Reforzarse tras los problemas

Millán Gómez

Lo importante es que nuestros marineros ya están de camino a casa. Vista la locura política diaria esta perogrullada tiene sentido. Desgraciadamente es necesario subrayar este hecho a tenor de las tonterías que algunos sueltan por la boca con una facilidad espectacular y preocupante a la vez. Se le pueden criticar muchas cosas al Gobierno, por supuesto, pero siempre destacando que los marineros van a poder volver a casa después de más de un mes cautiverio a cargo de quienes consideran que el mar es su finca particular y que cualquiera que ose penetrar en ese territorio vedado merece lo peor. Psicópatas de este tipo los hay en todos los lados como podemos comprobar a diario en la prensa. Son el mismo perro pero con distinta correa. Cambia el maquillaje pero las formas son exactamente las mismas. La buena noticia es que han vuelto, otras cuestiones son más que secundarias. Cuando el PP dispara contra todo debería pensar en quienes más sufren, en este caso los marineros y sus familiares.

 Cuando uno despotrica contra el adversario por costumbre y sin excepción, la cosa comienza a ser cuanto menos discutible y sospechosa. Que el Gobierno tiene un problema de comunicación y que no todos sus portavoces o dirigentes más destacados caminan en la misma dirección es evidente. Por lo menos, es la imagen que transmiten. Evidentemente no estamos hablando de una división en el Gobierno como la del PP pero sí deberían cuidar sus declaraciones públicas porque la discordancia se está convirtiendo en una rasgo propio del Ejecutivo. Y no estamos hablando de un Gobierno que lleve décadas y esté desgastado sino de un Ejecutivo que aún no ha alcanzado el ecuador de su segunda legislatura.

 Sobre la crisis del “Alakrana” ha habido una carencia de información clara y transparente porque por un lado ha salido publicada en varios medios la información de que el Gobierno ha abonado una determinada cantidad de dinero por el rescate que luego no se ha aclarado. También se ha llegado a decir que “España como país” no ha pagado. Que alguien lo explique. Evidentemente, el Ejecutivo deseaba tanto como los demás que sus compatriotas volviesen a casa pero evidentemente esto también puede herir a otras familias que han sufrido la pérdida de seres queridos porque en su momento el Gobierno de turno decidió no ceder. No es una crítica sino una interpretación, tan legítima como las demás.

 Hay una gran inseguridad en ciertas zonas marítimas. Ejemplos de esto hay a borbotones. Ojalá el caso del atunero de Bermeo simbolice un punto a y aparte y a partir de ahora se tomen medidas para que los pescadores españoles puedan faenar en condiciones de seguridad y no jugándose la vida a diario. La sensación que percibe gran parte de la opinión pública es que pueden sucederse casos similares al felizmente solventado del “Alakrana” y nadie actúa en consecuencia para evitarlo. Es una costumbre muy española lamentarse cuando ocurre una tragedia por no anticiparse a ella pero aún es peor cuando se origina un suceso de este tipo y un segundo se produce a medio plazo y se demuestra que no se hizo nada para evitarlo. De la misma forma que un nuevo “Prestige” es posible como comenté en su momento en un artículo en esta web, muy probablemente un nuevo “Alakrana” podría acontecer si no se toman las medidas oportunas. La clase política tiene la responsabilidad y la obligación de reflexionar sobre conflictos potenciales y estudiar las medidas para evitarlos. Cuando las catástrofes pasan ante nuestros ojos con inusitada frecuencia y no se evitan posteriores problemas clama al cielo la incompetencia de nuestros gobernantes.

 En muchos casos, los foros políticos se convierten en sinuosos debates sobre temas estériles que monopolizan un tiempo precioso para debatir y sacar conclusiones. Es mucho más importante la seguridad de nuestros marineros que otras cuestiones que copan los noticiarios y sesiones maratonianas en el Congreso de los Diputados. Si de todo este problema sacamos conclusiones positivas y, sobre todo, medidas en firme habremos sentado un precedente decisivo para que gente tan trabajadora como los marineros puedan ganarse el pan sólo preocupándose de su trabajo y no de si van a poder volver a sus casas. Pero, por favor, ni el Gobierno se ha bajado los pantalones ni la oposición está a favor de los piratas. Algunos deberían contar hasta diez antes de decir bravuconadas en público.

6 pensamientos en “Reforzarse tras los problemas

  1. Dos comentarios, el primero sobre la saga del Alakrana. Lo cierto es que no ha habido explicaciones de por qué el barco faenaba fuera de la zona de seguridad cubierta por la operación Atalanta. Cabe suponer que buscaba maximizar las capturas, independientemente del riesgo, lo que resulta bastante irresponsable si luego se le exigen respuestas al gobierno. Pero por otro lado es bastante descabellado presentar a los piratas como defensores de la riqueza natural de Somalia o del Indico. Los piratas secuestran también barcos mercantes y yates, lo que indica que sólo buscan el lucro, su lucro particular.

    Segundo comentario: Benedicto XVI ha nombrado obispo de San Sebastián a José Ignacio Munilla, el candidato conservador y antinacionalista de Rouco, lo que echa por tierra la hipótesis de que iba a dar prioridad a la distensión dentro de la Conferencia Episcopal y de la Iglesia española. Sea usted vaticanista para esto, o sea, para nada.

  2. Esos chascos se los lleva usted, Lobisón, por fiarse del Vaticano. ¡A quién se le ocurre a estas alturas!

  3. Mi corazoncito pide la palabra:

    Segun Millan Gomez,cuando al Partdio popular se le habla con la misma moneda,son bravuconadas….como las que nos decian ellos ,ya saben,”de ser complices de eta” o similares….en fin,con la sensibilidad a flor de piel y con llagas en su corazoncito ,se ha levantado hoy Millán…..jeje.

    Para Lobisón y Cia ,canten a coro conmigo:

    QUE ALEGRIA CUANDO ME DIJERON
    VAMOS A LA CASA DEL SEÑOR.
    YA ESTAN PISANDO NUESTROS PIES
    TUS UMBRALES JERUSALEN.

    ¿Repetimos?.
    ¡¡¡Repetimos!!
    ¡¡Todos juntos!!

    QUE ALEGRIA CUANDO ME DIJERON
    VAMOS A LA CASA DEL SEÑOR.
    YA ESTAN PISANDO NUESTROS PIES
    TUS UMBRALES JERUSALEN.

    ¡¡¡Muy bien chicos me habeis alegrado el dia!!!….jiji.

  4. El Alakrana puede ser utilizado como un episodio para ser analizado en el estilo normalmente aplicado en el sistema analítico que se desarrolla y conoce como “metodología del caso”. El estudio daría para rios y rios de tinta, ya que en el caso Alakrana afloran muchos aspectos en todo tipo de ámbitos: políticos (tanto en ámbito de politica exterior como interior), militares, sociales, informativos, personales de sus actores, etc. etc. por lo que no sería facil, o incluso posible, encontrar puntos de total acuerdo entre todos. Salvo el previsible comun deseo de que todos os rehenes sean liberados sin daños, poco más puede considerarse como acuerdo de total consenso en la propia ciudadanía; no digamos entre la clase política, en la que prima, ante todo, el sacar el mayor rédito político posible al episodio, por lo que cada partido pone el énfasis en aquello que entiende le pueda beneficiar. Lógicamente no tiene la misma facicilad, en su esfuerzo en criticar al contrario, el partido a quien le toca resolver el entuerto, que el que simplemente se puede dedicar a aflorar y analizar todos los problemas que vayan surgiendo con ánimo de usarlos para desgastar al otro. Cualquier episodio de los conocidos y que han ocurrido a lo largo de los últimos años, y no hace falta recordarlos por estar en la mente de todos, se ha desarrollado de manera similar, en el sentido de dar leña al contrario sin acordarse de la posibilidad o necesidad de considerar el asunto como política de estado, poniéndose incondicionalmente del lado del que tiene que resolverlo. Siempre se le buscará y encontrará argumentos para considerar que hay un origen perverso, por incapacidad o incluso mala voluntad, que posibiliten el machacar al contrario, olvidando las posibles razones de estado para no hacerlo.

    Barcos a la deriva con mercancía contaminante, incendios, submarinos nucleares en agual territoriales, atentados, y miles de hechos imprevistos están en la ruleta. Muchos de ellos son tan fáciles de acontecer, que poner énfasis en lo negativo y que perjudique al otro tiene fácil respuesta en el cásico : “arrieros somos ………” ya que, impepinablemente, tambien le tocará al otro el tener que afrontarlos, incluso con mayor perjuicio como resultado.

    En el caso de reciente actualidad, se da la circustancia que la repetición tambien le toca al mismo. El Alakrana es apresado no mucho después que lo haya sido el Playa de Bakio, por lo que es más fácil dirigir los dardos a quien, habiendo padecido un primer evento, no haya sido capaz de poner medios para evitar el segundo. Medios que fueron solicitados, como era la seguridad militar en los barcos, y que, de haber querido, se hubiese realizado como se han hecho otras cosas buscándole el atajo legal. Está claro que este gobierno huye de cualquier responsabilidad que tenga a las fuerzas armadas como principal actor de acción, tratando de vestir como de acciones humanitarias y nunca de geurra aquellas que no puede eludir, por lo que dotar de fuerzas disuasorias a los barcos, solo lo hace si éstas, en caso de actuación, no le compromete como gobierno por ser de ámbito de seguridad privada. Poca confianza y mucho cogésersela con papel de fumar, diría yo.

    Enfin …………. (en fin, para los puristas) Que lo primero que hay que reforzar tras los problemas, como pide el articulista, es el sentido de estado. No estamos en ello, sino más bien al contrario. Todos los partidos juegan al desgaste del que le puede perjudicar y en un pais en el que hay elecciones todos los años no es fácil poner el reloj a cero y empezar a trabajar en la política con otras miras.

  5. [5[

    ” y en un pais en el que hay elecciones todos los años no es fácil poner el reloj a cero y empezar a trabajar en la política con otras miras”.

    Muy cierto, don Fernando. Pero es todavía peor: incluso en los años que no hay elecciones el reloj tampoco se pone a cero.

    ::

    ¿Alguien se acuerda de los dos piratas detenidos y expulsados a España? ¿Podría alguien pesar los miles de artículos y crónicas escritas afirmando que ese era el problema y que sin la solución de ese problema nunca volverían a casa nuestros aguerridos marineros? Qué cosas. Y cierta prensa pidiéndole cuentas al único que ha hecho lo que tenía que hacer: traer a los secuestrados a casa y poner a los detenidos a disposición de la justicia. Hombre, que se critique al Gobierno por lo que hace mal, que materia hay, pero cuando acierta es de buenos deportistas reconocerlo. ¿Y las carencias evidentes de MTFDLV y Chacón, se preguntarán algunos? Pues más mérito haberlo conseguido con esa pareja feliz. Se ve que a ZP le gusta el triple salto mortal.

    ::

Deja un comentario