Moción mal planteada para una censura indispensable

LBNL

Como escribía ayer Soledad Gallego-Díaz en El País la dimisión de Mariano Rajoy es de cajón tras la confirmación judicial de que el PP ha venido comportándose durante décadas como una organización delictiva en lo que se refiere a su propia financiación, sufragando campañas y sobre-sueldos a cuenta de comisiones cobradas a cambio de contratos públicos. Aunque la corrupción venga de antes, Rajoy cobró sobre-sueldos (nunca ha acreditado haber cotizado a Hacienda por ellos), dirigió alguna de tales campañas, nombró Tesorero a Bárcenas, a quien respaldó en público y en privado y lo negó todo, al punto que los jueces le han tachado de poco creíble. Debería haber dimitido cuando la prensa acreditó todo lo que ahora han cerficado los jueces, pero desde luego no cabe otra opción una vez confirmado lo que en un principio fue tachado de operación de persecución política. Pero no lo va hacer. De ahí la moción de censura instada por Pedro Sánchez, en principio irreprochable, pero de planteamiento manifiestamente mejorable porque la única opción viable y aceptable (Esquerra y PNV, vale pero PDeCAT o Bildu no) habría sido plantearla conjuntamente con Podemos y Ciudadanos, como forma de disolver las Cámaras y celebrar nuevas elecciones. Muy posiblemente Podemos y Ciudadanos se habrían excluido mutuamente y la moción no habría prosperado,  pero al menos se habría planteado correctamente y recaería sobre ellos la responsabilidad de mantener al PP al frente del Gobierno.

En cambio, Sánchez va a tener que centrarse en negociar con PNV su exigencia de un cambio de modelo territorial, con Esquerra y sobre todo con PDeCat, que le van a exigir el levantamiento de la suspensión de la autonomía catalana. El PSOE aboga por una estructura federal, posiblemente asimétrica en algunos ámbitos, como lo es el Estado autonómico actual, y por la modernización de la Constitución asi que la exigencia del PNV podría no ser insuperable. Pero el PNV, que solo tiene cinco escaños que ofrecer, exigirá un modelo más bien confederado, al menos en lo que se refiere al País Vasco. La diferencia entre un federalismo asimétrico y una confederación es importante. En el modelo federal, todas las partes suman un todo con independencia de competencias respectivas de cada Estado federado. En el modelo confederal, sin embargo, los sujetos que forman la confederación son los que ostentan la soberanía, que ceden voluntariamente a la entidad superior, pudiendo revertir la cesión. En otras palabras: derecho de auto-determinación o derecho a decidir sobre la auto-determinación, según se prefiera.

El federalismo asimétrico podría llegar a ser aceptable para el PNV e incluso para Esquerra, pero desde luego no para el PDeCAT actual dominado por Puigdemont desde Berlín a través de sus adláteres, con Torra a la cabeza. Y sus ocho escaños son indispensables para llegar a la mayoría absoluta, salvo que se acepten los dos de Bildu, lo cual descarto por decencia política y porque se supone que exigirían igual o más que PDeCAT. En todo caso, incluso si las negociaciones no entraran en temas de tanto calado parece imposible que PDeCAT se apunte a la moción sin un compromiso expreso de levantar el 155 de inmediato, algo que Sánchez no debería aceptar ni por asomo, tanto por coherencia con la posición mantenida hasta ahora como para evitar que el PSOE se hunda definitivamente en gran parte de España.

Desconozco si Sánchez se dirigió a Ciudadanos antes de plantear la moción, pero su reacción negativa parece indicar que no. A Rivera y compañía, que van viento en popa en los sondeos ante la putrefacción del PP, la inacción del PSOE y la demagogia y falta de coherencia de Podemos, no le interesa en absoluto revivir al PSOE aupando a Sánchez a la Presidencia del Gobierno aunque sea por un tiempo limitado y con un programa pactado. Y menos todavía hacerlo en comandita con Podemos y/o algunos de los nacionalistas contra quienes hace carrera. Y sin uno o los otros, los escaños no suman. De ahí que haya reaccionado compartiendo la exigencia de la dimisión de Rajoy y la convocatoria de elecciones, y a sabiendas de que Rajoy no dimitirá, posicionándose al tiempo como urdidor de una futura operación colectiva “instrumental” de la que Sánchez no pudiera sacar tajada.

En todo caso, resulta intolerable el coro mediático-político que se lanza a criticar la moción de Sánchez – por la posibilidad de pactar con los nacionalistas o por su probable resultado fallido – dejando de lado el problema central: el PP de Rajoy no está en condiciones de gobernar y mucho menos en las complicadas condiciones actuales. Como mínimo, Rajoy debería dar un paso al costado en favor de un sucesor ajeno a los pecados del partido, no exclusivamente circunscritos a la trama Gurthel (recordemos en este contexto las “amistades peligrosas” de Feijoo con algún narco local). Si verdaderamente lo que prima es la estabilidad política ante el desafío independentista catalán y la necesidad de preservar la estabilidad económica, el PP bien podría proponer un gobierno tecnocrático con un programa de mínimos que pudiera ser apoyado en el Congreso también por el PSOE y Ciudadanos. Sin embargo, me conformaría con una opción más realista como la de convocar elecciones para antes de final de año.

Probablemente no pase nada de lo anterior. Probablemente asistiremos a un tira y afloja de Sánchez con PNV, Esquerra y PDeCat que finalmente resultará fallido y por tanto, la moción de censura fracasaría. Y de seguro, Ciudadanos seguirá llenándose la boca con denuncias a la corrupción del PP pero seguirá sosteniéndole en la práctica tanto en la Carrera de San Jerónimo como en la Asamblea autonómica de Madrid. Y por tanto Mariano Rajoy, el que falta a la verdad en sede judicial y manda mensajitos de apoyo clandestinos al capo de la corrupción en su partido, seguirá siendo Presidente del Gobierno por tiempo indefinido, mal que nos pese. Y la crisis catalana seguirá evolucionando al ritmo de las necedades de los indepes y los latigazos judiciales, sin ninguna posibilidad de acometer una negociación política que permita un acomodo constitucional aceptable.

En fin, así nos va. Ahora bien, peor están en Italia con la Lega pidiendo la recusación del Presidente y lanzada a una ofensiva retórica sin precedentes contra la Unión Europea, Alemania y Francia, sus principales vecinos…

6 pensamientos en “Moción mal planteada para una censura indispensable

  1. El ataque de indignaciòn de Pedro es poco creíble después de las flores que se dispensaron mutuamente como grandes hombres de estado, Mariano y él , solo unos días antes.

    Mal actor y mejor mimo , como el fumigador Abalos , sin encomendarse a Dios ni al diablo, presenta una moción de censura que fracasará necesariamente , nada resolverá y es posible que deteriore un poco más la delicada situación financiera a la vez que aliente la esperanza en las trincheras de los asimétricos.

    Es difícil hacer pronósticos en estas circunstancias pero sí sabemos la afición de Pedro por los cambios rápidos de opinión, su insolvencia y la inmensa caradura por intentar desde la irrelevancia continuada en las encuestas el asalto a la Moncloa ( por un tiempo solamente ) para preparar su jubilación.

    En mi opinión, las urgencias son parecidas a las presentes antes de la sentencia pero la crisis política que ésta genera obliga a planificar una salida que bajo ningún concepto pueda debilitar nuestro estado constitucional frente a sus enemigos.

  2. Presumo que la rápida programación prevista para el desarrollo de la moción de censura es para que, quienes han negociado los presupuestos, decidan que escojen. No creo que censura y presupuestos vayan juntos.

  3. Muy de acuerdo con Fernando, la desconfianza es así.

    Nada que ver, en esta ocasión , con Italia.
    El Presidente Sergio Mattarella , un héroe para quienes admiramos la resistencia individual, se decanta a favor de los ahorradores italianos ( su Constitución lo permite ) frente a la irresponsabilidad de los anti UE , en esta ocasión italiana La Liga y los seguidores del Gran Payaso, todos ellos seguidores de las excusas del mal pagador , como corresponde a los tribunos de la plebe.

  4. Maravilloso país donde a unos ciudadanos no les importa tener un presidente xenófobo machista y racista y a otros ciudadanos no les importa tener un presidente corrupto, y todo en nombre de la patria. Qué asquito me dan esos ciudadanos y sus patrias.

  5. Bueno…ejem….vale que esta moción de censura, en estos momentos ,es un bumerang endiablado fruto de los grandes errores cometidos en sede parlamentaria,por unos y por otros.
    Pero…vayamos al grano,o mejor dicho al forúnculo que ha explotado con la sentencia del caso Gurtel.
    Una vez que podemos afirmar que en el grano habia pus y que esta hay que tratarla con la contundencia de una sentencia judicial.
    Solo queda que el parlamento se pronuncie y decida si el gobierno de Rajoyipus debe ser esterilizado y mandado a las basuras peligrosas o maquillado para que decida el pueblo.
    Peter Sanchez puede que no sea la solución ,pero puede ser el remedio.
    La moción de censura del proximo jueves destapara las caretas bajo las caretas y sabremos quien esta dispuesto y de que manera a cumplir con su palabra.
    Para mayor gloria de los especiales informativos de Ferreras en La Sexta…..ejem.
    Ante mi doy fe.
    AC/DC
    Firmado:
    Ahí va La Virgen corriendo a gorrazos a Willy Toledo…JAJAJA…que nervios.

  6. Estoy con usted, Don Polonio. Aunque yo soy bastante escéptico a la hora de elegir. No soy proclive al sistema de más vale malo conocido que bueno por conocer. Ese sistema, aunque lo he empleado bastante, eterniza situaciones y no permite cambios fáciles. Prefiero al bueno conocido y entiendo que ese conocimiento viene de la mano de la afloración de la corrupción propìa, que sin lugar a duda conoce quien se postule para el cargo de Presidente de Gobierno . Hay mucha hipocresiá en la política.
    Para mí el PP, como partido, es igual de corrupto que el PSOE. Otra cosa es que el nivel de “listos” sea de otra envergadura. Parece que mientras más capaz es un individuo más sinvergüenza se vuelve si alcanza el poder en éste pais, en el que la impunidad en la política parece que es el sistema en el que se desarrollan y crecen

Deja un comentario