Martin, Europa te lo agradecerá, inmensamente

LBNL

Martin Schulz, que hace un par de años no anduvo lejos de llegar a la Presidencia de la Comisión Europea tras disputársela a Jean-Claude Juncker en las elecciones al Parlamento Europeo, hace un par de meses cosechó sin embargo el peor resultado electoral de la socialdemocracia alemana, tras el que prometió firmemente no ceder de nuevo a la tentación de reeditar la gran coalición con la que Merkel ha gobernado Alemania durante los últimos lustros. Ciertamente, al SPD le hace tanta falta pasar a la oposición como la reanmiación cardiopulmonar o RCP a una persona que ha dejado de repirar y cuyo corazón ha dejado de latir. Pero a Europa le conviene todo lo contrario. Es decir, Merkel, la lideresa que ha capeado las crisis de la deuda griega, la agresión rusa a Ucrania y la ola de refugiados sirios, es condición necesaria para que Europa siga avanzando, pero no suficiente. Con los liberales del FPD, Merkel no podría dar el juego que Macron requiere sobre la base de las propuestas económicas que la Comisión se apresta a poner sobre la mesa. Y a Europa le hace mucha falta avanzar en la resolución de sus insuficiencias económico-financieras antes de que llegue la próxima crisis. Afortunadamente, el viernes el bueno de Martin, íntimo amigo de Juncker, se avino a negociar durante la semana entrante.

Además, como señalaba Ana Carbajosa en El País el sábado, el SPD tiene ahora la sarten por el mango: puede ofrecer su apoyo parlamentario quedándose fuera del Gobierno, puede exigir la entrada en el Gobierno también de los verdes y, en todo caso, puede condicionar el resultado de las negociaciones al refrendo de sus afiliados. Lo cual puede resultar útil cuando la CDU/CSU se niegue a ceder la joya de la corona, que no es otra que la ansiada cartera de Hacienda, hasta ahora detentada por el inefable Schauble, ahora jubilado en la Presidencia del Bundestag.

No me cabe duda que tras la primera reunión de esta semana, y las varias que seguirán, finalmente Merkel volverá a ser investida Canciller de Alemania, con el apoyo explícito o implícito del SPD de Martin Schulz, cuyos largos años en Bruselas le hacen ser perfectamente consciente de que los intereses de su partido chocan radicalmente con los de Europa. Como lo es también el Presidente Federal, Steinmeier, hasta hace poco Ministro de Exteriores y por tanto asistente regular a los Consejos de Ministros de Exteriores de la UE, en los que se ventilan las graves e intensas crisis internacionales que Alemania no puede enfrentar sola.

Qué diferencia con España. En Alemania nadie, absolutamente nadie, acepta la repetición de las elecciones, exigiéndole a sus representantes políticos que asuman las consecuencias de los resultados y pacten lo necesario. A poco que la CDU/CSU lo haga, la militancia del SPD refrendará sin duda el pacto al que lleguen, como ya lo hizo en la última ocasión por alrededor de un 75%, a sabiendas de que no es lo más beneficioso para su partido. Por ello, exigirán condiciones premium que sin duda conseguirán, quizás en un segundo acto.

Pero claro, qué diferencia también entre la CDU y el PP. La CDU abjura de la xenofobia y la corrupción sin ambajes y condena el fascismo y su memoria como el que más. Sería impensable que se opusiera a la localización de los cadáveres de los asesinatos extra judiciales nazis, que defendiera mantener nombres de calles indecedentes o que pretendiera rebajar sustancialmente la alta protección social que rije en Alemania. Baste recordar que la CDU se opuso a la invasión de Irak con tanta pasión como la derecha francesa. Por eso, sería falsario establecer un paralelismo con el “no es no” del PSOE frente a la tesitura de apoyar al PP de Rajoy, Aznar, Bárcenas y demás.

En todo caso, Martin Schulz es perfectamente consciente de la necesidad de que Merkel, la candidata más votada, pueda volver a encabezar el Gobierno de Alemania cuanto antes, y seguir liderando el complejo proceso de integración europea.

Sácale todo lo que puedas a Angela, Martin, que la tienes a tiro, pero no nos falles, que no nos lo podemos permitir.

7 pensamientos en “Martin, Europa te lo agradecerá, inmensamente

  1. Con el tiempo que llevamos por estos lares, casi puedo asegurar que LBNL no lo dice por esto, y que me admita la pequeña broma, pero es que parece que en Europa, tarde o temprano, tenemos que ser todos de la CDU, de Algeciras a Estambul. Que, efectivamente, es bastante mejor que ser todos del PP, donde va a parar, pero que a lo mejor la cosa puede tener alguna otra solución más.

  2. LBNL nos informa de que Martin Schulz, después del descalabro electoral, “prometió firmemente no ceder de nuevo a la tentación de reeditar la gran coalición con la que Merkel ha gobernado Alemania durante los últimos lustros.” Sin embargo,Schultz, buen europeista, ha cedido a instancias de Junckers a volver a negociar con el CDU. Y según LBNL, “la militancia del SPD refrendará sin duda el pacto al que lleguen, como ya lo hizo en la última ocasión por alrededor de un 75%, a sabiendas de que no es lo más beneficioso para su partido. Por ello, exigirán condiciones premium que sin duda conseguirán, quizás en un segundo acto.” Es excesivamente optimista. Los populismos de izquierda y derecha, no soportan el bipartidismo y en Alemania están creciendo en votos elección tras elección. Obviamente, un parlamento muy dividido impide la gobernabilidad de un pais y,por tanto, no es bueno ni para Alemania ni para la UE. Macrón en Francia necesita a Merkel para impulsar la mayor cohesión de la UE y , sobre todo, la zona euro. Pues, ojala, la militancia del SPD quiera sacrificarse nuevamente, pero lo veo difícil por mucho que LBNL afirme que ” En Alemania nadie, absolutamente nadie, acepta la repetición de las elecciones, exigiéndole a sus representantes políticos que asuman las consecuencias de los resultados y pacten lo necesario.”

  3. Qué más querría yo que la social democracia arrasara por Europa. Pero no lo hace. Y en tal caso, mejor Merkel que nada. Y desde luego mejor Merkel sin el populismo de derechas del FPD

  4. Puede ser que , entre otras muchas razones, a la socialdemocracia gobernar todo el rato con y aplicar las politicas del liberalismo conservador democristiano etc, no les siente bien del todo. Como idea loca ¿eh?. Porque sis e quiere que la socialdemocracia gane elecciones, alguna vez deberia intentarse.
    Intentarlo por otra via que nos ea ingresar por activa o pasiva en la CDU, digo. Pero bueno, eso es mucho tema para un lunes

  5. Laertes, completamente de acuerdo con que la social democracia debería poner su agenda al día centrándose en nuevas iniciativas para proteger y modernizar el Estado del Bienestar antes que en limitarse a pretender conservar lo que queda del mismo. Y por supuesto mejor gobernar en solitario o en coalición pero liderándola. Pero es que el SPD ha sacado el peor resultado de la historia y la alternativa es un gobierno mucho más de derechas.

  6. El secreto está en crear nuevos caminos de entendimiento siempre valorando la disponibilidad de los votantes para aceptarlos.
    Hay que lograr ,mas allá de las ideologías ,un proyecto común, con premisas y objetivos claros,donde lo social sea un derecho ajustado a las leyes de bienestar y seguridad social y donde la economía este encaminada para lograrlo.
    Pero esto son solo palabras….ejem

  7. Lo ha explicado muy bien LBNL , lo primero de todo ganar tiempo para abordar la agenda europea, con esas contrapartidas premium.
    Después , ofrecer un programa creíble y no sólo el emplaste indiferenciado de unos autosatisfechos administradores que no ofrecen una dirección en asuntos que corroen al electorado , con políticas migratorias más claras, políticas industriales energéticas más verdes , y , por qué no , una acción anti populista dotando de confianza no sólo en la gestión al programa “ premium “ sino que éste forma parte del esfuerzo común europeo.
    Creo que el Presidente de Alemania conseguirá su propósito y los partidos coaligados recuperarán al electorado perdido.
    No hay otra.

Deja un comentario