Reglas fiscales, “no es por no ir”

José D. Roselló

Con “agosteidad” hemos tenido conciencia de algo que hasta hace un par de semanas era un concepto reservado fundamentalmente a los economistas, y la cuestión es que no ha entrado esto con el mejor pie.

Una Regla Fiscal es toda aquella relación entre los ingresos y gastos públicos a cuyo mantenimiento se compromete un gobierno. Ni más, ni menos, que eso. Las reglas fiscales se diseñan con el propósito de hacer las finanzas públicas sostenibles en el tiempo, tratando de evitar dinámicas presupuestarias que conduzcan a volúmenes de deuda pública insostenibles.

La deuda pública se genera cuando los ingresos de un Estado son menores que los gastos que afronta. Esta diferencia se transforma en los bonos de los gobiernos, que se venden en el sistema financiero y por los que los Estados se comprometen a pagar un cierto interés transcurrido un tiempo. El dinero para pagar los bonos que emitamos hoy sale de los ingresos de mañana. Por tanto, es un objetivo perfectamente razonable de política económica vigilar que el nivel de deuda se mantenga en niveles razonables, y por tanto, las Reglas Fiscales como tales, son instrumentos consignados a un fin deseable; por tanto, entre “buenas” y “malas” son buenas.

Aunque no abundan los ejemplos de Reglas Fiscales realmente implantadas, sí hay una cierta aceptación general de lo que debería ser una Regla Fiscal bien diseñada. Debe incorporar, además de la obvia noción de ahorro, el hecho de que la economía no está siempre en las mismas condiciones, que hay años buenos en los que los ingresos fiscales van a ser más altos de lo normal y años en los que va a ser necesario afrontar más gastos. Aunque también es cierto que se oyen siempre voces partidarias de igualar ingresos y gastos año a año, o lo que es lo mismo, de prohibir los déficit.

Asimismo, es bastante aceptado que una Regla Fiscal debe incorporar algún compromiso de exigibilidad, esto es, algo que garantice su cumplimiento.

Curiosamente, una de las pocas Reglas Fiscales en funcionamiento se aplica a los países de la Zona Euro. El Pacto de Estabilidad de la Zona Euro incluye la obligación de mantener un déficit público inferior al 3% del PIB, y su manifestación legal se materializa en el Pacto de Estabilidad, suscrito por todos los países miembros. España ya tiene, además, una ley de estabilidad presupuestaria que refuerza y se acomoda a estas restricciones generales. Por ejemplo, hay un techo de gasto que se vota anualmente, etc. Es decir, esto no es un descubrimiento de verano.

No obstante, el ejemplo más citado y moderno en términos de Reglas Fiscales es el de Chile. Desde el año 2001 Chile se compromete a mantener un superávit estructural anual del 1% del PIB. Esto no significa que las cuentas públicas chilenas cierren todos los años con números negros. “Estructural” en este caso significa “eliminado los efectos del ciclo económico”. Para ello, los chilenos calculan aproximadamente qué parte de los ingresos fiscales de ese año es “la normal” y cuál se debe a la bonanza o dureza del ciclo, y hacen lo mismo con el gasto. Son estas magnitudes “normales” las que deben estar ajustadas. El resto se permite que fluctúe con el ciclo. Así han conseguido superávit muy altos en las fases de bonanza, y se permiten tener déficit en las fases bajas del ciclo, sin que se les dispare el endeudamiento. La propuesta que ahora mismo manejamos en nuestro país tiene una inspiración similar, aunque menos intensa.

En general, la Regla Fiscal chilena está gustando mucho a los expertos en la materia, aunque debe reconocerse que lleva poco tiempo en funcionamiento y que aunque en las bonanzas ha funcionado muy bien (como todo), debe examinarse su desempeño en años malos.

En Chile, por cierto, esto está consignado con rango de Ley, de nuevo; ni más, ni menos.

La noción de finanzas sostenibles no es nueva; de una u otra forma los gobiernos han venido siendo más disciplinados en este sentido en los últimos treinta años. Sí es relativamente más reciente el hecho de que esta noción se plasme en Reglas Fiscales, escritas e incorporadas de alguna manera a la legislación, e incorporando además  garantías de cumplimiento, o incluso algún tipo de sanción en caso de no cumplirse. Por ejemplo, en Europa se debate qué pasaría con los países que no cumplen en la actualidad el límite establecido en el PEC, después de oír propuestas por parte de Francia y Alemania. Con algo de maldad se echaban de menos esas propuestas cuando eran estos países los que no cumplían ese límite, como ocurrió en varias ocasiones del periodo 2004-2008

El debate (y no solo el callejero) es inevitable y necesario. De las Reglas Fiscales pueden y deben debatirse su diseño, sus límites, dónde debe consignarse el compromiso a cumplirlas y en qué forma y, por supuesto, ante quién y en qué forma se responde de su cumplimiento.

Porque de nuevo, y es inevitable, y no tiene nada de malo, habiendo consideraciones técnicas de fondo, hay muchas otras que son ideológicas; quizás la primera consideración ideológica sea, precisamente, que en materia económica los gobiernos y los ciudadanos nos vemos sujetos a una suerte de determinismo fatal. La realidad no puede ignorarse, desde luego, pero tampoco creernos solo ciertas partes o solo determinados hechos. El hecho es que el mundo, hasta hoy, ha podido funcionar bastante razonablemente  sin incluir en nuestras constituciones cuestiones que se refieren al gasto de todos los días, por ejemplo. Otro hecho es que las situaciones de inestabilidad financiera son prolijas en mensajes contradictorios, y lo que vale un día para justificar una subida, se usa al otro para justificar una bajada.

Hace unos años el humorista José Mota solía utilizar en varios de sus sketch la frase “No es por no ir, pero ir pa na es tontería”. Respecto de las Reglas Fiscales me queda una impresión similar: “no es por no” aplicarlas, pero el cómo el cuándo y el por qué se está metiendo esto en la norma básica de regulación de convivencia del Estado, son bastante ofensivas.

20 pensamientos en “Reglas fiscales, “no es por no ir”

  1. Pos fale!

    Y ahora solo tenemos que poner coto al endeudamiento privado ¿no?

    http://emprenem.ara.cat/opendata/2011/06/10/lendeutament-espanyol-no-es-culpa-del-sector-public/
    (en catalán, pero con gràficos)

    El típico artículo erudito que tanto le gusta a DC

    http://blogs.publico.es/dominiopublico/3948/la-crisis-y-el-deficit/

    Ejemplos de reformas constitucionales en repúblicas y monarquías bananeras (en catalán)

    http://www.vilaweb.cat/editorial/3924240/anormalitat-espanyola.html

    Ale pues!

  2. Ignacio Sánchez Cuenca en “Público” :

    http://blogs.publico.es/dominiopublico/3948/la-crisis-y-el-deficit/

    “…ni el mal comportamiento fiscal produjo la crisis ni los problemas que está sufriendo nuestra prima de riesgo son consecuencia de un endeudamiento insostenible de España. El Gobierno, muy presionado por Alemania, la Comisión Europea, el BCE, el FMI y la ortodoxia ideológica imperante entre los economistas, ha ido cumpliendo con extraordinario celo todas las reformas que le han pedido, incluyendo la reforma constitucional sobre el déficit. Pero, por desgracia, hay razones para pensar que todas estas reformas, que tienen un enorme coste social y político para el país, no van a solucionar el problema por ser este de naturaleza supranacional….”

  3. TURQUIA EXPULSA AL EMBAJADOR DE ISRAEL Y RETIRA AL SUYO EN ESE PAIS.

    A Turquía no le ha sentado nada bien el contenido del llamado “informe Palmer”, de la ONU sobre el episodio del “Mavi Marmara”, el barco turco de la flotilla interceptado por la armada israelí, cuando pretendía romper el bloqueo a Gaza, episodio que se saldó con una decena de víctimas mortales (todas turcas) y que produjo un serio deterioro de las relaciones enttre ambos países. El informe, fruto del trabajo de una comisión en la que han participado representantes tanto de Israel como de Turquía, fue encargado por el secretario general de Naciones Unidas. El resultado era ya conocido hace más de un mes pero se ha demorado su publicación, supuestamente para dar tiempo a que se arreglaran las relaciones diplomáticas entre Turquía e Israel. Probablemente, ha sdio Turquía la que ha estado presionando a Ban Ki Mon para diferir su difusión.

    Ahora, el informe ha sido divulgado íntegramente por The New York Times y ratifica la legalidad tanto del asalto israelí a la flotilla como del bloqueo en sí. Critica el,exceso de fuera usado por los israelíes (y le sugiere que compense a las víctimas por ello) pero reconoce que sus soldados tuvieron que enfrentarse a una resistencia violenta y armada. También reconoce que no eran humanitarias las motivaciones del grupo (turco) organizador de la flotilla y critica la pasividad o poca diligencia de las autoridades turcas. En general, el informe valida la labor investigadora llevada a cabo por una comisión propia en Israel. En una especie de “votos particulares”, incorporados al informe, el representante israelí en esa comisión de la ONU reconoce el trabajo llevado a cabo por la misma si bien mantiene sus propios puntos de vista respecto a alguna cuestión concreta (sobre los enfrentamientos en sí y sobre el trato dado a los detendios antes de su repatriación). Por su parte, el representante turco se desliga del trabajo y lo critica ampliamente (incluso con algún argumento que produce verguenza ajena).

    Nada más conocerse el contenido del Informe Palmer que el Secretario General de la ONU difundirá formalmente un día de etsos, el gobienro turco ha anunciado -demostrando maneras de mal perdedor-, que casi suspende sus relaciones diplomáticas con Israel, llama a su embajador en ese país y expulsa al de Israel en Ankara. Y eso que el Informe de la ONU da basicaemnet la razón a Israel; si llega a ser al revés, lo mismo el gobierno islamista turco pide que se expulse de la ONU a Israel.

  4. Qué cabrones los turcos, pues no va y se cabrean después que maten a los suyos. Por favor, un poquito de seriedad y hagan caso a la ONU, como Israel.

    ::

    7

    Si te sirve, Sarah, yo tengo hoy el mismo cabreo que cuando me detuvo la primera vez la brigada político social de Franco. Y eso que todavía no me han soltado la primera hostia. ¡A las barricadas! 🙂

  5. “Michelle Bachmann ve en «Irene» un mensaje de Dios para recortar el gasto público” (Europa Press)

    “La republicana Michelle Bachmann, figura destacada del Tea Party, que aspira a hacerse con la candidatura de su partido para las presidenciales ha afirmado que el huracán «Irene» -que se ha cobrado la vida de 21 personas- y el terremoto del pasado martes en la zona de Washington son un mensaje de Dios para que se recorte el gasto público: «No sé qué tiene que hacer Dios para que los políticos le presten atención. Hemos tenido un terremoto y un huracán. Dice “¿Estáis ya dispuestos a escucharme?”.

    9
    Ya me maliciaba yo que le iba a gustar la noticia.

  6. Supongamos por un momento que Dios nos manda sus mensajes atraves de huracanes,inundaciones,desastres naturales en definitiva ,se alia con Gaia para escarmentar a los hombres y mujeres de este planeta,llamado Tierra.
    Tendriamos que suponer pues ,que se ensaña con los mas debiles,los que viven en zonas peligrosas alejadas del amparo de Dios.

    Pero como uno sabe a ciencia cierta que Gaia no se alia con asesinos en serie,creo que Dios en su infinita sabiduria se estara carcajeando de las iluminadas tonterias que sueltan los del Tea party por su boquita….bueno ,eso si en realidad existe,porque como todos bien saben…hay universos alternativos en los que los apostatas dominan la Tierra….y si no vean “El Planeta de los Quimios”.

    Mencion aparte ,está la presidenta de Madrid,Esperanza Aguirre que cree que es dueña de las llaves de la Puerta del Sol.

  7. La frase “lo que vale un peine” ha dejado paso a “lo que vale un cinturon”.

    Hoy se ha aprobado la reforma de la constitucion .
    Espero que los gobiernos que la cumplan no se gasten nuestros ahorros en un suntuoso cinturon.

  8. La frase “lo que vale un peine” ha dejado paso a “lo que vale un cinturon”.

    Hoy se ha aprobado la reforma de la constitucion .
    Espero que los gobiernos que la cumplan no se gasten nuestros ahorros en un suntuosa ebilla.

  9. La frase “lo que vale un peine” ha dejado paso a “lo que vale un cinturon”.

    Hoy se ha aprobado la reforma de la constitucion .
    Espero que los gobiernos que la cumplan no se gasten nuestros ahorros en una suntuosa Hebilla

    ….Perdonenme es que no tengo activado el corregidor acustico.

  10. Wikileaks persevera en su macarrada. Publicará todos sus cables sin proteger la identidad de los informantes. El País, The New York Times, The Guardian, le Monde y Der Spiegel -los “listos” de la clase-, se enfadan y condenan esa actitud. Assange y sus secuaces dicen que The Guardian publicó la clave que permitía descifrar esas identidades. The Guardian dice que fue cosa de Assange, bla, bla, bla,….

    http://www.elpais.com/articulo/internacional/Wikileaks/anuncia/publicacion/todos/cables/diplomaticos/proteger/fuentes/elpepuint/20110902elpepuint_3/Tes

  11. Muchas gracias por los comentarios, tanto los personales como los hechos en forma vicaria.

    Leyendo el articulo introducido en la Constitución a mi, como al autor del comentario que cita polonio 3, también hay alguna cosa relacionada con el pago de la deuda que me llamaba la atencion por sus aparentes implicaciones, lo que pasa es que no se como está la situación actual en ese tema, que luego a veces uno se lleva sorpresas.

    SOLO DE SER ASI, el articulado introducido no es solo una regla fiscal, es una autentica redefinición de las relaciones de España respecto a sus prestatarios en los mercados financieros. En justa compensación , al desaparecer su riesgo, que se elimine la prima.

  12. Enhorabuena al articulista. Interesantes los comentarios. Hoy es para mi un día especialmente triste. Una de esas ocasiones en las que uno se plantea muchas interrogantes sobre lo fructífero o no de los esfuerzos y de la labor realizada hasta ahora, la solidez de los principios en los que cree, la honestidad de los compañeros y de la organización en la que milito, el futuro ya inminente y lo que se avecina, la existencia de alguna alternativa ilusionante … Todas estas tribulaciones, como es obvio, a raíz de la votación de esta mañana. Sentimiento de orfandad, en definitiva, que se agrava por el conocimiento de alguna marcha, de compañeros de extraordinaria valía personal y política que han dicho “hasta aquí llegué”. Hay ejemplos varios, pero especialmente me ha dolido la solicitud de baja de militancia de mi compañero Carlos Rodríguez Ibáñez, ex-concejal del PSOE en Ceheguín (Murcia) y activo bloguero responsable de “Apodérate”, lugar en el que hace sus aportaciones siempre interesantísimas. Un hombre honrado, un socialista íntegro. Comprobar como el PSOE ya no puede ser su casa, mientras contemplo a la inútil integral de Elena Valenciano soltando mentiras, vaguedades y gilipolleces varias, o a Miguel Ángel Heredia, secretario provincial en Málaga y seguro fijo en la lista al Congreso, campar por sus respetos mientras se acaba de cargar lo poco que queda del Partido en Málaga, acentúa mi desasosiego.

    10

    A Zapatero, en el último año y medio, debe habérsele presentado Adam Smith o la Merkel en camisón en las noches monclovitas. Coincido con Millás: menos mal que esto se acaba, porque así al menos el ansia de los “mercados” no se acabará de cargar los logros en legislación social de los tiempos previos a esta ida de olla. Así, incluso, podremos ser benévolos y recordarle con cariño los progresistas.

    Buen finde.

  13. Gracias, José D. Roselló, por el artículo.

    Algo timorato hoy Sánchez-Cuenca en Público; claro y conciso, pero no remata en la conclusión.

    Sobre la “noticia” que nos trae Barañain (¿fuente? ¿Hamás News?), no nos precipitemos: ya veremos el informe. No es la primera vez que se nos da gato por liebre citando selectiva o imprecisamente. Además, aquí se ha llegado a ironizar sobre la matanza con un montaje graciosillo que usaba la música de la serie “El Barco del Amor”, así que cualquier cosa.

    Abrazos para todos.

  14. Gracias Roselló. Coincido en la crítica de las formas, pero me parece que apoyas que la idea es buena, dependerá de qué ley lo regule.

    No entiendo cómo no se discute el hecho de que, precisamente porque la única solución a la crisis puede que sea un BCE prestamista y un bono europeo (hasta Sánchez Cuenca lo dice, vamos) la única forma de llegar al bono y al BCE es haciendo lo que se ha hecho. Parece que a los políticos les da vergüenza admitir que nos plegamos a las reglas de los grandes de Europa (coincido en esto con el editorial del País, parecen preferir hablar de la magia negra y blanca de los mercados, como si fuéramos todos gilipollas, con perdón). Ni Francia ni Alemania van a permitir un sistema de crédito europeo si no es con sus reglas, y negarse a eso es escupir contra el viento. No somos tan ricos.Los dos países “aplauden” ahora la medida, y vendrán más, gobierne quien gobierne. Mejor abrocharse los cinturones.

Deja un comentario