Rojerío catalán: ¿Quién es cuál?

Pratxanda

Catalunya es un país de izquierdas. O eso dicen. O dicen que lo parece. Y si no, al menos los catalanes presumimos de ello. Claro que bien podría ser un autoengaño alimentado por la Brunete Mediática. ¡ Vaya usted a saber!

Lo cierto es que sociológicamente podemos afirmar que sí. Según datos del CIS (2007), Barcelona era una de las zonas más escoradas a la izquierda en el panorama ideológico de Enestepaís. Este dato, que recoge la Moqueta Verde, muestra la autoadscripción ideológica de las 12 comunidades que votan juntas sus parlamentos, así como las capitales de las otras cinco. Es cierto que Barcelona no es el principado, pero un mayor sesgo conservador de “comarcas” (asín, en general) pordría ser compensado por un mayor sesgo progresista (asín, en general) del resto del “área metropolitana”.

Si este argumento no les convece, tenemos otros. Desde 1931 las izquierdas vienen ganado elección tras elección salvo dos casos: el período 39-75, así como las elecciones autónomicas desde 1984 a 2003, en las que el Honorable J. Pujol mantuvo a raya a las hordas rojas.

Si aceptamos el laicismo como referente de izquierdas, señalaremos que Catalunya es la comunidad que menos cruces pone a la Iglesia, una de las cuatro que apoya mayoritariamente las bodas y adopciones gays, y en concreto en bcn, uno de los pocos sitios donde las bodas civiles han superado a las religiosas.

Ante tanto público potencial, es normal que haya una oferta política diversificada en el campo de la izquierda. Limpiar, fijar y dar esplendor al magma izquierdoso de Kataluñistan es el objeto del presente artículo. Pasen y vean:

Sociovergencia.

La sociovergencia no es un partido político, es una filosofía de voto, que dirían los poseedores de una Harley-Davidson. Básicamente se trataría de un voto dual, por el cual, el mismo votante que aupaba a FG al gobierno central, desconfiaba de él y votaba a Pujol en las autonómicas. En Sabadell, además, el PSUC de Antoni Farrés ganaba de calle elevando el tema a voto “trial”. Alguien cuantificó la sociovergencia en 300.000 almas. Pasqual Maragall, puso fin a esta filosofía, al menos de momento.

Partit Catalá d’Europa. La Última Maragallada.

Pasqual Maragall ha amenazado con presentarse a las europeas con su partido, fundado en 1998. Dice contar con el apoyo de varios alcaldes y está adscrito al Partido Demócrata Europeo. Ya saben: el PDI de Veltroni, el MD de Bayrou, o el PNV. Se trataría de crear un partido europeo a semejanza de los demócratas yanquis. La idea la comparten algunos socialistas franceses. El abuelo tendrá Alzheimer, pero tambien olfato político. A mí me da miedo pensar que Europa acabe teniendo que elegir entre los neocon y una especie de Clinton. Quizá cuente con sus incondicionales de Ciutadans pel Canvi. Los amigos de Pasqui, grupo de notables catalán que pedían el voto para Maragall con el objeto de canviar de políticas en la Generalitat. Sin Pasquis, algunos han dejado la política, otros estan en ERC, y los más vegetan coaligados con el PSC (tienen dos diputados en el grupo socialista) hasta que Montilla se harte y les proponga integrarse o pirar. Los convergentes les llamaban cruelmente Ciudadanos por el Cargo

Ciutadans Lerrouxismo divine.

La sensación del 2006, hoy algo apagados. Se definen de centro izquierda aunando el liberalismo progresista y el socialismo democrático. Es cierto que sus posturas acerca del modelo de estado y su concepción de nación les ponen en la misma línea que grupos de ultraderecha ultranacionalistas (Falange, AES, etc.) Es cierto que han recibido votos procedentes de los oyentes de la Cope y el Mundo. Es cierto que algunas de sus posturas contra la izquierda “prehistórica” (socialistas, marxistas, progres’68 ) son intercambiables con los ultras liberales. Pero les incluimos en el centro izquierda por su programa electoral, que incluye vivienda estatal de alquiler, promoción del transporte público o conciliación de la vida familiar y laboral. Es más, nuevamente se constata el izquierdismo de Catalunya, único lugar de Enestepais donde el lerrouxismo de centro izquierda gana al lerrouxismo de centro derecha de Rosa Díez (1)

Esquerra Republicana de Catalunya. Montando pollos desde 1931.

ERC se fundó como la coalición del Partit Republicà Català (1917-1931) de Companys, el Estat Català de Macià y los intelectuales del Semanario l’Opinió. Semanario de izquierdas donde escribian desde Sagarra hasta Jordi Arquer. Transversalidad lo llaman ahora. Muerto Macià, los de Esta Català se escinden y hasta la fecha. Companys, aparte de abogado defensor de los trabajadores, era un mujeriego de cuidado. Y creo que no se tragaba con Taradellas. Y así hasta la fecha con el tàndem Carod-Puigcercós. Aparte de los 600.000 votos de 2004, su mayor éxito es ser el partido mejor valorado por los universitarios catalanes. Aunque el dato es de hace una década. Un 6% de sus votantes votaría NO a la independencia y un 5% se declara monárquico.

El Partit Repubicà d’Esquerres (Visca Azaña!)

No es una escisón de ERC, sino la marca catalana federada a Izquierda Republicana. Laicos, republicanos, federales, radicales y de izquierdas, sacan sus modestos 2174 votos

Partit Republícà Català. (2006-)

Su programa político se resume en dos palabras: I¡n-Dependencia! No se entretengan en cuestionarles si es mejor la sanidad pública o favorecer la privada. Cuando Catalunya sea independiente habrá menos gripes y hemorroides. Como no los podemos poner en la derecha y han defendido en algunos blogs a la anarquista Núria Pòrtulas, les ponemos en la izquierda. Su misión básica es criticar a ERC por traidores hasta el punto que se rumorea que reciben ayudas de CiU. Podemos considerarlos los sucesores del PI y sueñan con que Carretero, Laporta, o algún famoso desembarque en su partido. Con todo recibieron 500 más votos que UPyD, 6.746, y 44.000 al Senado

PSC (PSC-PSOE). El niño rarito y gafapastoso del PSOE.

La Federación Catalana del PSOE se ha disuelto dos veces, en el 36 y en el 78. Es una tradición. Recordemos que el PSC es un partido diferente, pero federado, fruto de la unión del PSOE con los dos PSC de la época. Uno, el PSC-Congrés era a su vez la confluencia de Convergència Socialista de Catalunya, Partit Popular de Catalunya, comoreristas del PSUC, gentes de ERC y, pásmense, el secretariado general del POUM. Sí, HOygan, Jordi Arquer o Joaquim Maurin recalaron en la socialdemocracia tras comprobar en sus carnes el socialismo real de Stalin. En el primer caso, no es una metáfora. Pero, es que Convergència Socialista de Catalunya era a su vez la fusión del Moviment Socialista de Catalunya, el Front Obrer de Catalunya… y ¡ojo! no se pierdan que todavía no he llegado al PSC-Reagrupament, el cual se presentó a las primeras elecciones coaligado con la CDC de Pujol y la EDC de Trias Fragas.

En fin, de todo este magma se ha llegado al Partit Socialista Revolucionari Institucional. Cuentan con casi todos los alcaldes de capitales provinciales y ciudades de más de 50.000 habitantes, 3 diputaciones, la Gene y arrasando en las legislativas. El 33% de sus votantes se declara republicano y el 20% votaría SI en un referendum independentista

Iniciativa per Catalunya-VerdsEsquerra Unida i Alternativa ¡El Psuc soy yo! ¡no, yo!.

Vayamos por partes, estamos hablando de dos coaliciones confederadas: Iniciativa, que es ecosocialista y a la que para entendernos podríamos definir como Partido Democrático de la Nueva Izquierda + “Catalauniko Ezquerra” + algo verde. Digo algo verde, porque es imposible saber ya, qué verdes se coaligaron en origen, quienes vinieron despues y quienes se han ido. Tienen la marca PSUC (pero congelado) En lo europeo se alinea con el Partido Verde.

EUA es la marca federada a IU. Bàsicamente incluye a la gente del Partit del Comunistes de Catalunya (2) + Psuc viu (rebotados de Iniciativa) + trotskistas varios (PRT, MCC, los míticos LCR, PORE) + PASOC. En lo europeo se alinea con el Partido de la Izquierda Europea.

Siempre peleados desde las broncas entre estalinistas y comoreristas, eurocomunistas y prosoviéticos hasta renovadores y anguitistas. Aburridos no están. Cuando han ido a las elecciones por separado, los de Iniciativa siempre han ganado.

Candidatures d’Unitat Popular. Caluroso recibimento real.

A pesar de haber ascendido a 1ª Municipal junto a Plataforma x Catatalunya, las CUP han llagado al gran público por sus performance antimonárquicas. Representan el equivalente de Batasuna-Aralar y han pasado de 7 a 24 concejales con sus siglas solas, otros tantos en coaliciones o apoyando otras formaciones. Practican un cierto populismo de izquierdas en tanto que dan la brasa con los sueldos de los alcaldes, del mismo modo que ceden integramente el sueldo percibido al partido o a fines benéficos. No son políticos profesionales, pues. No aspiran a ocupar despachos, sino a poner el programa encima de la mesa y pactar con quien se lo cumpla. Su mayor éxito ha sido colocar un concejal en Mataró, que es como si Nación Andaluza o Izquierda Comunera consiguiesen concejal en Marbella o Talavera de la Reina.

Compromesos pel Vallès. Si no quieres caldo 4 tazas.

Compromesos no es un partido, sino el nombre colectivo de unos cinco partidos municipalistas de esta comarca. Todos ellos situados a la izquierda del PSC, recogen el votos de izquierdosos varios, las CUP en estas localidades, las asociaciones vecinales, así como rebotados de ICV-EUA. Su buque insignia es Entesa per Sabadell, con dos concejales en una ciudad de más de 200.000 habitantes. Oleguer Presas les vota fijo. Son los más exitosos de los independientes de izquerdas que se presentan a lo largo de todo el principado.

“Verdes”. Peor que los troskos, ¡HOyga!

Es necesaria una tesis doctoral para explicar la historia, recorrido y diferencias entre los 3 ó 4 partidos verdes en Catalunya. Como mucho podemos señalar que EV-AV es más nacionalista que EV-AV. Además, unas veces se han coaligado con ICV y otras con ERC. Representan unos 20 ó 30.000 votos segun las elecciones. Son eternos campeones de la segunda autonómica, aunque no ascienden al Parlament como C’s. Eso sí, en el Senado, uno de los partidos (EV-AE) ha llegado a tener más de 110.000 votos en 2004 (3) y 58.725 en 2008. En ambos casos más que el senador de C’s.

Otro de los ejemplos de la izquierdosidad catalana se adivina en que  es que es la única comunidad pluriprovincial donde se presentan dos partidos trotskistas, dos, en todas las circunscripciones. No me pregunten mucho sobre las diferencias entre el POSI. Trotsky not dead, y Lluita Internacionalista. ¡Vive Olivier Besancenot!. Creo que los últimos son más guays y más modernos (68chistas). Mientras que los del POSI son más treintañistas, más serios y los que más votos sacan (2587 vs 618 )

Si todo lo anterior no les acaba de convencer, sepan que es catalán el único individuo occidental que ocupa cargos en el gobierno y el ejercito norcoreano. Se llama Alejandro Cao y hará las delicias del Partit Comunista del Poble Català, el cual defendía en su web el rearme nuclear de Corea del Norte. En las pasadas legislativas casi dobló sus votos (4324 vs 2331). Se escindieron del PCC porque no era lo bastante comunista (y el PCC ya era una escisión del PSUC, ojo)

Y, si sus gustos son más heterogéneos, tenemos la otra izquierda monárquica (4) del Partit Carlí (que aún defiende el socialismo autogestionario, el federalismo y la dinastía legítima) o la izquierda clerical del SAIn que se opone especialmente a la esclavitud infantil, al aborto y los nacionalismos periféricos. No podemos dejar de mencionar a la clásica izquierda humanista del Partit Humanista y sus siempre esperados espots políticos.

Más allà estan los partidos monotemáticos, aquellos con un solo leitmotiv como programa político y bandera. En el bando de la izquierda tenemos a los animalistas del PACMA, capaces de montar una manifa de 3.000 personas ante la Monumental, los partidarios de contabilizar el voto en blanco de Ciudadanos en Blanco o Escons Insubmisos, los solidarios de Por un Mundo + Justo o los gayfriendlys del Partido de las Libertades Civiles

Como veran, no hay excusa para abstenerse.

——————–

(1) Sr. Trajano, clasifico a UPyD como partido de centroderecha y por tanto harina de otro análisis político: Catalunya, un país profundamente conservador: ¿Cual es quien?

(2) No confundir con Partit Comunista de Catalunya (1932-1936) y el Partit Comunista Català (1928-1930)

(3) Lo que les hubiera supuesto un diputado al Congreso

(4) La otra izquierda Monárquica es C’s, capaz de organizar una mani en BCN en defensa de la Corona y las Instituciones democráticas