Principio de curso cargadito…

H2S3

Seguía yo de vacaciones cuando Netanyahu y Abu Mazen se sentaron por fin a negociar delante de papá Obama y mamá Clinton, tras meses de tiras y aflojas y presiones desde todos los lados. No seré yo quien confíe en que sus negociaciones vayan a llegar a buen puerto rápidamente, pero estarán conmigo en que las perspectivas de que alguna vez haya paz en Oriente Medio son mejores que en abril, por poner un ejemplo, cuando la tragedia de la flotilla.

Hamás sigue campando por sus respetos en Gaza, y en Hebrón, donde decidió “ejecutar” a cuatro colonos (una de ellas embarazada) en víspera del arranque de las negociaciones, como lo hace Hezbollah en el sur del Líbano, en donde en cualquier momento podrían reproducirse “incidentes”, como cuando hace pocas semanas los ejércitos israelí y libanés se liaron a tiros un ratito por una poda de árboles en zona disputada. Y por supuesto Irán sigue centrifugando uranio para enriquecerlo y Ahmadineyad sigue haciendo declaraciones apocalípticas sobre el futuro de Israel, mientras su régimen latiga y amenaza con asesinar adúlteras.

Así que no será fácil pero tampoco es imposible y, qué quieren que les diga, si en algún sitio es posible un milagro, ningún lugar mejor que Tierra Santa… Eso sí, a dios rogando pero con el mazo dando y para ello nadie mejor que Hillary, que se está demostrando al tiempo engatusadora y correosa, además de leal con su hoy jefe y antaño competidor. Veremos.

Entretanto, Tomás fue a ver a Zapatero, se negó a aceptar su petición de que cediera el paso a Trini y acordaron unas elecciones primarias que, aunque ásperas, seguramente sea la mejor forma de calentar el ambiente de cara a la batalla con Espe la próxima primavera.

En su momento apoyé a Tomás cuando Zapatero le designó como su candidato para poner orden y regenerar el PSM. En los tres años transcurridos he echado en falta su presencia pública y mediática. Por ejemplo, yo me enteré y he venido siguiendo el escándalo de la financiación ilegal de la última campaña de Aguirre a través de Fundescam, exclusivamente por el diario Público. De vez en cuando Maru Menendez ha hecho alguna pregunta en la Asamblea de Madrid, pero a Tomás no le he escuchado siquiera su opinión al respecto. Quizás la ha expresado pero no ha sido capaz de hacerse oír, lo cual sería una mala señal. Si no la ha expresado, todavía peor.

Ese es el principal problema de Tomás: no le conoce nadie. Se ha dedicado a poner orden en el PSM, con mayor o menor acierto, dejando de lado la tarea de transmitir a la sociedad madrileña que el PSM es una mejor alternativa para la Comunidad. Y mira que hay razones, corrupción, sanidad y educación incluidas. Pero no, no se le ha oído durante tres años. De ahí que el gran público opte más por una Ministra de Sanidad que hace años era mucho peor candidata que ahora, tras varios años de formación intensiva en altas responsabilidades de gobierno, cumpliendo aseadamente con los papeles que se le han ido encomendando y siendo simpática y comunicativa.

Veremos qué pasa el 3 de octubre. Yo creo que Trini tendrá dificultades para juntar los avales del 15% de la militancia pero que si lo consigue, ganará las elecciones internas, en cuyo caso tendrá una buena oportunidad de gobernar tras las elecciones de mayo de 2011. Pero si no consigue los avales o pierde las primarias, Tomás estará en mucha mejor situación para tratar de vencer a Aguirre de lo que lo habría estado de no mediar la pugna interna. De otra parte, las primarias vuelven a demostrar que el PSOE está un paso por delante en democracia interna, mal que le pese a quien sea y por sucia que sea la batalla.

Un poquito más al norte, en algún lugar de Francia, tres encapuchados echaron un rato este verano en rodar un video ridículo para informarnos de que ETA ha decidido dejar de matar y subrayar que tiene, como siempre, la mano tendida al gobierno. Cito de memoria pero su lenguaje era de este tenor: como siempre… que se lo digan a los casi mil muertos y quién sabe cuántos miles de heridos.

En fin, la reacción de las fuerzas democráticas ha sido excelente por más que fuera previsible. Ya no vale con perdonarnos la vida temporalmente. Si lo dejan del todo podremos hablar de los presos y podrán competir en democracia. Si no, seguimos en la brecha.

Ahora bien, la manifiesta insuficiencia del comunicado no obsta para que sea una gran noticia que hayan decidido dejar de atacar desde hace un año. Especialmente porque esta vez será sin duda la última vez que nos lo comuniquen, tanto por la debilidad en la que les ha sumido la actuación de las fuerzas de seguridad como, muy importante, por la creciente oposición de su tradicional base social. Nos guste o no, ETA no era un grupo de delincuentes comunes. Tenían el apoyo más o menos militante de unas 200.000 personas. Ya no y claro, no es lo mismo lanzarte a ser gudari si sabes que la poli te va a enchironar rápidamente y, encima, no te van a hacer homenajes en el pueblo por tu arrojo y sacrificio por la patria.

En fin, darán el coñazo, exigirán negociaciones, denunciarán la falta de reacción del Estado y… poco más, porque tendrán que seguir corriendo de hueco en hueco para que no les pillen, robando algún coche de tanto en cuanto y soportando una presión creciente de su gente para que acepten una verificación internacional del alto el fuego, es decir, condiciones objetivas que obliguen a que sea definitivo. Sus cómplices políticos, entretanto, presentarán listas blancas, serán denunciadas, algunas serán anuladas y se presentarán conjuntamente con EA, lo que nadie podrá impedir. Y será una buena noticia porque verificaremos que su apoyo social sigue reduciéndose.

En paralelo, todo parece indicar que el PNV, el mismo que amenazó con echarse al monte cuando Patxi les robó la victoria electoral llegando a un acuerdo con el PP, venderá su apoyo a los presupuestos en Madrid a cambio de unos millones de euros adicionales en no se qué transferencia de políticas activas de empleo y, sobre todo, a cambio de que el PSE les permita sacar adelante los presupuestos de las diputaciones forales.

Qué paradoja, ¿no? ¿Recuerdan el periodo 1996-2004? ETA mató mucho y el PNV andaba revolucionado con algo llamado Plan Ibarretxe y la exigencia de un referéndum sobre el derecho a decidir. Pero ¿no era Zapatero el que iba a consumar el desmembramiento de España? ¿No era Zapatero el que estaba dispuesto a bajarse los pantalones ante ETA y ceder la autodeterminación? ¿Qué ha resultado ser más eficaz: la dureza retórica y la confrontación de plano de Aznar y cia. o el diálogo y la firmeza de Zapatero? No me entiendan mal. En los años citados yo apoyé sin reservas la rebelión cívica constitucionalista en el País Vasco y seguramente la misma haya sido un elemento indispensable para llegar a donde estamos hoy. Lo malo es que no se reconozca que el proceso de paz lo fue todavía más para deslegitimar a ETA, o que Zapatero fue muy hábil cuando optó por permitir que el Plan Ibarretxe llegara a las Cortes para arrumbarlo definitivamente.

En todo caso, lo que importa es que ETA se ha acabado, para siempre, mal que le pese a quien sea que vaya a ser Zapatero el que se anote el tanto político; y también Patxi, claro, por mucho que haya sido vilipendiado como blando frente a Batasuna.

Hay más frentes. Ayer Montilla anunció la fecha de las próximas elecciones catalanas, cuyos resultados tendrán reverberaciones más allá de Cataluña. El 28 de noviembre sabremos con certeza a qué atenernos, pero lo que ya es seguro es que el tripartito no renovará mandato de gobierno. Todo indica que CiU ganará con diferencia. Lo que no sabemos es con cuánta. Si es mucha y se queda cerca de la mayoría absoluta, podría caer en la tentación de gobernar en solitario con apoyos puntuales de los dos (o tres) partidos independentistas. Una diferencia más en contra les obligaría a optar entre el PP y el PSC como socios.

Pensando en que el PSOE no va a recuperar de aquí a 2012 la distancia que le saca el PP en los sondeos nacionales, la jugada más obvia es pactar con el PP para que le apoye desde fuera a cambio del previsiblemente indispensable apoyo en Madrid de CiU a Rajoy, cuando éste sea incapaz de ganar por mayoría absoluta. Pero claro, ello implica pactar con quienes han cercenado el Estatut y se oponen a los intentos del Gobierno por tratar de subsanar legalmente las deficiencias constitucionales sancionadas por el TC. Por ello, es posible que opten por la sociovergencia.

Hasta ahora el PSC rechazaba obstinadamente esta opción, pero la vuelta de Corbacho y la retirada del Consejero Castells parecen indicar que el PSC está reconsiderando su posición. Aún quedaría por despejar el formato de alianza: ¿desde fuera o desde dentro del Govern? En el segundo caso, es previsible que CiU quisiera entrar en el Gobierno de Madrid, lo cual no sería mala cosa, tanto como vacuna frente a las tentaciones soberanistas como para asegurar la estabilidad parlamentaria hasta marzo de 2012, bastante conveniente en tiempos de crisis económica.

Mucho más a corto plazo tenemos el horizonte de la huelga general de finales de mes. Hay cosas que son difíciles de entender y esta huelga es una de ellas. La sociedad sabe que la cosa anda muy mal y que no queda otra que apretarse el cinturón. Tanto es así que los trabajadores prefieren aceptar bajadas de sueldo antes que propiciar ajustes de plantilla o directamente la quiebra con su intransigencia. La mejor prueba fue el fracaso de la huelga de funcionarios, pese a que sobre ellos no pende la amenaza del despido. Los guardias civiles ponen menos multas, la gente está cabreada, hay más escaqueo, etc. pero a Zapatero se le reprocha haberse puesto las pilas tarde mucho más que realizar un ajuste duro.

Con todos estos elementos los sindicatos deberían haber sido capaces de prever que la huelga va a ser un rotundo fracaso y, en consecuencia, abstenerse de convocarla. Para no hacer daño a la economía y para no hacerse daño a sí mismos y a la causa que pretenden defender. Porque es evidente que tras el fracaso se reducirá su capacidad de influencia para prevenir y moderar medidas futuras. En fin, allá ellos.

Menudo panorama. Son legión los que opinan que Zapatero está en las últimas. El PP gana en las encuestas, Patxi López le pone límites a su negociación con el PNV, Tomás Gómez le va a ganar el pulso con el apoyo de la vieja guardia del PSOE (quién habría predicho que felipistas y guerristas iban a volver a aliarse…), el PSC le amenaza, va a perder en el tradicional granero de Cataluña y sus antaño amados sindicatos le van a poner el país patas arriba…

Yo opino que se equivocan de medio a medio, mejor dicho, que se vuelven a equivocar. La huelga fracasará estrepitosamente, el PNV apoyará los presupuestos, Patxi estará encantado de capitalizar la derrota definitiva de ETA, CiU optará por la sociovergencia, el PSC estará encantado de seguir influyendo y gane quien gane en Madrid, ganará Zapatero. Si Tomás es el candidato y gana a Aguirre, la recuperación de Madrid restañará todas las heridas. Y si pierde, Zapatero verá reivindicada su visión. Y si la candidata es Trini, seguramente gobernemos Madrid a partir de mayo, que falta nos hace a los madrileños.

Lo de marzo de 2012 es más complicado pero para nada es una causa perdida. La recuperación será muy lenta, en el mejor de los casos, pero para entonces la agonía de ETA habrá concluido. Además, los sumarios Gürthel habrán avanzado mucho y la corrupción del PP habrá quedado todavía más en evidencia. No digo que vaya a ganar el PSOE; simplemente que es muy aventurado dar por hecho que ganará el PP.

Lo mismo que respecto a Oriente Medio: no está claro que las negociaciones vayan a propiciar la paz pero tampoco que sean una mera pérdida de tiempo por estar abocadas a un inevitable fracaso.

P.D.: Y por si no fuera poco, ayer la sala de lo penal del Tribunal Supremo ratificó por unanimidad la decisión de sentar a Garzón en el banquillo por haberse atrevido a investigar los crímenes no esclarecidos de la dictadura franquista… que por otro lado se van a investigar desde Argentina. Manda güevos…