Spin Doctors. El relato

Alfonso Salmerón

A propósito de la reciente convocatoria de elecciones generales, llevo días dándole vueltas a una idea en un mero ejercicio de especulación. No es más que una hipótesis. Acaso una reflexión. Un divertimento que quisiera compartir con ustedes si es que les apetece leerlo.Mi teoría más o menos es la siguiente y parte de una afirmación. Las elecciones del 28 de abril no las ha convocado Pedro Sánchez sino su spin doctor en una calculada estrategia que fue urdiéndose desde el momento mismo de la moción de censura.

Como saben, Pedro Sánchez sólo tiene 85 diputados. Nunca antes en la historia de nuestra democracia un presidente había sido investido con tan exigua fuerza parlamentaria. Y fue posible, gracias al apoyo de Unidos Podemos, Compromís, PDCAT, PNV, ERC y Bildu. Es decir, gracias al apoyo de la izquierda parlamentaria y de los partidos nacionalistas e independentistas.

La propuesta de moción de censura, que llega después de la condena por corrupción al PP es una apuesta ganadora. El spin doctor de Moncloa tal vez pensara que en el momento más bajo de la historia del PP, sería muy difícil que Unidos Podemos y el resto de partidos votaran en contra de una moción de censura presentada por Sánchez. Sobretodo después del intento fallido del anterior intento que supuso un altísimo coste electoral para los de Pablo Iglesias.

El apoyo a la moción de censura fue en buena medida, un cheque en blanco, un voto de confianza para abrir una nueva etapa política después de una década larga de crisis económica y corrupción política que había golpeado a la sociedad y sacudido el mapa político estatal.

Alguien que operara con los esquemas mentales previos a la época de la postverdad podría llegar a pensar que detrás de esa alianza parlamentaria había un proyecto de país en ciernes sobre cuya base diseñar a medio plazo una estrategia que resolviera los problemas más urgentes de la agenda política, que no son otros que reconstruir la cohesión social y territorial del estado.

Sin embargo, esos maestros de la narrativa de la postverdad que son los spin doctors no piensan de la misma manera. Para ellos, conceptos como proyecto, alianza, agenda política, cohesión, territorio y Estado sólo tienen sentido al servicio del objetivo para el que, como buenos profesionales, han sido contratados. Esto es, que su jefe llegue al poder y se mantenga en éste todo el tiempo que le sea posible.

Según mi teoría, los spin doctors la Moncloa sabían que era fundamental tomar unas primeras medidas de fuerte impacto mediático para insuflar ilusión de aire fresco y renovación a una agotada opinión pública asfixiada después de tantos años de color sepia y medianías marianistas. En ese sentido, la primera foto del gabinete de gobierno fue de lo más eficaz. Un equipo elegido con sumo cuidado para provocar ese efecto. Mayoría de mujeres, juventud y esa pátina de solvencia que resistió incluso el tremendo patinazo de Máximo Huerta.

Primeros meses. Anuncio de medidas efectistas. Exhumación de los restos de Franco, acercamiento de los presos políticos catalanes a cárceles catalanas y el Aquarius atracando en el puerto de Valencia. Fuegos artificiales para generar la ilusión de cambio y agenda internacional del presidente a tutiplen. En apenas unos meses ni nos acordábamos de Rajoy.

La estrategia iba surtiendo efecto y el PSOE iba recuperando intención de voto en todos los sondeos de opinión. Sánchez iba ganando tiempo mientras deshojaba la margarita sobre cuál sería el mejor momento para convocar elecciones. Oteando el horizonte del calendario, el mes de diciembre se antojaba decisivo. Elecciones andaluzas y presupuestos.

Segunda fase de la estrategia ganadora. Golpe maestro de los estrategas de Moncloa. Negociación de los presupuestos. Aceptar todas las propuestas de Unidos Podemos para aprobar los presupuestos era la manera más directa de apropiarse de su programa para tratar de robarle más tarde el electorado. Todo esto sin apenas despeinarse porque Pablo Iglesias asumiría en primera persona todo el peso, y por tanto, el desgaste, de una infructuosa campaña para convencer a ERC y PdCAT de la bondad de un voto favorable. Acotación. Es muy fácil negociar unos presupuestos que sabes que nunca se van aprobar, entre otras cosas porque si así fuera, recibirían la censura de la Unión Europea, y ya sabemos que Sánchez nunca va a enemistarse con la UE, a Venezuela me remito.

A los que hacían política antes de la era de la postverdad, tal cosa jamás se les hubiera ocurrido. Estas decisiones que ahora se toman en pequeños gabinetes gubernamentales, antes se tomaban en largas sesiones de análisis colectivo en las que la frivolidad estaba perfectamente fuera de lugar. Eran otros tiempos.

Las elecciones andaluzas supusieron un duro revés para el PSOE con la irrupción de Vox y la pérdida de un gobierno de gran carga simbólica para los socialistas. Pero eso a un buen spin doctor no le importa. Al revés, supone todo un challenge, un nuevo goal que añadir después a su curriculum. Si las posibilidades de negociación con los partidos catalanes eran mínimas, ahora son ya del todo imposibles. Sánchez sabe que no puede hacer ni una sola concesión a ERC. Los presupuestos están más que muertos pero hay que hacer la última escenificación.

Unidos Podemos sigue presionando a los partidos independentistas semanas antes de que empiece el juicio a los presos políticos. Sánchez apenas se despeina. La posibilidades son nulas. Todo el mundo lo sabe. Ahí entra de nuevo en escena el spin doctor de Moncloa. Empieza la breve semana del relator. Una propuesta creativa para poder generar la ilusión de que se está intentando el acuerdo hasta el último momento. Los independentistas, se filtra, rechazan la supuesta negociación: no aceptan las propuestas de relatores y no se quieren sentar si no es para hablar de autodeterminación. La derecha, por su parte, convoca una manifestación para el domingo. La opinión pública progresista pone el grito en el cielo. “Bien, vamos bien. Eso es justo lo que buscamos” , podría haber dicho perfectamente nuestro spin doctor imaginario en el gabinete de crisis de la noche del viernes.

Nos seguimos moviendo en el terreno de la virtualidad y la postverdad. Sin haber hecho prácticamente nada, Sánchez vuelve a ganar la partida. Aparece ante la opinión pública como un presidente con iniciativa y decidido a buscar soluciones políticas, boicoteado por los extremistas. Un valiente, casi un héroe. De nuevo contra todos. Quien ya se enfrentara y ganara a los barones socialistas, ahora debe enfrentarse y ganar a toda los extremistas de la derecha y a los independentistas. Papel de víctima, trazado con esmero para despertar, en su justa medida, la reacción emocional que impulse la carrera electoral y lo catapulten de nuevo a Moncloa. Los enemigos de la concordia no le dejan otra salida que el 28 de abril. Por el camino, el PSOE se ha apropiado del programa de Unidos Podemos y Ciudadanos se ha pegado un tiro en el pie de Andalucía. Dos adversarios que van a disputarse a lo sumo un lugar en el podio de consolación.

15 de febrero, Pedro Sánchez convoca Elecciones Generales. Se inaugura una larga campaña casi plebiscitaria a doble vuelta que finalizará en mayo con las municipales y autonómicas. La convocatoria pilla a casi todo el mundo con el pie cambiado. Menos a él, que lleva 6 meses de ventaja. Nueva política. La verdad no importa. Sólo el relato. En estado puro.

6 pensamientos en “Spin Doctors. El relato

  1. Puede ser. Tiene toda la pinta que ha sido así. Yo creo que a Sánchez le ha venido a ver el trifálico y la crisis de Podemos. El trifálico le centra y la crisis de Podemos le deja como una única alternativa real para frenarlo. Como bien dice el articulista la verdad no importa, solo el relato. Y ahí Sánchez es un maestro hasta el,punto de presentar ayer un libro que produce vergüenza ajena.

  2. Buenos días Alfonso Salmerón,caballeros callejeros y cabellera al viento sin coletas y a lo loco:
    Nunca pensé que en La Moncloa se escuchará a los Spin Doctors a toda pastilla ,pensaba que más bien se escucharía a The Killers…ejem….pero si el articulista cree que en La Moncloa se escucha más a los Spin Doctors..allá el…jeje….que le pregunté a Carlos Hidalgo léase el artículo de hace unos días y preguntense ,si son galgos o podencos.
    La verdad es que el 28 de Abril tendremos elecciones ..con “segunda vuelta”en Mayo.

    Sabremos ,pues ,si los ciudadanos están cansados de votar sin que les resuelvan sus problemas.

  3. Yo al divertimento primero apludirlo porque las obras de ficcion política em encantan. Luego dos observaciones, una de un dato y otra de contexto.
    (Pa darnos vidilla)

    La del dato “Los PGE si se hubieran aprobado hubieran recibido la censura de la Unión Europea” Esto no es verdad.
    El Proyecto de Presupuestos fue examinado en el ultimo Consejo Europeo de diciembre y aunque hacen alguna observación total y absolutamente en linea con las que le hacen a mas gente o a las que le hacian a gobierno anteriores, no reciben ninguna correccion o “censura” (lo que se entienda por eso). Me daría para hacer una plumbea reflexión sobre 1)como se usa Europa en el debate publico español y 2)como se compra cualquier tipo de argumento economico critico con la izquierda que se haga desde la derecha, especialmente si es “destructivo”. Ni se discute se acepta y fuera.
    O sea, quedense con lo fundamental: “PGE censurados” “PGE que no cumplian con Europa” “PGE ilegales” “PGE cualquier-cosa-que-no diga-que – eran-unos-PGE-“normales” NO ES VERDAD (cosa que, me temo, vamos a tener que repetir mucho y sobre muchas cosas en esta campaña)

    La segunda cosa -esta malevola total- hay dos fuerzas poderosisimas que determinan el devenir de la agenda politica: el azar y la competencia limitada de los seres humanos. De los spin doctors monclovitas reproduciré una valoración que a mi me parece excelente por concisa: “Mucho tuitero”

  4. En esencia las cosas han sucedido como dice Salmeron. El proyecto era la supervivencia y utilizar el poder como una agencia de publicidad , con libro final y
    mucho humo en el escenario.

    El resultado se verá esta primavera. Puede que suceda algo clásico : que los victimistas se transformen en victimarios y se note mucho. O no . La situación es inédita.

    Respecto a lo que dijo o no dijo europa sobre los PGE , dijo exactamente esto :

    « Aunque la presentación del proyecto de presupuestos de España cumple con el calendario establecido […], la ausencia de una propuesta legislativa describiendo las medidas anunciadas en el proyecto hace que sea muy difícil evaluar su impacto presupuestario y señala algunos riesgos de aplicación de los objetivos presupuestarios »

    A mi me parece una nota ambigua , como esas críticas de Boyero cuando dice :
    « Película bien rodada » Pues eso.

  5. Santi Villa dijo en el juicio que
    La ley de transitoriedad y fundacional de la república catalana, aprobada el 6 de septiembre anterior, era “innecesaria y además muy disparatada”, por lo que “ni un alumno de primero de Derecho la habría asumido”.
    Ayer salieron a la calle mogollón de independentista a los que les importa un pito el Derecho….es su forma de reafirmar su estupidez.
    PuigDevil les hizo pagar de su bolsillo ,las urnas y las papeletas,les hizo defenderlas con sudor y lágrimas y les montó una fiesta de bienvenida a La República Imaginaria de Tractoria,antes de salir pitando a Waterloo.

    iiNormal que estén mosqueados!!

Deja un comentario