¿Para qué sirve un viejo?

Marta

Eso preguntaba, a todo aquel que se le ponía a tiro, el personaje magistralmente interpretado por Amparo Baró en la película Nueve Mesas de Billar Francés. Por supuesto, los personajes interpelados se quedaban sin saber muy bien qué responder y seguramente que nos pasaría otro tanto a la mayoría de nosotros. En cambio, el que parece tenerlo muy claro es el viceprimer ministro y ministro de Finanzas japonés, Taro Aso (un jovencito de 72 años).

Hace unas semanas los medios de comunicación del mundo entero difundieron unas polémicas declaraciones suyas, diciendo que a ver si los venerables ancianos de su país se daban prisa en morir, recomendando incluso que se hicieran el harakiri,  pues consideraba prioritario reducir el desbocado déficit público nipón. Y ya se sabe, los mayores a veces salen carillos al erario público.

Con el ritmo frenético de los acontecimientos, tanto en nuestro país como fuera de él, estas declaraciones han quedado sepultadas y olvidadas casi desde el mismo día en que se dieron a conocer. Sin embargo, no me resisto a volver a ellas, por lo que transmiten de una manera de pensar y hacer política en su versión más cruda y bestia, y también porque sirve como excusa para sacar a colación uno de los retos propios de sociedades como las nuestras.

Ya se ha dicho muchas veces que sociedades como la española están muy envejecidas, algo que es resultado de dos fenómenos: el aumento de la esperanza de vida, una de las más altas del planeta, y la drástica reducción de la natalidad, una de las más bajas del mundo, que levantó un poco el vuelo en los años de bonanza económica y con la inmigración, y que en estos últimos años se ha vuelto a desplomar.

El que la gente viva cada vez más años, debería alegrarnos, y es resultado de fenómenos positivos como los avances en la medicina o en la alimentación, entre otros factores. Por algo se considera como propio de países desarrollados. Ahora bien, también es verdad que una cosa es la cantidad y otra la calidad, y el envejecimiento implica también muchos retos. Qué más nos gustaría a todos llegar a los 90 estupendos de salud y con la cabeza en su sitio, Por desgracia, no suele ser lo más frecuente.

Es cierto que muchos llegan a los 60, 70,  y casi, casi a los 80 en muy buenas condiciones físicas y mentales. No es raro conocer personas de esas edades activas, que viajan, salen, consumen (algo esencial para ser considerado “útil” en sociedades como la nuestra). Algunos tienen incluso  más actividad de la deseada, jubilados y todo, al hacerse cargo de los nietos. En plena crisis, muchas pensiones dan de comer a familias enteras.

Pero los expertos, que perciben que no basta con hablar del envejecimiento, han acuñado el concepto de envejecimiento del envejecimiento, haciendo referencia, de este modo, al creciente número de octogenarios y nonagenarios (y algún que otro centenario). Y según avanzamos en la escala de edad, vemos con mayor claridad el lado menos divertido de cumplir años: enfermedades, dependencia, soledad… 

Creo que estos son los viejos que no molan al ministro japonés, y he de suponer que a más gente, con responsabilidades políticas o sin ellas. En un contexto en el que términos como eficacia, eficiencia, utilidad y reducción de gastos son el pan nuestro de cada día, más de uno parece preguntarse, como hacía Amparo Baró, para qué sirve un viejo. Y no digamos si es uno de los que cobran una pensión a cargo dela SeguridadSocialo ha aspirado,  con gran desfachatez, a beneficiarse de las ayudas aprobadas por la agonizante Ley de Dependencia.

Lo malo de ver todo desde el prisma de la eficiencia y la reducción del gasto público (preferiblemente público) hace que últimamente toda política se limite a ver de dónde recorto, y que apenas se piense en articular políticas mínimamente sensatas para abordar fenómenos de gran complejidad como el envejecimiento.

Un ejemplo de lo anterior es que casi no se han desarrollado políticas integrales de población, que incluya no sólo medidas de tipo demográfico (como el fomento de la natalidad), sino medidas de carácter más global, lo que incluiría actuaciones para propiciar la permanencia y el incremento de gente joven en las regiones con mayor porcentaje de población anciana. Incluso el mismo hecho de que los jóvenes cuiden a los ancianos es fuente de empleo, como es sabido.

¿Para qué sirve un viejo? ¿Y para qué servimos cualquiera de nosotros, da igual la edad que tengamos? Eso supone meterse en terrenos espinosos, y peor aún, por caminos que a la larga, no conducen a ninguna parte. Esta es la sociedad en la que vivimos, con muchos ancianos y pocos niños (tal vez por eso, cada vez están más mimados), y a esta situación hay que dar respuesta. Una respuesta que no se limite a un mero cálculo monetario.

11 pensamientos en “¿Para qué sirve un viejo?

  1. Me encanta que Marta utilice la palabra viejo y no esa cursilería de “tercera edad”.

    “El secreto de una buena vejez no es otra cosa que un pacto honrado con la soledad”. (G. García Márquez)

    Y al japonés ese que le den.

    ::

  2. Gracias Marta por el articulo.
    Me quedo con la refelexión de “¿para que sirve un viejo? ¿Y para que servimos cualquiera de nosotros?”
    Ya hemos hecho el chiste alguna vez de que parece que ciertas cabezas piensan en modelos de sociedad tipo “La fuga de logan” -donde a los 30 años te mataban-.
    Hablando más en serio cierto que resulta interesante plantearse como responderan las sociedades, o como están respondienod ya algunas a estos procesos de bombas demograficas.

    No es con natalidad, parece. Dentro de que España e uno de los paises menos fecundos de Europa, lo cierto es que tampoco en los demás se atan los perros con longaniza. Aunque uno es firme partidario de lso servicios públicos de caidad, sobre todo los educativos, soy mas escéptico sobre la influencia que puedan tener un incremento o disminución de estos en al decisión de tener un hijo, o dos. Parece que otros factores sociologicos, o de actitud ante la vida influyen más en la decisión definitiva.

    Via reformas de pensiones? Me confieso algo “quemado” con cierta rama del discurso económico que siempre encuentra a manera de plantear “verdaderes problemas de la sociedad” que , curiosamente acaban teniendo todos la misma solución, acabar con los sistemas públicos y sustituirlos por privados. Una vez soltado el exabrupto, si se pueden decir dos cosas con mas calma:

    A lo mejor habria que ir a sistemas de pensiones tipo contribución individual definida en lugar de los de reparto, que así se minimizaria el problema de cuantso contribuyentes hay por pensionista. Naturalmente esto no soluciona el problema de el perio de transicón, pero bueno, es una idea pintona.

    la segunda cosa es heterodoxia pura. Cierto que el problmea de envejecimiento poblacional existe en muchos paises. Es mas discutible que este problema sea tan grave a nivel mundial Yo pondria en cuestión escenario apocalipticos tipo “y habrá no se cuantos pensionistas por cada trabajador joven”, pensando más bien en que bueno, teniendo en cuenta la presión a la que algo asi someteria a los salarios y tal, haria bastante atractivo para cualquier joven venir a los países viejos.

    Con todo, esto no va a ser un gran problema. Si Europa sigue en esta senda de acierto rutilante, como ayer nos revelaban las cifras de “decrecimiento” económico, en cinco añitos todos calvos y aqui ni problema de pensiones ni nada, porque acabaremos teniendonos que ir todos, jovenes, medianos , mayores y pequeños.

  3. ¿Se sabe algo del secuestro de Toxo y Méndez? Porque están secuestrados, ¿no?

    ::

    El Mundo acaba de nombrar proveedor oficial al Ministerio de Interior tras conocer que ha recibido 20.000 expedientes de Método 3.

  4. No me aclaro con este nuevo formato. Me gustaba más el anterior…

    Gracias por los comentarios a Polonio y Jose.

    Polonio, la frase de García Márquez me recuerda a una cosa que siempre decía mi abuelo: hay que llegar a una honrosa paz con uno mismo. Y sí, lo de tercera edad es una cursilada…

    Jose, como siempre, tan atinado con tus observaciones. Ni que decir tiene que comparto todo lo que dices… Eso sí, ¿no te has puesto a pensar en la influencia de algún meteorito que pase más cerca aún de la Tierra que el que está previsto para hoy?

  5. CARTA ABIERTA A RAJOY Y RUBALCABA
    Muchas gracias a usted señor Rajoy y también a usted señor Rubalcaba, como Presidente del Gobierno y Jefe de la Oposición, Gracias por habernos mostrado su declaración de la renta, naturalmente legal de lo que no dudo (otra cosa es que se dude de otras cosas) gracias por hacernos ver que ganan ustedes 100 veces mas que un miliurista, el 70 % de los trabajadores en España, 200 veces mas que un pensionista, el 70% llegan a los 600 euros y 240 veces mas que esos seis millones de parados que cobran los 400 euros, y algunos cero patatero.
    Se nos dijo por activa y por pasiva que teníamos que ser austeros y se está dando muestra de ello, pensionistas de 600 euros están tirando de de su casa, la de sus hijos y de sus nietos, si eso no es austeridad que venga Dios y lo vea.
    Hoy me siento mucho mas protegido, porque si es verdad lo del dicho bíblico al Cesar lo que es del Cesar, ustedes ganan lo que merecen y me siento reconfortado de que estoy gobernado por personas que valen 200 veces mas que yo y por las declaraciones de políticos y cargos de confianza la mayoría de los que nos gobiernan valen 200 veces mas que nosotros, como las urnas son soberanas y hemos elegido a los que valen mas, estamos en el buen camino, el barco lleva buenos capitanes, disfrutemos del crucero, solo tenemos que dar, Tiempo al Tiempo.

  6. A veces tengo días muy negros marta, no me hagas fantasear con donde me gustaria que cayeran asteroides…;-)

  7. Me ha sorprendido gratamente el articulo de Marta,pues cuando lei la noticia del nipon ,me entro un escalofrio y no por lo que decia sino porque esa forma de pensar no está lejos de convertirse en realidad..
    Jose D. Rosello hace referencia a “La fuga de Logan” y yo pienso en la pelicula “Cuando el destino nos alcance. (Soylent Green)” .
    Esta pelicula puede contestar la pregunta ¿para que sirven los viejos?
    La película tiene lugar en Nueva York alrededor del año 2022 Allí se vive una penuria terrible. Las escenas muestran el gran hacinamiento de 40 millones de personas en una Ciudad-Prisión, el desempleo abierto es dominante, el comercio, escuelas e industria han colapsado, los supermercados dejaron de operar porque eran tomados con violencia por millones de desesperados hambrientos, suciedad e inmundicia, por la escasez de agua la gente no se baña, ni funcionan ya los drenajes, ya no hay luz electrica en las calles, se vive en estado de sitio permanente, todos los suministros estan rigurosamente racionados, debido a los asesinatos por robo generalizados el dinero ha sido eliminado por una marca de barras en la piel de la parte extena de la mano que deben pasar en un laser-scanner para tener derecho a recibir sus dotaciones de soylent y aceso al albergue, la gente vive en almacenes con literas que tienen hasta seis pisos cada una, otros duermen en el piso, de noche en los albergues se prnden algunas velas, a la gente solo se le permite salir a la calle con salvoconducto, miseria, hambre, continua represión violenta, corrupción policíaca rampante, los libros son tan raros que algunas personas se les permite acceso a las bibliotecas. La castracíon es obligatoria para los mas pobres, los que llegan a concebir mas hijos son ejecutados, El agua, jabón, y las verduras frescas son inaccesibles, y para los ricos sumamente difíciles de conseguir. La carne es algo que sólo las personas mayores recuerdan haber consumido regularmente. Los viejos son disuadidos a suicidarse tan pronto como sea posible. El carácter principal, es un policía, interpretado por el Actor Charlton Heston.
    Es tan difícil conseguir víveres que el sustento principal lo constituyen galletas denominadas “Soylent” en una variedad de colores: rojo, amarillo, y al principio de la película se introduce el verde, “supuestamente hecho de algas marinas”.
    Ya se pueden imaginar de que estan hechas las galletitas Soylent Green.
    ¿Para que sirven los viejos?
    Pues para dar de comer a mucha gente,sobre todo los que tienen una pension y hoy en dia son el unico sustento de muchos de sus familiares.
    De momento de esta manera,ya veremos si no cambia la cosa si nos siguen gobernando arpias como Cospedal .
    Estos dias ha saltado a la palestra en fraude en la comida preparada con la carne de caballo…..puede ser un serio aviso que puede hacer palidecer a mas de uno y que la realidad siempre supera a la ficcion.

    En fin….gracias Marta por tu articulo….bueno …ejem….no se si darte las gracias o marcharme devuelta a Civitalek allá en ganimedes…..por lo menos alli no tenemos la necesidad de comernos unos a otros.

    Ante mi doy fe.
    AC/DC
    firmado:
    JAJAJA….que nervios.

  8. Los ciudadanos merecemos cuando menos que el Gobierno de España y el Jefe del Estado nos informen adecuadamente de los que está pasando, que la Casa Real y el Presidente del Gobierno esté bajo sospecha, aunque presuntamente, es una situación insostenible para cualquier país democrático. La ciudadanía debe pedir cuentas a quien depositó su confianza, uno como gestor del Gobierno y otro como cabeza visible y Jefe de Estado. Que nadie tome como el deseo de derribar a nadie, más bien es el temor a que todo sea cierto. El daño ya está hecho, la Oposición también debe dar las explicaciones de su gestión, que nadie tire piedras sin estar libre de culpa. Ha llegado la hora de la verdad, la situación no se soluciona diciendo DESALOJEN COÑO, más bien dando explicaciones antes de desalojar. Desde mi posición en la que nunca ocupé cargo político (solo mi militancia y mi ideología) esta no incluye el linchamiento de nadie, sino en pedir que los responsables den las explicaciones que deban dar, con arreglo a su responsabilidad. Es tanto el daño que entre unos y otros están haciendo a los ciudadanos, a la democracia y a la convivencia, que es urgente que se tomen medidas. Que nadie intente quítate tu que me ponga yo, esa labor la tenemos como derecho a los españoles como votantes, que no les quepa duda que vamos a mirar con lupa lo que está pasando, es mucho lo que hemos perdido, como para dejar nuestro destino en manos de trileros, las manzanas podridas hay que sacarlas urgentemente del cesto, las de arriba y las de abajo, en definitiva sanear el cesto, en beneficio de todos. Que nadie se le ocurra decir todos son iguales, eso es tan dañino como la corrupción, porque es culpar a quien no se debe, en la política tanto de izquierdas como de derechas, hay buena gente y merecen nuestro respeto, lo que no significa impunidad para nadie.
    Estas consideraciones son a titulo personal de Andrés Ortiz Aguilera.
    LIMPIEMOS EL CESTO DE LAS MANZANAS

Deja un comentario