El lamento de IU

Rubén Ruiz-Rufino

Una de las consecuencias de las elecciones del pasado domingo ha sido la considerable pérdida de peso político de Izquierda Unida (IU). IU ha sido hasta la fecha la única fuerza nacional que elección tras elección ha tratado de disputar votos a las grandes formaciones políticas con un resultado crecientemente decepcionante desde 1996. Gaspar Llamazarres admitía, el mismo dia de las elecciones, su derrota pero lo hacía usando un discurso en parte victimista. Estaba claro que para Llamazares e Izquierda Unida, el desastre sufrido no era más que una consecuencia del “tsunami bipartidista” generado principalmente por “un sistema electoral injusto”. La pregunta que uno se puede hacer es si este discurso victimista tiene razón de ser y si verdaderamente la debacle de Izquierda Unida se debe fundamentalmente a las injusticias que genera el sistema electoral. En este blog, y en otros lugares, ya he defendido que nuestro sistema electoral es una institución que desde su inicio en 1977 ha logrado una estabilidad institucional que ayudan a explicar la impresionante evolución social, política y económica de nuestro país en algo más de 3 décadas. Cierto que el precio, en términos de representación política, ha sido alto. Tras 9 convocatorias electorales existe la certeza de que nuestras reglas electorales premian a las fuerzas más poderosas en las distintas circunscripciones. Eso explica que los partidos grandes nacionales hayan crecido pero también que los partidos nacionalistas con una fuerte implantación no hayan visto su peso reducido.

Izquierda Unida tiene, por tanto, cierta razón en su lamento. En estas elecciones IU ha ganado 963.040 votos (3.8%) y ha conseguido dos escaños. Una vez más, es la tercera fuerza política más votada y la sexta fuerza parlamentaria. Ante este panorama, la única via de escape sería reformar un sistema electoral que los “discrimina” de forma tan obvia. Una propuesta que en algún momento ha defendido IU, y que yo defendí en otro lugar, es la de añadir una circunscripción electoral de 50 diputados a nuestro sistema electoral vigente. El nuevo sistema electoral sería sencillo. En primer lugar, tendríamos una papeleta para votar a 350 diputados repartidos exactamente como hasta ahora y que serían elegidos con las mismas reglas empleadas desde 1977. En segundo lugar, tendríamos otra papeleta que emplearíamos para elegir 50 representantes pertenecientes a la circunscripción electoral. A esta nueva circunscripción, supongamos, solamente accederían aquellos partidos que obtienen al menos el 3% de los sufragios nacionales y los escaños se repartirián de forma totalmente proporcional.   

Cual sería el resultado? Usando los datos de estas elecciones podemos hacernos una ligera aproximación asumiendo que todos los votantes votarían siempre a la misma preferencia política. Esto es, los votantes del PSOE votarían al PSOE tanto en la papeleta nacional como en la provincial, y lo mismo para el PP y, por supuesto, para IU. Este supuesto, no es tan descabellado, en la mayoría de los países donde existen sistemas parecidos los votantes terminan votando a su opción política en ambos casos. Con estas condiciones, la siguiente tabla muestra los escaños que hubieran ganado los distintos partidos políticos si se hubiera empleado este sistema electoral.  

Partidos Voto %Voto Escaños provinciales Escaños nacionales Escaños totales
PSOE 11.064.524 43,64% 169 24 193
PP 10.169.973 40,11% 153 22 175
CiU 774.317 3,05% 11 2 13
PNV 303.246 1,2% 6 0 6
ERC 296.473 1,17% 3 0 3
IU 963.040 3,8% 2 2 4
CC 164.255 0,65% 2 0 2
BNG 209.042 0,82% 2 0 2
UPyD 303.535 1,2% 1 0 1
NA-BAI 62.073 0,24% 1 0 1

Tal y como se muestra, incluso adoptando la reforma electoral defendida por IU, la formación de Llamazares se quedaría sin grupo parlamentario. Ganarían dos escaños “nacionales”y se convertirían en la cuarta fuerza política del Congreso pero ya está; su peso relativo seguiría siendo muy escaso y continuarían habitando en en el difuso mundo del grupo mixto.

Ante esto, mi impresión es que el sistema electoral no es tan culpable de lo ocurrido en IU como la propia IU se empeña en decir. El sistema electoral que tenemos es el mismo que en 1993 otorgó a Julio Anguita 18 escaños y que en 1996 dió a Izquierda Unida 21 escaños. Nunca entonces, IU clamó tanto contra el sistema electoral a pesar de emplear la misma fórmula D’Hondt y a pesar de repartir los escaños de la misma manera que hace hoy.

Lo que diferencia entonces de hoy es que en 1996, Izquierda Unida ganó 2.639.774 votos y el pasado 9 de Marzo tan solo obtuvo 963.040 repartidos, además, de una forma muy dispersa. Por qué Izquierda Unida ha perdido más de un 60% de votos en 12 años es la pregunta fundamental que deberían plantearse los responsables de IU. Ciertamente una formación con tantas turbulencias internas y donde el propio lider de la coalición está permanentemente cuestionado no genera confianza en los electores. Tampoco la genera programas electorales con reivindicaciones alejadas de la realidad (permanencia en la OTAN) o con cierta carga utópica (Renta Básica).

Usando un argumento victimista basado en las injusticias del sistema electoral, Izquierda Unida no está enfrentándose al verdadero problema de su declive. El sistema electoral no es ni justo ni injusto, tan solo es un conjunto de reglas que transforma votos en escaños. El secreto de Izquierda Unida está, por tanto, en volver a despertar la ilusión y recuperar el apoyo de aquellos que una vez optaron por ella.

64 pensamientos en “El lamento de IU

  1. Gracias RR-R por su artículo. Aquí le dejo mi comentario.
    El ejercicio estadístico que nos propone, admítalo por favor, es un tanto tramposo. No hace falta ser un experto en ciencia política para saber que el comportamiento electoral se explica entre otras cosas por las expectativas que generan las reglas de juego. En este caso, el sistema electoral. Tanto es así que las reglas actuales para la asignación de escaños son las responsables del unísono canto al voto útil que han entonado los dos grandes partidos, y particularmente el PSOE en contra de los intereses de la IU.
    Hablando en plata, en su estimación (contra-fáctica) está asumiendo que ante unas reglas diferentes (reparto de 50 escaños de forma totalmente proporcional en una circunscripción nacional) los potenciales votantes de IU que finalmente han votado al PSOE por voto útil (para que no gane el PP básicamente) hubiesen votado de todas todas al PSOE. Pues no me lo creo. Así de fácil. Porque para cualquier persona simpatizante de IU los efectos perniciosos del sistema electoral no son una novedad, y ante la posibilidad de configurar 1/8 del Congreso de los Diputados en base a criterios estrictamente proporcionales, le aseguro que –por lo menos– la papeletas para elegir a los 50 diputados por distrito único sería de color rojo… rojo utópico.
    Y si me apura, ya animados muchos de los votantes útil-izados por el PSOE echarían las dos papeletas para la IU. Y si me apura aún más, le diría que algún que otro socialista le haría algún guiño a los utópicos. Sinceramente, le agradezco su artículo. Pero es un ejercicio tan incorrecto como perverso.
    Estoy de acuerdo que a la hora de buscar culpables del fracaso electoral no vale echar los balones fuera. Se debe asumir las propias responsabilidades. Pero como todo en esta vida, las razones causales caminan juntas. El progresivo deterioro electoral de IU a causa del “tsunami bipartidista” probablemente haya contribuido a que la vida interna de esta organización haya ido cuesta abajo. Es bien sabido que cuando una organización tiene poder las cosas fluyen mucho mejor. Saludos cordiales.

  2. Gracias, Rubén Ruiz-Rufino, por el artículo. Me parecen puestas en razón las puntualizaciones de Eccole Qua: es muy probable que, con otras reglas, el comportamiento de los electores se viera modificado.

    En fin; el ejercicio teórico sobre la posibilidad de retocar el sistema electoral es interesante, pero me parece de absoluta política-ficción. Aunque se recoja en una mera ley orgánica (en este sentido, no sería a priori inimaginable un grado suficiente de acuerdo para reformarlo), auguro larga vida al sistema vigente desde el 77. Me temo que la legislatura va a discurrir por cauces muy distintos de la reflexión serena que el éxito de una iniciativa de este tipo requeriría.
    ____

    Eso de que Zaplana se vaya sin devolvernos la pasta (y sin renunciar a la inmunidad parlamentaria, por cierto…). Habrá que verlo para creerlo.

    Abrazos para todos.

  3. Gracias por tu artículo Rubén. Personalmente discrepo prácticamente en todo. Ya el primer comentario de Eccole Qua dice algunas cosas evidentes en cuanto a la “veracidad” de los votos emitidos, muchos de los cuales no pueden considerarse sinceros pues han sido ejecutados bajo la presión del sistema. IU ha perdido muchos votos. Unos serán por sus propias incapacidades y otros por el sistema electoral. Si el sistema permitiera a los ciudadanos emitir su voto con libertad, no estaríamos intentando averiguar qué porción se debe a cada parte. Creo Rubén que la mera discusión que abordas implica que tu tesis es errónea, y que el sólo hecho de que tengas que escribir al respecto es ya prueba definitiva. Es un poco como si quisieras comunicarnos que la comunicación no existe…

    Esa es una línea de argumentación creo que suficiente. Pero a mí me preocupa más el fondo, digamos ético o relativo a la Teoría de la Democracia, desde el que parte tu análisis. Afirmas que “el sistema electoral no es ni justo ni injusto, tan solo es un conjunto de reglas que transforma votos en escaños”. Esa afirmación sería aplicable al sistema electoral actualmente en vigor en Cuba, al utilizado para las Cortes Franquistas y su “Representación Orgánica” y al utilizado por los nazis para que los prisioneros de los campos eligieran su enlace con los oficiales, si me apuras. Para que un sistema sea justo o injusto tenemos que acordar algunos valores para que ejerzan de vara de medir. Y en nuestro sistema:

    1.- El voto no es igual
    2.- El voto no es libre (no puede considerarse libre un voto que ha de destinarse a dos determinados partidos para ser “útil”, es decir, para ser voto)
    3.- Los resultados no son proporcionales

    A lo mejor para tu concepto de justicia la igualdad, la libertad y la proporcionalidad no son valores, pero entonces deberías aclarar cuáles lo son, para que yo pueda entender tu afirmación de que el sistema “no es ni justo ni injusto”.

    Yo creo que tú, como muchos politólogos de este país, habéis oído una y otra vez una letanía sobre el sistema electoral y la repetís sin haber reflexionado mucho sobre ella. La letanía es esta, en tus propias palabras:

    “En este blog, y en otros lugares, ya he defendido que nuestro sistema electoral es una institución que desde su inicio en 1977 ha logrado una estabilidad institucional que ayudan a explicar la impresionante evolución social, política y económica de nuestro país en algo más de 3 décadas. Cierto que el precio, en términos de representación política, ha sido alto.”

    Si el “precio” fue pagado para evitar un golpe militar, bienvenido sea. Si no hay golpe militar a la vista…¿Por qué seguimos pagándolo? Uno puede responder que es muy difícil cambiar las cosas. Pero ya no se trata sólo de constatar la obvia inercia institucional. Se trata de tu mirada y de tus valores. ¿Porqué excelentes politólogos como tú y toda una nueva hornada de analistas empíricos, con un nivel de formación altísimo, con publicaciones en inglés en revistas internacionales, defendéis este sistema que viola los más elementales valores democráticos? Por supuesto que supuso un avance con respecto a la dictadura franquista, estaría bueno. Pero va siendo hora de compararlo con valores radicados en la Teoría de la Democracia, y no con una dictadura militar de ingrato recuerdo.

    Me atrevo a afirmar que en tu concepto de justicia están inevitablemente los valores de igualdad, libertad y proporcionalidad Lo puedes comprobar cada vez que utilices la palabra “justo” aplicada a múltiples realidades. Quizás deberías revisar las razones por las que cuando aplicas tal palabra al sistema electoral no consideras necesarios esos valores. Y, si después de la revisión sigues pensando que un sistema electoral no necesita ser libre e igual (quito incluso lo de proporcional, aunque no debería) para todos los ciudadanos, por favor explícamelo con más detenimiento porque yo al menos no lo he entendido.

  4. El sistema D´Hont le habrá hecho mucho daño a IU a lo largo de los años transcurridos desde el inicio de la democracia, pero mucho más le ha hecho a esa opción y a las corrientes y partidos que la conforman, y que vienen participando desde el inicio de la misma, el haber dilapidado un enorme capital real y potencial, tanto en la vertiente política, donde el partido comunista afloró con la fuerza y garantía que le otrogaba su lucha contra el franquismo en la dictadura, como en la sindical, que también pudo y debió ser otro elemento importante de apoyo y trampolín. Sencillamente se instaló en la demagogia, se desmarcó de la realidad social, no supo adaptarse a los tiempos modernos y a los cambios que se desarrollaron en todos los sectores y además fué presa fácil en el mercadeo político comprando poder barato, pero efímero, ya que lo hacía perdiendo cada vez más sitio en la sociedad y de la que recibía ese sitio y la legitimidad para gestionarlo. A lo largo de estos años ha desconectado con una ciudadanía que, por otro lado, demuestra estar interesda en contar con partidos que traten de conectar con lo que ella considera que es la realidad. Podemos ver como a pesar de estas adversas circustancias para los pequeños partidos, que se van desmoronando poco a poco, ha surgido de la nada uno nuevo como es UPyD, solo porque ha ilusionado a la ciudadanía con su mensaje y que si son capaces de mantener y apoyarlo con una gestión creible, hará que se desarrolle con fuerza. IU tiene lo que se merece y lo ha conseguido a base de poner mucho esfuerzo en destruir una marca, que, como todos sabemos son difíciles de crear y mantener, pero tambien de destruir, lo están haciendo a una velocidad vertiginosa.

  5. Qué cosas tiene uno que leer todavía a estas alturas. Dice Lonely Mountain que el sistema actual no permite libertad de voto!! Sí, y el Gobierno es el consejo de administración del sistema capitalista!! Y nuestras libertades son formales, no reales!!!! Y, sí, nuestros jovenes politólogos brillantes sufren cretinismo parlamentario!!!!!

    Hay que tener arrestos para decir que el voto en España no es libre porque hay presiones a favor del voto util. ¿Pero qué tiene que ver la libertad con que haya gente que prefiera votar al PSOE que a IU?

    Estoy bastante de acuerdo con Rubén. A mi IU me parece una anomalía política. Es un partido que no es capaz de reconocer que Cuba es una dictadura, que mantiene un discurso demagógico porque sabe que no tiene responsabilidad de gobierno, que hizo la pinza con el PP en la época de la conspiración amarillista, que tiene a Madrazo… En fin, está bien que exista IU para jóvenes con efusiones izquierdistas y para estalinistas de imposible reciclaje. Creo que su creciente irrelevancia se la ha ganado a pulso. Y creo, algo que ya he dicho en alguna otra ocasión, que muchos potenciales votantes de IU votan al PSOE no por consideraciones de “voto util” (algo extraño teniendo en cuenta lo poco que cuenta cada voto individual) sino porque consideran una irresponsabilidad votar a un partido marginal cuando lo que se dirime es si gobierna el PP o el PSOE.

    Las críticas al artículo de hoy, en el sentido de que el cálculo no anticipa el posible cambio del voto como consecuencia de la regla, están muy bien en el registro académico. A los académicos les encanta enredarse con sus endogeneidades y sus equilibrios. Pero no jodan: ¿alguien se cree que por efecto de un cambio del sistema electoral el porcentaje de voto a IU iba a subir mucho?

    Como este blog se está volviendo un poco pedante, me pondré al nivel: ¿por qué el porcentaje de voto a IU apenas aumenta en las europeas, con un distrito único nacional? Les aseguro que he hecho los correspondientes análisis y no hay ningún efecto.

  6. Gracias por el artículo, Rubén. Muy clarito y bien explicado. Simpatizo con mucha de las ideas que señalas. Sobre todo que parte de la responsabilidad de lo que le sucede a IU es de IU. Es un partido que a base de pelearse entre ellos, lo que está en disputa ya no es una poltrona, sino un taburete.

    Interesante la reflexión final de don Cicuta sobre el escaso crecimiento de IU en las elecciones europeas. Considerando que la circunscripción es nacional, las elecciones son vistas como “irrelevantes” y uno puede practicar el voto expresivo con todas sus fuerzas….. Intrigante. Si alguien tiene los datos.

    Lo que también me llama la atención es lo de Lonely Mountain: ¿qué tiene que ver publicar en inglés con que te mole el actual sistema electoral? Creo que poco. Vamos, que ahora si eres politólogo y publicas en inglés tienes que comulgar con las ruedas de molino de IU. Si no, pues condenando a la oscuridad de la teoría de la democracia donde en España el voto no es libre ni igual en sus derechos políticos……

  7. Encantado de leerte, Rubén.
    Estupefacto me deja la afirmación de que el voto no es libre por consideraciones de su “utilidad”, que es prácticamente indistinguible de cero para cada voto individual, nos pongamos como nos pongamos.
    Suscribo en líneas generales lo expresado por Don Cicuta (aunque no necesariamente sus latigazos), así que no me extenderé más.

  8. Buenos días, ya veo que seguimos con la resaca electoral.

    El debate de fondo aquí desde mi punto de vista es el siguiente. En 1996, IU saca más de 2.5 millones de votos y en 2008 IU no llega a los 900.000. Esa caída es dramática. Quienes quieran seguir pensando en que el sistema electoral es el culpable, bien, pero ojo Rubén lo dice claro, ese mismo sistema electoral le dio a IU 21 escaños una vez.

    Yo coincido más con Don Cicuta e Isidoro. El problema está en la propia IU. No sé si alguien tuvo la oportunidad de oir el otro día el debate entre Pablo Castellanos y Antonio Romero en el programa de A.Barceló por la noche. Oir a A.Romero me produjo pavor. Su discurso incendiario contral a globalizació, el imperialismo americano e incluso reclamando observadores internacionales (por cierto, los había desplegado las OSCE, como hace siempre) me pareció lamentable.

    Yo creo que IU necesita elaborar un programa con los pies en la tierra y que sea capaz de llegar a los ciudadanos. Menos llamadas a los “movimientos sociales” (en abstracto) y soflamas incendiarias contra el “capitalismo beligerante” (A.Romero dixit) y más medidas concretas, viables y cargadas de sensibilidad social. Llamazares lo hacía bien. Pero claro, con gente en el PCE como A. Romero, muy lejos no se podía llegar….

  9. Con independencia de que la ley electoral sea manifiestamente mejorable, los problemas de IU están en IU. No nos engañemos, IU es el traje de camuflaje que adaptó el PCE para poder lseguir jugando la prórroga en la vida política. Lejos de asimilar que el comunismo es una ideología derrotada- y fracasada- y que la izquierda necesitaba adaptar su discurso a los nuevos tiempos, se convirtió en una especie de jaula de grillos donde cabían todos, empezando por los damnificados del socialismo, siguiendo por los herederos de aquel PCE, para terminar en una fauna de organizaciones civiles cuyo denominador común es la toma del palacio de invierno cualquier día laborable de ocho a cinco.
    Como seguía habiendo sitio al fondo, no faltaron quienes se permitieron unificar ese vacío ideológico con la derecha más reaccionaria de España, que es el nacionalismo vasco. La foto de Madrazo junto a Ibarreche es maravillosa y los pactos con ANV en Mondragón definitivos.

    Nada de ello quita que en esa formación vivieran, y viven, personas que lucharon contra el franquismo en primera línea y a quienes esta democracia sigue sin hacer justicia, por mucha ley de memoria histórica dulcificada que nos hayan metido a última hora. Pero ese reconocimiento no quita que el fracaso actual sea por errores propios.

    Yo, que he votado a IU esta vez (por primera vez, después de 30 años votando socialismo) para no votar a este PSOE que no me gusta nada, y para no quedarme en casa el domingo, como sí han hecho unos 650.000 votantes del PSOE, según Sigma Dos, sí creo que existe un nicho de unos 2,5 millones de votantes que una teórica IU, con un programa atractivo, resumen de seis o siete propuestas claras, podría llenar. Creo que la condición básica de esa nueva izquierda debería ser la defensa de la laicidad, tanto en cuestiones religiosas como en lo referente a los nacionalismos, versión reaccionaria de la religiosidad política.

    (También serviría esa teórica IU para que el PSOE no termine siendo el partido “zapaterista” que algunos quieren)

  10. Aunque el problema de IU sea IU, me parece que el artículo debería subrayar la diferencia de porcentaje de votos y escaños de IU y UPD. Además de la tabla de un sistema electoral diferente (por qué no otro en el que haya una sola papeleta), se agradecería la tabla de votos y escaños. IU tiene un porcentaje de votos del 3.8 y un porcentaje de escaños de menos del 0.6. Me parece que esto es llamativo y para quejarse con independencia de que antes IU tuviera muchos más votos y con independencia de que el porcentaje de voto a IU en las Europeas no sea mayor. Y UPD tiene un porcentaje de votos del 1.2 y el de escaños no llega al 0.3.

    No sé si esto atenta contra la libertad, pero me parece muy defendible que atenta en algún sentido contra la igualdad y la proporcionalidad. Creo que la sobrerrepresentación de los partidos grandes merece algún argumento y que si en los primeros años de la transición era la estabilidad, quizá ahora tendrá que ser otro.

  11. Estimados amigos y amigas, yo creo que el mal de fondo de IU es que las propuestas programáticas progresistas a la par que realistas y posibilistas las defiende, sin ambages, el PSOE. IU ha sido, desde su origen, el PCE vestido de lagarterana. Ha sido el PCE con aditamentos variados, desde socialdemócratas sinceros hasta nacionalistas furibundos al estilo de mi paisano Sánchez Gordillo, alcalde de Marinaleda y confeso simpatizante de la izquierda abertzale, pasando por ecologistas, feministas y otros grupos defensores de posturas claramente sectoriales. Cuando el PSOE de Zapatero empieza a defender en su programa propuestas que años atrás monopilizaba la IU de Anguita y Frutos, el paso del voto útil está cantado, con el doble efecto beneficioso de frenar el ascenso de la derecha.

    En cuanto al PCE, desde la trancisión hasta el día de hoy, desde los eurocomunistas hasta los socialdemócratras de Enrique Curiel, han ido pasando a esa gran casa común de la izquierda que es el PSOE. Se está produciendo, ya a día de hoy, una concentración del voto y la militancia de izquierda en el PSOE similar a la que se ha producido en la derecha con el PP. Ayer leí un par de análisis postelectorales en la misma línea (coincidentes con la tesis que nuestro amigo Diego señaló aquí): el futuro de IU está en la integración paulatina en el PSOE, como antes ocurrió con Nueva Izquierda o con el PTE de Carrillo; quedará un PCE casi como resto arqueológico y algunos grupos dispersos de los que formaron la coalición, extraparlamentarios e irrelevantes.

    Totalmente de acuerdo con la observación de Ricardo Parellada respecto de los porcentajes de voto de IU y de UPD. En lo sucesivo, sí, tendremos que hablar mucho de la reforma del sistema electoral español. Me sorprendo diciendo ésto, pero en ese sentido coincido con Leona en que es un problema a abordar seriamente (claro que ella lo piensa en el sentido de reformar ad hoc la Ley para fastidiar a los nacionalistas, otros para que un voto en Málaga valga lo mismo que en Bilbao ….. y en Soria).

  12. Una nota de alegría: entre las víctimas del 9-M está una de las más discretas, pero a la par eficaces, estrategas de la conspiranoia, la Sra. Sánchez Camacho, candidata peperí por Girona que se ha quedado sin escañete. Hoy se anuncia su práctica retirada de la política. Diputada esta pasada legislatura en la línea argumental de los Zipi-Zape y de Pujalte, ha sido especialmente eficaz en su presencia en los medios. En las tertulias de sobremesa de la infumable Ana Rosa se la ha podido soportar manejando todos los fantasmas de Losantos y del requeté Del Burgo, aún siendo oficial ya la sentencia del 11-M. La marcha de esta señora junto con la renuncia de Zaplana ayer es una buena noticia para los que nos gustaría que esta legislatura sea la de la recuperación del diálogo y los consensos.

  13. Y finalmente, este bonito vídeo de Leona de España, más de España que nunca (que para eso tiene escañete), en el que ¡¡no descarta apoyar la investidura de Zapatero como Presidente¡¡.

    http://www.20minutos.es/noticia/360097/0/rosa/diez/zapatero/

    No sé que pensarán en su tóxico blog de semejante aserto. Pero no deben tomarlo muy a bien, creo. Y Mikelone, ¿qué piensa de ésto?.

  14. Saludos R R-R, y muchas gracias.

    Vamos a ver, yo quiero pensar que la reducción progresiva del voto a IU tiene que ver con Castro, con Madrazo, con el comunismo, con la antiglobalización de pandereta y bongos y con todo aquello, que, en general, no me gusta. Pero la verdad es que es una tendencia a largo plazo en la que, sin duda, hay un aprendizaje sobre los efectos reductores del sistema electoral, y, lo que es más importante, un desistimiento de los “empresarios políticos” de IU o afines. No es fácil decir que IU sea una anomalía política, partidos a la izquierda del laborismo hay en todas partes donde haya cierta proporcionalidad en el reparto. Puestos a hablar de gustos, IU tiene un gran papel que cumplir, por ejemplo, en la lucha contra la corrupción urbanística, asunto completamente ausente del debate de los dos partidos (como ya se vio venir en las locales, no me vengan con que no tocaba).

    Por favor, por favor: Que IU no lo fuera a hacer mejor con el sistema con el que juega RRR no implica que el sistema electoral no sea “tan culpable de lo ocurrido”. Pongamos un poco de lógica. El sistema electoral con el que se juega aquí es simplemente demasiado parecido al actual. Algo mejora IU, cómo no iba a defenderlo, porque sobre todo quiere que “se abra el melón”, como les gusta decir a los gacetilleros políticos. Pero es más de lo mismo.

    Con un sistema proporcional, distrito único y ley D’Hondt, IU se llevaría 14 en estas mismas elecciones, sin endogeneidades ni leches, por 161 del PSOE. Ahí tienen una mayoría de izquierda no nacionalista. Por el contrario, los 11 que se seguiría llevando CiU no bastarían, habría que sumar los 4 que en proporción corresponden al PNV. Hagan la cuenta si se animan (la del País creo que está mal hecha). Cómo no iba a cambiar la cosa! Y cuántos votos tendría IU si entrara en el gobierno?

    A mí también me solivianta que se diga que el voto “útil” no es democrático y ese tipo de cosas. Pero a Dios lo que es de Dios: es verdad que en España los votos no cuentan todos igual , ni siquiera parecido. También es verdad que es un fenómeno general en las democracias: casi siempre sucede que el campo se sobrerrepresenta frente a la ciudad. No sé por qué místicas del territorio. El resultado, entre otras cosas, es que el proteccionismo de la agricultura es uno de los más fuertemente blindados, políticamente, de cuantos conspiran contra el ciudadano común, dicho sea con perdón por estas gotas liberales.

    Salud

  15. Señor articulista, Don Rubén, buen ejercicio. Estan sacandose brillo a las Excel (o SPSS) y a los resulltados electorales en esta semana, cosa lógica por otra parte.

    Sr Lonely Mountain, creo que se gana usted a pulso los zarpazos de D Cicuta.

    En la legislatura pasada se suscitaba un debate sobre la modificación del sistema electoral , esta vez motivado por una supuesta sobrerrepresenatción de las fuerzas nacionalistas que habia que atajar (cosa que no me duelen prendas en reconocer que yo creía que sucedía).

    Resulta ahora que con números en la mano, el sistema no sobrerrepresenta a unas malévolas fuerzas minoritarias sino que curioso, sobrerrepresenta a las mayoritarias

    Sí, el sistema por cincusncripciones fastidia mucho a las fuezas que no son mayoritarias en circunscripcion alguna, si bien es cierto que el hecho de premiar a las mayorias obedece al practico propósito de que las listas más votadas puedan digamos, formar gobierno con mayor facilidad.

    Como en muchas ocasiones, se da una relación de negociación entre dos principios dificiles de compatibilizar, el del manteniemineto del pluralismo, por asi decirlo, contra las consideraciones de índole practica para que al final gobierne quien los ciudadanos apoyan mayoritariamente.

    Perfecto no hay nada y objetable es todo, por supuesto, también las erráticas políticas de las organizaciones..y no menos, las turbulentas voluntades de los humanos.

  16. Me ha gustado mucho el análisis de Rubén en términos generales, ya que está bastante extendida esa idea de intentar crear culpabilidad al votante de izquierda que vota al PSOE y no vota a IU. Yo misma me vi contestando en campaña a un e-mail que circulaba por ahí, con gran despliegue de datos, divulgando esa idea y que concluía con la supuesta gran injusticia que se comete en nuestro sistema electoral contra IU. Las variables en juego son la representatividad y la gobernabilidad y las dos merecen ser tenidas en cuenta, faltaría más. Por mi parte, de acuerdo completamente con Rubén en que “la impresionante evolución social, política y económica de nuestro país en algo más de tres décadas” algo, por lo menos, le deberá a este sistema electoral que nos dimos desde el 77 y que premia la gobernabilidad. Por otro lado, considero que ya está bien de discursos victimistas cuando la historia canta otra realidad, como que, efectivamente, IU logró en su momento 21 escaños con el mismo sistema electoral; por algo sería. También es necesario aclarar que al menos algunos votantes de izquierda como yo misma no solo no nos sentimos culpables por no votar a IU, por supuesto, sino que nunca votaríamos a IU mientras mantengan a Madrazos, Antonios Romero, Alcatraces y otras perlas que tienen o tuvieron por ahí sueltas, aparte del inefable Anguita y su pinza con el PP y cercanía a P. Jota. El crecimiento del bipartidismo parece una tendencia y habrá que estudiarla, pero, por favor, abandonemos los análisis que lo demonizan y victimizan a la pobrecita y buena IU.
    Volviendo al tema de ayer, y después de haber asistido al análisis de resutados que anuncié ayer en este blog, (donde escuché argumentar, por cierto, que el trasvase de votos al PSOE procedió de los partidos nacionalistas periféricos y no de IU), tengo que dicir que me sorprenden dos ausencias en todos los análisis de las elecciones que vengo oyendo hasta ahora: una es la ausencia del fenómeno del aumento del nacionalismo españolista, alentado muy activamente por el PP durante toda la legislatura. En mi opinión éste es un factor que puede haber sido importante en el crecimiento de UPyD, porque ese sentimiento de centralismo español ha sido la base de la crítica radical de la política territorial de Zapatero durante toda la legislatura. También pienso que, si ha habido trasvase de votos del PSOE al PP, como explicaba Penadés en su artículo de ayer, este crecimiento del sentimiento españolista debe ser un factor responsable, sentimiento que se relaciona, por supuesto, con la otra gran ausencia en estos análisis y señalada ayer por PMQNQ: la utilización partidista hecha por el PP del tema de la inmigración. En el cinturón rojo de Madrid el trasvase de votos PSOE-PP debe estar relacionado la inmigración. No me parece, entonces, acertada la calificación de “moderados” y de centro que hace Penadés de los electores trasvasados del PSOE al PP, ni a la UPyD. Si el móvil de esos trasvases está basado en un aumento del sentimiento nacionalista español, frente a una política territorial de aceptación y desarrollo del Estado de las autonomías, yo a eso le llamo derecha, no centro.

  17. Muy de acuerdo con A.Tareq, que parece saber mucho de sistemas electorales. Quizá este bloguero pueda completar las cosas que ayer no le daba tiempo a Penadés.

  18. Buenos tardes a todos!

    Muchísimas gracias por los comentarios. Me imaginaba que este tema generaría controversia. Hoy estoy algo liado pero trataré de ir respondiendo a algunas cuestiones que vayan apareciendo. Me gustaría centrarme, sobre todo en las primeras intervenciones de la mañana que han marcado un poco el hilo de la discusión posterior.

    1 . Eccole Qua

    Tienes mucha razón. Un sistema electoral distinto genera diferentes cálculos electorales entre los votantes y eso puede alterar su comportamiento a la hora de emitir el voto. Era consciente de ello y de ahí que resaltara el supuesto (muy discutible) en el que asumía que se votaría de la misma manera a nivel provincial y nacional.

    Dicho esto creo, sin embargo, que tu razonamiento es al menos tan tamproso como el mio. Primero porque tratas de convencernos de que existe voto util sin aportar ninguna prueba que lo demuestre. Podrías decirnos cuanta gente en España ha votado de forma estratégica? Es más, puedes decirnos cuanta gente ha votado de forma estratégica en España desde que irrumpe con fuerza el PP en 1993? Lo que yo conozco es que el voto útil o estratégico no ha sido muy intenso. En segundo lugar, incluso te aventuras a predecir que que hasta votantes del PSOE votarían por IU. Hablas con el corazón o, una vez mas, lo haces con seriedad y rigor? Porque si es asi no estaría de mas aportar algun tipo de dato que sotuviera esa afirmacion.

    3 – Lonely Montain
    Discrepo absolutamente en todo. Que yo sepa a mi nadie me impide emitir mi voto de la forma que yo quiera por lo que no veo amenazada en ningún momento mi libertad. Tus tres criterios sobre la justicia de los sistemas electorales también me parecen discutible. Por qué los resultados tienen que ser proporcionales para ser justos? Lo que me parecería injusto es que un partido político no pudiera presentarse a unas elecciones y competir libremente en ellas y en igualdad de condiciones que es lo que pasa en Cuba y lo que pasaba durante el franquismo. A ti te impide alguien o algo que votes por tu opción política preferida aun sabiendo que puede no salir elegida?

    Me reitero en la tesis de que el sistema electoral no es el responsable último de la debacle de IU. Andalucia ofrece otro dato interesante. En 1996, IU obtiene 13 escaños y 612.595 votos; en 2008, obtiene 315.909 votos y 6 escaños. En ambos casos, la diferencia entre los porcentajes de votos y escaños es muy parecida (una infrarrepresentación de 2% más o menos). En Andalucia nadie de IU se queja del sistema electoral empleado en las elecciones autonómicas (y muy parecido al del Congreso) y, sobre todo, tampoco nadie en IU habla de por qué en dos convocatorias esta fuerza ha perdido el 48% de sus apoyos…A mi me cuesta trabajo no ver lo evidente!

    Gracias, otra vez a todos!

  19. Gracias Rubén. Estoy sustancialmente de acuerdo: los problemas internos de IU son la causa fundamental de su declive. La ley electoral es la que es y aunque está lejos de ser perfecta, las alternativas no lo son tampoco, además de ser política ficción como dice Teoura. Los sistemas electorales pecan o bien de mayoritarios con minorías infra representadas, o bien de proporcionalismo excesivo y debilidad gubernativa por el consiguiente fraccionamiento parlamentario. La alternativa que sugiere Rubén sería una vía intermedia, más todavía si en vez de añadir 50 diputados extra se añadieran 100 a nivel nacional. Los resultados para IU serían seguramente mejores que los 4 diputados adicionales que habría recibido de haber elegido el pasado domingo a 450 diputados según este sistema. Pero seguiría habiendo una desproporción entre el ratio porcentaje de voto / número de escaños con PSOE y PP, por efecto de la Ley D´Hont. Desproporción que es mucho menor que la que impera en Gran Bretaña con el sistema first past the post (todo para el ganador) o en Francia, igual pero a dos vueltas.

    La prueba de que los males de IU son sobre todo internos es que ahí tenemos a Bayrou en Francia, afectado del mismo problema de infra representación, opinando e influyendo, y atrayendo mucho más que el 3.88% del electorado, que no deja de ser una cifra bastante baja y que en muchos países que exigen un mínimo del 5% (incluso el Parlamento vasco hasta que el PNV lo cambió para no excluir a IU) te deja fuera del Parlamento.

    IU tiene dos opciones: o subir con el sistema actual y luego hacer valer su peso para cambiarlo, o integrarse en el PSOE por haberla cagado y bien durante demasiado tiempo.

  20. Mimo, en función de los movimientos que el núcleo duro del PCE está realizando en las últimas jornadas, no es descabellada la idea de que la salida política que los moderados de Llamazares y de Rosa Aguilar estén barajando seriamente sea la integración como corriente interna del PSOE. Son mayoría, como quedó demostrado en las primarias de IU, con lo que quedaría un PCE aislado y algunos grupúsculos casi irrelevantes. Atención también a los movimientos de Iniciativa, donde comienza a calar la idea de una integración en el PSC.

  21. Claro que también flipo con que alguien se pueda pasar 30 años votando PSOE y precisamente esta vez votar a IU cuando está a punto de pasarse al extraparlamentarismo. Eso es olfato político…

  22. Perdonad por ser tan frivolo, pero es que es viernes de Dolores y tenia que hacerme eco de el titualr de El Pais que cita la despedida de Sanchez-Dragó.

    “salud, amor, humor, e infinitos orgasmos”

    No se si esto se lo dedica a la lideresa Aguirre (o “la cólera de todo dios”) tras el chasco que la habrá supuesto el Marianazo del lunes, pero, personalmente creo que si esta va a ser la linea de oposición del PP en al legislatrua entrante, vaticino un periodo notablemnte menos crispado.

  23. Hola a todos y a todas. Intentaré ser breve.

    1.- Algunos comentarios me resultan tan extraños que ni siquiera entiendo en qué sentido he de interpretarlos como una crítica a mis planteamientos. Algunos habéis interpretado que yo me quejo del sistema electoral porque soy de IU (¿?).Creo que hay que ir a lo que digo y a los principios que esgrimo, en vez de situarme en un partido y soltar toda la munición soltable contra ese partido…para así no entrar en las cosas que planteo. Me parece muy bien que consideréis que IU es una anomalía política, en líneas generales yo también lo creo. Yo nunca les he votado, pero el caso es que 962.000 personas les votaron el domingo…¿les vais a decir que, como están equivocadas y han votado a una anomalía, el sistema les da una representación menor? ¿Qué tiene que ver lo que vosotros (o yo) pensemos de IU? ¿Lo importante no es lo que piensa la gente, plasmado en sus votos?

    2.- Cuando entráis a los principios, discrepo. Por supuesto que no es igual de libre el voto de un simpatizante de IU en Soria que en Madrid. Pero por supuesto, sino ni se plantearía el debate del voto útil. Decís para sustentar vuestras afirmaciones que la utilidad de cada voto “es indistinguible de cero” o “cada voto cuenta poco”. Según eso, nadie iría a votar. Si alguien vota, es que le importa. Si le importa, no querrá que su voto sea inútil…en fin. Ya se que si utilizo la expresión “el voto no es libre” queda maximalista y radical. Vale, dejémoslo en que no es igual de libre para todos. Pero a mi eso ya me parece motivo suficiente.

    3.- Lo de que los datos demuestran que el sistema no le afecta, que ahí están las europeas… Tareq ya ha puesto ese argumento en su sitio: tenemos datos de unas generales de hace 5 días y algunos os vais a las europeas de no sé qué año. La imposición del bipartidismo en este país ha sido un logro constante y sostenido del sistema electoral. En sus peores resultados históricos IU tiene un 3.8% de apoyo, lo cual serían 14 escaños. Con esos 14, conseguidos este domingo, por lo menos la gente podría optar, y el que quiera votarles (no es mi caso) hacerlo con libertad. Creo que están en su derecho. En lugar de eso, tiene 2. Prácticamente desaparecido del mapa….¿creéis en serio que tiene ya algo que hacer, si seguimos con este sistema? UPyD está igual: 300.000 votos, 1 escaño. ¿Qué proyección puede tener?

    Por lo demás, creo que he sido un poco injusto con Rubén. La verdad es que él es de los pocos que ha lanzado propuestas para cambiarlo. Pero hay cosas que no entiendo en su postura. 1.- Su frase de que el sistema no es “ni justo ni injusto”. Creo que es muy desafortunada. De hecho, si él no lo considerara injusto, no habría defendido y publicado una reforma del mismo (entiendo). 2.- Que un especialista como él defienda que la culpa de lo que le pasa a IU es sobre todo de IU y no del sistema. Hombre, de IU será buena parte, pero del sistema también. Y no poca. Que se lo pregunten al casi millón de españoles que le votaron hace 5 días.

  24. Vaya…he leido hasta el post 15, he escrito el mio en word y lo he encajado…¡y ahora veo que hay hasta 23, incluida la respuesta de Rubén! Mis comentarios están desfasados.

    20. – Sí, yo también flipo con mi tono del primer post, no os penséis…¡pido perdón!

    Os leo las novedades y contesto en un rato, si puedo…

  25. Melinda 16. Mire usted, a mí que me llamen nacionalista me duele directamente en el pancreas, y soy criítico con la política territorial de Zapatero. Que haya nacionalismos buenos y nacionalismos malos lo puede ueted pensar, pero permita que otros disintamos, o incluso que algunos pongan el signo al revés, y sigan siendo de izquierdas, de derechas, o lo que les pete. Que el nacionalismo periférico es progre y todo lo demás reaccionario es algo que tiene que ver con nuestra maldita historia, cuyos mitos bien regados nos siguen sirviendo cada martes y cada jueves, pero está lejos de ser una verdad de razón. Sigue siendo cierto que, hasta hoy, el nacionalismo democrático catalán, vasco o gallego es infinitamente mejor, se mire como se mire, que el nacionalismo español a la vieja usanza. Pero el nacionalismo español puede cambiar, y hace mucho tiempo que no se mata a nadie por la triste patria española, cosa que no pueden decir otros. Que mucha gente de Madrid, es decir, de cualquier sitio, piensa así y ha votado a UPD, me parece claro. Decir que el PSOE de Madrid estaba trufadito de españolistas reaccionarios agazapados que se han pasado al lerrouxismo me parece una pirueta poco posible. Igual es cierto, vaya, pero me cuesta creerlo.
    Yo, por cierto, he votado a Zapatero, porque todavía creo que hay cosas más importantes que la política territorial, y porque creo que tiene arreglo. Se puede ser crítico sin decir que se hunde España? Sí, no me jodan, que diría DC. Hablemos de federalismo, de independencia, de lo que haga falta, también de devolución de competencias, pero no me digan que sólo hay una respuesta “progresista” a los debates que tengan que suscitarse.

  26. Mis consideraciones respecto al voto útil no están ni de lejos próximas a la idea que lanza lonely mountain. El voto sigue siendo libre. Aunque no todos los votos valen igual. Existen razones de peso para que sea así (protección de las minorías por ejemplo), pero no deja de ser una cuestión discutible.
    Perdone Cicuta si le suena todo esto muy pedante (hoy me toca a mí… otros días a usted). Pero consideraba lógico resaltar que el ejercicio que hace el articulista es engañoso. Sin ir más lejos (leo ahora) él mismo lo reconoce.
    Cuando usted se pregunta “¿alguien se cree que por efecto de un cambio del sistema electoral el porcentaje de voto a IU iba a subir mucho?”lo que está poniendo en cuestión es la importancia del sistema electoral a la hora de influir en el comportamiento de los votantes. Déjeme decirle (otra vez con pedantería académica) que tiene a toda la ciencia política en su contra. Y si ya lo sabía, es que hoy está perezoso y escurridizo con sus argumentos simplistas. Tanto como con lo de las elecciones europeas. Por suerte A.Tareq ha puesto un poco de lucidez (“una tendencia a largo plazo en la que, sin duda, hay un aprendizaje sobre los efectos reductores del sistema electoral”). Totalmente de acuerdo con todas sus consideraciones.
    Una última cosa… cuando dice “está bien que exista IU para jóvenes con efusiones izquierdistas y para estalinistas de imposible reciclaje”… se le olvidó agregar a la lista que también está bien que exista la IU para que el PSOE pueda gobernar en muchos sitios a nivel local y autonómico.
    Rubén.
    Muchas gracias por sus aclaraciones. No tengo datos sobre voto útil. Pero sólo asumiendo que existe, su análisis ya es incorrecto. Por su puesto depende de su magnitud. En eso tiene razón. Usted afirma que “no ha sido intenso”. Le agradecería que nos explique por qué, y si tiene datos mejor. Sería interesante. Una vez más, muchas gracias y saludos a todos.

  27. Ay, Eccole Qua me lanza a la ciencia política entera encima mío. Quién me lo iba a decir, Teoura. Para luego a continuación refugiarse, como único argumento, en una frase de Tareq desprovista de refrendo empírico. No tenemos ni idea de si los votantes de IU han ido con el paso del tiempo aprendiendo algo o no del sistema electoral. Me parece estupendo que Eccole Qua esté de acuerdo con Tareq, pero eso está lejos de ser un argumento o un dato.

    Rubén ha mostrado que en Andalucía, sin “efecto reductor” del sistema electoral, IU también se ha dado la hostia. Yo he explicado que el porcentaje de voto a IU no sube en las europeas a pesar del claro “efecto expansor” del sistema electoral. Frente a esos resultados, usted me viene con argumentos peregrinos de autoridad. Así no arranca la discusión.

    Y una penúltima observación. Una cosa es que un argumento sea discutible y otro que sea “engañoso”. Creo que usted pasa muy rápido de un término a otro. La tesis de Rubén es cuestionable y discutible, pero no engañosa.

    La última es esta: Eccole Qua, haría bien en bajar un poco los humos, cosa que no tengo ni idea de qué quiere decir.

  28. Buenas tardes!

    Lamentablemente, no crecí en tiempos del Sr. Rodríguez Zapatero y no pude aprovecharme del magnífico avance del número de becas que se ha registrado durante la última legislatura y que nos ha situado en la vanguardia de Europa en cuanto a gasto público en educación (¿Quién quiere ser sueco hoy en día cuando se puede vivir en la España de ZP?)
    Todo esto para decirles que no pude ir a la Universidad y no entiendo mucho de lo que dicen.
    Sin embargo, dos de mis primas viven en el extranjero y me cuentan cosas muy distintas a las que el articulista comenta en el día de hoy.
    La primera, desde Nueva Zelanda, dice que eso de que en sistemas como el que el profesor describe se vota igual en los dos niveles es falso, y que allí mucha gente (casi un 40%) vota por partidos diferentes. Por ejemplo, se vota a los laboristas en un sitio y a los verdes en otro.
    La otra vive en Alemania. También se ha leído el artículo y le parece que este sistema que describe el articulista no tiene nada que ver con el que allí se utiliza. allí lo que cuenta es el porcentaje de votos que consigues en el nivel superior. Por supuesto, mucha gente vota a partidos diferentes en los dos niveles, e incluso hay seguidores de partidos grandes que votan a los pequeños en el sector proporcional para asegurar que están en el Parlamento.
    ¿Alguien me puede sacar de mi ignorancia? Y a poder ser, que no sea Don Cicuta con un exabrupto

  29. Por cierto.
    Qué familia la mía!
    Mis padres son andaluces y militantes de toda la vida en el PCE. Sin duda, “jóvenes con efusiones izquierdistas y estalinistas de imposible reciclaje”
    Dicen que hace tiempo que votan a los socialistas en las elecciones generales porque saben que IU no tiene ninguna posibilidad de sacar representación por su circunscripción (Jaén) en el Congreso, pero que lo hacen por IU en las autonómicas. Pregunta: ¿son marcianos o su caso puede ser el de más gente?

  30. Resultado – Resultado proporcional

    PSOE: 169 – 161
    PP: 153 – 148
    CIU: 11 – 11
    PNV: 6 – 4
    ERC: 3 – 4
    IU: 2 – 14
    BNG: 2 – 3
    CC: 2 – 2
    UPD: 1 – 4
    Na-Bai: 1 – 0

    ¿Por qué el empeño de tantos de DC en decir que los de IU son unos llorones? Creo que IU puede gustar o no por otras razones, que también han salido, pero no porque lloren. Ojalá la gente siempre llorara con tanta razón.

  31. La respuesta a la pregunta de Parellada es muy sencilla: los de IU son unos llorones y además tienen una proporción de escaños muy por debajo de la proporción de votos que obtienen. Lo cortés no quita lo valiente.

    Sarandonga, no tengo el gusto de conocer a sus padres, pero ¿por qué la buena gente de izquierdas de este país no vota a IU en mayor medida en las europeas que en las generales? Seguimos sin saber la respuesta.
    Las ironías sobre las becas de ZP son muy elocuentes: la gente de IU, por algún motivo que se me escapa, siempre han preferido las no becas del PP.

    Me extraña que entre tanto experto a los que sólo les falta empezar a poner en paréntesis nombres y fechas nadie haya comentado la propuesta de ayer de Victoriano Ramírez, de la que daba cuenta El Pais. Mostraba una forma de corregir la infra-representación de IU sin alterar el resultado de los demás partidos. Un milagro de la ingeniería electoral. Al final había que elevar los votos al cuadrado para salvar a IU. Supongo que aquí eso sabrá a poco. Qué vulgaridad elevar algo al cuadrado, cuando se puede conseguir lo mismo con números imaginarios.

  32. Gracias, Cicuta. Tengo otra pregunta. Dicen que la desproporción entre escaños y votos se justifica por la gobernabilidad.

    ¿Por qué una España con un Parlamento como el del post 31 sería ingobernable?

  33. Seremos unos llorones, pero mamar lo que se dice mamar, poco… No como otros
    Las no becas del PP nos gustaban aún menos que las rancias subidas del PSOE en materia de becas. Y así lo dijimos en la calle manifestándonos contra la política educativa del PP. Otra es que unos carden la lana, y otros se lleven la fama
    Por último, muy interesante la propuesta del tal Ramírez a la vez que impracticable por su enorme complejidad. Corrección: elevar al cuadrado los votos no salva a IU. Es en la segunda fase de asignación de escaños en donde, como dice la articulista, se benefician los partidos nacionales minoritarios

  34. No tengo tiempo para poner argumentos y argumentos que confirman que los de IU son algo llorones y que el fin último de IU es cambiarse de nombre y hacer una nueva plataforma-coalición electoral para que los mismos de siempre (Alcaraz, Frutos, Romero, Ángel Pérez…) vuelvan a presentarse de nuevo.

    Sólo decir que el blog hoy está muy divertido y me estoy riendo mucho con las constantes ironías.

  35. se me olvidaba
    por qué lo de las europeas?
    y respondo yo: por qué no mirar las municipales o las autonómicas? no será que los candidatos también importan algo, Ruperto?

  36. Ricardo, los números del “proporcional” son incontestables. No digo yo que sean unos llorones, pero sí que compiten con el PSOE en una franja en la que éste comparte abiertamente programa y además se beneficia de la utilidad del voto frente a la derecha. Es cuestión de supervivencia. La papeleta de IU es peliaguda, no me cabe duda.

  37. Gracias, Jon. Que PSOE e IU compitan en la izquierda me parece muy bien: competencia, proporcionalidad y luego juntos 175 escaños. A Dios lo que es de Dios, como dice Tareq. ¿Por qué se tienen que disolver e integrar en el PSOE, como insiste Titos? Que hagan lo que quieran.

  38. Mezclamos dos debates. Como nos recuerda Don Ricardo, una cosa es por qué saca pocos votos IU, y otra es que con los votos que saca hoy y aquí no va a ningún sitio, con este sistema electoral, pero, con otro, tal vez al ministerio de asuntos sociales, medio ambiente y, no sé, fomento. Si uno es votante de IU, es como para sentir cierta rabia. Dicho esto, y admito que los sistemas electorales son legítimos tanto si son proporcionales como si no. No creo que la proporcionalidad sea el único fin deseable, de lo contrario no habría debate posible. A lo mejor preferimos gobiernos monocolor, tienen muchas otras ventajas. Ricardo y otros quieren ante todo justicia proporcional, otros pueden reclamar eficiencia y agregación de intereses. La discusión real casi nunca toca estas materias ideales.

    Es fenomenal que le traten a uno de cita de autoridad, DC. Quiero precisar que el supuesto de que los votantes van aprendiendo puede ser una hipótesis sin datos, pero el sentido común la apoya. Eso no está reñido con el hincapié que hace usted en que pasar de IU al PSOE es un voto responsable, la responsabilidad se aprende. Responsable es tamibén quien no quiere que su voto sea testimonial, como usted ha dicho alguna vez.
    En todo caso, quiero volver a subrayar que los votantes suelen seguir a los políticos (más o menos) profesionales. Observamos que algunos líderes de IU han ido desistiendo, algunos se pasan al PSOE, otros se van a su casa, algunos posiblemente no arranquen su carrera y se queden en, digamos, el movimiento vecinal de Zamora. El Psoe reclama a los votantes de IU. Pero debemos preguntarnos si la organización del PSOE es lo bastante porosa, con perspectivas de movilidad para la iniciativa política, de manera que atraiga las carreras de quienes por compromiso ideológico o por lo que sea, prefieren todavía hoy trabajar, o les gustaría hacerlo, de elegir partido, en IU. La respuesta creo que la sabemos, pero si un militante conocedor me quiere sacar del engaño se lo agradecería.

  39. Ricardo, tienes razón los datos del post 31 son incontestables. Sin embargo hay que tener en cuenta algunas puntualizaciones.

    En primer lugar, olvidas el umbral legal mínimo para conseguir representación parlamentaria. Córrigeme por favor si me equivoco, pero en tus cálculos del post 31 has repartido los 350 escaños entre todos los partidos políticos que han conseguido escaños en estas elecciones. O sea, sin tener en cuenta un mínimo porcentaje de votos para entrar en el reparto.

    Si este ha sido tu criterio, por qué pararse en NA-BAI? A mí me sale el siguiente reparto teniendo en cuenta todos los votos:

    PSOE 157
    PP 144
    CiU 11
    PNV 4
    ERC 4
    IU 14
    CC 2
    BNG 3
    UPyD 4
    NA-BAI 1
    CA 1
    EA 1
    C’S 1
    PACMA 1
    VERDES 1
    PAR 1
    CHA 0

    Como ves el número de partidos pequeños se multiplica y el grupo mixto se compondría de 24 miembros con 13 partidos distintos. No es que me preocupe el grupo mixto demasiado pero sí podría suponer algún problema tenerlo tan numeroso y heterogéneo.

    En segundo lugar, y como ya se ha señalado aquí, las reglas electorales modifican el comportamiento de los electores. Mi intuición es que con este sistema electoral, en no mucho tiempo el parlamento se fragmentaría muchísimo y eso acabaría mermando la gobernabilidad.

  40. Tareq, lo del argumento de autoridad iba porque Eccole Cua o como se diga presentaba como apoyo a sus tesis a la ciencia política toda, ni más ni menos. Lo cual no quita para que te considere gran autoridad del blog.

    Tengo mis dudas sobre el aprendizaje de los votantes de IU. Lo que observamos con respecto al voto de IU es que primero crece hasta 1996 (ya son lentos aprendiendo estos de IU), cuando consiguió los 21 escaños con el mismo sistema electoral de ahora y Anguita de lider (manda narices). Y a partir de ahí, en las 3 siguientes elecciones, IU ha ido cuesta abajo, sin freno.

    ¿Qué pasó en 1996 para que aprendieran de repente tanto sobre el sistema electoral? Nada. ¿Qué pasó entonces en 1996 al margen del sistema electoral? Que ganó la derecha, por primera vez en mucho tiempo, desde la época de la UCD. Y muchos votantes de IU, a partir de ese momento, se dieron cuenta de lo que significaba mantener las esencias: tener al PP en el poder. Por eso comienza el descenso vertiginoso de IU y el travase creciente al PSOE.

    Insisto en que la historia de IU no es buena como ilustración de los efectos de los sistemas electorales.

    Como hoy es viernes y no me funciona la cabeza a pleno rendimiento, me animo a decir algo sobre los nacionalismos, ya que Melinda y Tareq han sacado el tema. Tareq, por muy votante de ZP que sea, no puede evitar repetir algunos lugares comunes de la UPD. Vamos a ver: ¿quién dice que los nacionalismos periféricos son progres? Yo es que nunca se lo oigo a nadie, o quizá es que tengo memoria selectiva. Más bien, lo que sucede es que el PSOE entiende que la única forma de mantener unido el Pais es integrando a los nacionalismos, no expulsándolos a las cavernas. Se da además la circunstancia de que muchos nacionalistas periféricos combatieron contra Franco (sin ir más lejos, Pujol estuvo un tiempo encarcelado), mientras que nuestros nacionalistas españoles eran franquistas. Los nuevos nacionalistas españoles (me refiero a los Savatares, Juaristis y demás) no son capaces de reconocer algo tan básico. Yo, a estas alturas, ya no sé si soy nacionalista o no. Tan sólo sé que, puestos a elegir, prefiero nacionalistas periféricos que nacionalistas españoles, aunque solo sea por una cuestión de pedigrí democrático y por la supervivencia de España. Lo que muestran los quince años de historia reciente de España es que el equilibrio entre centro y periferia es precario y el PP entra en el Estado como un elefante en una cacharrería, por no abandonar los dichos. Dispuesto a reventar el país con tal de defenderlo de las amenazas que se ciernen sobre él. Con el PP el nacionalismo periférico gana; con el PSOE, pierde.

  41. Tareq, yo soy militante del PSOE desde mi mayoría de edad, esto es, desde hace 20 años. La condición de “porosidad” de la organización de la que formo parte creo que es mayor que la que existe en la misma IU. La historia canta: en estos veinte años de militancia he visto pasar desde IU-PCE a la mayor parte de los eurocomunistas y miembros de la antigua ARI (Asociación para la Renovación de la Izquierda), a los carrillistas, a Nueva Izquierda, a Fundación Europa, etc … hasta el PSOE, mientras IU se iba jibarizando poco a poco. Buena parte de la culpa la tuvo el singular político que ha sido Julio Anguita, cuya inflexibilidad supuso la separación de Iniciativa, la federación más fuerte de IU en su momento, y de Nueva Izquierda. Las “purgas” provinciales del anguitismo, desde su mesianismo casi estalinista (eso sí, colaborando con el aznarismo), marcaron una época. En la tarea ayudó su vieja guardia (Frutos, Alcaraz, Antonio Romero, etc ….) los mismos que se aprestan ahora a “salvar” la organización. Mucho me temo que acabarán mandando fuera a Llamazares y su entorno, salvo que éste mantenga la mayoría entre la desmoralizada militancia. No creo que se trate de una afán de fagocitación ni un abrazo del oso por parte nuestra, sino que personas muy válidas que comparten proyecto puedan tener en el PSOE una casa donde desarrollarlo.

    Mi organización no es perfecta. La incorporación de todas estas gentes no tiene porque ser fácil, de hecho en otras ocasiones miembros del establishment de mi partido se han visto amenazados en sus puestos por los recién llegados. Pero entre las vengativas viejas glorias del PCE y el aparato socialista, creo que en el segundo caso habrá más facilidades.

  42. Sancho, no lo he hecho pensando sólo en los partidos que han salido, aunque puedo haberlo hecho mal. Al repasarlo tengo la duda de si CA conseguiría un escaño proporcional, pero los demás pequeños no me salen. De todas formas, creo que el problema de los grupos pequeños se soluciona poniendo un mínimo de votos o de porcentaje para entrar en el parlamento, por poner un ejemplo, 100.000 votos o un 0.50 %. En el caso actual, de esta forma quedarían dentro sólo los del post 31.

    Don Tareq, yo no defiendo la proporcionalidad pura y simple, porque me falta perspectiva. Supongo que habrá otras consideraciones además de la proporcionalidad. Pero los datos actuales me parecen mal y me imagino que podrían ser mucho más proporcionales sin una fragmentación ingobernable. Quién me iba a decir que iba a defender a IU…

  43. Para el fin de semana que ahora empieza: si no hay voto útil, ¿por qué el PSOE no hace más que mentarlo en campaña?
    Si lo que pasa es que en IU hay miedo de que gobierne la derecha, ¿por qué en 2000 no votaron en masa al PSOE? En ese año, tanto IU como PSOE bajan.
    Finalmente, yo no sé si IU es más poroso que el PSOE, pero medidas como las limitaciones de los mandatos o la elección de los candidatos por sistemas de democracia directa creo que van en la dirección de mayor porosidad

  44. Sarandonga, el electorado (en general, pero sobre todo el de izquierda) suele castigar a las formaciones que se presentan divididas, con problemas internos y con candidaturas artificialmente unidas. Eso es lo que le ocurrió al PSOE en 2000, año en el que había pasado por un proceso de primarias ejemplar, tras el cual fue postergado el ganador para presentar como candidato al derrotado, que era el secretario general de la “bicefalia”. La gente no se lo podía creer, y encima las sempiternas luchas entre renovadores, guerristas, reno-guerristas y guerristas-renos. Un desastre que desde 2000 ha continuado en Madrid; buena parte de la culpa de agujero negro madrileñí del socialismo se debe todavía a estas cuitas internas.

    Dicho sea de paso, el PP suele tener menos este problema. También se ha demostrado en estas elecciones. Es un electorado admirablemente fiel, que vota al candidato que al final se designa aunque sea el más tonto del partido (como ha ocurrido en 2004 y 2008, y pretende el machote ocurra en 2012). Madrid es otra muestra de esta fidelidad del votante peperí: ni a nivel municipal los “perancistas” han castigado a Gallardón, ni a nivel autonómico los “gallardetes” han castigado a Peranzaguirre.

  45. ostras!
    un debate sobre el voto in-útil y yo perdiéndomelo…
    Pues a falta de mayores reflexiones cuantitativas, les diré que IU (y su marca catalana ICV) pierde su segundo escaño en Bcn por un puñado de votos. Si hubiera habido menos voto útil, otro escaño más al zurrón del centro-izquierda.
    Y atención: en estas elecciones la izquierda (ERC+IU-ICV+PSOE-PSC) pierde tanto votos como escaños. De preocupante subido

  46. Buenas tardes, no voy a repetir cosas que ya se han dicho, y mucho mejor de lo que podría hacerlo yo, así que sólo diré que estoy sustancialmente de acuerdo con Rubén y que me parece que el problema de IU poco tiene que ver el sistema electoral.

    Ya dije que me pareció bochornosa la declaración de Llamazares, como ma ha parecido otra tomadura de pelo lo último que le he oido a Rosa Aguilar, mostrándose avergonzada tras haber “descubierto” -así lo dijo-, a propósito del asesinato de Mondragón, que su partido cogobernaba ese municipio con ANV ¡Hace falta tener morro! La política de Madrazo (IU-Ezker Batua) ha sido siempre motivo de polémica en esa organización. Sabían lo que se cuece por aquí- euskadi-, para que vengan ahora con esas.

    De todas formas, eso tampoco tiene mucho que ver con los resultados de IU.

    El problema de IU es IU (y tendríamos una discusión similar si estuvieramos refiriendonos a sus homólogos de los países vecinos, sea francia, Portugal, ¡¡¡Italia!!, y otros lugares donde los restos de un naufragio histórico siguen mareando la perdiz y tratándo inutilmente de reinventarse, para poder seguir siendo “cabeza de ratón” antes que “cola de león”).

  47. ANV es un partido legal, creado antes de la Guerra Civil y sin tacha de ilegalidad. Así lo dijo el mismo Presidente del Gobierno hace poco menos de un año coincidiendo con las elecciones municipales. Otra cosa es que ese pacto debiera haberse roto a raíz del asesinato de los dos guardias civiles en Francia. Quziás Ees triste que la política de pactos de un partido se decida tan descentralizadamente, pero también es triste que Pepinho Blanco y su tropa borren de golpe y plumazo la posibilidad de cambio en Navarra.
    Es triste la existencia de ese pacto, pero también lo es que sólo se hable de IU en los medios para decir que hay luchas cainitas y que pactan con filo-terroristas, y no para decir que ha apoyado sin fisuras la política anti-terrorista de ZP durante los últimos 4 años, que paga cada uno de sus escaños a casi medio millón de votos, o que ha sido con su ayuda y no con la del PNV o con la de CiU (con los que gobernará a partir de ahora ZP) con la que se han aprobado reformas tan importantes como la del Código Civil para que los gays en España ya puedan contraer matrimonio

  48. ¿Olfato político? . Eso lo necesitarán los funcionarios en práctica o pendientes de destino. También quienes agradezcan regalías o vivan del poder. No ha sido mi caso nunca ni lo será. Yo voto con otros sentidos.
    No existe una frase más funcionarial que “olfato político”, ni más llena de pringue.

Deja un comentario