¿Por qué es tan alto el abandono educativo?

José Saturnino Martínez García (@mandarrian)

En varias ocasiones he tratado en este blog la cuestión de la educación, y vuelvo a ella, debido al escaso éxito que cosechan mis argumentos. Por ello, quienes ya me hayan leído, les sonará lo que voy a contar. Empecemos por la definición del abandono escolar temprano. Es un indicador empleado por la UE para el seguimiento de la mejora educativa de los países miembros. La tasa de abandono se refiere al porcentaje de personas entre 18 y 24 años que no estudian o no han alcanzado un título de estudios post-obligatorios. Una persona que acabe la ESO, pero no siga estudiando a los 18 años, está en situación de abandono educativo temprano. Pero una persona que no haya acabado la ESO pero esté en cuarto curso de ESO o haciendo un curso no reglado de corte y confección, no está en situación de abandono… es lo malo de los indicadores, que a veces son demasiado toscos. Como se ve, el abandono no es lo mismo que el fracaso, pero se le parece mucho, y ambos indicadores están muy relacionados. 

Este indicador está en el 26,5%, un valor muy alto en relación con la UE, pero el más bajo registrado en nuestra historia, y a un ritmo de caída rápido. A mí entender se debe a tres motivos que sea tan alto (y que esté bajando). El primer motivo es que España existe algo que no sucede en otros países: prohibimos que la gente estudie. En los países con los que nos comparamos, siempre es posible encontrar alguna trayectoria educativa a la que engancharse tras terminar la educación obligatoria, pero aquí, si no se tiene el título de ESO, no se puede estudiar nada. Por ello hablo de fracaso escolar administrativo, para referirme a esta situación en la que es la administración educativa la que prohíbe seguir estudiando. Esta situación la mitigó el PSOE con la Ley de Economía Sostenible, que, con aprovechó el Programa de Cualificación Profesional Inicial para dar más flexibilidad al sistema educativo. Le costó 20 años rectificar un error de la LOGSE, por lo que no deja de ser muy sorprendente que el PP, tras tantos años de criticar a la LOGSE, lo primero que haga sea recuperar su peor error: establecer una “vía muerta” al final de la educación obligatoria.

Otro factor que ha influido es el mercado de trabajo, ¿para qué estudiar si se podía encontrar empleo no cualificado bien remunerado en la construcción o en la hostelería? Posiblemente esto también explique que la tasa de abandono para las mujeres sea mucho menor que para los varones, pues ellas no trabajan de albañiles. En las comunidades autónomas en las que el peso de la construcción y la hostelería es alto, el abandono escolar es mayor. Por tanto, nuestros jóvenes se han comportado como agentes racionales, sensibles a los estímulos de la economía del cemento y los bares.

Por último, tenemos la inercia histórica. Este argumento suele ser el que menos gusta, pues va en contra del adanismo, tan popular, de que mañana podemos levantarnos y tener el país que queramos, con sólo darle a la maquinita del BOE para que cambie las leyes y echar a todos los políticos. A mí sinceramente me sorprendió sobre manera estimar la relación entre la puntuación de lectura en PISA en 2009 y las tasas de alfabetización en 1860 y comprobar que es tan fuerte (Gráfico 2). De lo que se habla menos es de que a pesar de esta relación tan fuerte con el pasado, España es uno de los países de la OCDE en la que el nivel educativo de los hijos más ha superado al de sus padres. Es curioso que se defienda tanto el sistema educativo español previo a la LOGSE, incluso a la ley previa, la LGE (de 1970), cuando precisamente ese sistema educativo era “excelente” a base de excluir a la mayor parte de la población del acceso a la educación más básica. Parece que queremos volver a esta excelencia, la de los pocos. Pero los mejores sistemas educativos del mundo (Finlandia, Corea del Sur, Japón, Canadá, Shanghái…) se caracterizan por obtener buenos resultados para todos, con baja desigualdad en el rendimiento educativo.

Gráfico 1. Evolución del abandono educativo temprano (población entre 18 y 24 años)

Fuente: EUROSTAT y Encuesta de Población Activa

 

Gráfico 2. Puntuaciones de lectura en PISA (2009) y tasas de alfabetización en 1860

15 pensamientos en “¿Por qué es tan alto el abandono educativo?

  1. Muy oportuno hablar hoy sobre educación, y más aún, en los términos tan sosegados que emplea el articulista.
    Interesante, a la vez que demoledor, el segundo de los gráficos.
    Veremos qué da hoy de sí la particular huelga de padres… Igual no tendrá mucha incidencia, más que nada porque muchos padres tampoco sabrían dónde dejar a sus hijos.
    En cualquier caso, una vez más se desaprovecha la oportunidad de tratar a la educación como se merece; un tema de Estado en el que hay que buscar el máximo consenso posible.
    En este punto sí que se intentó hacer un esfuerzo serio la legislatura pasada, con Gabilondo. Pero el PP, en este caso con la nefasta Cospe a la cabeza, boicoteó ese esfuerzo.

  2. Hay un factor importante que se me olvidó para explicar el abandono escolar… el ateismo! según señala el obispo de San Sebastián
    http://sociedad.elpais.com/sociedad/2012/10/17/actualidad/1350492344_251482.html
    Eso sí, este señor se olvida que este país no sólo ha sido más inculto cuando la Iglesia ha tenido más fuerza, sino que parte de nuestro atraso secular en educación se debe a que el Estado hizo dejación de su función de escolarización en favor de la Iglesia.

  3. Anda que menudo fallo el tuyo, Pepemart…
    Es verdad, justo ahora que España está alfabetizada como nunca en su historia, es cuando más ateismo hay… Lo podria considerar desde ese punto de vista el señor obispo… Claro que la fuerza de la religión y su relación con la incultura de un pueblo no sé da sólo con el catolicismo…

    El artículo que menciona pepemart, por lo demás, no tiene desperdicio… Quiero ver al chico guapo del vídeo de la Conferencia Episcopal, a ver si me convierte…

    Ayer oí en la SER, en relación con eso mismo, que tienen la idea de enviar a “misioneros” a hablar de la palabra de Dios en las zonas de bares y copas, los sábados por la noche… Está visto que andan muy perdidos sobre las razones por las que pierden cada vez más y más adeptos..

  4. Muy interesante el artículo. De don José Saturnino siempre se aprende.

    Entre el obispo de Bilbao que quiere evangelizar a la juventud y el ministro Wert que quiere españolizarla parece que estemos en el siglo XVI. O igual estamos y yo no me he enterado.

    ::

    No se pierdan a la compañía Rasposo en el Teatro Circo Price. La familia Molliens nunca defrauda. Muy indicada para niños de +8 años (como es mi caso).

    http://www.youtube.com/watch?v=hZPOJtpJfwo

  5. Muy instructivo -como siempre-, el artículo de José Saturnino Martinez y muy adecuado su segundo post sobre el papel de la iglesia.

    Una de las cosas que siempre me han parecido más llamativas en este paìs, en lo concerniente a la educación, es lo extendida que está la segregación escolar, su aceptación social. Explicar que no hay un sistema unificado y que buena parte de los alumnos van a centros -la mayoría concertados- dependientes de la iglesia, cuya razón de ser (aparte del negocio y del intento de adoctrinamiento) no es otra que la de garantizar la segregación, resulta verdaderamente difícil (y que lo entiendan aún más) en Alemania, Francia, EEUU,…y supongo que lo será igualmente en Japón, Finlandia y esos otros países con buenos indicadores de rendimiento educativo.

    Otra cosa llamativa es la desmemoria cuando se habla (tan tontamente) del “fracaso” y “abandono” escolar olvidando lo que era en este país la educación básica -cuando uno era joven, o sea, antesdeayer-, y cómo se dividía enseguida a los alumnos entre aquellos por los que merecía la pena esforzarse y los que rapidamente engrosaban el “batallón de los torpes” (así se denominaba, al menos, en la escuela que yo conocí) cuyo precoz abandono estaba cantado desde los primeros asaltos. Y eran multitud.

  6. D. José Saturnino, muchas gracias por su artículo. Muy bueno.

    Comparto todo lo que han dicho los blogueros…..

    El papel de la Iglesia en la educación, pues volvemos a lo mismo, que en un país laico la Iglesia y sus millones de dineros se dedique a sus cosas, que no es la educación pública ni la concertada con dinero del Estado.

    El abandono escolar, y el fracaso escolar, son el resultado del nulo interés de los sistemas educativos en muchos aspectos: interés real sobre el alumnado, ayudas económicas, apoyo personal, alumnos por clase, posibilidad de enseñar y no sólo transmitir, proyección y perspectiva para un futuro cercano, y lejano, etc

    ¿Tendrá que ver el nivel educativo de la población actual con las múltiples y continuas reacciones contra los abusos de los gobiernos? En vez de prohibir las manifestaciones lo que tienen que prohibir son los libros, para poder dominar a las masas ignorantes, que es lo único que pueden dominar …… 🙂

    Saludos!

  7. “Habrá momentos en que haya gente que quiera contraponer una legalidad jurídica a una legalidad democrática. En esos momentos, los Mossos d’Esquadra estarán al servicio del país y sus instituciones” Felipe Puig. Consejero de Interior de Cataluña.

    ( sin comentarios )

  8. Muy interesante e ilustrativo el artículo de hoy.

    Don Polonio, esperemos que al ministro del interior no le dé por decir lo mismo. Es decir: ” Habrá momentos en que haya gente que quiera contraponer una legalidad jurídica a una legalidad democrática. En esos momentos, la el ejército estará al servicio del país y sus instituciones”

  9. Fernando, mejor no des ideas. Por si acaso… En cuanto a las palabras de Felipe Puig, yo, como Polonio: sin comentarios.

    Respecto a lo que comenta Barañain, estoy de acuerdo con él, aunque no estoy tan segura de que haya más alumnos en colegios privados/concertados. Hace mucho que no necesito manejar ese tipo de estadísticas, pero creo recordar que había bastantes más alumnos en los públicos. Tal vez pepemart sí que tenga más información sobre esta cuestión…

    Lo cierto es que no sé si pasará en otras comunidades autónomas, pero en Madrid es tremendo como se ha conseguido (Aguirre&Cía) desprestigiar a la educación pública en estos últimos 10-15 años. Sé de mucha gente que se resiste a llevar a sus hijos a colegios públicos, por su injusta mala fama. Personas supuestamente razonables y de izquierdas, que sin pretenderlo, han contribuido así, poco a poco, a minar la educación pública. Al menos en Madrid…Eso ha sido el paso previo a su desmontaje…

  10. Qué buen artículo! Impagable el gráfico 2.

    Barañaín, tengo entendido que una de las causas fundamentales de la desigualdad en España consiste justamente en el sistema segregado de educación que tenemos. En lugar de usar los impuestos para redistribuir, los empleamos para financiar los colegios religiosos a los que las clases medias llevan a sus hijos. Cosas del PSOE, que implantó este sistema en su día y hasta hoy.

  11. Yo creo que los problemas de la enseñanza en Ispaña ,comenzaron cuando El gran Aznar de los Aznares,quitò la mili obligatoria.
    La mili obligatoria sirvió para que muchos salieran de su terriño y conocieran Ispaña.
    Mis amigos siempre me contaban batallitas de su mili en otros lares .
    Aunque vivi entre militares ,no hice la mili…por inutil….ejem…..jiji….en fin.
    Creo a pies juntillas que si el periodo de mili obligatoria se volviera a instituir a partir de los 35 años ,algo ganariamos en productividad y eficiencia.
    Tendriamos trabajos ,firmes…arrr!!!……JAJAJA….que nervios.

  12. Curioso el gráfico 2 que compara Puntuaciones de lectura en PISA (2009) y tasas de alfabetización en 1860.
    Vemos como zonas con similares tasas de alfabetización en 1860 despegan en puntución de lectura en PISA (2.009) de manera muy distinta y distante. Así, Baleares y Murcia por un lado, y Andalucía y Galicia por otro, son ejemplo de zonas que en situción similar en la tasa de alfabetización en 1860 despegan muy diferentemente en PISA (2009), con clara ventaja para Murcia por un lado y Galicia por el otro. Canarias, en el furgón de cola en ambas magnitudes .

Deja un comentario