Ni Rajoy ni Puigdemont

David Rodríguez

 El pasado mes de octubre escribía en Debate Callejero un artículo titulado ‘ni DUI ni 155’. Expresaba mi deseo de que no se produjera ninguno de esos dos acontecimientos. Poco más tarde, ambos tuvieron lugar, la DUI de manera más bien efímera, el 155 de modo más prolongado en el tiempo. Sus dos protagonistas fueron Puigdemont y Rajoy. Unos meses más tarde, ambos presidentes se han hecho merecedores de la partícula ‘ex’ precediendo a su cargo. La política es muy volátil en estos tiempos, y ahora podemos redactar bajo el nombre ‘ni Rajoy ni Puigdemont’, y además tenemos ocasión de hacerlo como expresión de una realidad, no de un anhelo.

Puigdemont ha sido uno de los presidentes más ineptos de la historia de Catalunya. Ha sustentado sus últimos meses de legislatura en la construcción de una república independiente, pero toda su estrategia ha provocado el resultado contrario, hecho que supone un demérito difícil de superar. Ha sido incapaz de medir la respuesta autoritaria de España y a todas luces ha sobrevalorado la supuesta implicación internacional. Ahora está en Alemania, desde dónde ha llegado a sugerir que no se apoye la moción de censura de Pedro Sánchez. Por fortuna, su partido no le ha hecho demasiado caso.

Rajoy no ha sido mucho más inteligente, y además ha añadido el despotismo y la corrupción a su triste bagaje. La sentencia del caso Gürtel ha sido la última gota que ha colmado el vaso, pero la manera de maltratar a Catalunya ha tenido un efecto decisivo en la votación del pasado viernes. Rajoy se ha situado al margen de la realidad, ejerciendo el poder como si fuera inspirado por derecho divino, y se ha acabado encontrando con jun disgusto del todo inesperado. La moción la ha ganado Sánchez, pero sobre todo la ha perdido Rajoy.

En Catalunya, Torra se ha erigido en el sustituto de Puigdemont. El carácter supremacista de sus tuits no es un buen punto de partida, son errores propios de quién tiene escasas aspiraciones políticas. El nombramiento de consellers que no podían ejercer ha acabado siendo un gesto de cara a la galería. En cambio, su discurso en el Cercle d’Economia y la conformación de un gobierno real son gestos que, unidos al cambio de presidencia en España, abren la puerta a una posible etapa de diálogo más constructivo.

En España, Sánchez ha aprovechado su oportunidad. No ha sido con Ciudadanos, al estilo de la investidura fallida hace dos años. Lo ha logrado con Podemos y los nacionalistas, de la manera que en su día rechazó mediante la abstención que otorgó el mandato a Rajoy. El PdCat, que no apoyó a Iglesias en la anterior moción de censura, ha modificado el sentido de su voto con Sánchez, y el caso Gürtel ha sido la puntilla que le ha proporcionado la presidencia. Se abre ahora una etapa sin duda compleja, con diversos frentes que el nuevo mandatario deberá gestionar no sin contradicciones.

El primer ámbito conflictivo será el territorial. Sánchez tiene mayor sensibilidad para reconocer el carácter plurinacional de España, y sus apoyos le exigirán algo más que gestos simbólicos. Buena parte del enemigo lo tiene dentro de su propio partido, pero todo parece indicar que como mínimo debe reducirse la tensión y abrirse una cierta negociación con el govern de la Generalitat. No creo que en esta legislatura se lleguen a acuerdos finales, pero por lo menos se vislumbra una vía de avance en ciertos aspectos. Tendremos que esperar a las próximas semanas para ver como comienza a concretarse un asunto que ha generado una crisis de primer nivel en nuestro país, y que no puede resolverse ni mediante medidas unilaterales ni mediante la coerción política y judicial.

El segundo eje del gobierno Sánchez ha de ser el social. Pienso que aquí lo tendrá más fácil. Sus propuestas de avance en la igualdad salarial o el compromiso a cumplir la ley contra la violencia de género llegan en un momento en el que la ciudadanía se muestra muy sensible con estas reivindicaciones. La supresión de los elementos más ignominiosos de la Ley Mordaza o la retirada de la medalla a torturadores del franquismo han de recibir los apoyos necesarios. La lucha por la universalización de la atención sanitaria o algunas medidas de impacto contra la pobreza contarán con el sostén de Unidos Podemos, y difícilmente tendrán el rechazo de los otros grupos. Este ámbito le ha de servir para marcar perfil progresista, y dudo que lo desaproveche,

El tercer elemento es el núcleo duro de la política económica, que en mi opinión es el que puede generar una mayor inestabilidad. Unidos Podemos ha aceptado unos presupuestos tildados de antisociales por el propio PSOE, pues era la moneda de cambio con el PNV. Pero las loas de Sánchez a la estabilidad presupuestaria o su falta de voluntad para derogar la última reforma laboral no son buenas noticias. ¿Qué ocurrirá cuándo deba fijarse el techo de gasto en los próximos presupuestos? La coalición liderada por Iglesias no lo pondrá fácil, y entrará en evidente contradicción con el PdCat y el PNV. El IBEX 35 ha acogido sin demasiado disgusto la elección del nuevo presidente, y eso es un arma de doble filo si el PSOE pretende visualizar perfil de izquierdas. Cabe recordar que la fuerza de UP es mucho mayor de la que tradicionalmente tenía IU, que ya se oponía de manera vehemente a los elementos más liberales de la propuesta ‘socialista’.

En conclusión, Pedro Sánchez tendrá que ejercer múltiples equilibrios en una fase de gobierno que como mucho durará dos años y que tendrá otras elecciones de por medio. Nadie ha dicho que será fácil, pero cualquier error de cualquiera de los cuatro grandes partidos puede ser determinante en una época de tanta volatilidad. La movilización en la calle puede jugar también un papel decisivo. La vista está puesta sin duda en las próximas legislativas, y los retos son de tal envergadura que se nos vienen encima unos meses realmente entretenidos (como si no lo hubieran sido los anteriores).

5 pensamientos en “Ni Rajoy ni Puigdemont

  1. “El carácter supremacista de sus tuits no es un buen punto de partida, son errores propios de quién tiene escasas aspiraciones políticas”.

    ( y en ese punto he dejado de leer )

  2. Polonio, no estoy exculpando al señor Torra. Esos tuits son impresentables y alguien que los escribe no debería ser President de la Generalitat. Lo que afirmo es que, cuando los redactó, probablemente no tenía demasiadas aspiraciones políticas, en caso contrario igual hubiera preferido callarse o decirlo de otra manera. Por desgracia, son muchos los supremacistas que hemos tenido que padecer en el nacionalismo de derechas catalán (e incluso en algún sector considerado de izquierdas).

  3. Ejem…Mirando el lado bueno de las rabietas pepeneras:

    He leído…
    Los populares no pretenden vetar los Presupuestos, ni total ni parcialmente, y tampoco quieren tocar las partidas de las pensiones. Pero estudian la manera de transformar las inversiones obtenidas por el PNV en gasto social que beneficie a todos. El PP tampoco se olvida de otro de los socios presupuestarios que le «traicionaron» en la moción de censura, con un voto afirmativo a la candidatura de Pedro Sánchez: Nueva Canarias. El acuerdo que firmó Rajoy con este partido también se revisará.
    ……..
    Mi reflexión viendo el lado bueno de las rabietas pepeneras ,es destacar que los presupuestos que quieren enmendar ,les dirán a todos los españoles de que partidas sacaron el dinero para negociar con sus “adversarios” ,los presupuestos que habían sido tan aclamados por la bancada popular.
    Es decir,para los duros de mollera,les pondré un ejemplo:
    Cuando presenten la enmienda para comprar expendedores de tabaco para las escuelas de arte y ensayo,sabremos a quienes les quitaron la libertad de consumir tabaco como libertad de expresión, , si, por ejemplo, se retira una enmienda conseguida por el PNV para urbanizar el centro de Vitoria.

    Les quedan claras,mis reflexiones o prefieren seguir en la inopia?…jeje.

  4. Rajoyipus dimite y da el pistoletazo de salida para la elección de un nuevo presidente del PP y candidato a las próximas elecciones.
    Ya suenan tres nombres :
    Feijoo,Cospedal y S.SantaMaria

    Me recuerdan otras elecciones…ejem..y me pregunto cual de ellos sera elbono,larosadiaz o elzapatero?…..ejem…jiji.

Deja un comentario