Medias tintas

Julio Embid

No soy muy partidario de las ideas políticas conservadoras de Edmund Burke pero existe una cita que se le atribuye que hoy quiero sacar a colación.

“Para que triunfe el mal, basta con que los hombres de bien no hagan nada”.

Como bien saben nuestros lectores, el próximo domingo tendrá lugar la segunda vuelta de las Elecciones Presidenciales francesas entre el centrista liberal Enmanuel Macron y la líder ultraderechista Marine Le Pen.

Dos programas totalmente contrapuestos en materia de educación, de sanidad, de impuestos, de respeto a las minorías. Dos visiones distintas del mundo, las fronteras o la Unión Europea.

No quisiera yo tener que alabar el programa de Macron porque, en el fondo, me produce una indiferencia enorme viendo el abismo que se acerca peligrosamente. Simplemente creo necesario recordar que contra el fascismo no hay medias tintas.

No puede haber equidistancia entre los 15 aviones Savoia-Marchetti italianos que el 3 de marzo de 1938 arrasaron Alcañiz (Teruel) y las 500 víctimas civiles que fallecieron esa tarde por las bombas lanzadas sobre su casco urbano. No puede haber un punto medio entre el Ultra del Málaga CF que asesinó a un chaval en la puerta de una discoteca la semana pasada y ese chaval asesinado a golpes por intentar mediar e interponerse en esa pelea. Tampoco entre los fascistas ultras del Betis amedrentando y golpeando a personas normales en un plaza de Bilbao y entre aquellos agredidos sin ningún motivo.

Dice la diputada fascista (y sobrina de la candidata) Marion Marechal-Le Pen que si gana su partido lo primero que hay que hacer es prohibir el matrimonio entre personas del mismo sexo. Dice la candidata Marine que lo primero será hacer un referéndum para crear una nueva moneda (¿el nuevo franco?) que convivirá con el euro (Francia deberá devolver sus deudas en euros) y que supondrá la devaluación de la renta de las familias. Además, habrá un nuevo impuesto a los trabajadores extranjeros y la deportación y expulsión de todos los extranjeros en situación irregular, ante los cuales, por decencia y humanidad, no podemos ser indiferentes.

Me resulta terrible la irresponsabilidad de mi paisano el Secretario de Organización de Podemos Pablo Echenique que en una entrevista en Onda Cero afirmó que: “Si tuviera que votar esta semana, entre Macron y Le Pen me abstendría”. Me quedo con un tuit leído esta semana donde una persona afirmaba que las políticas de Macron son las que llevarán al fascismo y que por tanto, para evitar que Le Pen gane en 2022, es mejor dejarle ganar ahora.

Decía la profesora Máriam Martínez-Bascuñán el pasado noviembre en una columna suya en el diario “El País” que:

Nos lamentábamos de que los americanos tuvieran que elegir “el mal menor” y, sin embargo, la política consiste por definición en evitar el mal mayor

Meses después dicha frase sigue estando en vigencia, como la de Burke.

 

10 pensamientos en “Medias tintas

  1. Pablo Echenique , Melanchon y todos aquellos aspirantes a la esclavitud , retienen en su cerebro reptiliano la paradoja de Fermi , que en su caso se enuncia de este modo : « Si el Universo es tan grande ¿ por qué no nos enteramos de nada ? »
    Es dramático pero no grave. Macron dispone de una reserva de votos que , por el momento, nos protegerá del fascismo; además , contrariamente a lo que afirma el articulista , el programa de Macron lejos de ser indiferente, asesta una estocada de respeto al corazón de la V Republica y a los presupuestos antiliberales gaullistas , usando su entramado constitucional , en especial los muy amplios poderes de la Presidencia con la intención de dirigir un movimiento que delibere desde la lealtad republicana la mejor adaptación de Francia y de Europa a la irreversible globalización.
    Coincido con Embid en su antifascismo y en la unidad de los demócratas contra toda suerte de populismos.

  2. Vergonzosa, por selectiva , la explicación en EL PAÍS de la encuesta para Madrid.
    Resulta que informa a cuatro columnas un incremento del 11% en la valoración de Gabilondo – el candidato metafísico – y debemos ir a las páginas interiores para enterarnos de que el PSOE obtiene como premio de esa valoración pasar del 2º al cuarto puesto perdiendo por el camino 10 escaños que se los reparten entre C’s y Podemos.
    ¡ Susana , por Dios , ven con el látigo y échalos del Templo !
    Sí, a ellos.

  3. Como desde hace mucho tiempo, cada vez que algo me llama la atención de El País , es para mal. Mas de una vez ha dado la impresión de que estas encuestas y sondeos se hacían despues de tener escrito el analisis de los resultados, un poco a lo Herman tersch y aquel analisis de la huelga general grabado antes de tiempo.

    Si este fuera el caso, resulta muy dificil establecer a donde se quiere llegar con esto. Las elecciones son dentro de dos años, en Madrid no hay peligro de que el gobierno caiga y los candidatos mas valorados son los mas castigados en esas hipoteticas y lejanas urnas. ¿Para qué?. Particularmente no encuentro como esto podría ayudar a a Susana Diaz o a cualquier otro candidato, pero bueno, siendo El Pais, habria que ser muy tonto para suponer que no lo hace para ayudar a Diaz, o vamos, eso deben creer. Estamos asistiendo a un proceso de Marhuendización que no es positivo para nadie, sino para las cuentas corrientes de algunos directivos del medio, me atrevo a decir.

    Está muy bien tb que cada uno se retrate, y que de como lo que es, para los que se puedan pensar otra cosa. Por lo visto, si S Diaz fuese la proxima Secretaria General, que se deje de esas tonterias de coser y restaurar la unidad, y que se dedique a echar a latigazos a ¿Gabilondo?. “Del templo”, supongo.
    O eso o era una referencia a 50 sombras de Grey, obra que personalmente me parece aborrecible.

  4. Bueno, bueno…ejem, tengo que anunciarles que he firmado mi “habal” para Susana Sanitas.
    Y escribo “habal”porque “En todas casas cuecen habas; y en la mía, a calderadas “…ya saben yo… lo que diga Ziluminatius..
    Ante mi doy fe.
    AC/DC
    firmado..JAJAJA…que nervios.

  5. Hombre Laertes , es claro que siempre se echa a los mercaderes , es decir echar a Podemos de las instituciones, empezando por Madrid. Hay alternativas, como en Andalucía. Blanco y en botella. Y luego seguir así.

  6. En serio Amistad ¿ para qué ? ¿ para perder 10 escaños ? ¿ En dónde se aprecia su gestión ?
    Ah , ¿ porque es una persona afable y racional ? Pienso que también ustedes lo son pero es Gabilondo el que libremente asume el liderazgo de unas políticas en Madrid con un resultado en encuestas decepcionante.
    Así de injusta puede ser la política , poco proclive a premiar la virtud.
    Me encantaría seguir un curso de introducciòn a Heidegger con el profesor Gabilondo pero al frente del PSOE en Madrid preferiría a un político.
    En Euskadi , a pesar de todo , pienso lo contrario : mejor un Gabilondo para los domingos cuya acción disolvente se manifiesta como la bota malaya que toda la ejecutiva ejecutora del PSEE que hará desaparecer al partido por consunción.

  7. Personas como Gabilondo son necesarias siempre …mas que nada para hacer callar a los que diariamente con sus actos politicos mstan a la inteligencia.

  8. Yo no creo que, como parece suponer Embid, el problema de los Echenique y compañía sea su frívola y peligrosa indiferencia ante el posible triunfo de una opción ultraderechista como la de Le Pen. No, el problema es su identidad esencial con el proyecto de los ultraderechistras franceses, quienes, a su vez, comparten mucho más con los ultraizquierdistas franceses (¡ese horror de Melenchon!) de lo que les separa: su proyecto antieuropeo, anicapitalista y antilberal, o sea, reaccionario por partida triple.

Deja un comentario