Nos la jugamos en las primarias

LBNL

Vayan por delante un par de aclaraciones. Primero: Soy militante de base pero el próximo domingo no voy a votar a ninguno de los tres candidatos a la Secretaría General del PSOE por una mezcla de obstáculos logístico-administrativos y, sobre todo, por falta de verdadero entusiasmo por ninguno de los tres en liza. Segundo: Espero que gane Susana Díaz, porque me parece que es la menos mala de los tres y la más capacitada para volver a situar al PSOE como una alternativa de gobierno socialdemócrata creíble y viable. Tercero: Aún así, considero que Susana es co-responsable de la lamentable situación en la que se encuentra el partido, tanto por haber sido cómplice de la operación del aparato que aupó a Pedro Sánchez a la cumbre en detrimento de Madina como por su falta de decisión para proponerse como alternativa tras la debacle electoral de diciembre de 2015; como también por los modos empleados para desalojar a Pedro Sánchez después de su segunda derrota estrepitosa. Sin embargo, su co-responsabilidad palidece frente a la responsabilidad directa de Pedro Sánchez y la complicidad de Patxi López, que le apoyó hasta el final, lo mismo que Oscar López y César Luena, que se pasaron a la tercera vía con él sin dar una mínima explicación sobre por qué Sánchez ha dejado de ser válido. Tampoco la ha dado Hernando, el más listo de los tres ex Blanco boys, que desertó durante el mismo Comité Federal traumático y consiguió mantener la portavocía parlamentaria con la gestora. En cuanto a Patxi, me resulta imposible olvidar su complicidad con la operación de chantaje velado a Zapatero para que evitara que la malograda Carme Chacón forzara elecciones primarias frente a Rubalcaba. De aquellos polvos estos lodos.

Sigue leyendo

De la política y sus espejos

Alfonso Salmerón

La política está enferma de postureo. Es el signo de los tiempos. Se vive en una suerte de seudorealidad virtual, un como si que lo abarca todo. Tal vez el narcisismo sea la verdadera plaga de nuestra sociedad post. Nada existe sin la mirada del otro. Todo se hace pensando en esa mirada alienante. Un yo permanentemente desdoblado. Es la sociedad de las redes sociales. Comparto, luego existo. Instagram, facebook, twitter….el deseo insaciable de ser mostrado, exhibido. Sociedad enferma de narcisismo, versión poser. Una vuelta de tuerca más hacia la liquidez extrema. ¿Sociedad gaseosa? La política no escapa a eso. Es otro producto cultural de nuestro tiempo. Desde Macron a Le Pen, pasando por Rivera e Iglesias. También Sánchez. Y Mas. Sigue leyendo

Decir una cosa cuando se hace la otra

Guridi 

Ayer pasó una cosa muy curiosa en un acto de Sánchez. En su intervención de 20 minutos, Sánchez se dirigió a la prensa para pedirles que se centren menos en los cruces de declaraciones de los candidatos y que se centrasen más en los proyectos. Cuando acabó el mitin, los periodistas acudieron a Sánchez para que les contase su proyecto. Pero Sánchez no quería contestar ninguna pregunta. Entonces, los periodistas le preguntaron que estaban haciendo precisamente lo que él les demandaba desde el estrado: “romper la barrera de la comunicación para hablar de proyectos”. Sánchez dijo “hacéis muy bien, venga gracias”. Sigue leyendo

La borrachera de gasto público

David Rodgriguez 

El Ministro de Hacienda y Función Pública, Cristóbal Montoro, durante el debate para defender el proyecto de Presupuestos Generales del Estado de 2017, ha pronunciado una gloriosa frase que pasará a la historia del pensamiento económico español: “Venimos de una crisis por una borrachera de gasto público”. Por una vez, y sin que sirva de precedente, coincido con la afirmación del señor ministro, aunque mucho me temo que tal vez no estaremos muy de acuerdo en la argumentación que voy a proporcionar a este respecto. Sigue leyendo

Ampliar el tamaño del área democrática (Apuntes sobre el segundo eje)

Lluis Camprubí

Parece claro que el segundo eje (“cleavage”) de polarización y conflicto político ha venido para quedarse. Un segundo eje que se añade al persistente izquierda-derecha (en comunidades políticas con cuestiones nacionales no resueltas sería el tercer eje, claro está). Donde su importancia y centralidad vienen de los desajustes del actual disloque entre el área de capacidad democrática (la limitación del estado-nación) y el tamaño de los fenómenos económicos, y a su vez la reemergencia de las cuestiones de identidad y la incapacidad de poder dar una respuesta satisfactoria a las múltiples demandas y retos de la sociedad. Recientemente Berta Barbet recordaba su relevancia en un artículo http://www.vozpopuli.com/opinion/UE-cuela-elecciones-presidenciales-francesas_0_1019898609.html. Naturalmente frente al hecho pueden adoptarse todo tipo de actitudes: negarlo, minimizarlo, intentar moldearlo, adaptarse, abrazarlo, asumirlo, posicionarse, “catch-allearlo”… Sigue leyendo

Derrotar al populismo

Senyor_J

Fluyen los titulares con un simple mensaje: “Francia logra frenar al populismo”. La victoria de Emmanuel sobre Marine no ha tardado nada en ser considerada por cierta opinión publicada como la nueva gran barrera de contención para frenar el avance del populismo en Europa. Primero se logró esquivar el escenario más temido, aunque no por demasiado margen: el duelo a muerte en segunda vuelta entre el Frente Nacional y la Francia Insumisa, es decir, el duelo populista que según parece habría supuesto el fin de la Europa que conocemos. Ahora, en esta nueva votación, carente de emoción alguna, Macron, como era totalmente de esperar, se lleva de largo la victoria en un sistema mayoritario que, a falta de un escenario con múltiples opciones, no deja otro remedio a la mayoría que el elegir entre susto o muerte. En este caso el veredicto no ha sido muerte, sino susto, pero un susto bien conocido: Francia disfrutará en la presidencia de un tecnócrata advenedizo y comprometido con las políticas macroeconómicas hegemónicas en la Unión Europea, que es lo que hoy en día mejor caracteriza a la UE por encima de cualquier otra cosa. Sigue leyendo

Et vive la France encore!

LBNL

La derrota de Le Pen ayer con menos del 35% consolida la remontada europea frente al populismo xenófobo tras el desastre del referendum del Brexit en Reino Unido. Entre medias ganó también Trump, fuera de Europa y como candidato de un partido tradicional pero con un discurso xenófobo perfectamente asimilable al de Wilders en Holanda, que fracasó, y al de Le Pen en Francia, que hace dos semanas ya fue incapaz de ser la más votada en la primera vuelta, lo que los sondeos le habían dado esperanzas de conseguir – también a Wilders – no hace demasiados meses. Además, ayer también el partido de Merkel ganó las elecciones parlamentarias del länder de Schleswig-Holstein y, todavía más importante, la xenófoba AfD se quedó en un 5% raspado que en la práctica despeja completamente su amenaza. Queda Italia, donde quién sabe cuándo se convocarán elecciones en función de los tejemanejes de Renzi, que sin embargo puede que sea el único capaz de derrotar a los populistas 5 Estrellas de Grillo y sus posibles aliados de la Lega Norte, estos si verdaderamente fachosos. En fin, muy buenas noticias aunque no deja de ser un horror que estemos ganando esta batalla en la prórroga, o incluso en los penaltis.

Sigue leyendo

Neoesclavismo de cinco estrellas

José Rodríguez

Una de las serpientes comunicativas que ha nacido estos días es el abuso de la figura de “estudiante en prácticas” en varios restaurantes de cinco estrellas. Se ha focalizado en la figura del afamado cocinero, Jordi Cruz, pero es una situación que se da en la mayoría de las cocinas de alto nivel. Este ha salido a defenderse diciendo que sus estudiantes en prácticas lo son bajo convenios acordados con los centros de formación de los que provienen y que él proporciona dietas y alojamiento, algo que en otras cocinas no ocurre. Sigue leyendo

Un poquito de tolerancia conmigo, por favor

Senyor_G

Me tengo por persona educada y tolerante, por eso no creo pedir demasiado si les pido a los demás educación y tolerancia conmigo en justa contraprestación. Miren ustedes que hasta les doy hoy vacaciones políticas de las grandes para no hablar de la alta política de corrupciones y robos de unos, de impotencias de otros y de ser criticados por intentar hacer algo para arreglarlo a otros. Sigue leyendo