No sabían que era imposible y lo han conseguido

Barañain

 

La campaña electoral vasca ha discurrido con tanta tranquilidad y serenidad, que a cualquier que hubiera estado de paso por aquí en estas últimas semanas le habría costado imaginar que estaba asistiendo a un histórico cambio político. Sólo si hubiera escuchado a todo un congresista hablar de la imposibilidad de que los cerdos volasen o si hubiera contemplado como en un pequeño pueblo un joven airado se liaba a mazazos con la barra de un bar antes de exiliarse,  habría llegado a la conclusión de que en este País Vasco estaba ocurriendo algo importante.

 

Nada animó más el comienzo de la campaña electoral que la alusión del diputado Josu Ercoreca -portavoz del PNV en el Congreso- al imposible cerdo volador, fenómeno que creía él más fácil de contemplar que el de un gobierno socialista en Ajuria Enea. Era su forma de decir que la alternancia en Euskadi es imposible. En realidad, la campaña propiamente dicha ha tratado de eso precisamente, de creerse o no que el cambio era posible.

Las encuestas hacía tiempo ya que reflejaban el deseo de cambio, aunque también la incredulidad al respecto. Como escribían ayer mismo en El País: “La dicotomía entre el deseo mayoritario de un cambio y la ponderación de Juan José Ibarretxe como el candidato más valorado y favorito para ganar, según todas las encuestas, esconde, posiblemente, la duda racional sobre cuál será la suerte final en este 1-M. A su vez, la costumbre de ver al País Vasco gobernado por el nacionalismo desde 1980 lleva a un sector de la sociedad al “vértigo” de pensar que “mañana se puede levantar socialista“.

El PSE  diseñó una campaña de perfil bajo, que huía de la estridencia,  que  eliminaba cualquier atisbo o sospecha de revanchismo o de frentismo antinacionalista, y  parecía optar por  interpelar  suavemente a la sociedad vasca con una especie de  “¿quieres que sigan?”  Frente a la indeseable perpetuación del nacionalismo vasco en el gobierno de Vitoria, con su obsesión identitaria y su correlato del “derecho a decidir”, tan alejados de las preocupaciones y necesidades reales de los vascos, Patxi López  fiaba todo al deseo de cambio de los electores; como si su llegada al poder –por primera vez-, tuviera que ser la opción lógica y natural, la plasmación del cambio inevitable  por el que tenía que optar una sociedad vasca aburrida ya del monotema nacionalista.

 

El PNV por su parte, con una campaña plebiscitaria en torno a la figura de Ibarretxe, pasaba al ataque, ya fuera deslegitimando a los socialistas por su gestión de la crisis económica o invocando la supuesta “agenda oculta” del pacto de López con el PP.  De modo que el discurso del PSE diseñado para recoger, como fruta madura,  el rechazo de los vascos al raca-raca del “derecho a decidir” se las veía con un Ibarretxe  que exhibía su gestión económica y su supuesto “mejor conocimiento del país” mientras escondía descaradamente cualquier rastro de su habitual discurso soberanista.

 

En el arranque de la campaña, colocándose la máscara de gestor, Ibarretxe pareció conseguir descolocar un tanto a sus rivales, que se esforzaban en alertar de que se trataba sólo de un disfraz tras el que se escondía el  pelma de siempre, que si ganaba volvería a las andadas. No fue necesario que insistieran mucho. Enseguida, el discurso nacionalista volvió a sus recursos tradicionales. Nada de arriesgar con cantos a la gestión de la economía vasca, la cosa se presentaba difícil y había que tirar de lo que siempre ha funcionado: alertar a los vascos de que “los otros“  pretendían sólo domesticar nuestro autogobierno y que PSOE y PP ya habían sellado un  pacto “de estado” (oculto, eso sí) contra el nacionalismo vasco.

 

El pueblo vasco, proclamaba solemne Ibarretxe, debía optar una vez más entre seguir decidiendo sus asuntos “aquí o en Madrid”. Porque los socialistas vascos serán vascos, se dignaba a admitir el lehendakari, pero a la hora de la verdad las decisiones se tomarán en Madrid. Y, ponía como ejemplo lo ocurrido en Navarra cuando desde Ferraz se impidió el gobierno con NaBai frente a la mayoritaria UPN. La verdad es que tal referencia, machaconamente repetida por Ibarretxe en discursos y entrevistas, era bastante absurda pues es obvio que de haber alguna presión para los socialistas vascos desde “Madrid”  sería la que empujara precisamente a favor del acuerdo con los nacionalistas. De modo que sería el propio PNV quien se beneficiaría de esa supuesta presión centralista.

 

Tampoco eran creíbles sus lágrimas de cocodrilo por la ausencia forzada en las urnas de la izquierda abertzale, en lo que decía ver una maniobra del PSOE y PP para hacer más fácil su mayoría parlamentaria….aunque a él le viniera de perlas para poder reclamar para sí todo el voto nacionalista, como en 2001. Por eso, no se debió a un despiste el que iniciara la campaña en el Museo del Ferrocarril de Azpeitia sin dignarse a hacer una mención siquiera a la última víctima de ETA, el empresario Ignacio Uría asesinado  en esa localidad hace bien poco por estar involucrado en las obras del tren de alta velocidad que su gobierno copatrocina.

 

Pero la realidad es la que es, por mucho que se la quiera disfrazar. Y eso es lo que ha venido a recordarnos –a toda la sociedad vasca en primer lugar-, el episodio del joven de Lazkao que irrumpe maza en mano en un chiringuito del fascismo abertzale tras el enésimo ataque etarra a una sede socialista, rompiendo esa “espiral de silencio”   instalada en la población vasca no nacionalista.

 

No, ya no podía seguir calando el mensaje repetitivo de “los de aquí” frente a “los de fuera”, ni la apelación al voto del miedo al cambio, ni la agitación del inverosímil fantasma del acuerdo PSOE-PP. La última baza, ya a la desesperada, ha sido el intento de deslegitimar  una mayoría alternativa a la suya  abogando – igual que lo han hecho, en otras ocasiones, el PP o CiU, que aquí ya no se inventa nada -,  por el “respeto a la lista más votada”. Se quería forzar así a Patxi López a confesar, al negarse a tal pretensión, su voluntad de apoyarse en los diputados del PP para alcanzar el poder. En el caso del PNV  esa  peregrina idea chocaba no sólo con la lógica de la democracia parlamentaria sino, además, con  la evidencia de sus  propios gobiernos en otras  importantes instituciones vascas, en las que es, sin embargo,  la segunda o tercera fuerza política. Patxi López no ha entrado a ese trapo limitándose a recordar que, como establece la ley, lehendakari será quien obtenga el apoyo mayoritario de los parlamentarios, y que en principio  sólo contempla un gobierno monocolor, estando  abierto a pactar con todos, sin exclusiones.  

 

Tras una precampaña intensa, con una cuidada escenificación de sus posibilidades y de sus propuestas de cambio integrador, la campaña socialista propiamente dicha ha resultado mucho más atenuada. Tan sobria era la invitación al cambio que el lema oficial de la campaña, junto al escueto “Patxi  lehendakari”  ha sido “¡Haz que suceda!”.  Como si no hubiera ya nada más que discutir, porque todo está ya dicho hasta la saciedad, se invitaba al electorado a hacer realidad el sueño, a creerse que era posible el cambio. Un reflejo del “Sí, podemos” de Obama que, aquí, podía sonar como el guiño que hace un profeta a sus seguidores para que hagan realidad el cumplimiento de la profecía de la que ellos mismos no parecen estar muy convencidos. Pero su intuición se ha demostrado correcta. Patxi López lo venía repitiendo desde hace meses: en Euskadi todo olía a cambio. Al final, se ha logrado eso que los profesionales del poder creían más difícil que el vuelo de un cerdo, o sea, imposible. Los ciudadanos no sabían que era imposible y lo han conseguido.

 

Llegado a este punto, confesaré que yo estaba entre quienes, a ratos, se dejaban vencer por el escepticismo. Confesaré también que, aunque no lo parezca, escribo estas líneas entusiasmado. Ahora, al leer lo escrito hasta aquí, me doy cuenta de que me han quedado quizás demasiado sobrias, nada solemnes. Temo no haber transmitido emoción alguna, como si me hubiera esforzado demasiado en contenerme y no permitirme concesión alguna ni al alborozo por la etapa nueva que se abre ni a la nostalgia por el tiempo y el esfuerzo que ha costado llegar a este punto. No hay tampoco evocación de los ausentes, de los que se han quedado en el camino porque les han cortado brutalmente el paso. 

 

Quizá es mejor así. Porque creo que no hay mejor homenaje en esta hora mágica que el que se brinda a la normalidad. Porque lo noticioso, lo que hará memorable esta jornada electoral es que haya ocurrido lo que es normal en cualquier democracia asentada. Que en Euskadi, por fin, tras casi tres décadas de hegemonía nacionalista, haya alternancia política sin que sea necesario, para eso,  ver a los cerdos volar, ni contemplar ningún otro fenómeno extraordinario y, sobre todo, sin que nos vaya en ello la vida. Que lo verdaderamente anormal deje de ser la norma.

 

Tiempo habrá para  imaginar el futuro inmediato y especular sobre las posibles combinaciones de gobierno o para evaluar las implicaciones que los resultados de ayer tienen sobre la vida política vasca y sobre la española en su conjunto. Ahora toca, simplemente y al menos aquí, disfrutar el momento. Seguro que en Debate Callejero se entiende perfectamente.

88 pensamientos en “No sabían que era imposible y lo han conseguido

  1. El tema no es tanto quien va a sentar sus posaderas en Ajuria Enea, ya sea el pata negra del Rh, o el aspirante, sino quien va a votar las políticas y quien va a determinar lo que se va realmente a hacer.

    Porque puede ser que Patxi sea elegido President de la Generalitat vasca, por la imperiosa necesidad que hay de mandar a los de Sabino Arana a la oposición y ventilar de una p. vez el tinglado, pero también puede que gobenando en minoría, no se atreva a eso tan freudiano de matar al padre (aita en este caso), y acabe haciendo política nacionalista apoyado puntualmente por en PNV y demás abertzalada.

    Por la angustia de algunos foreros, por si el PSOE no recupera ese escaño, no hay que preocuparse: nuestro objetivo es ambicioso y a largo plazo, o sea que hemos venido para quedarnos, por lo tanto UPyD no va a hacer nada que sus votantes y simpatizantes consideren una traición. Para ese viaje no se necesitan estas alforjas.

    Touriño hasta me da hasta un poco de lástima, pero siempre le quedará el bonito recuerdo de haber sido el Lehendakari de los gallegos y las gallegas, de los despachos y de los coches oficiales.

  2. Aplaudo la decisión de Touriño. Supo unir las diferentes facciones del PSdeG y ha sido un presidente más que digno para Galicia. Pachi Vázquez, Conselleiro de Medio Ambiente en funciones de la Xunta, pilotará la transición del partido. Baltar no lo llama por su nombre sino por “maricón”, “pufero”, “sinverguenza”, etcétera.

    Quintana también debería irse. Fernando Blanco, Conselleiro de Industria, Turismo, Comercio e Innovación en funciones de la Xunta, sería una buena opción como sucesor. Está bien visto en otros sectores políticos, todo el mundo lo valora positivamente y se presentó como número uno por la provincia de Lugo, única circunscripción donde subió el BNG. El problema son sus problemas de salud. Es un político muy válido.

    Un saludo.

  3. Si le sirve de consuelo a Millan,le dire que los gallegos han preferido un dirigente popular que compre muebles en IKEA para los edificios oficiales,que 2derrochar” dinero en unos muebles que duraran toda la vida.
    La gente esta acostumbrada a cambiar de muebles,les da igual la calidad de los mismos.
    Donde haya un contrachapaó que se quiten las maderas nobles.

  4. 53

    El error de PSdeG y BNG en este sentido es que no desempolvaron las cuentas del fraguismo durante años porque pensaban que eso era volver atrás y caer en la provocación. Visto lo visto se ha demostrado que se confundieron con esta actitud.

  5. Me vienen a la cabeza los anarquistas en la guerra, cuando se les presentó la ocasión de participar en el gobierno traicionando todos sus ideales a cambio de tener una influencia en lo que quedaba del estado republicano.
    Me consta que tiempo después muchos se arrepintieron de haber legitimado lo que no tardó en convertirse en una simple delegación de Moscú, ofreciendo en bandeja la victoria a Franco y destruyendo para siempre el que fue el movimiento anarquista más importante de toda Europa.

    esas son las lecciones de la Historia que no se deben nunca olvidar, la verdadera Memoria Histórica.

  6. Pero si estáis coqueteando con el PNV…si el chaval no se atreve a ser mayor… que demuestre su talla y aproveche la circunstancia para liarse la manta a la cabeza y hacer lo que están pidiendo a gritos los resultados electorales.

  7. Veo hoy la foto de una “mocosa” muy guapa que está con el puño en alto, yo desde ayer por la noche estoy con los dos puños cerrados y los dientes apretados.
    Cuando el puto prestige consentimos que el pp de mierda tri o cuatripitiera curso (ya no me acuerdo) y ahora los tontos de los cojones hemos dejado sin convocatoria de septiembre al bipartito de mierda. Creo que aquello me dolió más.

    Ahora seguiremos a la espera del desmantelamiento de lo público. Todo tiene sus ventajas, así no me tendré que reprimir a la hora de criticar.
    Que espabile zp, la gente no es tonta, siempre que puede acaba eligiendo el original a la copia.

    Desde ayer abstencionista. Volveré a la música en lugar de las tertulias, ya no aguanto más eso de que Feijoo es una persona de centro, como rajoy, gallardón y otros chicos del montón.

    Ojala se hunda La Voz de Galicia, aunque aumente el paro.
    VIVA VENEZUELA

  8. las cosas de PRISA, con las prisas:

    dice Azpeolea en el País las cosas van a ser distintas en Euskadi con un Parlamento vasco que, por vez primera en su historia, tendrá mayoría no nacionalista para acto seguido declarar sin ruborla imposición de las líneas moderadas del socialismo vasquista de López

    ¿Qué carajo es eso del “socialismo vasquista”? ¿no quedamos en que el PSE no es nacionalista? ¿qué invento es ese del vasquismo que resulta que no es nacionalismo vasco? ¿es como lo que en Madrid llamamamos casticismo y aquí se adorna con una gorra de chulapo y allí una txapela Elósegui? ¿y eso es ser moderado o es estar entre Pinto y Valdemoro? ¿vivo sin vivir en mí y muero porque no muero?

    Al final concluye el muy sagaz que UPyD queda ahora como residuo de esa época. es decir, la época, al parecer nefasta y superada, en la que los no nacionalistas no sólo no lo eran, sino que además ni lo ocultaban ni se avergonzaban de ello, y compartían algo más que su postura inequívoca frente a ETA.

    Las cosas entonces no van a ser distintas en Euskadi señor mío, si sustituimos el nacionalismo Sabiniano auténtico por ese sucedáneo, por esa mala imitación denominada “socialismo vasquista” y que no sabe qué es porque no es más que una cosa diseñada pàra ganar elecciones aunque luego no las gane.

    Van a ser iguales pero con otra tapicería (de cuero, como no) , un fraude y una estafa como todo lo que toca este PSOE desde que lo dirige Zapatero.

    Lo de siempre, cambio de posaderas para que nada cambie.

  9. Don Cicuta: el misterio de cómo sube el PP en escaños y porcentaje de votos, pero se mantiene en nº de votos, al tiempo que el PSOE y el BNG bajan se debe al descenso del censo electoral, que ha pasado de 2,6 millones de gallegos a 2,3… así que queda por explicar dónde andan esos 300.000 gallegos…

  10. Según me cuenta una buena fuente, Patxi lehendakari de gobierno en minoría seguro, pero seguro. Él tiene mejor información que yo. Seguro implica incluso si el PNV estuviera dispuesto a sacrificar a Ibarretxe.

  11. A mí me cuenta otra buena fuente (yo mismo) que Francia vería con muy malos ojos que ahora que el gobierno socialista puede tener posibilidades de manejar los recursos más efectivos en la lucha contraterrorista y en el propio centro de su mundo, renuncie a ello. ¿Como lo explicaría?

  12. Si después de facilitar la entrada de ANV a los ayuntamientos, dejar en el baul de los recuerdos las mociones de censura a los alcaldes de ANV, ahora renuncia a hacer funcionar a la policía vasca …. apaga y vámonos.

  13. Paxi López no tiene más rmedio, gracias a Dios, que ser lehendakari.

  14. Enfín, que quería decir que ahora ZP tendría la posibilidad de buscar su deseada pacificación de Euskadi por el camino más efectivo y lógico, pero al leer el comentario de Devagar me he revolucionado y he ido directo al grano, no sea que se quiera dejar esa signatura para Septiembre.

  15. Se entiende que senerva severve con aquello que desconoce… el socialismo vasquista. La cuestión es ¿conoce algo de algo?.

    Patxi encabezaría un Gobierno en minoría más de gestión que de programa?. En ese caso me reafirmo en que las dos opciones a medio plazo -tras un periodo de gobierno en solitario- más probables pasan, bien por un futuro acuerdo de gobierno con el PNV sin Ibarretxe una vez depurada su vena soberanista, bien por un cambio de cromos con el PP que llevaría a éste Partido a no ser beligerante consiguiendo a cambio el gobierno de la Diputación Foral de Alava…aunque podrían haber otras opciones que hoy pueden parecer por verosímiles. En todo caso el panorama postelectoral se presenta muy complicado.

  16. Barañain:
    No sabe uno si era la de Madrazo la cara más compungida de ayer o lo era la de Ziarreta. En todo caso tampoco estaba precisamente alegre el ex lehendakari Ibarretxe, al contrario de lo exultante que aparecía Urkullu…por qué será?.

  17. Los del PNV estan acojonaos,estan con el vertigo que produce,saber que tienes que salir de los puestos administrativos mas influyentes.

    Creo que simplemente la posibilidad de crear inquietud politica en los nacionalistas ,ya es ,en si mismo una victoria en toda regla.

    Se les nota …esta en el ambiente…que el cambio politico en Euskadi,va a ser un trauma para el nacionalismo…””El PSE tiene que tenerlo en cuenta, sigue habiendo 100.000 vascos que están ahí y tendrían siete representantes, es un dato para la reflexión”, …nos advierten sin sonrojo alguno…o quizas sea una amenaza…ya no se que pensar.

  18. El cabreo del nacionalismo vasco (sector pata negra) con los resultados de ayer es casi de la misma intensidad que las presiones que está ejerciendo, desde esta misma mañana, para que Patxi no sea lehendakari con la ayuda del PP. Me refiero también, y muy en primer lugar, a ese nacionalismo que cotiza en bolsa y habla el lenguaje del dinero en vasco y español, que la pasta no entiende de fronteras. Lo que este sector quiere es un acuerdo PSE/PNV en los términos que sea, pero no desean bajo ningún concepto que el nacionalismo se quede fuera. La crisis también sirve al argumento de estos nacionalista de partida doble. Pero, aquí y ahora, nada es seguro y todo puede ser posible.

    ::

    Dice Pepe Blanco que el socialismo vasco decidirá qué hacer. Eso, traducido, quiere decir que Madrid también está jugando el partido, aunque aparente querer decir lo contrario. Y es lógico que así sea: queda un mundo de legislatura y al PSOE se le caen los aliados (CiU y ¿PNV?)

  19. Es curioso que el PNV amenace con quitarle el respaldo politico al PSOE en el Congreso de los diputados ,si Patxi Lopez logra ser lendakari,sin contar con ellos.
    Pero deberian de ir pensando en que despues de este triunfo electoral ,a Ibarretxe solo le queda ofrecer su cabeza en bien del partido politico del que esta tan orgulloso de pertenecer.
    Esta victoria ,le sirve para salir de la vida politica de los vascos,por la puerta grande.
    No creo que ,Ibarretxe sirva para ser el lider de la oposicion,como portavoz parlamentario.

  20. 68

    Yo sé lo que queremos nosotros: para qué se ha fundado UPyD y para qué nos hemos afiliado mucha gente, y para qué vamos a seguir erre que erre:

    Estas ingenierías electoralistas y estos inventos de diseño de la endogámica casta política como en su día “l’entesa de progrès” catalana “el talante” y ahora el “moderado socialismo vasquista” que dice Azpeolea, nadie sabe lo que son porque no son nada: sólo son nombres vacios de contenido, creados para confundir y engañar al electorado: marcas de usar y tirar sonoras, pegadizas, interesadamente ambiguas que lo mismo te sirven para un mítin que para una rueda de prensa, para hacer una cosa o la contraria, para pactar con unos o con los otros tras el correspondiente reparto de prebendas (“cambio de cromos” lo llaman en un alarde de cinismo los propagandistas de la partitocracia).
    Ilusionistas, trileros, prestidigitadores de la nada…

  21. A mi los antisistema que se afilian a partdios politicos que usan las reglas del estado para tener representacion politica y luego se quejan de la mierda que es esta democracia para negar toda posibilidad de acuerdo con los que estan de mierda hasta las cejas….ni son antisistema .ni son nada….y ya es demasiado decir que son un CERO a la Izquierda.

  22. Las reglas del estado y de la democracia son las que son (en este caso también mejorables) pero nunca hay que confundirlas con las reglas no escritas de los politiquillos: los usos y costumbres de los “enteraillos” y los iniciados que guardan con celo ese coto privado de cuatro privilegiados, que se retroalimenta con esa jerga pretenciosa de casta aparte, que en lugar de estar al servicio de los ciudadanos los utiliza vilmente, parasitando la sociedad, para legitimar sus propios tejemanejes, ocultándose, con la complicidad de los medios, tras una indecente manipulación del lenguaje y perversión de las palabras.

    Estamos ahí primero porque tenemos derecho, segundo por hay gente que lo quiere y nos vota, y tercero porque es necesario desenmascarar de una vez por todas todo este tinglado que nos está llevando a la parálisis y a la ruina como no podía ser de otro modo.

    Quien niega la posibilidad de acuerdo es quien necesita desesperadamente votos para la investidura, pero no quiere dar absolutamente ninguna garantía de lo que va a hacer una vez que alcance el poder. Queremos un cambio de verdad y no eslóganes, un cambio profundo de políticas y no sólo de personas.

  23. Entiendo la furia y la desesperación de Devagar. Es muy preocupante que los ciudadanos de una región voten mayoritariamente a un partido que les ha tenido sometidos a prácticas caciquiles durante tantos años, y que lo haga precisamente en un momento en que se está descubriendo la trama de corrupción pestilente que existe en aquellas regiones en las que ya gobierna (no perderse el reportaje de ayer en Público sobre ese sujeto mafioso llamado Ulibarri, muy pocas diferencias con Italia). Con personajes como Baltar. O como ese que iba de número uno por no sé dónde y del que Nuñez Feijóo decía que en sus manos iban a estar muy bien cuidados los asuntos económicos de los ciudadanos, justo antes de descubrir que también estaba pringao y echarlo. Es verdaderamente preocupante.
    Y esto por muy mal que lo haya hecho Touriño.

  24. Tus palabras solo demuestran que se pierde toda posibilidad de acuerdo democratico cuando ,el insulto forma parte del discurso politico.

  25. PMQNQ 77….Tendriamos que seguir analizando por que a la izquierda se le castiga en las urnas “por despilfarro de muebles” y a la derecha le aplauden y respaldan su hechos mafiosos.
    Es verdaderamente preocupante…..sí.

  26. Simplemente me gustaría hacer un comentario. El PPdeG sólo subió 3.000 votos con respecto a 2005. El PSdeG bajó 73.000 votos y el Bloque casi 45.000 votos. La participación no ayudó al PP sino que hay gente que se ha sentido defraudada con el bipartito porque querían un cambio más profundo y conozco a gente de mi entorno que no ha votado por esa razón. Si hubiesen querido un cambio hacia posturas del PP no sólo los hubiesen votando tres mil electores más.

    Comparto completamente el comentario de PMQNQ (77).

  27. El Consello Nacional decidirá el futuro de Anxo Quintana
    El líder nacionalista continúa pese a los malos resultados de las elecciones.

    Red. digital | Efe
    Fecha de publicación:
    2/3/2009
    Hora:
    Actualizada a las 19:13 h

    Anxo Quintana ha anunciado que no renuncia a su cargo de portavoz nacional del Bloque Nacionalista Gallego. En una rueda de prensa después de la reunión de la ejecutiva del partido, el candidato del BNG a la presidencia de la Xunta ha dicho que no dimite y pide tiempo para asimilar los malos resultados del 1 de marzo, hasta le reunión del Consello Nacional de la formación nacionalista.

    Quintana ha calificado de «malos sin paliativos» los resultados electorales cosechados por el Bloque, e insistió en que el futuro de la formación nacionalista y el de sus máximos dirigentes se estudiará en una reunión del Consello Nacional.

    En rueda de prensa, Quintana señaló que acata la decisión de la ciudadanía, que otorgó mayoría al PP, y aseguró que ahora la máxima preocupación del Bloque es la sociedad gallega. Preguntado por si ha pensado en dimitir, el dirigente nacionalista aseguró que en el Consello Nacional que será convocado próximamente el Bloque decidirá cuál es el proyecto que va a desarrollar y qué personas lo liderarán.

  28. 80

    Millan, aparentemente y según pepemart 60, hay un tema de descenso en el censo electoral de 300.000 gallegos en estos comicios. De ser así, el que al PP no le afecte, proporcionalmente, ese descenso, debe presuponer que ha existido un traspaso de votantes de otras opciones. O no?

  29. Como bien señala Polonio, una cierta presión para que no se haga efectivo, o se mitigue al menos, el cambio total en Euskadi está ya en marcha. Empezó ayer mismo, como he dicho antes, en la propia sede electoral. Y conste que eso no tiene en sí nada de malo, cada cual juega sus cartas.

    Creo que señalé ya dias atrás lo significativo que me había parecido la intervención de Felipe González en Eibar, en mitin de campaña, animando a Patxi López a no dejarse convencer de que renunciara a disputar la lehendakaritza.

    A mí me tranquiliza bastante la estrechez del margen de maniobra que los resultados han dejado a uno y otro partido. El PNV sólo hubiera tenido opciones a salvavidas si Ibarretxe hubiera quedado algo peor; así al PNV le es imposible sacrificarlo -a él y a lo que representa-, sin riesgo de hacer más gorda la crisdis a la que, creo, está abocado irremediablemente. Y con estos resultados el PSE no tiene tampoco opciones para intentar liderar un gobierno con el PNV (en el supuesto del previo sacrificio de Ibarretxe) porque es amplia la distancia en escaños entre uno y otro. Sólo quedaría que aceptara entrar a un gobierno que presidiera un mirlo blanco del PNV y eso es algo por lo que no podría pasar sin riesgo de una crisis tan morrocotuda como la que espera al PNV.

    Así que, tanto por la convicción propia y el mensaje de su ofensiva de los últimos años, condensado en la campaña, como por la necesidad, dado el estrecho margen disponible, al PSE sólo le queda gobernar el País Vasco. Para hacerlo no creo que lo tenga muy complicado, en cuanto a artmética parlamentaria. En realidad quienes lo tienen muy complicado son los otros (el PNV en cualquier caso y el PP si quisiera ponerse exigente). Así lo veo yo. O sea, Patxi Lehendakari de un gobierno monocolor.

  30. Millan 81…dile a “la gente que se ha sentido defraudada con el bipartito porque querían un cambio más profundo y conozco a gente de mi entorno que no ha votado por esa razón.” de que la impaciencia es sintoma de ignorancia supina.
    Todo el mundo sabe que solo Dios hizo nuestro pariso terrenal en siete dias.

  31. Ojala tenga razón Barañain. Sin embargo entiendo que un gobierno monocolor, forzosamente más de gestión que de programa, no duraría demasiado. A medio plazo el PSE-EE se verá abocado a optar entre un acuerdo de gobierno con un PNV sin Ibarretxe y, por tanto, con una cierta catarsis hecha o un cierto acuerdo con el PP que se puede manifestar de formas diversas.En resumen, si bien creo que hab4rá lehendakari socialista -cruzo los dedos-, no veo un gobierno monocolor para toda la legislatura.

  32. 84 Amistad Cívica

    Lo dije meridianamente claro en mi artículo del sábado 21 de febrero:

    “…La izquierda necesita que su electorado crítico mire en positivo y no emita juicios excesivos que tiren por la borda todo el trabajo que han tenido que realizar muchos años en la sombra. El precedente de González Laxe en las elecciones de finales de 1989 se sigue recordando y no quieren tropezar en la misma piedra…”

    82 Fernando

    http://www.laopinioncoruna.es/secciones/noticia.jsp?pRef=2009020800_4_258949__GALICIA-censo-electoral-disminuye-Galicia-pero-voto-emigrante-dispara

    El bipartito accedió a la Xunta el 2 de agosto de 2005 (su Presidente) y el 4 de agosto de 2005 (Vicepresidente y Conselleiros). En las elecciones de 2007 y 2008 no hubo ningún castigo al bipartito sino todo lo contrario. La participación de ayer maquilló una derrota mayor del bipartito. El bipartito perdió 120.000 votos y los perdió por el flanco izquierdo y más reformista por olvidarse de las bases y por complejos de intentar hacer un cambio demasiado tibio al principio como si las legislaturas tuviesen ocho años. También aumentó el voto en blanco. En estas elecciones creo que 92.000 jóvenes tuvieron derecho a voto por vez primera y entre el sector de 18 a 29 años de edad la izquierda es la más votada en general y el BNG en particular. Mucha gente se quedó en casa por castigo al bipartito pero ese voto no se fue al PP. Si las elecciones se hubiesen adelantado al año pasado ni el PPdeG pensaba en pasar de 32. Lo dicen ellos mismos. No hubo castigo al bipartito en comicios anteriores. desde que llegaron a la Xunta en 2005 hasta este 2009. También hay que decir que 18.000 votos de Terra Galega (consiguieron el 27 % del voto en Narón, junto con Vilagarcía el núcleo de población más grande de Galicia después de las siete ciudades) hicieron mucho daño al bipartito, aunque también al PP.

    Anxo Quintana debería dimitir.

    El PSdeG probablemente gane un diputado en el CERA por Ourense y el PPdeG se quedaría en 38.

    Saludos.

  33. 85
    Sí, probablemente, sería mucho pedir que aguantara toda una legislatura un gobierno monocolor con esa base parlamentaria.

    Que momentos tan divertidos nos esperan estos días. Sólo ver cómo se ponen de los nervios los peneuvistas ya es todo un espectáculo. No son los únicos que están de los nervios. Escribía yo este mediodía:

    “Hoy, en la SER no han tardado casi nada en empezar a presionar a Patxi López, sacando mensajes de supuestos socialistas de otras partes del país que estarían escandalizados por que se gobernara con apoyo del PP. O sea, nada nuevo bajo el sol. Insistirán mucho en esa línea.”

    Me refería al programa de Carles Fancino (“Hoy por hoy”). Esta noche escuchaba la SER (¿”Hora 25″?) y de nuevo nos hablaban de mensajes de correo electrónico de gente alarmada por la posibilidad del gobierno de Patxi López apoyado por el PP. Ya es casualidad, que todos los que escriban a la SER sean así. ¡Qué morro tienen!

    ……………………………………………

    Sobre Galicia:

    El mensaje de los socialistas a los electores en las campañas gallega y vasca podría resumirse, más allá de sus programas y declaraciones, en dos interrogantes. Como si todo dependiera de la respuesta que el electorado gallego diera a la pregunta de “¿Quieres que vuelvan?”, referida a los populares que habían gobernado durante tanto tiempo en esa Comunidad y de lo que contestaran los vascos a un “¿Quieres que sigan?” referido a los nacionalistas hegemónicos allí durante treinta años.

    Aunque no hayan sido esos, por supuesto, los lemas oficiales sí que puede resumirse en ambos interrogantes dirigidos a los ciudadanos el espíritu de ambas campañas. Esos interrogantes reflejan, creo, las expectativas con las que los socialistas han acudido a las elecciones y explican también sus limitaciones en el caso de Galicia, pues en el vasco tenía su sentido.

    En el caso de Galicia, si no desde el inicio de la campaña, si que enseguida se hizo explícito ese mensaje, como forma de frenar la fuerte ofensiva del PP que aparentemente sorprendió, tanto a PSdG como al BNG. Era el fundado temor a la abstención lo que motivaba el intento movilizador de la izquierda social gallega en base al recuerdo de la experiencia de gobierno de los populares. Un llamativo cartel socialista identificaba con la figura de un vetusto Fraga manejando, como a una marioneta, al candidato Feijoó, el riesgo del regreso al gobierno de los populares. ¿”Quieres que vuelvan”? se preguntaba el cartel. Era una secuela publicitaria, menos sutil, más directa, del exitoso lema que puso en circulación el PSC, durante su espléndida campaña de las elecciones generales últimas (“Si tú no vas -a votar- ellos vuelven”). Entonces se insinuaba el peligro de que la abstención propiciara el regreso de la derecha a la Moncloa. Hoy ese sigue siendo el elemento principal de movilización del electorado de izquierda. O mejor dicho, ese sigue siendo el principal, si no el único, recurso del que echan mano los estrategas socialistas. La abstención, la desmovilización de los afines, ha sido un obstáculo insalvable para el PSdG que no ha conseguido poner en valor ante su electorado el fruto de sus cuatro años de gobierno con el BNG.

    Haya sido poca o mucha la influencia que en el resultado electoral pueda haber tenido este enfoque de la campaña, a mi juicio muy limitado, creo que debería preocupar a los socialistas, y mucho, esa aparente incapacidad para “vender” el trabajo realizado, en un caso, o la “oferta” que dirigen a los electores. El rechazo que los rivales inspiran en el electorado, es hoy lamentablemente la principal palanca en la que los socialistas confían para obtener sus victorias.

  34. 87

    El problema es que ningún partido gallego presentó propuestas durante la campaña, no se habló para nada de eso. Es muy triste pero es así. Fue una lluvia de críticas recíprocas. Y sí, la izquierda gallega no esperaba el avance del PPdeG y cuando se dio cuenta se lo llevaron por delante. La sensación es que en 2005 quienes impidieron la mayoría absoluta del PPdeG fue Zapatero y la plataforma “Nunca Máis”, sumados evidentemente al electorado estructural de socialistas y nacionalistas.

    Buenas noches y buena suerte.

Deja un comentario