¿Quién es el favorito de las bases?

Carlos HIdalgo

La democracia interna es una novedad en el PP. Desde su fundación el PP es lo que se llama en ciencia política un “partido de notables”; esto es: un partido donde unos pocos cargos controlan en gran medida todos los procesos internos y la militancia, las masas, apenas tienen carácter legitimador y en raras ocasiones controlan la acción política de los líderes. O dicho de otra manera: desde que Fraga fundó AP y la refundó en PP, siempre se ha sabido quién es la autoridad. Y la autoridad manda y aquí no hay más.De hecho, el sistema de primarias “corregidas” que tiene el PP está creado para favorecer a la autoridad. Y lo diseñaron Martínez-Maíllo y Arenas para legitimar a Rajoy, convencidos de que éste seguiría al frente del PP. O bien, para legitimar a quien Rajoy designase como su reemplazo.

Pero hete aquí que en un par de semanas Rajoy pierde la presidencia del Gobierno, pone pies en polvorosa en su propio partido y se va a Santa Pola diciendo “ahí os quedáis”. Y las normas de las primarias pasan a tener un significado muy diferente del que se pensaba.

Por lo pronto, tienen dos vueltas. En la primera se vota de manera parecida a las primarias del PSOE, sólo que el número de avales es más bajo. Pero la norma de que sólo voten quienes están al corriente de cuotas es la misma. Y ahí viene la primera sorpresa: resulta que de 800.000 afiliados sólo pueden votar poco menos de 20.000. ¿Nadie más está al corriente de cuotas? ¿y el dinero que el PP declara que proviene de cuotas de afiliados? Hay quien insinúa que ese gran número de afiliados lo que busca es blanquear donaciones que en otros tiempos no se contabilizaban. Sea lo que sea, salvo que el Tribunal de Cuentas decida investigar y encuentre otra cosa, resulta que sólo un 2,5% de los afiliados van a poder votar.

Pero es que el voto de este 2,5% de la supuesta afiliación popular es un completo misterio. ¿Qué van a votar unas basas a las que siempre se le han pedido que cumplan órdenes pero nunca se les ha pedido su opinión?

Por otro lado entra el otro mecanismo sorpresa: el número de avales. El PP sólo exige 100 avales para poder presentarse. Una cena bien organizada entre la militancia valdría para lograrlos. Obviamente Arenas y Maíllo estaban seguros de que sólo se presentarían los avales de quien se debiera presentar, mientras que nadie más osaría plantar cara. Y hete aquí que resulta que la autoridad desaparece y siete candidatos se lanzan a pedir avales de manera que escapa al control del todopoderoso aparato del PP. Sólo uno de los siete se ha caído, pero es que quedan seis en unas primarias que pensaban plantearse como un mero paripé legitimador.

Sin embargo los diseñadores del sistema metieron una salvaguardia: hay una segunda vuelta donde los compromisarios (los delegados enviados al Congreso del PP) votan entre los dos candidatos más votados. Salvo que uno de ellos consiga más del 50% de los votos o quede el primero en una mayoría de circunscripciones o saque un porcentaje significativo a todos los demás. En ese caso los compromisarios no tendrían nada que votar. Pero… ¿y si los resultados son ajustados? Pues los compromisarios (donde sí que entra más el dedazo que en la primera vuelta de primarias) elegirían entre los candidatos más votados. Así se introducía un factor de corrección, en el caso de que la autoridad hubiera quedado algo deslegitimada en la primera vuelta.

Pero volvemos al principio: es que la autoridad ha puesto pies en polvorosa.

Pues dentro de toda esa incertidumbre yo hago mi apuesta de quién es el favorito de la militancia del PP: Pablo Casado.

No es que él sea mi favorito, ni mucho menos. Pero Casado representa al PP de Aznar y Esperanza Aguirre. Y Casado ha hablado de recuperar antes a la militancia testimonial que se fue al ultraderechista VOX que a los fugados más centristas que se fueron a Ciudadanos.

La militancia suele ser más ortodoxa en su posicionamiento ideológico que sus cuadros, obligados a lidiar con mayor flexibilidad y a ser más heterodoxos. Y Casado aboga por la ortodoxia con las maneras de joven atrevido que tanta gracia hace a sus mayores. Y una vez desaparecida la autoridad orgánica -Rajoy y Cospedal-, queda la autoridad moral. Temo que la autoridad moral sea la de Aznar, Esperanza Aguirre y Federico Jiménez Losantos. Y estos tienen un claro favorito: Pablo Casado.

Así que la pregunta que queda es: ¿habrá corrección en la segunda vuelta? Porque el aparato está dividido entre Soraya Sáenz de Santamaría y Cospedal, mientras que la militancia ve en Casado un elemento unificador que no tienen los demás.

8 pensamientos en “¿Quién es el favorito de las bases?

  1. Yo con lo que ha contado Carlos Hidalgo de que de 800.000 mil militanets la cosa se quede en 20.000 me parece ya materia para otra linea nueva de articulos sobre el PP, ese partido donde da igual lo retorcido que te pongas, la realidad es siempre mucho peor.

    Malevolamente y conforme a la trayectoria reciente del PP lo suyo es que salga casado y a los 4 meses se vea imputado por alguna que otra falsificación curricular, o que salga Cospedal y se vea complicada por negocios suyos o de su consorte. A la única que no veo evidentemente pringada es a Soraya,cosa que ya veremos

  2. Hombre , no es por defender a nadie pero lo último, último , es la detención de la joven promesa del PSOE en Valencia.
    ¿ O están hechos de distinta pasta ?
    El PP es un partido rancio ( más o menos como el PSOE y el izquierdismo hortera de Iglesias y sus poses en la tribuna ) ; lo moderno , lo que ocupa la escena , son los nacionalismos agresivos que a los primeros que martirizan es a los que viven bajo su férula de hierro.
    Nada de cultura y cero en educación.
    Una desgracia y una amenaza que no ve Sánchez , el hombre Martini de la Moncloa con sus gafas negras.
    El horror , el horror. Esto tiene muy mala pinta.
    El gobierno habla por varias bocas y se contradice con profusión.
    A la vez que banaliza lo sucesos del 1-O , en clara oposición al Supremo , nombra a jueces y mas jueces en cargos de responsabilidad.
    ¿ Quo Vadis, Petrus ?

  3. Congreso de los Diputados, Madrid , 27 de Junio , el Presidente responde a Rufiàn :

    “ … las cosas han cambiado, y ustedes no tienen enfrente a un Gobierno que va a utilizar el agravio territorial para arañar ningún voto en el conjunto del país, y que en consecuencia tendemos la mano para ese diálogo abierto, sincero y directo que se necesita entre el Gobierno de España y el Govern de la Generalitat del cual ustedes forman parte. Ojalá a partir del próximo 9 de julio podamos emprender un camino que restañe muchas de las heridas que durante estos últimos seis años, como consecuencia de la falta de criterio y de estrategia del anterior Gobierno, pues ha causado la fractura social que existe ahora mismo en Cataluña ”

    Nada sobre lo que hicieron desde el Govern, ninguna empatía para con los españoles de Cataluña , desierto emocional para los leales ciudadanos que sufren la imposición de una banda de fanàticos .

  4. Dios bendito ! ¿ Qué sucede en RTVE , la televisión de mi infancia ?

  5. Disculpen mi abuso sentimental, pero les ofrezco una primicia : A dónde vamos ?
    Nadie lo sabe , tal vez hacia allí. Hacia dónde Sánchez.? Hacia allí.
    No tiene programa , ni puede tenerlo.

Deja un comentario