Otro dramático giro

Carlos Hidalgo

Los periodistas usamos un montón de coletillas. Cuando tienes que escribir algo rápido y más o menos bien, a veces tiras más de la cuenta de frases hechas, refranes y expresiones un tanto manidas. Así que, aparte de este primer párrafo exculpatorio, voy a empezar con una de esas muletas:

 En un dramático giro de los acontecimientos el Gobierno ha filtrado sus intenciones de adelantar las elecciones al mes de abril. Y aunque se publicó inicialmente que sería el día 14, aniversario de la proclamación de la II República Española, la fecha que se manejaba en el medio donde paso más horas al día, ElPlural.com, era la del 28 de abril; que es la que se ha terminado imponiendo en el resto de medios de comunicación.

 Si bien el Gobierno no confirma la fecha, ni el adelanto electoral, tampoco la desmiente. Si en el día de hoy decaen los Presupuestos Generales del Estado, parece que Pedro Sánchez Pérez-Castejón pedirá al Rey disolver las cámaras y la convocatoria de elecciones para el 28 de abril.

 ¿Es un farol? Seguramente lo sabremos. Pero es que antes hemos tenido otros giros dramáticos, como la tragicomedia del relator, la obcecación de los separatistas, el nuevo cierre del Parlament de Catalunya, la patriótica convocatoria de las derechas en Colón, la lectura de un manifiesto con mentiras -mayoritariamente verdadero, ha matizado el PP- y la foto del llamado “trifachito”: Pablo Casado (PP), Albert Rivera (Ciudadanos) y Santiago Abascal (Vox).

 Con el drama del relator innominado todo pintaba mal para el Gobierno, con el relativo pinchazo de la manifestación patriótica parece que la cosa pinta peor para las derechas y la ultraderecha. Y esto aún puede tener más giros, como una mala telenovela que no sabe cómo acabar la temporada.

 Y como en las malas telenovelas, tenemos sobreabundancia de dramatismo y actuaciones histriónicas. Las repetidas acusaciones de “traidor” proferidas por Pablo Casado, amén de otros insultos surtidos, no caen necesariamente en saco roto. Es posible que esa acumulación de adjetivos desmovilice a parte del votante de derechas moderado y sensato, pero moviliza a los más extremistas e intoxica de odio al resto, que no tendrían por qué poner en duda las palabras del líder de la oposición, al que se le supone responsabilidad y solvencia. Una responsabilidad y solvencia que, ay, están ausentes del panorama.

 No libro de culpa a la desconcertante labor de la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, tampoco a los vaivenes de Sánchez, ni a Podemos, que agradece que el foco no esté sobre su más que evidente descomposición. Pero las incitaciones al odio y los discursos incendiarios no nos hacen ningún bien. Las crisis pueden solucionarse o empeorarse. Y parece que todos tienen sus motivos para empeorar las cosas, esperando que el deterioro general afecte más al contrario que a los propios.

 Pero es que no estamos hablando de las estrategias y actuaciones de los concursante de un programa de telerrealidad, estamos hablando de la actuación de los representantes públicos, que deberían estar tratando de pactar cosas en el Congreso y en el Senado, en lugar de planear golpes de efecto y buscar ofensas ingeniosas, en el peor estilo de Gabriel Rufián. Todo de cara a unas elecciones, donde se supone que se hará borrón y cuenta nueva. Pero el poso de lo que se hace hoy nos perseguirá mañana.

 La ausencia de presupuestos va a perjudicar gravemente a nuestra economía. Recordemos que estamos con los presupuestos prorrogados de Cristóbal Montoro, aquellos que casi nos costaron una sanción de la Comisión Europea por chapuceros. Recordemos que el mundo nos mira, ahora que el Supremo está juzgando a los políticos presos y el decadente Puigdemont juega a prolongar sus cinco minutos de fama internacional. Recordemos que tenemos preocupantes tasas de desigualdad, que una cuarta parte de los niños en España están en situaciones de pobreza y exclusión y que mientras los líderes políticos se miran en el espejito de Twitter, vamos sabiendo con cuentagotas datos que parecen indicar que el segundo banquero del país mandó quemar un rascacielos, porque no estaba del todo seguro que la CNMV hubiera enterrado las investigaciones sobre él cuando estaba dirigida por su abogado personal.  

Nací en 1976 y apenas tengo recuerdos de la transición, así que no sé hasta qué punto la puedo idealizar. Pero sí que recuerdo lo serios y soporíferos que eran los políticos en aquel momento, imbuídos de su responsabilidad de hombres de Estado. Y los plúmbeos debates televisivos de la época, donde tan fácil era ser instruido por “La Clave” como quedarte dormido antes de que acabase el programa.  

Las democracias funcionan mejor cuando son serias, aburridas y predecibles. Y no sé hasta qué punto la nuestra puede aguantar los bandazos a los que está siendo sometida.

7 pensamientos en “Otro dramático giro

  1. Yo tengo bastante claro (puede suscitar debate, aunque creo que ganaria) que el aznarismo de los 90 acabço con la politica seria y aburrida, de ahi fue todo incremental. Recuerdese la legilsatura de ZP y todo lo que salia por la boca -y la manifestación- de aquellos.
    Luego es verdad que mucha gente se ha sumado, el giro indepe de Convergencia es espectacular, y los ultimos en llegar a lo mejor P´s, pero comparado con lo anterior no se si tanto. A P´s de hecho nadie le “odia” con mas intensidad que cierta parte de la sensibilidad PSOE a la P´s atacó e hirió con mas regustillo en sus primeros tiempos.

    Aunque la política no peude estar solo llena de “pichasfrias” si que estos deben tener una representacion nutrida, a fin de que la esfera pública no se trate todo el rato de a ver quien dice la mas gorda.

    Por eso me gusta tanto Gabilondo.

  2. Impecable el Tribunal Supremo dejando hacer en la sala gestos clericales a modo de introitos o decorado de tenida masónica en donde destacaba la figura arzobispal de un Président en el fondo que intentaba reconfortar con su sola presencia ( ¿ cuándo trabaja este hombre ? ) a los procesados y también, por qué no , a unos abogados que eligieron la peor de las argumentaciones , aquellas que anulaba con su sola presencia el independentista catanazi Torra.
    Versalleco y con una elegancia antigua , el Tribunal concedía todo : desde una petición para ir al servicio hasta una salvedad procedimental dilatoria por parte de un letrado. Escuchaba paciente como los abogados le señalaban sus obligaciones , como si la justicia comenzara en ese momento , a la vez que en el exterior unos periodistas franceses , siempre inquietos por descubrir el Mediterraneo , eran entrevistados por la dolorosa similitud entre Cataluña y Bretaña , Euskadi y Córcega ,de modo que , como sucede en el Tour , el protagonista es el corredor número 187 , ¡ un francés !
    La tensión en la calle , poca y contenida , con ocasionales entrevistas a diputados de ERC que emitían sentencias ante las alcachofas de la Sexta . En Cataluña ni siquiera pincharon las procesiones nocturnas porque apenas se insuflaron alientos al estilo de Nuremberg porque estaban sus líderes ocupados con el cocido madrileño, como tutti quanti.
    Los europeos y no europeos han visto normalidad , dentro de la excepción española tradicional , barroca , con tendencia a la indignaciòn grave del caballero de la mano en el pecho , y se han reído al saber que el del fondo , no trabaja , no está acusado y no lleva un botijo.
    En el bar de la plaza se agotaron las porras.

  3. Pues ya está hecho. No hay presupuestos y Sánchez se retira a la Moncloa para meditar qué es lo que hará hasta que los reyes vuelvan de Marruecos.

  4. Hay cosas que no entiendo de esta clase política.
    No entiendo por qué la derecha española se pone tan cafre contra el gobierno,por las exigencias de los independentistas,cuando deberían de estar riéndose de ellos al ver que están encausados en un proceso judicial ….que yo sepa .
    Los independentistas van llorando por las calles pidiendo clemencia.

    Un poquito de por favor y estribor..

    Hombre si algo tienen en común la derecha española y el independentismo ,son sus valores cristianos,unos defendiendo los valores cristianos del franquismo y otros encumbrando a las alturas la religiosidad del movimiento independentista,cuando en realidad esa Iglesia les ha dado a unos y a otros un buen número de pederastas,como vemos últimamente que salen a la luz…como Dios manda.

    Al final está claro lo que quieren unos y otros ,que les sigamos como corderitos.

    Hoy han degollado las pocas esperanzas que me quedaban para volverme un Hombre cabal ….

    Lo siento…..JA JAJA.. que nervios.

  5. Imaginen por un momento que el presidente del Gobierno tomará buena nota de lo que ha sucedido hoy.
    Y pensará como yo…
    Tomaría nota de la postura de la derecha y les tomaría la palabra y les propondría un 155 a tutti plain de la hostia tu !.
    Tomaría buéna nota de las palabras de los independentistas e instaurado el155 ,me saltaria la ley como hicieron ellos y convertiria en comunidades autonomas las provincias de Girona,Tarragona,Barcelona Lleida y El Vall de Aran .
    Entonces Catalunya ay ay la Catalunya desaparecería del mapa y dejaría de ser un problema.
    Y todo eso sin ser muy cabal….jeje.

Deja un comentario