Sin culpables cinco años después del Prestige

Millán Gómez 

Los juicios orales se retrasan como mínimo hasta 2009, los buques monocasco aún circularán frente a las costas de Galicia hasta 2010 y la mayor catástrofe ecológica de la historia de la comunidad ha supuesto ya un gasto  de 415 millones de euros.

Era el 17 de noviembre de 2002 pero podría ser hoy. El petrolero monocasco Prestige, cargado con 77.000 toneladas de fuel, se hundió a 250 kilómetros de las costas gallegas provocando una inmensa marea negra a lo largo y ancho del litoral gallego. La mancha de fuel afectó a una amplia zona comprendida desde el norte de Portugal hasta las Landas de Francia, pero con especial virulencia sobre Galicia.

Unos días antes, concretamente el miércoles 13 de noviembre, un petrolero con bandera de Bahamas lanzaba un S.O.S. a 50 kilómetros de Fisterra. Era el origen de la mayor catástrofe ecológica de la historia de Galicia.

El barco era capitaneado por el ciudadano griego Apostolos Mangouras, quien fue evacuado del barco y detenido a su llegada al aeropuerto de A Coruña. Se le acusa de un delito de desobediencia a las autoridades españolas y de atentar contra el medio ambiente. Además, el Gobierno español le acusa de obstaculizar las labores de remolque y de obedecer, en primer lugar, al armador del que dependía por encima de las órdenes de las propias autoridades españolas.

A día de hoy, Mangouras continúa en su Grecia natal a expensas de que la justicia española le cite para dictaminar qué grado de culpa tiene en lo sucedido.

La intención del capitán del Prestige fue, desde un primer momento, fondear el barco a unas cuatro millas de la costa, una profundidad suficiente para poder armar anclas. Mangouras tenía la intención de salvar el propio buque y la carga que transportaba. El problema con el que se encontró fue la negativa tajante de las autoridades españolas a acercar el petrolero al litoral, bajo la obligación de remolcarlo. La resistencia del propio capitán heleno es el origen del encausamiento.

El otro presunto culpable responde al nombre de José Luis López Sors, por entonces alto cargo del Gobierno del Partido Popular (PP). También él se encuentra a la espera de la citación judicial para declarar. Casualidades de la vida, López Sors (PP) será defendido por Joaquín de Fuentes, Abogado General del Estado (representante del Gobierno socialista en la causa).

Pocas veces en la historia una comunidad tan pequeña como es la gallega puede sentir el impagable orgullo de haber reaccionado con semejante entereza y rebelión cívica revertiendo la situación y motivando un cambio global como el ocurrido en el Finisterrae. Gran parte de los logros se han conseguido pero queda la asignatura pendiente: cinco años después de la mayor catástrofe ecológica de la historia de Galicia aún no se ha celebrado el juicio para determinar los culpables de tamaña tragedia. Dicho juicio se instruye en Corcubión (A Coruña) y la vista oral en Estados Unidos, en la que un jurado decidirá sobre la demanda del Estado Español ante ABS, la clasificadora que realizó la revisión al “Prestige”.

El 3 de enero de 2008 saltaba la noticia de que la jueza Laura Taylor Swain, responsable de la instrucción judicial en el Tribunal Federal del Distrito Sur de Nueva York, había desestimado la demanda de España contra ABS debido a un formalismo jurídico. Las autoridades españoles reaccionaron a la noticia declarando que la decisión adoptada por la magistrada Taylor es “muy discutible”.

En lo que respecta a la causa que se instruye en Corcubión, en plena Costa da Morte, la principal prueba judicial para conocer las causas del hundimiento del buque ha dado comienzo después de que fuera ordenada a comienzos de 2005. Los peritos encargados de elaborar la prueba judicial tienen como fecha límite de entrega el mes de marzo de 2008. Además, se está elaborando la lista de afectados por la tragedia, lo que retrasará a buen seguro hasta el segundo semestre de este año.

Por su parte, las vistas orales estadounidenses, la fase de instrucción denominada “Discovery”, está ya en su tramo final y podría finalizarse durante este mismo año. De todos modos, el comienzo de los juicios orales se demoraría como mínimo hasta el próximo año 2009.

Cinco años después de la tragedia que dejó sin trabajo durante meses a miles de marineros gallegos, ocho magistrados se han ido pasando la patata caliente sin ser ninguno capaz de terminar el trabajo. Nadie quiso asumir la responsabilidad y la sociedad gallega continúa sin conocer los culpables de una de las páginas más tristes de la historia de esta tierra.

Galicia ya tiene experiencia en desastres de este calibre. Sin ir más lejos, siete de los once desastres marítimos de Europa en las tres últimas décadas ocurrieron en Galicia. Treinta años después, la población gallega carece de los medios necesarios para protegerse de un hipotético nuevo desastre y no existe un protocolo de actuación para estos casos. Cinco años después del Prestige, apenas se ha avanzado en nada. Excepto la rebelión ciudadana. Los gallegos dijeron basta.

Los derrames que afectaron a las costas gallegos durante estos últimos años dejaron 300.000 toneladas de crudo, una cifra similar a las vertidas en todo el viejo continente. Además de cinco tragedias que tenían en petroleros a su protagonista central, la comunidad gallega padeció los incidentes sufridos por el Erkowit, que contenía pesticidas en su carga, y el Cason que se incendió con bidones de sustancias tóxicas.

La estadística de catástrofes en Europa y también en el caso gallego evidencia un dato muy claro: entre los barcos accidentados existe una amplia mayoría de ellos que navegan bajo banderas de conveniencia. Algunos de los buques siniestrados en Galicia (Prestige, Erkowit o Cason) navegaban con pabellón de Islas Bahamas, Sudán y Panamá.

En la década de los cincuenta únicamente un 2% de los mercantes se incluía en estos registros. A mediados de los noventa esta cifra se elevó hasta diagnosticar que la mitad de la flota mundial navega con banderas de países conveniencia.

Estos pabellones dan grandes facilidades a barcos de gran antigüedad y esto supone un grave riesgo para nuestros mares. El 65 % de los petroleros tiene más de 15 años y más de la mitad de los siniestros marítimos desde 1963 ocurrieron bajo estas banderas. De hecho, tal y como anunciaron los Verdes en el Parlamento Europeo, alrededor de 140 mercantes con 26 años de antigüedad (como era el caso del Prestige) o incluso más años navegan en la actualidad.

Los petroleros monocasco y de mayor edad han sido retirados a astilleros de Asia con el fin de cubrir la demanda de acero que existe en países de aquel continente. A pesar de ello, la cuarta parte de la flota mundial de buques aún tiene un solo casco. En 2010,  año en que finaliza la moratoria impuesta por la Organización Marítima Internacional (OMI) a estos petroleros, está previsto que no exista ya ninguno con estas características.

De este modo, estos buques aún podrán circular por aguas internacionales y navegar por la costa gallega. Nada ha cambiado de modo sustancial en este sentido desde hace cinco años. La normativa europea prohíbe que estos barcos de gran peligrosidad recalen en puertos de Unión Europea, el problema es que esta normativa es repetidamente incumplida. El tráfico de estos petroleros se ha reducido drásticamente desde que no pueden recalar en puertos comunitarios, aunque aún transitan varias decenas de buques procedentes de Rusia de camino a Asia, exactamente la misma ruta que trágicamente trazó el Prestige.

La crisis del Prestige ha conllevado también un agujero económico al Estado de grandes proporciones. De las arcas del Estado han salido 415 millones de euros. En esta cifra se incluyen indemnizaciones a particulares, lo abonado mediante diferentes acuerdos con las autonomías y ayuntamientos afectados por la marea negra, y lo que se ha gastado en el sellado y control del pecio. Los complejos trabajos en los restos hundidos han costado hasta la fecha unos 116 millones. Las indemnizaciones más importantes tuvieron como destino la gente del mar, víctimas primeras de la catástrofe.

Pasaron cinco años, cinco años de una tragedia que para algunos es un capítulo de un pasado ya olvidado por completo. Hoy podría ser perfectamente el día que en el que las costas gallegas se tiñeron de negro con las 77.000 toneladas de fuel que desprendió el petrolero “Prestige”. No lo es pero podría serlo porque hoy día Galicia sigue igualmente indefensa. Las decisiones continúan tomándose lejos de Galicia y los barcos con mercancías peligrosas continúan navegando frente a las costas gallegas. Se ha avanzado pero no es suficiente. Otro Prestige es posible.

19 pensamientos en “Sin culpables cinco años después del Prestige

  1. En ese sentido, y por ser algo que puede evitarse, es una suerte estar en la ruta de los mercantes, ya que, aunque tarde, se tomarán medidas que evitarán la repeticiones de hechos similares. Peor es estar en la ruta de los tornados, que tanta destrucción y víctimas causan, o en las zonas sísmicas que se localizan en las zonas rocosas cercanas a los bordes de una unión entre placas tectónicas en tensión, circustancia que, en ambos casos, convierte a los habitantes de las mismas en potenciales sufridores de acciones de la naturaleza y contra las que no se puede hacer otra cosa que desarrollar medidas preventivas, que no siempre son adecuadas cuando los elementos se alteran por encima de lo previsto.
    Las acciones generadas por la mano del hombre, aunque generalmente no tan temibles como las generadas por la naturaleza, duelen no solo por el destrozo ecológico y de vidas que puedan tener como consecuencia, sino tambien y en algunos casos, sobretodo, por la sensación de impotencia y rabia que deja el saber que se podría, y en muchos casos, debería, haberse evitado.
    La irresponsabilidad de un armador o de un pirómano que destruyen ecosistemas, en algunos casos de imposible o muy lenta regeneración, acompañados además de pérdidas de vidas, en ese supuesto además irreparables, son factores de muy difícil solución. Las posibilidades de generar mal superan con mucho a las de impedirlo. Por otro lado, los avances tecnológicos, en muchos casos necesarios para dar soluciones a necesidades crecientes, como puedan ser las centrales nucleares como ejemplo más conocido, aumentan los riesgos de que, por irresponsabildad , imprudencia, sabotaje etc. etc. estemos expuestos a nuevos y crecientes riesgos.
    En el aniversario del Prestige, yo me hago la misma pregunta que el articulista. Por un lado lamentar la lentitud de la justicia en identificar los niveles de responsabilidad existentes, ante claras acciones delictivas por un lado e hipotéticos errores de actuación por otro, adjudicables a un desastre, en el que tanto los perjudicados por defecto como los beneficiados por exceso, hablando en términos económicos, han supuesto un fuerte costo y del que previsiblemente poco o nada se va a recuperar. Por otro lado y ese sí representaría una grave irresponsabilidad por parte de los responsables de tomar las debidas precauciones, caso de no haberse avanzado lo suficiente tanto en medios como en logística y protocolos, ¿en que punto nos encontramos hoy?, cinco años después. Caso de no estar donde se deba, con medios y planificación que, razonablemente, nos defiendan de peligros desconocidos, o impidan la repetición de los ya conocidos, no habría otros responsables que los gobiernos de turno.

  2. Fernando dice:
    “claras acciones delictivas por un lado e hipotéticos errores de actuación por otro”

    Estoy casi casi casi casi de acuerdo en todo menos en el orden.
    Yo diría: “hipotéticas acciones delictivas por un lado y claros errores de actuación por otro”.

  3. Me gusta que Chacón haya ido a ver a las tropas en Afganistán.

    Es muy simbólico.

  4. ¿simbólico?
    ¿En el pais del burka una mujer embarazada ministra de Defensa que visita las tropas españolas?
    ¿simbólico?

    ¡¡Eso es la hostia!!
    ¡¡¡Mucho mas importante que la visita del Papa a USA!!!

  5. Yo estoy con Amistad Cívica. La visita de Chacón a Afganistán es mucho más que simbólico. Es revolucionaria. Recomiendo la columna de José Luis García Sánchez en Público hoy.

  6. Amigos y amigas, coincido con la opinión generalizada de que la visita de Carme Chacón a las tropas españolas en Afganistán es histórica y cargada de gran simbolismo. Pero …. hay algo que no va a ser una novedad, algo que tiene precedentes desde hace varios días, por desgracia: a los talibanes ya los ha sufrido Carme, por su condición de mujer y de madre en puertas, aquí en España.

  7. Ingenioso Salaberría…
    Desgraciadamente sí, otro Prestige es posible. Es de esperar que una mejor actuación de los responsables de emergencias consiguiera al menos mitigar los daños. Pero no es seguro, claro. Ni siquiera una catástrofe similar será imposible con los petroleros doble casco a partir de 2010. Pero evidentemente los riesgos se reducirán drásticamente.
    Lo de las banderas de conveniencia es como los paraísos fiscales: hay demasiada gente interesada en que sigan existiendo como para poder acabar con ellos.
    Últimamente estoy muy liado y no me puedo pasar por aquí con la asiduidad con la que me gustaría. Saludos a mansalva

  8. Igual que PMQNQ, yo también estoy con Amistad Cívica: el viaje de Chacón al país de los burkas es mucho más que un símbolo. ¿Quién fue el bobo que digo que una preñada no puede viajar y es una inútil? Aun habrá talibanes españoles que le reprochen el derroche de tres médicos y una camilla. Cada vez que veo a la Chacón dando órdenes a un machote cargado de mesallas y estrellas me emociono. Al revés de lo que confiesan los/las machistas vergonzantes, para sentirme orgulloso de este Gobierno no tengo que esperar a si las ministras lo hacen, o no, bien: la primera batalla está ganada, el nombramiento de nueve ministras ya es per se una victoria y significa que en los gobiernos de España y en los de Europa que pretendan ser modernos y/o progresistas ha muerto un antes y ha nacido un después. La Espinosa, tan frágil por fuera, tan entera por dentro, cuánta dignidad siempre: la he visto frente a los consejeros autonómicos (por cierto, sólo una mujer, si no conté mal) y no la vi meterse bajo la mesa ni la escuché diciendo tonterías. Para tonterías las de los presidentes de Valencia y Murcia (ojo, las regiones con más corrupción urbanítica) que no quieren dar de beber a la casi sedienta Barcelona. Y a estos dos les llaman los moderados del PP.

    PMQNQ, no he encontrado el artículo de García Sánchez en Público.

  9. Abundando en el Siperismo…bella palabra creada por nuestro admirado Econcon…
    Hay que tener en cuenta que el siperismo se divide en dos ramas fundamentalistas :
    El siperista practica el siperismo con altiva voz y llenando su boca de mentiras absolutamente constatables.
    El siperonista practica el siperismo dando patadas en el “perone”.
    Mariano Rajoy es un gran siperista que ultimamente esta siendo rodeado mediaticamente por una jauria de siperonistas.

    Comprendo que Rajoy quiera tener un partido popular abierto a otras ideologias como la socialdemocrata (¿?) y convertirse en nuestro Zarkozi patrio y que duda cabe que Esperanza Aguirre esta incapacitada para ser una Angela Merkel ,pero el que sea una liberal de pelo en pecho le hace levantar la pierna de sus colaboradores siperonistas.

    Si en algo se asemejan los partidos al mundo del futbol,no negaran ustedes que en el PP estan de semifinales y tienen a la hinchada creando sus propios Ultra sur y Ultra norte sin olvidar los Ultra Este y los Ultra Oeste….creo incluso que el juez arbitro y los asistentes en las bandas pertenecen a la asociacion conservador de jueces.

    En fin todo fluye y todo vuela como la razon en una escupidera.

    El siperismo que alegria de ideologia.

    Para contrarestrar la marea siperista de los valencianos y murcianos aqui os dejo mi ultimo video:

    “Inmersion en la pecera ,poca agua y mucha tela.”

    http://es.video.yahoo.com/video/play?vid=2392923

    De la Vega del Ebro habla del agua del Gobierno de España.

    ¿Guerra del agua ? ¡No!

    ¡No a la guerra!

    ¡Video te ridere! ….JAJAJA….que nervius augustus tremebundus.

  10. La que tienen montada en el PP… les va a costar salir con bien de ésta…

  11. Cuanta razon tiene los que dicen que no hay “dulces derrotas”…jeje.

  12. Lamentable pero cierto, estamos igual. Seguimos con los medios tradicionales: cruzar los dedos.
    Rectifico, estamos peor, tenemos reganosa
    Un señor tiene unos terrenos en un sitio privilegiado de la Ría de Ferrol donde no se puede construir
    Tiene amigos bien situados y con influencia en el pp
    Se asocia con alguien que esta en el gobierno de Galicia, del pp
    Presentan un proyecto empresarial inviable y estúpido que no pasaría el más mínimo control de un gobierno serio
    Y surge Reganosa: planta de gas licuado, en plena RIA DE FERROL, A 800 m, Si, 800 METROS de Mugardos., donde los gaseros solo pueden entrar con marea alta y por una boca cuya anchura es casi como la del gasero, vamos para una prisa!!!.
    Aquí siguen quedando cosas que “cheiran”

    Un abrazo a la ministra de defensa, cada vez que la veo ante las tropas me casi que se me saltan las lágrimas de emoción y solidaridad

  13. Para Averlas y para Devagar (y para todos los demás):

    ¡A sus órdenes, ministra!
    JOSÉ LUIS GARCÍA SÁNCHEZ

    ¿Puedo confesar que el lunes 14 de abril, día de la República, sollocé?
    No con la nostálgica bandera tricolor. No. Se me asomaron humedades a las comisuras de los ojos al ver en el televisor la mejor secuencia del año. Una chica, visible y orgullosamente preñada, ordenaba a todos los militares presentes gritar un ¡Viva España! que sonaba a audacia, a progresismo, a ternura. Un grito como aterciopelado, exterminador de los acostumbrados gritos de ritual de aquellos recios militares, de pelo en pecho, que ejecutaban a sus esposas desobedientes con la pistola de reglamento.

    Ya digo, se me asomaron a los ojos las vanguardias de una lágrima recordando a mi padre, militar mutilado, cuando vio Barcelona, por primera vez, a sus setenta años y dijo: “¡Joder, qué bonita es España!”. Porque la chica del grito, además de hermosa, enérgica y preñada, era catalana. El grito me recordó a mi abuela congregando a los nietos para la merienda con el sonido de una corneta imaginaria. Me recolocó la palabra perejil como simple elemento culinario. Me hizo olvidar el sesientencoño. Y el heroísmo a la bayoneta.

    Ya estoy mayor, pero tuve el impulso de apuntarme en el ejercito como voluntario
    de un batallón de Tercera Edad, para ser mandado por esa señora. Para llevar a su niño al parque, como asistente, a jugar a las batallas. O a las muñecas.

  14. Devagar.
    solo por puntualizar y tal.
    Reganosa no es una planta de gas licuado. De hecho no sé lo que es una planta de gas licuado. Es una regasificadora. El gas natural puede viajar de dos maneras, o en gaseoductos o en barcos gaseros en forma líquida. A Reganosa llega el Gas natural en forma líquida y así se regasifica, es decir se convierte en gas para su posterior distribución. Es una instalación industrial que no tiene mayor peligro que muchísimas otras.

    Por cierto, La refinería (por poner un ejemplo de instalación equivalente) no es que esté a 800 metros de Mugardos, es que está en la mismita entrada de La Coruña.
    Pongamos las cosas en su sitio….

  15. Yo creo que a lo que apuntaba Devagar era a que la entrada para los barcos que transportan el LNG (liquid natural gas) era tan estrecha que casi invitaba al naufragio de alguno de esos barcos, antes que al peligro de la factoria en sí, que no se si lo tiene pero que en todo caso se compensaría con el beneficio de la proximidad a un punto de entrada para el gas natural, que siempre viene bien para cocinar y tal.

  16. Seguro que sí, Mimo Titos. Lo que pasa es que todo esto de Reganosa suena un poco a la filosofía Nimby. ¿es necesaria una planta de regasificación? Por supuesto. ¿la quieres cerca de casa? por supuesto que no.
    ¿hacen falta centros de drogodependencias? Por supuesto que sí. ¿los quieres cerca de tu casa? Por supuesto que no.
    ¿hace falta realojar a la gente de los poblados chabolistas? Por supuesto que si. ¿los quieres en tu barrio? Por supuesto que no.

    La mentalidad Nimby tiene una frase comodín que sirve para todas estas circunstancias que es: “que lo pongan en la casa del alcalde”.

    Para los que no sepan lo que es la mentalidad nimby, quiere decir “not in my back yard”. Algo así como “no en mi jardín trasero”.

    Si el problema es la estrechez de la entrada de la ría, entonces ¿que tiene que ver que esté a 800 metros de Mugardos o a 80 kilómetros?

  17. En este blog hemos pasado de la obsesión por el monotema a la casi ignorancia de los actos de barbarie que eta sigue cometieno. La bomba de hoy, la de hace dos días, el relato de Pablo Ordaz en El País de hoy sobre la tremenda y casi irreal, por disparatada, realidad que se sigue viviendo en Mondragón… ¿Qué se puede decir que no se haya dicho ya? Nada, pero por lo menos dejar constancia de que no somos testigos impasibles, como esos que tan bien describe Gutiérrez Aragón en su película “Todos estamos invitados”. Dejar constancia de que nos afecta, de que nos duele, de que somos solidarios con esos concejales de Mondragón y de otros pueblos, los del PP y los del PSOE, que se juegan la vida todos los días por defender la democracia. Y demostrar nuestro asco por las gentes que se niegan a condenarlo, como los de IU.

Deja un comentario