Miguel ¿qué?

El crítico constructivo

Ese fue el chascarrillo con el que el PP recibió burlonamente al candidato a la Alcaldía de Madrid por el PSOE en las últimas elecciones municipales. Ruiz-Gallardón trató de aprovechar su nombramiento directo por el Presidente del Gobierno para tratar de medirse directamente con este último, pretendiendo puentear a un candidato prácticamente desconocido para la opinión pública y poco rodado en la política callejera que, sin embargo, había aceptado cesar como Secretario de Estado y abordar el reto de enfrentarse a quien había ganado por mayoría absoluta las tres elecciones previas en la misma plaza.

El aparato del PSM no fue mucho más entusiasta, como reveló la rapidez con la que muchos corrieron a exigir la cabeza de Miguel Sebastián como máximo responsable del batacazo electoral del partido en Madrid (y casi también del análogo en Valencia). La absoluta falta de carisma de Simancas y las perennes luchas internas del partido quedaron de lado, como también la responsabilidad de Zapatero al designar a Miguel Sebastián o la del Partido en la decisión de exigir a Ruiz-Gallardón que desmintiera cualquier relación profesional con la Operación Malaya. Lo importante era que Sebastián se fuera raudo, quizás para que todo pudiera seguir igual, con el tradicional reparto de influencia y cargos de oposición equilibrado entre familias. Sebastián aceptó de inmediato y se retiró con el objetivo declarado de facilitar una renovación, que acabó por llevarse por delante a todos los que habían controlado el cotarro durante tanto tiempo.

Desde entonces Miguel ¿qué? se ha dedicado a sus cosas, a dar clases en la universidad y escribir artículos en la prensa escrita además de en algún blog de prestigio. Todo ello sin coche oficial ni escoltas, como cuando dejó su cargo de jefe del servicio de estudios del BBVA allá por 2003 y empezó a colaborar en la preparación de la parte económica del programa electoral del PSOE de las elecciones que, para sorpresa de casi todos, habrían de llevar a Zapatero a la Presidencia del Gobierno por primera vez. Pese a ello, a decir de los medios no aceptó el ofrecimiento de ir en las listas al Congreso de 2004 como tampoco en las de 2008, e incluso algunas fuentes (Público ayer) afirman que declinó la Vicepresidencia económica en 2004.

No está de más recordar la falta de apego que Sebastián ha demostrado a la poltrona pública porque durante las últimas semanas, algunos medios habían venido difundiendo la idea de que Zapatero le entregaría algún Ministerio “menor” para pagarle la deuda contraída por su “sacrificio” municipal, antes que por sus méritos y/o valía profesional. En paralelo, los mismos medios rumoreaban que el PSC mantendría el Ministerio de Industria, pese a lo cual éste cedería las competencias sobre energía y telecomunicaciones a Economía.

Pues bien, Ruiz-Gallardón ganó las elecciones municipales pero no consiguió ir de número dos por Madrid en las generales y ahora se ve obligado a defender vigorosamente a quién le marginó por miedo a su enemiga declarada. Así que no sólo no derrotó a Zapatero sino que parece que no va a tener ocasión de hacerlo nunca.

Simancas y el “aparato” fueron arrollados en el Congreso extraordinario del PSM del año pasado y aunque la nueva derrota en Madrid en las generales amenaza con revolver las aguas de nuevo, de seguro que no será para que los defenestrados recuperen sus posiciones de antaño, desde las que tanto daño y durante tanto tiempo hicieron al partido.

En cambio, Miguel ¿qué? era calificado ayer por El País en su portada y editorial como nuevo hombre fuerte del Gobierno, apoyándose también en que habría ayudado al Presidente a encontrar a dos de las nuevas Ministras, concretamente Ciencia e Innovación y Vivienda. Bienvenida sea la rectificación del diario que tanto apego mostró por Ruiz-Gallardón en la campaña municipal. Pero ni tanto ni tan calvo.El único “hombre fuerte” es, como ha vuelto a demostrar con la composición del nuevo Gobierno, Rodriguez-Zapatero, que se ha mantenido ajeno a la rumorología interesada que hemos padecido en las últimas semanas. Caldera y Rubalcaba no han sido nombrados Vicepresidentes, Elena Salgado no ha sido nombrada Ministra de Defensa, el PSC no ha mantenido Industria y este Ministerio no ha perdido competencias en beneficio de Economía. Moratinos tampoco se ha visto obligado a ceder su puesto a López Aguilar o a Trinidad Jiménez para que Zapatero pudiera pagarles apoyos políticos pasados por los servicios prestados, y Bermejo y Álvarez no han salido del Gobierno pese a la presión mediática en tal sentido.Lo que sí parece apropiado es asumir que Miguel Sebastián ha entrado en el núcleo duro del Gobierno junto a De la Vega, Solbes y Rubalcaba y de la mano de Chacón. Y también que ello no responde al pago de ninguna deuda sino a la confianza que Zapatero tiene en su valía profesional y criterio, aparte de la química personal que puedan tener.

El inventor del “Miguel ¿qué?” demostró cierto ingenio pero tan poca visión política como los que calificaron a Zapatero de Bambi o de Presidente por accidente. Así les vá.

33 pensamientos en “Miguel ¿qué?

  1. Miguel..¿estas ahi?….¿que?…a vale…no dire nada…mi boca permanecera cerrada…jeje.

  2. Ya ves Amistad. con la vuelta de Doña Carmen para ser venerada por los ejércitos nacionales y Miguel Primo de Alguien, que supongo que tendrá algún primo y, si no, le prestamos al Alguien que tu siempre nombras, el gobierno se va derechizando cada vez más.
    ¿Veremos alguna vez a Zapatero bajo palio?

  3. No fue muy torpe ayer la respuesta de solbes sobre la emergencia de MS apelando a que el vice es el? Con lo fácil que habría sido responder que estaba seguro de que trabajarían juntos fenomenalmente… En cambio así parecería que tuviera necesidad de auto reafirmarse lo cual no es buena cosa: no me cuadra que la vice hubiera respondido igual, la verdad.

  4. Alguien se imagina a alonso respondiendo “yo lo que se es que el portavoz soy yo”? A que no?

  5. Yo pensaba que quien había popularizado lo del “Miguel ¿qué?” había sido el propio Miguel Sebastián, que demostró así cierta ironía sobre sí mismo, algo que se echa demasiado en falta en nuestra clase política. Veo a algunos blogueros un poco ansiosos con Sebastián, casi a punto de preguntar por el qué hay de lo mío. Señores, me llega el rumor de que en la reparto de la piñata, Debate Callejero tendrá una participación más bien testimonial y que no más de uno o dos de quienes aquí escribren se llevarán algún puesto de los de chofer. Jajaja… qué nervios, que diría el poeta.

    Todavía ronda por mi cabeza la expresión que utilizó ayer El Pais para definir a Sebastián: “un número dos vocacional”. ¿qué quiere decir eso exactamente? Me resulta más incomprensible que un refrán español. Por cierto, hablando de refranes: los más insignes filósofos en lengua española van a reunirse próximamente en Buenos Aires, convocados por Antonio Domenech, para discutir la carga gnoseológica de nuestro refranero. Creo que dado el interés que el tema ha suscitado en este blog, algún representante del mismo debería acudir.

    Sobre el nuevo Gobierno: llego tarde a los cotilleos, que ya han sido abundantes. Me gustaría que Teoura se decidiera de una vez a contarnos lo que sabe y piensa del muy insoportable y cursi Cesar Antonio Molina. Ha amagado Teoura en un par de ocasiones, sin explayarse: yo creo que ha llegado el momento de que nos explique con más detalle quién es este señor y qué cosas hace y dice.

    En general, viendo las reacciones habituales, de la prensa amiga y enemiga, entre la estupefacción y el cabreo, creo que todo va razonablemente bien. Me cuesta ver a Caldera como organizador de un gran think tank, porque tiene más de tank que de think, pero sorpresas da la vida.

    entre todos los que estamos aquí, no creo que m

  6. Otra frase a recordar fue la de Alfonso Guerra cuando le preguntaron que qué opinaba de a dimisión de Miguel Sebastián (de concejal en el Ayuntamiento de Madrid). Respondió con ese tono de desprecio en el que es maestro (supongo que parecido al que utilizó para calificar a Zapatero de bambi en su día), “dimitió de qué, ¿es qué era algo?”

    ¡Vivan los profetas!. Los profetas del desastre, que suelen ser un desastre como profetas. ¿Por qué habrá tantos en este país?

    El Gobierno de España tiene la suerte de contar entre sus ministros con una de las cabezas más brillantes del país: la de Miguel Sebastián. Y que sin duda la utilizará para mejorar lo mucho que hay que mejorar en el campo de las telecomunicaciones, y la energía, y el comercio y etc. etc. Lo demás no importa. Que digan, que hablen, que insulten…. que rabien, en definitiva.

    Y esto al margen de sus otras muchas cualidades personales, de sobra demostradas a lo largo de su vida profesional: su generosidad y falta de ambición. Sus miles de ex alumnos son testigos de ello. Además, este hombre renunció a su puesto muy bien pagado y considerado de director del Servicio de Estudios del BBVA para acudir a la llamada de José Luis Rodríguez Zapatero, a quién casi no conocía y por el muy poca gente daba dos duros en ese momento, para elaborar el programa económico del PSOE con el que se ganaron las elecciones del 2004. Y creó y dirigió después la Oficina Económica del Presidente, esa de la que tanto hablaron (mal, por supuesto) los que tanto hablan en vez de callar. LOs profetas de siempre.

    Enoharbuena a Miguel Sebastián y a Zapatero por haberle hecho Ministro.

  7. Yo creo que Debate Callejero esta llamado a ser Think Tank del ministerio de Industria..jejejeje.

  8. Mimo Titos.
    Me imagino que solbes estaba hasta ahí mismo de que le estén todo el día insaculando con Sebastián por aquí, Sebastián por allá…. Todos somos humanos.
    Al final acabaría cabreado y le dijo, a la periodista. Chati, que no te pongas pesada que no tengo ninguna inseguridad con mi puesto, que el vicepresidente soy yo. Eso sí, en lenguaje Solbiniano.

    Yo no le daría mayor importancia.
    Lo de Alfonso Guerra tampoco tiene mérito. Tiene una larga trayectoria perdiendo en sus apuestas en el Partido Socialista, esto era lo previsible. Sigue ahí por lo que fue, no por lo que es.

    Saludos a los demás.

  9. Gracias por la semblanza de Miguel Sebastián, contribuye al optimismo. Si es verdad que además ha sido parte activa en la elección de las dos nuevas ministras que parecen bastante prometedoras, pues tres oles.

    Sobre el gobierno y su reestructuración, creo que todavía nadie ha comentado los cambios en educación. Personalmente, me parece una buena noticia que Cabrera deje de gobernar las universidades (en la poca medida que se gobiernan por la administración central), que pasarán a ser competencia de Garmendia. Según dejaba entrever El País, fuentes universitarias mostraban ayer su inquietud. Buena señal. De otra parte, que educación básica y “familia” vayan juntas tampoco me parece mala cosa. Se dice que con esto se pasa a una concepción “asistencial” de la enseñanza. Sin embargo, creo que esto puede anticipar que se va en serio (de una vez) con el cumplimiento de la promesa electoral de cubrir la educación de 0 a 3, es decir, las llamadas guarderías. Además, hay alguna cuestión, como el horario escolar, que también es esencial para aumentar la participación de las mujeres en el mercado de trabajo. Su ampliación lleva en el tintero al menos desde el programa de Almunia, pero a ella parecen resistirse los profesionales de la enseñanza, una profesión muy feminizada, y sus órganos corporativos, pues todas las reformas en la historia reciente han ido en la dirección contraria. No me consta si va o no en el programa, pero la suma de competencias es una oportunidad para ayudar en la conciliación de trabajo y familia para todos los trabajadores y trabajadoras, aunque sea a un poco a costa de algunos funcionarios, y no para los funcionarios a costa de los demás. (Algunos funcionarios se defienden, con una desfachatez propia de este país, como la vanguardia de los derechos de los trabajadores y trabajadoras).

    Me alegra que haya una ministra de igualdad, aunque sumo a las declaraciones desafortunadas (se ha hablado de la de Solbes) la suya de “sé que va a cambiar mi vida” posando ante los fotógrafos. Me temo que ese subjetivismo “experiencial” la vuelve demasiado próxima a la generación OT. No a la gente común, sino a los que quieren dejar de serlo.

    Estoy de acuerdo con que el nombramiento de Chacón modela, sobre todo, la imagen de Zapatero (creo que lo dijo Fernando), pero al revés que a los críticos, me parece espléndido. Una mujer embarazada pasando revista a las tropas es una imagen que vale oro, y un político con vocación de transformar tiene que saber crear símbolos.

    Estoy muy animado.

  10. Viendo la promesa de los ninistros me he emocionado. A mí me encanta el nuevo Gobierno. No me extraña que en Europa no se hable de otra cosa, como diría el inclito (sin acento ortográfico, porfa) Anson, si bien en este caso le jodería reconocerlo, su odio a todo lo que significa progresismo e innovación le jode. Se le paró el reloj en la hora de Estoril y en cuando el ABC hizó público el diario secreto de Ruano. Me gusta el nuevo ejecutivo y las modificaciones habidas en los ministerios por razones que me sería fácil explicar y por una muy especial: por el rechazo que ha provocado en individuos que poco o nada respeto, empezando por el asqueroso Burgos de ayer en ABC. Una pregunta: ¿La libertad de prensa impide que el director de un periódico vete un artículo tan vil y anticonstitucional como el de Burgos ayer?

  11. Hombre, A verlas, me alegro leerte.

    El nuevo gobierno entremezcla personas de reconocida valía, en labores gubernalentales realizadas con anteriorida, con personas de tambien reconocida valía en su vida profesional anterior y personas con buenas referencias, aunque, posiblemente, con menos andadura profesional por sus menores edades.
    Una cosa creo que es cierta y no me parece que mi visión sea simplemente un problema de visión influenciada por la edad y por la que, con los achaques propios de ésta y la tendencia a verse uno afectado por el síndrome de la generación pasada, la distorsión que pueda producirse sobre la realidad sea muy significativa. Mi impresión es que, afortunadamente, las cosas van funcionando cada día mejor, llegándose al punto en el que las personas en las cúspides de las pirámides de gestión de gobierno, se apoyan en una sólida contrucción desarrollada con anterioridad y que originan que el sistema ya es lo suficiente sólido para, no solo capitalizar gestiones positivas, sino tambien superar alguna que no lo llegue a ser tanto.
    En ese sentido y mirando hacia atrás y comparando con el pasado, aunque lógicamente las circustancias son tremendamente diferentes, me sale que cualquiera de los primeros gobiernos que se enfrentaron a las tareas de vertebrar a un pais recien salido de la dictadura, lo haría perfectamente hoy, sin embargo tengo la sensación, que salvo honrosas excepciones, algunas de las cuales son tambien son de esa época, las restantes no aparentan que darían la talla suficiente para enfrentarse a esas tareas realizadas en el pasado.
    Esta visión de que cualquier ministro pasado fué mejor, puede que solo sea un problema generacional y por el que yo pueda tener esa visión deformada, pero me parece que el que el pais cada vez funciona mejor y los sistemas van tomando el relevo sobre la gestión personal, permite eso, que el perfil del gestor de gobierno de hoy tenga más facilidad de ser cubierto que en épocas anteriores.
    Viejo que va siendo uno.

  12. Gracias por el artículo, crítico constructivo. Muy buen análisis de la figura de Miguel Sebastián. Yo también estoy muy contento por su incorporación al Gobierno. No es fácil encontrar gente como él en política.

    Como A. Tareq, y quizás por deformación profesional, para mí la noticia del fin de semana ha sido el nuevo ministerio de innovación y tecnología que integrará a empresas y universidades. Por fin!! Ya intentó hacer algo similar el PP, sólo que ellos se olvidaron, o no pudieron, integrar universidades con ciencia y tecnología. Ya veremos en qué queda todo esto, porque la universidad es un mundo oscuro y con muchas reticencias al cambio, pero a priori suena bien.

    Lo que sigo sin entender es la permanencia de Magdalena Álvarez en el gobierno…..

  13. Bueno, a mi me parece, respecto al nuevo Gobierno, que es cierto que la ministar de Igualda es demasiado joven. Yo lo veo asi, con 31 años se esta para ahcer otras cosa que para ser ministor, y ser ministro está para otras edades mas que los 31.

    Dicho esto, observo que le han empezado a dar de palos en el Mundo y en algún confidencial sin ni siquiera haber jurado el cargo. No me queda mas remedio que ingura por la presente la facción de defensores de Bibiana.

    “Non fuyades cobardes e viles creaturas, que un solo caballero es el que os acomete”

  14. Gracias, Crítico Constructivo, por tu artículo. En lo que escribes, en cómo lo escribes y en tu manera de titular detecto ecos muy gratos.

    Las virtudes de Miguel Sebastián ya han sido glosadas. Yo me quedo con la claridad de su apuesta por el servicio público: ha preferido dedicarse a mejorar el país desde la universidad o desde el gobierno que ganar cerros de dinero. Al “ofrecerse” a los ciudadanos, asume sacrificios (la vida privada queda jibarizada), incurre en riesgos (puede que se equivocase en el diseño de la respuesta a la OPA sobre Endesa) y se ve sometido a un incómodo y constante escrutinio. Por todo ello, hay que agradecerle el paso adelante que da.
    ________

    No sé si te perdiste, Cicuta, la entrevista de La Opinión de A Coruña a C.A. Molina que trajo a colación un cobloguero. Te extraigo un solo pasaje:

    – “Después de la gestión en el Círculo de Bellas Artes y tras tres años en el Cervantes, me llamó el presidente para decirme que me iba a nombrar ministro de Cultura. Yo, como san Pedro, dudé no tres, sino una vez y llegué al ministerio y en apenas siete meses, con mi equipo anterior, hemos hecho mucho más que en una legislatura. Y otro día el presidente me dijo que todos los ministros éramos necesarios para las elecciones. No le podía decir que no y sólo mostré mi perplejidad: llegar a la política por una vía indirecta. Él dijo lo que siempre dice: que, además de ser un gran intelectual y un gran gestor, soy más político de lo que creo. Era una manera de decirme que lo iba a hacer tan bien. Luego, Pepe Blanco, gran amigo, me llamó para centrar el asunto y aquí estoy, y no me arrepiento en absoluto”.

    No tiene desperdicio: muestra a la vez falta de elegancia (“en siete meses he hecho más que en toda la legislatura”, desautorizando a su predecesora), arrogancia e inmodestia(“además de ser un gran intelectual y un gran gestor..”), ignorancia (errónea la referencia a San Pedro), falsedad (“sólo mostré mi perplejidad”), asociación para delinquir (“Pepe Blanco, gran amigo…”) y estupidez supina (si piensa que declaraciones de este tipo le van a granjear votos es que es tonto de remate).

    Su frondoso prontuario es bien conocido en el mundillo; la entrevista sólo confirma los rasgos grotescos del personaje.

    Abrazos para todos.

  15. ¡Bien por Zapatero !, ha nombrado un Gobierno acorde con la sociedad. Mayoria de mujeres, somos el 52% de la población, mujeres jovenes y maduras, todas ellas muy preparadas y hombres que han dado la talla en las labores que se les ha encomendado.Otro ¡viva! por la designación de Miguel y por haber convencido a Alfredo.
    Ahora falta que arreglen el Psm

  16. Viendo la tertulia de la Campoy en Cuatro tuve la impresión de que estaba viendo la de Curry en Telespe. Ataque frontal y total al nuevo ejecutivo. Un espectador en su intervención aludió de pasada, pero críticamente, al infame artículo de Burgos. Creí que la progre (?) Campoy aprovecharía la alusión del interlocutor para desmontar el bodrio de Burgos, pero no lo hizo e hizo bien. Hizo bien porque no hubiera sido creíble: toda la tertulia estaba haciendo buena el mensaje de Burgos.

  17. Ha sido patetico ver la tertulia de hoy de mi paisana en Cuatro…si Averlas….que verguenza de periodistas.

  18. Despues de leer lo que dicen los periodicos lo que dicen los partidos de la oposicion y lo que se masca en las tertulias de nuestro rieno constitucional ,se nota en falta la pluma clara de Ceferina con su vision del nuevo gobierno de Ziluminatius.
    Ayer no nos visito Ceferina…
    ¡Ceferina!… ¿Andestas?.

  19. Muy buenas tardes a todos.

    Yo solo quiero decir que me emocioné mucho y se me saltaron las lágrimas al oir a la Ministra de Defensa decir “capitán, mande firmes”, y luego, al oírle gritar, “viva España”, “viva el Rey”. Yo creo que el señor Rodríguez Zapatero está decidido a que este país cambie, y no hay mayor cambio, yo pienso, que el que las mujeres podamos ser como los hombres en todo, no solo en algunas cosas como pasaba hasta ahora y el ver a esta señora, doña Carmen Chacon, y además embarazada, mandando a todos los militares, que han sido siempre tan machistas, ha sido muy emocionante. Yo le estoy muy agradecida al señor Rodríguez Zapatero por esto.

    Queden con Dios.

  20. A sus pies,Ceferina…con todo mi respeto a su marido.
    ¿Aun sigue escuchando todos los dias jotas aragonesas?

  21. En primer lugar, decir que el programa “la ventana” de Gemma Nierga hoy me ha sacado una sonrisa. Me ha alegrado el atasco.

    El nuevo gobierno de Zapatero.
    Pues el caso es protestar. Si sigue Rubalcaba malo, porque no hay renovación, si meten a una chica joven malo, porque no tiene experiencia. Pues eso. Más de lo mismo.

    Dicen que es un gobierno a la imagen y semejanza de Zapatero, que se ha rodeado de su equipo de confianza. Pues claro!! a ver si se tiene que rodear de gente que no conoce.
    Nuestro articulista de hoy nos dice que cuando Sebastián se fue a diseñar la campaña económica del gobierno, casi no conocía a Zapatero. Entonces ¿es Miguel Sebastián gente de la confianza de Zapatero? Evidentemente sí, pero no porque fueran juntos al colegio o porque se corrieran juergas de jóvenes. Se ha sabido hacer con la confianza del presidente por su trabajo.
    Lo mejor es que quienes acusan de esto a Zapatero jaleaban a los gobiernos de Aznar, el rey del dedazo.

    En definitiva, este ejecutivo promete. Esperemos que dos de los mejores economistas de Europa como son Pedro Solbes y Miguel Sebastián sean capaces de capear el temporal que se avecina.

  22. De acuerdo con Pablo Franco.
    Y no creo en la regeneración del PP, ya ha empezado a disparatar. Es ki que mejor sabe hacer. Lo siento por ti, amigo Fernando, pero digo lo que pienso.

  23. Venga!… los niños a la cama que tengo que decir unas cuantas cosas muy picantes…

  24. ZP se equivoca al no nombrar a A Verlas Secretario de Comunicación, el se lo pierde.
    Aunque sea hombre, por su inteligencia, brillantez, claridad de ideas,sentido del humor y ternura merecería ser mujer

    el que os mira, ya están todos los niños acostados

  25. …Pues ahora….resulta que no me acuerdo…quizas A verlas deberia decirnos algo…no se…no se…alomejó…si me acuerdo … me atrevo y lo digo.

  26. Acabo de oír en El Intermedio, el programa de Wyoming en La Sexta, varios extractos de declaraciones de algunos periodistas sobre las ministras. Eran Antonio Burgos, ese otro impresentable de la Cope cuyo nombre ni recuerdo, uno de La Linterna, por lo visto, y Jiménez Losantos. Para no creérselo.

    Hablaban de “batallón de modistillas”, por ejemplo, para referirse a las ministras, y otras cosas igual de repugnantes. Jiménez Losantos las criticaba por su aspecto físico, anoréxicas decía. Pero este tipo, ¿se mirará alguna vez al espejo?

    Si había alguna duda de que Zapatero hace bien con su empeño en que las mujeres avancen en este país, se quita las dudas de golpe al oír a esta especie de cretinos, ¡¡¡que se creen superiores por ser hombres!!! Por ejemplo, ¿hay alguna duda de quién sería mejor ministro de defensa, Carmen Chacón o uno de esos de esos tres subnormales? Yo creo que está claro.

    A mí me pasa lo que a Econcon, que pienso que a los 31 años se es demasiado joven para ser ministro o ministra, pero después de oír a estos tres cenutrios, me parece estupenda la nueva ministra de igualdad.

    Y Zapatero un valiente. Igual que cuando sacó las tropas de Irak. Hay todavía mucho cafre suelto por este país.

  27. 29 devagar
    Sólo aceptaría el cargo si tú me acompañaras de maquilladora.
    ¡Bicossssssssssssssssssssssssssss e máissssssssssss!

Deja un comentario