para llegar a una solución humanitaria que conduzca a la liberación de los rehenes'”, enfatizó el presidente francés.

Bonita iniciativa de SuperSarko que fue reconocida ampliamente por los familiares de los secuestrados. Que contentos se pusieron al escuchar al presidente de uno de los países más importantes del mundo hablar de los suyos con tanto interés, cuando nadie nunca se acuerda de ellos. Cuanta esperanza había en esos mensajes que fueron recibidos con profunda alegría: una puerta más que se abría tras el portazo dado a la gestión del impresentable Hugo Chávez, a quien por cierto cada día se le va más la olla.

Pero esa felicidad duró poco. Cuando muchos apenas habían terminado de leer los textos de los mensajes reproducidos por los periódicos colombianos, llegó el baldado de agua fría que los devolvió a la realidad: las FARC, con esa crueldad y arrogancia que en ellos no conoce límite, dijeron que “la mediación internacional no debe convertirse en favores, al uno o al otro bandos en disputa, así se pierde la credibilidad y confianza de una de las partes”. Vamos, que les vale … poco, las palabras del francés.

En un escueto comunicado, como su propio sentido de la humanidad, rechazaron la liberación unilateral de los secuestrados pues para ellos “intercambio es intercambio, estos son los suyos y estos son los míos, es lo que se puede entender en los convenios internacionales sobre el tema”.

Valiente hora de apelar a los convenios internacionales cuando en repetidas ocasiones, haciendo gala de un cinismo sin medida, propio de las bestias más inmundas, han despreciado las normas básicas del Derecho Internacional Humanitario sobre la protección de los civiles y se han negado a reconocer la neutralidad de los organismos como la Cruz Roja Internacional y la ONU, cuyos medios de transporte han atacado hasta la saciedad. Incluso, hasta se han llevado una persona secuestrada de uno de sus vehículos oficiales, el ex gobernador del Meta, Alan Jara, retenido cuando se movilizaba en un carro de la ONU el 15 de julio de 2001 y quien forma parte del llamado “acuerdo humanitario”.

Ya basta, señores guerrilleros, ¿por qué insisten en causar más daño al pueblo colombiano? No podemos seguir tolerando su falta de entendimiento, su cerrazón absoluta al sufrimiento humano. Las FARC deben responder por la vida de los secuestrados: ya que vivos se los llevaron, vivos deben regresarlos. También de la selva debe salir un gesto humanitario, aunque resulte hoy tan distante. Y lo más importante, deben dejar de utilizar el fenómeno dramático del cautiverio de ciudadanos como estrategia de guerra.
 
En esta última muestra de su naturaleza irracional, las FARC no cambiaron un pelo, a pesar de tanta movilización internacional, siguieron inamovibles en su posición, reclamando el despeje militar de dos pequeñas poblaciones del suroccidente del país, Florida y Pradera, para empezar a discutir el tema. Pero habría de venir más, en Colombia la espiral de dolor para las víctimas y sus familias pica y se extiende, día a día.

No habían terminado los terroristas de hacer llegar su lapidario mensaje cuando se registró la respuesta oficial del gobierno en boca del propio presidente Álvaro Uribe: NO AL DESPEJE. Un no rotundo, un no sin consideraciones humanitarias. Uribe reiteró su compromiso con la liberación de los secuestrados pero según él, “con el buen cuidado de no tomar decisiones que fortalezcan el terrorismo”.

En Colombia, el acuerdo, el intercambio que plantean las FARC y que reclaman las familias de los secuestrados, constituye un tema muy complejo porque tiene una perspectiva política y jurídica. Por un lado, constituye una afrenta a las instituciones porque supone canjear delincuentes por personas que no han cometido ningún delito – es más, en la mayoría de los casos, eran servidores de su comunidad a través de cargos de elección popular o portando un uniforme se dedicaban a garantizar la seguridad de la población como policías y militares.
 
Esto supone devolver a la libertad a unas personas que han cometido delitos contra la sociedad, que son delincuentes y que están pagando cárcel por ello a cambio de la de personas inocentes, muchos de ellos civiles que fueron retenidos de una manera arbitraria, injustificada y cruel, en total situación de indefensión, sin que existiera confrontación armada.
 
Pero, al margen de esta realidad inobjetable, también está la perspectiva humanitaria y en ese sentido hay que rodear a las víctimas y a sus familias, ponerse en su lugar, acompañarlas en su pena, en su dolor, en la ausencia que supone saber que sus seres queridos se están pudriendo en las selvas colombianas.
 
Cuál es la respuesta para ellos, ¿qué dice usted amigo de Debate Callejero, qué piensa? ¿Deben los familiares de estas personas – madres, abuelas, esposos, esposas, hijos, hijas – dejar que ellos sigan indefinidamente en poder de las FARC ? 
 
No nos equivoquemos, reitero, hay que tener claro que las FARC son las responsables del crimen de “sepultar vivos” a los secuestrados, y es a sus jefes a quienes la justicia, colombiana o internacional, pedirá cuentas por esa práctica violatoria de lo más elemental del Derecho Internacional Humanitario.

Pero el Estado Colombiano tiene la obligación de buscar la libertad de los secuestrados y el gobierno, por mucha mano dura que defienda, tampoco puede limitarse a insistir ciegamente en el rescate militar, cuyos frutos sólo se cosechan con una inmensa dosis de riesgo para la vida de los cautivos. “Si el secuestro es una infamia de las FARC, el intercambio puede convertirse en un recurso magnánimo del Estado colombiano para aliviar el sufrimiento de estas familias. De lo contrario, ¿cuántos años más van a languidecer en la selva los secuestrados ?”. Esta reflexión la hacía un editorial del periódico El Tiempo hace casi un año, un texto que podría publicar mañana como si nada.

Durante el gobierno de Andrés Pastrana (1998-2002) mientras se adelantaba un proceso de diálogo y negociación en una amplia zona despejada de los departamentos de Caquetá y Meta, se alcanzó un acuerdo de tipo humanitario bajo la asistencia de la ONU que permitió en el 2001, la liberación de más de más de 350 militares y policías en poder de las FARC a cambio de 15 guerrilleros que supuestamente estaban enfermos, pero que al poco tiempo se reincorporaron a la vida armada. Hoy, muchos de ellos, han muerto en combates con las fuerzas militares del país.

Fue un proceso de negociación largo que se inició con la exigencia por parte de las FARC de la liberación de la totalidad de sus presos, unos 500 hombres. Tras ese proceso que demoró dos años, por lo menos se logró, por razones humanitarias y sobre la base del DIH y de la legislación colombiana, la liberación de esos compatriotas, que llevaban hasta 4 años en poder de los ilegales. Hoy, hay secuestrados, insisto con casi 10 años de infame cautiverio.

Las FARC en un primer momento pretendían que se estableciera por ley, un mecanismo de canje que prácticamente conduciría a legitimar la condenable práctica del secuestro. Esto se rechazó y a cambio se avanzó hacia la figura del acuerdo humanitario. Antes, en 1997 ya se había logrado un acuerdo, durante el gobierno de Ernesto Samper (1998-2002) para facilitar la liberación de 60 soldados y 10 infantes de marina, también en poder de las FARC. En ese momento, sólo se demandó el despeje de una pequeña localidad en el Caquetá.
 
Los acuerdos humanitarios no son nuevos en Colombia, exigen un costo pero vale la pena pagarlo por acabar con el inhumano sufrimiento de los secuestrados y sus familias. Es una cuestión de voluntad política, de grandeza humanitaria. Sería un milagro que ese gesto llegue por parte de las FARC, por eso el paso debería venir del gobierno. Sin embargo, el actual (2002-2010) se niega y prefiere pasar a la historia como el ejecutivo que, tras 8 años de administración, fracasó en la búsqueda de una salida a la crisis de los secuestrados que son cruel objeto del intercambio humanitario.
 
No busquemos más mediadores, facilitadores, conciliadores, representantes de la comunidad internacional, de la iglesia, de la ONU y de cualquier otro organismo de buena voluntad pero sin capacidad de decidir, que es lo que a las FARC las saca de quicio. Esos bárbaros quieren hablar con Uribe, con sus representantes, quieren poner en jaque a su gobierno, quieren adquirir un estatus que saben perdido por su propia incapacidad de avanzar de la irracionalidad violenta, que las ha caracterizado durante los últimos años, hacia la superación de la ilegalidad y la construcción de escenarios de diálogo y negociación política. El gobierno colombiano tiene una responsabilidad y no puede seguir “cediéndola” ante su falta de decisión en el tema.
 
Ojalá, el activo SuperSarko sirva para algo, que no se quede en buenas intenciones, en un simple registro en la edición de Le Monde y pase, cuanto antes, de las palabras a los hechos. Esperamos, con ilusión – la poca que nos queda – que se saque de la chistera una idea genial, rompedora o por lo menos algo capaz de convencer a su amigo Uribe de que el momento es ahora y no cuando tengamos que ir a buscar el cadáver de Ingrid y los de sus compañeros de infortunio en bolsas de plástico negras para devolvérselos a sus familias.

34 pensamientos en “SuperSarko, salve usted el acuerdo humanitario

  1. Interesante artículo y cuestión muy delicada. No se negocia nunca con el terrorismo! Pactar con los terroristas es pan para hoy y hambre para mañana porque incentiva más secuestros! Ceder al chantaje debilita al Estado de Derecho!
    Todo eso es verdad y está muy bien pero como reza el artículo, el Estado de Derecho para ser verdaderamente tal, tiene que ser capaz de cumplir con su obligación de proteger a sus ciudadanos. No en todos los casos y de todos los peligros. Pero hombre, una guerrilla que lleva más de 50 años con varias decenas de alzados en armas es más que un granito molesto. Colombia no es un Estado de Derecho homologable en tanto persistan las FARC en su dimensión actual. Por no hablar del FLN y de los paras.
    Por cierto, Uribe, el que no cede ante el chantaje, aceptó despejar la zona del Ralito hace dos ó tres años para negociar allí el proceso de desmovilización de los paras. Los paras no chantajeaban al Estado con su violencia? A esto Uribe responde que el Estado ofrece las mismas condiciones a las FARC para que dejen la violencia. Pero no la misma legitimación que les dió a las Autodefensas Unidas, los paras, con los que se sentó a negociar en territorio “despejado”. Y como siempre, parte del chantaje violento busca legitimación.
    Porque es que, además, la guerrilla en Colombia (asesina, terrorista, infame, violadora de todos los Derechos Humanos y desde hace unos años encima narcotraficante), existe por algunas razones válidas. Un poco como ETA bajo Franco, cuya represión dificilmente justificaba terror contra civiles pero desde luego explicaba por qué se producía. Con esto quiero decir que el Estado de Derecho colombiano no puede presentarse en sociedad con los mínimos deberes de equidad social hechos. Hay tres Colombias: la de los super ricos, la de la incipiente clase media, y casi una mitad que es tremendamente pobre y que no alcanza manera de ser oida políticamente. Afortunadamente empieza a conseguirlo con el Polo Democrático, una opción de izquierda socialdemócrata que se postula como la segunda fuerza del país. Pero la vez anterior, cuando las FARC crearon su Batasuna particular para competir electoralmente, entes secretos del Estado exterminaron a 3.000 de sus candidatos sin que todavía nadie haya sido encarcelado por ello. Me río yo de nuestra Ley de Partidos o incluso del GAL.
    Todo esto para decir que por supuesto que la cuestión es muy peliaguda pero que no me valen los análisis tipo ansar “todas las democracias son iguales, todos los terrorismos son iguales, ergo no se puede ceder ni ésto al terrorismo de las FARC”.
    ¿Estaríamos en contra de un canje de presos de ETA a cambio de una cincuentena de secuestrados que llevaran varios años en cautiverio? Seguramente no nos quedaría otra que aceptarlo, como lo ha hecho Israel en infinidad de ocasiones. Y ellos saben un poquito más que Ansar o Alcaraz de terrorismo.

  2. Erika Fontalvo Galofre…mas claro que el agua.
    Mimo Titos…lo mismo.
    Gracias por vuestros argumentos.

  3. 3000 desaparecidos? Chavez, a ver si aprendes! Si es que es un blando, joer! Y aquí discutiendo si interrumpir a ZP es de mala o buena educación.

    Por otra parte alguien podría hablarnos del origen de las FARC? Creo que asesinar candidatos de izquierda no es nuevo, es una costumbre folklórica colombiana. Pero solohablo de oídas

    QUien no vive del narcotráfico en Colombbia y no es cantante o perdiodista?

    Jamás se debe pactar con terroristas. Y mucho menos dejarles ser senadores y presidentes autonómicos

  4. Cuando veía a Sarkozy dirigirse, de tu a tú, a Manuel Marulanda, alias “tirofijo”, no pude evitar recordar la cantidad de tonterías repetidas aquí, en nuestro país, a cuenta del fallido proceso de paz. Una de las ideas mas repetidas era descalificar la iniciativa de nuestro gobierno porque convertía a ETA en “interlocutor político” y eso era, al parecer, algo tremendo.

    Todo eso de “no ceder al chantaje”, “mantener la firmeza del Estado”, etc… está muy bien….dentro de unos límites. Límites ampliamente sobrepasados en Colombia, me parece.

    La primera obligación del Estado es garantizar la seguridad a sus ciudadanos. Y cuando etsa iobligación ha fracasado de manera tan reiterada creo que es mas que lícito, una obligación, poner todos los medios para paliar el desastre.

    Negociar intercambios, ¿por qué no? En conflictos militares -por ejemplo, en Oriente Medio-, es algo habitual y no por ello, unos dejan de considerar a los otros terroristas. ¿No es aplicable eso a la situación de Colombia? ¿Acaso no están diciendonos, una y otra vez, que asistimos a una “guerra” contra el terrorismo?

    Cierto que en este caso, se trataría intercambiar civiles secuestrados por combatientes presos. Parece que si el intercambio fuera de soldados por guerrilleros, habría menos problemas. Pero el hecho de que los rehenes de la guerrilla no sean “combatientes” ¿debe implicar para ellos una desventaja añadida? Yo creo que no.

  5. ¿No hubiera sido mejor, por ejemplo, tratar por todos los medios de que los secuestradores de Miguel Ángel Blanco hubieran alargado un poco el plazo de su secuestro para posibilitar así que las fuerzas de seguridad le rescataran vivo? ¿No sería mejor que Miguel Angel Blanco estuviera hoy vivo? Aunque ello hubiera hecho imposible aquel monstruoso baile de La Macarena a las puertas de la Moncloa.

  6. Por supuesto, cualquier intento de salvar la vida de una persona no es ninguna claudicación ni rendición ni zarandajas. La moral de “Sin novedad en el Alcázar” y de Guzmán el Bueno (que no precisamente el upedeo) no va conmigo. Si la mediación internacional y la interlocución con la FARC sirve para evitar la muerte de los secuestrados y, a ser posible, su rápido retorno a casa, bienvenida sea. Lo curioso es el doble rasero de los palmeros peperíes de Sarkozy, que alaban sus iniciativas en este terreno, y demostrando requetedoblez, afirman en España el discurso de la rendición ante “la ETA”:

    Lo del baile de la Macarena, realmente monstruoso, sin lugar a dudas. El recuerdo del matrimonio “Famaztella” haciendo el gilipollas (perdón por el exabrupto) en la escalinata de Moncloa con los graciosos de turno me sigue provocando molestias gástricas. Como no menos monstruoso fue el posterior espectáculo en el Manzanares durante el concierto de marras para homenajear a M.A. Blanco. Más Macarena en el palco, incluído Marichalar, y abucheos a Pepe Sacristán y a Raimón. El germen de las actuales movidas auveteras.

  7. No estoy de acuerdo en que el gobierno podía haber hecho algo para salvar a MA Blanco. De hecho se comentó que intentó hace algo contactando con Kantauri, creo que era, sin resultado. Pero es como si las FARC pidideran la creación de una Seguridad Social sueca en Colombia en plazo de un mes o matan a todos. Está claro cuál es su plan, como en el de ETA. Luego supimos que Blanco no estaba en un zulo con vistas a un largo secuestro, etc. Creo que son situaciones radicalmente diferentes.
    Me llama la atención lo que recuerda Salaberría del concierto homenaje a Blanco: si antes no se habían quitado la careta, ahí se la quitaron de verdad. Lo de la Macarena fue infame, como lo de la boda de la hija, el cuaderno azul, echar al amigo divorciado, etc, pero entra dentro de la tónica habitual. Lo del concierto aquél fue el prólogo de la situación actual.

  8. Maeses, ¿porque tenemos que ponerlo todo siempre en clave nacional?. “Descansemos” un poco, acleremos ideas y que nos de el aire. Duros meses se avecinan y la pleamar de estulcticia ya se avecina.

    Que pena la deriva que ha tomado algu co bloguero estos dias…que pena, lo que ha tenido uno que leer.

    En fin señores y señoras, nos vemos el lunes.

  9. ¿Pleamar?. ¿Y de estulticia?. ¡¡Coño, pues claro, Rosa Díez y la “marea magenta”¡¡. ¡¡Ya están aquíiiiiíi….¡¡.

  10. Y en estas que, como dice Alcatraz, sigue el proceso de claudicación y rendición a “la ETA”. Última hora:

    **La Guardia Civil ha detenido en Vizcaya a Gorka Joseba Lupiañez Mintegi, de 27 años, presunto miembro liberado (a sueldo) de ETA, de quien se cree podría formar parte del comando Vizcaya. Gorka Joseba Lupiáñez iba armado y con documentación falsa cuando fue arrestado por agentes de la Guardia Civil.

    La detención de Lupiáñez, vecino de la localidad vizcaína de Durango, se produjo ayer por la tarde en la zona de Berriz (Vizcaya), según fuentes de la lucha antiterrorista y fue practicada por agentes de los GAR (Grupos de Acción Rural) del instituto armado. Los agentes dieron el alto al vehículo en el que viajaba el supuesto etarra y al que detuvieron al comprobar que iba armado**

  11. Gracias, Erika.

    El asunto me parece de una complejidad ético-política enorme. A mí me sale que no hay solución buena, pero tiendo a pensar que las “concesiones” no ayudan. Como dices, hay una larga historia de diálogos, negociaciones, canjes. Las FARC persisten. No se ve un hipotético escenario de aterrizaje en el que pudiera ponerse punto final a esta pesadilla. La falta de ese marco de solución global hace que los “parches”, por muy necesarios y acuciantes que puedan parecer (se trata de la libertad y la vida de muchos secuestrados), se antojen algo no sólo insatisfactorio, sino potencialmente contraproducente.

    __________

    Os llamo la atención sobre el artículo de la insigne politóloga Belén Barreiro ayer en El País. Venía a refutar la tesis de la “izquierda volátil” y, en el fondo, a respaldar el “giro moderado” que parece detectarse en la táctica de ZP: Solbes como primo de Zumosol, Bono, impuesto sobre el patrimonio, “Gobierno de España”, etc. Me pareció interesante y discutible.

    Abrazos para todos y buen fin de semana.

  12. Econcon debe de estar sufriendo el sindrome de la sustancia “M” tan bien distribuida en Madrid por la Rebelion Civica de Alcaraz “”El Rebelde con causas pendientes con la justicia””
    Econcon no salgas a la calle sin las debidas precaiuciones…como por ejemplo llevar la mascara ACME “especial contra los pi- tufiyos franquistas”.

    Todo esto dicho desde mi mas absoluto dolor y tristeza ante lo que esta ocurriendo.

  13. La Pleamar de la estulticia se intuye, se adivina y se nos esta avecinando. Casi tres meses de campaña electoral. Que Dios (el gran arquitecto del universo, Jehova o Ariadna Gil) nos coja confesados. Lo que habrá que oir.

    ESperemos que todo salga bien. En próximas negociaciones debería intervenir Zaplana, el cual, sería un mediador de confianza para las FARC ya que los recibió, si no recuerdo mal, en la Generalitat Valenciana. Y, HOygan, siempre habrá algun terrenillo en la selva para recalificar.

    Sobre el giro al centro:

    http://blogs.tercerainformacion.es/iiirepublica/2007/12/07/con-la-vista-puesta-en-la-derecha/

    Sobre las nuevas modas urbanas:

    http://www.diarioiberico.com/actualidad/la-quema-de-fotos-del-rey-se-extiende-a-galicia-17497.html

    Una anécdota sobre el centralismo. Curioso y recomendable:

    http://www.elperiodico.com/default.asp?idpublicacio_PK=46&idioma=CAS&idnoticia_PK=465053&idseccio_PK=1006&h=

  14. Lamento cambiar de tema, pero a esto también le llevo dando vueltas bastantes días.

    En la historia del constitucionalismo español tenemos unos cuantos ejemplos, desde la voluntariosa constitución de 1812, que era una constitución contra los franceses, a la que siguió la más bien carta otorgada de 1834.

    La de 1837 fue una constitución de los “progresistas” contra los “conservadores”, la del 1845 una constitución de la Reina contra los “liberales”, la de 1869 fue más una constitución “contra” la monarquía que “pro” nada, luego por supuesto la siguió la de 1876 que es “contra” los republicanos.
    La de 1931, ¡qué decir! fue una constitución moderna para un país antiguo.

    Viendo toda esta experiencia constitucional llego a dos conclusiones. La primera, que casi ninguna de ellas duró dos asaltos por un motivo fundamental. Eran constituciones de unos contra otros. En el momento en el que cambiaba el reparto del poder había que cambiar la constitución.
    La segunda conclusión es que la que más duró fue la de 1876, por un motivo fundamental, era lo suficientemente ambigua como para que se pudiera dar la alternancia con reformas legislativas, sin necesidad de derogar una constitución tras cada elección.

    ¿y por qué suelto todo este rollo? Ahora resulta que tanto el PP como UPyD quieren reformar la constitución “contra” los nacionalistas ignorando las consecuencias de nuestras pasadas “constituciones de partido”
    Estoy seguro de que el hombre es el único animal que tropieza hasta 25 veces con la misma piedra, pero esto me recordó una frase que dijo Nicolás Redondo Terreros en una cena de homenaje a Mario Onaindía. Nuestros políticos, o gran parte de nuestros políticos, no tienen ni puñetera idea del siglo XIX español. Si la tuvieran, habrían aprendido de los errores pasados y no estarían empecinados en volver a cometerlos.

    La falta de cultura de Rosa Díez la entiendo. No se le puede exigir más con su falta absoluta de formación académica. Pero de Rajoy no lo entiendo. Que alguien que es registrador de la propiedad ignore tan a la ligera nuestra historia reciente.

    En definitiva, la suerte que tenemos es que aunque quisieran hacerlo no podrán. Lo que más me choca, lo que más me llama la atención es que precisamente son estos los que hablan de tener sentido de estado, del famoso “cuajo democrático”. En fin, a lo mejor nosotros tenemos que reivindicar el “suero democrático” o la “nata democrática” quien sabe.

    Con perdón, ¿eh?

  15. Sin perdón, que no hace falta, suscribo el post de Pablo de la a a la z. Estupendo.

  16. 17 Pablo Franco

    Magnífico artículo muy bien estructurado o cómo una radiografía urgente del XIX nos lleva a las desastrosas e inviables amenazas de Rajoy y Rosa de España.
    Pienso con Redondo Terreros que no se puede entender la España actual sin conocer el XIX, pero dudo de que este conocimiento nos conduzca a las mismas conclusiones.

    Siempre que, como hoy, entro tarde en DC, empiezo a leer por el último de la lista. Al llegar a P.F.. que es el penúltimo, opté por no subir más arriba. Estoy cansado, tengo sueño y gracias a P.F. espero no necesitas somníferos.
    Buenas noches.

  17. vaya, lamento el efecto lexatín de mi intervención.

    Será por eso que las procuro espaciar.
    Dulces sueños

  18. A ver sii alguien espabila a A verlas venir…que es eso de venir tan tarde al callejero…esto es intolerable…

  19. Ayer noche, viendo en las noticias al Presidente de Colombia haciendo la oferta de intentar un intercambio con las FARC para liberar a los secuestrados, tuve la sensación de que Uribe había leído el artículo de Erika Fontalvo en Debate Callejero. Pero no lo creo. Más bien fue un caso de esos en los que DC está justo en la actualidad. Como le gusta a Averlas.

    Por cierto, me sumo al deseo de Amistad Cívica de que alguien se espabile para animar a Averlas a volver a escribir. Se le echa mucho en falta.

  20. Buenos días. Buen fin de semana entre dos celebraciones.

    Como cada año en esta fecha me asombro de vivir en un país que conmemora el establecimiento del dogma católico de la inmaculada concepción de maría. ¡Qué secta! ¡Qué espanto! Sí, ya sé que no viene a cuento de nada. Pero dicho queda.

    Un buen resumen sobre la sucesión de constituciones el que nos trae Pablo Franco. Comparto con él que si pudiera, la derecha volvería a incurrir en el error de hacer una constitución contra otros. Contra la “antiespaña”, por ejemplo, que es algo que les gusta tanto, casi como ese imbécil dogma de la maría virgen. (Espero, por otra parte, que por reacción contraria, nadie incurra en el error de convertir en otro dogma -aunque sea “civil”-, la intangibilidad de la Constitución).

    Lo único que no he entendido del comentario de Pablo es esa suposición suya del mayor bagaje cultural de Mariano Rajoy respecto al que se le supone a Rosa de España. Y sobre todo que presuponga tal cosa por el hechop de que nuestro líder de la oposición aprobara unas oposiciones de registrador de la propiedad. Vamos, a mí no me extrañaria nada que fuera más leida Rosa que Mariano. Incluso.

  21. Como siempre, comparto todo lo que dice Barañain. Desde luego, su estupor por la celebración de lo que celebramos hoy. Por cierto ¿saben ustedes lo que celebramos? Durante mucho tiempo yo creí que se conmemoraba, vayan ustedes a saber por qué, el hecho de que la Virgen María hubiera concebido a Jesucristo sin dejar de ser virgen, lo del Espíritu Santo, vamos. Pero resulta que no, que no es eso, que lo que se celebra, vayan ustedes a saber por qué también, es que ella misma hubiera sido concebida sin pecado original. ¡Asombroso que tengamos un puente por semejante acontecimiento! Que, además, no hay forma de demostrar, obviamente.

  22. Averlas, no puede evitarlo, tiene vocación de cascarrabias y le joden los clanes que se crecen con los bombos mutuos y las recíprocas adhesiones inquebrantables. Averlas ya no pretende en el excluyente y elitista (?) DC otra función que la de ser un particular que pasaba por aquí y con su silencio demandar ¡menos metafísica y más Amistad Cívica!, ¡menos escalafón y más follón!, ¡menos solemnizar y más divagar y Devagar! Castelao se lamentó de que Galicia fuese un lugar en que sólo se asciende por riguroso orden de antigüedad. En DC, ni eso. A Averlas le gustaría vivir y sentir en DC más democracia interna, tratará de explicarse con un ejemplo: de lo mejor (y más malaleche) que se ha publicado en DC fue (para Averlas, claro) la crónica que P. Franco (muy bueno también el comentario de ayer) le hizo a un mitin de Rosa de España en A Coruña. Por los resultados parece que sólo le gustó a Averlas. ¿Qué debe hacer, pues, Averlas? Eso, quedarse quieto parado en su soledad y a verlas venir, Averlas no vale para otra cosa.

  23. Vuelvo a repetir una vez más.
    Que alguien como A Verlas Venir, capaz de escribir algo tan delicioso como la carta que nos regaló a la muerte de Umbral, se pare ni siquiera a valorar mis escritos, no voy a decir que me enorgullezca. Simplemente me alucina. Mil gracias.

    Animado por eso voy a hacer una pequeña segunda parte sobre el constitucionalismo de ayer.

    Algo que tuvieron en común todas esas constituciones del siglo XIX fue su final trágico. Todas terminaron de una manera, digamos “poco ordenada”. Es lógico que así fuese, cuando, repito, se trataba de constituciones contra otros. Y que por tanto, dividían a la sociedad.

    En el siglo XXI, los cambios tienen que ser necesariamante más lentos. Por dos razones, la primera por el muy superior control social que tienen los gobernantes sobre los gobernados. Algo tan en principio nimio como las encuestas, son una herramienta en manos del gobierno, que bien usadas sirven para mucho.
    En segundo lugar, la gente ya no está por revoluciones, ya que en este país se ha creado un inmenso colchón en forma de clase media, que está para pocas aventuras. Son conservadores en el sentido de que su máxima aspiración es “conservar” lo que han ido ganando con una vida de trabajo.

    Eso no quiere decir que si se vuelve a hacer una constitución contra más de dos millones y medio de votantes (resultados de las fuerzas nacionalistas), se produzca otra revolución que nos lleve a otro cambio de régimen. Evidentemente eso hoy es imposible.
    Lo que sí es posible es un aumento de la polarización. Un estado permanente de crispación por parte de los partidos nacionalistas, que también crearía una reacción en en sentido contrario; Un aumento de la crispación social que solo puede conducir a la aparición y asentamiento de partidos extremistas y un auge importante de la extrema derecha.

    Por tanto, y es altamente probable que esté equivocado, pues soy un profano en política, algunos están siguiendo el camino equivocado. A menos crispación, más auge de los partidos moderados y a más crispación más auge de los ultras. Esa reforma constitucional solo puede llevar a más crispación.

  24. Por cierto, Barañain.
    Le presupongo a Rajoy, dada su condición de abogado, que ha aprobado lo que hoy se llama Derecho Constitucional y antes se llamaba Derecho Político. Por tanto, imagino que tuvo que estudiarse el Constitucionalismo Histórico Español. De ese estudio he sacado yo las conclusiones a las que he llegado en mi post. Por cierto, recomiendo ardientemente a Antonio Torres del Moral en ese aspecto.
    De Rosa Díez, alguien que en su blog pone citas de Sun Tzu, me quedan claras sus intenciones y sus lecturas. Yo entre Sun Tzu y Karl Popper, me quedo con Karl Popper. Básicamente porque me interesa más la sociedad que la guerra partidista.

  25. Porque me voy a comer …que si no le decia cuatro cosas a Averlas….ya esta bien de que este en su mecedora en el portal de su casa esperando …lo que nosotros esperamos de el.

  26. A ver… A Verlas…dejese de siestecillas prolongadas y manos a la obra.
    Y si quiere un estimulo “desinteresado”…aqui le dejo un enlace para que ¡Abra los OjOs1

    ¡Arrancate la cabeza y piensa!…jeje.:

    http://tubokatodico.blogspot.com/

  27. Si Mahoma no va hacia la montaña,Amistad Civica lo trae a Debate callejero:

    Existe un conflicto
    “Poco han tardado los tontos útiles habituales en encontrar similitudes entre el discurso de Sarkozy pidiendo clemencia a Manuel Marulanda por la secuestrada Ingrid Betancourt, seis años ya en poder de las FARC, con el proceso de paz español y la labor de su líder Zapatero. Para esta caterva de agradecidos, siempre tan atentos a los argumentos del poder, en Euskadi existe también, como en Colombia, según ellos, un conflicto armado y un conflicto político. El conflicto armado sería la consecuencia de la no superación de un conflicto político. En la medida que se resuelva el conflicto político, añaden, se conseguirá el final del conflicto armado. Curiosamente, este análisis no se separa ni un milímetro del que viene haciendo desde su creación la banda terrorista vasca. Es exactamente ese mismo análisis. No es de extrañar que, para superar ése conflicto político del que hablan, idearan todo tipo de mesas y encuentros con los terroristas a la búsqueda de soluciones [políticas] que permitieran llegar a la paz, superación del conflicto armado. El mismo Zapatero, en su discurso institucional el día que ETA puso final a la tregua, dirigiéndose a los vascos (y vascas), argumentó lo lamentable de ese final pues suponía, una vez más, la imposibilidad de articular un marco de convivencia que superara el conflicto existente y permitiera una convivencia de todos. Es decir, el marco de convivencia actual no servía a los ojos de Zapatero a la causa de la paz y el conflicto existente necesitaba de otro distinto para superar la tragedia. Así que, escuchando a Sarkozy, nuestros listos de guardia, se han apresurado a encontrar similitudes y salvar a su líder Zapatero de todas las maldades que le son imputadas desde la derecha. ¿Acaso Sarkozy no ha hecho lo mismo que Zp? ¿No está hablando con terroristas? ¿Qué dice ahora la derecha sobre el tema? Desconozco lo que vaya a decir la derecha, aunque lo imagino, ya que no será muy distinto de lo que decía el propio PSOE hace apenas cuatro años, pero es evidente que la cuestión colombiana y la vasca se parecen como un huevo a una castaña. La diferencia básica es que allí sí existe un conflicto entre partes y aquí, en España, no existe conflicto alguno. Sólo hay una organización terrorista a la que combate un Estado democrático con la ley en la mano. La ley frente a unos delincuentes. La aplicación del Estado de derecho. Nada más y nada menos. Nada que ver con Colombia, la intervención de Sarkozy o la superación de ningún conflicto. Cualquier parecido con aquello es pura ficción.

    Editado por jpg

    ……………………………………………………………….

    A ver si el amiguete de Juan_pg (JPG) le dice a JPG…que le echamos de menos..

    http://tubokatodico.blogspot.com/

  28. Los artículos sobre temas de actualidad política que escribe Juan pg alcanzan, a mi entender, resultados de acuerdo por mayoría absoluta.
    Afortunadamente no se ha perdido su pluma y lo podemos leer a diario en su “el chocolate blanco es mentira”. Yo al menos soy fiel devoto de sus comentarios.
    Si, como nos cuenta, mantiene relación con algunos blogueros, a éstos les rogaría que hagan lo posible por hacerle volver.

  29. FERNANDO
    pues no se con quien…porque es imposible contactar con el porque no admite comentarios a sus articulos….y eso a mi me pone negro azabache.
    Se ha recluido en su campana de cristal y no hay quien le eche el aliento…carajo!

  30. Se ve que su abstencionismo congenito aun le causa estragos a la hora de “debatir”.

Deja un comentario