Macacos educados

José Saturnino Martínez García 

Acabo de estar unas semanas “guireando” por Japón, y una de las experiencias que más me gustó fue poder pasar un día entre macacos, no de los del género homo sapiens, sino rhesus. Me gustan mucho los primates (¡bonobos al poder!), por lo que me deprime terriblemente verlos en un Zoo. Sin embargo, en Japón visité un par de parques en los que los macacos están en libertad (a las afueras de Kyoto y en Yudanaka). Lo más sorprendente es la tranquilidad con la que los monos asumen la presencia de humanos. Hacen su vida normal, como si no existiéramos las pocas docenas de turistas que vamos a verlos. Bueno, realmente no existimos para ellos, pues no suponemos una amenaza y no les damos de comer (y creo que tampoco hay humanos manteniendo relaciones sexuales con ellos). Igualmente en Nara los ciervos se comportan como si fuesen mascotas, como perros, son ellos los que se acercan a los visitantes (pero ahí los turistas sí les podemos dar de comer). Desde el punto de vista de un turista, es poco riguroso establecer grandes teorías, pero se queda uno con la sensación de que allí los macacos son muy educados porque los japoneses son muy educados.

Me explico, las reglas para visitar a los macacos son sencillas: no mirarles a los ojos con mucha intensidad, pues se lo pueden tomar como un desafío, no intentar tocarlos, pues no se sabe cómo van a reaccionar, y más difícil, no intentar coger a las crías, con las ganas que dan… Tampoco se les debe dar comida, pues acabarán por interpretar que todos los humanos son portadores de comida, y terminarán por asaltarlos y robarles, como me han dicho que sucede en otros lugares con monos en libertad (Gibraltar, por ejemplo). Prácticamente nadie vigila que los visitantes cumplan estas reglas, pero por lo que yo vi, todos las cumplimos. Y gracias a esas sencillas reglas, macacos y humanos podemos estar mezclados pacíficamente, sin la oposición “sociedad-naturaleza” con la que vivimos en Occidente la relación con los animales que no son mascotas.

 Pensaba yo si sería posible en España poner unas sencillas reglas y que la gente las cumpla, sin necesidad de que se sientan vigilados… Esto se ve igualmente en la limpieza de calles, parques, bosques, jardines… no se ve un papel…, los ríos podrán correr contaminados, pero sin la basura que es habitual en nuestro país. Uno de los momentos más sorprendentes en el viaje fue estar en un bar de una gasolinera y observar a uno de los clientes ir al servicio, dejando su cartera, su móvil y su portátil sobre la mesa… No daba crédito. Me recordaba a lo que vi en una pequeña ciudad estadounidense, Madison (Wisconsin, no el condado de Iowa). En el office de los estudiantes de la Universidad había porciones de pizza, si uno quería una, la cogía y dejaba el importe de la porción en una hucha… lo bueno es que nadie vigilaba, la gente dejaba el dinero, y nadie robaba la hucha… En uno de los reportajes de “Madrileños por el mundo”, un madrileño residente en Tokio muestra cómo va a comprar la verdura a una tienda medio perdida en una montaña en la que no hay dependientes, coge lo que desea y deja el dinero en la hucha.  ¿Cuándo podremos dejar cualquier cosa, aunque sea de poco valor, sin la seguridad de que nos la van a robar? ¿Por qué esto es impensable en España? Un compañero que vivió por el “medio-oeste”, en Minneapolis, me cuenta que la década que pasó allí, cada mañana, al sacar el coche del garaje, le dejaban salir los coches que pasaban. Lleva varios años viviendo en Sevilla y esto no lo ha conseguido ni un solo día. Un español, saltándose cualquiera de estas normas, estaría muy orgulloso, viéndose a sí mismo como un pícaro muy listo, o no dejándose avasallar por extraños…

También son impensables las fiestas de verano de los pueblos de allá. Pasé unos días en uno pequeño, y la gente salía a la calle, en la que había varios ventorrillos, como en las fiestas de verano de acá: sorteos, tiro con escopeta de aire comprimido, golosinas, etc. Pero la principal diferencia es que no había chiringuitos con música atronadora. Había uno, con la música bajita, y la gente tomando su cerveza en la calle, conversando sin gritar… Nuestros trenes rápidos pueden estar mejor, en promedio, que los japoneses; podemos dar ordenadores a los estudiantes, ser líderes en construcción civil a nivel mundial… ¿Pero cuándo se podrán organizar fiestas populares que no supongan tener la música a un nivel ensordecedor hasta el amanecer durante varios días? Y encima estar muy orgullosos de eso, y decir que es una tradición a defender-véase lo que ha pasado en los últimos años con  la polémica de los carnavales de Tenerife-.

 Todo esto no parece que sea reciente, pues para ambientarme, leí el libro de viajes “En la corte del Mikado”, del diplomático español Francisco de Reynoso, destinado a aquel país a principios del siglo XX. Ya evalúa a los japoneses como uno de los pueblos más civilizados del mundo, entre otras cosas, por su comportamiento en las fiestas populares, o por su alto nivel de estudios, destacando, hace un siglo, la universalización a chicos y chicas de la escuela pública, laica y gratuita, cosa que todavía no hemos logrado en España… Por supuesto, no son el mundo perfecto, también tienen políticos muy corruptos, tengo entendido que son muy machistas, clasistas y racistas, y sus tasas de suicidio son muy altas.

Pero podemos reflexionar sobre los rasgos de su cultura que son admirables. Podríamos pensar que estas diferencias se deben a las tradiciones culturales japonesas, a su respeto por los antepasados, a que, a pesar de los cambios desde mediados del XIX, sigue siendo un pueblo muy cerrado al exterior, al budismo, al shintoismo… podemos tomar cualquier atributo particular de los japoneses y atribuirle la fuerza para explicar ese alto nivel de civismo. Pero entonces, ¿cómo explicamos el alto nivel de civismo que vi en Wisconsin, y que me han contado que existe en otros estados del “medio-oeste” de EEUU? En el caso de Wisconsin, las tradiciones son muy diferentes: dos décadas antes de que el Almirante Matheu Perry se plantase en la bahía de Tokyo, iniciando así el paso de Japón del feudalismo autárquico a potencia industrial mundial, Wisconsin se constituía como Estado (1848), con gran mayoría de población inmigrante alemana y escandinava. Muchos de los alemanes llegaron huyendo de la represión política de la revolución del 48 en Europa. Eran protestantes o/y socialistas que crearon sus propias comunidades con espíritu cívico. Nada que ver con la sociedad feudal japonesa, que, ante el miedo a ser colonizada por las potencias Occidentales, organiza su paso a la modernidad desde arriba.

Para mí, como sociólogo, es deprimente no poder mantener una hipótesis razonable de por qué el civismo es tan bajo en nuestro país. Podría decir que por la organización del Estado, una tradición de estado autoritario o totalitario, según las épocas, que en lugares como Andalucía o Extremadura era más bien un Estado colonial, con la Guardia Civil comportándose como fuerza de ocupación y con una Iglesia que en vez de dar apoyo espiritual se limitaba a justificar la dominación social (todo esto lo cuenta muy bien Gerald Brenan en “El laberinto español”, que se acaba de reeditar). Un Estado gestionado casi en toda su historia como una organización patrimonial, como una finca, en la que los súbitos perciben que el poder simplemente es una estructura que los reprime en sus luchas sociales y les saca impuestos sin ofrecer ningún tipo de servicio. Pero lo cierto es que en Japón, o en Alemania, también hubo estados autoritarios, aunque quizá allí el despotismo ilustrado tuvo más éxito… En definitiva, no veo buenas razones para que los españoles seamos un pueblo tan poco cívico.

61 pensamientos en “Macacos educados

  1. Gracias, José Saturnino.

    El artículo me ha parecido interesantísimo. Yo también siento verdadera fascinación por Japón. Recomiendo encarecidamente al respetable la película que ganó este año el Oscar a la mejor extranjera, llamada “Okuribito”, que creo que puede traducirse como “Despedidas”. Para mí, la peripecia que se cuenta no es lo esencial (un cellista se queda sin trabajo y regresa a su pueblo, donde sólo encuentra empleo como amortajador de cadáveres); lo que me deslumbró es lo civilizado de los ritos funerarios, el respeto al fallecido que los rodea, la honda contención de los sentimientos -que, por supuesto, no excluye el dolor de la pérdida. Vamos; lo contrario de los funerales de por aquí, que van desde la cutrez industrial de los tanatorios hasta la impudicia de la exhibición folclórica del desagarro.

    Lo que dices de las fiestas en España es tan cierto como trágico. ¿Por qué asociamos la supuesta diversión a la desmesura de la imposición de nuestra voluntad sobre los demás? Y no se trata únicamente del ruido. ¿Por qué hay tanto componente sangriento -no sólo son los toros; tiramos cabras desde los campanarios, soltamos patos para que les retuerzan el cuello- o de violencia más o menos explícita – los moros y cristianos, que en mi tierra se dan leña de verdad; la tontería de la tomatina; las imágenes sanguinolentas que sacan en las procesiones-? Y, otra pregunta, ¿por qué somos los españoles tan guarros? En fin; si los sociólogos pudierais encontrar respuestas y proponer soluciones razonables, ganaríais mi respeto como auténticos científicos sociales…

    Abrazos para todos.

  2. Muy estimulante el artículo del autor: da qué pensar e invita a ofrecer respuestas. Supongo que hoy tendremos una dosis extra de majaderismo, yo incluido, pues este tema invita a ello. Comienzo con un acertijo adicional: cuando he tenido oportunidad de viajar a otros países, siempre me fijo en el comportamiento de los perros. Son fiel reflejo de la cultura de cada país. En este sentido, puede asegurar que, teniendo los perros la misma carga genética, varían muchísimo de país a país en cuanto a la intensidad de sus ladridos. Mi asombro es total: los perros que viven en países anglosajones apenas ladran, incluso cuando por la calle se encuentran con algún miembro de su propia especie. En España, sin embargo, se encuentran dos perros y comienzan a ladrarse con la misma furia con la que sus dueños se gritan en bares, restaurantes y festejos. Me encantaría saber algo más sobre el ruido en España, y ya de paso sobre el humo del tabaco, que sigue siendo absolutamente opresivo. Los fumadores españoles son simplemente un grupo de canallas maleducados. No conviene olvidar, en cualquier caso, que Tokyo es la ciudad más ruidosa del mundo, aunque supongo que en mayor medida por razones urbanas e industriales que por razones culturales.

    En cuanto a por qué hay tanta desconfianza en España y no se puede dejar el movil o la cartera, pues sabemos que algún desalmado nos la birlará de inmediato, hay mucho escrito. Hubo un tiempo en que se hablaba mucho del “amoralismo familiar” de Banfield, un antropólogo que estudió las sociedades mediterráneas y concluyó que el problema radicaba en que la gente sólo siente obligaciones morales hacia las personas que integran su círculo más estrecho, habitualmente el familiar, sin que traspase esa frontera. La razón, supongo, se debe a un Estado débil que fuerza a la gente a buscarse la vida. No es que haya pasado autoritario o no, sino que el Estado haya sido capaz de instaurar orden, educación, cierta protección, seguridad, etc. CUando así ocurre, la gente aprende a confiar. En España no ha sucedido así, al igual que en otras muchas sociedades mediterráneas. Una vez que se instaura una desconfianza radical hacia el prójimo, todo se vuelve más violento, sin duda.

  3. Yo mantengo la teoría (no me pidan que la demuestre, por dios) que el origen de nuestra falta de civismo está en nuestro desprecio a lo público, al espacio común. Igual eso tiene que ver también mucho con el sentido de la propiedad (tampoco me pidan que lo demuestre) que existe enestepais, donde si algo es *mío* merece el máximo respeto, pero si es de todos hay que ir a destajo.

    Ahí tenemos el fenómeno del *botellón*, con los incidentes recientes de Pozuelo. Lo más llamativo (he estado a punto de escribir: lo más repugnante) ha sido la reacción de nuestros políticos, intentando relativizar la única responsabilidad condenable (la de esos jóvenes impresentables y pijos) echándose las culpas unos a otros. Más educación ayuda, a terminar con estos actos, pero tampoco vendría mal, mientras estos niñatos aprender a hacer la O con un canuto, meter en la cárcel a algunos de ellos. En España ser un bárbaro sale muy barato y está más protegido, jurídicamente hablando, lo privado que lo público. El resto viene por añadidura (qué diablos querrá decir añadidura).

    ::

    Tengo que decirlo: qué asquito me produce Oliver Stone, todos los *oliverstone* que en el mundo son. Se maravillan y encaprichan de dictadores y sátrapas, le prestan sus medios para limpiar sus crímenes, y cuando han terminado su trabajo, previo pago, vuelven a sus millonarios casas, en sus bien regados países llenos de dólares, a vivir como dios. Lo dicho, qué asquito me producen.

  4. Buenos dias José Saturnino Martínez García ,caballeros callejeros y cabelleras al viento:

    Menudo tema este de la educación ,las costumbres y el saber estar.

    Hoy, por verguenza ajena,no hablaré del tema….jeje.

    Aunque ,quizas,algo suceda para que me muestre como un español ,un verdadero ESPAÑOL.

  5. Me ha gustado mucho el artículo. No teniendo respuesta que explique el incivismo español (aun sin pretender la comparación con la extraña y fascinante sociedad japonesa) creo que los comentarios al artículo no andarán descaminados, cuando situan una posible causa en la falta de tradición de un Estado proveedor de orden, seguridad, educación (Cicuta) o en la carencia de respeto al espacio público (Polonio) que a su vez, seguramente, tienen que ver con lo anterior.

    Y me ha alegrado ver que hay quien, como yo, considera una autentica etsupidez eso de la tomatina. Ya me pensaba que yo era un raro amargado incapaz de apreciar el encanto de semejnate muestra de ordinariez colectiva.

    Lo que no he sido capaz de apreciar, lo confieso, es esa diferencia en los ladridos de los perros que señala Cicuta. Me esmeraré en futuros viajes. Y eso que cuando viajo fuera tiendo a fijarme en ellos (recordando a mi labrador, al que en esas ocasiones echo de menos). Lo que sí he comprobado en algunas partes, particularmente en Alemania, es el mucho mayor grado de civisimo en el comportamiento de los humanos respecto a los perros, por ejemplo. Comparar las continuas restricciones que se les ponen en muchas de nuestras ciudades con la normalidad con que se comportan los instituciones municipales alemanas (no hay restricciones para que viajen con sus dueños en transporte publico lo que aquí, al menos en Santander, es como una pesadilla) es desalentador. Y eso sin hablar del maltrato al animal que entre nosotros es, como se sabe, asunto de larga y dolorosa tradición.

  6. Si un japones entrara en cualquier “tasca” española,lo primero que fotografiaria seria el suelo,lleno de cascaras y cabezas de gambas, pieles de altramuces,cascaras de cacahuetes,cigarrillos apagados con el pie…etc…etc…

    Cuando era mas jovencito,nuestro deporte favorito era ir al cine con bolsas de pipas ,para escupirlas desde “el gallinero”…las palomitas estaban mas caras y me las comia todas…jeje….pero los mas “graciosetes” escupian lapos cuanto mas verdes mas “alegria”.

    En esos tiempos,en los campamentos de la OJE nos organizabamos para perseguir a los “boys scouts” como es debido,luego por la noches nos escapabamos para espiar a las chicas…..y mas tarde acababamos mirandonos quien la tenia mas grande.
    En fin,nuestra generacion salio muy bien educada en los valores cristianos apostolicos y romanos….jeje.

    Hace unos dias ,una pelea multitudinaria en un bar hacia las seis de la madrugada,eran miembros de la guardia civil que se estaban peleando con miembros de la policia nacional,todos de paisano y “HASTA EL CULO DE TODO”…..al final ,al que le pusieron la multa fue al dueño del bar por no cerrar a la hora estipulada….y a los demas, pelillos a la mar.

    ¿Por que los guardia civiles y los policias nacionales ,se tienen tanta tirria como los de la OJE contra “los boys scouts”?

  7. Estupendo artículo. No puedo aportar ninguna teoría, pero sí otra experiencia, aunque sea ajena. Una hermana mía estudió uno de los últimos cursos de bachillerato en EEUU y a la vuelta comentó muy sorprendida que cuando pasaba delante de una obra los obreros no le decían nada. Os aseguro que no engordó y que se mantuvo igual de guapa. Simplemente en otros sitios las chicas que pasan por la calle no tienen que escuchar ordinarieces.

    Y una cosa que me sorprendió a mí en USA es que hay gente que paga con gusto el software porque le parece bueno. En mi cabeza española no entraba que alguien pagara una cosa pudiendo piratearla. Ah, y los controles en el metro de Berlín están puestos por culpa de los estudiantes españoles. Y el expediente académico de los estudiantes en Alemania no está encerrado en una secretaría, sino que lo lleva uno de universidad en universidad y las notas son un smple papel firmado por un profesor. Ante mi sorpresa, pues uno puede hacerse varias carreras en una tarde firmando papelitos, me miraron absolutamente estupefactos de que a alguien se hubiera podido ocurrir que una persona pudiera falsificar la firma de otra…

    En fin, a mí la tomatina no me parece una tontería, sino una majadería estólida. Pero lo peor, los encierros de los pueblos.

  8. Bueno, bueno, tampoco exageremos. El artículo de José Saturnino es excelente y muy divertido. Pero no caigamos en uno de los deportes nacionales patrios: autoflagelarnos y presentarnos como lo peor de lo peor. Si uno se va de vacaciones a la costa del Levante y se encuentra con un grupo de británicos, franceses o alemanes asilvestrados, acabas echando de menos a los jóvenes españoles del botellón….. En fin, que tendrán virtudes, pero cuando están por aquí no las demuestran en muchas ocasiones. Quizás sea el calor o que cuando uno pone un pie en la península se convierte en un ser sin civilizar….

    A mí me resulta más intrigante saber cómo en determinados lugares y en determinadas relaciones sociales se produce confianza. Por ejemplo, si uno contrata a un matón sin escrúpulos para que de una paliza a tu peor enemigo, ¿por qué el matón no te da una paliza a ti también y se queda con todo tu dinero? ¿Por qué los mafiosos confían entre ellos? ¿Por que los académicos españoles confían en que sus “amigos” les devolverán un favor en el próximo tribunal para una plaza? Parece ser que Diego Gambetta ha sacado un libro sobre esto: “Codes of the Underworld: How Criminals Communicate“

    He leído un par de reseñas-comentarios y les recomiendo ésta: http://www.lorem-ipsum.es/blogs/materiasgrises/2009/09/la-incompetencia-como-virtud.html Parece que ser un incompetente también tiene sus ventajas…..

  9. Me ha parecido buenísimo el artículo de JSMG. Yo no sé nada de macacos. Estuve en Japón y no tuve el gusto de verlos. Pero no me extraña nada de lo que dice porque vi a los japoneses y son tal como los describe JSMG. Algunas anécdotas:

    Al llegar a Tokyo en un tren que cogimos en el aeropuerto, mi pareja y yo nos bajamos en la estación de metro que correspondía a nuestro hotel y comprobamos que aquello era inmenso, como una ciudad, lleno de tiendas, salidas…. con los carteles en japonés. Desconcertados, pedimos ayuda al primer japonés que tuvimos delante. No hablaba inglés ni ningún otro idioma conocido por nosotros. Vio el nombre del hotel, agarró nuestras maletas y echó a andar muy decidido seguido por su mujer y por nosotros, un poco desconcertados. Nos sacó de la estación, anduvo varias manzanas, entró en un hotel, el nuestro, fue a la recepción y entregó nuestras maletas a un botones. A continuación nos hizo una reverencia muy ceremoniosa y se fue. Ni siquiera aceptó que le dejáramos una tarjeta.

    Otro día estábamos en otra estación de metro, agotados. Nos sentamos en un banquito de madera al lado de un restaurante donde un hombre sacaba las basuras. Después de un rato nos fuimos. A los 5 o 6 minutos, cuando estábamos parados en un andén esperando el tren, a una distancia grande y enrevesada del banquito, vimos aparecer corriendo al hombre que sacaba las basuras. Se nos acercó también en medio de reverencias y nos entregó una bolsa que habíamos dejado olvidada en el suelo. Era muy claro que contenía objetos de una joyería muy conocida.

    Otra vez vi en la calle a una señora que se afanaba en arrancar un trocito de chicle que algún transeunte había tirado al suelo (seguro que era un occidental).

    Son así. no tengo lni idea de cuáles son las razones pero impresionan. A la vuelta, al hacer una parada en el aeropuerto de Frankfurt, se tenía la sensación de haber vuelto a la selva.

    Mucho antes de Japón, a finales de los sesenta y primeros setenta, ya Estados Unidos me había producido una impresión enorme. Los exámenes en la Universidad en que el profesor se iba y a nadie se le pasaba por la cabeza copiar. También me llamó mucho la atencíon cómo la gente cuidaba los espacios públicos, mientras que las casas, en cambio, distaban mucho de la limpieza de las españolas. Aquí lo común era tener las casas como los chorros del oro, aunque para ello haya que sacudir las alfombras por las ventanas. O tener los coches relucientes por dentro, vaciando los ceniceros por las ventanillas. En cambio, los espacios públicos, asquerosos. Yo, una vez hace años, recriminé a una chica que tiraba un papel en el suelo de un vagón de metro. Muy chula, me contestó: “¿qué pasa, que el metro es tuyo?”.

    Quiero creer que las cosas empiezan a cambiar en España. A propósito de esto, otra anécdota de este verano. En Andalucía. Vino a mi casa un chico de treinta y tantos a hacerme una chapuza. Es un chaval estupendo, al que conozco hace tiempo. Traía a su preciosa niña de 4 años con él. La niña era lista y simpática ý el padre me contó lo orgulloso que estaba de ella y cómo trabajaba como un negro para que estudiara y fuera a la Universidad. Me contó muy orgulloso que viniendo a mi casa, desde Alhaurín, él había tirado un papel por la ventanilla del coche (“ya sé que no se hace, pero yo soy como soy”, me dijo). Bueno, pues la niña no dejó de recriminarle todo el camino hasta que él le prometió que a la vuelta pararían para buscar el papel y tirarlo a una papelera.

    Lo de la tomatina me parece propio de subnormales. Lo de los encierros de bestias. Y lo de Oliver Stone de majaderos integrales.

  10. Jo, PMQNQ ¡¡hay que ver cómo sois los ricos!! Eso de dejar tirados en los andenes de metro una bolsa con obejtos de una joyería conocida…

  11. Me parece un artículo muy refrescante el de hoy, gracias al autor.

    En mi caso lo que más me llama la atención de cuando se sale , sobre todo a Europa, es el silencio, o el tono de voz más bajo. En eso, como en otras cosas solo podemos consolarnos con que los Italianos gritan más.

    En cuanto a “cerdetes” creo que acda vez lo somos menos, aunque lo sigamos siendo comparados con otros, pero ahi no veo yo tanta diferencia con los británicos o los franceses o los de “andesea”.

    Y al aldo de la potencia emergente, China, todos somos los mas higienicos del mundo. Ahí, sin ir mas lejos, son capazes de escupirte en el autobús entre los pies, un poco como en “El fuera de la ley” de mi admirado Clint Eastwood, pero en versión asiatica.

  12. 10

    Sin querer quitar trascendencia a un tema como la competitividad de la economia,que es muy interesante y complejo, y sobre todo para darle a Fernando algo de “vidilla”, es oportuno hacer un par de observaciones “anecdotico-curiosas” al respecto del FEM (o WEF) que es la institución que publica el ranking.

    El WEF tiene su sede radicada en Suiza.
    Curiosamente, vaya usted a saber por que, en todos los ranking que publica, Suiza suele salir anormalmente alta, cuando no sale la preimera directamente. ESto a veces lleva a situaciones curiosas, por ejemplo, el año pasado Suiza encabezaba una extralña calsificación denominada “Paises con mas potencial turistico”, donde España, potencia mundial en estos temas, no es que saliese mal colocada, pero quedaba digamos en un septimo u octavo lugar, pero… ¿Suiza encabezando?…
    Lo mismo con la calsificación presentada hoy, Suiza, el país mas competitivo de la tierra. Mal no les va pero, de verdad que son mas competitivos que Estados Unidos, que Francia que Alemania, que Gran Bretaña, que China, la India, Brasil…. ejem ejem.

    Los indicadores que elabora el WEF son muy innovadores, en el sentido en que cogen muchas cosas de diferentes fuentes, distintas metodologias los juntas los cuecen y bueno..eso, sale lo que sale. Aunque sea que todos somos peores que Suiza. Con todo, tema interesante el de la competitividad, aunque no para tratarlo a golpe de ranking “sospechosillo” cuando menos. Uno tiene la sensación de que mas util para prgresar en las clasificaciones del WEF nos sería hacer una generosa contribución a su nueva sede, o darles relumbron en algún congreso de los que hacen, que llevar a cabo una reforma laboral.

  13. Segun he escuchao en una tertulia en TV3 (TV de Catalunya) a uno de los tertulianos decir que en un estudio realizado ,publicado en The Guardian ,el deporte nacional de los ingleses,no es el futbol,ni el rugby…o comportarse como “Juligans” por las calles…. sino mas bien “Mofarse de los franceses”….jeje.

    En España nos solemos reir hasta de nuestra…(no lo digo)….jeje.

  14. Sabía que me iba a ganar un comentario como el 11 de Barañaín, pero la verdad es la verdad. Estoy esperando uno del mismo tenor pero con mala baba de nuestro permanente enervado.

    Posdata a mi comentario 9:
    Y los borrokas de Pozuelo me parecen una panda pijos a los que les vendrían muy bien una temporadita en chirona. Aunque aquí cabe la satisfacción de que no hacen sus salvajadas luchando por la independencia de su patria, como hacen sus congéneres del país vasco.

  15. Supongo que un factor importante para que la gente sea más honrada y se preocupe más de lo de todos es la desigualdad social, vamos quiero decir que a más similutud social y/o bienestar más civismo. Por cierto el otro día buscando los resultados finales de las elecciones en japón, que no sé si encontré, porque los noticiarios sólo hablan siempre de sondeos, llegúe a la nhk.com y encontré un curso de japonés para españoles.

    Por otra parte en la virtud está la pena, me molestan mucho los ruidos y la desidida con lo público empezando por las comuniades de vecinos, pero de tanto en tanto, como el carnaval, hacen faltan unos días de ruptura de todas la reglas, es incluso hasta sano. Pq tanta autocontención no puede ser buena para la cabeza. ¿Cómo andamos en España de suicidios?

    ¿Pero si no somos excesivamente honrados los españoles que va a pasar con los portatiles “regalados” de los niños? ¿Y si hay que pagar, he escuchado 150€ en Catalunya por portatil, no se romperá el principio ya trastocada de gratuidad en la educación obligatoria? Y ya de paso como me ha sugerido un compañero de trabajo, ¿habrá enchufes para todos en clase?¿aguantarán los diferenciales de los colegios? y yo añado ¿quién pagará la factura de la luz? La verdad es que no estoy nada de acuerdo, confio más en salas de ordenadores y similiares y que al final creo que no estamos equivocando. Y confundiendo el envase con el contenido. Como eso de que a para necesidad a alguien se le ocurra una asignatura, hace poco sobre el comer. Trivium y quatrivium ya… perdonen mi latín, stop.

  16. Quería decir: como eso de que para cada necesidad, a alguien se le ocurra una nueva asignatura, hace poco sobre el comer.

  17. Lo de Pozuelo es como el tragico caso de la indigente quemada por unos jovencitos de buena familia,por diversión.
    Por lo visto la caza del poli tambien tiene su gracia.
    Asi va el pais ,lleno de tontos de los cojones.

  18. #18 y tema polícia… desde todo tipo de distancias, empezando con la que me miro las noticias: insultarlos o liarse a tortas con la poli o apedrearlos o etc.. aun me cabe en la cabeza, ¿pero intentar asaltar la comisaría?!!!! Me asombra, no recuerdo algo parecido ni en el País Vasco así a bote pronto y reciente.

  19. No sé si vieron ustedes a uno de esos jovencitos de Pozuelo declarando en televisión: “les tiramos unas piedras a los policías y se pusieron a pegarnos como perros”. ¿¿¿…???

  20. A parte de no ser muy amantes de los animales, cuanto menos de los perros, a los que deduzco que tratan fatal, ¿que más se puede decir sociologiacamente de Pozuelo?

  21. Les propongo a ustedes un ejercicio bobalicon para pasar el rato:

    Trasladen mentalmente los incidentes del sábado en Pozuelo de Alarcón a algún barrio de Madrid, lease Ascao, Lavapiés o Vallecas, con una tasa de inmigración muy superior a la media, una renta per cápita mas baja que la media, enseñanza mayoriatariamente pública y desigual dotación de servicios comunitarios.

    Un vez hecho esto, imaginen las reacciones al día siguiente (sirve “copiar” de las de Sarkozy en el caso de los incidentes en los balieus parisinos de hace pocos años) del los medios de comunicación españoles, tertulias, telediarios televisiones y, si, tambien partidos políticos.

    No seria curioso que alguien achacase esytos incidentes a:

    – La falta de respeto e identificación con los “valores españoles” o “valores del reino de España” de los jovenes cachorros pozueleños, lugar donde posiblmente se de una mayor concentración de polos con banderita de ESpaña en el ribete y similares adminículos. ¿¿¿Puñeteros españoles que se vayan su pais a destrozar ????
    – La masificación y excesiva homegeneidad de procedencia del alumnado en los colegios privados (donde acuden mas del 80% de la juventudu pozuelense)
    – La excesiva falta de disciplian y lasitud de valores morales propia de los colegios religiosos (¡Mas del 80% de la juventud pozuelina va a colegios privados!)
    – La deseperación y falta de alternativas de futuro de la juventud pozuelera (La renta per cápita del municipio es de 39.000 euros, la media de la Comunidad de madrid es de 30.000 la media de España 25.000).

    Sobre eso, improvise una interveción de unos diez minutos elevando la nariz en angulo de 45º con la horizontal, tipo Javier Nart (por ejemplo)

    ¿No queda gracioso? Yo me he descojonado

  22. 18

    Resultado de las últimas municipales en Pozuelo:

    concejales nº de votos concejales nº de votos
    2.007 2.003

    Partido Popular 19 27.459 67,19% 16 22.331 56,94%
    Partido Socialista Obrero Español 6 9.735 23,82% 9 12.905 32,91%

    Situación vivida el pasado finde en Pozuelo:
    Los tontitos de los cojones, hijos pijos de los votantes del PP, agredieron a la policía saltando por encima de los hijos buenos de los votantes del PSOE que valrosamente se interpusieron en defensa de la misma. ………….. amos, igo yo.

  23. No han salido bien los encabezamientos de las columnas, pero se entiende que 19 y 6 eran los concejales del PP y PSOE en 2.007 y 16y9 los correspondientes al 2.0003 los votos del PP 27.459 y los del PSOE 9.735. en el 2.007

  24. [24]

    Es decir, que ganaron los pijos. ¿No? 🙂

    ::

    El poeta César Antonio Molina anuncia que abandona el Congreso de los diputados. Esa es la buena noticia. La mala son sus razones: se va a dedicar a la literatura.

    ::

  25. 25

    Por lo visto ganaron los pijos, Don Polonio. Ya sabe usted, todos los pajaros comen trigo y la culpa …… la gaviota.

  26. Oiga, don Fernando, no ha comentado usted que Rajoy va a comenzar el curso político en Dos Hermanas, feudo y talismán socialista. Dicen que por consejo de Arenas, pero yo creo que ha sido usted el padre de la idea. Cuéntenos.

  27. Fernando,yo me referia a los tontos de los cojones en general,pues no todos los que votan al partido popular lo son …quiero decir ,conscientemente,claro.

    De todas formas ,me alegro que el alcalde de Pozuelo ,este convencido de que los que la liaron fueron “los de fuera” y no haber acusado a la oposicion de espionaje y maltrato psicologico,con una revuelta socialista…..jeje.

  28. senyor g pide un análisis sociológico de Pozuelo. Yo no sé sociología, pero vivo en Pozuelo. Sólo diré que la mañana de las elecciones europeas, al volver de ir a votar, escribí aquí un comentario en el que anunciaba que los peperos arrasaban. Estaba el colegio electoral abarrotado, se les veía dispuestos a comerse el mundo. La tasa de participación fue altísima. Todos peperos, tan limpitos, tan repeinaditos, con sus polos y sus camisitas, tan recién salidos de misa…. Y sus nenes, por la noche, a divertirse asaltando comisarías.

    En una plaza del pueblo, el anterior alcalde, el del jaguar regalado cuya mujer no preguntó de dónde había salido, puso un banderón español ondeando al viento, del tamaño casi del de la plaza de Colón. La avenida principal del pueblo se llama del generalísimo, todo así….

  29. No me descubra, Don Polonio.
    Vaya ocurrencia de Arenas. Igual ha sido aconsejado por el impresentable de Manolo Alcocer, yerno de Miguel Espina a quien usted conocerá por su beticismo y que es el actual aspitrante al puesto de Quico Toscano en la alcaldía de Dos Hermanas. Como usted sabe, el velódromo está situado muy cerca del “Harlem” de Dos Hermanas, la zona conocida como “el cerro blanco” que es el centro de recepción y distribución mayor de droga en la zona sur del pais. Ya quisiera el barrio de las “tres mil” en Sevilla parecerse. No le llega ni de lejos. Es una zona en la que solo intervienen los GEOS, cosa que ocurre con cierta frecuencia.
    Enfin, que Alfonso Guerra no va a saber a que chorizos escojer. Igual lo hacen para pasar más desapercibidos. Si estoy por allí ese día me acercaré a ver como se lo montan. Ya le mandaré el pin y la banderita.

  30. Sicilia 22 tiene razon, en lo que se lee entre lineas,los padres han decidido que sus hijos sean educados en colegios privados y religiosos,creyendo asi que su incompetencia como padres es fruto de la crisis que nos ha traido Zapatero y los rojos separatistas catalanes.
    ¿Quiere esto decir que los padres de la Comunidad de Madrid ,no son conscientes de que estan gobernados por Esperanza Aguirre y que la presidenta ha pedido carcel y compensacion economica por todos los destrozos que esos padres han permitido?.
    Pues no lo se ,preguntaselo a Fernando….jeje.

  31. Joer Don PMQNQ. Al ritmo en el que los votantes van pasando del PSOE al PP en Pozuelo, pronto le va a tocar a usted cambiar.

  32. ¡¡¡Fernando,haciendo de reportero en exclusiva para Debate Callejero del mitin de Rajoy en Dos Hermanas!!!
    ¡¡¡Vaya notición!!!
    ¡¡Animo,Fernando,estamos contigo,te apoyamos,resiste hasta el final y cuantanoslo,con pelos y señales!!!

    ¡A que no hay huevos de mandarnos una foto entre Rajoy y Arenas en Dos Hermanas cantando el Himno nacional!….¡Te reto!….JAJAJA….que nervios.

  33. Tranquilo, don Fernando, que no me cambio. Como dice Amistad Cívica, el estar rodeado de tanto “tondo de los cojones” tiene la ventaja de que uno sabe muy bien a qué atenerse.

  34. Joer Don PMQNQ, que vida la suya rodeado de tontos de los cojones. Y encima seguro que si coje usted la gripe es que se la ha pasado uno de ellos.

  35. Hablando de gripe….mi mujer ha tenido una reunion en su pesto de trabajo para hablar de la Gripe A y me ha comentado que se dice que los nacidos hasta el 1959,estamos inmunizados ….debe ser por aquella vacuna que me pusieron en el brazo…digo yo..
    No lo he confirmado,pero…si hay un medico entre los presentes…que diga algo o que mande una enfermera…jeje.

  36. Es curoso, don Fernando, lo que ha pasado en Andalucía con el cambio de Griñán por Chaves: ahora el viejo, políticamente hablando, parece Arenas y el chaval Griñán, y eso que le saca casi quince años. Aunque algún malvado diría que Arenas ya era viejo cuando nació. Yo creo que ese movimiento político ha descolocado un poco al PP andaluz, cuya habilidad para estar mal colocado, a nivel de candidato, es histórica. Por cierto, ya que estamos en el apartado SUR, ¿no han metido todavía en la cárcel al alcalde de Sevilla a cuenta del trenecito que ha montado por el centro de la ciudad? ¿Todavía sigue libre Monteseirín? Es espectacular el deterioro de la ciudad desde que está este alcalde. Al final va a hacer bueno al señorito Alejandro.

  37. Se lo agradezco mucho don Fernando, pero no hace falta que se preocupe usted tanto por mí. Yo me relaciono sobre todo con mis amigos y con la gente con la que trabajo, y no son tontos de los cojones ni de nada. Me gusta mucho mi trabajo y me gusta mucho la vida que llevo. Así que puede usted estar tranquilo. Pero ya digo que le agradezco la preocupación.

  38. Es gravisima la denuncia que nos trae Fernando 37,….graviiiissiiiimaaa ,voy a lllamar a mi hijo y le voy a decir que deje sus estudios universitarios en Sevilla inmediatamente y que vuelva a casa ,no quiero que un alcalde socialista le lleve por el mal camino de la corrupcion y el despilfarro….que ya conseguiremos aqui alguna concejalia para que me monte un chiringuito en la playa…jeje.

  39. Esta corrupcion politica como la que tenemos en españa ,seria impensable en Japon.
    La Yakuza no lo permitiria…jeje.

    Para los mas despistados les traigo un articulo publicado en el blog “Japón de Jabugo” .

    CÓMO RECONOCER A UN YAKUZA
    Antes de ponerte a discutir en la calle con cualquiera, hay que saber con quién te juegas los cuartos. A continuación, siete pistas para identificarlos:

    1 El color negro
    Siguen una política de identidad corporativa mejor que la mayoría de empresas que conozco. Su color corporativo es el negro y lo extienden a todo: coches de la empresa, indumentaria (tanto masculina como femenina), complementos (gafas de sol, la bolsita de mano donde recogen la recaudación, armas).

    2 Los lugares
    Los puedes ver de madrugada los fines de semana en las zonas de marcha donde haya “hoteles del amor” y “pubs de hostess”, negocios con los que tienen relación. También los puedes ver entrar y salir de sus oficinas. Sí, tienen oficinas y todo el mundo sabe dónde están. Cerca de donde vivo hay una, el edificio, negro -por supuesto- y la fachada tiene unos kanjis dorados muy elegantes con el nombre de la familia, en plan blasón. Siempre hay cochazos aparcados en la puerta.

    3 Los coches
    En Japón es ilegal llevar todos los cristales del coche ahumados. La gente de bien que gusta de cristales ahumados sólo los lleva en la parte de atrás (ventanas traseras y luna del maletaro), estoy seguro que lo hacen para que no les piten en la carretera cuando adelantan mal. Si ves un cochazo caro con todos los cristales ahumados no te sientes encima, no le mees una rueda. Aún no sé muy bien si a los yakuza no les importa pagar la multa o si tienen bula. También son de ellos unas furgonetas negras con la bandera de Japón y con altavoces, con las que se pasean por la ciudad con música de marchas militares de la época de la guerra, para recordarle a la gente metida en los negocios “protegidos” por la yakuza que ésta es su zona y tienen que pasar por caja.

    4 Las manos
    Si en una mano falta una o dos falanges del meñique o el anular, y la mutilación es limpia porque no hay más heridas ni cicatrices alrededor y las uñas de los demás dedos crecen enteras, casi seguro que el dueño de esa mano no ha tenido un honrado accidente siendo operario en una fábrica. Los yakuzas se cortan los dedos en determinadas ocasiones y, siempre, cuando dejan de ser yakuzas. Al romper el contrato entregan una falange, de prenda.

    5 Los tatuajes
    Nada de tribales, amor de madre o calaveras, sólo motivos orientales con toda una simbología detrás entorno al grupo al que se pertenece y el escalafón en el que se está dentro de ese grupo: dragones, samurais, eso sí, muy grandes y coloristas. Pero siguen siendo fieles a la identidad corporativa del color negro porque los tatuajes no se muestran. Es más, en las piscinas públicas están prohibidos los tatuajes de yakuza para que el resto de usuarios no se sientan intimidados. La verdad es que tiene que ser jodido no salpicar a ese señor de allí con tatuajes y un arma escondida en su toalla negra. No me gustaría ser yo el empleado que le tenga que decir a un yakuza que se salga de la piscina, no, no, si a mí me encantan, pero usted comprenda, son las normas, ya sabe, yo soy un mandado… No me mire así.

    Es broma, lo que vengo a decir es que los yakuzas no enseñan sus tatuajes y sólo los verías si coincidieras en una playa o en un baño público, pero no vas a coincidir. En resumen, que si vas por la calle y ves a un tipo con la camiseta arremangada para lucir sus dragones, de yakuza sólo tiene la vocación.

    6 La talla
    Además de ser tochos, visten traje siempre varias tallas más grandes que la suya. Este domingo vi a uno con un traje claro, era en un centro comercial con multicines, iba con una chica a ver una película, supongo que no trabajaba y ese era su traje de domingo.

    7 Los andares
    Sin lugar a dudas, es el rasgo más distintivo, caminan de una forma tan peculiar que el contraste con el paso vivo y nervioso de la mayoría de los japoneses les delata enseguida. Cuando se desplazan casi no levantan los pies del suelo, sus pasos son largos y basculan el cuerpo con arrogancia. Para ser más gráfico, en llano caminan como si estuvieran bajando una cuesta. He dedicado horas a imitarlos y me es totalmente imposible. Creo que el yakuza nace, no se hace.

    by Pascual Albero at 6:17 PM

    ************************
    JAJAJA….que nervios.

  40. Mi hijo tiene el carnet socialista,visto que la obra cumbre del alcalde donde reside es “un trenecillo”,le dejo que permanezca en Sevilla y que siga sus estudios.
    Aqui en Ibiza ,el popular Matutes gracias a su hijita del alma, nos hizo un excalectric que vamos a tardar en pagarlo mas años que la hipoteca de mi hija que son cuarenta.

  41. No me he parado de reír todavía. Me vi Melissa Hinder 1, y la 2 y la 3 y la 4. ¿Pero quién hace estas cosas? Todavía me río cuando me acuerdo del vídeo “eso es así” que colgó Polonio.

Deja un comentario