Obama Romney segundo round

LBNL

Obama ganó el segundo debate la pasada madrugada, tras perder sorprendentemente el primero. Ahora bien, no fue una victoria en toda regla sino más bien a los puntos, que le servirá para frenar la tendencia positiva de Romney en las encuestas desde ya antes de su exitoso desempeño en el primer debate pero que deja las espadas en alto con vistas al tercer y último debate del próximo lunes y a las dos últimas semanas de campaña posteriores.

Obama hizo lo que se esperaba de él tras la decepción de la semana pasada: ser más agresivo, más incisivo y mostrarse más relajado y cómodo. Consiguió sacarle los colores a Romney en más de una ocasión, subrayando las incoherencias entre su acción de gobierno bastante centrista cuando era Gobernador de Massachussets, por ejemplo respecto a la sanidad, y su programa para la Presidencia del país, mucho más escorado a la derecha. Y aprovechó a conciencia una inexactitud torpe de Romney sobre lo que Obama declaró tras el asesinato de cuatro norteamericanos en el consulado de Bengasi.

Pero Romney mantuvo el tipo, repitiendo machaconamente que Obama había fracasado durante los últimos cuatro años y que el país no podía permitirse seguir así otro mandato. En contraste, él sabría como crear riqueza, como ya demostró durante su etapa de Gobernador.

Lo cierto es que Obama es mucho mejor orador que debatiente. Ya era así antes de convertirse en Presidente y la ausencia de competencia no le ha ayudado a prepararse. En cambio, Romney lleva décadas preparando debates concienzudamente (ya en 1994 le disputó a Ted Kennedy su escaño en el Senado) y las primarias republicanas batieron todos los récords en cuanto a número de debates. Sólo flaquea cuando le toca improvisar, bien por no haber previsto el tema o la situación, como cuando en uno de los debates republicanos le propuso a Rick Perry una apuesta de 10.000 dólares, realzando su imagen de millonario ajeno a la realidad cotidiana. Pero en general debate bien, transmite comodidad y es hábil tácticamente para decir en cada momento lo que mejor puede recibir la audiencia.

Obama tiene, además, que justificar todo lo que no ha podido hacer estos cuatro años, recordar que la situación económica no es mejor en parte por la oposición republicana en el Congreso a muchas de sus iniciativas y tratar de convencer al electorado de que, pese a todo, en los próximos cuatro años sí será capaz de poner en práctica todas las iniciativas pendientes.

Salvo sorpresa, el debate del próximo lunes tampoco decantará la carrera presidencial en un sentido u otro, especialmente porque estará centrado en política exterior. Obama parte con gran ventaja, tanto por algunos éxitos en su haber como la eliminación de Osama Bin Laden, como por la absoluta ignorancia que viene demostrando Romney durante toda la campaña en este ámbito. El problema es que el electorado norteamericano no presta demasiada atención a la política internacional.

En todo caso, revisando un poco los precedentes históricos, no parece haber una correlación directa entre los resultado de los debates –quién los gana- y los de las elecciones. Hay casos claros como por ejemplo Reagan contra Carter o Clinton contra Bush, en los que el debate contribuyó sensiblemente al éxito electoral de quién fue percibido como claro ganador. Pero hay muchos más casos de lo contrario: derrotas electorales del ganador de los debates, como Kerry tras dominar a Bush hijo.

Con este trasfondo, Obama sigue teniendo bastantes posibilidades de revalidar su victoria de hace cuatro años. Algunas webs especializadas estiman sus probabilidades de éxito en más de un 65%, atendiendo a sus probabilidades de ganar en los estados aún no decididos. Entre estos, el más importantes es, una vez más, Ohio, Estado en principio más republicano que demócrata pero en el que Obama lleva una ventaja de entre 2 y 5 puntos en las encuestas. Si se cumplen las estimaciones de voto pre segundo debate, Obama obtendría una victoria en voto popular a escala nacional de entre un 2 y 4 por ciento y, lo que es más relevante, alrededor de 280 votos electorales (como se recordará, lo que cuenta es ganar en cada Estado y embolsarse sus votos electorales, que son los que deciden la Presidencia).

Ya comprendo que para algunos todo lo anterior no dejará de ser un compendio de disquisiciones discutibles sobre un asunto mucho menos urgente e importante que el resultado de las elecciones gallegas o vascas del próximo domingo. Ciertamente, Rajoy sufrirá un nuevo golpe si Feijoó no consigue renovar la mayoría absoluta y la previsible victoria amplia del PNV planteará un escenario vasco más incómodo que el prexistente. Y no está el horno para bollos con el órdago catalán y el rescate en ciernes.

Ahora bien, soy un convencido de que el resultado de las elecciones presidenciales norteamericanas tiene un impacto directo en nuestras vidas. Baste recordar las consecuencias  del conflictivo recuento de votos en Florida en las elecciones de 2000: con Gore en la Presidencia muy probablemente no habría habido invasión de Irak y Aznar habría tenido más dificultades para perder completamente la cabeza.

Y dado como están las cosas, con la clase media empobreciéndose cada semana que pasa por efecto de los destrozos económicos perpetrados por los más ricos y consentidos por los supervisores negligentes, creo que nos va la vida en que Romney no llegue a convertirse en Presidente de los Estados Unidos. Dejando de lado su ferviente fe mormona (que ya cuesta), su visión para salir de la crisis es reducción de gasto público, reducción de impuestos (para todos, es decir, también para los más ricos), desregulación y alfombra roja a la inversión privada, al precio que sea. Es decir, un poco lo de Esperanza Aguirre y su esbirro con el gangster Adelson.

Si gana Romney lo tendremos aún peor. Afortunadamente y pese a lo reñido de la carrera, parece que no será así.

11 pensamientos en “Obama Romney segundo round

  1. Muchas gracias, LBNL, por el esfuerzo de hacer un análisis de un debate que se ha celebrado justo la pasada madrugada hora española. Estoy contigo en que el resultado de las elecciones de los USA no nos puede dejar en absoluto indiferentes (eso no supone no dar su justa importancia a lo de Galicia y País Vasco, en su escala), y me alivia que al menos Obama se haya recuperado del tropiezo del primer debate.

    Ni que decir tiene que Rommey me da tan mala espina (o peor) que Bush Jr… Crucemos los dedos (poco más podemos hacer desde aquí) porque Obama gane…Siempre nos irá un poco mejor.

    Sobre el debate, no está mal el breve análisis que ha hecho esta mañana en la SER mi siempre admirada Soledad Gallego Díaz…

    http://www.cadenaser.com/opinion/audios/soledad-gallego-diaz-siempre-hay-algo-puede-ir-peor-ejemplo-gane-romney/csrcsrpor/20121017csrcsropi_1/Aes/

  2. De ayer…

    Muy interesante el debate Don Cicuta-Polonio, así como las aportaciones de los demás. Yo me inclino más por la postura de Polonio, como siempre que sale a relucir el tema territorial. Y comparto por completo el comentario de PMQNQ.

    Lo malo del lío montado, por lo menos tal como lo veo, es que muchas voces moderadas guardan silencio, no vayan a confundirlos por tertulianos de Intereconomía por eso de defender la convivencia en una sociedad plural. Malo es que se plantee sin más la disyuntiva independencia sí-independencia no., dejando cada vez menos espacio a otras opciones, dejando cada vez menos donde elegir a muchos miles de personas.

  3. Bienvenida sea una nueva victoria de Obama, de llegar a producirse, cosa que espero y deseo.

    Como Marta, tambien encontré muy interesante el debate Don-Cicuta-Polonio y comentarios relacionados. Mi apoyo claro a las tesis de Polonio.

  4. Muy importente el desmentelamiento de la red de blanqueo de capitales desrticulada. Esperemos que tenga algna influencia en frenar el avance de una competencia, claramente ilegal como se está aflorando.
    Convendría que en la lucha contra el fraude se pusiese un poco más de interés, por la cuenta que nos tiene.

  5. Mr Alguien :Protesto airadamente .No quiero contestar al articulista de hoy sin haber leido los comentarios .
    Y a que viene eso de “Post a comment” ¿acaso Obama nos esta yankizando”?….en fin ….no me gusta este nuevo formato de edicion,porque mi foto se ve muy pequeña y no destaca…..jeje.

  6. Gracias LBNL,yo lo americano ,por deformacion cognitiva,lo veo como si fuera una serie televisiva de intriga,es decir ,por mucho que me pongan efectos especiales ,como aplausos ,gritos o carcajadas y murmullos ,si el asesino no es le mayordomo ,no me creo nada.

    Les recomiendo que vean “Cosmopolis” la ultima pelicula del Señor de La Mosca.

  7. La doble vara de medir de la derecha española se ejecuta sin descaro ni rubor. Desde la oposición el PP clamaba por colocar a profesionales independientes al frente de los organismos reguladores, claves para el funcionamiento empresarial y financiero. La actual vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, clamaba en el congreso pidiendo profesionales independientes, ahora en el Gobierno el PP ha dado ejemplo: se ha nombrado Presidente de RTVE a un abogado del Estado amigo personal de la Vicepresidenta y vinculado desde siempre al Partido Popular, y al frente de la importantísima Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) a Elvira Rodríguez, diputada del PP y que fue presidenta de la Asamblea de Madrid como buena seguidora de Esperanza Aguirre. Eso es poner a “profesionales independientes”. Ni una columna de opinión, ni un titular, ni un comentario en la prensa, radio y televisión de la derecha.
    http://www.elplural.com/2012/10/16/saenz-de-santamaria-exigia-en-la-oposicion-nombrar-independientes-al-frente-de-organismos-reguladores-en-el-gobierno-el-pp-hace-exactamente-lo-contrario/

  8. Gracias Mr Alguien,es usted muy amable,estaba cansado de ir de arriba a bajo y de abajo arriba….jeje.

    Por cierto,no han notado en el ambiente como si el silencio de los tontos de los cojones fuera como un pitido en el oido que no cesa….¿tendre que ir al otorino o bajar el volumen de mis pensamientos?.
    ¿A ustedes les pasa lo mismo?….vaya, no quisiera pensar que soy un bicho raro….jeje.

  9. Hola a tod@s!!

    Muchas gracias por el artículo LBNL. Con Obama siempre!! 🙂 Es una pena que todo dependa de si es buen debatiente o buen orador, cuando lo importante son sus ideas por moralmente buenas frente al grado de capullismo de Romney…. capullismo tan generalizado en el poder y en el mundo!!!

    Como yo también pienso que si pierde Obama ya es para esconderse, pues por ahora seguiremos optimistas!!

    Saludos!

  10. Dice LBNL: “Ahora bien, soy un convencido de que el resultado de las elecciones presidenciales norteamericanas tiene un impacto directo en nuestras vidas.” Nunca mejor dicho. El proyecto de Romney-Ryan de convertir el Medicare -Seguridad Social para los mayores de 65 años- en desmantelar la atención en hospitales públicos por un sistema de vales, cupones o cheques (vouchers) que cada persona debe entregar a un hospital privado para pagar sus dolencias es el comienzo del fin de la sanidad pública. En el Estado de Florida de mayoría conservadora Ryan tuvo muchos problemas para convencer de la bondad de su proyecto a una población con gran proporción de jubilados. Es obvio que nadie se fia de que los vales o cupones mantengan el ascenso de los costes sanitarios sobre todo para los mayores. Además, Romney-Ryan también quieren desmontar la Seguridad Social para el resto de la población y cuando se les critica que eso significa dejar a una parte de la población american sin tratamiento médico, indican que todos los hospitales tienen su sección de Emergencias donde puede ir cualquiera cuando tiene problemas graves. Pero Krugman observa que, salvo los indigentes, las personas que entran en emergencias tienen que pagar la atención recibida por lo que muchos no acuden mas que a la desesperada.
    Enfin,que las consecuencias para los europeos de que imperen en EEUU estas ideas es el desmantelamiento de nuestra seguridad social pública so pretexto de reducir el déficit público.
    Otra grave consecuencia para nosotros del resultado de las elecciones, es que Romney sueña con resucitar la gran potencia mundial de EEUU y, una de sus ambiciones es atacar conjuntamente con Israel a Irán. Con ello, aparte de sus sueños de EEUU “uber alles”, quiere ganarse el voto judio en EEUU. Menos mal que Obama ya le ha ganado la partida pues los militares israelies, muy influidos por el pentágono, ya le han dicho al loco de Netanyahu que ni hablar de un ataque israelí sin el visto bueno previo de EEUU.

Deja un comentario