Más allá de lo simbólico

Millán Gómez

El Gobierno de Núñez Feijóo al frente de la Xunta de Galicia cumple cien días, tiempo suficiente como para hacer un análisis sobre su gestión hasta el momento. La oposición moderada que hizo el PP al bipartito durante la legislatura pasada se transformó durante la campaña electoral en una retahíla de malas artes para derribar a una coalición que meses antes tenía, según todas las encuestas y según la propia opinión del PPdeG, la reelección en sus manos. Lo que ocurrió en las urnas ya lo sabemos todos y sobre eso ya han corrido ríos de tinta. 

Una vez conseguida la mayoría absoluta, Feijóo se ha olvidado de coches oficiales y otros argumentos con los que jugó sucio durante la campaña electoral. Desde entonces no ha querido volver a hablar de esos temas. Como si nada hubiese pasado. Lo que antes eran críticas al bipartito ahora se convierten en silencios o incluso alabanzas. Durante la campaña, el PPdeG criticó el concurso eólico, la política del bipartito en el rural y la campaña contra incendios, entre otras materias. Ahora dicen que las cosas no eran así y que todas estas cuestiones tienen virtudes que hay que alabar. Lo más sangrante de todo fueron unas declaraciones de Samuel Juárez, Conselleiro de Medio Rural, donde afirmaba que este verano iban a continuar con la misma campaña contra incendios que el bipartito para analizar lo que está mal y lo que bien. Es decir, que antes ponían a caer de un burro la gestión de la Xunta de Touriño sobre este tema pero ahora anuncian que lo van a analizar, lo que implícitamente indica que antes no lo habían hecho. Ojalá no haya incendios este verano en Galicia pero si los hay la culpa va a ser del bipartito aunque la Xunta de Feijóo haya llegado al poder hace cuatro meses. ¿Por qué tenía Feijóo entonces tanta prisa para ser investido presidente? Estos primeros cien días han demostrado que esta nueva Xunta simplemente no gobierna sino que se dedica a cuestiones folclóricas y populistas. Todo esto no hace sino acrecentar la teoría que sostenemos algunos según la cual Feijóo está ardiendo en deseos por saltar a la política nacional y que Galicia le interesa poco o nada.

 Hoy se celebra el Día Nacional de Galicia, una fecha en la que toda la clase política gallega acostumbra a dejar para la historia frases grandilocuentes sobre lo que es Galicia, el galleguismo y su lengua. Lo verdaderamente triste de todo esto es que los deseos sólo duran las 24 horas del día para, una vez pasada la jornada, olvidarse de lo dicho anteriormente. No está Feijóo para dar muchas lecciones de galleguismo cuando lo ha abandonado introduciendo en Galicia un conflicto lingüístico que no existe en la calle. Cualquier defensa de la lengua propia de Galicia que haga la Xunta actual no tendrá credibilidad alguna pues es el primer ejecutivo gallego que legisla en contra del gallego y sus hablantes. De las pocas noticias que hemos tenido de la Xunta desde su toma de posesión han sido las polémicas encuestas a los alumnos sobre en qué idioma prefieren estudiar. Se trata de un sondeo ilegal y que no goza de la suficiente garantía científica como para avalarlo. Está muy bien para caer simpático a según qué medios de comunicación pero que no tiene ningún tipo de base. 

El Día Nacional de Galicia es algo más que una jornada simbólica llena de iniciativas que luego no se cumplen. Debería ser un día donde los gallegos analizásemos en qué situación nos encontramos y a dónde queremos ir. Si sólo lo empleamos como un día de buenas intenciones y pocas promesas cumplidas será un día perdido. A buen seguro, cualquier gallego sabe perfectamente lo que nuestra clase política nos va a decir durante el día de hoy. El galleguismo no es un traje que uno se pone un día al año para quitárselo los otros 364. No puede ser galleguista quien crea problemas identitarios donde no los hay y va contra una mayoría de la población cuya lengua habitual de expresión es el gallego. Sectores sociales, culturales y políticos ya han movido ficha para criticar la actuación de la Xunta de Galicia en materia lingüística. El problema reside en que si bien hay un electorado potencialmente suficiente como para gestionar este país de otra forma no hay una alternativa política consolidada y creíble. Es evidente que necesitan tiempo pero cuando las cosas van mal hay que vender ilusión, precisamente lo contrario que están haciendo tanto el PSdeG como el BNG desde que perdieron la Xunta. El Día de Galicia es la mejor fecha posible para dar un paso al frente y postularse como una opción válida y que, una vez analizados los errores pasados, formular iniciativas que vuelvan a despertar a esa otra Galicia que cree que las cosas se pueden gestionar de otra manera.

24 pensamientos en “Más allá de lo simbólico

  1. Solo un inciso:

    En Valencia,todos conociamos la existencia de los zaplanistas y de los campistas ahora aparecen los chapistas:

    http://www.elplural.com/noticiasred/detail.php?id=36358

    En Galicia supongo que los feijooistas nombraran Botafumeiro Mayor del camino de Santy Ago, a su lider espiritual .

    Quizas por eso los Marianistas ,estan que trinan con los catalanes,porque no le dejan usar a la Moreneta en beneficio propio.

    Mientras tanto El Trillo de Federico ,sigue intentando convencer a la justicia de que existe un complot del gobierno,para cabar con elllos presentando querellas criminales contra tirios y troyanos.

  2. Antes de nada, para Antesa por ayer #32, creo ser prudente, y que me tiene por prudente, y olvide lo de Rahola, y dejamos para otro día el tema de Israel, pero …. bueno si pongo coletilla ya no lo dejamos para otro día. Espere a que me lea el libro de JB Culla sobre Israel, lo empecé pero es demasiado gordo para llevarlo por los sitios por donde leo.
    A Lobison, tb por ayer #33, me entiende bien, en cualquier caso los esteriotipos y el grueso de la información que nos llega nos llega por donde nos llega, no se puede acusar si salen estos estererotipos a la izquierda y si a los que en España tienen el poder para comprar medios de comunicación. Me refiero al acccionariado. Ya sea El País o La Vanguardia, que a gusto se queda el señor Ibarz tb. ¿Que se quiere decir cuando se compara a Chavez y los suyos con monos?¿algo muy diferente de lo que se quiere decir cuando se compara a Eto’o? Como decía ayer antesala con otras palabras, yo digo que aquí se aplica la ley del embudo. ¿A alguien le importaba Venezuela antes de Chavez?¿no había ninguno de los problemas que ahora se le critican?¿eran mayores o menores?¿o simplemente que ahora tienen el gobierno otros? Sobre esto Pratxanda puede buscar la cita del profesor Navarro, bueno yo mismo http://www.rebelion.org/docs/70018.pdf y http://www.rebelion.org/docs/53537.pdf. ¿Como voy a tener buena opinión de Chavez con lo que me cuentan en España?

    Y sobre Hondruas hoy la Clinton enfadada con Zelaya por intentar volver a su país, ¿pero de que vamos? Por lo menos hoy me queda el consuelo que en el 3/24 (el canal de noticias de TV3) han hablado de presidente golpista para refererise al anteriormente conocido como presidente de facto.

  3. ¿Se trata de un sondeo ilegal y que no goza de la suficiente garantía científica como para avalarlo? ¡Que llamen al ejército hondureño!

    En el tema lingüístico, ¿se debate en Galicia sobre la relación del gallego con el portugués? ¿o como se trata este tema?

    Por lo que dice, vuelvo a echar en falta más rigor, voluntad “de medir” y seguimiento de las leyes por los periodistas. No puede ser “que la información” política sean ruedas de prensa y aquí te pillo aquí te mato de la alcachofa en la nariz y en la boca. ¿Algún medio ha hecho alguna evaluación de las políticas del gobierno PSG-BNG? Hace tiempo vi a un periodista mayor, que decía que los periodistas tendrían que dedicarse al seguimiento de las leyes aprobadas, si se cumplían o no. Porque cada vez más pasa para adelante eso de vamos a ver lo que está bien y lo que está mal… frase políticamente absurda donde las haya.

  4. Como todos los artículos de Millán, el de hoy viene cargadito de perlas

    Hoy se celebra el Día Nacional de Galicia, una fecha en la que toda la clase política gallega acostumbra a dejar para la historia frases grandilocuentes sobre lo que es Galicia, el galleguismo y su lengua. Lo verdaderamente triste de todo esto es que los deseos sólo duran las 24 horas del día para, una vez pasada la jornada, olvidarse de lo dicho anteriormente.

    El galleguismo no es un traje que uno se pone un día al año para quitárselo los otros 364.

    No puede ser galleguista quien crea problemas identitarios donde no los hay y va contra una mayoría de la población cuya lengua habitual de expresión es el gallego.

    Con semejante atracón de retórica nacionalista, rancia y provinciana, ¿debemos entender que la estrategia del PSOE de Galicia para recuperar la poltrona pasa, como en el caso de sus compañeros catalanes, por la identificación absoluta con los postulados del nacionalismo gallego, para así arañar votos entre los sectores más manipulables de la sociedad, dejando caer a los electores con dos dedos de frente en las garras de la abstención?

    La eliminación de cualquier discurso racional del debate político, introduciendo en él toneladas de demagogia visceral, rebajando el debate a una pelea de perros disparatada, reduciendo la democracia a un mero “conmigo o contra mí” instintivo, tiene la virtud de provocar el desencanto del electorado crítico y reflexivo, movilizando por el contrario a los hooligans más radicales. Al final, quien logre el apoyo de más de estos fanáticos gana las elecciones.

    Todo en la actual política española es identitarismo. Ya sea nacionalista o “ideológico”: los dos grandes (y toda la constelación de periféricos enquistada en las fallas del sistema) utilizan los llamados a las identificaciones grupales más burdas como único argumento político.

    Ante una crisis de proporciones históricas, vemos como fuera de cualquier atisbo de responsabilidad, los partidos atizan el recurso a lo identitario como manera de encuadrar a la gente en categorías ideológicas estancas y extremadamente limitadas y así asegurarse un voto fie, prácticamente incondicional. El PP utiliza la sensibilidad de las creencias religiosas mayoritarias en su electorado para atacar la reforma del aborto, la educación para la ciudadanía o el matrimonio homosexual fuera de cualquier análisis racional, cayendo de lleno en las hábiles provocaciones de Zapatero, que a la vez refuerza su trinchera como reacción a la radicalización pepera.

    El PSOE responde con el incesante “revival” de la Guerra Civil y el franquismo, o al menos con una versión pueril y maniquea de lo que de verdad ocurrió, para conseguir el voto de millones de personas que ni siquiera habían nacido cuando Franco murió.

    Y en sus sucursales periféricas, se apropria del nacionalismo más cerril, manejando a con soltura exóticos conceptos completamente ajenos al socialismo histórico como ese de galleguismo (signifique semejante cosa lo que signifique), catalanismo o andalucismo.

    Por su necesidad de mantenerse en el poder para poder seguir alimentando una maquinaria que sólo les sirve para intentar mantenerles en el poder, los partidos tradicionales han entrado en una dinámica viciosa, autista, completamente irreformable desde dentro, y absolutamente ajena a las necesidades y preocupaciones de la sociedad. Un sociedad compleja y extremadamente desarrollada enfrentada a unas incertidumbres de proporciones históricas, huerfana de políticos de talla, más allá de una casta endogámica y egocéntrica que paraista las instituciones del estado y las maneja para su exclusivo provecho.

  5. ¿Tiene, Jergon,identidad nacional o es español de pura cepa?….eso ¿como se come?.
    ¿De que cepa viene ,Jergon?
    ¿su cepa es mas pura que La Virgen Maria?.
    ¿Es español por la gracia de Dios?.
    ¿Se comunica,Jergon,con el espacio exterior?.
    ¿Hay inteligencia en su craneo o esta hueco?.

    En fin,es dificil de entender que debe ser para Jergon,la felicidad.

    ¡¡Que le vamos a hacer!!

  6. Las identidades nacionales o los complejos arrastrados por culpa de una educación religiosa represiva deberían ser tratados en el diván del psicoanalista, y no ser aventados en la arena politica, a no ser que queramos convertir todo el debate público en una cosa de locos.

    Como ya se sabe a río revuelto ganancia de pescadores. Es triste que los que tendrían que ser servidores públicos, capacitados gestores de los problemas de los ciudadanos, se comporten como simples pescadores furtivos, y confundan a las personas con salmones.

    Por ejemplo: ¿cómo se come que según el INEM el paro haya descendido el último trimestre en 40.000 personas y según la encuesta de población activa haya subido en las mismas fechas en más de 125.000, sobrepasando con holgura la cifra de los 4.000.0000 y ya camino de los 5? ¿alguien con responsabilidad de gobierno se ha dignado en explicar a la ciudadanía perpleja la disparidad de datos oficiales con los que nos miden la gravedad de la crisis?

    ¿Cómo se come que ZP, por boca de su ministro Corbacho, amenace con dejar fuera de cualquier futura decisión económica a los representantes de la clase empresarial española, simplemente por el hecho evidente de que como empresarios, son insensibles a los trapicheos y mercadeos con los que los políticos acostumbran a comprar los acuerdos entre los de su misma casta?

    ¿Cómo se come que para decidir qué medidas tomar de cara a la pandemia de gripe A que nos va a asolar este otoño-invierno, la ministra de sanidad tenga que organizar una cumbre con toda la patulea de responsables de sanidad autonómicos, más preocupados de hecho por salir guapos en la foto que por la salud de sus conciudadanos, y que semejante circo acabe como una gala de OT en la que la única solución que se nos comunica es que para cuando los grupos de riesgo (que aún ni se sabe cuales son) tengan la vacuna disponble, la mitad de los españoles ya estaremos contagiados y mejor que le recemos a una estampita de la Virgen del Carmen para no acabar como esa desgraciada familia marroquí que tuvo la oportunidad de toparse con la proverbial eficiencia de nuestro sistema sanitario?

  7. A este hombre le pasa algo. Debe ser de los pocos españoles que ignora la diferencia entre una encuesta de hogares y el registro en las oficinas del INEM.

    Tampoco se ha enterado de que los dirigentes empresariales, en cuanto tales dirigentes, hacen política y tienen sus preferencias políticas. O de que la negociación (sus ‘trapicheos y mercadeos’) es la base de la resolución pacífica y democrática de los conflictos.

    Y por supuesto está tan alarmado por la gripe A (aunque hasta ahora su mortalidad sea inferior a la de la gripe normal) que no está dispuesto a dejar la respuesta sanitaria en manos de la ‘patulea’ de consejeros autonómicos. ¿Por qué? ¿Cree que la centralización es mejor que la coordinación o simplemente se trata de echar bilis?

  8. Estupendo artículo de nuestro Millán, como todo lo que nos trae, lleno de perlas, sí, como dice el bobalicón en comisión de servicio en DC. La principal perla su conocimiento exhaustivo de la realidad política gallega. Tengo el mismo pálpito que nuestro amigo sobre las pretensiones de Feijoo de saltar a la política nacional. Demasiados gallos en el mismo gallinero, creo, mas si cabe cuando Nuñez Feijoo da un perfil claramente “gallardonita” que compartiría con el original, cuyas apetencias son de todos conocidas. De otra parte, acierta Millán al señalar la zafiedad de los métodos de campaña del PP gallego y yo resalto la total pasividad del bipartito en aquellas fechas, como ya hice antes. De aquellos polvos estos lodos.

    La conclusión del artículo, que comparto, es estupenda: deben los antiguos miembros del bipartito dar la cara valientemente y exponer sin ambages su proyecto. Y comparto al cien por cien la visión de normalidad cultural y lingüística frente a los “separadores” que se vive en la Comunidad, y el carácter integrador y conciliador del mensaje de Míllán. Un crack.

    Cómo no, tenía que venir alguien a poner un manchón de basura con su discurso hueco y alejado de la realidad. Es lo que pasa cuando uno (Millán) conoce y afronta desde el análisis sereno la realidad sociopolítica de su tierra y de sus gentes, y otro (el mendrugo), siguiendo las sabias enseñanzas del Catedrático Becerro, vive en Ganímedes y sus guerras interplanetarias. Pero eso sí, no me duelen prendas en admitirlo, a veces dice cosas certeras y racionales. Y acierta. Como cuando dice que “las identidades nacionales o los complejos arrastrados por culpa de una educación religiosa represiva deberían ser tratados en el diván del psicoanalista, y no ser aventados en la arena politica, a no ser que queramos convertir todo el debate público en una cosa de locos”. Cuánta razón tiene. MIren, aquí, una ciudadana presta al diván del psicoanalista debido a un cómico ataque de “identidad nacional” (¡¡Arriba España¡¡):

    http://www.pacoredondo.com/images/RosaDiez08-3.jpg

    Pa encerralla, tú. Por lo demás, el párrafo dedicado a la Gripe A y a todo el trabajo que las autoridades sanitarias de aquí y de acullá dedican a la prevención y al tratamiento, demuestran una vez más su analfabetismo funcional y su total desconocimiento. Doy gracias, eso sí, a mi Virgen del Carmen, Reina de los Mares, porque en los puestos rectores de nuestras Administraciones existen personas, como Trini, preocupados por la dimensión del problema y no por presuntos problemas lingüísticos que sólo existen en mentes pajilleras, por sentimientos de pertenencia y Españas que se rompen. Afortunadamente hoy, Rosa está macerando su odio en el Mixto, el Pajaritas se va con la carcundia europea al Grupo de No Adscritos y Gorka es, simplemente, nadie.

    Un abrazo, Millán.

  9. En la celebración del día del apóstol, el Arzobispo de Santiago, Monseñor Julián Barrio, ensalzó hoy los valores de “la familia” y el “respeto a la vida” y a la “dignidad humana” como vía para superar las “graves consecuencias en el ámbito social” de una crisis “antropológica y moral”.

    Lo de la crisis moral no me sorprende nada, porque llevan tiempo diciendónoslo y uno ya está hecho a la idea. Es casi como la crisis económica. Pero esto de la crisis antropológica…. ¿eran ustedes conscientes de que estábamos inmersos en una crisis de este tipo? ¿Lo sabe Jergón? Si no lo sabe, que tome nota porque es otro flanco abierto para que nos regenere. NO van a dar abasto a regenerar estos tipos… y con las pocas luces que parecen tener, me temo que vamos a vivir en crisis mucho tiempo.

    Gracias Millán, y hola a Devagar, siempre bienvenida por estos lares.

  10. Y por no fablar de las crisis entomológica y botánica, que se las traen. Ni el grillo ni los lirios están a la altura moral necesaria para salir de los tenebrosos tiempos que vivimos. Regenerasión ¡¡ ya ¡¡

  11. En los ambitos degenerativos en los que me muevo,las palabras del Arzobispo de Santiago, Monseñor Julián Barrio,son tema de estudio en los WC antes de tirar de la cadena…..en las cloacas hay muchos estudios de esos….y huelen a gloria bendita…..JAJAJA….que nervios.

  12. ¿Qué es una “crisis antropológica”? Ya sé que la racionalidad y los discursos clericales suelen ser cosas incompatibles, pero habría estado bien que algún periodista hubiera interrogado sobre el significado de semejante concepto al obispillo de marras. No deberían gozar de tanta impunidad con sus gilipolleces y cursiladas.

    Por aproximarme a ese concepto eclesial, de manera indirecta al menos, me pregunto si será esa tal crisis antropológica lo que da lugar a la aparición de sujetos como Jergón, No sé, es sólo una intiición. Igual van por ahí los tiros.

  13. Hola a todos, con perdón de Millán, que comentaré luego. De momento, quería seguir con el tema de ayer. En cuatro palabras: me rebelo contra la opinión de considerar de izquierdas a personajes tan conocidos como Chavez (antiguo golpista, por cierto) y Ortega (no se si el propio Corvalán lo hace , pero sí Señor G y Antesala, parece). Eso no quita para que no se sea todo lo crítico que haya que ser con la clases altas venezolanas y las clases dirigentes hondureñas. Son cosas distintas y el criticar a unos no debe llevarnos a defender a los otros en lo que no son en absoluto defendibles. De Zelaya poco sé hasta ahora, excepto lo que había hecho hasta el golpe que, por cierto, no es precisamente un ejercicio de exquisitez democrática aferrarse a la convocatoria del referendum para mantenerse en el poder, contraviniendo las decisiones de los poderes institucionales que podían legalizar dicha consulta. Que me perdonen los chavistas en este blog, pero ¿no podía este señor Zelaya haber elegido otro método para intentar representar los intereses de las clases oprimidas, si es que es eso lo que pretende? No me parece que haya atajos en todo esto. El aferrarse al poder como su amigo venezolano no parece ser un camino en esa dirección. No confío en absoluto en la eliminación de los cauces democráticos para mejorar un país. Por lo tanto, reitero que mi opinión está en este punto con la del periódico El País. Sin duda, el golpe de estado es una barbaridad y completamente criticable, pero eso no justifica que Zelaya anteriormente se haya saltado a la torera los límites establecidos legalmente al poder. La única crítica que podría hacerse a El País en este campo sería la de que deberían de proporcionar más información sobre el quehacer de las oligarquías de esos países, que debe ser terrorífico, pero no que critiquen a Chavez por lo que lo hacen. Respecto a si Clinton torcía la cara porque Zelaya hubiese entrado en Honduras, cualquiera la torcería si lo que estás intentando es que haya un consenso entre ambos presidentes y evitar un baño de sangre.
    Estoy con Lobisón (ayer) en su juicio sobre López Obrador.

    (8)Jergon: Este párrafo de jergon no tiene desperdidio: “¿Cómo se come que ZP, por boca de su ministro Corbacho, amenace con dejar fuera de cualquier futura decisión económica a los representantes de la clase empresarial española, simplemente por el hecho evidente de que como empresarios, son insensibles a los trapicheos y mercadeos con los que los políticos acostumbran a comprar los acuerdos entre los de su misma casta?”
    Insisto Jergon: pero ¿de qué vas? el otro día querías fulminar con los Sans-coulotes a la burguesía republicana española y hoy encumbras a los altares a estos empresarios de Ferrán, los que piensan que la “Espe es cojonuda”, que quieren el despido libre y no parecen avenirse a razones, con tal de conseguir tu objetivo que, lejos de ser la regeneración democrática de nada ni nadie, es manipular al electorado en contra de este gobierno.

  14. Por cierto, ya se puede ver en Jergon (8) el gustirrinín que le da, como a Tontoro, el hablar de los 5 millones. Se le hace agua el paladar, ¡vamos!. Léan, sino, donde se escandaliza con su propia confusión entre la EPA y el INEM.
    Qué bueno lo de Monseñor, PMQNQ. Me refiero a lo de la nueva crisis ésa: la antropológica. Y veo acertada la intuición de Javier al respecto.

  15. Los dirigentes de la CEOE, no es que sean santos de mi devoción, pero me parece del género tonto pensar que caerían en la trampa y le harían el juego al gobierno y a los sindicatos convirtiéndose en el tonto útil que firma un acuerdo vacío de contenido y estéril en lo que se presume intenta conseguir. Tan vacío de contenido estaba que se incluía en él la ampliación del tiempo de cobertura para los parados que hubiesen finalizado el mismo y poco más, cuando esa facultad no es competencia ni de sindicatos ni de la patronal, sino exclusivamente del Gobierno. Pero claro, algo había que poner como acordado.
    Me parece bien que el Presidente no se atreva a dar pasos en el sentido que por todos lados le aconsejan, pero esperar que la CEOE le va a hacer el juego por la cara, es de Bobo solemne y está claro que cabrea el que te hagan reflejar esa imagen.

  16. 9
    Si no soy yo, si es el gobierno el que deliberadamente juega a confundir a la población utilizando una u otra interesadamente como cifra oficial de parados, anunciando a bombo y platillo en vísperas de las elecciones europeas los datos engañosos del INM, que le permitieron salir con esa historia ya olvidada de los brotes verdes, disimulando de paso que cae el número de afiliados a la seguridad social y que se está reduciendo en España la población activa (!), que los precios llevan 6 meses de caída interanual (todo ello a pesar de las subidas de los impuestos de los carburantes, de las tarifas eléctricas…) etc…

    En cuanto a la gripe A, parece que son los flemáticos ingleses los que prevén una mortalidad 10 veces superior a la de la gripe común, los franceses los que planean vacunar al más del 60% de la población mientras aquí no pasa nada. Un zumito de limón con miel, un vasito de leche calentita y a cuidarse. Pero enfín todo eso serán alarmismos fuera de lugar, habrá que confiar en la confederación estatal de consejeros autonómicos de sanidad y su pizpireta coordinadora, tan polivalente ella, que lo mismo sirve para un roto que para un descosido.

    17
    No creo Frenando que ZP pensara ni por asomo que la CEOE le iba a celebrar sus ocurrencias con pinta de ultimátum, pero necesitaba urgentemente un nuevo chivo expiatorio al que cargar con el muerto de la recesión. Y qué mejor para presentar ante el imaginario progre que una asociación de empresarios, a ser posible fumando puro y con tocados con chistera.

    Es la nueva versión de la conspiración judeomasónica: la ccnspiración clerico-empresarial, empeñada en hacer fracasar a Zapatero en su objetivo de alianzar constelaciones y acabar con la pobreza a nivel planetario.

    1. Acercaremos nuestra economía al pleno empleo y mejoraremos la calidad
    del trabajo y su estabilidad, el incremento salarial, la igualdad en el trabajo
    y la conciliación de la vida personal y laboral.
    2. Crearemos 2 millones de empleos nuevos, que se sumarán a los 3
    millones que se han creado en esta legislatura.
    3. Reduciremos la tasa de desempleo hasta el entorno del 7%.

    PSOE, 2008.

  17. A ver, Jergón, una ayudita (de un manual de Introducción a la Macroeconomía, para estudiantes de primer curso de Económicas):

    “La medición del empleo y del paro en la economía española

    En España existen dos fuentes de medición estadística del empleo y el paro: la Encuesta de Población Activa (EPA), que elabora trimestralmente el INE desde 1964, y las cifras de paro registrado que proporciona mensualmente el Instituto Nacional de Empleo (INEM). La diferencia más importante entre ambas fuentes estriba en que la EPA es una encuesta de diseño probabilístico que se realiza sobre una muestra de unos 65.000 hogares, mientras que las cifras del INEM se obtienen del registro administrativo de los oferentes de empleo que se inscriben como parados en las oficinas de esa institución. En consecuencia, tanto en España como en los demás países, la comparación entre el desempleo estimado por una encuesta como la EPA y el proveniente de un registro como el del INEM ha de realizarse con mucha cautela.”

  18. 21
    Me temo que cualquier intento pedagógico con jergón está condenado el fracaso. Su cerebro parece refractario a cualquier ayuda docente. Lo suyo es repetir truculencias encadenadas al estilo del fenecido “El Alcázar” -siempre alertándonos respecto a la inminente quiebra de la nación- aunque aquel yo lo recuerdo como con más gracia (claro que la memoria es engañosa). Este es, simplemente, un tufarra pretencioso (o sea, doblemente tufarra, el pobre).
    ………..

    Ya tengo mi “bombilla de bajo consumo”. ¿Y Fernando?

  19. Melinda, #15:

    De acuerdo contigo en todo lo que dices, salvo en que yo haya dicho que Chávez es de izquierdas. Me da igual de lo que sea pero, en todo caso, no es de la izquierda con la que yo me identifico. Y no me refiero a Olof Palme -es imposible hacer Suecia de Venezuela. Pero existen otras vías para implementar políticas de izquierdas en las sociedades latinoamericanas. Lula es un buen ejemplo. No tanto Bachelet, en mi opinión, a pesar de los buenos términos en los que se refieren a ella los editores de El País.

    Y a eso me refería: El País se ha alineado de forma descarada con ciertas opciones políticas. Y esto es legítimo desde los editoriales, pero es una aberración crear opinión por la vía de la omisión selectiva de la información. Sigo sin entender porqué es incompatible denunciar los atentados de Chávez contra la libertad de expresión o la propiedad privada y, al tiempo, poner de manifiesto que Venezuela ha escalado puestos en el índice de desarrollo humano desde que él está en el gobierno. Éste es el punto mínimo de partida para poder cuestionarse si es legítimo una acción de gobierno dictatorial por el bien de las clases bajas. O si las clases bajas podrían estar mucho mejor si los fondos del petróleo se hubiesen puesto al servicio de la sociedad venezolana, en lugar de para comprar favores en el ámbito internacional. Y entonces podríamos cuestionarnos qué podría hacer la oposición para evitar otra “bajada de los cerros”. Pero en El País han decidido presentar la peor cara de Chávez, algo que es muy fácil, dicho sea de paso, pero que deja una buena parte de los hechos en la oscuridad.

    Pero para que quede claro: no me gusta Chávez. Y, aunque no sé si tiene mucho sentido cuestionarse si es o no de izquierdas – quizás podamos valorarlo sin poner etiquetas- nunca he dicho que sea de izquieras. Pero para que quede claro también: me gustaría que El País no tuviera tan presentes sus intereses financieros en la región al determinar el contenido de la información que nos ofrece.

    Y que López Obrador sea lo último que necesita México no obsta para que El País pretenda apropiarse de la soberanía de los mexicanos desde los editoriales. Salvando las diferencias obvias, la política de El País en la región recuerda a la defensa de las democracias de las Américas por parte de la impoluta Administración de los Estados Unidos.

Deja un comentario