¿Patxi competidor o cómplice?

LBNL

Patxi López ha sido el primero en dar el paso anunciando que se presentará a la Secretaría General una vez el Comité Federal fijó las fechas del próximo 17 y 18 de junio. Las elecciones internas serán en mayo, en fechas a determinar por un nuevo Comité Federal a celebrarse en abril. Patxi dio a entender que cuenta con que Susana se presente y animó a Pedro Sánchez a sumarse a su candidatura, negando explícitamente (excusatio non petita) que se haya presentado para cerrarle el paso a este último, dado que los dos formaban parte del grupo dirigente antes de la Gestora y figuran entre los llamados “críticos”: Patxi ratificó su oposición a la abstención a la investidura de Rajoy. La pre-candidatura de Patxi es positiva puesto que, si Susana finalmente se presenta, tendremos al menos dos candidatos y evitaremos unas nuevas primarias ficticias de candidato único. Lo malo es que podría no ser sino una competencia pactada, destinada a aparentar pluralidad pero destinada a asegurar la unidad final de los “críticos” con la candidata andaluza. No sería la primera vez que “el aparato” promueve una candidatura para dividir a la contraria. Si fuera así, el que menos podría quejarse sería Pedro Sánchez, beneficiado precisamente de aquella jugada que acabó dándole la puntilla a Madina.

Por su parte, los “críticos”, tras pedir una fecha más temprana para el Congreso, decidieron no oponerse a la propuesta por la Gestora, muy conscientes de que el margen de sus recientes derrotas – tanto en el Comité Federal que terminó con la dimisión de Pedro Sánchez como en el posterior en el que se acordó la abstención en la investidura de Rajoy – sólo crecería, especialmente después de que el PSC decidiera apoyar la propuesta de la Gestora.

Patxi dijo que se presenta solo -sin apoyos pactados- y que pretende sumar lo más posible. No es creíble porque nunca se ha presentado a nada que no estuviera pactado previamente, incluida la Secretaría General del PSE en su momento. Ahora bien, pese al apoyo de los barones “críticos”, podría ser que no llegara a reunir los avales necesarios en el plazo fijado y se quedara en pre-candidato. Es de suponer que no será así porque son varias las ejecutivas regionales que promoverán la firma de avales a su favor pero quién sabe cuán cicateros serán los criterios. Ojalá los pre-candidatos tengan varias semanas para reunirlos y la cifra de avales no sea exorbitante. Pero no viene siendo la norma. Recordemos por ejemplo las últimas primarias andaluzas en las que Susana acabó siendo la única candidata pese a la voluntad de competir de todo un Consejero de la Junta.

Pedro estaba muerto políticamente desde su salida y ahora ya tenemos el acta de defunción. La cuestión es si Patxi va realmente a por todas o se ha prestado a un enjuague beneficioso para todos. A Susana no parece gustarle el riesgo. Es un error. Abriendo la partida a todo el que estuviera dispuesto a dar el paso, ganaría en legitimidad, porque el resultado final sería, con toda probabilidad, el mismo: su entronización. Pero como resultado de un proceso verdaderamente abierto, en el que se presenten varios y haya una segunda vuelta. Desde luego no está en la “cultura” del partido, que asume muy a regañadientes la elección del Secretario General por voto de todos los militantes. Las primarias sí, pero para la candidatura a la Presidencia del Gobierno. Si por los barones fuera, la Secretaría General seguiría siendo un asunto interno a dilucidar por los delegados al Congreso, elegidos por las agrupaciones controladas por cada uno de los barones. Madina forzó el voto universal de los militantes y ahora no se atreven a dar marcha atrás. Ni siquiera se han atrevido a poner en práctica su opción preferida: candidata única. O sí se atrevían pero Patxi les ha salido por la tangente. Quién sabe.

En todo caso, incluso si es una candidatura “blanda”, que Patxi López haya dado el paso es una buena noticia. Garantiza que tendremos un mínimo de debate. En el ínterim el PSOE seguirá en su línea de oposición constructiva, tratando de capitalizar las concesiones extraídas al Gobierno minoritario del PP. Es bueno para todos. Ahí está el cese de Trillo. Perdón, dimisión forzada. La primera reacción de Rajoy demuestra que la sensibilidad del PP no ha cambiado en absoluto. La presión mediático-popular y, sobre todo, la ausencia de mayoría absoluta, les hizo reaccionar. Un punto para la Ministra “en diferido”. Está casada con un personaje más que dudoso y desde luego lo de hablar en público no es lo suyo. Pero supo maniobrar rápidamente, anotándose un gol con las víctimas y probablemente a escala interna. Pobre Soraya. Nadie nunca tuvo tanto poder como ella, ni siquiera Guerra en su momento más plenipotenciario. Y ahora, en cambio, ya no sale en los medios cada viernes, su bienamado tiene que ceder un día si y otro también y hay otros jóvenes y jóvenas en el partido que destacan, Cifuentes incuida con su petición de primarias.

Quizás Patxi se haya prestado a hacer de sparring, quizás vaya a por todas. Quizás Susana no se presente o incluso lo haga pero acabe no ganando la elección a la Secretaría General. Y quizás, incluso ganando, luego no consiga ser la candidata a la Presidencia del Gobierno. Y de serlo, podría no ganar en – predicción – el primer trimestre de 2019, cuando el PSOE forzaría elecciones anticipadas negándole al PP la sal con los presupuestos de 2018. Quizás. Lo que está claro en todo caso es que el PSOE tendrá algo de debate interno en los próximos meses y que hay mar de fondo en el PP, provocado en gran medida porque, en ausencia de poder omnímodo, son más los que se atreven a moverse en la foto. Todo muy saludable.

Lo malo es que en cuatro días tenemos a Trump… Es terrible pero ya escribí aquí que lo verdaderamente aterrador es que Le Pen pueda ganar en Francia en mayo. Dios los cría y ellos se juntan. Ahí estaba Marine hace pocos días, tomándose un helado en la planta baja de la Torre Trump. Qué hizo antes, o después, nadie lo sabe, pero no sería de extrañar que hubieran tenido un aparte. Con Trump, Le Pen y posiblemente Wilders en Holanda, más necesario que nunca tener un liderazgo atractivo y convincente en el PSOE pero, en el peor de los casos, ¡virgencita que nos mantengan a Rajoy muchos años!