¿Nace un nuevo periodismo?

Psicoloco

En los últimos años estamos asistiendo a un descenso continuo en las ventas de diarios en papel [1]. A menudo, se relaciona este hecho con el aumento progresivo del recurso a internet como fuente de información de la población. Sin embargo, probablemente haya habido en los últimos años otros fenómenos que también pueden explicar dicho descenso continuo en las ventas de los diarios y estén asociados a la progresiva pérdida de credibilidad de la prensa tradicional. En mi opinión, la prensa escrita tradicional ha ido disminuyendo su capacidad de realizar investigaciones independientes de intereses políticos y empresariales, con lo que ha perdido una parte de su razón de ser.

En este sentido, el paradigma puede ser el diario El País, el cual durante mucho tiempo probablemente haya sido el diario español con más prestigio. Sin embargo, las políticas económicas expansivas de su matriz han llevado a deudas estratosféricas, las cuales han causado que la propiedad del grupo PRISA hayan acabado en manos de forma, hegemónica, de empresas de inversión [2]. Dichas empresas dudo mucho que tengan especial interés en ofrecer información independiente, sino que probablemente su principal objetivo, legítimo en un libre mercado, sea ganar dinero. De hecho, el ERE que sufrió el País [3], llevándose por delante a gran parte de sus profesionales, así lo indica. El de El País no ha sido el único en la prensa escrita española [4].

El periodismo ciudadano que ha ido surgiendo en Internet no ha ocupado el lugar del periodismo tradicional de investigación, dado que en gran parte se ha dedicado a generar debate y opinión.

Sin embargo, estamos viendo que de la decadencia de la prensa tradicional están saliendo nuevos proyectos de periodismo profesional e independiente, tanto en formato digital como en papel. Ejemplos son eldiario.es, La Marea (de la cooperativa MásPúblico), Cuarto Poder, la revista de humor Mongolia, Las revistas Alternativas Económicas y Números Rojos, Infolibre/Tintalibre y alguno que se me pueda escapar. 

Muchas de ellos (La Marea, El Diario.es, Mongolia, Alternativas Económicas…) nacen, al menos parcialmente, de la crisis de algunos medios de comunicación tradicionales, cuyo máximo exponente fue la desaparición del diario Público como publicación en papel.

Son publicaciones que retoman valores propios del periodismo tradicional, como la independencia, más o menos explícita, de los grandes poderes empresariales y políticos. Para garantizarla, intentan minimizar la dependencia económica de la publicidad y optar por pedir a los lectores que paguen por los contenidos, al menos por parte de éstos. Algunos medios incluso han renunciado a la publicidad hegemónica en los medios de comunicación, correspondiente en gran medida a la de grandes empresas transacionales. La cooperativa MásPúblico, editora de la publicación mensual La Marea y de la página web del mismo nombre, decidió en asamblea un código ético que impide aceptar publicidad de empresas que estén en contradicción con los propios valores, como anuncios con contenidos sexistas, empresas que realicen especulación financiera, que tengan inversiones en armamento o que produzcan energía de forma sucia; esto ha causado un hondo debate en la propia página web de La Marea a propósito de un caso [5]. En la misma línea, la revista Alternativas Económicas opta sólo por publicidad que respete la línea editorial [6]. La revista Números Rojos va más allá e incluso ha decidido ceder el espacio de publicidad gratuitamente a movimientos transformadores.

Otro valor tradicional que retoman, al menos en algunos casos, es la importancia de los reportajes en profundidad basados en la investigación periodística, como es el caso de La Marea, la sección de investigación de la revista Mongolia o la revista Números Rojos.

Asimismo, están utilizando, en parte, formas de organización y financiación inéditas en nuestra prensa de masas. El ejemplo más claro sería el formato de cooperativa que han adoptado tanto la gente de MásPúblico como la editora de Alternativas Económicas, en el primer caso incluso incluyendo a sus lectores [7]. Muchas de dichas publicaciones (eldiario.es, La Marea…) también piden directamente la colaboración de los lectores mediante donaciones; en este sentido, el grupo de personas que formaría la cooperativa MásPúblico realizó una campaña de mecenazgo colectivo para intentar comprar la cabecera del Diario Público, cuando estaba ésta en concurso de acreedores. La premisa subyacente es que la información periodística de calidad tiene un coste y, para que sea independiente, debe ser sufragado por los y las lectoras.

 La adopción de métodos democráticos de toma de decisiones, como el que se da en las empresas cooperativas, entronca con el funcionamiento de publicaciones independientes que ya existían hace años (Diagonal, La Directa). A este valor se añade la característica de que realizan un periodismo profesional no claramente militante, si bien quedan claros sus valores de izquierdas (en el sentido más amplio posible de la palabra), a diferencia de otros medios ya previamente existentes (Rebelión, Resumen Latinoamericano…). Asimismo, tienen una estética actual y persiguen un estilo ameno y acorde con la sociedad actual, mayoritariamente consumidora de Internet y productos audiovisuales.

Vemos, por tanto, que estos nuevos medios de comunicación que surgen de las crisis de los medios tradicionales construyen una regeneración periodística retomando elementos radicales (de vuelta a las raíces) del periodismo: profesionalidad periodística, investigación e independencia. Al mismo tiempo, adoptan, al menos, en parte, métodos democráticos de organización, como la cooperativa, que tampoco es un invento de hoy [8].

Quizá la principal novedad de esta nueva oleada de periodismo profesional sea la importancia del uso de las nuevas tecnologías, sin la cual no hubiera sido posible. Dicha tecnología está permitiendo generar de forma inmediata la información, así como el contacto instantáneo entre gente que no se conoce, tanto profesionales como usuarios y usuarias, para generar los contenidos y los proyectos periodísticos. También está potenciando el contacto con otros medios de comunicación extranjeros que están cogiendo como modelos, como, por ejemplo, MásPúblico y su referencia al TAZ alemán, o Alternativas Económicas y su homónimo francés.

Incluso, en la misma línea han aparecido muy recientemente dos nuevas televisiones por Internet formadas por víctimas de los EREs de Telemadrid y Canal 9, respectivamente Tm-Ex y 9exili. Habrá que estar al tanto de los contenidos que generan, de su modelo organizativo y de su proceso de consolidación.

En cierto sentido, yo los veo como la aplicación al periodismo del movimiento del consumo consciente y transformador [9] y del movimiento 15M. Sus puntos en común son (1) su carácter minoritario actualmente y el progresivo aumento de su cuota de mercado, así como su aspiración a ser masivo y alternativo al modelo económico y político actual y a sus correspondientes oligopolios (sean la gran banca convencional, los partidos mayoritarios, las grandes superficies comerciales o los grandes grupos mediáticos); (2) su planteamiento más o menos transformador y la importancia de la implicación y la colaboración de los trabajadores y trabajadoras (periodistas) con los usuarios y usuarias; (3) la apelación al compromiso y a la participación activa, también económica, de la ciudadanía; (4) la combinación de consumo de proximidad (sean lechugas o noticias) con el consumo selectivo lejano (cacao de comercio justo o noticias de agencias o medios de comunicación independientes extranjeros); (5) la combinación del formato digital y del papel como soporte de sus contenidos; y, de forma importante, (6) el énfasis más o menos importante en fomentar la democracia radical y participativa (en oposición a la cada vez más imperfecta democracia representativa en que vivimos).

Si bien cada medio de comunicación de esta nueva hornada tiene unos matices diferentes en contenidos, modelo de independencia… es posible que no haya espacio para todos y que todos vayan a sobrevivir. La oferta es amplia, la competencia es dura y el interés de los grandes poderes es contrario.

En cualquier caso, si queremos fomentar una sociedad civil informada y crítica, debemos promover medios de información profesionales e independientes y apropiarnos como ciudadanía de éstos para poder garantizar nuestro derecho a una información contrastada y plural. Así, por ejemplo, además de una loa a los méritos del príncipe (ver suplementos semanales de los principales periódicos estatales durante la primera semana del pasado febrero) podremos conocer la transición dinástica que se está preparando, con la promoción del producto “el príncipe Felipe es una persona muy preparada”, y con la red de contactos que está tejiendo el heredero de la corona con las empresas del IBEX-35 para preparar su corte (ver dossier del número 2 de La Marea).

[1] http://grupo.us.es/grehcco/ambitos20/01armentia.pdf

[2] http://www.elconfidencial.com/comunicacion/2012/06/06/la-banca-sera-el-primer-accionista-de-prisa-con-el-20-y-por-delante-de-los-polanco-99409/ http://es.wikipedia.org/wiki/Grupo_PRISA

[3] http://www.ere-elpais.com/

[4] http://www.tercerainformacion.es/spip.php?article28507

[5] http://www.lamarea.com/2013/01/25/el-debate-de-la-redaccion/

[6] http://alternativaseconomicas.coop/paginas/publicidad

[7] Uno de los lemas de la Marea es “El periódico 100% propiedad de sus lectores y trabajadores ( http://www.lamarea.com/papel/ )

[8] Se suele considerar una cooperativa de consumo fundada en Gran Bretaña en 1844 como la primera cooperativa que opera bajo los valores contemporáneos del cooperativismo. Véase: https://es.wikipedia.org/wiki/Cooperativa#Historia

[9] http://opcions.org/es/blog/consumo-consciente-transformador

5 pensamientos en “¿Nace un nuevo periodismo?

  1. El creciente uso y consumo de información trasmitida por sistema digital y ofrecida en pantalla, bien de TV, como de ordenadores, tabletas gráficas, teléfonos móviles y otros aparatos existentes, o por venir, es la causa del descenso del consumo de la información en soporte papel. Nada que ver con el posible deterioro en la calidad o la credibilidad que se ofrece en la información escrita. Simplemente es el resultado de las ventajas y comodidad que la era digital ofrece en lo relativo a trasmisión de datos, lo que repercute en la inmediatez del acceso por parte de los usuarios de los mismos, cada vez más en tiempo real e inmediato a lo que se informa, tanto por la información escrita como de las imágenes vinculadas.
    No nace ningún nuevo periodismo simplemente que los ciudadanos tienen los conocimientos suficientes y la información sobre lo acontecido de forma inmediata y con la pluralidad de medios que desee utilizar, locales o internacionales, para convertirse en periodista a la hora de filtrar toda esa información disponible y sacar sus propias conclusiones. Hoy no se busca leer que ha pasado en uno o dos periódicos escritos, como antes se hacía, hoy uno sale a leer en pantalla con la intención de: ” a ver que cuentan por ahí ” y basta con leer una sola noticia en un medio para tener una idea aproximada de como va a encontrar esa misma noticia el el resto de los medios informantes.
    Discrepo en lo referente a la necesidad del “peridismo profesional” como alternativa y solución en busca de información veraz y no manipulada en tanto en cuanto el periodista es simplemente un individuo más con una vocación profesional y una experiencia que, en temas cotidianos y poco especializados, no le otorga máyor capacidad que la que adquiere cualquier otro individuo interesado en estar informado y que hace uso de los medios a su alcance. Cualquiera puede levantar una liebre informativa si quiere hacerlo, otra cosa es que se dedique a ello como profesión. Tenemos el ejemplo de la corrupción política y el poco eco y respuesta que en la ciudadanía tiene en relación con la gravedad de los asuntos que afloran, Simplemente porque ya se sabía que eso estaba pasand,o sin necesidad de que saliese a la luz, y a nadie coje de sorpresa el que aflore.

  2. Tras darme un paseo por La Marea y por la revista Mongolia no sabría definir cual de las dos es la más humorística. ….. así, así.

  3. No consigo encontrar en La Marea, ” nuevo proyecto profesional e independiente “, información sobre el tema ERE en Andalucía. Debe ser porque a traves de internet solo se acceda a la edición de Mallorca, ya que leo sobre el cura pederasata de allí. Iré a la distribuidora de Sevilla a ver si consigo la edición andaluza, en la que presumo vendrá la informción profesional y veraz sobre los ERE. Leo que la publicación La Marea se distribuye en Sevilla en la papelería ” La Fuga” ………los veo bien encaminados.

  4. Estimado Fernando,
    A veces la cantidad y la calidad de la información no coinciden, y creo que en esto estamos de acuerdo.
    El tener mucha información al mismo tiempo disponible no implica necesariemente una mayor información, por muchas imágenes espectaculares que nos aparezcan.
    En la mayor parte de información que recibimos hace falta un análisis profundo de las causas y el contexto de lo acontecido, como el que pueden dar en sus hojas Alternativas Económicas, Mongolia, Números Rojos….
    Para esto, quizá a menudo sea necesrio un análisis más sosegado de los hecho, con más profundidad. Y eso no te lo darán tres imágenes espectaculares.
    Como tú comentas, “basta con leer una sola noticia en un medio para tener una idea aproximada de como va a encontrar esa misma noticia el el resto de los medios informantes”. Quizá sea esto un problema, el que la mayoría de noticias sean las retransmitidas por un par de agencia de noticias a nivel mundial y que gran parte de los medios van a tender a repetirlas tal cual. Por esto hen molestado medios como Al-Jazeera cuando han dado la visión alternativa al conflicto de iraq, por ejemplo, cuando retransmitían desde el suelo y no desde los bombarderos.
    A poco perspicaz que seas, verás que,en concreto La Marea y el Mongolia, no aspiran a seguir en sus páginas webs la más rabiosa actualidad, como el caso de los EREs andaluces. En concreto, la Marea sí añade información que no suele aparecer en otros medios.
    Te aconsego que vayas a la papelería “la Fuga” de Andalucía, no porque vayas a tener la visión de la Marea sobre los EREs, sino para ver el análisis de los privilegios económicos que tiene la iglesia católica en nuestro estado, algo que quizá no sea rabiosa actualidad, pero sí eterno lastre.

  5. Psicoloco,gracias por participar en este lugar de encuentro y debate democratico.
    Siempre he dicho que el periodismo en españa ha tomado un rumbo que considero mas bien parte de relatos de arte y ensayo que de pura informacion periodistica si entenemos esta como informacion objetiva de algo que está sucediendo o de un analisis objetivo sobre temas de actualidad.
    Por ejemplo ,el caso Matas se ha conevertido en el caso Urdangarin-Corinna y por ser quienes son en un relato de prensa rosa que alcanza los entresijos de la concupiscencia real.
    El caso de los ERE’s de la juez Ayala se ha convertido en un divertido sainete en el que los mas golfos son los que no aparecen en el sumario.
    El caso Barcenas ,se ha convertido en una disputa propia del Rey Salomon ,en la que dos jueces quieren hacerse con el niño bonito.
    Lo mas curioso es que los periodistas de derecha campan a sus anchas y meten en vereda a todo aquel que protesta ,acusandolos de kalebokorristas batasunos y radicales indigentes.,mientras los periodistas de izquierda se empeñan en acusar a Rubalcaba del hundimiento del PSOE ,para justificar a iunistas y upeydorros…..a la vez que en Catalunya los periodistas quieren ser mas independentistas que el Papa.
    Pero al fin y al cabo lo que mueve la informacion en este pais es el tuiterazo a diestro y sinistro….si no eres trending-topic no eres nadie.

    En tiempos de Franco teniamos La Codorniz y en la transicion El Hermano Lobo…..y para los mas salidos los reportajes en las casa de las famosas y su poster en bikini.que nos daban en Diez Minutos….acuerdense de Ornella Mutti,Analia Gade,¡¡¡Nadiuska!!!….no sigo que me pierdo…que tiempos aquellos…jeje.

    En fin….todo es susceptible de empeorar ….pero bienvenido sean otras formas de transmitir las inquietudes socialies,artisticas y politicas de la gente.
    Antr mi dot fe.
    AC/DC
    firmado:
    JAJAJA…que nervios.

Deja un comentario