Para Ana y Mía, princesas de porcelana

Aitor Riveiro

Querida Ana, querida Mía:

Desde pequeñitas quisisteis ser princesas de porcelana, niñas perfectas cuya ilusión era lograr un cuerpo perfecto. Para ello, no dudabais en engañar a vuestros padres y en encontrar en Internet más y más ‘tips’, trucos, que os ayudaran a vomitar, a perder calorías, a estar más delgadas.

Vuestra inspiración llegaba a través de ‘chats’, foros y ‘blogs’ que encontrabais en Internet gracias a buscadores como Google, que ni pueden ni deben censurar información.

Queridas Ana y Mía. Si habéis llegado hasta aquí buscando formas de adelgazar vomitando, si habéis caído en las garras de la anorexia y la bulimia, no desesperéis. Hay todo un mundo maravilloso esperándoos al otro lado del espejo, fuera de estereotipos imposibles e insanos.

Luchad contra vuestra obsesión. Liberaos. Antes de seguir buscando la manera de autodestruiros y de destruir a vuestra familia, pasaos por esta página, donde la superstición deja paso a la información.

Porque la realidad, queridas Ana y Mía, es esta… ¿Quieres ser así?

Un afectuoso saludo y suerte.

* Este post forma parte de un proyecto que pretende eliminar de los primeros resultados de los buscadores aquellas páginas ‘web’ y ‘blogs’ que hacen proselitismo y apología de la anorexia y la bulimia. Las chicas y chicos víctimas de estas enfermedades suelen buscar en Internet consejos y apoyo para seguir autodestruyéndose. Intentamos ayudarles a salir y para ello aportamos nuestro pequeño granito de arena.