Protectorado marroquí en Badalona

Senyor_G

Eran ya los últimos días de campaña cuando me sorprendió leer en el diario gratuito La Razón, unas declaraciones de la presidenta del PP catalán donde ponía su experiencia personal y familiar como ejemplo de adaptación a otro país:

Alicia Sánchez-Camacho vivió una época de su vida en Marruecos porque su padre, guardia civil, fue destinado al país africano. Dos de sus hermanas, recordó la presidenta del PP catalán, nacieron en Tetuán y allí hicieron los esfuerzos necesarios para integrarse y respetar las normas.”

¿Pero qué hacía un guardia civil fuera de España en aquella época? Indagando un poco, tampoco demasiado, uno descubre con la ayuda del diario ABC que su padre como guardia civil fue destinado al Protectorado de Marruecos, donde conoció a Manuela Pérez Zamora, de Almendralejo (Badajoz), mujer adusta y con igual afán de saber que Francisco. Los dos hermanos mayores, Manuela y Francisco, nacieron en Sevilla y Piedad y Carmen, en Tetuán. Cuando en 1956, el padre fue destinado a Barcelona, nació Alicia.

La conclusión que uno acaba sacando es el gran tamaño del desparpajo del PPC para poner a su presidenta como modelo de integración de los españoles en el extranjero, el de una familia que fue para controlar el protectorado español en Marruecos. No me suena a mí que un estado que tiene una colonia se adapte a la población local y menos la guardia civil franquista. Ni me entraría en la cabeza que si Xavier García Albiol consigue ser alcalde de Badalona siga las leyes que dicte el rey de Marruecos y se traiga unos cuantos policías marroquíes para gestionar la seguridad, aunque ese sea el modelo que emana del ejemplo de su presidenta regional durante su estancia en Tatúan.

También hubiese sido graciosos que cuando el PPC sacó sus datos de rebrotes de durante las enfermedades que habían sido erradicadas  de España alguien le hubiese sacado el rebrote del sarampión por el contacto de españoles con extranjeros, pero ojo no de los que se queja habitualmente el PP, sino de alemanes y franceses que no ha sido capaces hasta ahora de finiquitar esta enfermedad. Sería una lástima la pérdida de turistas del norte que vayan a ver el futuro monumento Abd el-Krim  en Badalona.