Recontando el “procés”

Carlos Hidalgo

Me está sorprendiendo mucho el desarrollo del juicio del “procés” en el Supremo. La gente comenta el juicio con toda naturalidad como si estuviéramos en un episodio de Perry Mason o en cualquier otra teleserie estadounidense, cuando lo cierto es que el desarrollo de los juicios en España no tiene nada que ver con lo que estamos acostumbrados a ver en la tele. Muchas de las personas que lo están comentando lo saben. Y aún así no tienen problema en seguir encadenando comentarios absolutamente errados y especulaciones un tanto aventuradas.

Esto no tendría por qué pasar. Hay excelentes periodistas de tribunales, que no sólo saben interpretar lo que ocurre en el Supremo, sino que lo saben explicar.

Pero el experto se ha empequeñecido en favor de la estrella de las redes. Así tenemos que soportar idioteces de grandes calibres, tipo Talegón o Gerardo Tecé, más los habituales héroes del periodismo, que destacan más por opinar del trabajo de los demás que por el acumulado por ellos.

A ello se une la propaganda procesista, empeñada en distorsionar aún más los hechos y en vender como Braveheart lo que no deja de ser una película de Berlanga.

Como es obvio, no voy a opinar de aspectos legales, ni voy a juzgar la labor de abogados o fiscales, porque no he visto a uno en acción en mi vida.

Sí que me han interesado mucho los diferentes testimonios. Especialmente el de Mariano Rajoy, que interpretó de nuevo su papel de señor que pasaba por ahí. Dentro de lo nebuloso que es siempre el expresidente del Gobierno, quedó claro que trataba de convencer a Puigdemont para que no saltase por el precipicio. Incluso -aunque no lo quisiera reconocer- usando de intermediario al lehendakari Íñigo Urkullu.

Por su parte el resto de testigos mostraron a un Puigdemont un tanto cobardica, más temeroso de ser criticado en las redes que de dividir a la sociedad catalana. El mismo Puigdemont que tomó las de Villadiego después de montar un referéndum ilegal, propiciar enfrentamientos con el Cuerpo Nacional de Policía y la Guardia Civil, ignorar los derechos de la oposición en el parlamento de Cataluña y hacer una cosa llamada “leyes de desconexión” que pretendía que le confirieran los poderes legislativo y judicial, cual caudillo declarando el Estado de Guerra en Burgos.

 Igualmente cobarde pareció el exministro Zoido, al que al ver contestar a las preguntas uno se pregunta cómo pudo llegar a aprobar las oposiciones de juez. Zoido no recordaba, Zoido no sabía, Zoido no ordenó.

Tuvieron que ser sus antiguos mandos policiales quienes asumieran la defensa de la acción policial el 1-O y explicar a las claras que sí, que Omnium y la ANC convocaban a la gente para hostigar a la policía y obstruir la acción de los jueces y que los Mossos D’Esquadra veían y se encogían de hombros, siguiendo órdenes del popular Mayor Trapero.

No se está juzgando a nadie por sus ideas, sino por violentar los derechos de los demás, creyendo que tienen más derechos que nadie. Aún hoy los infames CDR siguen queriendo implantar una sola idea en las calles y boicotear las expresiones de todas las demás.

Está por ver qué concluyen los jueces de acuerdo a la ley. Pero el juicio está aportando todos los puntos de vista de la escalada y estallido de la borrachera nacionalista que nos ha llevado hasta aquí.

Igual que creo que el único resultado del 15M fue condenarnos a una mayoría absoluta de la derecha, el supuesto “antifascismo” independentista ha dado alas a quienes juzgan a alguien por su procedencia y su linaje antes que por sus acciones.

 Rajoy, Zoido, Puigdemont, Trapero… Gran trabajo.

9 pensamientos en “Recontando el “procés”

  1. Un gran juicio en todos los sentidos. Aparecen ahora los detalles que producen temblor entre las defensas de los procesados. Hubo violencia y jerarquía en los enfrentamientos , De un lado órdenes judiciales para restaurar la legalidad conculcada; de otro resistencia organizada.
    Buen artículo de Hidalgo.

  2. Buenos dias .
    No tengo nada que objetar al 95% del artículo pero si a una de las proposicioens finales.

    “El 15 M para lo UNICO qu sirvió fue para una mayoria absoluta de la derecha”.
    Hoy tenemos 5 partidos de ámbito nacional desde dos y se han acabado con la mayorias absolutas, parece que par siempre. Hay que pactar (no se consigue) .

    Eso como poco, yo diria que hay mas, opr ejemplo la oleada feminista del 8 M es hija de esas circunstancias .

    No soy yo partidario de mitificar aquello, y también se puede decir con tranquilidad que se quedó muy corto respecto a varias expectativas levantadas. Pero lo de “único” ,cae por su propio peso. (Por muy mal que caigan las coletas etc, que eso es otro cantar)

  3. El otro día leía un comentario sobre la crisis catalana que me pareció muy acertado: Cataluña hoy no tiene la fuerza suficiente para conseguir la independencia ( como hemos comprobado estos últimos meses ) pero si tiene la fuerza suficiente para desestabilizar y condicionar la política española ( como también estamos comprobando estos meses). La inestabilidad está garantizada de la misma manera que la unidad de España ( hoy) no corre peligro. Y en este punto estamos.

    El juicio también nos deja la desfachatez política e intelectual de quienes dirigieron la DUI ( no exenta de una paranoia mesiánica muy propia de todo nacionalismo y no poca cobardia en algunos ) y la desfachatez política e intelectual ( envuelta también en no pocas mentiras ante el TS) de quienes dirigían España en ese momento. Una conjura de necios que nos ha llevado a esta situación.
    No soy equidistante, tengo muy claro que quienes dieron un golpe contra la legalidad constitucional ( como no pocos de los acusados han reconocido) son los mayores culpables políticos (y únicos ante la justicia) pero la gestión contra ese golpe fue un desastre y tiene también un claro responsable político: Mariano Rajoy. Por eso es tan ridiculo todo el discurso del PP contra Sánchez a cuenta de Cataluña. Las dos consultas ilegales, la DUI declarada y las leyes de desconexión fueron ejecutadas bajo la presidencia del PP. Es el PP quien tiene que dar cuenta de su pésima gestión ( para impedirlo) y no exigir a Sánchez responsabilidades que no tiene.
    ::
    Tras el 15M llegó la mayoría absoluta de la derecha. Y tras la DUI de Cataluña ha llegado VOX ( y Casado ). No solo pero también, que no es poco.

  4. El 15 M trajo muchas cosas, no creo que la mayoria absoluta de la derecha su causa ahí, es mas, mi impresión es que pasa “despues de/ casi a la vez que pero no a consecuencia de”. Es dificil negar, diria yo, que la mayor consecuencia del 15 M en España son Podemos y en menor medida C´s (Ciclo electoral que culmina en 2015) . La mayoría absoluta del PP (que fue muy pocos meses despues de 2011) estaba, tengo la impresion, ya fraguada antes de esto, crisis económica fuerte y cambios de gobiernos durante las crisis fueron generalizados.

    Belen Barreiro en 2012 “profetizo” el cambio de escenario politico

    https://elpais.com/elpais/2012/06/22/opinion/1340380077_562677.html

    En cambio, “lo de Cataluña” y VOX si, a la vez que más fenómenos diferentes pero con rasgos en comun y orientadas en la misma dirección , que se podrían describir como un “rearme españolista” (pongan tantas comillas como necesiten para no sentirse heridos)

    Creo que Sanchez Cuenca lo saca a colacíon en este articulo, yo creo qeu de forma acertada.

    https://ctxt.es/es/20190227/Politica/24733/Ignacio-Sanchez-Cuenca-politica-Espa%C3%B1a-crisis-cultura-transicion-socialdemocracia-conservadurismo.htm

    Algunos de los mensajes del 15 y posteriormente de P´s (“PSOE PP la misma mierda es ” y tal y cual) puede tocar lo identitario y por tanto la emocion -a mi me pasó-. Como también lo son determinadas consignas muy populistas de ese momento , o de este también, y previo, y desde los griegos, sobre que cualquiera que se dedique a lo publico es basicamente un ladrón, o tiene espureos intereses. De acuerdo.
    También, para mi fue muy molesto (a cada uno le tcoa las narices lo que se las toca) la profunda onda cuñada de aquello, donde por la mañana todo el mundo era experto en el sistema electoral, por la tarde del Estado autonómico, por la noche del sistema parlamentrio directo, indirecto, bicameral etc, obviamente produciendo a veces tremendos sinsentidos.
    Pero precisamente los analisis, para que sean buenos, deben tratar de saltarse las emociones -especialmente las negativas-, y no hacerse al servicio de ellas -sobre todo las negativas-.

    Y así lo veo yo. La analogia entre 15M y DUI me paree basarse mas en “cuanto me tocaron las narices estos y aquellos grrrr” que en unos procesos políticos/sociologicos similares. #OiganUstedes

  5. Pero ¿ han sido los nacionaleros del PSC claros representantes de cuanto acontecía ? ¿ Se conformaba en sus cerebros una solución al problema que compartían ?
    Lo que se juzga está aislado ; no se juzga al PP , ni a los Mossos ( juicio en Audencia Nacional ) , se juzga a los que están sentados. No se juzgan opiniones , sino actos.
    No es un juicio político, aunque políticas eran las intenciones de quienes están sentados.
    Tampoco es un juicio contra los vagos dirigentes del PP.
    No pierdan el tiempo con condenas y adhesiones. Como en la ruleta francesa ya hemos escuchado la imperiosa voz en un francés amable y seco: « ¡ Ríen ne vas plus ! »

  6. No puedo estar más de acuerdo con el comentario de Polonio. En su integridad-.

  7. Ejem…Todo lo que se está diciendo en este juicio ya lo sabíamos,por lo menos Mis Dos Neuronas Una y Otra ,así me lo ratifican mandandome un Déjà vu detrás de otro al escuchar a los acusados y a los testigos.
    Quizás haya quien se esté enterando de lo que pasó,pero es evidente que vivimos una paranoia colectiva ,con subidas de bilirrubina y bajadas al infierno imaginario de la mas autentica distopia transmitida en directo .
    Los independentistas son tan superdemocratas que cuando se den cuenta que las superdemocracias no existen ¿que será de ellos?.

  8. Tambien me adhiero al comentario de Mr. polonio.

    …… Y al « ¡ Ríen ne vas plus ! »

  9. No comprendo como la secretaria judicial no quiso salir a través del pasillo formado por los voluntarios al sonido de los cánticos de los manifestantes, que segun Jordi Cuixart, debía ser la versión en catalán del: “Que buenas son las madres ursulinas, que nos llevan de excursión”

Deja un comentario