Imaginad que los independentistas fracasan

José Rodríguez

Si eres como la mayoría de lectores de “Debate Callejero”, no serás favorable a las tesis independentistas; por tanto este ejercicio mental que te pido te será bastante fácil. Imagina por un momento que los independentistas no consiguen su objetivo. O bien no pueden realizar el referéndum el 1 de octubre o bien lo realizan, pero después no consiguen hacer efectiva la independencia. Sigue leyendo

La serp de l’estiu

Julio Embid

El pasado lunes 3 de julio la portavoz de Educación del Partido Popular de Aragón María José Ferrando dio una rueda de prensa en las Cortes de Aragón para levantar las bilis de su tropa agitando algo muy típico de la derecha aragonesa: el anticatalanismo. Dijo la señora Ferrando que el PP-Aragón no permitirá la imposición del catalán ni de la “fabla” y que “la única” lengua materna de los aragoneses es el castellano. Sigue leyendo

Helmut y Simone D.E.P.

LBNL

Me refiero, obviamente, a los dos gigantes políticos europeos – Helmut Kohl y Simone Veil – fallecidos estos días. Eran completamente diferentes. Ella francesa, mujer y liberal, él alemán, hombre y conservador. Ella consiguió no solo sobrevivir al holocausto tras haber sido deportada desde Francia con toda su familia – que pereció en Auschwitz – sino sobreponerse estudiando y haciendo una brillante carrera política en la que destaca la consecución de la legalización del aborto y, por supuesto, la Presidencia del primer Parlamento Europeo elegido por voto directo de los ciudadadanos, primera mujer en alcanzar dicho puesto. Helmut Kohl creció bajo el nazismo, entró en política regional, alcanzó el mando de la cristiano-demócrata CDU y en 1982 consiguió ser nombrado canciller tras convencer al partido liberal de que abandonara a los social-demócratas y formara Gobierno con él. No dejó el cargo hasta 1998 y en realidad lo hizo por culpa de una traición interna protagonizada en parte por Angela Merkel. Les unía sus destacadas contribuciones al proyecto europeo.

Sigue leyendo

40 años del “Régimen”

Guridi

Esta semana se han conmemorado los 40 años de las primeras elecciones democráticas tras el franquismo. Y nadie recuerda nada ya.

Es un poco difícil hacer ver a quienes no vivieron aquellos años lo que era aquello. España era un gran cuartel, con una clase dirigente que se regía únicamente mediante la cercanía al tirano y una sociedad rendida, temerosa, que no había olvidado los horrores de la guerra porque los ganadores aún mantenían el dedo en el gatillo. Una sociedad en la que las mujeres necesitaban el permiso de un hombre para trabajar, en las que las personas LGTB iban la cárcel, en la que la palabra de un cura o un portero “caballero mutilado” te podían hundir la vida.

Sigue leyendo

La gran reconciliación

Senyor_J

Asistimos a un proceso de reconciliación entre los partidos y la ciudadanía que, aunque incipiente, empieza a restaurar algunas brechas que se han generado en los últimos años pero que tardarán en estar restauradas plenamente, si es que llegan a estarlo. Lo hemos visto en el Partido Socialista, donde una masa descerebrada que no ha entendido la gran amenaza que supone Pedro Sánchez, ha devuelto a Susana Díaz a Andalucía mediante mensajería urgente. Lo apreciamos también en lo sucedido con el peligroso Jeremy Corbin, un malvado antisistema que se proponía crear un régimen soviético en Gran Bretaña frente la virtuosa y nada antisistema Theresa May, siendo finalmente esta la que va a tener que sudar tinta para sobrevivir durante más de dos telediarios de sobremesa a las puñaladas que le lanzan desde su partido. También el alocado Mélenchon, ese aliado técnico del Frente Nacional, ha estado a punto de dar la campanada y se ha quedado a las puertas de generar un duelo a muerte con Marine Le Pen, siendo finalmente Macron el que ha fulminado a los dos y a unos cuantos más. Entretanto esos venezolanos de PODEMOS siguen saliéndose de los guiones marcados por el Régimen del 78, al proponer un cara a cara con Mariano Rajoy El Honesto, que ha hecho posible ponerle sobre la mesa aquello de que “yo no sé si me fiaría mucho de alguien que tiene tantos amigos en la cárcel”, abriéndose así la posibilidad de que se le haga deponer las armas antes de que finalice la legislatura. Sigue leyendo

Valentía y responsabilidad frente a la corrupción

Laia Martí Cacho

“¿Por qué te metes en esto, tú que tienes la vida solucionada?”, “Con lo tranquila que podrías vivir”, “En todas partes se hacen estas cosas”, “Es inútil denunciar, a estos nunca les pasa nada”… Estos son algunos de los comentarios de vecinos y vecinas con los que convives a diario cuando a raíz una denuncia de tu partido, el nombre de tu pueblo aparece en todos los periódicos por presunta corrupción. Sigue leyendo

Colombia avanza hacia la paz

LBNL

¿Dónde están los que, más listos que nadie, predecían que las FARC nunca se desarmarían? Porque aunque el proceso de paz en Colombia parece haber desaparecido del radar informativo, como casi todo lo que va bien, en los últimos meses las FARC se concentraron en las zonas acordadas y se han desarmado conforme a lo acordado en presencia de observadores internacionales, Guardias civiles españoles incluidos.

Sigue leyendo

Regreso al pasado, sin estorbos

Guridi 

La malvada comisión gestora resolvió a Pedro Sánchez una de las papeletas más difíciles que tuvo en su primera etapa como Secretario General: dar paso a un Gobierno para que el PSOE pudiera ejercer de oposición. Ese paso, que se tenía que dar sí o sí, resultaba un poco indigesto a Pedro Sánchez, dado que se había llenado la boca con el “no es no” y sabía que mucho del humo que había vendido se iba a disipar. Pedro intentó convocar tramposamente un congreso exprés, para tratar de asegurarse el puesto mientras decidía si se abstenía para empezar a ejercer de líder de la oposición o, usando de nuevo su conocida temeridad y falta de escrúpulos, si íbamos a terceras elecciones, para ver si el panorama cambiaba lo suficiente como para ahorrarse el trago de abstenerse con Rajoy. Sigue leyendo

El abanico de papel

Manuel Lobo

Esta primera ola de calor estival, que nos ha sorprendido a final de primavera, ha servido para poner sobre la mesa, nuevamente, las carencias educativas que tenemos en nuestro país.

No son sólo la vuelta a primera plana de los informativos del cierre de aulas y los testimonios de los profesionales de la educación y de los padres, quejándose de la falta de condiciones ambientales para poder dar clase con normalidad. Sigue leyendo