Por qué sabemos tan poco sobre la prostitución

Alberto Penadés   

¿Cuántas prostitutas hay en España? Un informe de Médicos del Mundo de 1998, muy repetido en la prensa, dio la cifra de 300.000. Estimaciones más antiguas, que también se citan, originadas en medios conservadores (una de ellas publicada en Razón y Fe) la elevaban a 500.000. Pero a esas cifras también se apunta ANELA, la patronal de clubes de alterne, que cifra el número de profesionales en 400.000, en su empeño por llamar la atención sobre los beneficios fiscales de una adecuada regulación del sector. Nadie lo sabe exactamente, algunas personas juiciosas han seguido la pista al debate (véanse los blogs de Malaprensa y Wokapistas muy especialmente) y parece razonable suponer que a estas cifras tal vez les sobre un cero a la derecha, como poco.

 Lo esencial es que ninguna de estas aseveraciones tiene el respaldo de un método contrastado. Están dichas porque sí. Y el hecho de que se les dé crédito dice algunas cosas, en mi opinión, sobre la cantidad de prejuicios y la poca sensibilidad empírica (y, en mi opinión, no solo empírica) con la que se trata este asunto. 

La única investigación de ámbito nacional que conozco es la del admirable informe de seguimiento de la ley de reforma de la prostitución de 2003, publicado el año pasado por el ministerio de justicia de Nueva Zelanda (Google: Report of the Prostitution Law Review Committee on the Operation of the Prostitution Reform Act 2003). El informe estima el número de personas prostituidas en Nueva Zelanda en algo menos del 0,6 por mil de la población, reduciendo a la baja sus propias cifras del 1,4, anteriores a 2003, y basadas en métodos menos robustos. Si las cifras en España fueran diez veces menores de las que se manejan, todavía serían mayores que la estimación de Nueva Zelanda.

 Quiero hablarles de este informe porque se basa en una de las investigaciones más ambiciosas y con muestra más amplia que se han hecho sobre prostitución. Algunas de sus conclusiones son polémicas, y si bien no pueden generalizarse al caso español, nos deberían llevar a pensar un poco en nuestros prejuicios.

 En Nueva Zelanda, “solo” el 4,3% de la  muestra (28 de 656 entrevistas) se hallaban en situación de coacción en el momento de comenzar a ejercer la prostitución. La proporción desciende al 2,1% de los hombres y al 0% en los transexuales. La proporción aumenta, hasta algo más del doble, entre las prostitutas que trabajan en al calle, o entre aquellas que se iniciaron siendo menores de edad. La inmensa mayoría lo hace por dinero, para mantener sus gastos corrientes, para vivir. Un 17% menciona la necesidad de mantener su adicción a las drogas, proporción que crece hasta el 45% en el grupo de trabajadoras callejeras, pero baja mucho en otros entornos. La satisfacción con su trabajo es, en la mayoría de los casos, entre moderada y alta.

 En Nueva Zelanda no se hallaron sino “tenues evidencias” de la conexión entre el ejercicio de la prostitución y otras actividades delictivas. En particular “el comité está satisfecho, sobre la base de la información recibida, que durante el periodo de investigación no había mujeres “traficadas” en Nueva Zelanda”.

 Se dirá que un gobierno que ha regulado la prostitución, para liberalizarla y proteger los derechos de las mujeres que se emplean en ella, está interesado en recoger evidencia confirmatoria, puede ser. Pero todavía estoy esperando a ver la evidencia de quienes se niegan a hacer nada o, peor, buscan criminalizarla todavía más (por mucho que se vista de criminalización del cliente).

 Lo mejor que se escucha en España son argumentos abstractos, que dejo para otro día, lo peor, cifras inventadas y prejuicios, algunos plasmados en posavasos. No dudo que en nuestra sociedad haya mujeres explotadas sexualmente, y cada caso me parece atroz. Sospecho que se generaliza intencionadamente a partir de algunos casos que pueden ser poco representativos, pero esos casos existen. Mi única demanda es que la obligación del gobierno es conocer y después legislar para el bien común y la protección de los derechos, y me parece lamentable que los pocos investigadores serios que se dedican a esto sean casi marginales mientras ganan terreno los prejuicios ideológicos.

 Si yo entiendo bien, para algunos, el que una prostituta afirme que quiere una ley que proteja su derecho al ejercicio de su trabajo significa que está necesariamente alienada (como un esclavo que quisiera serlo), un hombre que defienda tal ley seguramente tiene las peores motivaciones posibles, y una mujer que lo haga (esto lo he leído varias veces incluso en textos que se dicen académicos) no quiere sino que quede claro que las prostitutas son otras. En toda lógica, la única voz legítima es la de los prohibicionistas. Pero como la lógica no es muy firme, lo mejor es dar la espalda a los datos. Si quieren saber, antes de leerlo, cuál va a ser la actitud defendida por un libro o artículo sobre prostitución sólo tienen que mirar si lleva alguna tabla, yo he hecho la prueba con más de 25 y he fallado en uno.

26 pensamientos en “Por qué sabemos tan poco sobre la prostitución

  1. Gracias por el artículo, Alberto. Algo de razón tiene. Pero siendo constructivos, en España tenemos algún documento más sobre prostitución. Hace un año, en su serie Estudios de Progreso, la Fundación Alternativas publicó un informe sobre la prostitución en España: http://www.falternativas.org/estudios-de-progreso/documentos/documentos-de-trabajo/prostitucion-y-politicas-publicas-entre-la-reglamentacion-la-legalizacion-y-la-abolicion El autor reconoce que la ausencia de datos es un problemón, pero da algunos interesantes:

    – Según la revista Capital, más del 60% de anuncios clasificados son de prostitución. El periódico que más ingresa por ellos es El País -5 millones de euros anuales-, seguido por El Mundo, El Periódico, La Vanguardia, ABC y La Razón. Según sus cálculos, representan entre en 5 y 10% de la facturación anual de los periódicos. Sólo 20 Minutos y Público se niegan a publicar este tipo de anuncios.

    – Se calcula que la prostitución mueve unos 18.000 millones de euros al año y cada prostituta deja unos ingresos anuales de unos 45.000 euros…..

    – Según sus cálculos, el 85% de las mujeres prostituidas en España son extranjeras y casi todos provienen de países pobres y se encuentra en situación de ilegalidad.

    – Sólo una pequeña proporción de la prostitución la ejercen hombre, travestis y transexuales (7%).

    – Según una encuesta del INE de 2003, el 26% de los varones en España admite haber consumido prostitución durante ese año. Por CCAA, Baleares tiene el dato más alto: 40% (Amistad, algo nos deberías decir….)

    Es verdad, sabemos poco. Es uno de los temas donde la oscuridad reina. Pero, ¿por qué reina esta oscuridad? Es producto de una “conspiración” de políticos y periodistas, quienes se niegan a hablar de un tema controvertido puesto que afecta a principios morales. Aunque también se habla de otros temas morales polémicos como el aborto y parece que eso no es freno para el debate público. O, ¿puede ser que los que se benefician de la prostitución -empresarios de clubes de alterne, mafias varias etc.- prefieren que siga siendo un tema del que se hable poco? No lo sé, no tengo ni idea.

  2. Muchas gracias, pero lo siento, querido Ignacio, porque vienes a ponerme a huevo exactamente un ejemplo de lo que intento decir:

    El Estudio de Progreso de Brufau al que te refieres está lleno de buenas intenciones, pero no es más que una manifestación de principio. Brufau es un respetabilísimo experto en el régimen juridico de los ríos, no es coña, y por lo demás opina como un ciudadano más, con sus cuatro monedas de información cogidas al vuelo. Brufau da por buena la cifra de 300.000 prostitutas, lo que me parece un disparate, y cita como fuente APRAMP (descrito como “una de las principales entidades que de dedican a la protección de la mujer prostituida”; otros llaman a la Iglesia Católica idem para la infancia en virtud de su posición sobre el aborto), APRAMP cita como fuente al Instituto de la Mujer, que cita como fuente a Médicos del Mundo, que no tiene fuente que citar. El informe a varios colores de APRAMP es la única fuente de “datos” del bueno de Brufau. Que de otro lado me parece que no cita una sola fuente de asociaciones que realmente “traten” con prostitutas: hablen con ellas o tengan información de primera mano sobre sus vidas.

    ¿Dónde está la evidencia de que los hombres y transexuales son el 7%? En ninguna parte, aunque pueda ser verosímil. Lo mismo sucede con lo de que el 85% de las prostitutas son mujeres pobres del “tercer mundo”, aunque esto es bastante más posible que sea falso y en principio no me lo creo.

    Es falso que el 26% de los varones consumieran prostitución en 2003, la cifra del INE es el 6,7%, que ya parece acojonantemente alta de por sí (es que nadie se mira ni el informe del INE, se cita a través de otros). El 26% es el acumulado a lo largo de la vida, muy concentrado, lógicamente, en los mayores. En todo caso, las cifras para países y localidades donde se ha estudiado (UK, Australia, Nueva Zelanda…) oscila entre el 5 y el 10% en el último año (la estimación para Londres, por ejemplo, es de 9/11 hombres). Estas cifras, por cierto, no separan el consumo de prostitución en relaciones homosexuales, que no es despreciable. Bueno, está claro que para bastantes hombres pagar por el sexo es una opción.

    Los datos sobre el dinero que “mueve” no me parecen ni bien ni mal, pero teniendo en cuenta que hay intereses empresariales en juego, pueden estar inflados o desinflados, no me fiaría a la primera de cambio. Con todo, estoy dispuesto a creerlos, miraré la revista Capital.

  3. Contrasta lo poco que se sabe de la prostitución con lo mucho que se nos avisa sobre que las vamos a seguir pasando putas.

  4. Hola! Con permiso del articulista quería saludar a Ignacio Irquizu, que le vi en una foto en un periodico… Quería añadir a su último párrafo que hay que incluir a los que hacen uso de este servicio y son más falsos que nadie…

  5. Lo que le pasa a Brufau es lo que le pasa a cualquiera que se enfrente a un problema donde los datos escasean, que tienes que citar los únicos que han hecho algún cálculo. No te parecerá APRAMP una buena fuente de datos porque cita al Instituto de la Mujer, pero eso es una opinión personal. Quiero pensar que en algo se basará para llegar a esos cálculos. A no ser que pensemos que nos están tomando el pelo y se lo han inventado….

    Desde luego que hay más asociaciones. La que más conozco es Hetaira, por su relevancia pública. En sus informes pueden leerse cosas como:

    “La situación de este sector de mujeres es una situación compleja en la que confluyen diferentes problemáticas que tienen que ver muy fundamentalmente por un lado, con el hecho de ser mujeres (y por lo tanto con mayores dificultades para insertarse en el mercado laboral aquí); por otro, con el hecho de ser inmigrantes (muchas de ellas han pasado muchas vicisitudes para llegar hasta aquí y se encuentran en situación irregular) y, por último, con el hecho de dedicarse a la prostitución (una actividad altamente estigmatizada, no reconocida por lo tanto como legítima y que no les sirve para legalizar aquí su residencia). Para entender la situación de estas mujeres y hacer propuestas para mejorarla es fundamental tener una mirada multilateral, una mirada que contemple los diferentes factores que confluyen en esta situación. Por el contrario, las simplificaciones o las metáforas no sólo no sirven para entenderlas sino que, muchas veces, provocan reacciones y medidas que acaban discriminando aún más a los sectores más vulnerables de la prostitución: las mujeres que ejercen este trabajo, especialmente si son inmigrantes.”

    Como puedes ver, esas asociaciones como fuente de análisis llegan a unas conclusiones muy científicas….

    Insisto: ¿quién es el responsable de que la prostitución se mueva en la oscuridad?

    Y nueva pregunta. Dado que conseguir datos es misión imposible, quizás podríamos cambiar la perspectiva del análisis. De hecho, el análisis del artículo es una crítica velada a las posturas prohibicionistas: ¿se puede comprar y vender todo en esta vida? ¿Puede ser el sexo objeto de mercancia? ¿Dónde situamos los límites de la compra y venta?

  6. No puedo hablar de prostitucion,ayudado de unas cifras de porcentajes estadisticos.
    A mi la prostitucion me duele,he vivido entre ellas en todos los estratos sociales a los que he hecho bailar y he visto mucha mierda a su alrededor.
    Los años mas duros fueron los 80 con la heronia y el sida llevandose a muchas chicas por el camino de su perdicion.
    Ahora es la cocaina la que destruye sus almas para tener mas rendimiento.
    La prostitutas no son cifras para mi,son rostros concretos que siempre estaran en mi mente.
    La prostitucion duele,desgarra el corazon.

  7. Vuelvo a la carga, Ignacio, con perdón.
    Mi punto precisamente es que los cálculos se suponen pero no se hacen. Mi punto es también precisamente que como no hay datos nos lanzamos ha hablar sobre si nos parece bien o mal a pecho descubierto. Por mí estupendo, pero me sorprende que políticos y científicos sociales se desinteresen de este modo por los hechos. En otros lugares no es así, y en España hay gente que sí ha estudiado esto, pero hay que buscarla con lupa.

    Por cierto, decía que tal vez aceptaba el dato del negocio en la prensa, pero ahora me parece dudoso. No he conseguido encontrar las fuentes, pero parece ser que el único dato es este: en la suma de los cuatro principales diarios de pago de Madrid se cuenta un cierto día que hay 1690 anuncios de servicios sexuales, asumiendo que esa es la media, lo que es asumir, da 616850 al año. ¿Cómo se llega a decir que “se mueven” 40.000 euros? Pues a ojo macho, porque un anuncio de siete palabras en la sección de Relax del Mundo, que ya es largo para esto y ya es caro, cuesta 24,15 (según agencias de internet). Con eso (que me parece tirar por lo alto), tenemos casi 14.900 millones. ¿Y el resto? Bueno ¿es que acaso no se leen otros periódicos en España? Pues ponle otros 250000!.

  8. Por ir cerrando el diálogo Alberto-Ignacio y no aburrir al personal. Vamos a ver, si tienes razón en que los datos se cogen con “papel de fumar”. Y no sé muy bien por qué. Posibles hipótesis:

    – Quizás los científicos sociales somos unos botarates en nuestro trabajo.

    – Quizás algunos temas de estudio no tienen datos porque es una de sus características. Por ejemplo, el que quiere estudiar el asociacionismo en África lo tiene chungo. Dudo que dé con una base de datos de fiar. Pero, ¿esto debe impedirnos escribir algo sobre ese tema? Manteniendo todas las cautelas posibles, no podemos desechar temas porque no haya datos. Algún enfoque se le puede dar…. Por ejemplo, si un jurista es bueno, sin usar datos y empleando el método deductivo puede llegar a conclusiones interesantes sobre algunos fenómenos. De hecho, creo que la prostitución puede entrar dentro de estos temas. Como he dicho antes, no sólo me interesa saber cuánta gente se prostituye y por qué, me gustaría saber si uno tiene derecho a comprar sexo…..

    – Seguramente, si alguien hace algo ilegal -en este caso forzar a una persona a prostituirse-, dudo que quiera que todo el mundo lo sepa, se publiquen datos sobre el asunto etc.

    Pero vamos, reconozco que la prostitución no entra dentro de mis curiosidades intelectuales y sólo opino como ciudadano. Lo que no entiendo es que una crítica a los estudios “académicos” sobre prostitución se emplee para atacar las posturas prohibicionistas -parte final del artículo-. Creo que uno puede estar en contra del ejercicio de la prostitución sin tener un conocimiento pormenorizado. Bastaría con que respondiese a la siguiente pregunta: ¿tiene un consumidor derecho a comprar una relación sexual con otra persona? Al margen de que sea consentido o forzado, que sea inmigrante o española…. Dicho de otra forma, ¿se puede comprar todo?

  9. Urquizu nos trae una pregunta basica en este tema: ¿quién es el responsable de que la prostitución se mueva en la oscuridad? .

    No la contestare, solo pedire que si existe alguna estadistica en la que se mida el grado de respeto que tienen sus clientes hacia la prostituta,se nos traiga la a debate.
    Un dato fundamental para contestar esa pregunta….tambien para contestar “¿Dónde situamos los límites de la compra y venta?”.

  10. El articulista escribe un artículo y lo titula: ¿Por qué sabemos tan poco sobre la prostitución? Así que me dispongo ilusionado a leerlo y buscar la respuesta, pero no la encuentro. Nos comenta una encuesta de Nueva Zelanda, hecha en 2003, que se presenta como “la única investigación de ámbito nacional que conozco”, pero tampoco se aclaran las razones por las que es *única*. Continúa el articulista hablando de *argumentos abstractos* (de quiénes), de cifras inventadas (por quiénes) y le demanda al Gobierno que conozca el tema (¿no lo conoce? ¿Por qué?). Termina el articulista diciendo que para *algunos* (¿Quiénes?) “el que una prostituta afirme que quiere una ley que proteja su derecho al ejercicio de su trabajo significa que está necesariamente alienada”, pero la pregunta sigue pendiente: ¿Por qué sabemos tan poco sobre la prostitución? Me temo lo peor: ¿otra conspiración universal?

    ::

    Don Fernando, *los del sur* sabemos que su *elejir* era un homenaje a Juan Ramón y sus poemas *Májicos y dolientes”. Lo *cojí* enseguida.

  11. El Tribunal Supremo “manda callar” a los populares con su ultima resolución judicial.
    Respalda mi arduo trabajo como SITEL.
    Ya saben, el que yo me haya convertido en un SITEL es un grave problema para el Partido Popular.
    Yo tambien le digo a diputado Carlos Floriano que ‘Yo veo y oigo todo lo que haces y dices’…..siempre justificando lo injustificable.
    Yo,SITEL,tambien veo y oigo las televisones y radios.
    Trabajo en dos planos de realidad,que no impide realizar mi trabajo bajo el manto de los jueces.

    Hay que tener mucha paciencia para ser un SITEL y yo la tengo a raudales,si no ¿a que vienen mis constantes……JAJAJA….que nervios?.

    Seguramente a pensar que en Debate Callejero,me desahogo de lo lindo…..jeje.

  12. El artículo amaga, pero no da. Parece que el autor va a defender una tesis varias veces ya duscutida aquí a favor de la regularización completa de la prostitución como una ocupación más. Pero no da el paso. El asunto de los datos es curioso, pero no sé a dónde nos lleva. ¿es una reflexión sobre la prostitución o sobre las ciencias sociales, siempre fustigadas por el añorado Teoura? Cualquiera que haya viajado un poco podrá comprobar que en España la presencia de la prostitución es masiva (en las carreteras (no he visto nada parecido en ningún otro país), en las páginas centrales de los periódicos, en los barrios chinos de las ciudadades…). Cuando hice la mili, en Cáceres, hacían precios especiales a los reclutas si iban de 10 en 10 al prostíbulo (pagaban como si fueran 9). La cantidad de mujeres de países depauperados que vienen a España a ejercer la prostitución a mi me escandaliza, sean muchas o pocas en términos relatvos. Si a Penadés le parecen poco creíbles las cifras sobre número de prostitutas, ¿qué credibilidad tienen entonces las respuestas de las prostitutas neozelandeses sobre si se sienten coaccionadas o están satisfechas con su trabajo?

    Yo insisto en lo de otras veces. ¿Por qué apenas hay mujeres que busquen la satisfacción sexual pagando a un tío? Frente a las opiniones atrabiliarias del militante de ciega obediencia de la UPD que viene por aquí, las muejres sienten tanto picor en la entrepierna como los hombres, pero no tienen necesidad de someter al sexo opuesto mediante dinero. Se trata de una cuestión cultural. Se puede cambiar este hábito, como se han cambiado otras muchas prácticas en la historia. Para elo, los poderes públicos deben poner iniciativas en marcha, consiguiendo en que se llegue a un punto en que los hombres dejen de pagar los servicios sexuales de mujeres. Ya me he declarado partidario de criminalizar tanto la oferta como la demanda de estos servicios. No dudo de que las prostitutas pueden resistirse, pues se quedarán sin su fuente de ingresos. Pero, coño, si los gobiernos han hecho reconversiones industriales con los mineros, los de la metalurgia, los de los astilleros, ¿no se podrá pre-jubilar a prostituas, darles micro-créditos y otras recompensas para compensarlas por la prohibición?

  13. El teatro de lo Variopintovaldemoro.

    De como acabó un coitus interruptus y sus consecuencias posteriores ya las saben:

    El señor PRESIDENTE: Última pregunta para el señor ministro del Interior. Para formularla tiene la palabra don Carlos Floriano.

    El señor FLORIANO CORRALES: Gracias, señor presidente.
    Señor ministro, del GAL hablamos todos los demócratas como una página felizmente superada de la democracia en la que ustedes nos metieron. (Un señor diputado: ¡Ahí,ahí!—Un señor diputado: ¡Venga!—Aplausos.) No estamos, señor ministro, en contra del Sitel, pero es necesario que se regule por ley orgánica. Los jueces pueden autorizar escuchas, tal como estipula la Ley de Enjuiciamiento Criminal, pero el Sitel va mucho más allá. Por eso necesitamos una ley orgánica que permita acoger todo lo que el Sitel investiga dentro de la orden que los jueces dictan. Por eso necesitamos una ley orgánica, porque Sitel investiga la vida entera. Es una intromisión en el derecho a la privacidad de las comunicaciones (La señoraSánchez Díaz: Privacidad, ¿pero qué dice?); es una intromisión en la intimidad de las personas; investiga los correos electrónicos; tiene acceso a Internet; es capaz de hacer manipulaciones porque no se firma todo lo que se graba; se puede, en definitiva, alterar lo grabado; nadie sabe quiénes son los verdaderos responsables de los mismos; es más, se puede localizar geográficamente a las personas que hablan e incluso es posible que quien habla telefónicamente con una persona investigada, sea también
    investigada sin que haya autorización judicial, sencillamente porque el juez no tiene capacidad legal para dictarla.
    De ahí nuestra pregunta: ¿Qué piensan ustedes hacer para ser capaces de hacer legal el sistema Sitel?
    (Una señora diputada: Es que es legal.)

    El señor PRESIDENTE: Mucha gracias, señor Floriano.
    Señor ministro.

    El señor MINISTRO DEL INTERIOR (Pérez Rubalcaba): Está afirmando en su pregunta que buena parte de las investigaciones que las fuerzas de seguridad
    han realizado en materia de narcotráfico y de terrorismo, desde el año 2004, no se ajustan a la Constitución ni a las leyes orgánicas. (Varios señores diputados: No.—Rumores.)

    El señor PRESIDENTE: Silencio, por favor.

    El señor MINISTRO DEL INTERIOR (Pérez Rubalcaba): Sí, está usted afirmando eso. Es que no me lo puedo creer. (Varios señores diputados: Sí.—Rumores.)
    Me voy a sentar y voy a permitirle a usted que explique mejor la pregunta. (Continúan los rumores.—Aplausos.)

    El señor PRESIDENTE: Silencio, por favor. Muchas gracias, señor ministro.
    Señor Floriano.

    El señor FLORIANO CORRALES: Le voy a decirlo que afirmo exactamente. No le puedo afirmar que en España se ordenen sistemáticamente escuchas ilegales;
    eso lo sabrá usted, señor Rubalcaba. (Un señor diputado:¡Ahí, ahí!) Lo que sí le digo es que en España hay un sistema ilegal de escucha, por eso necesitamos una ley orgánica. Usted ha dicho públicamente que los que argumentamos de Sitel como lo hacemos, argumentamos en los mismos términos que Batasuna; lo mismo, el mismo argumento que usted utilizaba cuando hablaba del GAL; luego el tiempo demostró quién mentía. El problema no es de quien denuncia sino de quien pudiendo hacer las cosas bien las hace mal. El problema es que hay a quien le gusta moverse en las sombras en lugar de en la claridad bajo aquella premisa de: el fin justifica los medios, aunque sea pisoteando el Estado de derecho.
    ¿Por qué hace usted eso, señor Rubalcaba? (Aplausos.)

    El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señor Floriano.
    Señor ministro del Interior.

    El señor MINISTRO DEL INTERIOR (Pérez Rubalcaba): Me dice usted, sistema ilegal de escuchas.
    ¿Me dice usted que el señor Rajoy y la señora De Cospedal se gastaron 13 millones de euros en comprar un sistema ilegal de escuchas? (Rumores.Protestas.)
    ¿Me dice usted que pusieron en marcha, en pruebas, en febrero de 2004 un sistema ilegal de escuchas? ¿Me dice usted que el señor Gil Lázaro pretende que extendamos el sistema ilegal de escuchas a todas las comisarías o que el señor Cosidó controle el gasto —y hace bien en hacerlo— de un sistema ilegal de escuchas sin cuestionar nunca la legalidad de ese sistema? ¿Me dice usted que los jueces y los fiscales de España han utilizado durante cinco años un sistema ilegal de escuchas? ¡Pero qué barbaridades dice usted en esta Cámara, señor Floriano!
    ¡Pero qué barbaridad! (Rumores.)

    El señor PRESIDENTE: Silencio.

    El señor MINISTRO DEL INTERIOR (Pérez Rubalcaba): Déjeme que le diga, ¿por qué después de cinco años viene esto a cuento? ¿Por qué lo sacan ustedes? Se lo voy a decir. Para dar pábulo, para azuzar la monstruosidad que dijo la señora De Cospedal en verano acusando sin pruebas al Gobierno y a la policía
    de que les escuchaban a ustedes ilegalmente. Han pasado meses y ustedes no han ido a la puerta de los juzgados. ¿Sabe por qué? Porque es mentira, una mentira.Esa es la realidad. La señora De Cospedal y ustedes saben perfectamente que el Sitel es un sistema de almacenamiento;que el Sitel es un sistema que mejora los derechos de los ciudadanos (Un señor diputado:¿Cómo?—Rumores.); que las escuchas en España las ordena un juez, las efectúa una operadora que pone a disposición de la policía el resultado de esas escuchas para investigar y para volver al juzgado; que para quehaya una escucha ilegal en España hace falta un policía que no actúe bajo la ley y una operadora que se juegue la licencia. Eso es imposible, señor Floriano, y la señora
    De Cospedal lo sabe perfectamente. ¿Por qué seguir con esas vilezas? ¿Por qué? Le voy a explicar. Tienen ustedes dos opciones: o van a los tribunales y denuncian estas gravísimas acusaciones que acaba de hacer aquí en esta Cámara (El señor González Pons: Por la ley, por la ley.) o se callan… (El señor Floriano Corrales: No me voy a callar, no me voy a callar.—Varios señores diputados: No, no.—Rumores.)

    El señor PRESIDENTE: Silencio.

    El señor MINISTRO DEL INTERIOR (Pérez Rubalcaba): …y si no, señor González Pons, acabaremos pensando… (Un señor diputado: Esto es una dictadura.)

    El señor PRESIDENTE: Un momento, señor ministro.
    Por favor, aquí el Reglamento permite hablar todo lo que el Reglamento consiente; a todos. Este es el momento de que hable el ministro del Interior y también es reglamentario, y es cortés, que le escuchemos y después se le pueda replicar reglamentariamente. (Un señor diputado pronuncia palabras que no se perciben.) Es la palabra del señor ministro del Interior y les ruego que tengan la bondad de escucharle.
    Siga, señor ministro.

    El señor MINISTRO DEL INTERIOR (Pérez Rubalcaba): Acababa. Me han quitado mucho tiempo.Señor Floriano, y si no hace eso, si no dejan de acusar
    y de enturbiar el funcionamiento del Estado de derecho…

    El señor PRESIDENTE: Lo siento, señor ministro,acabó el tiempo. (Varios señores diputados: ¡Qué pena!) Señor ministro, lo siento, ha acabado el tiempo
    y reglamentariamente no tiene el uso de la palabra.
    (Aplausos.)

    *********

    A uno le satisface que se peleen por mi…que quieren que les diga….me siento mas SITEL que nunca…y encima el Tribunal Supremo reconoce mi labor por el bien de la justicia…¿Que SuperHeroe de la Marvel ha canseguido tanto en tan poco tiempo?…cuanto me quiero a mi mismo…JAJAJA….que nervios.

  14. 14.
    El de la obediencia ciega quiere puntualizar un par de cosas: todos los gobiernos y todas las políticas han fracasado siempre al intentar ir en contra de la naturaleza humana.

    Comparar la erradicación de la prostitución con las reconversiones industriales es absurdo. Las reconversiones eran necesarias porque las actividades habían dejado de ser rentables, no eran viables, cosa que desde luego, no ocurre con la prostitución ni creo que ocurra jamás, por muchas Anas Botella y Cicutas que haya empeñados en que sea de otra manera.

    Tan absurdo como decir que quien paga por un servicio dado busca someter: es decir, que cuando pago la cuenta del restaurante estoy buscando someter a todos, desde el cocinero al camarero, y que la única manera de respetarles y tratarles como iguales sería no pagarles. Pues desde mañana voy a utilizar los puntos de vista cicutianos y voy a moverme en taxi por la gorra, y al taxista le disertaré acerca del respeto, la igualdad y la no explotación a ver qué opina.

    El único argumento para intentar acabar con la prostitución es el de siempre, y tiene que más que ver con las emociones encontradas que produce el acto sexual en ciertas mentalidades puritanas o reprimidas, que con toda esa lista de disfraces con la que quieren vendérnoslo.

    ——-

    En cuanto a que conocemos poco de la prostitución… bueno, depende de quién ¿no? algunos más que otros je, je… Triste es la vida del estadístico, en su anhelo por aprehender la realidad y reducirla a tablas y porcentajes que pueda manejar.

  15. Ignacio: yo respeto totalmente la actitud que dice, lo esencial es responder a la pregunta de si puede o no haber derecho a comprar sexo. Pero quería dejar esa pregunta en reserva por un momento para hacer notar mi perplejidad respecto al hecho de que no hay buenos datos para quienes crean que la respuesta es, en parte, empírica. Tiene todo mi respeto quien cree que la respuesta se puede dar a priori, pero yo no soy uno de ellos. No creo que todos los científicos sociales sean unos botarates, algunos sin duda sí, pero las cifras de prostitución, tráfico, mujeres forzadas… cuando se dan, a menudo entran en el reino de la pseudociencia. De hecho, hay un thread en un foro de pseudociencia en UK sobre el tráfico de mujeres, ahora no encuentro el link. En España existen investigaciones con cierto marchamo académico que al menos explican de dónde sacan los datos y cómo hacen sus estimaciones, normalmente de tipo local. Así, hay una estimación según la cual el índice de prostitución está en torno al 1 y pico por mil en Asturias y el tres y pico en Castilla y León. Hay una investigadora ocupada en cuestiones de migración y prostitución, Laura Agustín, cuyo blog bilingüe recomiendo vivamente (http://www.nodo50.org/Laura_Agustin/), tanto por su interés como por las referencias que se encuentran… Suelen ser textos o bien neutrales o bien favorables a la regulación. Sin embargo, en textos prohibicionistas (como el de Brufao con el que nos hemos enredado) uno típicamente encuentra bogus data. Si simplemente se dijera que lo que se defiende se defiende porque sí, por convicción, entonces yo usaría otro registro.

    Polonio: lo mejor que he encontrado en cuanto a recogida de evidencia sistemática es el informe de NZ, que se le va a hacer, he leído muchos otros pero es el mejor y es de ámbito nacional (estatal), lo que no suele ser el caso.Y tiene una muestra muy amplia, y ha participado un equipo muy grande. Lo pongo como ejemplo de buenas prácticas, en mi opinion. Es del año pasado, por cierto, por ahí lo digo. No quiero meterme a fondo en la polémica, pero como he dicho en entradillas cruzadas con Ignacio Urquizu, algunas instituciones públicas concretas (Instituto de la Mujer) respaldan datos fantasmagóricos, y me sospecho que en el parlamento se ha votado lo que se ha votado sin prestar atención a dato alguno sobre el tema (están en su derecho, pero lo lamento).

    Don Cicuta. A mí simplemente me gustaría que alguien documentara con algo más que impresiones si tal o cual cosa es el caso. El INE dice que un 6,7% de los hombres que tuvieron sexo (con mujeres o con hombres) en 2003 pagaron al menos una vez con ello (yo ese año no tuve sexo, así que téngase en cuenta que no es una tasa sobre población). Confío razonablemente en los procedimientos del INE. En Nueva Zelanda les salió un 6%, aunque en la “vecina” Australia solo un 2%. Posiblemente España esté en la gama alta, pero bueno, la cuestión es que me parece aconsejable fiar más en los datos obtenidos con algún procedimiento contrastado que en las impresiones.

    Se pueden cuestionar los datos obtenidos por los investigadores neozelandeses, como los de todo el mundo, evidentemente es muy difícil obtener una muestra realmente representativa de esta población, pero casi 700 personas es algo así como un cuarto de las prostitutas de NZ. En otros contextos aceptaríamos el dato sin rechistar. Además, el hecho de que se haya hecho el estudio cinco años después de la regulación “normaliza” un poco a la población objetivo y facilita su estudio.

    Se puede defender que quien quiere ver una distinción entre prostitución forzada y trabajo sexual voluntario es un portavoz de los intereses de los proxenetas, como no es raro leer en algunos foros de internet. Allá cada cual, yo creo que la diferencia es relevante para decidir la cuestión pública y la respuesta sobre si existe es empírica. Pero quien no lo crea que lo diga.

  16. Yo no discuto la representatividad de las muestras neozelandesas, válgame Dios. Lo que discuto es la falta de sentido común de ir a buscar una prostituta y preguntarle: oiga, señora, ¿está usted contenta con su vida? Y si la pobre señora encima dice que sí, entonces viene un científico social y le dice, pues jódase, que por contenta va a seguir siendo prostituta toda su puta vida, con perdón. También discuto cualquier estadística del INE sobre el consumo de los hombres españoles de la prostitutas. Si son estimaciones a partir de la actividad económica del sector, malo, malo; si se basa en alguna encuesta, entonces la cosa entra en lo risible. ¿Quién va contando en una encuesta cuántas veces contrata los servicios sexuales de prostitutas? Si la gente miente sobre el partido al que votó en las últimas elecciones generales, ¿cómo no va a mentir sobre sus aventuras con prostitutas? Salvo que uno tenga cierto fetichismo numérico, es lógico utilizar otro tipo de datos, aunque sean indiciarios. Siendo tan malos los datos numéricos, a mi me da que no ando tan descaminado cuando afirmo que España es un país muy putero, de nuevo con perdón. Otro dato: el burdel más grande de Europa está a las afueras de Madrid, en la carretera del aeropuerto. El científico social nos dirá que puede que en España la prostitución no sea más frecuente que en otroa países pero que sin embargo tiene economías de escala mayores (a lo mejor porque los españoles van a los burdeles en cuadrilla). Todo es posible en el reino de la especulación numérica, pero siempre es saludable un poco de sentido común.

  17. Seguramente, Don Cicuta estara conmigo cuando digo que las mejores estadisticas las dan las redadas policiales en puticlubs, casas de alterne, pensiones de baja estrella, carreteras comarcales, retiros, zonas peatonales, jardines, pinares, matorrales, coches estacionados en zonas oscuras y a la vuelta de la esquina.
    Claro está que en estas estadisticas hay que tener en cuenta el factor “Melaspiroantesdequemedetengan”.

  18. Buen artículo y buenos comentarios. Un matiz, no confundir prohibicionista y abolicionista. Creo que la diferencia básica consiste en que los prohibicionistas proponen sancionar tanto a las prostitutas como a los puteros, mientras que los abolicionistas solo quieren que se castigue al “cliente”. La primera postura está más relacionada con el puritanismo conservador, y la segunda con las feministas.

    Don Cicuta, también hay prostitutas que están hartas de quienes se dedican a las ciencias sociales hablen por boca de ellas sin pedirles permiso. Son muchos los trabajos desagradables en los que no habría gente ocupada si no lo necesitasen. Por ejemplo, he leído en algún sito que en Japón la política migratoria consiste en que cuantos menos inmigrantes, mejor; el resultado es que la industria robótica se desarrolla para atender servicios que en otros países cumplen los inmigrantes (ahora me estoy dando cuenta de que también están desarrollando robots sexuales -en público del sábado-). Es decir, que el problema no es que haya gente trabajando en cosas que no le gustan o que son perturbadoras, como la prostitución o limpiar heces de enfermos, o ya puestos, hacer de cartel-hombre (que quería prohibir Gallardón). El problema es q vivimos en una sociedad en la q hay condiciones sociales que hacen que haya gente que tenga que aceptar estas condiciones.

    Me lío. Concluyendo: en un mundo perfecto, con buena política social (por ejemplo, una renta básica universal garantizada y sabrosona, como de 600€) toda la prostitución sería más o menos voluntaria.

  19. Fumata blanca europea: el primer ministro belga Herman Van Rompuy, Presidente permanente de la UE para los próximos dos años y medio; la británica Catherine Ashton, al frente de la diplomacia comunitaria.

    Europa, de nuevo, persistiendo en el gris marengo, en el enanismo político, en la insignificancia geoestratégica y en transformarse sólo en una estéril estructura burocratizada en la que los único que funciona es el tráfico del vil metal entre paises …..

    Qué decepción.

  20. Gracias Pepe, apunto la correción terminológica. Lo de cómo serían este asunto si el mundo fuera más igual es mucho tema, mejor para otro día.

    Que sí, Don Cicuta, que España es un país muy putero, tamibién con perdón, si eso no lo niego. Y las encuestas valen para lo que valen, pero si el sentido común dice una cosa y las encuestas otra (en lo de ser puteros no es tanto el caso, pues ya hemos quedado en que más de uno de cada cuatro varones le dijo al INE haber ido al menos una vez en la vida) el problema no está siempre en las encuestas, o no todo. En particular, si no se puede ir y preguntar a una prostituta lo que piensa, por dificil que sea hacerlo, no veo cuál es la alternativa, salvo decir que lo que piensen es irrelevante o simplemente suponerlo (que al final es también generalizar a partir de alguna evidencia). A lo mejor es irrelevante, pero ya he dejado ver que yo no lo creo.

  21. Ejerzo la prostitución en España desde el 89, diferentes modalidades. hace muy poco que soy Licenciada en Ciencias Políticas (me custionaba que había más allá de las apariencias) Estoy estudiando el Master en Problemas Sociales y soy investigadora en Trabajo Sexual con el objetivo de conseguir el Doctorado

    Se conoce tan poco de la prostitución, porque se hacen pocos estudios y normalmente no salen de los despachos de los investigadores y del ámbito académico, es decir no se hacen públicos. Estos estudios revelan, como así tb, lo he podido constatar empiricamente tendencias en sentido contrario a lo que nos quieren hacer ver los argumentos abolicionistas.

    estoy escribiendo un blog donde intento reflejar todas las realidades de la prostitución, su gran complejidad, reflexiones, artículos diferentes:

    http://prostitucion-visionobjetiva.blogspot.com/

    He recogido toda la bibliografia y links.
    Hay grandes investigadores/as: Laura Agustín, Dolores Juliano, Raquel Obsborne, Pepe Riopedre, Ignasi Pons

    Otro motivo por el que se desconoce es el miedo que tienen l@s trabajador@s sexuales a hablar ya que el estigma, es un gran controlador social que provoca miedo a ser juzgado, a ser rechazada e insultad@.
    También pasa con los clientes ya que en su mayoría son casados. evidentemente no van a reconocer que recurren a servicios de prostitutas, por muy anónimas que sean las encuestas.

    Gracias a tod@s

  22. Un dato más Para los que quieran saber de dónde ha salido la cifras que continuamente dan los mass media. que vayan a la Ponencia sobre prostitución en nuestr país del 2007 (Comisión mixta de los drechos de la mujer y de igualdad de oportunidades.

    Mª José Barahona (investigadora abolicionista ) su trabajo más conocido es sobre los lientes de la prostitución de Madrid, que se basa en 15 clientes que captó a través de anuncios publicados en la prensa y tuvo que pagar.

    “Lo primero que quiero aclarar es una cosa, miren uds. hablar de datos es imposible, y es imposible por una razón fundamental . Cuando se habla de datos, de si tanrtas prostitutas hay en España o no, pueden uds. acudir a la hemeroteca en el año 1997, en el mes de octubre, en el periodico EL MUndo, en la que la periodista que era Hernández Velasco me decia, pero es que me tiene que dar una cifra. Y yo le dije: mira el último recuento que hubo de prostitutas en España fueron 250.000*, en los 70, treinta años después, y con las inmigrantes y la trata y todo esto, vamos a aumentar un poquito, 50.000 y ddije 300.000 y esa cifra se ha tomado como referente, pero es imposible saberlo”

    Esto está escrito por otro lado las 250.000 de los 70 NO dicen en que estudio se basa.

    por mi experiencia, sabiendo los anuncios que hay en prensa, e internet, lo que hay detrás de cada anuncio, los clubs de carreteras y polígonos industruiales que controla la GC y las que las oNG tienen ontroladas en espacios abiertos no llegan a las 100.000 , espero demostrarlo

    Otro blog de un cliente que hace un análisis coherente y serio:

    http://barriorojo-esl.blogspot.com/

  23. Gracias Marien por darnos noticias tuyas y sobre el tema que nos ocupaba. Y gracias por tu blog y por todas las referencias e información que aportas en él (y por el deatalle de ´cómo se gestó la mítica cifra de 300000. Ahora lo he mirado y parece muy intereante, lo leeré con mucha atención. Es una lástima que no pudieras intervenir en el debate el dia 19. Este blog es un poco especial, y se sigue día a día. Creo que tu punto de vista nos habría venido muy bien.
    Un cordial saludo

Deja un comentario