Rating ¿Qué cosa eres?

Sicilia

La semana pasada, con pompa y circunstancia, Moody´s, una de las tres grandes empresas de rating, rebajó la calificación de la deuda pública española desde triple A a doble A+.

 

La mayoría de los españoles no habrá entendido el párrafo anterior a partir de la palabra “circunstancia”. Sin embargo saben que si pone “rebaja de calificación”, a lo mejor es malo, comprobando que si Montoro se regocija al comentarlo, entonces seguro que lo es.

 

Muchas empresas y casi todos los países no se financian yendo a los bancos a pedir un crédito, sino que lo que hacen es lo siguiente: imprimen papeles (que se llaman bonos, cedulas, o letras) y los venden en el mercado financiero a un precio determinado cada uno, prometiendo que devolverán al comprador de ese papel, pasado un tiempo, el precio del papelito más una prima. A esto se le llama “emitir deuda” y es un mecanismo universalmente utilizado para captar dinero por parte de Gobiernos, empresas y bancos. El “rating” es la calificación que se hace de un activo de deuda cuando va a salir al mercado, y trata de aproximar la probabilidad de que este sea pagado.

 

Las agencias de “rating” están para hacernos saber al público, que no tenemos ni idea, si el tipo que nos vende la deuda nos va a pagar seguro lo prestado o seguramente no. Estas agencias se supone que examinan el estado de la entidad emisora de la deuda, el riesgo de sus negocios, su liquidez, sus activos, tienen en cuenta las perspectivas económicas y a la luz de eso, otorgan una calificación (o “rating”) a esa deuda. Las calificaciones cuanto más altas, significan que la probabilidad de impago por parte del emisor es menor.

 

Si la calificación es baja significa que la operación entraña riesgo, cabe la posibilidad de que el tipo (el emisor) no nos pague, y entonces obliga a dicho tipo (al emisor) a ofrecer un interés más alto que los emisores sólidos, para que al comprador de su deuda le compense el riesgo que asume al prestarle.

 

Las agencias de rating, pues, clasifican entre “buenos”, “malos” y “regulares” a los emisores de renta fija. Su palabra es universalmente creída, pocas veces cuestionada, y sus diagnósticos mueven cantidades ingentes de dinero.

 

Hay tres agencias de rating reputadas en el mundo, Moody´s, Fitch y Standard and Poors, aunque algunos se sorprenden de que a día de hoy siquiera una de ellas siga existiendo y, es más, siga diagnosticando. Hasta los más prudentes del lugar reconocen que hay que replantearse su papel y su funcionamiento ¿Por qué?

 

La respuesta es sencilla, muchos de los activos tóxicos asociados a la crisis de las hipotecas sub prime fueron calificados como solidísimos por parte de estas agencias, varios bancos y aseguradoras calificadas con la máxima categoría, se descubrieron en quiebra o cerca en el transcurrir de pocos meses. Los responsables de detectar los riesgos, se supone que los profesionales de esto, resulta que nos vendieron que todo iba de maravilla y que no había operación arriesgada ya que todo podía diluirse juntando y pegándolo a otros activos mejores.

 

¿Se equivocaron? Indiscutiblemente, el sistema financiero ha estado a punto de irse al garete debido en gran parte a sus erróneas calificaciones, pero bueno, toda obra humana es falible.

 

Lo malo es que hay algo que perturba la tranquilidad. Las agencias de rating cobran a los emisores (salvo a los gobiernos) por calificar su deuda, además mantienen otros negocios paralelos de asesoramiento financiero con estos mismos emisores sobre como “construir” activos de deuda y otras cuestiones.

 

La cuestión salta: ¿Va a pagarme alguien porque yo diga que lo que él quiere colocar en el mercado es basura? ¿Y si además le estoy cobrando por construir esa basura? El mecanismo es diabólico. En economía a esto se le llama un problema de incentivos, donde decir la verdad, que es lo bueno para todos, me puede salir caro a mí, la agencia de rating. Se sospecha que es probable que no dijeran toda la verdad, y por tanto su reputación esté en entredicho.

 

Este contexto no es neutral a la rebaja de calificación de la deuda española. Siendo cierto que las perspectivas locales son negativas, no es menos cierto que lo son las de todos los países. Es igualmente cierto que otras naciones, como el Reino Unido, en trance de nacionalizar la banca, con su moneda hundiéndose y mayor porcentaje de endeudamiento que el español, también parecen susceptibles de ver retocada su postura.

 

Asimismo, Estados Unidos se ve en la situación mas comprometida de su historia, sin que su calificación se resienta. Con EE UU el caso es especialmente sangrante, su calificación siempre es la máxima, independientemente de sus datos, porque se supone que “si se viera en trance de afrontar un impago de deuda, siempre podría subir sus impuestos”. O sea, quien manda, manda.

 

¿Quéhacer entonces si soy una agencia de rating que quiero recuperar mi reputación? Ponerme mas estricto y cerrar el puño. ¿Con quien? Con aquellos “sospechosos habituales”, España, Portugal, Grecia, Italia, posiblemente Irlanda, y dejando en paz a los demás, digamos por mayor reputación histórica o por qué no, mayor poder de represalia.

 

El caso es que en el trance de que Moodys tape sus vergüenzas, el fisco español va a tener que pagar el año que viene 170 millones de euros más. El coste no es exagerado ni mucho menos, pero ya fastidia que sea dinero nuestro que se va por la decisión de unos caballeros (o damas) que no han pagado nada por sus errores recientes, mucho más dolorosos para toda la humanidad.

 

Bien está que haya un observador que califique lo ignoto, porque todos salimos ganando. Ahora bien, quizás haya llegado el momento de plantearse si estas valoraciones deben hacerlas empresas privadas que se lucran directamente de ello y de actividades conexas, porque al fin y al cabo, como decía Nietzsche todo acaba siendo humano, demasiado humano.

 

Nota: Diferencias entre la categoría Aaa (donde estábamos) y la Aa (donde estamos) de Moody´s.

http://en.wikipedia.org/wiki/Moody´s

http://www.abanfin.com/modules.php?tit=calificaciones-de-moodys&name=Manuales&fid=gh0bcab

75 pensamientos en “Rating ¿Qué cosa eres?

  1. Con retraso y como a regañadientes algunos los medios españoles han ido haciéndose eco a lo largo del día de un curioso dato referido a la decisión del juez Andreu que ya se podía leer a primera hora en medios extranjeros. Y no se trata de un dato cualquiera. Sabemos ya que el Gobierno de Israel había anunciado al tal juez la entrega de la información requerida y que eso se iba a producir antes de finalizar el mes de enero. Sabemos que tal compromiso se lo manifestó al juez, en persona, nada menos que el embajador de Israel el pasado mes de diciembre. De ahí que la ministra Tzipi Livni haya declarado que “Israel considera muy grave la decisión del juez, tomada sin recibir antes toda la documentación relevante y todo el affaire demuestra que es una decisión política y no judicial».

    La cadena Ser daba ya al mediodía la información completa, incluyendo una entrevista con el embajador israelí. Es de agradecer aunque no hayan podido evitara adoptar ese tonillo de “enterados” (como si quisieran demostrar a los oyentes que, por supuesto, no iban a dejarse embaucar por el embajador) y, para compensar, se hayan empeñado -y en varias ocasiones-, en titular la noticia refiriendose a una causa “por genocidio”. Así, con un par. Pero digo que es de agradecer porque en El País (versión digital) áun no era posible disponer de esa información completa. “Hamás News” es lo que tiene…

    El juez Andreu debe estar muy acostumbrado a recibir embajadores portando compromisos de sus gobiernos en relación con sus procedimientos judiciales. Y a no fiarse de ellos. Así,que antes de leer lo que sabía que iba a recibir decide adelantarse con su auto ya famoso, alcanzando así su momento de gloria. Conocida la extrema celeridad de nuestros jueces y cómo se cumplen los plazos en la Justicia española, sólo los malpensados podemos ver extraño el comportamiento de Andreu.

    Sea cual sea el futuro de esta querella en concreto, alcanzada la notoriedad -que es lo que buscaba-, la AN se erige como banderían de enganche favorito para recibir las iniciativas del “frente judicial” palestino.

    ……………………………

    Beniamin Ben Eliezer recibió este jueves, con tanta incredulidad con irritación, la decisión del juez Fernando Andreu:

    «Es ridículo y me da mucha rabia. Los terroristas usan los tribunales del mundo libre para seguir atacándonos. No me arrepiento, porque Shehadeh [jefe militar de Hamas y objetivo del ataque] era un asesino. Ese día, nadie sabía que había civiles en la casa adyacente. Yo había suspendido tres veces en el pasado la operación contra Shehade, ya que el Ejército me informó de la presencia de civiles».

  2. “El Crujío Magico” – Diario sensacionalista de la tarde.
    Ultimas noticias:

    El locutor de la COPE Federico Jiménez Losantos se mofa de PMQNQ,desde su tribuna eclesial.

    Hoy el comunicador ha dado un paso más al proponer a Rodrigo Rato como candidato del PP a la presidencia del Gobierno.

    El lema que, a su juicio, podría utilizar es “ZP, 0-5; RT, 5-0”, o, lo que es lo mismo, “Zapatero, cinco millones de parados; Rato, cinco millones de empleos”.

    Se confirma por tanto,que Losantos nos lee…el muy….ejem….jeje.

  3. La ministra Tzipi Livni declarando que “Israel considera muy grave la decisión del juez, tomada sin recibir antes toda la documentación relevante y todo el affaire demuestra que es una decisión política y no judicial»,me recuerda a ciertos consejeros vascos y lideres nacionalistas cuando hablan de la ilegalizacion de los partidos del entorno de eta como PCTV, ANV, Batasuna , D3M o cualquier grupusculo de aberchalaos.

  4. Muy didáctico el artículo de Sicilia, como de costumbre. Yo también me pregunto si será profesor, supongo que de economía.

    De economía entiendo muy poco, pero me sorprende que el cambio de calificación de la deuda nos (les) vaya a costar la cantidad que nos anuncia Sicilia. Lo que digan las agencias de calificación no tiene efectos per se, sino que influye en la disponibilidad a pagar de los inversores que compran deuda. Al elevarse el riesgo de impago, el precio sube para interiorizar la disminución del beneficio esperado de la inversión. Pero, como bien apunta Sicilia, a nadie se le escapa que la recalificación de las deudas públicas de ciertos países tiene que ver con el intento de recuperar la reputación dañada de las agencias. Supongamos que la nueva calificación hiciera bajar el precio de la deuda española (que es lo que encarecería el coste de endeudarse a la hacienda española) para adecuarse a la nueva situación de riesgo. Cualquier inversor que estuviera indiferente entre adquirir deuda española y deuda alemana, al precio originado tras la bajada de la calificación de la deuda española, pero que anticipara que la calificación de la deuda española se ha visto disminuida por motivos estratégicos, optaría por comprar deuda española, dado que esta inversión sería de hecho menos arriesgada que lo que describe la calificación (y el precio). Este efecto induciría un incremento de la demanda de deuda española, que daría lugar a una presión al alza en el precio de la deuda española, hasta el punto en que los inversores, con toda esta información disponible, estuvieran verdaderamente indiferentes entre la deuda española y la alemana. Y esa elevación en el precio es, precisamente, lo que el fisco español se ahorraría por unidad de deuda, en relación con los cálculo que prevén que la deuda española tendrá que colocarse en el mercado a un precio congruente con la nueva calificación. El cálculo de los 170 millones (que algunos han cifrado en 230, por el incremento del déficit esperado) se ha hecho de forma lineal, sin incorporar el efecto reputación de las agencias, por lo que el coste será bastante menor. No será nulo, porque los ajustes no son automáticos, pero será muy inferior a lo anunciado.

  5. Es patente que Antesala sabe poco de economía y además lo confiesa. Debe de ser comunicólogo, que se comunica muy bien.

    47 ¡Ojalá, querido AC!

  6. La actuación de las agencias de rating en el escándalo financiero que empezó con la calificación de paquetes de hipotecas subprime como AAAs debería llevarse a juicio. Un bloguero ha señalado que a la consultora Andersen le costó su reputación el haber sido auditora de ENRON y haber ocultado la quiebra de esta macroempresa. Nadie se acuerda hoy de la parte de culpa en la debacle financiera de las agencias de rating. Quizás porque lo primero que había que hacer es salvar al barco del hundimiento. Una vez conseguido, habrá tiempo para buscar los culpables. Sin duda el boom inmobiliario hace mas difícil aislar al verdadero culpable, ya que los culpables siempre van a afirmar que pensaron que los precios inmobiliarios iban a seguir subiendo unos cuantos años más y que, por tanto, los créditos serían solventes.
    En cuanto a cómo debería corregirse la mala actuación de las agencias de rating, se me ocurre que habría que crear un organismo internacional que supervisara a las agencias de rating nacionales, dándoles notas según los fallos que hayan tenido en su pasado. Es decir, si han dado un rating elevado a una empresa o pais que no ha devuelto la deuda o ha quebrado, se le bajaría su nota de reputación. Creo que el Banco de Pagos Internacionales (BIS) sito en Basilea sería el organismo adecuado. En efecto, tanto el FMI como el Banco Mundial han demostrado que protegen a su principal accionista (EEUU) y que no iban a ser neutrales. Otra forma de control sería que, si un pais o empresa considerase que no se merece el rating que le han dado, pudiera acudir a este árbitro internacional que diese un veredicto sobre si el rating le parece correcto, analizando en secreto cómo ha llegado la agencia correspondiente a ese rating. Obviamente, habría que ponerle un precio elevado a esa reclamación, para que no se conviertiese en una práctica rutinaria de cualquier afectado.
    Seguimos en un mundo financiero donde EEUU e Inglaterra son los amos. Es, por tanto, comprensible que las agencias de rating (Moodys y S&and P son norteamericanas) no se atrevan a calificar bajo a EEUU. Es verdad que hay muchos otros paises que “pueden pagar su deuda subiendo los impuestos” , pero se supone que no se puede uno fiar de sus políticos.
    El problema que tienen los paises como China, Japón, Arabia, Kuwait, Quatar y EAU que han financiado hasta ahora la enorme deuda internacional de EEUU es cómo van a poder financiar el Paquete Obama tambien. A China, por ejemplo, solo le está llegando ahora la mitad del flujo de dólares que pagaban los norteamericanos por sus exportaciones y, además, con todas las reservas que tiene actualmente se ha embarcado en un plan gigante de obras públicas para evitar que siga creciendo el paro interno. Surge la pregunta de si los ingentes déficit que casi todos los paises avanzados están programando no nos van a llevar a todos a una inflación como la que teníamos en 2007. Es obvio que las emisiones de deuda para pagar estos déficit a la fuerza van a ir por detrás(retrasadas) con respecto al gasto público, es decir, temporalmente, va a funcionar la “máquina de hacer dinero”, con su consiguiente efecto inflacionario. Pero la huelga de Francia nos indica que no hay más remedio que esto ocurra. En efecto, la gente acusa a los gobiernos de salvar a los bancos y no a los ciudadanos corrientes; no aceptan que al salvar a los primeros tambien a los segundos les llegará el empleo. Algunos de los que hicieron preguntas a ZP, consideraban que tenían el derecho a que ZP les diera un empleo. Lamentable que la jefa del partido socialista francés acudiera a la manifestación de los huelguistas franceses.

  7. Sicilia no tiene acceso al blog en estos momentos y me ha solicitado que en su nombre pida disculpas por la errata que se ha deslizado en su artículo: efectivamente la agencia que rebajó la calificación de la deuda española fue Standard and Poors y no Moody’s, tal como ya han señalado algunos blogueros.

  8. Dice Antesala que entiende poco de economía, pues anda, que si llega a entender…..

  9. 60 Magallanes es otro de los que no saben de economía ¿no?

  10. Yo sí que de economía entiendo poco y de inglés por el estilo. PMQNQ que entiende de las dos cosas, es que tengo entendido que la palabra para designar “empresario” en inglés es “employeer” es decir, no se llamaría empresario sino “empleador”. ¿es esa la palabra de uso habitual para designar al empresario? Es que de ser así, soy de los que creo que el lenguaje articula el pensamiento y si en los países anglosajones se ve al empresario como aquel que crea empleo…. no sé, ¿alguien podría profundizar en esta memez que acabo de soltar?

  11. No cambien de tema, el nombre de la agencia no afecta a la calificación. La pregunta sigue siendo porqué Sicilia y la redactora del blog de economía dde Público coinciden en el día y en el tema de sus artículos.

    Y ahora que sabemos lo que sabíamos, que Antesala, Magallanes y Siciilia saben de economía, ALguien podría traducirnos el final del post #56?

    Lo he entendido, demagógicamente eso sí, hasta “pero la huelga en Francia….” La Huelga francesa demuestra que no hay más remedio que haya inflacción?Pues qué hijoputas los sindicatos franceses! Es por su culpa? O al inflacción es por encender la máquina del dinero antes que llegue la pasta de la deuda?
    Tampoco entiendo qué tiene de malo que la presidenta socialista vaya a las manifas. No lo entiendo, es como si fueran dos texto diferentes o falta lago enmdeio.

    Lo siento.

  12. Aunque employer es lo correcto, ya que es el término que define que no se trabaja por cuenta ajena sino que se es quien da trabajo a terceros, no se suele diferenciar a las personas que tienen cierto nivel de gestión por el hecho de ser empleado o empleador, sino que a todos se les suele englobar bajo el término Businessman, o businessperson si se quieren cubrir los dos sexos. Salvo que se quiera definir que se da trabajo, nadie se define a sí mismo como: “I am an employer” sino que suele identificar que: “I am in business”, or “I have my own business”.

  13. No quiero entrar en lo que sé ni dejo de saber de economía, pero insisto en que en temas de economía suelo recabar opiniones de terceros, por falta de confianza en las mías.

    De inglés sé todavía menos, como puede atestiguar cualquiera que me haya escuchado balbucear esa lengua. Pero entiendo que, en ocasiones, un término que se usa para denominar a un “empresario” es “entrepeneur” que, por esas cosas de la traducción, alguien también podría traducir al castellano como “emprendedor”, acepción que se acercaría más todavía al sentido de la palabra en lengua inglesa. Suscribo lo dicho por Pablo Franco, sobre la influencia que tiene la lengua en articular el pensamiento. De esta forma, un empresario sería una persona resuelta, que se enfrenta a la difícil empresa de poner en marcha un negocio.

  14. … y, por seguir con la lingüística aplicada, a mí lo que me gusta es el “impresario” inglés, que es como se llama a los que montan cosas de la farándula.

  15. Me complace que Pratxanda (#63) pida que le expliquen el final de # 56 . Tiene toda la razón, lo que digo está un poco atropellado. Lo explico mejor: La recesión tiene como consecuencia despidos masivos, pero en los países mas avanzados las personas no están dispuestas a pasar penalidades físicas, consideran que el Estado debe ser protector de su nivel de vida. Más aun, si los Estados han salvado a los bancos de la quiebra, piensan que la injusticia es todavía mayor. Se olvidan de que por muy avanzado que sea un país, el Estado vive de los impuestos – incluidas las cotizaciones a la seguridad social- y por tanto lo que puede repartir es solo eso. Y puesto que en recesión la recaudación de impuestos disminuye -sobre todo los indirectos- si el Estado quiere evitar penalidades materiales a los ciudadanos, no tiene más remedio que emitir deuda o darle a la máquina de hacer dinero. Antes de Keynes se consideraba que en recesión los parados no tenían mas remedio que morirse de hambre o algo parecido, porque el Estado como cualquier empresa privada no debe gastar más de lo que ingresa. Keynes encontró que la justificación teórica a esta visión era errónea e hizo a su profesor Pigou la cabeza de turco en su argumentación en contra de la economía clásica. Pero del keynesianismo hemos pasado a creer que el Estado son los Reyes Magos. Los huelguistas franceses quieren seguir viviendo igual de bien que antes de la recesión. Eso nos lleva a la inflación no inmediatamente, pero si dentro de un año. Me parece que la jefa de un partido político no debe participar en una manifestación que pide lo que ella sabe que no se puede alcanzar. Salvar a los bancos y obligarles a conceder créditos tampoco crea empleo inmediatamente, pero sí a la larga y con menos riesgo de inflación.
    Muy bien Antesala respecto a la traducción de entrepreneur por emprendedor. La palabra clásica inglesa de empresario es businessman. Pero los ingleses siempre han buscado hacer más elegante su idioma robando palabras del francés. De ahí que entrepreneur ha ido evolucionando hasta acercarse al significado que tiene en el continente europeo, al menos en su parte sur.

  16. Aparte del insufrible tonillo paternalista característico del engreído personaje, al que imagino como un avinagrado viejo precoz, el artículo de hoy (ya ayer) me recuerda a la fábula aquella que nos trajo ¿Lezo? hace unos días.

    ¿ Cómo se llamaba? ah sí, la zorra y las uvas.

    Allá se coman ellos sus calificaciones triple A, que nosotros tenemos a ZP y a la Virgen del Pilar.

  17. Por cierto Pratxanda, que puestos a inventar naciones, yo prefiero Syldavia, dónde va a parar, aunque entiendo que para un republicano eso del reino del pelícano negro…como que no pega ¿verdad?

  18. Va a ser divertido cuantro entremos en deflación… pero que muy divertido. ¿Se bajaran los sueldos los apoltronados?

  19. Emborráchese usted lo que le apetezca, senerva, pero no venga aquí a vomitar. Es un ruego.

  20. Precisiones.

    Con fecha 25 DE AGOSTO DE 2008 el juez acuerda PREVIO AL PRONUNCIAMIENTO DE LA ADMISION DE LA QUERELLA, remitir Comisión Rogatoria Internacional…”para que se informase sobre la existencia en dicho estado (Israel) de algún procedimiento judicial que se hubiera tramitado o estuviera tramitándose sobre estos hechos”.
    ::
    CINCO MESES DESPUES, el juez decide admitir a trámite la querella “ya que al día de la fecha, las autoridades del Estado de Israel no han dado cumplimiento a la solicitud de cooperación jurídica internacional solicitada”.
    ::
    El día 30 de enero de 2009, SÓLO UN DIA DESPUES de admitida a trámite la querella, la embajada de Israel en España hace llegar al juez la documentación requerida en auto de 25 de agosto de 2008. El embajador afirma que la citada documentación la había recibido ese mismo día.
    ::
    Una vez admitida a trámite la querella, se filtra a la prensa que el embajador de Israel visitó al juez en la AN en el mes de diciembre de 2008. La AN niega que se hablara de plazo alguno de entrega de documentación, como afirma el embajador (finales de enero de 2009) y portavoces de la AN manifiestan que simplemente el embajador se interesó por la situación jurídica de los presuntamente procesados (por lo visto necesitaban viajar fuera de Israel y temían por alguna orden internacional de detención) informando el juez que todavía no se había admitido a trámite la querella y que no existía ninguna causa abierta contra ellos.
    ::
    Lo hechos objetivos son que es la embajada de Israel, su embajador, quien informa a la prensa de esa presunta fecha de “finales de enero” para entregar la documentación al juez y que la AN niega que se tratara el tema. La embajada no confirma a El PAIS la visita del embajador al juez y la AN la reconoce en lo términos que he comentado.

    Querer presentar lo que es una información de parte, proporcionada por el embajador de Israel( esa supuesta fecha límite dada al juez para entregar la documentación), que la AN niega, como un hecho objetivo para desacreditar al juez bajo una nueva batería de juicios de intenciones sin ninguna prueba, es una manipulación más de la propaganda de Israel y sus actuales voceros.

    Por cierto, como en mi post 3 he demostrado y documentado, quien primero recibe el “frente judicial” palestino (¡!) es el Estado de Israel, desde 2003, con el resultado previsto. También por organizaciones israelitas de derechos humanos, no sólo palestinas.

  21. Utiliza a la joven con Síndrome de Down de “Tengo una pregunta para usted” para atacar el aborto.
    Isabel San Sebastián, sobre Izaskun: “De haber sido concebida hoy, habría sido destruida y arrojada a la trituradora”
    ******
    Al leer esta noticia solo puedo devolver el golpe emocional con este comentario sacado de Catolic.net para analizar el fondo de la personalidad periodistica de La San Sebastian,”PORNOFRAFIA PURA Y DURA”.

    “La televisión y el cine son criticados con más frecuencia, ya que en el pasado, han ofrecido la mejor oportunidad para que los jóvenes tengan libre acceso a materiales censurables.
    Sin embargo, otras formas de medios de comunicación, nuevas y viejas, también influyen en jóvenes adultos para causar formas destructivas e inmorales de conducta:
    *La utilidad del Internet ya ha sufrido algún daño por parte de aquellos que lo usan para vender sexo y violencia o PARA TRANSMITIR MENSAJES DE ODIO. Esta apertura a un vasto mundo de aprendizaje e información es también el medio para que adultos y niños tengan acceso a la obscenidad, la violencia y el prejuicio. Páginas para “adultos” y LAS QUE PROVOCAN EL ODIO aparecen en Internet, como también el equivalente a las librerías para adultos. Los padres no quieren que Internet introduzca en el hogar ese tipo de ambiente del que normalmente tratarían de proteger a sus hijos, pero los padres se sienten impotentes para impedir que eso ocurra.”

    *********************************
    Supongo que ha quedado claro que La San Sebastian es una catolica pecadora,por mucho que este de acuerdo con la doctrina de la iglesia catolica ,sobre el aborto.
    Por lo tanto,mantengan alejados a sus hijos de la influencia perniciosa, de los articulos y manifestaciones publicas que haga dicha periodista harcore.

    Es preferible que sus hijos vean con usted “Saló o los 120 días de Sodoma” de Pier Paolo Pasolini ,para que comprendan con que clase de periodistas se enfrentan.

Deja un comentario