El futuro de los trabajos

David Rodríguez 

Siempre se ha discutido acerca del “futuro del trabajo”, pero este debate se acelera si atendemos al ritmo con el que se producen los avances técnicos y científicos. Ahora bien, las aportaciones del pensamiento feminista nos muestran que no debemos hablar de “trabajo” en singular, sino de “trabajos” en plural. Sin entrar en el debate semántico, es cierto que existen dos grandes tipos de trabajos en el mundo actual, el de la esfera reproductiva y el de la productiva. Por consiguiente, haríamos bien en preguntarnos sobre el futuro del mismo en un sentido más amplio del que suele hacer la economía convencional.  Sigue leyendo

Nos la jugamos con Merkel

LBNL

La siempre díscola y populista derecha social-cristiana de Baviera, que afronta el reto de las elecciones del länder en Octubre, se la está jugando a Angela Merkel desde hace semanas. Tradicional aliada confederada de la cristiano-demócrata CDU – al modo del PSC con el PSOE salvando las distancias – la CSU amenaza por boca de su hombre en Berlín, el Ministro del Interior Seehofer, con imponer controles unilaterales en las fronteras de Baviera saltándose a la torera el régimen europeo de Schengen. Todo para limitar al máximo la llegada de más demandantes de asilo e inmigrantes. De momento Merkel resiste, con la ayuda de algunos socios europeos como Macron, Pedro Sánchez y hasta Tsipras. Pero son muchos los que en Europa, particularmente en centro-europa, conspiran contra Merkel, incluido el tan jóven como engominado Canciller austríaco Sebastian Kurtz, que hace un par de semanas se reunió con Seehofer y anunció la creación de un eje contra la inmigración también junto a la Italia dominada por el líder de la Lega Norte y Ministro de Interior Salvini. A Merkel cabe hacerle muchos reproches pero sin ella Europa habría saltado por los aires en al menos un par de ocasiones durante el último lustro. Fue ella la que en última instancia decidió que Grecia podía quedarse en el euro y la que calmó la espiral bélica en el este de Ucrania con el acuerdo de Minsk. Y también la que ante la tragedia que vive Siria, reafirmó que los que huían del horror encontrarían refugio en Alemania, como dicta el derecho internacional. No se lo perdonan. Afortunadamente parece que Merkel va a ganar el pulso baviero. Esperemos porque en caso contrario la Unión Europea puede facilmente saltar por los aires.

Sigue leyendo

Después de las presidenciales: resistencia y alternativa de poder

Ángel Crespo

Petro, como siempre, se hizo esperar para comparecer a los simpatizantes de la Colombia Humana que abarrotaban el centro de Convenciones Gonzalo Jiménez de Quesada. Nosotros después de conocer los resultados del recuento por TV y después de algunas dudas decidimos ir, seguramente en Barcelona no hubiera ido, pero cuando llegamos me di cuenta que habíamos tomado la decisión acertada, seguramente los cientos de personas que llenaban el centro de convenciones, muchas con lágrimas en los ojos, pensaron lo mismo, que en una situación así, era necesario un ejercicio de catarsis colectiva. Sigue leyendo

¿Quién es el favorito de las bases?

Carlos HIdalgo

La democracia interna es una novedad en el PP. Desde su fundación el PP es lo que se llama en ciencia política un “partido de notables”; esto es: un partido donde unos pocos cargos controlan en gran medida todos los procesos internos y la militancia, las masas, apenas tienen carácter legitimador y en raras ocasiones controlan la acción política de los líderes. O dicho de otra manera: desde que Fraga fundó AP y la refundó en PP, siempre se ha sabido quién es la autoridad. Y la autoridad manda y aquí no hay más. Sigue leyendo

De Borrell

Laertes

Este artículo viene motivado por el que ayer se publicaba, titulado “Ringo y Josep” en el que Senyor_J glosaba, en contraposición, a Ringo Starr y a Josep Borrell. Como el retrato de Borrell me parecía sesgado e incompleto, hicer un comentario en respuesta cuyas ideas principales, mejor ordenadas y redactadas -espero- constituyen el cuerpo de este texto. Sigue leyendo

Ringo y Josep

Senyor_J

A lo largo de esta semana, el denominado cuarto Beatle, Ringo Starr, realizará una minigira de conciertos por España que lo llevará a Barcelona, Madrid, la Coruña y Bilbao. A diferencia de Paul McCartney, cuyas visitas a nuestro país se han producido cada cierto tiempo, hay que remontarse a la gira de The Beatles por España para encontrar el único precedente de Ringo visitando nuestro país. Y eso fue en 1965. Sigue leyendo

Inmigración: hablando claro

LBNL

La mini Cumbre europea de ayer salió más o menos bien pero las espadas siguen en alto para el Consejo Europeo que tendrá lugar a finales de semana. Entretanto seguirán siendo rescatados diariamente decenas, más bien centenares, de subsaharianos por los guarda costas españoles e italianos. Mientras que a Grecia, y también a Bulgaria por tierra, seguirán llegando cantidades similares de principalmente sirios, afganos e iraquíes en busca de refugio en Europa frente a las guerras que sufren en sus países de origen. Desde el sur se acusa al resto de falta de solidaridad, principalmente a los países centro-europeos pero el sur no es compacto porque España y Grecia no comparten el discurso xenófobo del nuevo gobierno italiano. Como rechaza la mayoría de Europa el rechazo centro-europeo a recibir las cuotas de inmigrantes y refugiados que la Unión Europea les ha asignado. Lo fácil es acusarles de xenófobos y racistas. Lo cual es parcialmente cierto. Ahora bien, lo que nadie dice, porque es políticamente incorrecto, es que los centro-europeos rechazan sobre todo recibir no tanto subsaharianos sino refugiados árabo-musulmanes, que son mayoritariamente percibidos en sus sociedades como terroristas del ISIS. Lo cual es obviamente una percepción absurda. Pero real. Tan absurda como pensar que España, Italia, Grecia y la Comisión Europea pretenden poner en peligro la prosperidad de Europa imponiendo una política de puertas abiertas. En conclusión, para solventar esta crisis sería necesario que el sur empatizara con el norte tanto como al contario pero no van por ahí los tiros. Al contrario, avanzamos hacia una Europa de dos velocidades también sobre inmigración. Sigue leyendo