Semana decisiva para la seguridad internacional

LBNL

El Presidente Macron llega hoy a EE.UU. para una visita de Estado a la que seguirá otra oficial de la Canciller Merkel el jueves. Ambos tratarán muchos temas con Trump y demás interlocutores norteamericanos, algunos de ellos puramente bilaterales, pero el tema central será el ultimatum estadounidense de retirarse del acuerdo para la suspensión del programa nuclear iraní si antes de l12 de mayo la Unión Europea no ha conseguido “corregir sus deficiencias”. Las designaciones de Pompeo como sucesor de Tyllerson como Secretario de Estado y, sobre todo, de Bolton como Consejero de Seguridad Nacional (el tercero ya en 16 meses de Trump), auguran poco éxito a la misión conjunta del eje franco-alemán que lidera la UE. Especialmente porque la Unión entiende que con el aval continuado del Organismo Internacional para la Energía Atómica (OIE) sobre el cumplimiento del acuerdo por parte de Irán y la negativa rotunda de este último a enmendar el acuerdo tan laboriosamente negociado durante años, no tiene ningún margen para “corregirlo”. Por eso los líderes europeos ofrecerán otras contrapartidas como mayor dureza contra Irán por su papel en Siria o más apoyo contra Siria si vuelve a utilizar armas químicas. Pero será igualmente importante lo que hablen sobre comercio internacional. El viernes la UE pegó fuerte cerrando un acuerdo de libre comercio con México. Y está afilando los cuchillos por si EE.UU. decidiera el próximo 1 de mayo incrementar las tarifas comerciales contra el acero europeo, suspendidas solo temporalmente.

Bolton es lo que en lenguaje de barra de bar calificaríamos sin dudar de una vaca-burra: leña, leña y leña, sobre todo en Oriente Medio. Es miembro de prácticamente toda entidad ultra-conservadora que quepa imaginar, incluida la todo poderosa y desquiciante American Rifle Association, y aboga abiertamente por el uso de la fuerza militar, armas nucleares incluidas, para acabar con los regímenes norcoreano, iraní, sirio o cualquier otro que haga falta, todo en nombre de la libertad. Como estudiante, Bolton trabajó para la campaña de Goldwater y más tarde para Helms, y ha estado en todas las salsas tóxicas desde entonces, incluida la campaña de desinformación para justificar la invasión de Irak sobre la base de sus supuestas armas nucleares, al punto de que su nominación como Embajador ante las Naciones Unidas terminó anticipadamente tras una saga interminable durante la cual el Congreso se negó repetidamente a ratificarle. Pues bien, este tipejo es a quien Trump ha elegido como máximo asesor de seguridad. En realidad, no había otro mejor para semejante Presidente.

Irán no tiene armas nucleares y ha aceptado el régimen más estricto de la historia para verificar que la suspensión de todas las actividades indispensables para llegar a desarrollarlas, incluidas inspecciones intrusivas de los inspectores del OIEA, cámaras permanentes incluidas. Irán sigue siendo una teocracia que reprime con saña a cualquiera que se atreve a desafiar “la revolución islámica” y cuyos “guardianes de la revolución” (Pasdarán) campan por sus respetos en Siria, Líbano, Iraq y Afganistán, entre otros, además de controlar alrededor de un tercio de la economía local a través de un amplio, poderoso y complejo entramado empresarial. Irán no es desde luego un modelo de nada, nadie lo discute. De lo que se trata es de cuál es la mejor manera de contener la amenaza que suponen las pulsiones que emanan desde Irán contra Israel, Arabia Saudí y, en menor medida, Occidente. Y sobre esto vuelve la disyuntiva entre los partidarios del “leña al mono que es de goma” y que no entiende otro lenguaje, y los que estamos convencidos de que las soluciones “quirúrgicas” son pretendidamente rápidas pero generan más problemas de los que supuestamente arreglan. A la invasión de Iraq me remito. Nadie en su sano juicio habría sostenido que Saddam Hussein merecía defensa pero todavía estamos padeciendo las consecuencias de la “liberación” por las armas saltándose a la torera el derecho internacional.

El sátrapa norcoreano anunció el otro día que suspendía sine die toda prueba nuclear y confirmó que su objetivo es la desnuclearización, como viene pidiendo la comunidad internacional desde hace años. No me cabe duda de que el objetivo sigue estando muy lejos pese a los avances que puedan registrarse en la próxima cumbre inter-coreana y la posible cumbre con Trump a finales de mayo o más bien junio. Corea del Norte quiere garantías de que no será invadida o saboteada y China y Rusia la apoyan siempre y cuando esté dispuesta a jugar según las reglas, que no admiten pruebas nucleareas y balísticas sin control, como ahora dice estar dispuesto a aceptar.

Para la mayoría de los mortales, el progreso de la diplomacia con Corea del Norte sería un buen augurio para el asunto iraní: ya tenemos el acuerdo, aseguremonos de que se respeta, ¿para qué cargárselo?. Pero para los halcones ideologizados el progreso con Corea del Norte es más bien una coartada para ser más duros con Irán: no les pueden acusar de portarte mal o de fracaso porque las sanciones contra Corea del Norte han producido resultados.

Afortunadamente contamos con dos elementos adicionales. El primero es que la violación del acuerdo con Irán es un desincentivo para que Corea del Norte pacte: ¿qué garantía podría tener de que se cumplirán las contrapartidas prometidas? El segundo es que el acuerdo con Irán incluye un periodo de varios meses para la resolución de cualquier conflicto en su aplicación. Es decir, que si EE.UU. decide retirarse el 12 de mayo como es previsible, Irán no se retiraría hasta otoño, si fallarán todas las iniciatives para reconducir la situación.

Ya veremos dónde estamos con Corea del Norte en otoño, todas las apuestas son buenas. Y ya veremos dónde estamos en Siria y en la pugna soterrada de Irán con Arabia Saudí y su más abierta confrontación con Israel en el oeste de Siria.

Lo que está claro es que Macron y Merkel volverán de Washington a finales de semana con una mejor idea de hasta qué punto podemos seguir confiando en Estados Unidos como en nuestro mejor aliado, lo que implica quedar al margen de sus sanciones comerciales, el que garantiza nuestra seguridad frente a la creciente agresividad rusa y el que mejor asegura la estabilidad internacional.

Con independencia de lo que consigan convencer o intimidar a Trump, ojalá sus problemas legales se acrecienten lo más rápidamente posible y podamos, más pronto que tarde, volver a contar con una administración norteamericana solvente y previsible.

PD: Larga vida a Iniesta, el del gol de la final del Mundial, el del Iniestazo contra el Chelsea, el que nunca ha generado problemas y el que levantó la cuarta copa consecutiva de su Barça del alma el pasado sábado. Preciosa la ovación de la afición del Sevilla pese al varapalo.

Un pensamiento en “Semana decisiva para la seguridad internacional

  1. Hay varios observadores que han señalado que a Trump le cae muy bien Macron. Será por los cojones que está demostrando con su objetivo de establecer una unión europea mas estrecha no solo con bellos discursos sino buscando que el gobierno de Merkel se comprometa también a ello en serio o será por los cojones que demuestra dersafiando a los sindicatos franceses o será simplemente porque le cae bien. Pero parece claro que la UE conseguirá más concesiones de Trump a traves de Macron que de Merkel. En cuanto a lo del encuentro con Corea del Norte, es indudable que si se consigue una desnuclearización de sus planes bélicos, también se conseguirá que Trump no vea motivos para cambiar su actitud respecto a Irán, por mucho que Netanyahu siga insistiendo en lo contrario. La distensión con Corea del Norte tiene grandes probabilidades de cumplirse, pues ha sido Corea del Norte el más interesado hasta la fecha en conseguirlo. Primero manda a su hermana a Corea del sur para presentar un equipo unido en las olimpiadas, despues la hermana le indica a Corea del Sur que su hermano quiere reunirse con Trump. Dos gallos de pelea reuniendose para satisfacer sus imágenes en todas las pantallas del mundo.
    Si hay una razón para preocuparse de la distensión mundial es el conflicto sirio. jamás volverá a ser un solo país. Al norte, Turquía ya ha ocupado una franja del territirio siria froterizo con Turquía, al este del rio Eufrates está el ejercito de los kurdos sirios apoyado por unos 2000 efectivos estadounidenses en campamentos que suministran entrenamiento y material militar. En el resto del territorio sirio, hay muchas tropas iraníes y de Hesbollah. Los iraniés tiene una base aerea desde donde han llegado a mandar un dron con bombas a Israel. Los aviones de israel lo destruyeron y acto seguido bombardearon la base aerea iraní. A todo esto, Arabia Saudí teme esta expansión iraní y busca aliados para contrarestarla. En fin , muchas probabilidades de un conflicto mayor.
    Para

Deja un comentario