No voy a votar

LBNL

Por primera vez en mi vida. Razones no me faltan. Y serían las mismas si fueran elecciones generales.

Razones para no votar al PP:

–       Por no haber mejorado la situación económica: más parados, más deuda, menos crédito, menos inflación (que serviría para reducir la deuda privada).

–       Por no haber actuado contra la corrupción: primero defendieron la inocencia de Bárcenas, luego mintieron sobre su pretendido despido y después siguen fingiendo haber sido engañados al tiempo que niegan las evidencias de los sobre sueldos generalizados en Génova durante lustros.

–       Por no haber puesto coto a la crisis institucional: colocación de jueces más que dudosos en el Tribunal Constitucional y Consejo General del Poder Judicial y ausencia de iniciativa sensata y/o inteligente frente al órdago soberanista catalán.

–       Por legislar para la derecha extrema: privatización de la sanidad y la educación, ilegalización del aborto, cero iniciativas penitenciarias para acelerar el fin de ETA.

–       Por falsear la realidad: pretender seguir viviendo de hacerle oposición a Zapatero y vender una recuperación económica que nadie (ciudadanía, analistas, organizaciones internacionales) siente o vislumbra.

–       Por zafios: No hay más que verlos.

Para no votar al PSOE:

–       Por la ausencia total de ideas alternativas: ¿Alguien puede citar una sola propuesta imaginativa y realista para salir de la crisis más allá de deshacer los recortes del PP sin explicar de dónde sacaría los recursos para financiarlo?

–       Por la resistencia férrea a la renovación: postergación al máximo del calendario de primarias, marginación de cualquiera que se mueva en la foto.

–       Por su incapacidad de explicar su propuesta federalista: ¿En qué se diferenciaría la España federal que aplacaría el desvarío soberanista catalán de la España autonómica actual?

–       Por zafios: Idem

Para no votar a Izquierda Unida:

–       Por su demagogia: Ausencia de propuestas viables para generar empleo de forma sostenible en el marco de una economía de mercado.

–       Por el persistente control del PCE: incapacidad de abrirse verdaderamente a la sociedad civil de izquierdas que supuestamente iba a aglutinar cuando se fundó IU.

–       Por zafios: Idem

Para no votar a UPyD:

–       Por carecer de un programa fiable para afrontar los problemas principales de nuestro país: ¿Alguien podría citar alguna propuesta sensata suya para salir de la crisis?

–       Por su fijación centralista: confundir la meritoria lucha contra ETA y la complicidad del PNV en una cruzada anti autonomista.

–       Por su cerrazón a pactar con otras opciones ideológicamente similares como Ciutadans para preservar el control de la cúpula dirigente.

–       Por zafios: Idem

Para no votar a los demás:

–       Si no estoy dispuesto a votar a las únicas opciones sensatas ¿cómo voy a votar al resto?

Ya lo sé. A río revuelto, ganancia de pescadores. Si todos son iguales, ganan los más poderosos. Desafección sin alternativa, no es solución. La elección de voto no debe ser ideal sino realista. La protesta debe canalizarse por medio del voto en blanco…

Pero no debo ser el único. En la encuesta del CIS publicada ayer la intención de voto directa para las próximas elecciones generales sería de un 13,6% al PP y un 13,4% al PSOE. Si le sumamos la simpatía, los resultados serían PSOE 18,4% y PP 16%. Todo ello sin contar con el previsible bajón que reflejará el estudio que se publicará el jueves centrado en las elecciones europeas, en el que la intención de voto será sustancialmente menor.

Supuestamente con la edad uno se va haciendo más pragmático y conservador. Voy cumpliendo años y no sé qué me pasa pero como que… que no, que no, que no nos representan… que no, que no, que no nos representan… (N.B.: cántico acuñado por el 15-M).