Otra verdad incómoda

Andrés Gastey

 

Algunos le han reprochado al ex Vicepresidente verdescente de los Estados Unidos, Al Gore, la supuesta falta de consonancia de su prédica ecologista con sus comportamientos cotidianos; otros le achacan que haya transmutado la relativa pasividad de sus mandatos en activismo vacuo cuando ya no tiene más poder que el de su palabra persuasiva; no falta, por último, quien le acuse de haber manipulado los datos de la realidad para forzar las interpretaciones que están en la base de su oscarizado documental “Una verdad incómoda”. Por mi parte, yo le tengo simpatía a Gore; me basta con imaginarme lo diferente que hubiera podido ser el mundo de hoy si se hubiera resuelto de manera distinta el contubernio de Florida en las presidenciales estadounidenses del año 2000.

 

Volviendo a su cruzada ecologista, creo que el documental de Gore tuvo cuando menos el mérito de hacer comprensible y cuantificable la amenaza que supone el cambio climático. Aunque, salvo coprófilos y coprófagos (que los hay), todos intuimos que la contaminación no es buena, transformar una convicción difusa en información susceptible de inspirar un programa político de acción para afrontar un problema de envergadura mundial es, me parece, algo muy valioso.

 

La intención de estas líneas no es, sin embargo, darle una nueva vuelta al debate sobre el cambio climático: no pretenden ni denostar la escuela negacionista (que, como es sabido, tiene entre sus grandes gurús a un afamado empleado de Rupert Murdoch) ni, ahora que el grajo vuela bajo en España, reafirmarles a ustedes en su tal vez desfalleciente fe en el calentamiento global. Lo que querría hoy es proponerles una reflexión sobre otra verdad incómoda, relacionada con las drogas ilegales.

 

Creo que todos podemos coincidir es que la situación actual es catastrófica. Los índices de consumo de estupefacientes (salvo, tal vez, la heroína) aumentan. El problema de salud pública que se ha generado en las sociedades con muchos usuarios de drogas ilegales, como la española, es enorme. La delincuencia asociada a las drogas ilegales golpea a los países opulentos y destruye a los países menos favorecidos. Baste recordar tres ejemplos dentro de este rubro. Es conocida la incidencia del narcoterrorismo en la perenne inestabilidad colombiana. También vienen de lejos los complejos vínculos entre narcoeconomía y realidad política en Afganistán. En estos últimos meses ha cobrado mayor notoriedad la virulenta narcoguerra civil que está librándose en México; ha llevado al Presidente del país (¡al propio Presidente!) a reconocer que la mitad de la policía mexicana no es de fiar.

 

Convengamos también en que las cosas no tienen pinta de ir a mejor.

 

Por un lado, la panoplia de sustancias psicotrópicas se ha diversificado. Continuará haciéndolo. Al  tradicional refinado o destilación de materias primas naturales de las que se extraen los principios activos estupefacientes se han sumado los procesos industriales para fabricar las más variadas drogas sintéticas, o “de diseño”, a base de la combinación de sustancias químicas puras. Por otro lado y como queda dicho, la demanda no disminuye. Así como, por ejemplo, se observa en algunos países, España entre ellos, una esperanzadora curva decreciente en el consumo de algunas drogas legales (tabaco), el número de personas que acceden a las drogas ilegales sigue aumentando. Ello proporciona el combustible que alimenta el lucrativo negocio del narcotráfico, con las consabidas consecuencias.

 

Hemos, por tanto, fracasado a la hora de combatir la droga. Y, cabe subrayarlo, este combate se ha llevado a cabo hasta ahora a través de la proscripción. En efecto, a lo largo del siglo XX se fue ilegalizando el consumo, la tenencia o la compraventa de un cada vez mayor número de narcóticos.

 

Desde su inicio, la ilegalización ha planteado serios problemas en todos los órdenes. De tipo metodológico, primero, porque la arbitrariedad de la distinción entre drogas legales e ilegales es palmaria, como puso en evidencia el oscuro período de la prohibición del alcohol en los Estados Unidos (“y como allí no beben por la Ley Seca/ y sólo a los enfermos despachan vino/ yo pagué a precio de oro una receta/ y compré en la farmacia vino español”, que cantaba la Britney Spears de mis tiempos). De tipo filosófico, sobre todo, porque es muy difícil de defender que el Estado ha de legislar sobre lo que uno puede o no puede introducirse en el cuerpo, si lo hace en uso de su libre albedrío y sin perjuicio directo a terceros (nada que ver con el libertarismo alcohólico al volante que propugnó el ya citado empleado de Murdoch).

 

Desde una perspectiva utilitarista, estas objeciones podrían, tal vez, haberse soslayado si, aún sacrificando en parte la coherencia del sistema o incluso el espacio de la libertad individual, el paradigma prohibicionista hubiera tenido éxito. Pero no ha sido así. No sólo el problema del consumo de las drogas se ha incrementado a lo largo de estas décadas, sino que muchos pensamos que la prohibición ha contribuido a agravarlo en algunas de sus dimensiones. El volumen del negocio que se deriva de la combinación de demanda creciente e ilegalidad es enorme. Los flujos descontrolados de dinero que origina corrompen, desestabilizan y asesinan.

 

Así que la otra verdad incómoda que debemos afrontar es que, aparte de las objeciones de tipo filosófico que puedan oponérsele, la ilegalización de las drogas no sólo no sirve, sino que es parte de problema. La anagnórisis sobre los efectos de la contaminación que para muchos supuso el documental de Al Gore tiene su correlato respecto a las drogas en innumerables obras de ficción de recio sabor documental, desde la impresionante película Traffic hasta casi cualquier novela negra contemporánea.

 

Debemos, pues, cambiar el paradigma.

 

Pero el inmovilismo tiene muchos partidarios. Están, primero, los negacionistas que, como respecto al cambio climático, rechazan que la situación actual merezca corrección: dejar las cosas tal y como están es su, en mi opinión, suicida preferencia.

 

Una versión más sutil y prevalerte del negacionismo es la que, reconociendo que el modelo actual es insatisfactorio y que no se sostiene ni por sus resultados ni por sus fundamentos filosóficos, afirma la inconveniencia de que los Estados tomen medidas individualmente: a falta de una especie de Protocolo de Kyoto para la regulación transnacional del mercado de los estupefacientes, sería preferible el mantenimiento del statu quo, incidiendo, si acaso, en la desincentivación de la demanda a través de la educación.

 

Desde luego, esto último es necesario. Y no voy a desmentir que, al igual que sucede respecto al cambio climático, la acción internacional concertada sería la opción más deseable. Si las naciones pudieran ponerse de acuerdo para no sólo despenalizar el tráfico y consumo de sustancias psicotrópicas, sino para regularlo como una actividad económica más que genera productos con riesgo para la salud del consumidor (siguiendo de cerca los marcos existentes para el tabaco o el alcohol), buena parte de los problemas asociados a las drogas entrarían en vías de solución inmediata, o al menos de encauzamiento. Ahora bien, no nos engañemos: ese consenso internacional no se alcanzará en un futuro previsible.

 

La falta de ese gran acuerdo no impidió a una vanguardia de países asumir por su cuenta en Kyoto compromisos muy importantes en pro de una causa global como es la lucha contra el cambio climático. Tal vez nos correspondería, también en el terreno de la autorización regulada de las drogas, empezar un camino hacia la normalización, un camino al que, estoy seguro, las naciones acabarían sumándose; si no por convicción, sí por necesidad.

 

Hay verdades que no son sólo incómodas, sino políticamente tóxicas. La reinstauración de la República, llegar a un acuerdo con Marruecos sobre el futuro de Ceuta y Melilla o la regulación del consumo de drogas son causas perfectamente razonables que ningún partido político con opciones de gobierno en España abrazará. Pero a veces algún líder visionario es capaz de asumir como objetivo aspiraciones que generaciones precedentes consideraron quiméricas. Que España dedique al final de esta legislatura el 0,7 % de su PIB a Ayuda Oficial al Desarrollo entraba en esa categoría. Por tanto y en contra de lo que dijo aquél, non lasciamo ogni speranza.

72 comentarios en “Otra verdad incómoda

  1. Impresionante

    Estoy preocupado, coincido con AG, casi al cien por cien. Hasta en lo del libertarianismo conductivista (al conducir, me refiero). Y además aprendemos qué es la anagnórisis. Un detalle, el protagonista del arbol de la ciencia, compra la morfina en la farmacia.

    Tan solo precisar que en Colombia existe narcoterrorismo, si. Y narcocontraterrorismo seguramente. Paramilitares narcos y narcos militares. Lo de Colombia es grave, porque afecta a todas las instituciones… y hasta las contrainstituciones como las FARC, etc.

    En México, creo, que existe una especie de narcoiglesia

    No se, en cualquier caso

  2. No creo que el problema de las mafias se resuelva con la legalización de las drogas. Si se legalizan, se dedicarán a otras cosas (armas, pornografía infantil, alimentos contaminados, falsificaciones y piraterías varias) y no rebajarán ni un ápice su nivel de violencia, pues donde el estado es débil o corrupto es la ley del más fuerte la que se instala. Los Corleone no traficaban con heroína, vamos.

    El peligro de las drogas no es el de las mafias, que siempre han estado ahí, ni siquiera el de la salud física de los consumidores, sino el de su salud mental. Como sustancias psicoactivas que son modifican el comportamiento, crean dependencias graves también psicológicas y estados mentales alterados: agresividad, depresión, esquizofrenias, apatía, alucinaciones…

    Obviar el efecto destructor de las drogas en las capacidades y el equilibrio emocional de las personas es olvidarse de la parte más grave del problema. Un consumidor habitual de psicotrópicos puede empezar haciendo vídeos psicodélicos bastante aburridos y colgarlos en la red, y puede acabar planteándose entregar Cueta y Melilla a Marruecos.

  3. Nuestro helenista articulista nos plantea la legalización de las drogas. Teóricamente es una tesis, sólo una tesis, admisible. Supongo que la eficacia de la medida sólo se notaría si fuera una legalización coordinada a nivel internacional. Mientras queden “paraísos”, nunca mejor dicho, una medida así, creo, sería ineficaz. Pero lo mío también es una tesis. Por mi parte, si se ponen todos de acuerdo, no hay problema. Uno ya sólo se droga con Pingus y Svevo (asociados).

    Parrafada antisistema (volumen 1): la droga es el bien fungible del tercer mundo. Unos tienen el dólar, y su maquinita para fabricarlo. Otros el euro, y sus bancos centrales. A los parias, en el reparto de la puta mano invisible, les ha quedado la droga, una moneda de cambio que cotiza bien en el mercado de bienes y servicios. La banca internacional está encantada con ella: nunca se quejan de las comisiones que les cobran. No tengo muy claro que la cocaína mate a más gente que algunas políticas monetarias o el plan de negocio de las 100 primeras empresas mundiales por volumen de facturación. El FMI, que cada quince días nos recuerda a los españoles que nos vamos a morir de hambre en el 2009, podría dedicar su tiempo a estos temas y no a meter el miedo en el cuerpo a gentes tan inocentes y angelicales como yo.

    Por otro lado, lo más importante para mí, sin drogas no hubíeramos tenido gran parte de la mejor literatura, la mejor pintura o la mejor música de nuestra Historia.

    Y Ceuta y Melilla para quien la trabaja. Como Murcia.

  4. Buenos días, amigos y amigas. Ciertamente que el debate que Andrés Gastey trae es incómodo, y con demasiada complejidad como para frivolizar con él. Me explico, muy brevemente. Coincido con Polonio en que la eficacia de la posible legalización de la droga tiene como premisa fundamental la coordinación internacional. Albergo la idea, otrosí, de que el consumo y expedición de estos tóxicos de forma legal haría desaparecer uno de los factores que más inciden en los niveles de criminalidad y además evitaría problemas sanitarios. Todos sabemos que los tóxicos que se venden en el mercado de la droga tienen un preocupante nivel de impureza. Dicho de otra forma, a la dosis que el toxicómano adquiere le sobra un 60% de porquerías y le falta principio activo de más pureza. Así, se añaden sustancias, unas inócuas, como harina de cereales o de pescado, otras muy nocivas, como productos químicos diversos utilizados para la limpieza, para la desrratización o el control de plags de insectos, polvo de ladrillo, yeso, aluminio, etc … por parte del laboratorio ilegal que la elabora.

    Pero no coincido con Polonio en su aseveración sobre el que la droga haya sido causa determinantes de estupendas obras de creación artística y cultural. No sé si lo afirma de veras o es un comentario jocoso, admitiendo que en el ámbito artístico y literario existen numerosos ejemplos de adicciones, cosa que no les diferencia de otros ámbitos de actividad económica o profesional, dicho sea de paso. Primero poque no creo que la creatividad del ser humano dependa de las cosas que uno se meta en el corpachón. Quiero creer que existen otras causas, educacionales, sentimentales, espirituales, etc …. incluso la mismísima genialidad innata con la que algunas personas nacen, que motivan el milagro de la creación artística. Segundo, me parece que hay que ser prudente en este ámbito, y todos no lo somos siempre (inclúyaseme, mea culpa). He visto ya demasiadas familias destrozadas (bien por cercanía familiar o afectiva, bien por motivo del ejercicio de mi profesión) por la lacra. Hacemos demasiadas bromas al respecto, creo.

    ¿Ceuta y Melilla? Oh, la Patria de nuevo en peligro. Escucha, oh España, mi aflicción, ……

  5. Nota urgente para los ciudadanos de Ceuta y Melilla:

    No son ciertas las especulaciones vertidas por Nerva 3.

    Amistad Civica aunque sea «un consumidor habitual de psicotrópicos» que «empezó haciendo vídeos psicodélicos bastante aburridos y colgarlos en la red» …como experimento vital ,no se plantea en esta legislatura entregar Ceuta y Melilla a Marruecos.

    Repito para los mas ciegos :»no me planteo en esta legislatura entregar Ceuta y Melilla a Marruecos.»

    Moncloa Viernes 12 Dic.2008

    firmado:
    JAJAJA…que nervios.

  6. Que ha llamado el IPC por teléfono y ha dicho que ya se puede volver a ir de compras a Carrefour. Los viejitos están muy contentos, ya que el mes en el que se calcula y adaptan sus pensions es el que baja más el IPC y les resuelve el problema de no tener que cargar con mas dinero, que están mu pochos pa tanto peso. Así que como ya el petroleo ha bajado, pues ya se puede comprar gasolina más barata en aquellos surtidores que se hayan enterado de la bajada del IPC y la adapten. Los que protesten porque no tienen coche y ven que las lechugas siguen altas, que se jodan, se hubiesen comprado uno, que las lechugas ponderan poco en el IPC y no como las bombillas que si ponderan más y por eso las cuelgan.
    Habría que obligar a las grandes superficies a que colocasen una estantería para productos IPC y no tener que estar buscándolos por el resto del hipermercado, para al final no encontrarlos y tener que comprar otros.

  7. Que se empieza entregando Ceuta y Melilla, y acabamos entregando al sarraceno hasta la virtud de nuestras mocitas, ya te digo.

  8. Creatividad y drogas, tema interesante: yo pienso que los artistas crean a pesar de las drogas y no gracias a ellas, aunque muchos encontraron fuente de inspiración en el tema (García Alix, y sus conmovedores retratos de los mundo de la noche, la ciudad y el jaco, Arrebato, de Zulueta, tan inquietante y paranoica donde una jovencísma y escuálida Cecilia Roth nos enseña todos sus encantos mientras se mete un chute)

    En cuanto a nuestro Andy Warhol zapaterista, aún le queda un hervor, al menos en el campo creativo, para llegar a emocionar con sus series fauvistas de las sesiones parlamentarias.

    Existe una teoría conspiranoica no demasiado descabellada que sugiere que la heroína fue introducida en los guetos negros para neutralizar el Black Power y toda aquella efervescencia de los 60 que a punto estuvo de hacer tambalear el american way of life.

    Aquí tuvimos nuestra versión castiza, la de unos servicios secretos tardofranquistas quebrando los movimientos asociativos y obreros de los barrios a lomos del caballo.

    Sea como fuere, siempre recordaremos aquella generación perdida de los 80, paro y droga , mientras los recién llegados al poder saboreaban las mieles y los oropeles y se enganchaban a ellos con la misma ansiedad con la que los yonquis desfilaban camino de la Ventilla para conseguir su papelina.

  9. El tema que nos trae Andrés Gastey es complicado. Coincido con él en varios aspectos: la arbitrariedad en la consideración de droga; la dificultad de justificar el paternalismo del Gobierno; el fracaso en el combate de la drogadicción; los efectos externos de la ilegalidad.

    No obstante, discrepo en otros. Primero, no está claro que el Estado esté actuando de forma paternalista al prohibir las drogas. Los efectos del consumo sobre terceros podrían justificar que el Estado actuase para reducir el consumo. Segundo, tampoco tengo claro que el fracaso manifiesto de las políticas contra el tráfico y el consumo de drogas justifique la legalización per se. Sin pretender hacer un ejercicio de ciencia contrafactual, la legalización podría dar lugar a mayores problemas que los derivados de la ilegalidad. Tercero, no entiendo bien cuál es el motivo por el que sea deseable una acción internacional concertada, más allá de la desmantelación de los conglomerados de tráfico de drogas y lavado de dinero negro. En este sentido, creo que hay sociedades más preparadas que otras para afrontar escenarios en los que las drogas pudieran adquirirse dentro de la legalidad (Holanda y Jamaica son dos ejemplos de sociedades en las que la legalidad -en Holanda- o la permisividad -en Jamaica- tiene efectos muy diferentes sobre la población).

    Tras estas dudas que me asaltan sobre posibles efectos de la legalización, en lo que sí coincido con el autor es en la convicción de que éste es un tema central que habría que abordar con la máxima urgencia. Y que habría que hacerlo liberado de los corsés moralistas o de cálculo electoral que podrían derivarse de la apertura de este debate.

  10. [5]

    Gracias Salaberria por aclararme que existe un “drama” humano ligado a la droga. No me había enterado hasta hoy. Se lo agradezco.
    Arrodillado ante la Santa Patrona del Blog, pido perdón una vez más por mi natural impulso juvenil para abordar los temas. A partir de ahora trataré cualquier cuestión que rodee el drama con la asepsia de un forense. Espero que cunda mi ejemplo entre el personal de la casa. Todo sea para bien de la humanidad y la España autonómica.

    ::

    Don Fernando, empezaba a asustarme su ausencia de estos días. Por un momento pensé que había sido usted el elegido para encabezar la lista del PP a la europeas. ¿Sabe cómo va el casting?

    ::

  11. En este pais tan catolico no entiendo como se puede negar la facultad de llegar a Dios mediante los componentes de la naturaleza que ha creado y puesto a nuestra disposicion, para que el libre albedrio ponga a cada uno en su sitio.

    ¿Somos pecadores por comernos una ensalada con tomate ,lechuga,cebolla unos rabanitos ,zanahorias ,aceite y unas gotitas de vinagre o limon?.

    ¿Somo pecadores por comernos unos pastelitos hechos con honguitos alucinojenos porque son malos para el colesterol mental?.

    En E.E.U.U. esta permitido la tenencia de armas ,causates de multitud de asesinatos ,mientras que la posesion de marihuana,causante de multitud de carcajadas es considerada delito para la salud publica.

    ¿Pero que pasa cuando las armas y el trafico de drogas son moneda de cambio en las bolsas de todo el mundo?

    Pues que pagan justos por pecadores.

  12. No seamos ingenuos ,si en España se prohibiera el consumo y el cultivo de zanahorias ,imediatamente surgiria una mafia de especuladores con dinero negro que emplearian la extorsion y el uso de la fuerza para mantener ese mercado a toda costa.

    ¿Quien puede vivir sin zanahorias ,si son buenas para la vista?.

  13. Eso colega, tu pon una plantación de zanaorias que yo pongo la de palos……. que pa eso soy de derechas.

  14. Nerva 9…gracias por el piropo al decir «que me falta un hervor» aunque me consideres un Andy Warhol zapaterista,nadie es perfecto.

    Si quieres dejo a mi mujer y nos casamos….jeje.

  15. Querido Polonio, no veas en mi intervención ningún reproche. Te creo totalmente consciente del drama humano que rodea al mundo de la droga, cómo no. El incidir en ello es una llamada de atención general que me incluye. Ya sabes que en no pocas ocasiones he hecho yo mismo bromitas respecto de las guarreridas que algunos se meten en el cuerpo y sus efectos. Es inevitable y seguro que nadie lo hace con aviesa intención. Mis disculpas si crees que te estaba haciendo admoniciones parroquiales, no es mi intención.

    Fernando, ¿cabeza de lista del PP a las europeas? No es mala idea. Tendríamos una campaña entretenida. Por lo demás, respecto del casting, va a estar interesante, y va a ser una de las nuevas muestras de combate cainita dentro de nuestra derecha patria. Parece que Marianico gustaría de Gallardín en la cabecera de lista, pero buena parte del partido se va a rebelar contra tamaña decisión, empezando por los perancistas. Y parece, igualmente, que Mayor Orejón no es la opción preferida de Marianico, que gustaría relegarle. Ante ello, con la posibilidad de perder su sillón, Jaimito no ha dicho ni mí, cosa que ha enfadado a la caverna que le jaleaba cual el patriota egregio que es (o era, según Fedeguico). Así que yo creo que se optará por una tercera opción aséptica que no escueza a unos y otros (salvo que el sector más extremo del PP, con Peranza al frente, diga aquí estamos y plante desde ya batalla con las caretas quitadas). Puede ser cualquier dirigente de los denominados «expertos» en relaciones internacionales del PP, como Moragas (que es de confianza) o Arístegui. Hagan apuestas.

  16. No sé Don Polonio. Ni idea quien va a poner el PP para Europa. Uno que hable extranjero ….. supongo.

  17. Tiene razon ,Fernando.

    Bueno,Nerva,la verdad es que mi mujer me ha puesto patitas en la calle ,por estar liado todos los dias contigo…estoy en tus manos….jeje.

  18. Yo diria que las tesis centrales del artículo son: la prohibición ha fracasado, y los datos cantan; crea, además, daños colaterales graves en todo el mundo; se funda en criterios poco claros (la admisibilidad del tabaco y la ilegalidad de la marihuana sólo se sostienen por razones culturales); y no tiene sentido dese la lógica de un sistema de libertades. Está claro que para muchos no hay anagnórisis etopéyica que valga; qué se le va a hacer.

    – Dice el Di Stefano del autogol algo así como que «la legalización de las drogas no va a resolver el problema de las mafias (…) que siempre han estado ahí», y que «los Corleone no traficaban con heroína». Y habla de lo malas, malísimas que son las sustancias psicotrópicas. Pero, alma de cántaro, ¿no sabes cuál fue la época dorada de la mafia? ¿Te suena algo la «prohibition»? El efecto destructivo derivado de la prohibición (que no funciona) ha ido creciendo a medida que aumentaba la cifra del negocio. Cualquier indocumentado sabe que el alcohol es una sustancia psicotrópica más activa y adictiva que muchas de las drogas ilegales.

    – Existen ya regímenes regulados del uso de drogas. También en España, sorpréndase. En Andalucía, ha habido programas piloto de administración de HEROÍNA en hospitales públicos. Con buenos resultados, recuerdo. Yo, como Antesala, no veo la necesidad estricta de que la regulación sea unánime en toda la comunidad internacional. Creo que eso es lo que quiere decirnos el articulista; sería deseable, pero tal vez no imprescindible. Y me parece que también propugna una acción pública para desincentivar la demanda (básicamente, información a consumidores potenciales), que podría inspirarse en lo que ya se hace con el tabaco. Pero eso no basta.

    Abrazos para todos.

  19. Nerva…porfa…no me dejes solo y abandonado en un cibercafe en una pequeña isla del Mediterraneo…hoy tengo ganas de ti…me tienes enganchado como si fueras la droga mas dura que haya en el Universo.

    ¡¡Dios mio,cuanto te necesito!!….JAJAJA….que nervios.

  20. Si Amistad se presentara a las europeas yo le votaría. Su lema debería ser: ¿Quién puede vivir sin zanahorias si son buenas para la vista?

    En junio, por si las moscas, me voy a exiliar a algún paraiso artificial mientras dure la campaña a las europeas: aguantar a Juan Fernando López Aguilar es más de lo que se le puede pedir a un bípedo de última generación. López Aguilar habla siempre como si estuviera recitando el tema 125 de la Ley Hipotecaria. Me resulta igual que a Rajoy un desfile militar. Lo peor sería un duelo Juan Francisco López Aguilar ( a este tipo siempre se le cita con todos sus nombres y apellidos: por qué?) con Mayor Oreja, si finalmente es el elegido en el casting del PP. Terrible. Menos mal que el camarada Pratxanda ya nos indicará algún partido revolucionario de algún pueblo perdido de la Alcarria al que votar.

  21. Todo el artículo… bueno se puede estar de acuerdo o no. Pero el párrafo «Pero el inmovilismo tiene muchos partidarios. Están, primero, los negacionistas que, como respecto al cambio climático, rechazan que la situación actual merezca corrección: dejar las cosas tal y como están es su, en mi opinión, suicida preferencia. » hombre, al menos un poquito manipulador parece ¿no? Un poco más y nos dice que quienes creen que las drogas deben estar prohibidas son como los peones negros. Mezclar el cambio climático con la política antidroga es un poquito tramposo a mi entender.

    Pero también hay otro fenómeno con el que lo podemos comparar, como es el botellón. El botellón ha servido para que los menores de edad puedan emborracharse, saltándose la ley española. El botellón ha sido, de facto, la derogación de todas las leyes de protección con respecto al alcohol. No entiendo muy bien por qué alguna gente opina que es progresista no oponerse al botellón, pero bueno.
    Lo que si nos ha servido es para ensayar, con una sustancia menos nociva, lo que supondría la legalización de sustancias más nocivas. ¿cuales han sido los resultados? Pues alcohólicos de 15 años, peleas en las calles, y comas etílicos.
    Lo que no entiendo es la oposición de los hosteleros para el botellón. Están consiguiendo con el una cantera de futuros clientes ampliamente fidelizados a las sustancias que ellos venden. Cuando los botelloneros empiezan a trabajar y tienen mayores ingresos, siguen bebiendo lo mismo, pero ya en los bares.

    En fin, no estoy de acuerdo con el artículo.

  22. Los espeñoles primero!!!

    Ostras! entregar la virtud de las mozas a los sarracenos? Lo que faltaba! Los españoles primero!!! Queremos que se socialize a Ariadna Gil!! Y si la quiere el saraceno al menos que nos de gasolina a buen precio!

    Si tenemos un cobloguero ministro, porqué no otro eurodiputado? Fernando a Bruselas!!!! What about the bulb!?!?

    El cancer o el aborto son un dramas personales a los que el estado presta asistencia. El alcoholismo tambien. El estado cobra impuestos, sanitariamente controla la industria licorera y atiende a los enfermos…dijesemos. En el caso de la droga, tenemos igualmente un drama personal pero vivimos en un «libre y negro» mercado.

    Antesala no quiere hacer un contrafactual. Ah no! hagamoslo! Ya lo hicieron cuando se ha ido decidiendo prohibir las drogas, como señala AG, a lo largo del siglo XX. Se consideró que al prohibir se acabaría el problema. No es sencillo, pero… habrá que irlo pensando.

  23. Arriba la despenalización y abajo la religión. A partir del año que viene, fuera Reyes Magos y que la cabalgata sea solo de camellos.

  24. Querido Teoura, no tengo ni un sólo dato sobre los resultados de la dispensación de heroína en hospitales públicos de Andalucía, y eso que trabajo en el sistema. Sí conozco de cerca el programa de dispensación de metadona porque se realiza en los centros de atención primaria, que son los que yo frecuento. Es cosa distinta y los resultados no son nada halagüeños, o por lo menos a mí no me satisfacen en nada.

    Querido Fernando, si la conditio sine qua non para encabezar la lista peperí a Uropa es la de ser reputado políglota, sólo hay un candidato válido y superior a los demás: Ansar Imperator, que igual se arranca por tejanas en los USA, que fabla el italiano con los de Forza Italia, que deslumbra en deustch en el Congreso de la CDU, que imparte sabiduría ex-cátedra en Jorgetaon en english pitinglish, que encima hasta parla catalá en el intimidad. Eso por no hablar de su dominio de la lengua de Cervantes, faltaría.

    Posdatilla: y consta que también sabe hablar por teléfono.

  25. Creo que al hablar de drogas tendriamos que establecer tres apartados:
    El plano intelectual.
    El plano legislativo.
    El plano medico.

    Estos tres planos se juntan en la siguiente frase:

    España es un pais de borrachos.

  26. Pablo Franco mezcla argumentos sobre la droga y los peones negros y creo que no le falta razón. Juraría que esa gente, vistos en directo, se chuta copeína por las mañanas. Nada de copazos antiborbónicos en días señalados, mucho más que un cigarrito de zetapejuana antes de irse a dormir. droga dura, creanme.

    Por Alcarria no me sale nada, pero tengo al Partido Regionalista de Guadalajara // http://es.wikipedia.org/wiki/Partido_Regionalista_de_Guadalajara // No se si es muy revolucionario. Estan en contra de la central de Zorita. Si no siempre tiene a Izquierda Castellana.

  27. Siguiendo mi post 27 …os pongo como ejemplo a un ejemplar (valga la redundancia) habitante de nuestro pais de borrachos.
    Nuestro queridisimo J.M. Aznar.
    (Os pongo integro este articulo aparecido hace unos dias en El Plural.com)

    El negacionismo del ex presidente, criticado desde la ONU: «Pronto podrá ver el Sahara español»

    La convención sobre Cambio Climático a Aznar: «Â¿Quieres ir a decirle a esta gente que sus problemas no son reales?»

    ANDRÉS VILLENA OLIVER

    El negacionismo climático de Aznar -y, de paso, la pobre opinión que el ex presidente ha manifestado en sus últimos años sobre Naciones Unidas- le acarrea, en ocasiones, respuestas profundamente críticas contra su postura. Ha sido en la propia ONU desde donde se han recordado las más recientes opiniones del ex presidente en contra del cambio climático. A partir de estas, el secretario ejecutivo de la Convención de Naciones Unidas sobre Cambio Climático, Yvo de Boer, ha querido advertirle de que en unos pocos años podría ver el «Sáhara español»: «Yo le diría: ‘mira a través de tu ventana’. Pienso que en unos pocos años más podríamos tener el Sahara español para que él lo viera».
    No han sido ajenos, por tanto, los expertos a lo declarado por Aznar en fechas recientes. En este sentido, durante la presentación el pasado mes de octubre del libro «Planeta Azul (No verde)», del presidente de la República Checa, Vaclav Klaus, Aznar criticó que en un momento de crisis económica se dediquen fondos a causas «científicamente cuestionables», como el cambio climático y llamó «abanderados del apocalipsis climático» a aquellos que defienden la lucha contra el calentamiento global para resolver un problema que «quizá o quizá no» tengan sus tataranietos.

    Contra especulaciones, hechos
    En contraposición con las declaraciones de un ex presidente cuya esposa ocupa el cargo de concejala de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Madrid, el máximo responsable de la Convención sobre el Cambio Climático, Yvo de Boer, ha advertido a quienes dudan de que esos cambios que estos ya están sucediendo y se refirió a aquellos países que se están viendo especialmente afectados. Este es el caso, por ejemplo, de las Islas Maldivas, cuyo nuevo presidente anunció el mes pasado que el Gobierno va a comprar nuevas tierras ante el hipotético éxodo al que les obligará el impacto del calentamiento global. Según ha informado Europa Press, el 80 por ciento de sus 1.192 islotes de origen coralino, habitado por unas 300.000 personas, está a menos de un metro de altura y los expertos ya han advertido de que sus aguas pueden elevarse en este siglo hasta 59 centímetros.

    ¿Problemas ficticios?
    «Está pasando ya. Hay países que están ahora ahorrando el dinero procedente de turismo para ser capaces de escapar al completo debido a la subida del nivel del mar. ¿Quieres ir a decirle a esta gente que sus problemas no son reales?», preguntó hipotéticamente al ex jefe del Ejecutivo español. Aznar -y probablemente es lo que busca- sigue dando que hablar en distintos foros.

    ************************************************************************************

    Gracias a Dios en España no todos somos unos borrachos…..jeje.

  28. Creo que este tema de la legalización ha sido, si no tocado, al menos rozado en otro momento.

    Resumen telegráfico de mi postura:

    En pro de la legalización, acabarriamos con el poder económico de las mafias.
    En contra de la legalización sinceramente creo que se acaba consumiendo más de una sustancia legal que de una ilegal.

    Como aquí estamos para mojarnos, si, legalización sí. Creo que son mayores los beneficios sociales de cortar el poder a las mafias que de que la gente se meta más «por la tocha».

    Al fin y al cabo, citando a Escohotado et al. «De la piel p’ a dentro, mando yo »

    Saludos cordiales

  29. Abundando en los argumentos de Sicilia:

    Lo que sigue es un extracto de “Friedman y Szaz sobre la Libertad y las Drogas”. Pertenece a una entrevista de 1991 en el “Foro Americano sobre Drogas”, un programa de debate nacional sobre asuntos públicos que se emite en los canales públicos de televisión. Randy Paige es un periodista especializado en asunto de drogas de Baltimore, Maryland, ganador de un premio Emmy; el profesor Milton Friedman ha sido Profesor Investigador Senior en la Hoover Institution sobre Guerra, Revolución y Paz en Stanford desde 1977 y se le considera el líder de la escuela económica monetarista de Chicago. El profesor Friedman ganó el Premio Nobel de Economía en 1976 y ha recibido asimismo la Medalla Nacional de la Ciencia y la Medalla Presidencial de la Libertad del Gobierno de EE.UU. en 1988.

    Paige: Ocupémonos en primer lugar del asunto de la legalización de las drogas. ¿En qué piensa que mejoraría América bajo ese sistema?
    Friedman: Pienso que América tendría la mitad de prisiones, la mitad de reclusos, diez mil homicidios menos al año, barrios urbanos en los que habría una oportunidad para gente pobre que viviría sin temer por sus vidas, ciudadanos que podrían ser respetables que son ahora adictos no convirtiéndose en criminales para obtener su droga, pudiendo obtenerlas con garantías de calidad. Bajo la prohibición del alcohol, las muertes por envenenamiento alcohólico, por cosas que se mezclaban con el alcohol de contrabando, aumentaron bruscamente. Igualmente, bajo la prohibición de las drogas han aumentado las muertes por sobredosis, por adulteración o por sustancias adulteradas.

    Paige: ¿En su opinión, en qué afectaría negativamente la legalización a América?
    Friedman: El principal efecto adverso que podría tener la legalización sería que muy posiblemente habría más gente tomando drogas. Aunque esto no está claro en modo alguno. Pues, si se legalizan, se destruiría el mercado negro y el precio bajaría drásticamente. Y, como economista, sé que precios más bajos tienden a generar mayor demanda. Sin embargo esto hay que tomarlo con grandes reservas. El efecto de la criminalización, de hacer ilegales las drogas, es conducir a la gente de las drogas blandas a las duras.

    Paige: ¿En qué sentido?
    Friedman: La marihuana es una sustancia pesada y voluminosa y, por tanto, relativamente fácil de interceptar. Los agentes antidroga han tenido más éxito apresando marihuana que, por ejemplo, cocaína. Así, los precios de la marihuana han subido, es más difícil obtenerla. Ha habido un incentivo para cultivar marihuana más potente y la gente se ha dirigido de la marihuana a la heroína, la cocaína o el crack.

    Paige: Entonces, hablemos acerca de otra droga: el crack.
    Friedman: En mi opinión el crack jamás hubiera existido sin la prohibición de las drogas. ¿Por qué se creó el crack? La manera más normal de tomar cocaína, que entiendo que era esnifarla, aspirarla, se hizo muy caro y los empresarios intentaron desesperadamente encontrar una forma de envasarla…

    Paige: ¿Empresarios?
    Friedman: Por supuesto, son empresarios, emprendedores. La gente que lleva el tráfico de drogas no son distintos del resto, excepto en que tienen más iniciativa empresarial y menos preocupación por dañar a otros. En ese sentido, son más irresponsables. Pero tienen un negocio y tratan de obtener tanto como pueden. Y así descubrieron que una buena forma de hacer más dinero era diluir el crack en bicarbonato u otra cosa (quiero decir, cocaína y lo que hagan, no conozco el procedimiento), para poder obtener dosis de cinco y diez dólares.

    Paige: Seguiremos hablando de eso en un momento. Pero, en relación con el crack, considerando que es muy adictivo y que…
    Friedman: Eso es muy dudoso. Es adictivo, pero entiendo, a partir de la evidencia médica, que no lo es más que otras drogas. De hecho todo el mundo está de acuerdo en que la droga más adictiva es el tabaco.

    ……..

    Sigue leyendo en:

    http://liberalismogallego.blogspot.com/2006/10/legalizacin-de-las-drogas-entrevista.html

  30. Santamaría [sobre Fraga]: «No se refiere a personas»

    Hay variss maneras de llamar «tonto de los cojones» al personal, una es directamente a lo Pedro Castro.

    Otra es haciendo ver que se está seguro de que todos los demás lo son, a lo Soraya Saenz.

  31. No hay dos sin tres. Al hilo de Amistad

    Recomiendo una serie excelente que se llama «The Wire», a parte de ser entretenida y de gran calidad, se ven mucho puntos de vista alrededor de este tema de las drogas y toda la problemática generada alrededor.

    Si la veis me agradecereis la recomendación.

  32. #30 Tienes razón Pablo. Ne refería a que el estado, solo está en la parte final, en la rehabilitación y no como en la industria licorera en todo el proceso. Pero no me acordaba de las narcosalas (como en Madrid, BCN o Suiza) , los programas de metadona, etc.

  33. El canal británico Sky Real Lives retransmitió ayer el suicido asistido de Craig Ewert, de 59 años, que padecía una grave enfermedad neuronal degenerativa.
    La noticia describe los últimos momentos:

    “Cuando la evolución de la enfermedad comenzó a acelerarse, el hombre decidió suicidarse en una clínica de Dignitas en Zúrich. Allí recibió un vaso con una dosis mortal de un somnífero, que ingirió con ayuda de una pajita.
    Dado que sus brazos ya estaban paralizados, a continuación accionó con la boca un reloj con temporizador, que desactivó la respiración asistida 45 minutos después. Mientras moría, la cámara continuó grabando.

    Las preguntas obligadas son:

    ¿Qué le parece la idea?
    ¿Hubiera consentido televisar ese suicidio si hubiera dependido de usted?
    Como espectador ¿lo hubiera visto? De hecho, ya que fue ayer, ¿Lo ha visto?

    Un debate muy interesante para tratar en algún momento en el blog.

  34. Muy a vuela-pluma sobre el tema que trae Don Polonio en 38. Vaya por delante que el debate de la eutanasia es acreedor de artículo de cabecera y de monográfica dedicación de los blogueros, y es complejo a nivel legal, científico, moral, y con todas las implicaciones posibles.

    – La idea, si es la de voluntariamente poner fin a su vida, me parece que debe quedar al albur de su propio albedrío y discernimiento. Defiendo el derecho a una muerte digna y la libertad para tomar ese tipo de decisión. Si la pregunta es si estuvo bien televisarlo, creo que no. Allá el Sr. Ewert (en paz descanse) por consentirlo y la cadena en cuestión por emitirlo.

    – ¿Hubiera consentido televisar el suicidio del Sr. Ewert? Entraríamos de lleno en el debate sobre la libertad de expresión, comunicación, los límites de la información y de la opinión, y me metería en un jardín,otra vez. Me alegro de no tener competencias para algo así.

    – ¿Lo hubiera visto? No. Por razones de trabajo veo a diario morir a la gente. Si alguna cuota de curiosidad tenía previamente a mi ejercicio profesional, ya la he saciado. Y después de lo visto, el momento de la muerte de una persona me parece digno del mayor de los respetos y debe (creo) estar rodeado del mayor grado de bienestar, confort y afecto posible. Es un momento íntimo que creo que no debe estar expuesto al morbo y mucho menos ser objeto de explotación comercial por parte de cadenas y medios. Creo o sospecho que en este espectáculo, precisamente, debe haber existido un generoso dispendio que van a disfrutar sus deudos. Y por cierto, venga a darle ideas a la cadena amiga ….

    – No lo ví.

  35. El bolchevismo tuvo a Eisenstein, el nacionalsocialismo a Riefenstahl, el zapaterismo, AC, te tiene a ti, como glosador de sus gestas.

    Nadie duda de que tus vídeos serán considerados clásicos en el futuro, y estarán en el MOMA.

  36. Sucia estrategia la de mezclar ideologías y regímenes totalitarios con el apoyo a un Presidente democrático (el que ha obtenido mayor respaldo en voto popular desde 1977 hasta la fecha). Propia del pirronismo-leninismo. Y viniendo de alguien que milita en el único partido parlamentario que no cumple con las exigencias del art. 6 de la Constitución (estructura y funcionamiento democráticos de los partidos), no deja de ser una broma macabra. Pero bueno, mejor tomárselo con animus iocandi: a Leona de España no le faltan glosadores en el mundo de la creación, y muy ilustres. Mencionemos a Albert (perdón, Alberto) «Tanque» Boadella, que también pasará a la historia (sobre todo por su ubicuidad).

  37. Que me perdone Polonio 38 y Jon 39 pero me resula imposible traer el comentario que hizo El Rojo Bermejo en 59″ al preguntarle sobre lo acaecido en el R Madrid con Schuster.

    algo asi como….»Es la cronica de una muerte anunciada ,que ha sido por suicidio».

  38. Pratxi, el vídeo de POLONIA es realmente genial. Qué buenos que son éstos, tú.

  39. Con perdón del articulista, les planteo un acertijo.
    A ver si saben qué señora, dedicada a la política, ha sido capaz de hacer semejantes declaraciones:
    «Desgraciadamente me temo mucho que, aunque de cara a la galería se esté aplicando una política con ETA distinta de la pasada legislatura, se podría estar pensando en volver al mal llamado proceso de paz, que en realidad es la negociación política con los terroristas».

    Les doy una pista: quiere ser presidenta del Gobierno.

  40. Le contesto a Polonio 38 con otra pregunta ¿Ha visto «Mar adentro»?…Yo no.

    El director de cine Alejandro Amenábar comparte la resolución del tetrapléjico Ramón Sampedro, que se suicidó con ayuda de un familiar tras décadas postrado en una cama y cuya vida retrata en su última película, Mar adentro. Sin embargo, sostiene que su intención con la película no era la de crear un debate sobre la eutanasia y su dimensión jurídica. Así lo ha afirmado el propio director en la presentación de la película hoy en Madrid.

    «Se trata más de una película reflexiva que reivindicativa. No era mi interés principal hablar de la eutanasia. Lo que me interesaba era Ramón Sampedro, el material humano, no he cargado las tintas sobre los aspectos jurídicos de la historia porque este tema se acabará legislando y yo quiero ir más allá. Aunque está claro que estamos con la postura de Ramón porque su vida era suya», ha dicho Amenábar antes del preestreno de la película. “Lo que se plantea la película es responder a la pregunta: ¿De quien es la vida de Ramón Sampedro?, yo creo que era suya».

    A juicio del director, la película, que se estrena mañana y que compite en el Festival de Cine de Venecia, “lleva un mensaje intelectual, el discurso de Sampedro, y uno emocional para el corazón del público». Así, el director se dice consciente de haber “entrado en el terreno de los sentimientos”, aunque no le “importa».

    Haga clic aquí
    *****************************

    La película es tramposa, pues lo que parece natural, espontáneo y casual, responde a un diseño de tiralíneas para dosificar el elemento ideológico.

    Juan Orellana

    http://www.muertedigna.org/textos/euta383.html

    *************************************

    Y ahora les pongo en un aprieto .

    ¿Estarian dispuestos a ver como una joven se hace el harakiri y mientras se desploma se saca un ojo,todo ello en tiempo real y en directo?.

    Si les pongo el enlace ¿seran capaces de asumir el riesgo que eso conlleva?.

Deja un comentario