Poker de poder

LBNL

Escribo estas líneas mientras los jefes de Estado y de Gobierno europeos negocian a cara de perro el reparto de los puestos máximos de la Unión para los próximos cinco años. Mes y medio después de las elecciones europeas el panorama se ha ido aclarando a marchas forzadas en los últimos días pero todavía no es seguro que el lunes amanezca con un acuerdo. Porque no es seguro que el Partido Popular Europeo vaya a aceptar ceder la Presidencia de la Comisión a un social-demócrata, exigencia apoyada por los liberales y Macron. Que a cambio recibirán uno de los otros tres cargos en discordia – Presidencia del Consejo, del Parlamento y Alt@ representante de política exterior, siendo los otros dos para el PPE, con al menos uno de los cuatro recayendo en una mujer y otro – o el mismo si es mujer – en un alguien del Este. Que la Presidencia de la Comisión finalmente sea para un socialista sería un éxito en toda regla para Pedro Sánchez y Macron: hace algunas semanas en Bruselas los que supuestamente estaban en la pomada descartaban de plano.

Pero no adelantemos acontecimientos porque el PPE no se a va a rendir facilmente. Y menos aún va a aceptar a Timmermans, que durante el último quinquenio se ha significado como el máximo azote de los los Estados Miembros de centro-Europa que se pasan el Estado de Derecho por el forro, principalmente Hungría y Polonia. Sus vecinos Chequia y Eslovaquia también tienen motivos para temer verse en las mismas proximamente, por no hablar de Rumanía, Bulgaria e incluso Italia. Aunque no tienen capacidad de bloqueo será difícil que todos los demás prefieran imponer a Timmermans antes que optar por otro socialista que suscite menos miedo entre los derechistas populistas. Lo cual podría abrirle la puerta a Borrell, por ejemplo, al que ayudaría la falta de representación mediterránea en las quinielas de última hora.

Veremos. En todo caso el cambio de color político al frente de la Comisión no constituirá un rompe y rasga en Bruselas. Valga recordar que el mayor logro del último socialista, el admirado Jacques Delors, fue la creación del mercado único, santo y seña liberal donde los haya. O la fuerte sensibilidad social y ética del actual Presidente, Jean-Claude Juncker, que siendo democristiano ha defendido políticas más progresistas – refugiados, inmigrantes, desarrollo, cambio climático… – que las defendidas por algunos social-demócratas supuestamente de pro. Pero dados los tiempos que corren y la tendencia de la derecha moderada a pactar con la derecha populista, no está de más poder confiar en un político que esté dispuesto a confrontar de frente a los mastuerzos que declaran abiertamente querer acabar con la Unión Europea tal y como la conocemos.

En cualquier caso parece que evitaremos el peor escenario posible: llegar al próximo 31 de octubre, fecha en la que expira el mandato de la actual Comisión, sin un equipo de recambio. Porque recordemos que tras la designación del Presidente de la Comisión y su ratificación parlamentaria, cada Estado Miembro designa a sus propios comisarios, el Presidente electo reparte las diferentes carteras y la aptitud de cada uno de ellos debe ser refrendada por el Parlamento. Lo cual se espera vaya a ser más complicado que en ocasiones anteriores dada la mayor cantidad de gobiernos susceptibles de enviar a personajes no del todo aceptables. Lo que probablemente resultará en que algunos candidatos a comisario sean enviados de vuelta a casa, volviendo a comenzar el proceso desde el principio para los Estados Miembros afectados. Todo lo cual llevará tiempo.

En vista de lo que está pasando en España, conviene aclarar que en ningún caso se repetirán las elecciones al Parlamento Europeo. La designación de su Presidente y la formación del colegio de comisarios al completo llevará más a menos tiempo pero llegará a buen puerto, con bastante probabilidad antes del 31 de octubre. El PPE se resiste a aceptar que pese a haber sido el partido más votado y a ser la familia política más numerosa en el Consejo Europeo, la suma de social-demócratas y liberales les supera tanto en el Consejo mismo como en el Parlamento. Pero tras el cambio de gobierno en Dinamarca, que hizo que los social-demócratas también sean más numerosos que los liberales en el Consejo, el plante socialista-liberal parece imposible de superar. Por lo que se impondrá un acuerdo.

A diferencia de España donde podemos vernos abocados a la segunda repetición de elecciones generales en dos legislaturas consecutivas por la incapacidad de nuestros representantes para aceptar los principios más básicos de la democracia representativa. El PSOE ganó las elecciones en buena lid y Pedro Sánchez merece revalidar su cargo. Todos parecen aceptarlo pero negándose a mover un dedo para que pueda ser posible. Tampoco el líder del No es No político tiene mucha legitimidad para exigirlo pero eso no exime a los protagonistas del bloqueo, especialmente para aquellos que dicen querer evitar a toda costa un gobierno con hipotecas frente a Podemos y/o independentistas y con su cerrazón a abstenerse parcialmente le empujan a cerrar pactos con aquellos o nos empujan a todos a la repetición de elecciones.

A diferencia de Bruselas aquí Pedro Sánchez no tiene ninguna prisa. Su electorado premiará su resistencia a un gobierno de coalición con Podemos y su desempeño internacional le está haciendo la mejor campaña posible de cara a una eventual repetición electoral en otoño. Especialmente si saliera la carambola de Borrell. A ver.

4 comentarios en “Poker de poder

  1. Bien , ha sido en muy noble liz y ha obtenido 1/3 de diputados ,algo que no está mal. Si quiere llegar a 1/2 +1 dip. deberá ofrecer algo que se parezca a un gobierno de coalición del cual nada conocemos. Es posible que no tenga prisa , pero el país sí.
    Lo irritante es solicitar los votos gratis. Sánchez no lo hizo y los afiliados se lo premiaron. ¿ Por qué ahora sería diferente ?
    Como ya conocen, yo abogo por un gobierno de coalición con C’s por muchos motivos, coincidentes en general con el deseo de muchos españoles. La deriva enloquecida de Podemos le impide entrar en un gobierno y dotarlo de estabilidad.
    Con recelos previos es imposible otro gobierno sin ofertas. O eso o elecciones.

  2. Pocas cosas como «Europa» son ejemplo de conceptos políticos en los cuales diferentes sensibilidades depositan diferentes expectativas. No es lo mismo Europa para un alemán, para un holandés, para un estonio, para un español, para un griego etc. «Amás amás» si ya nos ponemos a meter por medio cuanta edad se tiene, cual es tu ideología política -aunque sea más o menos- etc. Estoy muy de acuerdo con LBNL en que más vale Timmermans en mano, eso desde luego, y, añado, en aras al pacto con Macron (el hombre de nunca llamó por telefono), que Magrethe Vestager con mando en plaza a lo mejor tampoco estaba mal.
    La Comisión Juncker ha tenido que lidiar con las consecuencias mas sociales de la crisis,con el cuestionamiento a varios niveles de la Unión y con el Brexit (por decir tres cosas gordas). En lo social empezó con mensajes muy rotundos en la materia que luego, bueno, pues se han desleido.Quizás el gran exito de esta comisión es haber sido adamantina ante el brexit y haber, aunque sea con la boca pequeña y de tapadillo, dado algun paso atras en la austeridad a ultranza. Es que la ultranza es muy jodida, hablando en plata. En el cuestionamiento de la unión,no se si el giro nacional populista que es de derechas (solo aqui en España se oye alguna vocecita que dice «y de izquierda y de izquierda» …en fin, paciencia) ha sido suficientemente detenido. Desde luego el resultado en la europeas supone un respiro en este asunto, pero ahora a ver que pasa cuando los ciclos electorales en los estados miembros se vayan completando, a ver que parlamentos quedan. En el dia a dia europeo manda la Comision, pero en el donde va mandan los estados…y el Parlamento, bueno, pues el parlamento, la verdad, bien esta, y refleja un estado de animo, o una correlación de fuerzas, pero pintar, pintar, asi en plan pintar, no pinta gran cosa. (Si deberia pintar mas o menos, ya eso es materia de unos cuantos debates, y si seria bueno, de más debates todavía).

    En España no me da embarazo decir que no tengo ni idea de lo que puede pasar. Creo que seria un error de bastante calado ir a elecciones otra vez, y hablo solo desde el punto de vista de una persona que prefiere ver a Pedro Sanchez de presidente -aunque tenga yo expectativas muy magras en su gobierno- que a Pablo Casado. El que tiene una mayoria accionable a mano y la arriesga a la delicada voluntad del electorado del centro a la izquierda, creo que no esta midiendo bien los riesgos. No entro en el debate de tener un gobierno en marcha o no, donde me parece que hay mucha palabreria si se habla de meses de plazo.
    Pablo Simón dijo, a mi juicio, una de las frases mas inspiradas respecto a los procesos de conformar mayorias multipartidistas aqui : «En España no se negocia, se presiona». Sin saber el detalle de como o sobre qué estan negociando ahora P´s y PSOE , menudean las filtraciones y los mensajes que buscan azuzar y justificar , crear un ambiente etc. Decir algo le obliga a uno a hacer como si supiera, pero vamos, no hay que tener conocimientos arcanos para ver que la unica mayoria posible -guste mas o menos, y sin claificarla de mayoria facil- es hacia lo que se denomina el bloque de la mocion de censura, con quiteme aqui y alla un diputado. Y todo esto asumiendo que P´s está de mírame y no me toques y ERC todavia boxeando de sombra con marcar paquete independentista. Como el PNV no vive un psicodrama público, parece el único normal de todo esto, pero es que son pocos.
    Lamento (no mucho, pero lamento) que al ala mas liberal del PSOE no le hayan salido las cuentas y que C´s -otro continente de expectativas multiples- al final sea mas un contenedor masivo de cuñados ingenieros (como decia Carlos Hidalgo) que hablan con tono irritado que ese grupo de mesurados liberales no nacionalistas que quieren ser sociales siempre y cuando sea a través de reformas laborales,reducir el peso del sector publico y bajadas de impuestos.[MMmm,vaya,mecachis en la mar, canastos]. Eran 3, o 5, o, en cualquier caso, muy insuficientes. C´s no es, sociologicamente, ese partido como tu colega majete, ese que va un poco a los suyo, pero que se puede hablar con él. Es esto, lo que hay, lo que tienen enfrente, lo que se ve. Es más, lo que se pasó Rivera diciendo que eran toda la campaña electoral. A veces no queda otra que creer a los propios ojos.
    Asi que, por mi, esta claro, sin ser la solución ique yp prefería y entre dos males (que quede claro) que le den a Iglesias su Ministerio, si es que de eso depende la cosa, y palante.

  3. Ya se sabe como es la política, hay que pechar muchas veces con lo que no gusta.

Deja un comentario