¿Qué IZQUIERDA UNIDA PODEMOS tener?

Senyor_J

La transición electoral que sacude al país no está dejando títere con cabeza. Aun faltan bastantes meses para que tengan lugar las siguientes elecciones pero los augurios para casi todos los partidos estatales no pueden ser más pesimistas, puesto que el conjunto de las encuestas ponen de manifiesto un retroceso generalizado y una imparable tendencia al alza de la formación denominada Podemos. Tomadas como una foto fija, ciertas encuestas anuncian que Podemos podría ser la fuerza más votada en unas elecciones generales. En cambio, si formamos una serie con las encuestas publicadas desde los comicios europeos e examinamos la tendencia, lo que observamos es un línea ascendente, que bien podría seguir creciendo en el futuro más allá de donde ahora se encuentra, alejándose sensiblemente de los dos partidos mayoritarios. Y es que, hoy en día, ni es posible establecer cuál es el techo electoral de Podemos, ni resulta factible prever si las predicciones actuales van a variar al alza o a la baja. Alicientes de todo tipo para su ascenso aparecen día sí, día también, sobre todo en forma de escándalos de corrupción y de decepción ante la políticas realmente existentes, pero el voto sigue siendo muy volátil en el contexto actual y lo que ahora parece fuerte, mañana puede ser frágil.

La tendencia al optimismo suele ser la norma en las fuerzas de la izquierda, por lo que es posible que tantas encuestas favorables estén generando mucho optimismo en las filas de Podemos, pero mala cosa para ellos sería que eso se tradujese en un exceso de confianza, ya que el modelo bipartidista actual aun puede intentar regenerarse con un cambio de caras (Soraya y Susana al rescate, tal y como sugieren ciertas instancias periodísticas) y la maquinaria mediática todavía es lo bastante potente como para lanzar eficaces ataques contra Podemos y sus dirigentes, siempre que tertulianos y columnistas sepan sustituir diatribas y argumentos de brocha gorda por cuestiones un tanto más sustantivas. Nada de eso, sin embargo, se espera a corto plazo, por lo que aguardaremos hasta la precampaña de las municipales para descubrir cómo anda el bipartidismo de recursos de última hora para minimizar la penetración de Podemos.

Entretanto, se viven momentos tensos en Izquierda Unida, que contempla como las encuestas anuncian que la intención de voto a la formación se encuentra en franco retroceso y que le puede devolver a sus mínimos históricos en unas generales. Si bien es indudable que el hecho de que Podemos no concurra con su marca a las elecciones municipales va a salvaguardar o incluso potenciar buena parte del capital de concejales y alcaldías de que dispone dicha organización, los resultados de las elecciones autonómicas pueden suponer un varapalo importante en muchos de los lugares en que se confronten ambas formaciones con listas distintas. Y después de eso vendrían unas elecciones generales que, salvo coalición previa que lo remedie, dejarían sin duda a IU en una maltrecha situación.

Ante tal escenario, es natural que buena parte de los miembros más relevantes de la formación que todavía dirige Cayo Lara apuesten por la confluencia y que se propongan intentar establecer alguna forma de acuerdo electoral. Cuentan sin duda para ello con los lazos políticos y personales que indudablemente mantiene Pablo Iglesias y algún otro con personas o sectores de Izquierda Unida. No obstante, Podemos se ve afectado por dos factores que pueden desincentivar dicho pacto. Por un lado, el cálculo de costes y beneficios de dicho acuerdo: ¿consideran Iglesias, Monedero y el resto que un acuerdo con IU va mejorar sus expectativas de votos o más bien piensan lo contrario? Por el otro, la resistencia que puede existir entre las huestes de Podemos a dicho pacto, debidamente alimentada por ciertas cabezas visibles de Podemos y por todo el discurso del nosotros y la casta. Considerando que para muchos miembros de los círculos y gran parte de los votantes la regeneración política parece pasar hacer borrón y cuenta nueva, diría que alcanzar acuerdos no va a ser fácil y está además por ver si los resultados de municipales y autonómicas no pondrán otra cosa en evidencia: que Podemos, como marca, es más potente electoralmente que cualquier otra que se pretenda crear para aglutinar amplias coaliciones con aspiraciones, se llama Ganemos o de otro modo.

Por lo tanto, bien parece que Izquierda Unida debería ser consciente de que le espera un durísimo ciclo electoral y que es posible que, en buena medida, tenga que atravesarlo en solitario. Desde ese punto de vista, parece inevitable que se tenga que someter también a los procesos de cambios de cara de los que nadie puede escapar y que surjan nuevos rostros visibles al frente de las listas electorales. Y siendo evidente que la influencia de las redes sociales y las “nuevas” tertulias televisivas se va a notar considerablemente, muy mala cosa sería no aprovechar el perfil que en esos medios se han formado personas jóvenes como Alberto Garzón o Tania Sánchez. No obstante, no hay que llevarse a engaño: mayoritariamente, cuando el votante se vea en la tesitura de decidir entre dos fuerzas rupturistas como Izquierda Unida y Podemos, lo más probable es que considere que su voto es más útil otorgándolo a aquellos que tienen mejores opciones de obtener un buen resultado y esos van a ser los de Podemos. Se haga lo que se haga, las probabilidades de que las cosas no salgan bien a IU en este ciclo son muy altas.

Es por ello que quizás a Izquierda Unida todo lo que le queda, realmente, es intentar resistir, aspirando a retener a sus votantes más fieles y evitando así una hemorragia masiva de votos, ya que el que ello suceda es un riesgo más que evidente, del que existen amplios testimonios en elecciones generales anteriores, especialmente en los años 1982 bajo la forma de PCE y en 2008 en coalición con ICV. Y precisamente lo que indicaron las elecciones generales de 1982 es que cuando una fuerza, en ese caso el PSOE, lo tiene todo para ganar, gana y además arrasa, dejando al resto de partidos muy maltrechos. No obstante, si se sobrevive de alguna forma a la tormenta, quizás haya tras la misma más vida de la que parece, más aun con un escenario político tan abierto como el que necesariamente surgirá en la próxima legislatura.

La cuestión, no obstante, es cómo resistir. En caso de competencia electoral entre Izquierda Unida y Podemos, ¿cómo afrontarla sin perturbar excesivamente las opciones de Podemos? Porque la demolición del sistema bipartidista actual es un objetivo estratégico de primer orden para cualquier fuerza minoritaria y Podemos es el mejor ariete con una perspectiva izquierdista que se ha tenido nunca en ese sentido. Se impondría, pues, una campaña de no confrontación, con la cual, sin embargo, será difícil conservar un número significativo de votos. Es un escenario tremendamente complicado, sobre el que como ya se ha comentado, las primeras respuestas vendrán en las autonómicas de 2015.

Tampoco debería perderse de vista el escenario catalán, que bien podría servir de ensayo para una coalición autonómica de amplio espectro, en caso de anticiparse las elecciones catalanas. Con Podemos en situación de obtener una sólida representación pero con un techo mucho más claro que en el resto de España, a causa de las dinámicas soberanistas, las perspectivas de crecimiento de los partidos independentistas y la gran amplitud del arco parlamentario catalán, las posibilidades de un acuerdo, del que tanto Podemos como ICV puedan salir beneficiadas, podrían ser algo más amplias. Sin embargo, la duda sobre si es mejor concurrir con la marca Podemos o Podem o con cualquier otra también ha de estar presente y puede dificultar acuerdos amplios entre estas o con otras organizaciones.  

En conclusión, se podría decir que Izquierda Unida tiene su mejor aliado en su peor enemigo. Podemos va a cortar de raíz todas sus expectativas de crecimiento y probablemente le imponga tras el ciclo electoral menores porcentajes de votos de los que ahora goza. La opción de confluir, que ya es difícil que suscite mayorías dentro de IU, no depende solo de su deseo, sino ante todo de la actitud de Podemos. Y si no lo logra, puede que no le quede otra misión que dejar paso haciendo el menor ruido posible. Con razón se lamentan los miembros de Izquierda Unida de que no es justo de que eso les pueda acabar sucediendo, cuando siempre han estado ahí denunciando y oponiéndose tanto al bipartidismo como a sus política, pero también han sido demasiadas las veces que no se ha tenido la visión, el coraje o capacidad interna suficiente para hacer lo que se tenía que hacer. Lo bueno es que seguro que Pablo Iglesias también aprecia esos rasgos de la militancia de Izquierda Unida y quizás ello desencadene algunos gestos. O quizás ciertas decisiones también deban interpretarse teniendo en cuenta ese punto de vista.

21 pensamientos en “¿Qué IZQUIERDA UNIDA PODEMOS tener?

  1. Ante la mayor crisis del PSOE en los últimos 50 años, IU está a punto de ser deglutida por una formación que apenas tiene nueve meses. Esa es la mejor fotografía de su rotundo fracaso. Incapaz de articular desde la izquierda una alternativa democrática a la socialdemocracia, la misma formación que pretendía permitir al PCE sobrevivir por otros medios, intenta nuevamente travestirse en algo, sea lo que sea, para no ser borrada del mapa. Ese es su estado forense. La notable diferencia con Podemos es que la formación de Iglesias quiere gobernar, tiene hambre de balón que diría el poeta Valdano, mientras que IU siempre ha estado encantada de vegetar en una plácida oposición, con escasas ideas. Hasta en Andalucía no ha dejado de hacer oposición al poder del que forma parte, seguramente para seguir ocultando sus carencias. Ahí tienen a un Llamazares, de tertulia en tertulia, explicando a la izquierda el camino verdadero, después de haber dejado la coordinación de IU con un diputado en el Congreso, curiosamente su propio escaño. Que el rejuvenecimiento de IU pueda venir de la mano de un tertuliano como A. Garzón que se declara comunista indica que la formación que acaba de cumplir 25 años todavía puede alcanzar las más alta cumbres de la miseria. No lo descarten.

  2. Tras las europeas escribí aquí que, a mi juicio, a quien amenazaba realmente Podemos era a IU. A la vista está. Más tarde, cuando empezó a hablarse de alianzas entre ambas formaciones, pronostiqué que no prosperaría porque el aparato del PCE no estaría por la labor de suicidarse. Pero, transcurridos unos meses, parece que son ambos aparatos los renuentes y que quien más empuja en pro de un acuerdo es un sector de IU (encabezado por Garzón).

    Los pronósticos de las encuestas recientes certifican la impotencia de IU que pierde casi la mitad, creo, de su intención de voto (respecto a anteriores barómetros). Pérdida más llamativa que la del PP (y no hablemos de la comparación con el PSOE que puede presumir –poquito- de su ligero repunte), y en un partido de la oposición. Despues de alentar la marea del “no nos representan”, con toda su carga despolitizadora, esperando ver premiada su conducta, se encuentran con que ellos son los primeros en verse arrastrados por esa marea. Creo que esta situación pone más fáciles las cosas a los de Jodemos, que pueden sentarse a esperar a que IU se desangre sin arriesgarse a escenificar un acuerdo formal, inconveniente para quienes huyen de la polarización izquierda/derecha y apuestan por el populista arriba/abajo.

    Dice el articulista que las cosas pueden cambiar de aquí a las elecciones porque “la maquinaria mediática todavía es lo bastante potente como para lanzar eficaces ataques contra Podemos y sus dirigentes” y habrá que esperar “hasta la precampaña de las municipales para descubrir cómo anda el bipartidismo de recursos de última hora para minimizar la penetración de Podemos”. Bueno, lo único cierto es que ha sido gracias a una “potente maquinaria mediática” como se ha convertido a unos discretitos profesores extremistas en ídolos populares (por cierto, lo de LaSexta empieza a parecer patológico). Supongo que no empezarán a quejarse de que segun se acerque la contienda no les traten con tanto mimo. Una cosa es que su presencia sea estupenda para el PP (que tiene garantizada así su contunidad en el poder) y otra es que les dejen camino libre hasta para amenazar su poder. ¡Hasta ahí podían llegar!

  3. Hoy, en la edición catalana de El País, Carlos Villarejo, el fugaz ex-europarlamentario de Podemos, se despacha a gusto -y con mucha sensatez- con la performance organizada para este domingo en Cataluña por los nacionalistas para su solaz (con fondos públicos, por supuesto). El título ya lo dice todo: “Una consulta antidemocrática”:

    “(…) Es un proceso, que quede claro, en el que no se vota, sino que “se recoge la opinión de los ciudadanos”. Por tanto, está manipulándose la conciencia ciudadana, ya que se reclama su participación para un objetivo, el de votar, que es manifiestamente falso. Además, el Gobierno de la Generalitat está obrando en conciencia de forma desleal con las propias leyes autonómicas. Es decir, las está desobedeciendo y vulnerando.
    El Gobierno catalán no respeta en absoluto los principios que debieran presidir ese proceso: “neutralidad institucional, primacía del interés colectivo, pluralismo, igualdad y no discriminación”. La “actuación institucional” del Gobierno los incumple abiertamente. Basta constatar la propaganda, en forma de anuncio publicitario, publicada en todos los medios el pasado 25 de octubre, en la que se empleó, maliciosamente, el ardid de ocultar cuáles son “los objetivos del proceso”. Se trata de una publicidad costeada con fondos públicos procedentes de todos los catalanes, incluidos los que rechazamos el objetivo del proceso, que no es otro sino la secesión de Cataluña (…)”.

    http://ccaa.elpais.com/ccaa/2014/11/06/catalunya/1415297398_560530.html

  4. Respondiendo al título del articulo y con pleno respecto por el articulista, creo que IU ha terminado su periplo. Le espera una integracion más o menos exitosa con Podemos en esas plataformas electorales que por ahí se anuncian, o desaparecer.

  5. Pero bueno… no hay cuyongs de hacer chistes del Monago o qué?

    Monago, alguien que se deja la piel por Extremadura… excepto la del prepucio que se la deja por Canarias.

  6. Charneguistan:
    Si señor, los mismos que no impiden que se haga un referendum en Catalunya se quejan que la jornada participativa no tenga garantías democráticas. A ver si lo que se quiere es NO CONOCER la opinión del pueblo catalán. AH! que no es pueblo?
    FIN, això avui no toca

    ICV… es diferente de IU. ICV tiene futuro en un Estado catalán (ya no se como) con un sistema político propio. Cubre el flanco ecosocialista. Y si se junta con el PACMA, más. EUIA NO tiene sentido ya en Charneguistan. Con una nueva ley electoral (que permita entrar con el 2%) un espacio comunista tiene sentido y puede ocupar asiento en la Ciudadela. Absorvinedo el PCPC. A mi me gusta Partit Comunista Unificat de Catalunya. Soy un romántico.
    Companyon y sus amigos, Más PC (Ester & Teresa) y Guanyem (Colau, Pisarello) aterrizan en la CUP. Y Podem se come parte del electorado de estos y del PSC.
    Todo arreglado a esta banda del Segre:

    PD: A los del PSUC Viu se los envia al Gulag y a los de la UCE los dejamo para echarnos unas risas

  7. Que la Audiencia de Baleares añada el delito de blanqueo de capitales a Urdangarin y se lo quite a la Infanta debe ser el cuarto misterio de Fátima. De otra forma no se entiende.
    ::
    A Monago le abandonó el amor. Y el PP.
    ( menuda tropa )

  8. Qué guay, Los tanques bolcheviques del coletas, cruzando el Elba y en Berlin alegrandose por que jode a los de al lado. Que se joda IU, hahahaha. VAle, pero el siguiente eres tu. Con una pega. Los votantes de más de 65 tienen la tendencia a morirse. A ver si Pedro Sanchez sale en el Super Pop y cambiamos tendencias.
    Una hipotesis, que no es mía, aunque muchos la hemos pensado. Podemos is the new PSOE.
    http://www.principiamarsupia.com/2014/11/06/vamos-hacia-un-nuevo-bipartidismo-pp-podemos-una-hipotesis-explicada/

    QUizá se reconvierta en el Partido Socialista Obero Meridional.

    El principal enemigo de IU es la ley electoral (bueno, y escoger a Cayo Lara). Si Podemos la cambia (basta que la circunscripcion sea la autonomía) IU tiene futuro. Pero igual el coletas se felipegonzaliza y como que no.

    Y a todo esto, para cuando un Podemos de derechas y otro de centro?

    El problema

  9. Tam bien qeruía señalar algo del CEO, del que se habla poco, jodert! Puede que Podemos, sus dirigentes y activistas sean bolivarianos y eso. Y por eso merecen nuestra confianza, habida cuenta de que España está a un nivel… Latinoamericano con más pasta… o no!
    Pero… sus votantes igual no son tan izquierdistas, sino socialdemócratas. Lo digo porque en Charneguistan los votantes de P’s estan entre el PSC y ERC, así que hay espacio para las CUP y ICV-EUIA, aunque les joda votantes.

    Igual en Restoespaña pasa lo mismo. Con 50 cirsunscripciones en lugar de 4. Ojo
    unos gráficos

    https://pbs.twimg.com/media/B1d-XI2CQAALD_x.jpg

    https://pbs.twimg.com/media/B1hg_JBIYAA4zu1.jpg

  10. La de veces que han dado por enterrado al pce-iu y al final ahí sigue, no lo digo por el artículista, con el que comparto que la situación es complicada para IU. Aunque aun creo que tiene que aportar ya sea sola, con Podemos y con otros. Lo que puede aportar, sea quizás, tiene que ver también con sus defectos: organización, experiencias, cierta confiabilidad de lo que es, militantes de larga y mediana trayectoria…. 

    Comparto con Pratxanda que EUiA (IU en Catalunya) lo tiene complicado con Guanyem y otras ententes. Ahora seria deseable que ese debate se hiciese en EUiA y no venga hecho por direcciones y acontecimientos.

    El mayor riesgo  para IU y EUiA y para lo que queremos representar sería la desbanda general con lo cual se eliminaría nuestra mejor y mayor aportación a proyectos comunes y más ambiciosos, que por cierto habrá que acabar de ver confirmados. 

    Pratxanda, ¿ya sabe lo de comunistes.cat? La unión del PCC y amplios sectores del PSUC-Viu. 

    Finalmente recomiendo a López Bulla ”
    IZQUIERDA UNIDA Y EL TERREMOTO DE LA ENCUESTA
    http://lopezbulla.blogspot.com.es/2014/11/izquierda-unida-y-el-terremoto-de-la.html 

  11. El artículo pone el dedo en la llaga de las dificultades por las que atraviesa IU, pero la política no es nada estática, y más en este país.
    La dirección actual de IU ha fracasado en su proyecto de refundación de la izquierda, por entender que esto coindicía con la refundación de IU. Este error, sumado a una lista de las europeas nada ‘refundadora’, han abierto una autopista para Podemos.
    Con esta dirección, IU tiene un futuro muy negro, y el próximo Consejo Político del 15 de noviembre será decisivo. La renovación ha de acelerarse sí o sí, y la posición que representa Garzón debe dirigir ya a la organización. Y aún así el desgaste habrá sido muy duro y el acuerdo con Podemos complicado. Pero es que ahora mismo es imposible.
    Si IU acomete ya este giro, podremos hablar de mayores opciones de pactos con Podemos. No será sencillo, pero tampoco veo lógico que Iglesias y Garzón compitan electoralmente con un programa prácticamente idéntico.
    Habrá que esperar qué hace IU y retomar el debate dentro de unos días.

  12. Buenas noches, señores tertulianos. Mucho les he de agradecer el interés suscitado por la temática discutida y muchas son las consideraciones vertidas de uno u otro signo, lo que me parece fantástico muy enriquecedor. Por mi parte les doy la razón a todos y no se la doy a ninguno, porque el futuro aun presenta demasiadas tinieblas que deben iluminarse. Cuando se levante la niebla preelectoral y transcurran estos tensos meses que nos aguardan, quizás lo veamos todo un poco más claro. Ahora todos los balances, aunque inteligentes y penetrantes por lo que he podido leer, sufren necesariamente de precipitación, de juzgar la obra antes de que termine la función.

    Sí que les diría que escuchen al senyor_G, que en efecto muchas veces antes se ha matado a IU y luego va y vuelve de sus cenizas. Respecto a ICV, aunque el senyor Pratxanda les ve futuro en Charneguistán, la verdad es que todavía hay que ver como salen de malparados de sus contradicciones en el eje social (alianzas impuras con los neoliberales) y en el eje nacional (federalistas de vocación, independentistas las noches de luna llena y sumisos seguidores de la ola soberanista en la intimidad, con excepciones muy honrosas y muy valiosas). Pero ya hablaremos otro día de los catalanes que hoy no toca, aunque le confieso que me encanta este video:

    http://www.youtube.com/watch?v=X9uX8hqtEzc

    Y sin compartir las conclusiones, pero sí los argumento, haré caso a los muchachos estos.

    Buenas noches y buena suerte.

  13. En lo que respecta a ICV, ya se verá, pero es normal teniendo su electorado dividido, básicamente entre el SISI y el SINO. Primero fue el PSC. luego CiU y cuando llegue la hora final ICV-EUiA.
    Es lo que hay. Pero pasado el proceso no veo porque no

  14. El video, visto por encima me parece una mierda lerrouxista. Especialmente porque la casta nostra no es indepe sino unionista. Y como mucho si la apuran apuesta por el SINO (Faine, Freixenet, ALbertis, etc) A ellos seguir en Españistan no les va mal. Si hay que repartir cartas de nuevo, igual no mandan tanto. Igual tienen que dar una pátina revolucionaria a su españolismo. Tambien en el twister aseguran que alguno de los actores es del PSC. Otro día.

    Yo le propongo una imagen
    http://3.bp.blogspot.com/_U8XNp26M-vk/S9V9QlfJGTI/AAAAAAAAAJQ/3lEIzZdUszI/s1600/DSC00673.JPG

    Un manifiesto, por el NO (al Estado) y sí (a la independencia)
    http://www.no-si.cat/

    Y un libro
    http://www.viruseditorial.net/pdf/anarquisme_fet_diferencial_catala_baixa.pdf

    Y, en el twister gente que conoce a quien militó con a Puig Antich aseguran que quienes critican que se use la imagen de Puig Antich son unos mierdas y estan desautorizados. Vamos que Salvador iria a votar fijo.
    Así que usted, ira votar por Jordi Arquer o por Salvador Seguí?

Deja un comentario