Queridos Reyes Magos:

 Guridi

Este año hemos sido muy buenos. Hemos seguido trabajando, o tratando de encontrar trabajo. Hemos ayudado a nuestros vecinos en todo lo posible y nos hemos esforzado más por cooperar que por competir. Cada día de este año que ha terminado hemos tratado de vivir de acuerdo a valores que están muy por encima del dinero y de que los demás aprendan esos valores a través de nuestro ejemplo.

Hemos llorado a amigos y a amigas que se han ido, pero que han sido igualmente buenos y nos dejan una vida ejemplar como legado, un listón moral tan alto que en muchos casos pasaremos el resto de nuestra vida tratando, tan sólo de rozarlo de con los dedos.

Hemos pagado nuestros impuestos sin rechistar, aún sabiendo que los gobernantes actuales destinarán una parte importante de éstos a cosas que no tienen nada que ver con el bien común, conseguir que la gente lleve una vida libre de injusticias o poner las bases para que nuestros hijos se eduquen y vivan mejor que nosotros.

En resumen, hemos sido muy buenos y muy buenas, aún sabiendo que en este mundo se mira con envidia a los malos, que obtienen su fama y su fortuna de parasitar a la gente que hace que las cosas funcionen.

Y como hemos sido tan buenos, queremos pediros algo que no cabe en los zapatos que hemos puesto al lado de la fruta y el agua para los camellos. Queremos pedir novedad. Que lo antiguo deje paso a lo nuevo.

Nos gustaría un nuevo Gobierno, que no esté formado por rentistas, corruptos profesionales. fundamentalistas religiosos y gente que cree que las personas no tienen derechos, sino vicios. Especialmente, nos gustaría un nuevo presidente o presidenta, que pueda decir cosas que tengan significado, no alternar entre silencios, obviedades y dudoso ingenio de casino de provincias.

Nos gustaría un nuevo líder de la oposición. Alguien que de verdad se vea con ganas de defender los derechos de las personas y no sólo de esconderse, ganar tiempo y marear la perdiz, al estilo del presidente del gobierno actual.

Nos gustaría un nuevo equipo dirigente del PSOE, gente que no use la política como una mera extensión de su ego, que conecte con la gente y no convoque parodias de manifestaciones en el “hall” de Ferraz. Nos gustaría que, por lo menos, la militancia y el electorado socialista tuvieran a alguien que estuviera, como mínimo a su altura y no subido a hombros de ellos. Gente que no crea que el mundo se reduce a su colección de aduladores a sueldo y periodistas de cámara.

Nos gustaría un nuevo grupo parlamentario socialista, cuyo portavoz no se limite a hacer indignados mohines, corrillos de colegio y a reír las gracias a quienes no tienen ninguna. 

Nos gustaría que la inquietud y la genuina preocupación por las personas atraviesen las puertas de los despachos, que los valores y la ética sean contagiosos, que se abran las puertas y las ventanas por las cuales se ven a las personas y no a los cargos.

Nos gustaría que las trampas se castigasen y que se premien la honradez, los méritos y el trabajo duro.

Nos gustaría que la gente se sienta escuchada y cómplice de aquellos que tienen el deber de representarla y no sometida al capricho de personajes que pasan su vida sentados en sillones de cuero, asientos de primera clase y banquillos de los acusados. 

No hemos visto nada de eso de en nuestros zapatos hoy, pero sabemos que nos habéis hecho caso, porque hemos sido buenas personas. También sabemos que os tendremos que ayudar un poco, igual que cuando os dejamos comida y bebida para que tengáis fuerzas para seguir con el reparto de regalos. A nosotros no nos faltarán las fuerzas para cambiar las cosas desde el sitio en el que estemos. Ya lo intentamos el año pasado y lo seguiremos intentando durante éste. 

Queridos Reyes Magos: Muchísimas gracias. El año que viene nos veremos de nuevo.