¿Seguro que las exportaciones dan para tanto?

José D. Roselló

Es cierto que el sector exterior en su conjunto se ha convertido en el único agregado de la economía nacional que da alguna buena noticia. De hecho, como ya se mostró en un post anterior, se ha desempeñado comparativamente bien en los últimos años, aguantando mejor que otros países importantes la irrupción en el comercio internacional de los países emergentes y, de paso,  cuestionando así la idea de que España se ha desangrado por la pérdida de competitividad[1].

Sin embargo, son muy discutibles otras ideas alrededor de las exportaciones que se están propalando, fundamentalmente desde el discurso gubernamental: que la mejora  del déficit comercial viene por un desempeño extraordinario de las exportaciones y que las exportaciones tienen la capacidad de tirar de la economía nacional para sacarnos de la crisis. Como se mostrará a continuación, los datos no soportan nada bien estas dos afirmaciones.

1.         No ha habido un incremento extraordinario en las exportaciones.

La mejora del déficit exterior, es decir, la diferencia entre lo que importamos y lo que exportamos, se ha debido fundamentalmente al descenso de las importaciones. Un país en una seria crisis de demanda interna, adquiere menos bienes de consumo e inversión.

Aunque, efectivamente, ha habido una mejora de las exportaciones, no ha sido esta mayor de las que se han producido en otras épocas, incluso muy recientes, sin que entonces se entonaran cánticos en favor de una supuesta ganancia cuasi mágica de competitividad, o se le diera la importancia que en este momento parecen dársele.

Por ejemplo, del 95 al 97 las exportaciones encadenaron 3 años de crecimiento de dígitos dobles, debidos en gran medida a las devaluaciones del 95. También hubo un crecimiento espectacular en el año 2000. Un año extraordinariamente bueno fue 2006, y también dos datos excelentes en 2010 y 2011, si bien es cierto que cuestionados por la enorme caída de 2009.

2012 apenas provee un crecimiento en el entorno del 3%, de hecho, de los más bajos de la serie.

La competitividad en sí es una magnitud algo elusiva, se supone que habla de lo fácil que le es a una economía dada vender sus productos en el exterior. Ya es discutible que el único vector de competitividad de un producto sea el precio. Pero también lo es que sea el salario lo único que determine dicho precio, y como tercera pirueta, ¿tanto suponer para sólo un 3% de crecimiento exportador?

Lo atípico es la caída de las importaciones, muy poco frecuente.

Es de reseñar que en los años de mayor expansión del déficit se produjo un aumento muy considerable de los precios del crudo. Este llegó a más que duplicar su valor. Una subida similar hoy en día daría al traste con esta mejora del saldo exterior nacional ¿Que quedaría del discurso, algo triunfalista, imperante? ¿Estaríamos hablando de pérdidas de competitividad entonces?

2.         Nuestras exportaciones no son un motor de cilindrada suficiente para sacarnos del pozo.

Teniendo la economía española sus puntos fuertes, desgraciadamente el peso del sector exportador no ha sido nunca otra cosa que una debilidad. Sigue siéndolo. La aportación del sector exportador a nuestro PIB es pequeña si nos comparamos con un país de configuración exportadora potente. De ahí que, por mucho que crezcan las exportaciones hoy o mañana, la capacidad de que esto se transmita a la economía general es más limitada que en otros lugares. Por ilustrar esta idea comparemos con la situación de Alemania país netamente exportador y con datos accesibles y comparables.

El tamaño del sector es relevante, porque da idea del la cantidad de recursos que implica en su economía de referencia. Mientras que las exportaciones en Alemania equivalen a un guarismo superior al 40% de su PIB, en el caso español apenas se supera el 20%. Esto significa que cuando el motor exportador arranca en Alemania, tiene una importante capacidad de arrastre. Sin embargo, en España, por muy positivo y muy bienvenido que sea, su tamaño más reducido ilustra perfectamente la noción de que hay al menos actividad relacionada.

En la misma línea podemos utilizar magnitudes relacionadas con el empleo. Tomemos como ejemplo el caso del empleo industrial. Aun teniendo en cuenta que no todo lo que mueve el sector exportador es industria y aun teniendo en cuenta que no todo lo industrial es sector exportador, sí podemos estar de acuerdo en que el grado de identificación es bastante bueno para darnos un orden de magnitud. En Alemania el 22% de los empleos son empleos industriales. En nuestro país este porcentaje es del 14%. Lo cual de nuevo muestra el más limitado impacto que en nuestro país tiene un crecimiento exportador.

Haciendo una muy burda simulación numérica, teniendo en cuenta las relaciones expresadas en el grafico anterior[2], podemos decir que para obtener el mismo incremento porcentual del empleo, las exportaciones españolas tienen que crecer un 50% más que las alemanas.

Por mucho que sea deseable un sector exportador más potente, a lo cual nos apuntamos todos, lo cierto es que nuestra economía necesita un motor de más potencia. Para este bache respecto al sector exterior, Alemania va en 4×4 y nosotros en moto de 250 cc como mucho. En resumen “el tamaño importa”.

3.         La distribución por mercados de destino y sus perspectivas no auguran el mejor escenario.

Para cerrar, a destacar una particularidad del sector exportador español: está más específicamente centrado en la Eurozona que el de otros países (de nuevo consideramos a Alemania.)

Como tantas otras veces esto, per se, ni es bueno ni es malo, solo que en las presentes circunstancias, en las que las perspectivas de crecimiento de la Eurozona son considerablemente menores que las de otras áreas económicas del mundo, el escenario a corto plazo que ello augura es más desfavorable.

Concluyendo, aún siendo el sector exportador español un sector importante y cuyo desempeño no es malo, sí da la impresión de que se le está usando como el “mcguffin” en las películas de Hitchcock, o usando un símil mas racial, como muleta. Dado que el paisaje tras la política de recortes es el esperado, es decir, depresión y paro; dado que el paisaje tras la reforma laboral es el de despidos y bajas generalizadas de sueldos, y creo que en mayor medida de lo que se esperaba, se echa mano de lo único positivo que hay y se monta un discurso alrededor en el que aguantar las inclemencias del tiempo. Que sea más menos plausible, eso ya es otra cosa.

 


[1]    http://www.debatecallejero.com/un-vistazo-a-las-exportaciones/

[2]    Los números no expresan relaciones económicas sino simplemente relaciones numéricas observadas. Aspectos como incrementos de productividad, composición del empleo asociado al sector exportador, no linealidad en las relaciones entre crecimiento y empleo etc., se obvian. No son previsiones sino órdenes de magnitud.

 

12 pensamientos en “¿Seguro que las exportaciones dan para tanto?

  1. “Las Mentiras de Rajoppiyus”

    Los socialistas han pedido al presidente del Congreso que incluya una nota con el análisis de las cifras que ofrece el Ministerio de Empleo desde la entrada en vigor de la reforma laboral en las actas del Debate del Estado de la Nación. Cifras que, asegura el PSOE, vienen a “desmontar la manipulación del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, acerca de los datos que ofreció sobre la reforma laboral durante el gran Debate de miércoles y jueves.

    Un ‘error’ de 200.000 desempleados
    El escrito que, en nombre de Alfredo Pérez Rubalcaba, ha presentado el Grupo Socialista a Jesús Posada, y que piden sea trasladado también al propio Rajoy, recorre prácticamente uno por uno los puntos en los que se basó el presidente para justificar la entrada en vigor de la reforma laboral y sus supuestos beneficios para el mercado laboral.

    Comienza la nota recordando que contestación a la intervención de Pérez Rubalcaba, y al hablar sobre el deterioro en el empleo, Rajoy dijo literalmente que “el deterioro del empleo ha sido mucho menor que el año pasado, 2011. La realidad que muestra la Encuesta de Población Activa (EPA), correspondiente al último trimestre de 2012, indica sin embargo una destrucción de empleo anual de más de 850.000 empleos netos en 2012 frente a 600.700 en 2011. “El deterioro del empleo ha sido, por tanto, superior en más de 200.000 empleos”, subraya el escrito del PSOE.

    Menos afiliación a la Seguridad Social…
    En el mismo sentido, apunta la nota que ha presentado el Grupo Parlamentario socialista que la caída de la afiliación confirma el deterioro del empleo: 787.241 afiliados menos durante 2012, frente a 355.060 en 2011 y 218.857 en 2010.

    En su siguiente punto, los diputados del PSOE recuerdan que el presidente del Gobierno dijo: “en el segundo semestre, cuando se aprobó la reforma laboral, habiéndose registrado la actividad económica dos trimestres en negativo, el paro se ha incrementado—este año— en 275.000 personas frente a las casi 440.000 de 2011 cuando solo tuvimos un trimestre en recesión.” Después de puntualizar que la reforma laboral entró en vigor el 12 de febrero, por lo que los que se deben comparar son los 3 últimos trimestres de la EPA la nota apunta que en este periodo de 2012, en relación al de 2011, los empleos destruidos fueron 476.100 frente a 344.200.

    … y menos empleo público
    La nota también recuerda que Rajoy dijo sobre el deterioro del empleo en el sector público que “la caída de la ocupación en el sector público no responde a la reforma laboral como usted sabe, sino exclusivamente a un proceso de consolidación fiscal.” En su contestación, el Grupo Socialista echa mano nuevamente de los datos de la EPA, que muestra que la caída del empleo público en promedio anual fue de un 8% en 2012, frente a un 2 ,5% en 2011.

    En cuanto a la firma de convenios colectivos, los socialistas recuerdan que el presidente del Gobierno dijo: “el número de trabajadores afectados por convenio se ha mantenido estable durante el último año. Hasta diciembre, 6.078.424están amparados en convenio — es un 3 % menos que en 2011— y la caída en 2011 respecto a 2010 fue del 18,2 %”. En la nota que han presentado en el Congreso rebatiendo estas cifras se lee: “la realidad vuelve a desmentir, ya que, según el Boletín de Estadísticas Laborales del Ministerio de Empleo y Seguridad Social, el total de convenios colectivos en 2012 fue 2.611 frente a 4.337 en 2011. Es decir, se han reducido en un 39,79%”. Y añaden que Rajoy también dijo “se están firmando más convenios de empresa, un 13 % más”, cuando según el Boletín de Estadísticas Laborales del Ministerio de Empleo y Seguridad Social, el número de convenios de empresa en 2012 fue de 1.979, frente 3.272 en 2011. Es decir, se ha producido una reducción del 39,51%”.

    25.000 contratos indefinidos menos
    Por último, y sobre la cifra de contratos indefinidos, el Grupo Socialista apunta que Rajoy dijo “en 2012 se firmaron cerca de 325.000 contratos indefinidos más que en 2011”, cuando la realidad, según los datos del Servicio Público de Empleo Estatal, es que el número de contratos indefinidos en 2012 fue de 1.085.637, frente a 1.110.163 en 2011. Es decir, 24.526 menos, un 2,21% menos.

  2. El Partido Popular se puede poner como se ponga pero nunca conseguiran tener un superavit en las cuentas publicas como el que logró Ziluminatius….y eso duele,vaya si les duele….JAJAJA…que nervios.

  3. ” …… La competitividad en sí es una magnitud algo elusiva, se supone que habla de lo fácil que le es a una economía dada vender sus productos en el exterior. …….. ”

    No sólo se refiere a lo fácil que es vender en el exterior, sino tambien a lo difícil que se le pone a que nos venden desde el exterior. El primer escalón en la mejora de la competitividad se refleja en la demamda interna y en su desviación desde el consumo de bienes importados al de bienes nacionales sustitutivos de los importados y con los que ya se compite con ventaja.
    Que se ha dado un salto importantísimo en la competitividad y que la reforma laboral ha sido fundamental en ello es innegable. Lo primero es que han sido muchas menos las empresas que, de no haber podido adaptar sus plantillas en número y/o por acuerdos de flexibilidad de jornada, hubiesen cerrado, con el paso al desempleo de la totalidad de las mismas. Ello unido a que, por otras varias bajadas en los costes de fabricación, la pequeña y mediana empresa ha reducido las pérdidas a niveles asumibles, nos da una imagen muy distinta a la que se tenía en el mundo empresarial. Cada vez son más las pequeñas y medianas empresas cuyo resultado, aún negativo, es menor que la cifra destinada a amortizaciones, lo que representa una caja generada positiva y una facicildad de sobrevivir aún en las actuales circustancias de inexistencia de crédito. Antes la muerte de la empresa era inevitable en un período de larga crisis, hoy, afortunadamente no.
    Estamos muchísimo más saneado que hace tres años y ese es el primer paso para una recuperación. Y estoy seguro que la recuperación del empleo vendrá mucho más rápido de la mano de esas empresas que han sobrevivido que de las nuevas que se creen. Por eso siempre he definido que hay que defender el puesto de trabajo por encima de quien lo ocupa, porque el puesto vacío se recupera antes que el inexistente, y que requiere de muchas puntadas para crearse,

  4. Excelente artículo. Creo que en el tema laboral el señor presidente también estuvo muy “imaginativo” con la cifras. Habrá que abrir una carpeta que ponga: desmontando a Mariano.
    ::
    Es decir, sólo existía la contabilidad A, la oficial, que dice Mariano con el ojo parpadeando, pero el tesorero sintió una necesidad urgente, irrefrenable, de ir a un notario para hacer constar que también llevaba una “cuenta analítica”, junto al anterior tesorero, donde curiosamente se reflejaban las “donaciones” y algunos pagos. Todo en el día que se supo que tenía cuentas en Suiza.

    Y don Mariano mudo. Se entiende.

  5. Don Polonio, Mariano está mudo y usted lo entiende. Yo por contra tambien entiendo a quien habla, y me refiero al jefe de la oposición Sr, Rubalcaba, quien, en el pasado debate del estado de la nación, dijo literalmente y con respecto a la corrupción que el problema del PP es que el tema le coje de nuevo ya que el PSOE, que fué en su día condenado por ella, “aprendió”. “Nosotros hemos aprendido” dijo literalmente. Lo que no dijo es a qué. Yo diría que no es a rechazar una posible subvención de luis del Rivero a través de Sacyr Vallehermoso, por poner un ejemplo, sino a esconderla mejor …… por ahora.
    Aparentemente no ha aprendido suficiente en el tema del dinero de la caja, y en la historia de los ERE se ve. Espero que en ese tema tambien aprenderán pronto.

  6. Don Fernando, desconozco si Sacyr ha “donado” algo al PSOE. ¿Tiene usted algún dato? Cuente, cuente. Lo que sí conozco es que su antiguo presidente sale como “donante” generosísimo en los papeles de “Luis el cabrón”. Veremos.
    La diferencia del caso Gurtel/Bárcenas con Filesa no es la financiación ilegal, evidente en ambos casos, aunque muy menor en Filesa en relación a Gurtel/Bárcenas, sino que numerosos dirigentes del PP, entre los que se encuentra, presuntamente, el presidente del Gobierno y la secretaria general del partido, se lo han estado llevando calentito durante años. Además de permitir y/o ocultar la trama. Me parece que la diferencia es notable.
    En cuanto a los ERE servidor ya dijo lo que tenía que decir. Lamentable la comisión de investigación (el PP se ha negado a una sobre Bárcenas) Pero que yo sepa a Griñán nadie le ha señalado como beneficiario de la trama. Se podría discutir su responsabilidad política, que yo creo existe. Dicho lo cual, a la cárcel todo el que ha estado implicado en ese tema, ciertamente repugnante.

  7. Fernando, el post de hoy y su respueta van por direcciones completamente diferentes.

    Soy de las personas que piensan que tradicionalmente el extor exterior español ha tenido una mala prensa excesiva, haciendole parecer peor de lo que en realidad es. Sin embargo me parece que queda bastante claro que a día de hoy se está inflando una burbuja de opinión en sentido contrario, posiblemente porque no hay de otra cosa de donde sacar. Se está tratando de exprmir un dato engendrado por factores cíclicos en prueba de un cambio estructural que es dudoso aún se haya producido, o de que vaya a producirse realmente.

    En cuanto al termino competitividad, me limito a usarlo como lo usa la inmensa mayoria de los analistas y expertos en el tema, entendiendo este término como centrado en el sector exterior.

  8. Don Polonio, que quiere que le diga sobre las donaciones a partidos políticos. Haberlas haylas y en algunos sitios crecen como “las setas”.

    De todas maneras estoy deseando poder cojer el palo de la pancarta (el de la derecha o la izquierda, me da igual) y espero que usted coja el otro, en contra de la corrupción en una manifestación callejera. Aunque no creo yo que el problema real de este pais sea la corrupción, sino la impunidad. Y ello viene de la mano del sectarismo imperante, bien fomentado por los partidos políticos que viven de ello. Hay demasiados escalones que subir en ese tema y la ciudadanía está deseando de que los dos grandes partidos se conjuren en un: “hasta aquí hemos llegado colegas”. yo creo que tendrían los partidos que cambiar el sistema de listas cerradas para “salir”, no en puestos de gobierno, sino a la puta calle. Podría se una lista conjunta, si no se quiere ser el primero por temor a quedarse solo con cara de imbéciles. De todas maneras creo que algo se mueve en el alma.

  9. Don Fernando, una cosa son las donaciones en A y otra en B. Las primeras no me gustan pero son legales. Yo las suprimiría siempre pues el mismo PP ha recibido en esos cuatro años casi 400 millones en subvenciones: ¿no son suficientes?. Las segundas donaciones son ilegales. Es el caso Bárcenas. El PP, según sus propias cuentas, ha tenido casi 50 millones en donaciones (anónimas la mayoría) en los últimos 4 años. Esas son las declaradas. Parece que Bárcenas llevaba, además, una “cuenta analítica”, según le ha contado al notario. Se ve que se liaba con tanta generosidad.
    Esto de reformar la ley de partidos y el sistema electoral cuando cogen a alguien con el carrito de los helados es muy recurrente. ¿Qué ley necesita Bárcenas para no evadir decenas de millones a Suiza y ocultarlos al fisco? ¿No le era suficiente con el código penal? ¿Necesita Rajoy ampliar las medidas contra la corrupción, como dijo en el DEN, para explicarnos por qué encubre a su extesorero? No cuela. Ya vale.

  10. Amigo Roselló. Yo, como empresario pequeño, la competitividad la considero como capacidad de competir. Como ventaja, o desventaja, a la hora de sacar mis productos a la venta y, sobretodo, la contribución que este servicio o bien que vendo a mi cliente, le posibilite ofrecer el suyo, y del que el mío forma parte de sus costos, en mejores condiciones de competencia. No distingo entre exportaciones y mercado local. En ese sentido, la reconversión laboral es una venaja en cadena, ya que todos los que hemos reducido nuestros costes, adaptándolos a la realidad de nuestras necesidades, no estamos asumiendo, o gravando, costos innecesarios e inadeacuados, que impidan, tanto a nuestras empresas sobrevivir, como a las que servimos, competir. Estoy convencido que, por tu formación y conocimientos, no esperas que medidas del tipo de las tomadas, tengan respuesta inmediata y previa al cambio de ciclo. La respuesta inmediata viene por freno en la destrucción de empresas, que no de empleo. Si bien, ya digo, que para mí es más importante defender empresas, y los puestos de trabajo vinculables, que tratar de impedir el aumento del paro, cuyos efectos hay que mitigar por la vía del subsidio temporal. Una amputación es penosa, una gangrena letal.
    Ya sabes con que facicilad se habla del “beneficio empresarial” en las disputas sociales cuando en la mayoría de las pequeñas y medianas empresas éste consiste simplemente en ir amortizando inversiones que periódicamente se realizan para estar tecnológicamente al día, pero que en caso de crisis y cierre no dan, caso de tener que salir a venderlas, para asumir mínimamente las deudas garantizadas a nivel personal. El cierre es ruina para todos, empleados y propiedad.
    Estoy contigo, que las exportaciones, en nuestra economía, no da para tanto. Por eso considero que la competitividad está más vinculada a labores defensivas y de mercado interno, que ofensivas en mercado interior. Máxime cuando nuestras grandes empresas que salen al exterior no lo hacen creando empleo en nuestro pais sino en el de destino. La obra civil genera beneficios empresariales repatriables, si no se confiscan, que esa es otra, pero no empleo en España.

  11. “Las Mentiras de Rajoppiyus” 2ª parte….para que los socialistas que renegaron de Ziluminatius ,aprendan a defender lo que no supieron defender por falta de inteligencia politica o por estar acojonaditos ante la marabunta franquista que dia si y dia tambien no cesaba de “asustarlos” y que hicieron que “los tomasgomez” se reprodujeran como esporas……JAJAJA…que nervios.
    ::::::
    Un día después del Debate del Estado de la Nación en el que Rajoy anunció que el déficit de España en el 2.012 quedaría por debajo del 7%, los datos oficiales de la Unión Europea le han desmentido: el déficit sin contar la ayuda financiera a los bancos fue del 7% -nada de unas décimas por debajo- pero al incluir las ayudas a los bancos se dispara hasta el 10,2%. Y es obligado incluir la ayuda a los bancos porque así quedó por escrito en el memorandum de entendimiento firmado entre el Gobierno español y Bruselas para rescatar a los bancos españoles. El préstamo de 40.000 millones de Europa se da al Gobierno de España y éste a los bancos.

    Empeora el peor déficit de Zapatero
    Los números son implacables y la realidad del primer año de Gobierno de Rajoy (2012) es peor que la herencia recibida de Zapatero (2.011). Los datos son los siguientes: en el último año de Gobierno Zapatero el déficit sin contar la ayuda financiera fue del 8,9% e incluyendo la ayuda financiera del 9,3%. Es más, el déficit total del 9,3 se consiguió con un recorte presupuestario de 15.000 millones de euros. Rajoy ha metido dos recortes: el primero de 15.000 millones (sanidad y educación) y el segundo de 65.000 millones. Suman un hachazo de 80.000 millones de euros en un año para acabar con un déficit del 10,2. Todo el Gobierno y todo el PP han dicho que no quedaba más remedio que hacer recortes para reducir el elevadísimo déficit heredado. Pues bien, han hecho unos recortes insoportables y no han reducido el déficit heredado.

    ::::
    Ala a seguir llorando….

Deja un comentario