Saber perder, saber ganar

Barañain

El 2 de marzo pasado,  tras las elecciones vascas, concluía mi comentario en Debate Callejero diciendo que, en realidad, “lo noticioso, lo que hará memorable esta jornada electoral es que haya ocurrido lo que es normal en cualquier democracia asentada. Que en Euskadi, por fin, tras casi tres décadas de hegemonía nacionalista, haya alternancia política”.

 

La alternancia en el gobierno  es una de las señas de identidad, si no la mayor, de las democracias. Pero lo cierto es que cuesta asumirla con naturalidad  cuando se ha  estado disfrutando de un poder continuado durante mucho tiempo. Abandonar el poder puede resultar casi agónico. No ya, o no sólo,  por la dimensión propiamente política del hecho, sino por la repercusión que tiene sobre la vida de  multitud de personas abocadas a buscarse empleo tras una larga trayectoria de desempeño de cargos públicos. Para el perdedor, la alternancia suele ser, además, un eficaz revulsivo que sacude sus estructuras internas: una oportunidad para la revisión de ideas y estilos y para determinar qué personas serán las adecuadas para liderarlo.

 

El espectáculo que el nacionalismo vasco está dando en estos días de resaca electoral, con sus exabruptos y descalificaciones de todo tipo, con su estilo de mal perdedor, con sus maniobras desesperadas para evitar lo inevitable, son una buena muestra de la dificultad de aceptar esa alternancia cuando se ha ocupado ininterrumpidamente durante treinta años el gobierno, un gobierno que han interiorizado como de su propiedad. Y es que el PNV, aparentemente, no acaba de asumir que el próximo gobierno vasco será tan legítimo como todos los anteriores aunque el Lehendakari no sea de su partido y ellos estén en la oposición. Es un espectáculo que puede resultar chocante para mucha gente que ha visto en ese partido, durante décadas, la expresión política de la centralidad y la moderación.

 

 “Elecciones tramposas”, “golpe institucional”, “acercamiento secreto al mundo de Batasuna”… Sólo han pasado tres semanas desde el 1 de marzo y ya les hemos oído decir todo esto, y algunas cosas más, a los principales dirigentes nacionalistas.  Nunca como hasta ahora se había oído hablar tanto en Euskadi de los apoyos –o de la falta de los mismos-  al gobierno de Zapatero, nunca había sido tan descarado el intento de meter cizaña entre los partidos que aspiran a sentar un acuerdo para la investidura. Nunca habíamos visto a un personaje como José Luis Bilbao, poderoso Diputado General de Vizcaya, del sector moderado y pactista del PNV (uno de los “michelines” a los que criticó en su día Arzalluz) caer tan bajo, con tanta zafiedad, con tan mal estilo como lo ha hecho en la entrevista concedida a El Correo este domingo último. Su reiterada y pueril alegación de que a los socialistas vascos –se refería al PS de Euskadi como “Patxi y su cuadrilla”-, sólo les interesa “ocupar el sillón” mientras que a ellos, al PNV, lo que les preocupa es el bienestar del País Vasco resultaba lo más entrañable –por no decir lo más simpático-,  de sus declaraciones. Y eso que, fiel a su posición tradicional, abogaba por llegar a un pacto con los socialistas de aquí a un par de años, eso sí, una vez que el gobierno de Patxi López sufra el descalabro que él le pronostica.

 

Claro que para mal gusto de verdad, lo de desvelar “urbi et orbi” que ellos sabían –ellos siempre saben, faltaría más-, que los socialistas habían contactado con Batasuna en la misma noche electoral. ¿Creyeron en serio que el PP de Basagoiti –con San Gil, Mayor y otros pasmarotes fuera de juego-, iba a tragarse la patraña y mosquearse con los socialistas?

 

En la primera ronda de contactos, la que llevó a cabo el PNV al haber obtenido el mayor número de escaños, pretendieron sorprender – o tal vez ganar la batalla de la imagen-, a sus interlocutores socialistas trasladándoles una oferta de acuerdo que, en gran parte, parecía extraída de su propio programa electoral. Hablaban del reconocimiento de la pluralidad del Euskadi, de instaurar una cultura política basada en el diálogo y la cooperación entre diferentes, de atender las prioridades de la sociedad, de llegar a diagnósticos compartidos para salir de la crisis y buscar la paz y la estabilidad política de Euskadi.

 

Como escribió Patxi López en su blog: “Hasta reconocían que no basta con decir ‘ETA kanpora’, sino que hay que trabajar a fondo por la deslegitimación política de la violencia y avanzar en la cercanía y el acompañamiento a quienes la sufren.”  La pregunta resulta entonces obvia: “¿si lo tienen tan claro, por qué durante diez años han gobernado justo en sentido contrario?”. Y concluía Patxi López con un deseo: “Que, en definitiva, (el PNV) nos demuestre con hechos que su recién estrenada apuesta por el acuerdo y el pacto entre diferentes es realmente sincera, que realmente han llegado al convencimiento de que eso es lo mejor para un país tan plural como el nuestro. Si lo creen de verdad, espero que sean consecuentes aunque el próximo Lehendakari no pertenezca a su partido”.

 

Más tarde hemos sabido que también intentaron atraerse al PP. Y hemos comprobado que su reciente apuesta por el acuerdo transversal dista aún mucho de ser sincera. Ha resultado revelador de ese doble juego en el que sigue instalado el PNV el indisimulado desconcierto que les ha provocado la falta de reacción apreciable por parte de la izquierda abertzale ante la posibilidad de un gobierno de Patxi López apoyado por el PP. Por lo visto confiaban en que también ese sector viviría como un ultraje en sus propias carnes el “desalojo” del palacio de Ajuria Enea por parte de un advenedizo españolista.  En realidad, en el mundo abertzale, como en el conjunto de la sociedad vasca, lo que hay es expectación. Sólo en las sedes del PNV se vive al borde de un ataque de nervios lo ocurrido. 

 

Puede que esta continuada pataleta sea algo muy pasajero y que se disipe una vez se haga realidad lo que tratan de conjurar. Puede que realmente el casi monopolio continuado  del poder –y una hegemonía sobredimensionada por efecto del terrorismo y sus secuelas en la sociedad vasca-, les haya hecho perder el sentido de realidad y olvidar que, aunque pudiera parecer otra cosa,  el PNV nunca ha tenido tras de sí a más de una quinta parte de los vascos.  Su invocación a un liderazgo continuado del pueblo vasco, aún en la oposición, suena a fantasmada y no creo que tarden mucho en descubrirlo.

 

Puede, en fin, que esto que estamos viendo sea sólo un ejercicio de “sobreactuación” destinado a mantener “prietas las filas”, demorando el previsible ajuste de cuentas interno, al menos hasta que se despeje la incógnita del futuro de Ibarretxe. La permanencia de Mr. Spok en el Parlamento Vasco al frente de la oposición peneuvista  –posibilidad que debe provocar pesadillas a Urkullu y su gente-, haría muy difícil la vida interna en el PNV en esta hora de necesaria reflexión.

 

Otros perdedores en la noche vasca del 1 de marzo están digiriendo como pueden sus resultados. Y van a poder muy poco, tanto Eusko Alkartasuna, en peligro de extinción, como esa Izquierda Unida/Ezker Batua a la que Madrazo ha dejado en chasis. Por su parte, Rosa Díez que durante unas pocas horas acarició la posibilidad de que su solitario escaño alavés fuera imprescindible para la nueva mayoría, ha expresado su rabia en forma de invectiva desaforada y absurda contra el PP vasco, intentado desacreditar a los de Basagoiti por ser “poco exigentes” con los socialistas. Patéticas sus declaraciones de ayer. Lo de no saber perder, como puede verse,  va por barrios.

 

Con el berrinche de los nacionalistas como música de fondo  se suceden las conversaciones entre socialistas y populares vascos para garantizar la investidura de Patxi López como Lehendakari y la estabilidad de su gobierno en minoría y monocolor en base al acuerdo sobre media docena de asuntos trascendentales. Posiblemente a lo largo de esta semana se perfilará casi por completo dicho acuerdo y se desvelarán, si las hay, las contrapartidas del mismo.

 

De la claridad y coherencia interna de  ese acuerdo, al menos sobre esos grandes asuntos, va a depender que esté garantizado el sostén –externo- de los populares y con ello  la estabilidad del  gobierno que proyecta  Patxi López.  A la vez, de que ese acuerdo no sea un corsé excesivamente rígido y el nuevo lehendakari pueda desplegar sus iniciativas en todas las direcciones va a depender la fortaleza de un gobierno que aspira a cambiar el modo de hacer política en Euskadi, desterrando el frentismo, haciendo bandera de la “transversalidad” –que no depende de las siglas que conformen una mayoría, sino de la política que hagan-,  y dejando atrás el estilo excluyente y sectario que ha caracterizado la política nacionalista, especialmente en la última década. Frente a los del mal perder, demostrar que se sabe ganar.

 

Ya falta poco para que se inicie un nuevo período  en la fatigosa política vasca. Con un gobierno de cambio que será escrutado desde muy diferentes ángulos,  no sólo por lo que va a suponer en la vida política vasca sino porque va a constituir el único espacio de acuerdo entre socialistas y populares. Una especie de burbuja en la política española.  Nadie podrá negar que el reto es apasionante.

16 pensamientos en “Saber perder, saber ganar

  1. Gracias, Barañain. Espléndido análisis.

    Dos cosas:

    – Primero, hay otra “burbuja” (o lo que sea) en la política española, que es Navarra. ¿Alguien sabe qué carajo está pasando allí? Se me escapa si la entente cordiale (o lo que sea) UPN-PSN beneficia, perjudica o todo lo contrario las perspectivas para la supervivencia de un gobierno en minoría del PSE en Euskadi.

    – Segundo, todavía no veo claro cómo va a jugar el gobierno de Patxi en la política nacional. El panorama a corto es duro; la crisis, un mal resultado en las europeas, algunas otras torpezas, el PP oliendo carne humana y el PNV haciendo mal la digestión de la derrota pueden dar lugar a unos meses de muchísima presión, con titulares apocalípticos… Pero si para 2010 la curva cambiase de pendiente, Ibarretxe estuviera en la Kutxa, hay una remodelación sensata… No sé; porque si no, lo veo francamente mal.

    Abrazos para todos.

  2. En mi opinión, los dos mayores peligros a la estabilidad del Gobierno de Patxi López le van a venir desde Madrid: a) desde las filas populares, cuyo discurso extremo y panfletario sobre Euskadi tiene su sede social en Madrid. Ya veremos si el PP vasco se termina sumando a este discurso o resiste frente a los Aguirre, Pedro J o Losantos, entre otros, que van a intentar poner a Zapatero contra las cuerdas apretando a Patxi. Y b) desde Moncloa. La debilidad del Gobierno, aquí y ahora, es una realidad. No es sólo una debilidad de aritmética parlamentaria, que va a condicionar mucho su postura en Euskadi o Cataluña, por ejemplo, sino que se manifiesta en la propia incapacidad del Gobierno en tomar la iniciativa política frente a los grandes temas, cmo la crisis, envuelto todo en un gabinete donde, salvo Rubalcaba y una desinflada MTFDLV, el resto de componentes carencen de un mínimo perfil político y, en algunos casos, de las condiciones mínimas necesarias para ser ministro/a del Gobierno de España. Demasiada carga para un Gobierno (el de esta legislatura) tan escasito.

    ::

    El nacionalismo lo ha intentado todo en un primer momento, como bien ha documentado Barañain, pero el nacionalismo no va a poder evitar su propia crisis. Y no sólo me refiero al PNV, sino también a esa izquierda nacionalista que, como Otegi ya ha dejado claro la otra semana, o juega a la legalidad o es cuestión de tiempo su marginalidad. Creo que el tiempo jagará a favor de Patxi, aunque es evidente que no lo va a tener facil.

    ::

    Hoy vuelve a llamar Ibarreche a Patxi “señor López” en la prensa. Dice que “tiene 80.000 razones más que el señor López” para presentar su candidatura. Habría que comparar a este personaje con algunos líderes de la antigua Yugoslavia para encontrar un caso parecido de odio a todo lo que no sea aquello que él considera “vasco”. Los adjetivos se terminan con este ejemplar de la política cainita. Si la nueva situación consigue que se marche a su puñetera casa ya habrá merecido la pena el esultado electoral del día 1 de marzo.

  3. De ayer:

    Toíto te lo consiento Nerva sobre Carme Chacón… Que la llames modistilla, inepta, inútil o que se hagan chistes como Chacón con Grelos, pero… lo de que se ha quitado la n es muy fuerte. Pero mucho.

    Así que se llama Carme Chacón, aquí y en la China. Y si la llamas Xacó no solo la ofendes a ella sino a los suyos… o sea a mí y a todas aquellas personas que tenemos nombres y/o apelidos filológicament no de origen castellano.

    A la paz de Dios!

  4. Buenos dias Barañain,caballeros callejeros y cabelleras al viento:

    Confio plenamente en que el sentio común ,alguna vez y de una vez por todas, se tiene que abrir camino en la politica de nuestro pais.
    Espero y deseo que empiece por el pais vasco de la mano de Patxi Lopez.

    La supuesta debilidad del Gobierno de Zapatero es lo que le hace mas fuerte.

  5. Tras varios días de asueto, jacuzzi y sauna, sin tener siquiera cobertura para el móvil, se encuentra uno con el espléndido artículo de Barañain. Efectivamente el reto es tan apasionante como arriesgado o viceversa, y no tanto por lo que será, con toda probabilidad, una oposición en todos los frentes del PNV, oposición que, por cierto, deducirá su poder institucional con la pérdida de la Diputación alavesa; sino por la enorme presión a que será sometido el PP vasco desde los centros mediáticos y políticos madrileños. En todo caso, mejor un acuerdo PSE-EE/PP escrito que ciento volando.

    Sólo un pequeño apunte a Barañain cuando escribe “… el PNV nunca ha tenido tras de sí a más de una quinta parte de los vascos”. Supongo que se referirá a todos los vasscos, aunque no sabemos lo que votarían quienes no están en el censo electoral. Porque si se refiere al total de electores, el PNV ha sido votado por una tercera parte del electorado. Si n ir más lejos, casi el 30% en las elecciones del 1M.

    ——————————- ——————————- ——————————– ————————— ———————————-

    Lo de Ibarretxe es bastante insufrible. ¿Recuerdan ustedes aquél explicativo “ando en bici con Fernandez” que dió la vuelta al ruedo hace ya algunos años?.

    Por cierto: lo de López o Señor López que pretende ser no sabe uno qué, no debe de tener en cuenta a un tal López de Haro fundadfor de una villa llamada Bilbao hace más de 700 años. No son los siete mil que dice tener Ibarretxe, pero algo es algo. caramba.

  6. Tras innumerables “peripecias” se inicia el juicio del Yakolev. ¡¡Viva Honduras!!.

  7. Cuánta polémica absurda a costa de los nombrecitos. Hasta dónde puede llegar la absurda estupidez del nacionalismo.

    Señor López es como se llama el señor López y sólo puede parecer despectivo a los que hayan interiorizado la basura nacionalista hasta lo más hondo de su ser.

    El hecho de que Pratxanda se ofenda con lo de la “n” me parece excelente: hice bien en bromear con esas chorradas que ellos se toman tan a pecho.

  8. De Ayer, hoy y siempre…

    Polonio, dimito:

    No puedo intentar contestar al capítulo 326 de la telenovela “la toma del Palacio de Invierno”, para aluego meterse, apartir de la salida de Kosovo, con el Tripartito y sacar el tema de Maragall.

    Para concluir:

    14 de abril del 31: la legalidad es alfonsina, la democracia republicana. Yo hubiese estado con la democracia, Pio Moa con la legalidad. Y ud? Y otros?

    ::

    Ojalá a base de BOE se cambiara la realidad de los parias de la tierra, del taller y la oficina. Yo no estoy en contra, antes al contrario. Solo que, me pregunto hasta qué punto para estos cambios no ha habido “bronca” previa para conseguirlos. es un debate larguïsimo y paso. Hoy el FFM gana las elecciones en EL Salvador. Hubiese sido posible sin la guerrilla de décadas anteriores. No se, no es tan simple supongo. Ni trato de legitimar la violencia, claro.

    Y en Venezuela? Referendum tras referendum y elección tras elección, via Boletín Oficial se está cambando la legislación Enesepaís. Y no siempre estoy de acuerdo, ojo! Bien, no? Ah! no! No les gusta la estética del gorila rojo? Las formas? Aquí se prefiere lo bonito a lo posible? No se, no se

    Y en Catalunya? Vale, el tripartito es una mierda, Montilla es una mierda, ICV es una mierda, ERC es una mierda. Las CUP ni le cuento. Pero, HOyga, creo que El Estatut es uno de los mejores intentos de cambiar las cosas, via DOG, así como profundizar en la democracia. El que salió del Parlament, y si no el que salió del Congreso. Más la financiación, claro. Tampoco le gusta? Que lo haría mejor CiU? la sociovergencia? Esperamos a que la izquierda “legalista” de C’s gane las elecciones? Es lo que hay, criticable y mejorable, pero es lo que hay.

    Un ejemplo majadero: Félix de Azúa. La Gene proyecta una ley de vivienda parecida a las europeas. De la Europa delos 15, no del bloque sovietico, ojo! Ya sabe, pisos vacíos y tal. El laureado escritor hace un articulo humorístico sobre si la Gene le confiscará la pluma. En otro artículo, este sobre las lineas de alta tensión, parece firmado por las eléctricas. Joder con según que izquierda “genial” por compararla con la izquierda “mediocre”. Y esto daría para un post entero: estoy hasta los cojones de la atrbución, así como así del epíteto mediocre.

    Yo estoy contento (con mesura) de que un pavo que llega con 14 años y una maleta a Catalunya sea President. Otro, hijo de picilo, o yo que se, conseller primer. Y otro, hijo de obrero, dirija los mossos. Pra bien, regular y peor. Lo prefiero al hijo de falangista que preside el Congreso. Y al hijo de franquista que se va de cacerías sin la licencia correspondiente. Mediocres al poder!

    Y otro ejemplo en el que , espero, estemos de acuerdo. Vía BOE el gobierno de España ni invalidará los juicios franquistas (como Alemania) ni pagará los costes de las fosas.

    Pos eso. A la paz de Dios! Y dimito.

    Pero no sin antes pedir la dimisión de Magdalena Alvarez y su buena gestión (tan mala como la de sus antecesores)

    http://www.lavanguardia.es/ciudadanos/noticias/20090323/53666217634/usuarios-de-renfe-paran-un-tren-en-sant-celoni-para-protestar-por-el-mal-servicio.html

  9. De Hoy:

    No estoy de acuerdo en la mala situación de UPyD en el País Vasco. Hubiera sido más problematico colaborar con PPatxi. Tendrian que callar, votar al PSE so pena de dar el gobierno a Ibarretxe. Ahora tienen las manos libres para criticar… y por tanto seguir con el altavoz, de cara a las europeas y al resto del Estado. No gobiernan, ergo se pueden presentar como fuera del establishment.

    Por lo demás… Qué diferencia hay entre un frente presidido por Mayor Oreja y con el apoyo del PSE y una burbuja presidida por PPatxi con el apoyo del PP vasco? Cuantos vascos apoyan el PPSE y cuantos a Ibarretxe? Que apoya más de un tercio a Patxi?

    No me lo diga, tengo la sensibilidad democrática de una almeja 🙂
    Ale Pués!

  10. Los vascos que han votado a Ibarretxe son los que son (el 30% del electorado,y 80.000 menos los que han votado a Patxi López (Se nota que a Pratxanda le hizo gracia la ocurrencia de Madrazo). De manera similar fueron bastantes más los catalanes que votaron a A. Mas que los que votaron a Montilla President…Y?.

    Uno sigue pensando que Carme Chacón es una buena ministra y que Maleni no es precisamente un compendio de virtudes, ni en la gestión ni en eso que tan a menudo llaman “comunicación”.

  11. #11

    Y dale con el tema…

    Que no hablo del partido más votado, Lezo. Pero es incongruente decir que el PNV no representa más que al XX%, ya que el PSE representa XX-80.000 menos. O los que sean.

    Yo lo que digo es que la “Burbuja” tiene más escaños pero menos votos que “pro plan Ibarreche”. Sumele los votos nulos.

    No se, Lezo, no se. Las almejas no lo vemos claro. Igual que lo de Navarra… Porqué no echar a UPN del poder… Cual es el nexo comun de ambas estrategias políticas.

    El tripartito suma votos y escaños. Más jodete!

    ::

    Teoura, creo que las europeas son distintas a las generales (que lince, eh?) Esto es que en el 2012 se dilucida si hay que echar a ZP, o parar al PP. Más los majaderos, populistas y tribus varias. Y si, la crisis afectará. AH! y en Catalunya ZP suspende por primera vez. Mi madre está decepcionada con ZP. No es de lejos militante, pero que lo diga en lugar de ciscarse en los peperos es una señal.

    Lo del congreso… ya iran sacandolo adelante. No se, ZP es un buen estratega. Por cierto sacar qué leyes? Qué medidas?

    Por lo demás los resultados de las europeas solo preocupan a Rajoy. Que gane solo indicaría mayor fidelidad pepera que sociata. Si pierde por mordisco magenta… que se preocupe. Pero que RD no se lo crea mucho, que luego viene la ley electoral con los recortes.

    Ale pues!

  12. Sin ninguna acritú Pratxanda: ¿Me explica usted cuantos votos y escaños están dispuestos, a priori, a dar su vb a Juanjosé Ibarretxe?. Porque me temo que no puede contar con los de EB, si nos atenemos a lo que afirma su nuevo coordinador general.
    Sume usted lo que buenamente quiera que ya habrá otros que resten.
    Y si, que se joda Mas si quiere, de igual manera que se joderá ibarretxe si no consigue más votos en la investidura que Patxi López. Así están las cosas

    Y dale con el tema…del que no se, no se…

  13. Partxanda: ¿qué es lo que propone usted “más allá” de la legalidad? Se lleva todo el día quejando de los “límites” de esta democracia (¿la española?), pero no veo que termine de rematar. ¿Me puede indicar en base a qué “legalidad” está reclamado Montilla aquello cree justo? ¿O en base a qué legalidad le está negando Zapatero aquello que Cataluña reclama y Moncloa considera que no está en el Estatuto? ¿No es a misma legalidad de la misma democracia? ¿Entonces? ¿Es que acaso existe alguna posibilidad de algo “fuera” del estado de derecho democrático? ¿Me puede indicar el qué? Estoy deseando que me lo diga. Y esa distinción entre legalidad y democracia, cuando hablamos de un estado democrático como es España, me parece de una demagogia insostenible, además de falso. ¿O es que le pasa a usted como al PNV que cuando la aritmética parlamentaria no le deja seguir gobernando- después de 30 años- considera que la democracia ya no existe y que la legalidad pasa a ser un “impedimento”? Venga, camarada, dimita si quiere, pero aclare algunas cosas antes de dimitir.

    ::

    Y este párrafo me parece impresentable : “Yo estoy contento (con mesura) de que un pavo que llega con 14 años y una maleta a Catalunya sea President. Otro, hijo de picilo, o yo que se, conseller primer. Y otro, hijo de obrero, dirija los mossos. Pra bien, regular y peor. Lo prefiero al hijo de falangista que preside el Congreso. Y al hijo de franquista que se va de cacerías sin la licencia correspondiente. Mediocres al poder!”

    Dejo a un lado ese pavo “que llega con 14 años y una maleta” tan “pujolista”, y tan clasista (¿llega? ¿a dónde llega? ¿a Cataluña?) pero, sobre el resto, ¿acaso Bono está donde está por ser hijo de falangista o Bermejo ha sido ministro por ser hijo de franquista? ¿No tienen las mismas credenciales democráticas que Saura, Carod o Montilla? ¿El ser “hijo de” desacredita a alguien? Joder, Prataxanda, con el solar que usted quiere construir “más allá” de la legalidad esa pureza de sangre ideológica me result…

    ::

    Yo también estoy hasta los cojones de los mediocres que intentan limitar los derechos y libertades de las personas en función de su origen. O de su lengua. O de fantasía identitarias que terminan expulsado al “extranjero”. Me importa un pito si ese mediocre se llama Ibarreche, Pujol, Carod o la Virgen de Fátima. Lo que pienso lo escribo, supongo que como usted.

    ::

    Yo también dimito, aunque no sé de qué.

  14. Holaaaa!!!

    Barañain, pocos caballeros (y caballeras) hay en este mundo… Clases de educación es lo que necesitan en el PNV (en este caso) y en el resto de E`paña…jeje Pero es que ser político no es sinónimo de ser educado. Ojalá. Y la trayectoria del PNV ha sido todo menos educación y respeto al ser humano…

    Pratxanda, cómo que te parece mal que digan “quitarle la n a Carme”, a mí me quitaste la “h” el otro día y no te dije na de na…jeje (a veces digo algo y a veces no, según cómo me levante). Pero estoy contigo, el nombre de cada uno es particular y hay que respetarlo.

    Saludos!

  15. Es muy difícil despues de haber disfrutado de cargos políticos mucho tiempo, de repente ser un ciudadano cualquiera teniendose que buscar un trabajo. sobre todo los mayores de 50 años que ya nadie los contrata. Muy buen artículo de Barañaín. En efecto, es un reto apasionante ver como va a resultar un lehendakari socialista con apoyo parlamentario del PP. “De la claridad y coherencia interna de ese acuerdo, al menos sobre esos grandes asuntos, va a depender que esté garantizado el sostén –externo- de los populares y con ello la estabilidad del gobierno que proyecta Patxi López”. No hay la menor duda de lo frágil que será que si a nivel nacional PSOE y PP están a matar, en el Pais Vasco se mantenga ese acuerdo. Por otro lado, el revanchismo del PNV, va a intentar torpedear por todos los medios ese gobierno, para ellos, heterodoxo. Patxi Lopez tiene que hacer un gobierno con muchos independientes, tanto de inclinación nacionalista como de inclinación centralista.

Deja un comentario